sábado, 22 de junio de 2013

Aniversario de la R:.L:.S:. St. John N.2 del Valle de New York - Gran Logia Hispana de Norteamerica

EL dia Sábado 22 de Junio La R:.L:.S:. St. John N.2 del Valle de New York Gran Logia Hispana de Norteamérica Las Vegas .Nevada



Celebraron su Segundo Aniversario de fundación Coincidiendo con el Solsticio de Verano.

Algunos Q:.H:. Tomaron la palabra para hacer mención del significa simbólico en la Masonería del solsticio de Verano
Y agradecer ya que nuestra logia tenía reconocimiento por su labor en el Mundo Masónico así mismo de La Revista Cultural: Masones de la Lengua Española New York que en este mes había sobrepasado la vista visual de la revista en internet más de un millón diez mil visitas

Los Q:.H:. Compartieron en una tenida de masticación conjuntamente con la familia y amigos
La presencia del G:.M:. de La Gran Logia Universal Mixta Oriente de New Jersey. Benjamín Sabido33° y su Familia compartió de esta festividad

El V:.M:. Víctor Salazar Agradeció la presencia de todos los Q:.H:. Familiares y amigos El  V:.M:. Agradeció las palabras que el G:.M:. Víctor Serna 33° (Gran Logia Hispana de Norteamérica) que por vía telefónica hizo llegar a presencia de todos los Q: .H:. Familiares y amigos
El V:.M:. de R:.L:.S:. St john n.2 dirigir algunas palabras manifestó que todo a sido justo y perfecto y agradeció a todos los presentes
Masones de la Lengua Española New York




“En el día de San Juan Bautista, en el 3er año del rey Jorge I, AD 1717”

En esta guisa religioso-monárquica da comienzo la narración de lo sucedido aquel día en fecha del Calendario Juliano en “The Goose and Gridiron Ale-House”, una antigua pero reconstruida taberna londinense sita en “St. Paul’s Churchyard”.

El curioso nombre de la taberna (El Ganso y la Parrilla) correspondía, posiblemente, a una parodia montada sobre el de la sociedad musical “The Swan and Lyre” (El Cisne y la Lira) que había existido en el viejo edificio anterior al gran incendio de Londres (1666), pero que una vez reconstruido sobre su solar; cisne y lira se habían transformado en ganso y parrilla según representaba el escudo puesto sobre el dintel de la puerta de entrada al establecimiento.

No sólo “The Goose and Gridiron” daba nombre a la taberna, también lo daba, desde 1714, a la hermandad que allí había instituido un grupo de miembros de la prestigiosa Royal Society para reunirse alejados del rigor científico y darse a placeres gastronómicos, a los de la bebida, a los del tabaco así como a los de una animada conversación en total libertad, tratando temas mundanos, religiosos, políticos o filosóficos en debate amistoso. Para ello era reservada periódicamente la “gran sala” del edificio, una habitación de aproximadamente 27 m 2 en la primera planta; donde, aquellos hombres, arropados en su compromiso de hermanamiento y protegidos a puerta cerrada, se sentían “a cubierto”; fuera imperaba la turbulencia religiosa y la inestabilidad política, las denuncias, la delincuencia y una legalidad férrea.

Fue en aquel día, y Londres el lugar, cuando y donde podría decirse que la Masonería operativa y la puramente especulativa se encontraban tan próximas en el tiempo que se relevaron, pasándose sin ruptura, el testigo del progreso. Este planteamiento tiene su motivo en las consecuencias del gran incendio de Londres (1666) que representó una de las mayores calamidades sufridas por la ciudad, urbanizada por viejas edificaciones en madera y superpoblada dentro de un denso entramado de callejones. El fuego se inició en las primeras horas de la madrugada del domingo 2 de septiembre en una panadería, sita en la calle Pudding Lane, que abastecía a la Real Casa de Carlos II. El incendio se propagó rápidamente y con tal virulencia que durante sus tres días de duración descontroló y aterrorizó a la población. La causa, un horno mal apagado; la consecuencia, varios centenares de muertos y desaparecidos y la reducción a cenizas del 80% de la ciudad amurallada con la pérdida de más de 13.000 viviendas dejando a cerca de 100.000 londinenses sin hogar; la destrucción de 44 salones de la Livery Company que auspiciaban otros tantos gremios, innumerables comercios de abastecimiento primario arrasados así como dos hospitales, siete escuelas, la Royal London Exchange, la Bolsa, la Aduana, el Ayuntamiento, varias prisiones, cuatro puentes, 87 iglesias parroquiales y la Catedral de St. Paul.

Christopher Wren
La Londres destruida precisaba ser reconstruida y así se hizo; la figura más destacada en esta labor fue la del astrónomo, matemático y geómetra Sir Christopher Wren (1632 – 1723) quien además fuera miembro fundador de la Royal Society y al que Carlos II le encargó la planificación y reconstrucción de la ciudad en su distribución original pero con el uso de piedra y ladrillo como materiales básicos. La reconstrucción concluyó en 1710 con la entrega al rey y al clero de la nueva Catedral de St Paul. El arquitecto fue agasajado y con el tiempo, reconocido por los Libres y Aceptados Masones como “El Último Gran Maestro Masón Operativo”.

Tras la muerte de Christopher Wren, a pesar de los esfuerzos realizados para encontrar su vínculo fehaciente a aquella nueva Masonería que se reunía en tabernas y que posteriormente fue llamada especulativa, no se hallaron pruebas documentales de ello, solo testimonios orales de su presencia en ciertas reuniones. Sea como fuere, Christopher Wren fue el último Gran Maestro del viejo Gremio y, podría decirse que de él, simbólicamente, sus compañeros de la Royal Society, reunidos en aquellas tabernas, recibieron el testigo de la esencia constructora.

Regresemos al principio, a aquel “día de San Juan Bautista, en el 3er año del rey Jorge I, AD 1717” que, laicamente y sin reverencia, traducimos en 24 de junio de 1717; aunque para ello debemos remontarnos a unos meses atrás dado que esta fecha estaba ya concertada, posiblemente desde finales de 1716 cuando en otra taberna londinense, The Apple-Tree (El Manzano) se reunieron los representantes de cuatro Logias de “Libres y Aceptados Masones”. El documento más antiguo que alude a esta reunión previa, dice:

“… los más viejos Hermanos se reunieron en la mencionada taberna El Manzano, y tras haber dispuesto la silla presidencial para el Maestro Masón más antiguo, se constituyeron en Gran Logia Pro Tempore y en debida forma; inmediatamente se estableció una fórmula de comunicación trimestral entre los oficiales de las Logias y se acordó celebrar una primera Asamblea y Banquete Anual donde elegir un Gran Maestro de entre ellos, hasta que tuvieran el honor de poder elegir a un Hermano perteneciente a la Nobleza".

Así las cosas, avancemos de nuevo unos meses hasta junio en su día 24 al finalizar la tarde.

Existe de lo acontecido en la célebre taberna una narración escrita, puede que Acta, de lo allí acordado. Dice así:

“En el día de San Juan Bautista, en el 3er año del rey Jorge I, AD 1717. Conforme a lo acordado, se celebró la Asamblea y Banquete de los Libres y Aceptados Masones en El Ganso y la Parrilla (Ale House) … el Acto fue presidido por el Maestro Mason mas antiguo que propuso una lista de candidatos adecuados; los miembros de la Hermandad, por mayoría de manos en alto, eligieron al Señor (Gentleman) Anthony Sayer como Gran Maestro de los Masones y fue inmediatamente investido con los Distintivos del Oficio e Instalado con el Poder de Gran Maestro. También fueron elegidos el Señor Jacob Lamball, Carpintero y el Capitán Joseph Elliot como Grandes Vigilantes”.

Con ello quedó creada la primera Confederación de Logias, la primera Gran Logia, la de Londres y de Westminster de la cual la Masonería actual en sus diferentes vertientes procede ya sea en línea más o menos recta o con curvas y quiebros, ya sea encerrada en la tradición o en forma adaptada al progreso de las ideas; sea como sea, la fecha del Acto referido es la consensuada como límite entre el antes y el después de la Masonería Especulativa; aunque nuestra Masonería de hoy no nace en él, es anterior a él pero muy escasamente documentada en esa etapa; por ello el 24 de junio de 1717 es donde se establece el límite entre nuestra prehistoria e historia aunque ha existido y existe gran elucubración sobre la primera … pero ello, es para tratar en otra ocasión.

Antes de finalizar queremos dejar a nuestros lectores tres datos curiosos:

1/ Entre las diferentes logias de la ciudad (Londres) se conoció, durante varias décadas, a la taberna El Ganso y la Parrilla como “Centro de Unión y Armonía”. En tiempos de la Reina Victoria, el edificio fue puesto en venta; corría el año 1893, siendo Gran Maestre de la Gran Logia Unida de Inglaterra el príncipe Eduardo (futuro Eduardo VII). A nadie interesó conservar el inmueble y fue derribado. La Masonería ni tan solo pretendió comprar el escudo que adornaba el dintel de la puerta de entrada y éste pasó a manos de un particular, no masón, que lo colgó en su invernadero como decoración. Años más tarde, el escudo, fue recuperado y hoy puede contemplarse en lugar destacado del Museo Guildhall en Londres.

