viernes, 24 de febrero de 2017

Masoneria y Religión


Image result for foto masoneria y religion

Masoneria y Religión

Publicado por Javier Lazcano Colodrero

El primer esfuerzo por elaborar una historia de la Masonería lo realiza Anderson basándose en las antiguas Constituciones Góticas del oficio, que relatan una “historia” refriéndose a las raíces del pensamiento o ideología, no de la institución, refiriéndose a personalidades bíblicas, legendarias. Anderson no diferencia masonería operativa de especulativa y pareciera que la fundación de 1717 para él es más bien una restauración o reestructuración de una institución que mínimamente fecha en York, año 926, en ocasión de la convocatoria de masones del príncipe Edwin. De ahí legendariamente la remonta hasta el mismo Adán y su descendencia. Una teoría a todas luces más romántica que científica, hoy los autores se contradicen, cuestionan y proponen revisar estas teorías. Pero Anderson es difícil de refutar, y a muchos nos gusta a pesar de no ser tan “científico”.

Lo cierto es que si tenemos en cuenta la masonería operativa, los constructores de catedrales, ellos dependían de Órdenes monásticas y no les fue factible a los historiadores acceder a su documentación, así que esta línea de investigación termina a las puertas de las abadías y volvemos a quedarnos con preguntas sin respuestas.

Si solo tomáramos el origen de la Orden en 1717, como especulativa, nos resultaría por lo menos difícil explicarnos los grandes conocimientos y practicas ritualisticas como surgidos espontáneamente de un grupo de hombres por más ilustres y brillantes que fueran; en mi opinión en 1717 se produjo una “reorganización” que dejo algunos elementos “en el tintero” que les fuera reclamado por los “antiguos” hasta la unión de 1813 donde nace la masonería que hoy conocemos, pero no tengo dudas que todas nuestras prácticas son mucho más antiguas y provienen de una “corriente subterránea” de la que no quedan muchos documentos.

Yo buscaría más que documentación histórica, antecedentes sobre el origen del simbolismo constructivo y de la construcción del Templo de Salomón y su aplicación a la enseñanza moral y espiritual. Porque es esta la corriente de pensamiento que está presente en el primer segundo de la masonería tal cual la conocemos hoy.

Algunos críticos de la Masonería pretenden generar confusiones sobre la naturaleza de la Orden al creer que por utilizar símbolos y leyendas muchas veces extraídos de la Biblia, la Orden Masónica intenta constituir una “nueva religión”, por ello es preciso aclarar que la masonería no posee ningún dogma, o verdad revelada, ni administra “gracias” o sacramentos, no fue, es, ni será una religión. Podemos caracterizar a la enseñanza masónica como perenne y universal.

La biblia abierta simboliza desde el orden iniciático la vinculación con una Tradición, simbólicamente con uno de los ríos que manan del Paraíso, simbolizando la presencia Divina en la Logia, un ateo no tiene cabida en una Logia.

La masonería sostiene la Libertad Religiosa para que cada hermano practique la que crea, sepa o pueda. Todo masón cree inteligentemente en la existencia de Dios y en la Inmortalidad del Alma, como premisas mínimas, básicas, desde ese punto puede practicar cualquier religión o no.

Esta afirmación la encontramos expresada en el manifiesto del Convento de Lusana de 1875: “La francmasonería proclama, como lo han hecho desde su origen, la existencia de un Principio creador bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo … la Francmasonería recibe a todo profano, cualesquiera que fueren sus opiniones políticas o religiosas, de las que no tiene por qué preocuparse, siempre que sea hombre libre y de buenas costumbres. A aquellos hombres para los que la religión sea el consuelo supremo, les dice: cultivad vuestra religión sin inconvenientes, seguid los dictados de vuestra conciencia”… “Su doctrina completa se halla contenida en este bello mandamiento: ama a tu prójimo”.

La tradición de usar y extraer símbolos bíblicos no tiene una intencionalidad religiosa y mucho menos clerical; históricamente, durante siglos la investigación científica y el desarrollo intelectual del hombre estaba vinculado a su realización interior, bajo una concepción holística y espiritual del ser humano que al emprender la búsqueda de las respuestas a las preguntas: ¿Quién soy?, ¿de dónde vengo?, y ¿A dónde voy? Inevitablemente debía abrevar en la Tradición Perenne y su sistema de enseñanza simbólico.

En los tiempos de la Masonería Operativa, íntimamente vinculada a las Ordenes Monásticas, el reencuentro con la Sabiduría Perdida consistía en la construcción del templo de Salomón, la búsqueda del Santo Grial y la Jerusalén Celeste que son conceptos pre-cristianos, absorbidos dentro del cristianismo, pero no olvidemos que gran número de sus “buscadores” fueron tachados de herejes.

Pienso que hay que ir más allá del mito y la leyenda y prestar atención a la historia del oficio en cuanto a las costumbres y prácticas que heredamos en este sentido.

Más allá de los relatos andersonianos, sabemos que en el año 910, en las alturas que separan los valles de los ríos Loira y Saona, cerca de Lyon, es fundada la Abadía de Cluny por los monjes benedictinos que brindaban amplitud de conocimientos terrenales y espirituales a nobles y religiosos, poseían una impresionante biblioteca y capacidad docente. La misma actividad y circunstancias viven los cistercienses de la Abadía de Citeaux, Ubicada en la Cote d´Or, en Borgoña, cerca de Dijon.

En estos “centros culturales/espirituales” se desarrollaban dos tipos de monjes: unos dedicados a las ciencias, las artes y la filosofía, ellos instruían a los Compañeros laicos en las llamadas “Cofradías Legas” con el conocimiento de antiguos manuscritos filosóficos y religiosos; y por otra parte estaban los "monjes operarii", excelentes constructores y arquitectos, se dedicaban al trazado y construcción de edificios, con dominio del Trivium y Quadrivium. Ambos contaban en sus costumbres con el lenguaje simbólico y ritualistico, que fue transmitido regularmente a la Orden Templaria, y luego fue maliciosamente interpretado por el clero regular al incluirlos en la acusación de supuesta herejía de que fueron víctimas. Hoy todos sabemos que esa falsa acusación era una excusa hipócrita con fines económicos y de poder terrenal, fruto de la ignorancia, la soberbia y la ambición del poder Papal y del Rey de Francia; y que la Orden Templaria, inocente de toda culpa y cargo, es uno de los orígenes de la Masonería tal cual la conocemos y practicamos.

En estos tempranos tiempos en que la instrucción del los “masones operativos” estaba bajo la supervisión de los monjes, los elementos bíblicos del Antiguo y del Nuevo Testamento fueron desarrollados filosóficamente, continuando siglos de tradición iniciática enseñada por escuelas de misterios muy antiguas, y son ellos quienes integran efectivamente este sistema tradicional de desarrollo humano en el bagaje ideológico de la Masonería Operativa; entre estos monjes destaca San Beda y su Libro acerca del Templo de Salomón escrito en el s.VIII, monje ingles, Santo y Doctor de la Iglesia, padre de la historia de Inglaterra, tierra del Grial, la vida de este monje adquiere trascendente importancia cuando estudiamos los orígenes de la Masonería y el simbolismo del Templo de Salomón, incluso su obra es mencionada por el autor del manuscrito Cook entre sus fuentes.

El escritor Flavio Josefo dedicó mucha importancia en sus escritos al Templo, con información que va mas allá de los textos bíblicos, supuestamente transcriptos de manuscritos que él disponía, pero hoy desaparecidos. Luego de él, en el siglo VII d.C. el monje inglés Beda (672-735) fue el primero de otros muchos escritores que trataron en profundidad la importancia del Templo de Salomón refiriéndose al Templo como una edificación incomparable en belleza, lo designó como una de las Siete Maravillas del Mundo.

