domingo, 3 de mayo de 2009

LOS SIMBOLOS Y SU TRASCENDENCIA EN LA ACTUALIDAD MASONICA


GRAN LOGIA MIXTA DE CHILE
R:.L:. RENACIMIENTO N° 13
ORIENTE DE CONCEPCION






TITULO: LOS SIMBOLOS Y SU TRASCENDECIA EN EL ACTUAR MASONICO

AUTOR: ALFONSO JACOB CUEVAS CONTRERAS
GRADO: COMPAÑERO


M:.V:.M:.
QQ:. Hermanos y Hermanas Todos

Introducción

A lo largo del devenir de los tiempos el ser Humano como miembro de una sociedad, y esta como parte de una cultura, se ha visto rodeados de símbolos que hasta el día de hoy podemos encontrarlos por dondequiera que el ser humano como pensador sea capaz de relacionarse con ellos.

Numerosas corrientes doctrinarias y escuelas iniciáticas han adoptado los símbolos como forma de expresión sensible de algo inmaterial, y por ende se han valido del simbolismo como la herramienta docente que permite plasmar sus enseñanzas en sus adeptos, ya sean estas morales, éticas, filosóficas, religiosas etc.

La masonería como una institución de carácter docente, iniciática, filosófica y simbólica ha adoptado los símbolos como el medio de comunicación, ya que este medio es asequible y comprensible para todos los iniciados en el Arte Real, y con una validez permanente en el tiempo.

Desarrollo

La masonería que se vincula con las escuelas Iniciáticas de la antigüedad y Escuelas de Constructores de la Edad Media ha dado un lugar de gran trascendencia a los símbolos ya que estos son orientadores, y nos conducen al misterio, los símbolos no caducan, son permanentes en el tiempo a su vez de ser estos universales comprensibles para todos, son transparentes en la significación de las cosas o de los fenómenos. Siendo estos universales, teniendo los mismos valores en todas las culturas y en todas las épocas, resulta paradójico que también son, de por sí, individuales, por cuanto cada persona los entiende de un modo particular, dándole una profundidad intelectual o una mayor vibración emocional.

Si bien la Francmasonería recoge sus símbolos de la las herramientas del Arte de la Construcción Material, busca con ellos señalar el camino hacia el perfeccionamiento intelectual y ético. He ahí que la masonería le da fuerza y vigor en su docencia al uso de los símbolos a fin de generar en el iniciado un despertar de sus capacidades intelectuales por medio de la meditación, y de la búsqueda de comprender a través de sus propios esfuerzos los significados de estos y a su vez encontrar nuevos significados para estos símbolos. Es necesario señalar que si bien la masonería se relacione estrechamente con las cofradías de constructores medievales y que de ahí recoge sus símbolos esta a su vez toma de las diferentes culturas mucho de su simbolismo dado que en ellas se encuentra el saber esotérico de la humanidad.


La masonería se nutre de símbolos. Los tenemos en cantidad. Unos pocos son básicos en nuestro aprendizaje por ejemplo el más utilizado en trabajos, discursos y en otras tantas alusiones, desde mi punto de vista es el de la "PIEDRA BRUTA"; no existe tal cosa en el plano espiritual; pero la tarea de desbastarla o pulirla esta significando la labor que debe realizar el masón de perfeccionar su carácter y su conducta.

Es así como en el grado de C se nos hace entrega en forma simbólica de las herramientas que debemos emplear a fin de cumplir con nuestra labor constructiva, el mazo y el cincel, que nos recuerda que debemos tener la inteligencia y la voluntad, para ser aplicadas a nuestro propio perfeccionamiento , la regla y el compas que sin duda son herramienta muy necesaria en la vida profana puesto que con ellas se pueden construir todas las figuras geométricas sin excepción, pero para nosotros los Masones cobran una especial connotación ya que estas herramientas son generadoras de la línea recta y del círculo. Una susceptible de ser prolongada en los dos sentidos hasta el infinito y la otra circunscribiendo un espacio limitado enseñándonos así a conciliar lo absoluto y lo relativo. Y por último la palanca símbolo de la voluntad inquebrantable, inteligente y desinteresa que debe poseer el Obrero del Arte Real, recordando siempre que debemos tomar como punto de apoyo la abnegación absoluta por una causa elevada, noble y generosa.

Sin duda la transcendencia de los símbolos, en el actuar masónico reside fundamentalmente en la capacidad de inducir a sus adeptos a pensar, a desarrollar en libre albedrío sus observaciones con la misión personal de tratar, solo tratar, de tomar la esencia de sus significados ya que el simbolismo masónico conlleva a un lenguaje propio, iniciático que, como sistema tiene reglas precisas y cuyos fundamentos emanan del mundo de los arquetipos. Sin desconocer que esta tarea resulta un tanto difícil ya que captar la tradición simbólica, sin analizarla esotéricamente resulta un esfuerzo insustancial. Ni siquiera un miembro que lleve años en la Augusta Orden llegara a comprender en su totalidad el simbolismo que en ella existe.

HH ¿Son necesario los símbolos como método instructivo en la Masonería?, sin duda lo son ya que estos fortifican y se transforman en el nutriente necesario de la docencia Masónica porque ellos son el instrumento, la herramienta para reforzar los principios de la Orden y por ende reforzar a todos sus miembros. Resumiendo los símbolos han sido fundamentales dentro de la tradición y actuar masónico porque ellos son el legado que debe ser trasmitido a los Iniciados del Arte Real más estos se enriquece en contenido a cada instante porque su última versión es una nueva creación y las versiones son producto del tiempo de cada trabajo y de cada tenida.

Conclusión

Como menciona el QH Jorge Boza en un artículo publicado en 1995 en la Revista Masónica “Hombre, Masonería y Símbolo constituyen una trilogía de hondo contenido iniciático, pues el hombre es el objetivo, el símbolo es el método y la Masonería constituye la síntesis”. Siendo entonces nosotros mismos el objetivo de todas las enseñanzas que se encuentran en el estudio reflexivo de los símbolos que a lo largo de todos estos siglos la Masonería le ha ido sumando a su tradición ya sea por ser estos propios de esta o por ser adoptados de otras tradiciones y enriquecidos por el aporte de cada uno de sus miembros por ende somos nosotros mismo los símbolos vivientes de esta gloriosa Institución y como tal nos corresponde seguir trasmitiendo el legado a los futuros Iniciados en el Arte real, por medio de los símbolos, ya que a través de ellos existe y ha de existir toda historia humana.

Deseo terminal esta plancha con estos versos anónimos “Bienvenidos seáis, mas yo quisiera, que comprendáis el fraternal alero, y la magna riqueza que se encierra en el augusto simbolismo austero”.

Es mi palabra
S:.F:.U:.




Alfonso Jacob Cuevas Contreras
Compañero

BIBLIOGRAFÍA

 Diccionario de Filosofía Abreviado Autor José Ferrater Mora
 Manual del Compañero Autor Oswald Wirth
 Cámara de Instrucción para Segundo Grado Simbólico Autor Oscar Ortega S. 33°
Edición de la Gran Logia de Chile 1979
 Introducción a la Filosofía Masónica Autor Sinesio Urrestarazu Falces
Edición de la Gran Logia de Chile 1983
 Varias Revistas Masónicas de la Gran Logia de Chile