2/ Mientras se vivía el 24 de junio de 1717 en Inglaterra, en los países y colonias bajo influencia católica transcurría el 5 de julio del mismo año, por diferencia entre el calendario Juliano y el Gregoriano.

3/ Lamentablemente en los documentos conservados del Acto Fundacional de la Gran Logia de Londres y de Westminster aparecen muy pocos nombres de los Hermanos fundadores; no obstante si aparece el nombre de una mujer, Hannah la doncella (sirvienta) que se encargó, durante los actos, de que a ningún asistente le faltara espumante cerveza en su jarra y de servir la cena.

Hoy se celebra el 296 aniversario del Nacimiento de nuestra Masonería, la Especulativa. Por este motivo, El Masón Aprendiz invita a todos, Masones y profanos, a brindar por la Masonería moderna y sus fundadores. En especial invita a la Masonería Liberal a brindar, con cerveza, por Hannah que, en aquel momento inicial, sirvió la cena como hoy hacen nuestros Hermanos y Hermanas Aprendices.

Feliz día.

El Masón Aprendiz

Ellos son el futuro
ENTRE NOS / Carlos Santamaría Ochoa
noticias main image
Con un gran orgullo y satisfacción asistimos a la entrega de la medalla “Benito Juárez” que otorga el Club ABC 33, “Luz y Fraternidad”, compuesto por esposas de miembros de la masonería tamaulipeca, y que han reconocido el esfuerzo de nuestros hijos de nivel primaria.

Se hizo la entrega de la medalla de playa y oro, así como dos reconocimientos especiales, a chicos y chicas que lograron los promedios más altos, tanto en el ciclo escolar, como en las evaluaciones denominadas ENLACE y “Olimpiada del Conocimiento”.

Es muy satisfactorio, como padres de familia, ver que entreguen a nuestros hijos el premio a un ciclo de esfuerzo: diez meses de estudio y tareas, de muchas cosas que se viven en el salón de clases.

El esfuerzo es encomiable, y vemos con satisfacción que se entregaron 122 medallas de plata, 35 de oro y 2 especiales, lo que significa un total de 159 reconocimientos.

Estuvieron presentes autoridades educativas y del gobierno estatal, así como de la Masonería tamaulipeca. En calidad de invitado de honor asistió el abogado victorense Alejandro Etienne Llano, candidato a la presidencia municipal por el PRI por el municipio de Victoria.

Los orgullosos niños escucharon los discursos de todos los integrantes del presídium, en un rosario de felicitaciones y uno que otro que no tenía mucho que ver con el evento, pero finalmente, fueron reconocidos.

Este tipo de actos son tan importantes desde nuestra óptica, porque motivan a los niños y jóvenes a seguir siendo estudiantes de calidad, en la inteligencia que, seguramente, ellos serán parte de esa clase que domine a nuestra entidad dentro de unos años, en el ámbito de la política y actividades económica, comerciales y empresariales, es decir, su inteligencia los llevará seguramente a ocupar puestos y lugares dentro del contexto estatal que serán determinantes para nuestro desarrollo futuro.

La señora Magnolia Alejandra López Sevilla, en su calidad de presidenta del club ABC 33, reconoció como otros oradores el esfuerzo de los chicos y chicas, felicitándoles por su esfuerzo, y exhortando a cada uno de ellos a ser mejores cada día, en beneficio de ellos mismos, de nuestra comunidad y del México que todos queremos tener.

Es una lástima que el presídium estuvo ocupado por muchos representantes de invitados especiales. Siempre hemos considerado como una falta de tino el que inviten a una autoridad y mande a alguien: finalmente, se invita a la autoridad, no a cualquiera, y rechazar por cualquier motivo la invitación, no suponemos que sea tan bueno.

Sin embargo, hemos de reconocer el esfuerzo de las esposas de integrantes de nuestra gloriosa masonería para premiar el esfuerzo de nuestros hijos: no es fácil tener la cantidad de medallas plateadas y áureas para entregar a los muchachos que las han ganado con mucho esfuerzo.

El reconocimiento a ellos y sus profesores, siendo todos ellos partícipes del éxito de nuestros hijos, porque estamos conscientes de que el equipo alumno-maestro-padre de familia funciona adecuadamente en todas sus áreas y partes. Si uno falla, no hay éxito, y eso lo tenemos más que claro.

No queda más que hacer un reconocimiento a quienes se han significado como los mejores estudiantes de nuestra localidad, y exhortar a ellos y sus padres a tener más momentos como el actual: buscar la excelencia en todo momento y pugnar porque las autoridades cuenten con los apoyos necesarios para que sigan estudiando.

Algunos chicos de éstos no podrán concluir sus estudios por falta de oportunidades económicas, y es ahí donde queremos que la autoridad estatal intervenga, porque mucha falta que nos hace tener buenos alumnos.

Enhorabuena a todos ellos, especialmente a nuestra amada Dafne y al profesor José Luis, por su éxito.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Carlos Santamaría Ochoa
ultimas noticias

"Chicharito" ya es el tercer mejor goleador del TriNOTA COMPLETA
Jolie insta a solución diplomática en SiriaNOTA COMPLETA
Camacho llama a cerrar filas por comicios del 7 de JulioNOTA COMPLETA
La izquierda está unida en el tema petrolero: ZambranoNOTA COMPLETA
Llama PRD a unidad de la izquierda en tema petroleroNOTA COMPLETA

banners
banners
Significado Espiritual del Solsticio Boreal

(Para el Hemisferio Norte es Solsticio de Verano y para el Hemisferio Sur sería Solsticio de Invierno).

Los Signos Materiales son: Aries, Tauro, Geminis, Cancer, Leo, Virgo

1.-En Aries encarna el Espíritu y repliega en la Materia para animarla primordialmente sumergiéndose en el plano físico.
2.-En Tauro el Espíritu encarnado expande y hace crecer la Materia y la llena de permanecia y gozo material.
3.-En Geminis el Espíritu recapitula sus experiencias en el plano físico vinculado a la Materia.
4.-En Cancer el Espíritu comienza ser consciente de sus experiencias anímicas en la Materia y se sumerge en el plano emocional.
5.-En Leo el Espíritu se hace consciente de su propia vitalidad.
6.-En Virgo el Espíritu recapitula sus aprendizajes conforme a sus experiencias en su conciencia en la Materia en los planos físico y emocional.

Los Signos Espirituales son: Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis

1. En Libra el Espíritu se hace consciente de su dualidad y se vincula a estados superiores mentales, emergiendo en el plano mental.
2.- En Escorpio el Espíritu ya consciente en el plano mental se enfrenta a su proceso de muerte en la Materia para entrar a los reinos superiores propios del Espíritu.
3.-En Sagitario el Espíritu ya liberado de la Materia recapitula sus experiencias en el plano mental desvinculado de la Materia.
4.-En Capricornio el Espíritu emerge completamente al plano espiritual entrando en el reino del Espíritu completamente.
5.-En Acuario el Espíritu goza y retoza en el plano espiritual, goza celestialmente, está en el cielo mismo.
6.-En Piscis el Espíritu recapitula todas sus experiencias vividas en los planos mental y espiritual.

El Solsticio Boreal (Solsticio de Verano para Hemisferio Norte y Solsticio de Invierno para el Hemisferio Sur) es un periodo del año cuando el regreso del Sol al trópico de Cancer, la entrada del Sol en el signo de Cáncer Tropical, cosmológicamente es el Nadir de la Materia, el hundimiento más profundo del Ser en su Conciencia para gradualmente despertar.

Es importante hacer notar que de Solsticio a Solsticio, es decir de Solsticio Austral a Solsticio Boreal y viceversa es el verdadero camino del Sol, y no de Equinoccio a Equinoccio aunque sin embargo éste es el camino que se toma en cuenta para decir que un Año Solar comienza (es decir aunque el Camino del Sol sea de Solsticio a Solsticio como puntos de Ascenso y Descenso, el Equinoccio Vernal es el considerado como Comienzo del Año Solar), es menester que en el Solsticio Boreal simbólicamente Nace y Despierta la Conciencia, empieza el camino evolutivo solar que se completa en el Solsticio Austral cuando allí es Plena en Conciencia y de nuevo el Ciclo. No lo confundamos con el Nacimiento del Sol Espiritual que es en el Solsticio Austral, en el Solsticio Boreal es el Nacimiento del Sol Físico que gradualmente crece en Conciencia, Crece en Libra al Equinoccio Librano, allí el Sol se empieza a sutilizar, a ser más espiritual, hasta que llega el Solsticio Austral el Sol nace en Espíritu a plenitud, luego en el Equinoccio de Primavera el Sol muere en espíritu para entonces otra vez encarnificarse en la materia y animarle dándole Vida de ahí que se considere el Inicio del Año, luego vuelve el Sol a formarse hasta llegar al Norte otra vez donde nace simbólicamente el Sol Físico.