En "De Templo Salomonis", su discurso empieza: "La Morada de Dios, construida por el rey Salomón en Jerusalén, se diseñó siguiendo la forma de la Iglesia Universal, por la gracia del Rey Pacificador, su Salvador”; recordemos que el nombre, Salomón, proviene de la palabra hebrea "Shalom" que significa "Paz". Las figuras de Dios Padre y de Dios Hijo pueden observarse en infinidad de frescos en los que sostienen un compás en su mano trazando el diseño de la creación del mundo. Así surge el nombre de Gran Arquitecto del Universo que los masones usamos para referirnos a Dios.

Las antiguas enseñanzas monásticas y sus leyendas con base bíblica fueron recreadas haciendo fuertes las ideas que unen a los hombres, priorizando el conocimiento de lo que impulsó a la humanidad a lo largo de toda la historia del mundo, brindan una armoniosa base para construir un firme camino ideológico común a todas las civilizaciones. Porque las ideas tienen vida propia en los símbolos y por lo tanto se desarrollan y multiplican sin ninguna relación temporal. Tengamos en cuenta que a estos constructores se les adicionaba a su capacidad laboral su convicción religiosa, su fe, eran hombres libres construyendo templos a Dios.

Fue Importante la contribución de los conocimientos adquiridos por los cruzados (siglos XI al XIII) de las escuelas de misterios orientales en Tierra Santa, y de los constructores musulmanes poseedores de avanzadas técnicas que se reflejaron en el estilo arquitectónico y en los mensajes simbólicos tallados en las piedras de las catedrales góticas, sobre todo en el siglo XIII cuando se creía que Salomón poseyó toda la sabiduría de su tiempo, Viéndolo así como el símbolo de la Sabiduría Divina. En la catedral de Amiens podemos apreciar en la fachada occidental la imagen del rey Salomón, justo “entre columnas” e inmediatamente, como si éste lo sostuviera sobre sus hombros, una imagen del Cristo. Siendo muy común esta imagen conjunta, lamentablemente la mayoría se demolieron durante la revolución francesa.

Resulta interesante investigar los descubrimientos hechos en las últimas décadas, si bien su desarrollo excedería el propósito de estas páginas, invito al lector a profundizar en los descubrimientos arqueológicas en diferentes excavaciones en distintos lugares de Israel relativas a los restos de otros templos y compararlas con el diseño de planta del Templo de Salomón. En 1957 se encontró en Hasor un templo fenicio del siglo XIII a.C. La restauración de sus habitaciones y sus detalles decorativos clarificaron la tesis de que pudo ser un modelo directo del Templo de Salomón.

El templo de Hasor tenía los mismos tres sectores cerrados con las dos columnas frente a la puerta de entrada, un vestíbulo principal y un recinto sagrado en la parte trasera sobre una plataforma algo más alta. El arqueólogo alemán concluyó: "Los arquitectos fenicios diseñaron el Templo de Salomón adoptando como modelos los edificios sagrados que existían en Caná”. Sorprendente afirmación teniendo en cuenta que en ese tiempo en Israel esos edificios eran considerados como templos paganos (Hans Heinrich Schmid, Altorientalische Welt in der alttestamentlichen, Zurich 1974).

En los escritos medievales se señala a menudo que las catedrales góticas se construyeron basándose en los principios del Templo de Jerusalén.

Estos monjes llevaron su forma de construir de Francia a Alemania, Inglaterra y otros países europeos en los que se desarrollaron las primeras Corporaciones o asociaciones de Constructores, de Masons en inglés o de Maçons en francés.

A los más instruidos o más capacitados para trabajar en piedra se los conocía como CONSTRUCTORES DE PIEDRA FINA o PULIDA (Free Stone Masons), uno de los posibles orígenes de su nombre actual. La otra opción es la de considerar a este adjetivo, “free” en free-masons, como libre, por oposición al siervo sometido a la autoridad del señor feudal.

Luego, con la creación de la Primer Gran Logia en 1717 en Londres, las piedras simbolizaron ideas y el objetivo ya no fue el de elevar catedrales, sino el de propender al bien de la Humanidad, también en honor a Dios pero hubo un cambio entre concepciones Teístas y Deístas que generaron enfrentamientos conceptuales que repercutieron en los rituales. Estos masones especulativos recibieron la influencia de las corrientes filosóficas de la época: anglicanos, místicos rosacruces, gnósticos, y el iluminismo, que juntos contribuyeron a la moderna organización de la Orden ampliando el contenido de las enseñanzas, ellos introdujeron nuevos puntos de vista no tengo muy claro si lo hicieron respetando los principios espirituales, filosóficos y humanísticos universales en que se funda la tradición iniciática de la Orden.

Este es, en resumen, el origen de las enseñanzas contenidas en La Masonería, y claramente explica porqué tampoco es una secta; solo puede existir una secta en un contexto religioso, como cisma o herejía de la misma religión, y siguen los preceptos de un “líder espiritual” dogmático, por lo tanto es un concepto ajeno a la masonería que crea hombres libres y de buenas costumbres, donde las autoridades son electas en una asamblea anual, teniendo en cuenta las cualidades y aptitudes del Hermano, que como todo ser humano se equivoca, pero también acierta.

Por otra parte, otra confusión con respecto a las enseñanzas de la Orden surge de interpretar textos contenidos en la Biblia y el Corán en los que podemos leer sobre los poderes mágicos del rey Salomón, por ser éste una figura de tanta importancia en nuestro simbolismo, algunos detractores de la Orden achacan a la masonería la enseñanza de “ciencias ocultas”, nada más alejado de la realidad.

Me refiero por ejemplo a la lectura del Sutra XXVII del Corán que menciona como el rey David, cuando era un joven pastor en contacto con la naturaleza, aprendió "el idioma de los pájaros", idioma que debió enseñar a su hijo Salomón. El conocimiento de este "idioma natural" era la clave para que los reyes David y Salomón entendieran las Leyes del Universo y pudieran materializarlas en el arquetipo ideal de belleza.

El historiador judeo-romano Flavio Josefo (37-100 d.C.) se refiere en algunos escritos a cómo el rey Salomón habría podido escribir varios libros sobre magia. No nos debería extrañar, si tenemos en cuenta el entorno humano de la época del Imperio Romano, en estos tiempos la magia ritual tenía mucha importancia para el pueblo. Pensamientos que se mantuvieron hasta la Edad Media, manifestados en hechos como la creencia en “demonios”. Orígines (uno de los padres de la Iglesia) mencionaba mágicas curaciones de enfermedades por medio de exorcismos, que pudo leer en la literatura atribuida al rey Salomón. En aquellos tiempos se vendían amuletos con el "Sello del rey Salomón", o también una estrella de cinco puntas con el sagrado nombre de Dios escrito en su interior se usaba para la lucha contra el Diablo.

La Masonería, cabe aclarar, es contraria a la práctica de las ciencias ocultas, adivinatorias o mágicas. La masonería no enseña ni practica “conjuros o sortilegios”, ni invocaciones de ninguna clase para una supuesta obtención de “poderes”.