La Conciencia inherente al Ser simbolizado en el Sol aquí se encuentra en su estado más físico, está en un sueño del Espíritu, mientras que cuando está en su estado más espiritual está despierto plenamente en Espíritu, y la Conciencia es plena en el Espíritu.

Para comprenderlo pensaremos en el Ciclo Solar como un Péndulo, sí, la Ley del Péndulo. El Ciclo del Péndulo es claro ejemplo en las fases lunares, la Luna Nueva, Luna Creciente, Luna Llena y Luna Menguante. Tal ciclo pendular lo observamos en todos los ciclos, el Día nace a la Medianoche, crece al Amanecer, esplendorea al Mediodía y mengua al Atardecer; de la misma manera el Año Solar -tomado en cuenta desde el punto de vista de cercanía al Sol- nace en el Solsticio Boreal, aquí está en Cancer Tropical -más lejos la Tierra del Sol- , crece en el Equinoccio Librano aquí está en Libra Tropical, esplendorea en el Solsticio Austral -más cerca la Tierra del Sol-, aquí está en Capricornio Tropical, y otra vez de regreso y mengua en el Equinoccio Vernal con Aries Tropical.

El Solsticio Boreal simboliza el Nacer Completo de la Vida Física como tal, opuesto a Capricornio que es el Esplendor de la Vida en su estado espiritual, cosas muy distintas que no es de confundir, mientras en Capricornio la Vida llega a su máximo de Conciencia Espiritual ya despojada de la Materia, en Cancer apenas está naciendo su Conciencia y encarnificada en la materia, es como la infancia, cuando recién nacemos, en plena blancura, mientras la vejez es tiempo de falta de vigor físico pero si se desarrolla el espíritu es la figura del clásico hombre sabio.

Cancer contiene simbolizándose con un cangrejo es la concha que contiene todos los poderes fértiles de la Vida, es el germen, la semilla que contiene la latencia vital, el nacer del Ser a la Vida en su despertar de Conciencia. Aquí tenemos a San Juan, Juan, Iehohanan en hebreo, en latín Iano y Ianua la puerta solsticial, una en el Solsticio de Invierno de ahí Enero que es relacionado a Ianua (inglés es más contundente January), y en éste caso la puerta de Verano (Hemisferio Norte) la del Solsticio Boreal. Siendo pues el Norte el hemisferio Boreal en el Comienzo de Cancer, la Puerta de los Hombres y la del Sur, el Hemisferio Sur con el Comienzo de Capricornio, la Puerta de los Dioses. En “San Juan” la Puerta de los Hombres tenemos encerrado éste misterio de la Vida, el verdadero Nacimiento de la Conciencia desde la Materia cuyo camino comienza aquí para llegar al final a la siguiente puerta “Ianua” la de los Dioses en el Austro cuando en el Solsticio Austral el Sol llega a su máximo de Conciencia al Esplendor de la Conciencia en Espíritu.

En el Año Sideral o Gran Año Platónico encontramos que también como ya lo sabemos ocurren Solsticios Platónicos de la misma manera como un año tropical cualquiera, y éstos son mucho más importantes porque marcan eventos trascendentales para una humanidad.

En éste caso el Solsticio Boreal Platónico del Gran Año Platónico ocurrió hace aproximadamente 13,000 años en la Era de Leo cuando el Centro de la Galaxia se alineó con el Sol en Solsticios de Verano, entonces en aquellos tiempos una humanidad nació, es decir nuestra Raza, la Raza Aria, surgió precisamente, dio comienzo, un Nacer, obviamente después del Diluvio, los atlantes, la Raza Atlante, quedaron destruidos, pero los supervivientes comenzaron, entraron por la Puerta de los Mortales, comenzaron su Camino desde allí hasta su final alguna vez en la Puerta de los Dioses, y que por cierto el tiempo ha llegado, pues está a la vuelta de la esquina, el Solsticio Austral Platónico está inminente, el Centro Galáctico se está alineando prontamente con el Sol en Solsticios Australes, el Esplendor de la Conciencia de nuestra Raza Aria.

Ahora ya dejamos esa forma primitiva en el Nacimiento de nuestra Raza, cuando comenzamos allá en los lugares fértiles de Asia Central y Medio Oriente, ahora hemos avanzado y aprendido, hemos crecido, nuestra Conciencia gradualmente depertada, fuimos en éste camino del Péndulo del Nacimiento en la Era de Leo en el Solsticio Boreal Platónico, pasamos al Crecimiento en la Era de Taurus con el Equinoccio de Librano Platónico y ahora el Esplendor, la Plenitud del Ciclo en Solsticio Austral Platónico al umbral de la Era de Aquarius, posteriormente iremos al Equinoccio Vernal Platónico en la Era de Escorpius dentro de 6,500 años aproximadamente y será el Ocaso, el Menguar del Ciclo, pero lo aprendido será de mucha riqueza para seguir en ésta evolución y desarrollo de las Almas.

Así pues recordemos con el Solsticio Boreal, el cómo la Conciencia nace, comienza su despertar a la vida, comienza el camino hacia la Plenitud de nuevo como alguna vez de la Plenitud del Invierno (Hemisferio Norte) gradualmente fuimos durmiendo hasta otra vez estar en el Verano (Hemisferio Norte), en un eterno vaivén pendular.
El Ciclo Zodiacal y la Dualidad de los Planos Material y Espiritual

Diremos que hay dos divisiones principales, Materia y Espíritu; si bien la parte Materia simbolizada por los signos Aries, Tauro, Geminis, Cancer, Leo, y Virgo. La parte Espíritu simbolizada por los signos Libra, Escorpion, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. El Sol que es plenamente espiritual en esencia y simboliza el Ser, pasa por todos esos estados, obviamente hay representantes principales de tales estados, mientras Capricornio representa el estado del Espíritu en su estado máximo, Cancer representa la Materia en su estado máximo, es por eso que Capricornio es el Cenit, y Cancer es el Nadir, los otos puntos cardinales Aries y Libra representan estados intermedios de esa diferencia, Aries es un estado entre el Espíritu y la Materia, mientras Libra es inverso un estado entre la Materia y el Espíritu, y ambos signos son los Equinoccios.

Entonces cuando el Sol llega al Solsticio Boreal, entonces se encuentra en el fondo de la Materia, ya encarnado el Espíritu desde Aries, ahora en Cancer encuentra su fondo, lo más profundo, entonces el Espíritu está sumido en la Materia plenamente, pero está la Conciencia por despertar después de haber estado dormida. Aquí entonces despertará gradualmente, siguiendo un camino, es por eso que aquí nace el Sol Físico, similar a una Luna Nueva, de aquí gradualmente irá despertando, pasando por Leo, y en Virgo su sueño ya no es tan sueño, y en Libra crece el Sol Físico que gradualemente se va sutilizando y haciendo espiritual, pasa Escorpion donde ya murió la parte física definitivamente, el Ser ya está llegando a su plena espiritualidad y Conciencia al llegar a Sagitario, y entonces el Solsticio Austral con Capricornio con toda la plenitud del Sol en su forma espiritual y plena Conciencia, para luego menguar en Aries en su forma espiritual y encarnificarse en la materia otra vez, haciendo su trabajo en la naturaleza, el Sol transforma y trabaja en la materia, hace crecer los verdes campos, etc, la fertilidad física, el Sol volcado completamente a la materia para después terminar su trabajo material en Cancer en el Solsticio Boreal de nuevo y comenzar el camino de nuevo hacia el Esplendor espiritual, sutilizandose otra vez, desvistiéndose de la materia gradualmente, y así el camino en un eterno vaivén.

Debemos entender que en todo ésto existe la Ley de los Opuestos, la Dualidad, cuando es el Solsticio Boreal es el Esplendor de la Materia pero el Nadir del Espíritu, mientras que en el Solsticio Austral es el Esplendor del Espiritu y el Nadir de la Materia.

Sin embargo siempre es de tomar en cuenta en el sentido del Espíritu, siendo cuatro las fases para el Espíritu, a saber, Cenit (Cumbre, Esplendor, Máximo, Plenitud, como la Luna Llena), Descenso (Atardecer, Menguar, como la Luna Menguante), Nadir (Fondo, Mínimo, Nacer, como la Luna Nueva) y Ascenso (Amanecer, Crecer, como la Luna Creciente)
Ceremonia de Solsticio Austral 21 a 24 de Junio de 2011

Para el Solsticio Boreal es necesario comprender los que significa y reflexionar sobre los misterios que encierra así como los misterios relacionados con el Ciclo Zodiacal, posteriormente realizamos una Oración y Meditación Solemne.