Masonería y Política:


Image result for foto masoneria en la comunidad

Masonería y Política:

Publicado por Javier Lazcano Colodrero

Masonería y Política:

La masonería es una Orden Iniciática que enseña una vía de Iluminación Interior, comenzando por desarrollar los procesos de pensamiento racional, las ciencias y artes liberales, los pensadores y filósofos de todos los tiempos, aprendemos a des-dogmatizar la moral para desarrollar hábitos de conducta fundados en la experiencia y bienestar social, integrando a nuestra formación humana las potencias psíquicas y espirituales innatas del hombre.
Como consecuencia de este desarrollo, algunos preclaros hermanos que circunstancialmente se vieron envueltos en eventos de trascendencia en el desenvolvimiento de su comunidad, o tuvieron a su cargo responsabilidades sociales, se destacaron por la claridad de sus pensamientos (fruto de trabajar su piedra) que plasmaron en cambios de las estructuras sociales donde triunfaron ideales libertarios, logrando el efectivo progreso social de sus comunidades.
A priori no hay nada más opuesto que lo iniciático y lo político; uno apunta a la vida espiritual y el otro a lo temporal. Uno dedicado a la vida interior, al silencio. El otro a la acción pública, externa y discursiva. Dos facetas incompatibles. Los métodos y concepciones del “político” son nefastos en una escuela iniciática.
La idea de que el cosmos tiene una significación “en sí mismo” (sea religiosa o atea), de que está regido por leyes (casuales, dialécticas, etc.) intrínsecas, independientes de aquel que las descubre y las expresa, la idea de que lo real está controlado, animado por una voluntad consiente o un azar ciego, centro de un sentido o según procesos muy concretos, nació directamente de una concepción política y jerárquica de lo Divino que generó todas las formas de intolerancia y fanatismo. Dando origen al asfixiante dogmatismo religioso de todos los tiempos, y a aquellos que se auto proclaman depositarios de la verdad absoluta.
Como contrapartida, por efecto pendular, pero con los mismos defectos, el materialismo cientificista y ateo ha tomado su relevo con la misma pretensión de objetividad enseñando o mostrando como antagónicos los conceptos de espiritualidad y racionalidad, éstas teorías son tan dogmaticas e intolerantes como las religiosas que pretenden refutar, pues son dos puntas de la misma cuerda, la ignorancia, llevando a algunos hermanos “con pocas luces” a prácticas masónicas irregulares. Pregonando sin discreción un anticlericalismo a modo de una pseudo-laicidad, que cae en una religión atea, haciendo del anti-dogma otra forma de dogma y que reclama para sí la tolerancia que niega a los demás. “se puede admitir la fuerza bruta, pero la razón bruta es insoportable”. Oscar Wilde.
El Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA) enseña el laicismo como una virtud moral y cívica, por la nobleza de las cualidades que se requiere para practicarlo: modestia, sinceridad, e inteligencia; es tolerancia y respeto a los demás. Implica autonomía de pensamiento sin recurrir a verdades tenidas por irrefutables e inverificables ya sean proclamadas por las religiones o las concepciones filosóficas apriorísticas de la moral. Propone embarcarnos leal y prudentemente en una búsqueda de la verdad personal. Por ser una ética que comprende al hombre holísticamente, debe en primer lugar respetar su Ser Interior, sus más íntimas creencias, de ninguna manera pueden prohibir la Fe o la oración.
"Todo aquel que busca la verdad en las ciencias de la naturaleza, llega a la conclusión de que existe una Fuerza Superior que se manifiesta en las Leyes del Cosmos." Alberto Einstein.
Al igual que tantas otras palabras de nuestra lengua, el termino espiritualidad ha sido desvirtuado en su significado vulgar, reservándole una connotación religiosa, cuando en realidad no implica ni adhesión, ni impedimento a la práctica religiosa.
Espiritualidad, para un iniciado, implica empeñarse con todas sus herramientas y dones a la investigación de lo que está más allá de lo aparente, una búsqueda de la verdad, aspirando a conocer lo Absoluto, lo Infinito y lo Sagrado en nuestra vida interior.
Cuando invocamos al Gran Arquitecto del Universo en nuestras reuniones nos vinculamos a La Vía de Iluminación Iniciática Tradicional para el hombre occidental. Estamos manifestando que deseamos retornar al “hogar celeste” y nos invade un sentimiento de participación con lo que está más allá de lo humano que nos ayuda a encontrar la plenitud del sentido de la vida; sin ser una oración ni un acto de fe logra consagrar ese tiempo y espacio para que podamos dedicamos a nuestros estudios en un estado de mayor receptividad interior.
El iniciado masón trasciende toda frontera y categoría, ama y respeta toda criatura viviente y se niega a juzgar, condenar o imponer nada sobre los demás. Detesta toda forma de opresión. Busca la espontaneidad del instante presente, “Yo Soy/Yo Estoy”. Sabe que las diferencias espacio/temporales son ilusorias; que el ego es solo engaño. Si Dios nos ha dotado de Razón es para descubrir y formular solo ciertos términos de la inmensa ecuación Divina.
La Masonería Capitular nos introduce en el sendero de la realización personal y espiritual, utilizando la voluntad consiente para despertar la Inteligencia del corazón que cultiva la verdad, fortifica la voluntad y ennoblece nuestros sentimientos. El iniciado se empeña voluntaria y tenazmente para lograr alcanzar e interiorizar el conocimiento espiritual.
Estas son las razones profundas por las que, desde la más remota antigüedad, las escuelas que nos enseñan y traen la Tradición Perenne disocian lo político de lo iniciático, pues a los ojos del Sabio lo real debe ser percibido dentro de una inefable experiencia, más allá del orden y del desorden, del sentido y del absurdo, ….
Hecha esta aclaración, no tengo la menor duda de que numerosos auténticos maestros de todos los tiempos, masones o no, se han visto involucrados en acontecimientos políticos, algunos influyendo ocultamente y otros desde cargos públicos o gubernamentales.
Hay circunstancias en la vida de un iniciado, que inevitablemente vive inmerso en un contexto histórico y social, en que sus cualidades y las circunstancias lo incitan a actuar, incapaz de ignorar su responsabilidad social; comprometido y capacitado para desempeñar su papel con eficacia, acepta su Destino a pesar de estar en aparente contradicción con su postura espiritual: ejercer presión sobre el prójimo, astucia, dominio, etc. (Es interesante observar algunos casos en que estas acciones tienen consecuencias: Moisés no conoció la “Tierra Prometida”; y Dios le dijo a David: "Tú no edificarás casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra y has derramado mucha sangre." (Crónicas I, 28/3)).
René Guenón se expresa en este sentido refiriéndose a la vida de San Bernardo: “Entre las grandes figuras de la edad media, hay pocas cuyo estudio sea más propio que la de San Bernardo, para disipar algunos prejuicios queridos del espíritu moderno. ¿Qué hay, en efecto, más desconcertante para este espíritu que ver a un puro contemplativo, que ha querido ser y permanecer siempre tal, llamado a desempeñar un papel preponderante en la dirección de los asuntos de la Iglesia y del Estado, y que triunfa frecuentemente allí donde había fracasado toda la prudencia de los políticos y de los diplomáticos de profesión? ¿Qué hay más sorprendente e incluso más paradójico, según la manera ordinaria de juzgar las cosas, que un místico que no siente más que desdén para lo que llama «las argucias de Platón y las sutilezas de Aristóteles», y que triunfa no obstante sin esfuerzo sobre los más sutiles dialécticos de su tiempo? Toda la vida de San Bernardo podría parecer destinada a mostrar, por un ejemplo brillante, que existen, para resolver los problemas del orden intelectual e incluso los de orden práctico, otros medios que aquellos a los que se está habituado desde hace mucho tiempo a considerar como los únicos eficaces, sin duda porque son los únicos al alcance de una sabiduría puramente humana, que no es ni siquiera la sombra de la verdadera sabiduría. Esta vida aparece así en cierto modo como una refutación anticipada de esos errores, opuestos en apariencia, pero en realidad solidarios, que son el racionalismo y el pragmatismo; y al mismo tiempo, confunde e invierte, para quien la examina imparcialmente, todas las ideas preconcebidas de los historiadores «cientificistas» que estiman, con Renan, que la «negación de lo sobrenatural forma la esencia misma de la crítica», lo que, por lo demás, admitimos de buena gana, pero porque vemos en esta incompatibilidad todo lo contrario de lo que ven ellos, es decir, la condena de la «crítica» misma, y no la de lo sobrenatural. En verdad, en nuestra época, ¿qué lecciones podrían ser más provechosas que esas? …”
Así es como encontramos personajes, masones o no, como Jesús (creas en su Divinidad o no), Gandhi, Luther King, Cagliostro, Tomas Moro, don José de San Martín, Bolívar entre otros, muchos, que todos conocemos. En este contexto comprendo la advertencia que hace el Rito Escocés cuando nos llama la atención acerca de aquellos hermanos que caen en la manía del apostolado, refiriéndose a aquellos que afirman: “no quiero nada para mí; no me seducen el interés, la ambición, ni la vanidad; sólo me inspira el amor al pueblo, a la Humanidad; la misión mía es salvar al mundo, la vuestra ayudarme a salvarle”. Pretendiendo que los apoyemos en sus carreras políticas, etc., supuestamente inspirados en la doctrina masónica.
El Escocismo les aconseja a esos “misioneros” que comiencen por instruirse y educarse. La misión de un masón consiste en procurarse su propia cultura. Cuanto más afable, laborioso y modesto sea un masón, contribuye mejor a la obra de la masonería.
Con el desarrollo de los Grados Capitulares del REAA, accedemos a estudios más profundos y superiores a la Masonería Simbólica o azul; al iniciado se le presentan contenidos cuyas raíces se pierden en la noche de los tiempos de las civilizaciones. Profundizamos en los conocimientos llegados a Europa con las cruzadas, que fueron desarrollados por los sabios del lejano oriente, sirios, egipcios, persas y hebreos, integrados con el pensamiento y el método lógico de los filósofos griegos.
Los símbolos son la forma adecuada para transmitir significado, son conceptuales y sintéticos. El simbolismo es intelectual (espiritual), el lenguaje es racional. Los símbolos no deben ser explicados sino comprendidos, hay que meditar en ellos para intuir espiritualmente el orden de realidad a la que lauden indirectamente; sugieren antes que expresan y porta en sí sus múltiples sentidos, y el “horizonte intelectual” de cada uno es lo que establece toda la diferencia: el simbolismo es una ciencia exacta, no una ensoñación donde las fantasías individuales pueden darse libre curso.
El desarrollo intelectual, espiritual, y filosófico profundo en la interpretación de los símbolos que estudiamos en Masonería, por más que fueron planteados y tienen un significado que se pierde en la noche de los tiempos, no son contrarios a las afirmaciones de la ciencia moderna, pues la ciencia nos brinda un punto de referencia para el desafío de continuar creciendo como seres humanos, incesantemente buscando la Verdad.
El Maestro que ingresa al estudio del 4º grado y siguientes del REAA, o a la Orden del Santo Real Arco de Jerusalén, debe poner de manifiesto toda su capacidad autodidáctica para profundizar en estas enseñanzas que va más allá de cualquier curricula profana, universitaria o religiosa. La percepción interior del rico simbolismo contenido en cada una de las ceremonias de las Logias de Perfección o Capitulares nos predispone a comprender que la masonería, si bien apunta al desarrollo individual del ser humano, también es un trabajo colectivo, nada se logra sin un esfuerzo organizado; todos aportan su esfuerzo fraternalmente, los hermanos más recientemente ingresados deben prestar atención a los ejemplos de quienes han sido más instruidos, que les puedan enseñar acerca de esa apertura mental que requiere la práctica de la masonería capitular para poder sumergirse profundamente en el significado de nuestros ritos, leyendas, alegorías y parábolas que nos proponemos a analizar minuciosamente para revelar el hondo significado de los secretos que ocultan.
El estudio capitular, es una plataforma de referencia para profundizar en aéreas de nuestra vida que se enriquecen adquiriendo conocimientos relativos al desenvolvimiento histórico de la Ética y la Moral como rectores de la conducta del hombre a través de las generaciones, el análisis metódico y objetivo de los factores que condicionan las actitudes humanas tanto en lo individual como en lo colectivo, los vínculos históricos entre la doctrina masónica y las religiones actuales o del pasado, comprensión de la experiencia que nos legaron antiguas culturas, sumado la investigación y conocimiento de los adelantos de la ciencia y la técnica; la Masonería Capitular o de Perfección constituye de por sí una inagotable fuente de enseñanzas positivas que nos permite un mejor análisis de los problemas filosóficos y morales que enfrenta hoy la humanidad y llegar a conocimientos eficaces que preparan al practicante del Arte Real para construir dentro de la sociedad un mundo mejor para todos sus habitantes.
En cuanto al bagaje simbólico que contienen los rituales masónicos, es impresionante, un amplio despliegue de elementos arquitectónicos, alquímicos, dibujos y cuadros místicos y alegóricos, mandiles, collarines, capas y túnicas de colores que simbolizan estados o períodos de la Naturaleza y del Ser. Nuestro mundo es apasionantemente rico y colorido. Cuando comprendemos lo que nos enseña el símbolo nuestra existencia adquiere trascendencia, y esos conceptos toman valor real y concreto en nuestras vidas.
Todo en masonería, todas sus enseñanzas, están consagradas al bien y al progreso de humanidad, aunque para el profano no dejen nunca de ser meras fabulas.
El iniciado encuentra una oportunidad para desarrollar sus pensamientos, viviendo la historia extrae un conocimiento útil para la vida, y lo convierte en acciones altruistas; encarna las leyendas, se ve a sí mismo compelido a desarrollar virtudes morales o intelectuales, aptitudes para de desarrollar algún tipo de actividad con eficacia, inspirado en un ideal libertario, que nos comprometemos a sostener en la sociedad.
Estas virtudes y aptitudes están expresamente enumeradas y descriptas en sucesivos trabajos (cuando desarrollo específicamente cada Grado, Orden y Símbolo) con la intención de esclarecer el porqué nuestros rituales nos instan a desarrollarlas: porque sin ellas no podríamos pasar las pruebas de este plano de existencia y mucho menos ser exaltados a la vida espiritual. Son la exteriorización de un desarrollo interior, espiritual, luego del descenso a los infiernos, hasta llegar al cielo de Dante.

martes, 21 de febrero de 2017

¿Por Que Mueren las Logias?


Image result for fotos simbolos aradel templo  masonico

¿Por Que Mueren las Logias?




1. Por no asistir a las tenidas.

2. Por falta de energía del Venerable.

3. Por la falta de actividad del Secretario.

4. Por falta de empeño en el Tesorero.

5. Por no concurrir nunca a la hora reglamentaria.

6. Por no querer aceptarse cargos.

7. Por estar siempre dispuesto a criticar y nunca dispuesto a obrar.

8. Por tratar de encontrar siempre algún defecto en el trabajo de los funcionarios y oficiales.

9. Por disgustarse si no hacen a uno, miembro de alguna comisión.

10. Por no desempeñar nunca su cometido sí acepta, "por no negarse" algún cargo en Logia.

11. Por no emitir franca y leal opinión, en los asuntos en que se es consultado y decir después que las cosas debieron hacerse de tal o cual manera.

12. Por pensar y decir que la Logia está manejada por una "camarilla" cuando los funcionarios y oficiales trabajan en cumplimiento de su deber.

13. Por ser intemperante, áspero, vanidoso y muy lleno de amor propio para no reconocer sus propios errores.

14. Por hacer uso de la palabra para agredir o tratar asuntos políticos o religiosos que son prohibidos.

15. Por creerse perfecto, infalible y superior a los demás.
16. Por aspirar a todos los derechos y no cumplir jamás con ninguno de los deberes.

17. Por no observar en nuestra vida civil, la conducta que debemos observar con los hermanos y hermanas.

18. Por no saber respetar las opiniones ni los derechos masónicos, civiles, económicos y sociales de todos los hermanos y hermanas.