Oración de Solsticio Boreal

Gran Dios Universal YO SOY EL QUE SOY del cual formo parte de tí,
pues mi Ser es una porción chispa divinal de tí,
y mi Conciencia se despierta con tu Luz.

Por el Norte entran los mortales,
y por el Sur entran los inmortales,
por ahora que soy un hombre mortal,
seré capaz de sentir tu inmensidad cósmica,
y con asombro venero tu grandeza,
en éste camino hacia el Despertar que me llevará a la Inmortalidad.

Ahora disponemos a una Meditación Profunda:

En un lugar sin distracciones, limpio y que incite a relajarnos, sentados en una postura de Meditación disponemos a relajar el cuerpo físico, y posteriormente sin dormirnos relajamos la mente, podemos poner atención en nuestra respiración cómo entra y sale, así hasta que la mente queda quieta y entra en un estado profundo de relajación, finalmente entramos en Éxtasis hundidos en la Nada.

Celebrando el Solsticio de Verano - Los Fuegos de San Juan


http://4.bp.blogspot.com/-NL6vCaEmySU/Td-zJDlhqcI/AAAAAAAAAFE/yxM8pmcGD9w/s1600/estaciones+solares.gif

Así como observamos cuatro fases en el movimiento de la luna a lo largo del mes, el sol tiene un periodo equivalente a lo largo del año, dividiéndose en cuatro fases, los equinoccios y los solsticios. En particular, la característica fundamental en los solsticios es que marcan el instante en que los rayos del sol inciden de forma más perpendicular sobre la superficie de la tierra, en el caso del solsticio de verano (21 de junio) y cuando inciden de manera más tangencial sobre la superficie de la tierra, en el solsticio de invierno (21 de diciembre). Este movimiento aparente del sol en el cielo, produce, a lo largo del año, una figura en el cielo, cuyo nombre es el analema, que se corresponde con el símbolo de infinito, donde los puntos extremos en los lazos que se forman son los solsticios y el punto donde se cruza el dibujo es el momento de los equinoccios. Este movimiento aparente, produce finalmente las estaciones del año, cada una corresponde a un cuarto del movimiento descrito de forma aparente en el cielo, por el sol.

Esta explicación racionalizada ahora, en su momento parecía ser una cosa curiosa, que no se explicaba claramente, pero sucedía. Es así como el hombre antiguo, al no poder explicar el hecho claramente, lo asigno a los poderes divinos, ya que además notó que coincidían en esos instantes algunos hechos particulares. En la primavera (equinoccio de primavera o 21 de marzo), germinaban nuevamente las plantas, los campos se llenaban de flores, los animales se ponían mucho más activos sexualmente. Todo ello el hombre lo comprendió, en armonía con el universo y le asigno una festividad, que correspondía con el actual carnaval o fiesta de la carne, en concordancia con el aumento de la actividad sexual, el fin del frio del invierno, la brotación de las plantas, el abandono del letargo invernal de muchos animales y muchos otros hechos que hacían intuir al hombre que era el momento de la celebración por la fertilidad, la germinación, la celebración de que el sol comienza a calentar de nuevo. Este equinoccio es tiempo en el que día y noche tienen la misma duración exactamente, lo cual implica que a partir de allí, el sol comenzara a crecer hasta dominar definitivamente la oscuridad en el solsticio de verano, pues en este momento, que se produce tres meses más allá (21 de junio), el sol ha venido calentando cada vez mas y lo que fue germen en primavera ahora comienza a mostrar frutos, que comienzan a crecer en las plantas, la mayoría de los animales de cría, que fueron fecundados en la primavera están cargados y casi es el momento de dejar salir sus crías, lo que hace que este tiempo se considere de comienzo de la abundancia, tiempo de la gestación, así también, es el momento de dejar el abrigo y el cuerpo mismo entra en mayor contacto con la energía del sol, en pocas palabras, el sol ahora es más poderoso que la oscuridad, la luz vence las tinieblas y la noche es más corta que el día. Ha llegado el solsticio de verano.

La celebración que corresponde entonces al solsticio de verano, es una celebración relacionada con el fuego, con el fuego en movimiento, o fuego móvil, que es la manifestación material más cercana al mundo espiritual. Recordemos aquí que todas las manifestaciones angélicas son asociadas a una intensa luminosidad. Hay gran cantidad de representaciones simbólicas, donde observamos carros de fuego e imágenes similares.

Interesante es observar también que en la vela hay una relación entre el fuego (espíritu) y la cera (materia), unidos a través del alma (mecha). A nivel material, el fuego consume, vaporiza, destruye, pero también, trasmuta, y sublima. El sacrificio de la porción de materia visible que se consume y se transforma en ceniza, permite por el fuego acceder a lo invisible. En este sentido, el fuego debería permitirnos destruir las cascaras del hombre viejo, esas que nos atan y nos limitan y que encubren lo esencial en nosotros. Despojamiento y sublimación son las claves o el efecto deseable en el ritual de estos tiempos de solsticio de verano.

A nivel espiritual, el fuego representa la luz de abajo, débil en comparación con la de arriba que ilumina a todo hombre que viene al mundo, pero al fin y al cabo espejo de ésta. Esta es una irradiación isótropa que alcanza a todos los seres de la creación, porque la luz brilla en las tinieblas y ésta no la puede dominar.

El fuego y por ende, la luz también son calor, que simboliza el amor universal de Dios hacia todas las cosas, este calor crea corrientes de aire ascendente y aspirado que se constituye en el eje del mundo por el que se puede subir y acceder a la comunicación con lo divino, por tanto capaz de brindar un canal de conexión para las invocaciones.

El tiempo del solsticio es un tiempo en que Hadas y deidades de la naturaleza andan sueltas por los campos y de alguna manera debilitadas y accesibles porque la noche, que es su tiempo natural, es ahora de menor duración y por ello dispuestas a negociar con el hombre, por lo que es el momento de pedir por la fecundidad de la tierra y de los hombres, así como también es tiempo de acumular, pues se acerca el otoño y el invierno.

En los antiguos mitos griegos, los solsticios eran llamados puertas; la puerta de los hombres, para el solsticio de verano y la puerta de los dioses para el solsticio de invierno, la una para que el hombre ascienda a los cielos y la otra para que el mismo descienda del cielo, pero ya con una connotación distinta al hombre común, con un estado mas divino, pues ha realizado la tarea ascensional y ahora desciende triunfante de nuevo a la tierra, llama aquí la atención de que el nacimiento del hijo de Dios se da justamente en el tiempo de la puerta de los dioses.

En este tiempo los griegos celebraban en honor a Apolo, con grandes hogueras de carácter purificador, y los romanos, celebraban en honor a Minerva, diosa de la guerra, con hogueras que saltaban por tres veces, ya entonces se le atribuía a las hierbas recogidas estos días propiedades medicinales más fuertes, al igual que los encantamientos adquieren mayor poder y las aguas recolectadas en este tiempo se hacían sanadoras, pues las puertas interdimensionales están abiertas y los dioses parecen escuchar mas los conjuros. Hay muchas otras tradiciones mucho mas especificas, en algunos casos, producto de creencias populares, en otros, producto de conveniencias de jóvenes amantes en escapadas nocturnas, para manifestarse su amor en la brevedad de la oscuridad de esa noche en particular.

En el cristianismo, se asigna el solsticio de verano a San Juan Bautista, por su nacimiento. En el evangelio de Lucas se narra que María, días después de la Anunciación visita a Isabel, su prima, que estaba en su octavo mes de gestación, también llamado mes de las candelas, ya que Zacarías anuncio el nacimiento de San Juan encendiendo hogueras para avisar a sus vecinos la buena nueva y se ubica esto justamente seis meses antes del nacimiento de Jesús. Es curioso aquí que se celebra el nacimiento de San Juan Bautista, cuando en el resto de los casos se celebra la muerte y no el nacimiento de los santos. Pero, no extraña que esto se haya hecho a posta, a fin de que ambos solsticios se celebraran nacimientos, en el de verano, el nacimiento de San Juan y en el de invierno, el de Jesús.

Hasta este punto, vemos que en el solsticio de verano se celebra la madurez del sol que antes, nació en el solsticio de invierno; el día de la noche más larga y ha venido creciendo hasta el equinoccio de primavera, en el que alcanzo el mismo poder que la noche, expresado en términos de la duración del día y la noche y continuo levantando su fuerza hasta el solsticio de verano, donde alcanza su mayor fuerza y dominio sobre la oscuridad, pero que al mismo tiempo, a partir de este punto comienza a perder fuerza progresivamente hasta el equinoccio de otoño, en el que de nuevo tiene el mismo poder que la noche, pues tienen la misma duración día y noche y así sigue su ciclo hasta el solsticio de invierno, donde comienza el ciclo a repetirse nuevamente. Este ciclo solar, de un año de duración, describe el proceso del ciclo vital de todos los seres en la tierra.