19. Por creer, que sólo nuestro hermano o hermana tienen, obligaciones, y nosotros, sólo tenemos derechos.

20. Por sembrar resentimientos entre los miembros.

21. Por halagar la vanidad de un hermano o hermana con perjuicio de otro hermano o hermana.

22. Por discutir sin ilustrar.

23. Por trabajar siempre en familia.

24. Por hacer monótonas las tenidas.

25. Por negar sistemáticamente todo esfuerzo en bien de la Logia.

26. Por falta de disciplina.

27. Por convertir la Logia en una sala de tertulia después de abiertos los trabajos.

28. Por hacemos eco de versiones contrarias a un hermano o hermana en vez de defenderlo.

29. Por convertir en semillero de rivalidades y odios lo que debe ser un surco compacto de fraternidad y de perenne armonía.

30. Por decir hipócritamente en Logia "el Q∴H∴ fulano" y decir malamente en la calle "el pícaro fulano".

31. Por ser intransigente en todo, hasta en pagar las cuotas.

32. Por querer ser siempre Venerable de la Logia o cuando menos Vigilante; pero nunca Secretario o Tesorero o Guarda Templo.
33. Por apatía y falta de lealtad a lo jurado.


Tomado de: “Prontuario Dialogado de la Masonería”

Autor: Luís Umbert Santos

LOS SHRINERS

[shriners.jpg]
LOS SHRINERS

Uno de los mejores ejemplos de la Filantropia Masonica.

Hospitales Shriners para Niños Los Shriners son un grupo masónico fundado en 1872 y compuesto por mas de medio millón de personas distribuidas en 4 países: Canadá, EE.UU., México y Panamá. La fraternidad se organiza en mas de 190 templos que a su vez financian la red hospitalaria Shriners para niños.

Con tecnología de punta y algunos de los mas prestigiados especialistas del mundo, los 18 hospitales de lo único que carecen es de un departamento de cobranzas. La atención medica es completamente gratuita. No se solicitan ni se aceptan seguros médicos, pensiones del gobierno o pagos de terceras personas. El 100% del costo es cubierto por una red de internacional de patrocinadores organizada por los Shriners. En algunos casos incluso llegan a cooperar con los gastos de transportación.

Los únicos requisitos para recibir atención medica en uno de los hospitales es contar con menos de 18 años de edad, sufrir algún problema en los huesos, músculos o articulaciones, buena probabilidad de conseguir una mejoría significativa con el tratamiento y que dicho tratamiento no pueda ser financiado por la familia en alguna otra institución medica.

El primer hospital fue fundado en Shreveport, Louisiana, en 1922; y el más reciente en Sacramento, California, en 1997, donde se atienden problemas ortopédicos, quemaduras y tratamientos de lesiones en la columna.

Los requisitos para solicitar admisión como paciente de los Hospitales Shriners para Niños son los siguientes:

1.- El solicitante debe padecer una enfermedad o deformidad que corresponda al campo de cirugía ortopédica.

2.- El paciente debe ser menor de 18 años de edad.

3.- Que el costo del tratamiento ocasione un sacrificio económico serio a los padres o tutores legales.El hospital proporciona sus servicios en forma completamente gratuita sin consideración de raza, religión o relación con un shriner.

Existen 22 hospitales Shriners en Estados Unidos: 19 hospitales ortopédicos que ofrecen tratamiento para escoliosis, osteogenosis imperfecta (deficiencia en los huesos), pie equinovaro, dislocación de las caderas, problemas con piernas disímiles; y tres internacionalmente reconocidos como Institutos Shriners para Quemaduras.

De estos 22 hospitales, tres ofrecen servicio directo a Puerto Rico: Springfield y Boston, ambos en Massachusetts y Filadelfia. Actualmente hay 1,200 pacientes activos en el país de los cerca de un millón y medio que existen alrededor del mundo.

Shriners es una fraternidad que con su obra filantrópica ofrece tratamiento gratuito a pacientes hasta los 18 años. Todos los Shriners pertenecen a la fraternidad masónica, que es aún más antigua, y son hombres comprometidos con el principio masónico de amor fraternal y en su creencia en Dios como el gran arquitecto del universo.

La labor de los Shriners es una de las mas reconocidas a nivel mundial. El unico requisito para ser un shriner es ser Maestro Mason.


Los Masones Que Frenaron a Adolf Hitler


Image result for fotos simbolos aradel templo  masonico

Los Masones Que Frenaron a Adolf Hitler

El pasado 1ro de septiembre se cumplió setenta años del estallido de la Segunda Guerra Mundial.
Un austriaco tarado, inflamado de odio, podrido de fanatismo y corroído de complejos, arrastraba al mundo hacia la más devastadora orgía de sangre, fuego y dolor de la historia de la humanidad. Los primeros meses, los tanques nazis arrollaron Europa. Pocos dudaban de su triunfo.

Sin embargo, un masón, Winston Churchill, iba a cruzarse en el camino de Hitler. Sin aquel Hijo de la Viuda hubiera sido concebible un Hitler septuagenario gobernando un gran Estado pangermánico extendido desde el océano atlántico hasta los Urales. La democracia seguramente sería hoy una “idea nociva” y miles de policías harían resonar sus botas brillantes en las calles. Cárceles, cunetas y cementerios rebosarían de “enemigos de la ley, el orden, la patria, los valores y la familia”.

Pero el coraje de aquel masón legendario cambió la historia universal y gracias a este Hijo de la Luz aquella pesadilla no es ya una fuerza política relevante.
Sir Winston Churchill se inició en la masonería el 24 de mayo de mayo de 1901 entre las columnas de la Logia Studholme de Londres. Político, periodista, orador, historiador, biógrafo, humorista, premio Nobel de literatura… aquel masón comandó Inglaterra durante Segunda Guerra Mundial desplegando un vigor desbordante.

El día de la victoria recibió, en el Parlamento, la ovación más grande jamás tributada en aquel foro. Combatiente en diez guerras, trece veces ministro, presidente del Gobierno, más de ocho mil discursos parlamentarios, cientos de artículos y reportajes…convierten a este Hijo de la Viuda en uno de los hombres más grandes de la historia.

Su mandil de maestro masón, donado poco antes de su muerte, puede contemplarse en el museo de la Gran Logia de Inglaterra en Londres.

El otro masón que aplastó la cabeza inmunda del tarado nazi fue Franklin Delano Roosevelt. Nacido en Hudson en 1882, aquel Hijo de la Luz resultó elegido cuatro veces presidente de los EEUU. Recibió una nación en quiebra y la encumbró al puesto de primera potencia económica y militar.

Las oportunas medidas de intervención económica proporcionaron a los norteamericanos niveles de bienestar e igualdad desconocidos. Con él, por primera vez, una mujer ocuparía un puesto de responsabilidad en un equipo presidencial.
El gobierno de aquel francmasón se ocupó de lo que realmente importaba a los ciudadanos: sanidad, educación, desempleo, seguridad ciudadana, pensiones… obviamente, la caverna norteamericana babeó de rabia ante el bienestar de la mayoría.

La entrada de la América de Roosevelt en la Segunda Guerra Mundial asestó el golpe mortal a Hitler. En su discurso de 11 de diciembre de 1941 ante el Reichstag, el perturbado racista ya había arremetido contra el presidente de los EEUU, a quien definía como “ese niño rico y francmasón”.

Efectivamente, Hitler siempre odió la masonería. Al igual que Stalin, Mussolini, Franco, y en general los intolerantes, fanáticos y perturbados. De cualquier manera es lógico que los fanáticos, intolerantes y perturbados, quienes desean el mal de la mayoría, odien el antídoto del fanatismo, la intolerancia y la irracionalidad que representa la masonería.

Pero la gente sana, el ciudadano que desea vivir en el sosiego y el bienestar jamás deberá olvidar el legado y ejemplo de Winston Churchill y Franklin Delano Rooselvelt, los dos masones que frenaron a Hitler.


Gustavo Vidal Manzanares es jurista y escritor

Fuente:
http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=37476

El Ara


[ELARA.jpg]


El Ara en el Templo Masonico .
A L.'. G .'.D.'. G.'. A.'. D.'. U.'.

Resp.'. Log.'. Simb .'.Interrogación Cósmica 26 No. 7
Resp.'. Log.'. Simb.'. Ueitonalli No. 14
Or.'. de Tlapa de Comonfort, Gro. 27 de septiembre de 2008 E.'. V.'.

A todos los QQ.'.HH.'.Mas.'. esparcidos sobre la faz de la tierra
S.'. F.'. U.'.

El Ara

El término '''Ara''' se refiere a la palabra “altar” traducción del latín ''ara'' etimológicamente el vocablo Ara significa Altar o Piedra de los Sacrificios. En la logia, está representada mediante una figura prismática cuadrangular que lleva en lo alto un triángulo con tres luces, elevada sobre tres pequeñas gradas, cuyas caras miran hacia el Occidente, el Sur y el Norte respectivamente, sobre ella debe colocarse un cojín de forma triangular, tapizado en color rojo, ricamente adornado con flecos de color rojo y sobre este el libro de la ley.

Este monumento es la representación de la verdad que debe descubrir todo Masón por la perseverancia, el estudio y la constancia en la práctica de todas las virtudes. Las tres Luces que arden sobre el altar, simbolizan la Ciencia, la Virtud y la Fraternidad, siendo alegóricas del Sol, la Luna y el Ven.'. M.'., ya que del mismo modo que el sol ilumina de día y la luna la noche, el Ven.'. M.'. debe esforzarse para alumbrar con su sapiencia la inteligencia de los hermanos.

Se habla de Ciencia por que el masón es un hombre instruido, un estudioso que no se cansa de aprender, de Virtud porque no permite que ninguna mala pasión vibre en su corazón, es el ejemplo del esfuerzo por vencer a sus vicios, pasiones, malos hábitos, ya que no admite que en su cerebro nazca siquiera una idea de injusticia o de maldad, procura siempre la verdad y por su conducta y honradez, se muestra como un ejemplo, de Fraternidad por que debe en todo momento acudir con la mayor velocidad en nuestro socorro, protegernos hasta el último trance en peligro o enfermedad, por que nuestros corazones deben latir al unísono, guardando todos los secretos que nos confiamos así como defendernos presentes o ausentes y jamás permitir que nadie nos desacredite, en síntesis, ser útil a los demás sean o no sus HH.'.,ya nos lo enseña la liturgia del grado cuando dice ayudar en proporción a vuestros haberes al H.'. que necesite vuestra asistencia, porque todo hombre tiene derecho a vuestros buenos oficios, pero están primero los HH.'.porque la recompensa esta en su estimación y cariño.

El ara es, el símbolo de la tumba, hacia la cual camina el hombre sea rico ó pobre, ilustrado ó ignorante, es el final de su camino haya procurado a los largo de sus años de vida trascender o no, por que entre columnas, el masón representa al hombre que nace; pero ese hombre marcha hacia el ara. Todo esto esta relacionado con el tiempo que se debe trabajar. El aprendiz trabaja desde mediodía (cuando ve la luz, entre columnas) hasta medianoche (cuando muere). Se es masón desde el día en que recibe la luz, hasta el día en que se muere. El trabajo masónico es 100% alquimia porque cada uno debe aplicar los conocimientos y enseñanzas en su persona, el cambio es único y personal, para alcanzar la inmortalidad mediante la trasmutación que nos marca la institución, debemos dejar de ser la piedra bruta que carente de forma no sirve para nada, si no se transforma y toma una forma que le permita ser útil y embonar perfectamente dentro de la gran construcción que es la humanidad en donde cada quien ocupa el lugar que le corresponde por meritos propios.

Pero porque se considera al Ara una tumba, por que es el lugar en donde el candidato deposita durante su iniciación, sus pasiones, vicios, malos hábitos, imperfecciones como una ofrenda y sacrificio a la divinidad y ofrece los pensamientos de un corazón puro, limpio y sin mancha, es además la imagen de lo desconocido, espiritual y misterioso. La tumba es la obra levantada de piedra en que está sepultado un cadáver y que guardar celosamente un secreto, el cadáver somos nosotros que fuimos a morir al cuarto de reflexiones para salir a recibir la gran luz que esta antigua y honrosa institución ofrece a todo aquel se atreve a cruzar el umbral de sus templos al ser despojados de la venda que cubre nuestros ojos frente al Ara y el secreto que se guarda no es más que nuestro antiguo actuar para que no volvamos a caer en tratos amañados, corruptelas, engaños, mentiras, autocomplacencias, apatías, injusticias.

Espero que a mis QQ.'. y VV .'.HH.'. los primeros conocimientos sobre masonería que recibieron el día de su iniciación al dar los primeros pasos por el mundo masónico hayan quedado grabados en sus corazones como queda grabado un hierro candente en la piel, pero sobretodo para que no olviden que su comportamiento afecta a una institución milenaria que les brindo la oportunidad de encontrar un nuevo derrotero en su vida, porque las instituciones no fallan, quienes caen son los hombres que las integran y por su miopía, falta de tacto y ambiciones olvidan tan altos preceptos por así convenir a sus nefastos intereses.

Así que sea nuestro desempeño en el medio el que nos desenvolvemos lo que nos den la distinción, el reconocimiento, la burla o el descredito, que sea nuestro pensar, decir y hacer los que den cuenta de nuestra buena o mala formación masónica, recordar lo que dice la Biblia “ por sus frutos los reconoceréis” que hablen bien o mal de la masonería y se nos acuse de muchas cosas no importa, esta es una institución que ha sabido resistir los mil y un embates de la intolerancia religiosa, del comunismo que la consideraba un grupo de elitistas, del capitalismo que la consideraba un grupo de refugiados y resentidos en malas condiciones económicas, pero lo que sea de nuestra persona por estar dentro de esta antigua y honrosa institución si importa, porque no van a decir que somos esto o lo otro, sino que van a agarrar parejo y se dejaran decir que todos los masones somos así, en nuestras manos esta la buena o mala definición que se forme la sociedad de nosotros y deje de considerarnos unos resentidos o desestabilizadores de la sociedad. Que el ego abandone nuestro quehacer masónico, para poder avanzar en la metamorfosis que la institución pregona, la sociedad civil demanda y nosotros tenemos la obligación de alcanzar en bien general de la Orden, de la humanidad, nuestros talleres en lo particular y nuestras familias en lo personal.

Finalmente dejo el siguiente texto de Pablo VI, para la reflexión personal “No desprecies el recuerdo del camino recorrido. Ello no retrasa vuestra carrera, sino que la dirige; el que olvida el punto de partida pierde fácilmente la meta”.

Es cuanto V.'.M.'.y QQ.'.HH.'.

Fraternalmente


M.'.M.'. Manuel Lino Vallejo



Colaboraciòn del Q.'.H.' Manuel Lino Vallejo
Del Or.'. de Chilpacingo de los Bravos ,Gro.

Los Scouts y La Masonerìa


Los Scouts y La Masonerìa

"Dejad al mundo mejor de como lo encontrasteis"
Baden Powell

El Escultismo es un movimiento educativo para los Jóvenes, de carácter voluntario, no político, abierto a todos sin distinción, conforme a los fines, principios y método tal como fueran concebidos por su fundador Lord Badén Powell.

El desarrollo de la escala de valores de un individuo tiene lugar mayormente en la niñez, la adolescencia y la juventud. El Escultismo se ocupa de lograr que cada joven adopte una escala de valores y genere una confianza en sí mismo que le permita no solo defenderla en toda circunstancia sino liderar a sus pares en diversos contextos.