Lo anterior, no fue extraño a los antiguos y por ello posaron sobre este hecho físico y astronómico, sus creencias sobre la vida y su conexión con lo espiritual, estableciendo en los solsticios, la puerta de los Juanes que también se refieren a Juno y ha Jano, Dioses antiguos que representaban estas puertas, definidas por el momento solsticial, en el cual el sol parece detenerse en el cielo.

Cuando el hombre es capaz de hacer una conexión con su entorno y comprender los ciclos del mundo en el que vive, es capaz de unirse más a lo divino y comprender que solo es un elemento de un conjunto que inexorablemente ha funcionado, funciona y funcionará de manera cíclica y en un orden que está oculto a aquel que no está despierto. La conciencia de este ciclo nos acerca a la armonía, y nos permite participar de la energía benéfica que de este emana. Esto a su vez, lo hace comprender ese orden oculto tras el caos aparente en el que vive y la posibilidad de aprovecharlo usando su inteligencia, dirigiendo su esfuerzo en la dirección adecuada en cada momento de su existencia y por tanto aprovechando las oportunidades que esta conciencia brinda.




Nicolás Quiles
M:.M:.P:.M:.
R:.E:.A:. y A:.
Publicado 27th May 2011 por Nicolas Quiles

EL SOLSTICIO EN LA HISTORIA Y LA MASONERÍA
 Luis-Alejandro-YArancibia
por el H:.M:. Luis Alejandro Yáñez-Arancibia
R:.L:.S:. Pleno Día No. 3
Gran Logia Unida Mexicana de LL:.AA:. MM:. Gr:.Or:. de Veracruz

INTRODUCCION

Por acá en el Hemisferio Norte, Solsticio de Invierno o "sol inmóvil", es cuando a partir del 21 de diciembre el sol alcanza su cenit en el punto más bajo y el día comienza a alargarse poco a poco en detrimento de la noche. El sol cambia sutilmente su declinación de un día a otro y parece permanecer en un lugar fijo del Ecuador celeste.

Este fenómeno representaba para las culturas milenarias el verdadero "nacimiento del sol" y con ello toda la "naturaleza" comenzaba a rebrotar lentamente de su sueño y las esperanzas renacían gracias a la fertilidad de la tierra alimentada por la persistencia del "sol divino". Las culturas pre-románicas, durante los tres días previos al 25 de diciembre, así como en los seis días posteriores que conducían hasta el año nuevo, festejaban el "retorno del nuevo sol" y las fuerzas vegetativas de la Naturaleza.

Los Masones también festejamos la "navidad", pero a diferencia de otras filosofías, festejamos el "culto de la naturaleza", celebradas en cuatro ocasiones: los dos equinoccios y en las dos etapas del solsticio de verano e invierno, de acuerdo al Hemisferio, Norte o
Sur. Acá en el hemisferio donde Yo vivo, el solsticio de invierno marca un momento en que el tiempo se detiene; el presente se manifiesta en un instante de eternidad. Es un tiempo de silencio, recogimiento interior y profunda meditación. La semilla se pudre en el interior de la tierra esperando pacientemente a que llegue el tiempo apropiado para germinar y brotar. Duberlí me dijo hace muchos años, simbólicamente ("...las fiestas solsticiales, son las fiestas de San Juan Bautista y San Juan Evangelista, son el momento simbólico en que los Masones nos recogemos hacia el interior de nuestro microcosmo y advertimos nuevas verdades morales y nuevas realidades espirituales para continuar con la obra suprema, en un nuevo comienzo...").

Con los años he aprendido que a medianoche en punto, en lo más profundo
de la oscuridad del Solsticio Invernal, Hiram muere, el Templo de Salomón es destruido; pero esto no es sino el anuncio del nacimiento del Maestro y la renovación de los trabajos del Templo. Al conmemorar los Solsticios, nuestra Orden reverdece el encanto y misterio de la estrecha relación que existe entre el ser humano y la naturaleza. El Sol rige el desempeño del hombre y su entorno y en esta fiesta solsticial celebramos el inicio de una nueva etapa de nuestra vida.



DESARROLLO DEL TEMA

1. El Sol en la Historia

El Solsticio en el Hemisferio Norte es una conmemoración milenaria celebrada por todas las culturas ancestrales de la historia. La fecha señala la entrada del invierno, un momento de mínima luz solar, el día más corto del año. Documentado en Yáñez Vega (2002), Gadea Saguier (2007) y Goldstein (2007) podemos sintetizar de ellos algunos esbozos históricos:

Griegos, Romanos o Celtas celebraban la noche de San Juan con verbenas, música y danzas que incentivaran a las fuerzas de la naturaleza, para influir en el destino próximo inmediato, tener buena suerte, un buen amor, o pedir salud y prosperidad a dichas fuerzas naturales. Para los Griegos ésta fecha estaba destinada al culto del dios Apolo al que tributaban con procesiones de antorchas pidiéndole que no dejase en tinieblas a su pueblo, creían que la magia del Solsticio abría las puertas de lo incógnito y por un breve lapsus el hombre podría gozar de los privilegios de los dioses; de ahí la leyenda Griega de poder traspasar los espejos o visitar mundos paralelos.

En España, durante la dominación Árabe, confraternizaban judíos, católicos y musulmanes unidos por la mágica fiesta del Sol y el fuego. En Alemania la reunión popular alrededor de las hogueras unía a varias generaciones y pueblos distantes. En Francia la hoguera solsticial era prendida por el propio Rey.

Similares formas culturales las tenemos en la civilización Hindú cuyo dios del fuego “Indra” es adorado entre fogatas y cánticos espirituales. En estas mismas fechas, ellos engalanan sus hogares, preparando piras purificadoras de las cuales conservarán sus cenizas por todo el año siguiente, además que por las formas que toman las llamas y con las cenizas que quedan, los Hindú profetizan el porvenir.

Este simbolismo y ritos paralelos eran compartidos por pueblos distantes, inconexos, separados del Viejo Mundo por el Océano Atlántico o el Océano Pacífico. En el caso de los Incas en Perú, dice Yáñez Vega (2002) que los dos festivales primordiales del mundo Incaico eran el Capac-Raymi (o Año Nuevo) que tenía lugar en diciembre y el que se celebraba cada 24 de junio, el Inti-Raymi (o la fiesta del Sol) en la impresionante explanada de Sacsahuamán, muy cerca de Cuzco. Justo en el momento de la salida del astro Sol, el Inca elevaba los brazos y exclamaba mirando hacia el cielo para pedirle al Sol que desapareciera el frío y trajera el calor. Este gran festival se sigue practicando y representando hoy en día para conmemorar la llegada del Solsticio de Invierno. Los habitantes de la zona se engalanan con sus mejores prendas al estilo de sus antepasados Quechuas y recrean el rito Inca muy similar tal y como se realizaba durante el apogeo del Tahuantinsuyo.

Todo el continente Americano conserva éste tipo de Ritual dentro de su folklore. En México los guerreros Aztecas se caracterizaban por su sentido del deber con respecto al vínculo con el Sol y la “renovación de los fuegos”. Los Mayas de la Península de Yucatán y Meso América continúan hoy en día, tal cual sus antepasados de centurias atrás, celebrando con ritos, cánticos, vestimentas y comidas, la magia del Solsticio para sembrar y obtener buenas cosechas. Los indígenas Norteamericanos siguen perpetuando sus ritos mágico-simbólicos entre hogueras y danzas solares. En los Estados Unidos, hasta el día de hoy, se celebran los Solsticios de Verano en coincidencia con el 24 de Junio día de San Juan Bautista, y el de Invierno el 27 de Diciembre día de San Juan Evangelista.

En Israel, el Solsticio de Verano es llamado “Fiesta de la Flor” y su origen está en la festividad Alemana de “Rosenfest”, Fiesta de la Rosa que se celebra en Tenida Blanca en honor de las damas en símbolo del cariño, el respeto y la admiración que se tiene por la mujer.

Caldeos, Egipcios, Cananeos, Persas, Sirios, Fenicios, Griegos, Romanos, Hindú, y casi todas las culturas desarrolladas e imperios, han celebrado durante el Solsticio Invernal el parto de la “Reina de los Cielos” y la llegada al mundo de su hijo, el joven dios Solar. En la mitología del culto al Sol siempre se destaca la presencia de un joven dios que cada año muere y resucita encarnando la vida cíclica de la naturaleza (Flor Pinto, 2002). El Sol representa el padre y el principio generador masculino. En la Antigüedad civilizada los monarcas de todos los imperios se hicieron adorar como hijos del Sol. En este contexto, la antropomorfización del Sol en un dios joven presenta ejemplos bien conocidos en Horus, Mitra, Adonis, Dionisos, Krisna, Hermes, Buda o el propio Jesús (Rodríguez, 1997; Flor Pinto, 2002). En el antiguo Egipto se creía que Isis, la virgen Reina de los Cielos, quedaba embarazada en el mes de marzo y que daba a luz a su hijo Horus a finales de diciembre. El dios Horus, hijo de Osiris e Isis, era “la sustancia de su padre Osiris”, de quién era una encarnación. Fue concebido milagrosamente por Isis cuando Osiris ya había sido muerto y despedazado por su hermano Seth o Tifón. Era una divinidad casta –sin amores- al igual que Apolo, y su papel entre los humanos estaba relacionado con el Juicio ya que presentaba las almas a su padre. Era el Christos y simbolizaba el Sol. El dios Mitra de la religión Iraní (Persa) anterior a Zaratustra, era muy significativo en el Imperio Romano hasta el siglo IV d.C., y era una divinidad Solar al igual que el dios Mitra Hindú, hijo de Adití la personificación del Sol. Muchos siglos antes de Jesús-Cristo, el dios Mitra de los Persas ya había nacido de virgen el 25 de diciembre, en una gruta, siendo adorado por pastores y magos, obró milagros, fue perseguido, acabó siendo muerto y resucitó al tercer día (Rodríguez, 1997). Como lo hicieron igual los dioses Horus y Osiris de los Egipcios y los dioses Hércules, Baco y Adonis de los Griegos (Flor Pinto, 2002). Los partos virginales se han repetido constantemente en la historia milenaria de la conjunción “hombre-mito solar”, y anteceden por mucho al de la “virgen Maria” dando a luz a Jesús. Mucho antes la virgen Devaki da a luz en un establo al dios Krisna en medio de pastores. Igualmente se afirma que nacieron de vírgenes Zoroastro, Quetzalcoatl, Apolonio, y otros (Flor Pinto, 2002).

Desde tiempos inmemoriales en las culturas más heterogéneas, la época de Navidad ha representado el advenimiento del Solsticio por excelencia, como hecho cósmico que podría garantizar la supervivencia del hombre pagano y el renacimiento cíclico de la principal divinidad salvadora (Gadea Saguier, 2007). Eso explica que el natalicio de los principales dioses Solares de las culturas agrarias precristianas –como Osiris, Horus, Apolo, Mitra, Dionisio/Baco y otros-, se situara durante el Solsticio de Invierno. Más aún, el natalicio de Jesús, el “salvador cristiano” fue ubicado el 25 de diciembre, fecha en la que hasta finales del siglo IV de esta era se conmemoró el nacimiento del Sol Invencible (Natalis Solis Invicti) en el Imperio Romano. De esta forma entre los años 354 y 360, era del Papa Liberio (352-366), se tomó por fecha inmutable la noche del 24 al 25 de diciembre coincidente con el “nacimiento del sol invencible”, la misma fecha en que todos los pueblos contemporáneos festejaban la llegada del Solsticio de Invierno. Es claro que el verdadero origen de la Natividad católica, sobrepuesta al Natalis Solis Invicti, orientó a los creyentes a que ese día no lo dedicasen al Sol, sino al “creador del Sol”.

2. Los Elementos Adorados

El vocablo Solsticio viene del latín solstitium, combinando dos acepciones. Sol = el astro y stitium = estático o detenido. Es decir, la detención del Sol. El diccionario Larousse dice, “tiempo en que se halla el Sol más lejos del Ecuador y en que parece quedarse estacionado algunos días; entre el 21 y el 22 de Junio en Verano y entre el 21 y el 22 de diciembre en Invierno”. El diccionario Webster dice, “uno de los dos puntos en la curva elíptica en la cual su distancia del Ecuador Celestial es la mayor la cual es alcanzada por el Sol cada año alrededor del 22 de Junio y el 22 de Diciembre; el tiempo que el Sol cruza el Solsticio el 22 de Junio comienza el Verano en el Hemisferio Norte y el Invierno en el Hemisferio Sur”. Dice Goldstein (2007) que no se encuentra en la Biblia un versículo referente directamente al fenómeno del Solsticio, pero lo más cercano pudiera interpretarse de “Salmos”, Capítulo 19, versículo 7, donde dice refiriéndose al Sol: “De un extremo de los Cielos es su salida y su curso hasta el término de ellos. Y nada hay que se esconda en su calor”. En el Talmud hay una referencia describiendo la Felicidad en el Tomo “Bendiciones”, página 59: “Quién ve al Sol en su época y a la Luna en su fortaleza…”.

La adoración Solar ha sido la base de toda expresión religiosa arcaica; desde el hombre primitivo se le ha concedido al Sol todo el poder necesario para el sustento, no sólo como insumo vital de la naturaleza, sino como inductor de los aspectos espirituales; por ello desde las civilizaciones primigenias se ha seguido con especial énfasis todos sus tránsitos angulares, amaneceres y ocasos, tibieza o insolación, apariciones y desapariciones (hoy eclipses). La “luz”, el “fuego” y el “agua” son los protagonistas principales del encuentro Solar en la mecánica celeste anual y, a su conjuro, asisten obedientes las fuerzas de la naturaleza para bendecir a los campos y augurar abundante cosecha.

En todas las culturas primigenias el Fuego es considerado purificador, por ello las danzas alrededor y sobre el fuego no sólo tienen el poder de ahuyentar a los malos espíritus, sino de proporcionar salud y fortaleza; cuantas más hogueras se saltase, más se creía que se estaba a salvo de toda desgracia, incluso el caminar sobre las cenizas acentuaba ésta creencia. Las fiestas populares han perdurado sobre todo en la celebración de verbenas y hogueras, en donde los más audaces, saltan retando a las llamas.

El Agua es el complemento del fuego y si al rito anterior se le acompañaba con un vivificante baño en cualquier río, estanque o en el mismo mar, resultaba mucho más beneficioso; caminar sobre el rocío de la noche de San Juan o beber de siete fuentes era una peregrinación obligada de todo adorador del Sol.

El misterio de los cielos, el acontecer de la luz y la oscuridad, la dualidad del calor y el frío, la magnitud de los espacios cósmicos, han invadido la curiosidad del hombre desde las civilizaciones más antiguas. Sacerdotes, Trovadores y Poetas les han manifestado cánticos. Filósofos han especulado en su metafísica, y Astrólogos y Astrónomos con su metódica ciencia nos han explicado la fenomenología y sus ciclos repetitivos. Mucho tiempo ha pasado desde que Copérnico en su celda buscaba una señal que respondiera sus sabias preguntas, y poder separar los deseos y voluntades de los dioses, con las matemáticas que le descifraban los acontecimientos estelares. Hoy en día, hasta los niños saben que la tierra gira sobre su eje alrededor del Sol en una rotación de 24 horas y en una traslación de órbita que demora 365 días. Los fenómenos del Universo proceden siguiendo leyes inmutables, ritmos constantes y precisos, en tiempos fijos y plazos concretos, que se repiten desde la eternidad infinita, con la justeza simbólica con que el Ser Supremo maneja la Escuadra, el Compás, la Regla y la Plomada.

3. Solsticio y Masonería

Según Frau Abrines y Arús Arderiu (1947) en el Diccionario Enciclopédico de la Masonería se lee: “Bajo el doble nombre San Juan Bautista y de San Juan Evangelista, patronos de nuestra augusta Orden, los Francmasones celebran dos grandes fiestas anuales, llamadas indistintamente fiestas de San Juan o de la Orden. Estas fiestas, que corresponden a los dos Solsticios, se llaman con más propiedad aún fiestas Solsticiales. Se celebran el 24 de junio y 27 de diciembre que dependiendo del hemisferio en que nos encontremos se denominan de Invierno o de Verano”. En fecha más reciente, Frau Abrines (2005) precisa que “Solsticio” es la época en que el Sol entra en los signos de Cáncer y Capricornio llegando a la máxima declinación septentrional y meridional, y es cuando toman su lugar las fiestas Solsticiales que celebra la Masonería en los Solsticios de Verano e Invierno, dedicada la primera al Reconocimiento y la segunda a la Esperanza.

La institución de estas grandes solemnidades, se remonta a los tiempos de las primitivas iniciaciones, en que los misterios eran practicados con la pompa y esplendor más extraordinario en las sagradas riberas bañadas por las aguas del Nilo, del Iliso, del Jordán, del Eufrates y el Tíber. Esto ha dado margen a un gran número de historiadores para establecer la antigüedad de la Francmasonería, que traspasando los límites de la que puede atribuirse a cualquiera otra institución, se pierde en la nebulosa impenetrable de los más antiguos tiempos, haciéndola arrancar del principio del mundo y confundiendo su origen con el de la sociedad. Parece ser que la “filosofía primigenia” que sostiene a la Masonería data de los primeros albores de las sociedades prístinas.

Los Solsticios determinan el paso de las dos grandes fases en que la Naturaleza ofrece los cambios y contrastes más notables y opuestos; fenómenos sorprendentes y siempre admirables que todas las religiones, culturas y rituales han conmemorado bajo formas y alegorías. Explica Yáñez Vega (2002) que los Equinoccios y los Solsticios fueron llamados en el lenguaje metafórico “la puerta de los cielos y de las estaciones”. De aquí los dos San Juan, nombre derivado de Janua, que significa puerta.