Fines y objetivos del Movimiento Scout
El movimiento Scout tiene por fin contribuir al desarrollo de los jóvenes ayudándoles a realizar plenamente sus posibilidades físicas, intelectuales y espirituales como persona, como ciudadano responsable, y como miembro de comunidad local, nacional e internacional.

El objetivo del Movimiento Scout es proveer oportunidades para desarrollar aquellas cualidades del carácter que convierten a un buen ciudadano en un hombre de Honor, auto disciplinado y relativamente autosuficiente, dispuesto y preparado para servir a la comunidad.

El escultismo complementa la educación escolar y familiar, abarcando áreas no comprendidas en esos ámbitos. El escultismo desarrolla el conocimiento de uno mismo, la necesidad de explorar, de descubrir, el deseo de aprender.

Antecedentes del Movimiento Scout
El Escultismo nació a principios del siglo XX a partir de una idea de Lord Robert Stephenson Smyth Baden Powell, un General Inglés que había luchado en la guerra de los boers en Sudáfrica y en la India. Él había observado cómo los jóvenes eran importantes para las exploraciones de avanzada de sus cuerpos de milicia y decidió redactar sus consejos para estos scouts en una obra que llamó Aids to Scouting (Ayudas para la Exploración), este libro, diseñado originalmente para militares, comenzó a llamar la atención de muchos niños en edad escolar, por lo que resolvió armar una propuesta a la medida de la edad de ellos y publicó, en fascículos quincenales, la primera versión de Scouting for Boys (Escultismo para Muchachos). La obra fue todo un éxito y, en 1908, se realizó el primer campamento scout en la isla de Brownsea.

El escritor francés Roger Peyrefitte declara que: "los boy scouts surgieron de la masonería, porque Baden Powell era masón. Soñó, según lo escribió, con hacer convivir en buena armonía "a hijos de duques e hijos de criados". Por cierto, "la Iglesia, antes de apoderarse del escultismo, se opuso a él encarnizadamente".

En su reciente libro "La masonería" (1998), el investigador argentino Emilio J. Corbière afirma que: "En el siglo XX, los masones alentaron importantes organismos deportivos, pacifistas o enderezados a internacionalizar las regiones y el mundo entero bajo el signo de la paz. No era una globalización disgregadora y destructiva de la persona humana sino a partir de los individuos y de las sociedades detrás de valores éticos y humanistas.

El masón suizo Henry Dunant creó la Cruz Roja Internacional (...) Robert Baden Powell fundó el Movimiento Scout, laico y pionero, en tanto que otro masón, Pierre de Coubertin refundó los Juegos Olímpicos".

Si tantos investigadores citan a BP como francmasón, ¿por qué en el Movimiento Scout se oculta o ignora este dato? En este artículo daremos un pantallazo sobre algunas personalidades importantes del mundo scout de principios de siglo, y algunos datos relevantes sobre el escultismo y la masonería.

El duque de Connaught
Dentro de la familia real británica, el duque de Connaught fue quien más influyó en la personalidad del fundador del escultismo. Este príncipe era el tercer hijo de la Reina Victoria (Príncipe Arthur) y conoció a Baden Powell en el año 1883 en la India, donde practicaron juntos la cacería de jabalí con lanza. Pocos años más tarde, BP dedicaría su libro "Pigsticking or hoghunting" al duque, "el primer príncipe de sangre real que haya recibido una primera lanza".

En 1906, el duque de Connaught era Inspector General del Ejército inglés y en este carácter nombró a BP como Inspector General de Caballería en África del Sur. La amistad de ambos fue en aumento y tras la creación del Movimiento Scout, BP nombra en 1913 al duque como Presidente de la Asociación Scout de Gran Bretaña. Es conocida la fotografía de estos dos viejos amigos dando inicio al tercer jamboree mundial, en Arrowe Park (1929).

La devoción de BP al duque fue tal que bautizó a su primer hijo Arthur Robert Peter (por el duque, por su padre y por el personaje "Peter Pan").

Se supone que fue el duque de Connaught quien inició a Baden Powell en los misterios de la Hermandad masónica, ya que él era el Gran Maestro de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Había sido iniciado en 1874 en la Logia "Príncipe de Gales" Nº 259, y en 1886 se convirtió en el Gran Maestro provincial de Sussex.

Es muy significativo que la misma persona haya sido Presidente de los scouts de Inglaterra y al mismo tiempo Gran Maestro de los masones de ese país.

Los Reyes de Inglaterra
Uno de los principales impulsores del escultismo fue el Rey de Inglaterra, Eduardo VII, que nombró a BP "Comendador de la Orden del Baño" en 1909. Por su apoyo incondicional a la causa scout, se dispuso que aquellos muchachos que se distinguieran por su eficiencia serían nombrados "Scouts del Rey".

Eduardo VII había sido iniciado en la Masonería de Estocolmo por el Rey de Suecia, Carlos XV, en 1868. En Inglaterra, actuó como Venerable en la Logia "Príncipe de Gales" Nº 259, donde inició a su hermano, el duque de Connaught.

El Rey Jorge VI, por su parte, fu iniciado masónicamente en diciembre de 1919 en el seno de una logia de oficiales de la marina. A los cuatro años de haber sido iniciado ocupó el cargo de Venerable Maestro. El 25 de abril de 1925 el duque de Connaught lo designa "Gran Primer Vigilante" de la Logia Unida de Inglaterra.

Fruto de la estrecha relación de BP con este monarca, fue la condecoración de BP con la Orden del Mérito en 1937.

Rudyard Kipling
Baden Powell conoció a Rudyard Kipling en África del Sur, en el año 1906. Un par de años más tarde, cuando BP escribió su obra "Escultismo para muchachos" dedicó un buen espacio al personaje de Kipling conocido como "Kim". Kimbal O´Hara era un muchacho huérfano que vivía en la India y que era hijo de un masón inglés, según revela la propia obra de Kipling en su primer capítulo.

En 1914, cuando BP intentaba crear una unidad para los hermanos pequeños de los scouts de tropa, decidió utilizar el libro de Kipling "Jungle Books" para modelar una nueva mística inspirada en Mowgli. Pidió la autorización al autor y dice BP que éste "era un buen amigo del escultismo desde sus días iniciales, autor de la canción oficial de los boy scouts y padre de un scout".

Es interesante el nombre elegido para estos niños: "lobato" o "cub scout", siendo conocido el nombre que los masones dan a los niños "adoptados" por la Hermandad: lobatón o lobezno. En la foto adjunta vemos a un lobatón español con su mandil masónico.

Según Clavel (autor masónico), el nombre lobatón es muy antiguo y revela que en el antiguo Egipto los iniciados en los misterios de Isis se colocaban una máscara con la efigie de un lobo dorado. Los iniciados de Isis recibían el nombre de "chacales" o "lobos".

El chileno José María Caro se quejaba del lobatismo, diciendo con ignorancia que "lo que se quiere es formar lobos de los boy scouts.

Se les agrupa bajo la bandera del lobo; el lobo es su "tótem" (animal reconocido como antepasado de su tribu o venerado como un Dios). Baden Powell ha declarado que sus subordinados han de sujetarse al evangelio del Libro de la Selva y plegarse al método lobetón (...) Los gritos o exclamaciones que se les enseñan son como aullidos de lobos: "ya-hú, ya-hú, yap, yap, ya-hú". (...) Por cierto que no es muy consolador esa preparación del niño como si fuera lobo. No es de extrañar entonces que en los desfiles de boy scouts veamos la figura de animales en el pendón de las diversas compañías, ni tampoco que se lleva el amor de los animales y la misericordia para con ellos hasta preferirlos en la atención y en la limosna a los seres humanos, a quienes muchas veces se deja en olvido".