Teniendo la institución Masónica -según los más competentes del simbolismo como Contreras Seitz (2007) entre otros tantos M:.M:.-, la alta misión de ilustrar moralmente todas las clases del orden social, nada pudo hacer con más acierto que tomar por patrón y modelo de sus nobles funciones el cuadro físico del curso y los fenómenos solares. Por eso el interior de las Logias nos ofrece las imágenes del sol, de la luna y de la bóveda celeste sembrada de estrellas. Y por supuesto que la luz física viene del Oriente del mundo, las logias Masónicas, en las que se aúnan los esfuerzos más sublimes y generosos que tienden a enaltecer e ilustrar la inteligencia humana, se viene a convertir en otros tantos focos de luz, o sea en tantos orientes particulares. Así pues, en nuestra Logia, símbolos figurados de la naturaleza, los Solsticios se hallan representados por las Columnas que figuran al Occidente, a ambos lados de la puerta de entrada. Estas marcan la marcha aparente del sol durante los doce meses del año, simbolizado por los doce trabajos de Hércules, cuyos viajes tienen por límites igualmente dos columnas semejantes.

Dice Yáñez Vega (2002) parafraseando a Kaplan de la R:.L:. La Fraternidad No. 62 de Tel Aviv: “Nuestra Orden, a diferencia de otras entidades fraternales y benéficas existentes, pretende dejar en cada H:.M:. una enseñanza moral a través de las alegorías y símbolos que utiliza en su proceso auto educacional. Es así, que el Solsticio que la noche del 27 de diciembre conmemoramos constituye uno más de los símbolos educativos que debemos interpretar lógica y racionalmente para que nos guíe en nuestro mejoramiento personal”.

En el mito básico de la Masonería ortodoxa, no está muy distante la conjunción “hombre-mito solar” (revisado antes en las Sección 1 El Sol en la Historia). Me refiero a la leyenda de Hiram como versión del mito Solar. Según ella, Hiram el arquitecto de Tiro y experto en trazados, cálculos, cimentación y uso de metales fundidos, era el hombre más sabio de su tiempo. Salomón, que representa la sabiduría del Logos lo escoge como “Maestro de Obras” y le delega poderes. Hiram es hijo de una viuda, esto es, una mujer sin marido. La madre de Hiram es viuda como la Naturaleza después de que muere el Sol, como en el caso de la leyenda de Isis y Osiris, y como cuando la Masonería se queda viuda de Hiram hasta cuando recobre los signos verdaderos, resucite Hiram, vuelva la luz, y se inicie la Orden de la Verdad. Como dice Flor Pinto (2002), “He aquí la misión y la razón de los trabajos de los hijos de la viuda. Sólo cuando brille el Sol de la verdad y no sean necesarios ni mitos ni leyendas”. El Solsticio de Invierno está presente en este mito.

Como H:.M:., y en mi caso particular como Científico, lejanos estamos de adorar el sol, no como fuerza sobre natural, no como deidad y no como residuo de pasadas religiones. Para nuestra Orden, y en lo personal estoy convencido de ello, el “astro solar” no es más que otro de nuestros numerosos símbolos didácticos. Nace en el Oriente, de la eterna sabiduría y difunde su luz y calor, indispensables para la continuación de la vida. En su continuo y permanente movimiento influye en el ritmo del día y la noche; modula el curso de las estaciones; induce el crecimiento de las plantas y la evolución del mundo animal; condiciona el auge y florecimiento de sociedades humanas; estimula el desarrollo cultural técnico y científico, la vestimenta, la comida, y las costumbres sociales y urbanas. En fin, la fuerza del astro solar está en todo lo que denominamos cultura.

Como Masones, en el Astro Solar vemos un ejemplo de nuestros deseos de ser fuentes de luz y calor humanitario, de entregarnos a todos por igual en un permanente afán de integridad. Al igual que la marcha solar, existe en nuestro diario trabajo ascensos y descensos y por ello nos educamos con la Regla de las 24 pulgadas a un preordenado ritmo laboral, con constancia y responsabilidad. En su ejemplo, educamos hacia la tolerancia, aspirando ser expresión de belleza y bondad, y nuestra Orden e inagotable en sabiduría Madre Logia, nos estimula a plantearnos en el ámbito filosófico -permanentes y continuas preguntas en cuyas alegorías y símbolos sepamos encontrar respuestas-, mismas que sólo lograremos con estudio, talento y virtud.

Para entender mejor el vínculo “Solsticio-Masonería”, disfruto el párrafo de Yáñez Vega (2002) cuando dice: “Así como el calor y la luz solar se ofrecen sin condición alguna a todos los hombres, así los Masones entregamos el trabajo sin esperar recompensa mayor. Trabajamos por el placer que hallamos en la labor realizada y en la creación regenerante, sin alarde ni ostentación. Ayudamos al necesitado y calmamos al sufriente, porque en el compartir nos elevamos por sobre nuestra condición humana. Combatimos la injusticia y despertamos la adormecida conciencia de los hombres, porque los elevados valores humanos son los únicos que tienen cabida en nuestros pensamientos y actos”.

El Sol es un símbolo masónico de suma importancia. La Logia que, entre otros, simboliza también al Universo, con su piso terrenal y su techo celestial. El V:.M:. que ilumina simbólicamente con su Sabiduría todo el Taller, representa al Sol en su nacer. El V:.M:. dirige la Logia desde su sitial en el Oriente, fuente de la Luz, al igual que el Sol qué comienza su esplendor desde el Oriente; el Primer Vigilante simboliza al Sol en su ocaso al Occidente y el Segundo Vigilante simboliza al Sol al Mediodía.

Siendo la Naturaleza el marco de acción del Masón y los fenómenos naturales, fuentes de estudio e inspiración, no podía estar la Orden ajena al fenómeno natural del recorrido elíptico del Astro Rey destacando la coincidencia de que sus puntos más distantes del Ecuador, coinciden con cambios naturales de las dos opuestas Estaciones, el Invierno y el Verano, símbolos también de la contradicción, la dualidad, representados estos opuestos conceptos de pares eternos, en el piso cuadriculado del Taller. Dice Goldstein (2007), el Solsticio de Invierno nos recuerda nuestra propia Iniciación, la Cámara de Reflexión, la Oscuridad. Para el Sol, justamente la detención en el Solsticio de Invierno es, simbólicamente, su propia Cámara de Reflexión, su Cámara de Oscuridad Invernal que, al igual que todos nosotros, que toda la Humanidad, desde esa oscuridad, al preguntarle: Qué es lo que más deseas?, contesta: Quiero ver la Luz, la Luz!.

CONCLUSION

La masonería, en su intento de entender la realidad profana, comprende y enseña el simbolismo encerrado en este flujo y reflujo del ir y venir del Sol. El Solsticio nos enseña que el Pulido de la Piedra Bruta, el esfuerzo personal de mejorar nuestra condición humana y crecer intelectualmente, no se produce solamente en un continuo ritmo ascendente; en cierto momento el trabajo cotidiano decae y el ánimo merma. En este momento, las palabras de Yáñez Vega (2002) me parecen enormes al afirmar “…es ahí cuando se halla la fuerza emergente del pensamiento Masónico, el espíritu hecho vigor en la Cadena Fraternal, que con su fuerza y aliento nos induce a recomenzar la marcha con renovada vitalidad. Puesto que por encima de nosotros, como permanente ejemplo, se halla la presencia del Sol omnipotente, que irradia calor, fuerza y luz constante, sin discriminación alguna en la entrega de estos valores. De este ejemplo se nutre la Masonería e induce a sus miembros a seguir una senda de justicia, de amor y de fraternidad, en una armónica conjunción operativa para que las enseñanzas de la Orden no sean infecundas semillas sin frutos. Unámonos espiritualmente al conjunto de la Naturaleza y en el simbolismo de esta celebración encontremos renovadas fuerzas para nuestro mejoramiento humano, espiritual e intelectual. Y cada mañana elevemos nuestra mirada al iluminado día sintiendo la felicidad por el hecho de que la vida continua en su eterno flujo y especialmente por la existencia de la otra realidad, sensible y espiritual, que los símbolos de la Masonería permiten descubrir”.

Al celebrar los solsticios, nuestra Orden nos evoca la estrecha relación que existe entre el ser humano y la naturaleza. El Sol rige el comportamiento del hombre y su entorno y por eso que en esta fiesta Solsticial celebramos el inicio de una nueva etapa de nuestra vida. Con el Solsticio de Invierno la Naturaleza se prepara para renacer, y con el de Verano germina la semilla que el hombre sembró en aquella tierra fértil que durante el Invierno se dedicó a trabajar. Con el Solsticio, en el Masón debe aparecer poco a poco aquella piedra libre de aristas que durante todo el año se dedicó a desbastar.