Si leemos detenidamente "El Libro de las Tierras Vírgenes", no nos será difícil encontrar el paralelismo entre la logia masónica y el consejo de roca, y la denominación "Pueblo Libre" que se da a la manada de lobos, teniendo en cuenta que la acepción "Free-mason" significa "constructor libre" y el primer requerimiento para todo masón es que sea "libre y de buenas costumbres". En un artículo adjunto de un masón chileno se profundizan los simbolismos masónicos de esta obra de Kipling.

El Lobatismo brinda una Promesa, acto que convierte al niño en un miembro de la Hermandad Scout; tal promesa les ayudará a desarrollar un sentido de auto-realización, de espiritualidad, lealtad, obediencia, a no ser egoísta y a servir a los demás. Los Principios expresados en la Promesa y la Ley de la Manada, proporcionan la base sobre la cual cada niño trabaja hacia un logro de metas. Para lograr un progreso, no hay tiempo determinado ni definido. Las palabras en que se expresan la Promesa y la Ley son simples y fáciles de entender, en la medida que el niño crece y madura estas palabras asumirán un significado más profundo, pues de ellas emanan valores éticos y morales, lo que dará a cada niño un futuro mejor. Cuando enseñamos a los niños el "deber al prójimo" estamos desarrollando virtudes de hermandad, fraternidad, respeto, compañerismo.

Masónicamente, Kipling se inició en la logia "Hope and Perseverance" Nº 782 de Lahore, Punjab (India) y a su regreso a Inglaterra trabajó en la "Mother Lodge Nº 3861" de Londres. Su más célebre creación masónica es el poema "Logia Madre" (1896): "Tras la puerta cerrada de la estancia en que se unen el Templo y el Taller todo lo han nivelado la escuadra y la plomada. Rangos y vanidades han de quedarse afuera. ¡A la orden del aprendiz!...Llamemos y adelante... Y entrábamos a la Logia... la Logia donde yo era Segundo Vigilante (...) El Cuadro se reunía en tenida mensual y, a veces, en banquete fraternal cuando alguno partía. Entonces se solía hablar de nuestra patria, de Dios Mas, cada cual, opinaba de Dios según lo comprendía. Hablaban todos pero nadie había que rompiese los lazos fraternales hasta oír que los pájaros, dejando sus nidales, cantaban a la luz del nuevo día que lavaba la escarcha de los cristales. Tornábamos a casa conmovidos y, cuando el sol en el Oriente asoma, nos íbamos quedando adormecidos pensando en Shiva, en Cristo y en Mahoma (...) Recordando a mi Logia tengo ganas de volver a estrechar con fuerza la mano de mis hermanos blancos y de aquel otro hermano de color que llegaba de tierras africanas. Poder entrar de nuevo al Templo pobre de mi Logia materna, a la estancia desnuda de aquella casa vieja, abierta sobre la calle antigua, solitaria y muda. Oir al Guardián del templo adormecido, anunciar mi llegada y mirarme delante de aquel mi Venerable, del que he sido Segundo Vigilante".

Estas tres personas, de notable influencia en BP pertenecían a la Orden Masónica, pero en otros países el impulso fundacional del escultismo estuvo dirigido por masones. En Francia, el barón Pierre de Coubertin fue uno de los principales gestores de los "Eclaireurs", mientras que en EE.UU. existieron dos grandes hombres que colaboraron en la creación de los "Boy Scouts of America": Ernest Thompson Seton (Jefe Scout Nacional) y Daniel Carter Beard (Comisionado Scout Nacional), éste último reconocido francmasón que fue iniciado en la Logia "Mariner´s" Nro 67 de Nueva York (NY) y más tarde se afilió a la Logia "Cornupia" Nro 563 de Flushing (NY). Existe una condecoración masónica que lleva su nombre para los Boy Scouts of America

Según William Hillcourt, dos presidentes norteamericanos colaboraron activamente con la obra de Baden Powell. Uno de ellos, Theodore Roosevelt, es citado en el libro "Escultismo para muchachos" donde afirma ser "partidario de los juegos al aire libre, pues por lo que no siento simpatía alguna es por ese sentimiento erróneo que mantiene a los jóvenes entre algodones. El hombre acostumbrado a la vida al aire libre es siempre el vencedor en la lucha por la vida".

Roosevelt fue nombrado vicepresidente honorario de los "Boy Scouts of America" al ser fundada esta institución. En su agitada vida masónica, fue iniciado en la Logia "Matinecock Nº 806" de Oyster Bay (Nueva York), siendo un portavoz masónico en todo el mundo.

El otro presidente que abogó por la causa del escultismo fue William Taft, que se entrevistó con el Jefe Scout Mundial en 1912, prometiéndole total apoyo en la difusión de la organización en los Estados Unidos. Taft fue iniciado en 1909 en la ciudad de Cincinnati (Ohio) y se hizo fotografiar en varias oportunidades con el mandil masónico que perteneciera a George Washington.

¿ BP fue masón?
Esta pregunta no ha podido ser contestada aún. Lady Olave afirmó en una oportunidad que Baden Powell nunca fue masón, pero...¿es esto verdad?

Primero que nada debemos decir que no conviene para los intereses de la Iglesia Católica que BP sea masón y es justamente esta Iglesia quien ha intentado monopolizar el escultismo en muchos países. Si saliera a la luz la pertenencia de BP a la antigua Hermandad, ¿qué sucedería?

El catolicismo ha sido el enemigo más duro de la masonería y aún hoy "no ha cambiado el juicio negativo de la Iglesia respecto de las asociaciones masónicas, porque sus principios siempre han sido considerados inconciliables con la doctrina de la Iglesia, y los fieles que pertenezcan a ella se hallan en pecado grave y no pueden acercarse a la santa comunión", según una declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe en noviembre de 1983. (5). Lo cierto es que ante la falta de documentación que avale el espíritu masónico de BP, debemos analizar las similitudes entre el escultismo y la masonería (si es que las hay).

Algunos puntos de contacto entre ambas instituciones que podemos enumerar son los siguientes:
a) La promesa scout como una iniciación del aspirante (profano) en iniciado.
b) Uso y reiteración del número 3. En el escultismo existen tres principios y tres virtudes, mientras que en la masonería se habla de las tres luces y las tres luces menores. Los scouts poseen tres grados de adelanto (Tercera, Segunda y Primera Clase), mientras que en la masonería existen los tres grados simbólicos: aprendiz, compañero y maestro.
c) Los scouts y los masones estrechan la mano de una manera especial y simbólica.
d) Es significativo del uso del término "lobatos" (como ya dijimos) y toda una mística inspirada en un libro de neto contenido masónico, al igual que "Kim".
e) La ayuda al prójimo es una particularidad de ambas instituciones.
f) Se utiliza el término "Hermano Scout" o "Hermano Masón", dando a entender la existencia de una Hermandad Mundial.
g) La cadena fraternal (las manos enlazadas) existe en las dos organizaciones en algunos momentos trascendentes.

Dijo Baden Powell en un Congreso de Scouters celebrado en París en el año 1922: "El Movimiento scout representa una unión mundial de socorro fraternal, una asociación universal de amistad que no se detiene en las fronteras. Educados en la comprensión de que las naciones son hermanas, de que forman parte de una gran familia humana cuyos miembros deben ayudarse y comprenderse mutuamente , los jóvenes ciudadanos y ciudadanas de todas las naciones cesarán de mirarse como rivales y no alimentarán más que pensamientos de amistad y de estimación mutuas".

Esa vieja idea de cosmopolitismo es netamente masónica. Boucher afirmaba que "La patria del masón es la Tierra entera y no sólo el lugar donde ha nacido o se ha desarrollado"


Recopilado por Unicornio
Barranquilla Agosto de 2006

Referencias:
ArteDelosBosques
LORD BADEN POWELL DE GILWELL
Escultismo Para Muchachos