Paradójicamente, cuando el Sol está en su mínimo esplendor, hoy 27 de diciembre es nuestra última Tenida del año, pero ello no significa que nuestra labor haya finalizado, muy por el contrario, comenzamos una nueva etapa, que se relaciona con la preparación para una nueva siembra de la cual se espera una mejor cosecha y de esta forma contribuir de mejor manera nuestro trabajo en la sociedad profana.

Termino con un pensamiento personal que me acompaña desde décadas.

“Nada gratifica más al final del camino que haber empleado la vida construyendo verdades”



BIBLIOGRAFÍA


Contreras Seitz, Manuel Eduardo, 2007. El Símbolo. Pietre-Stones Review of Freemasonry.

http://www.freemasons-fremasonry.com/indiceespanol.html

Flor Pinto, Galo, 2002. El Mito Solar. In: Masonería en Español desde Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.

http://www.geocities.com/mason_inf/ot.html

Frau Abrines, Lorenzo y Rosendo Arús Arderiu, 1947. Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Buenos Aires.

Frau Abrines, Lorenzo, 2005. Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa, México DF, 613 pp.

Gadea Saguier, Christian, 2007. Los Masones, Jesús y la Navidad. Pietre-Stones Review of Freemasonry.

http://www.freemasons-fremasonry.com/indiceespanol.html

Goldstein, Touvia, 2007. Solsticios de Verano y de Invierno. In: Masonería en Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.

http://www.geocities.com/Athens/Forum/9991/indexsp.html

Kaplan, Shmuel, 2002. La Filosofía del Solsticio. In: Masonería en Español desde Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.

http://www.geocities.com/mason_inf/ot.html

Kaplan, Shmuel, 2007. Solsticio de Verano. In: Masonería en Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.

http://www.geocities.com/Athens/Forum/9991/indexsp.html

Ritual para Tenida del Solsticio de Invierno, 2007. Tenida Interlogial con Motivo de la Celebración de la Cena Solsticial de Invierno, en el primer Grado de la Masonería Simbólica Universal, 30 pp.

Rodríguez, José, 1997. Mentiras Fundamentales de la Iglesia Católica. Ediciones Barcelona, 151 pp.

Wirth, Oswald, 1991. El Libro del Aprendiz. Edición Especial, Santiago, Chile

Yáñez Vega, José Alvaro, 2002. Solsticio de Verano. Plancha de Trabajo. R:.L:. Fraternidad No. 2, Gr:.O:. Valle de Concepción, Chile.


Acerca de Los Dos San Juanes
René Guénon

Aunque el verano sea considerado generalmente como una estación alegre y el invierno como una triste, por el hecho de que el primero representa en cierto modo el triunfo de la luz y el segundo el de la oscuridad, los dos solsticios correspondientes tienen sin embargo, en realidad, un carácter exactamente opuesto al indicado; puede parecer que hay en ello una paradoja harto extraña, y empero es muy fácil comprender que sea así desde que se posee algún conocimiento sobre los datos tradicionales acerca del curso del ciclo anual. En efecto, lo que ha alcanzado su máximo no puede ya sino decrecer, y lo que ha llegado a su mínimo no puede, al contrario, sino comenzar a acrecerse en seguida; por eso el solsticio de verano señala el comienzo de la mitad descendente del año, y el solsticio de invierno, inversamente, el de su mitad ascendente; y esto explica también, desde el punto de vista de su significación cósmica, estas palabras de San Juan Bautista, cuyo nacimiento coincide con el solsticio estival: "Él (Cristo, nacido en el solsticio de invierno) conviene que crezca, y yo que disminuya". Sabido es que, en la tradición hindú, la fase ascendente se pone en relación con el deva-yâna, y la fase descendente con el pitr-yâna; por consiguiente, en el Zodíaco, el signo de Cáncer, correspondiente al solsticio de verano, es la "puerta de los hombres", que da acceso al pitr-yâna, y el signo de Capricornio, correspondiente al solsticio de invierno, es la "puerta de los dioses", que da acceso al deva-yâna. En realidad, el período "alegre", es decir, benéfico y favorable, es la mitad ascendente del ciclo anual, y su período "triste", es decir, maléfico o desfavorable, es su mitad descendente; y el mismo carácter pertenece, naturalmente, a la puerta solsticial que abre cada uno de los dos períodos en que se encuentra dividido el año por el sentido mismo del curso solar.

Sabido es, por lo demás, que en el cristianismo las fiestas de los dos San Juan están en relación directa con los dos solsticios, y, cosa muy notable, aunque nunca la hayamos visto indicada en ninguna parte, lo que acabamos de recordar está expresado en cierta manera por el doble sentido del nombre mismo de "Juan". En efecto, la palabra hebrea hanán tiene a la vez el sentido de 'benevolencia' y 'misericordia' y el de 'alabanza' (es por lo menos curioso comprobar que, en nuestra misma lengua, palabras como "gracia(s)" tienen exactamente esa doble significación); por consiguiente, el nombre Yahanán [o, más bien, Yehohanán ] puede significar 'misericordia de Dios' y también 'alabanza a Dios'. Y es fácil advertir que el primero de estos dos sentidos parece convenir muy particularmente a San Juan Bautista, y el segundo a San Juan Evangelista; por lo demás, puede decirse que la misericordia es evidentemente "descendente" y la alabanza, "ascendente", lo que nos reconduce a su respectiva relación con las dos mitades del ciclo anual.

En relación con los dos San Juan y su simbolismo solsticial, es interesante también considerar un símbolo que parece peculiar de la masonería anglosajona, o que al menos no se ha conservado sino en ella: es un círculo con un punto en el centro, comprendido entre dos tangentes paralelas; y estas tangentes se dice que representan a los dos San Juan. En efecto, el círculo es aquí la figura del ciclo anual, y su significación solar se hace, por otra parte, más manifiesta por la presencia del punto en el centro, pues la misma figura es a la vez el signo astrológico del sol; y las dos rectas paralelas son las tangentes a ese círculo en los dos puntos solsticiales, señalando así su carácter de "puntos límite", ya que estos puntos son, en efecto, como los límites que el sol no puede jamás sobrepasar en el curso de su marcha; y porque esas líneas corresponden así a los dos solsticios puede decirse también que representan por eso mismo a los dos San Juan. Hay empero, en esta figuración una anomalía por lo menos aparte: el diámetro solsticial del cielo anual debe considerarse, según lo hemos explicado en otras ocasiones, como relativamente vertical con respecto al diámetro equinoccial, y solo de esta manera, por otra parte, las dos mitades del ciclo, que van de un solsticio al otro, pueden aparecer real y respectivamente como ascendiente y descendiente, pues entonces los puntos solsticiales constituyen el punto más alto y el punto más bajo del círculo; en tales condiciones, las tangentes a los extremos del diámetro solsticial, al ser perpendiculares a éste, serán necesariamente horizontales. Pero, en el símbolo que ahora consideramos, las dos tangentes, al contrario, están figuradas como verticales; hay, pues, en este caso especial, cierta modificación aportada al simbolismo general del ciclo anual, la que por lo demás se explica de modo bastante sencillo, pues es evidente que no ha podido producirse sino por una asimilación establecida entre esas dos paralelas y las dos columnas [masónicas]; éstas, que naturalmente no pueden ser sino verticales, tienen por lo demás, en virtud de su situación respectiva al norte y al mediodía, y al menos desde cierto punto de vista, una relación efectiva con el simbolismo solsticial.

Este aspecto de las dos columnas se ve netamente sobre todo en el caso del símbolo de las "columnas de Hércules"; el carácter de "héroe solar" de Hércules y la correspondencia zodiacal de sus doce trabajos son cosas demasiado conocidas para que sea necesario insistir en ellas; y es claro que precisamente ese carácter solar justifica la significación solsticial de las dos columnas a las cuales está vinculado su nombre. Siendo así, la divisa "non plus ultra", referida a esas columnas, aparece como dotada de doble significación: no solamente expresa, según la interpretación habitual, propia del punto de vista terrestre y, por lo demás, válida en su orden, que aquéllas señalan los límites del mundo "conocido", es decir, en realidad, que son los límites que, por razones cuya investigación podría resultar de interés, no era permitido sobrepasar a los viajeros; sino que indica al mismo tiempo -y sin duda debería decirse ante todo- que, desde el punto de vista celeste, son los límites que el sol no puede franquear y entre las cuales, como entre las dos tangentes de que tratábamos líneas antes, se cumple interiormente su curso anual. Estas últimas consideraciones pueden parecer bastante alejadas de nuestro punto de partida, pero, a decir verdad, no es así, pues contribuyen a la explicación de un símbolo expresamente referido a los dos San Juan; y, por otra parte, puede decirse que, en la forma cristiana de la tradición, todo lo que concierne al simbolismo solsticial está también, por eso mismo, en relación con ambos santos.
- See more at: http://eruizf.com/masonico/masonico37.html#sthash.W3PjIS6D.dpuf

viernes, 21 de junio de 2013

Memphis-Misraïm
La orden masónica está dividida en diferentes Ritos, los cuales,
aunque diversos, están sin embargo, todos basados sobre los tres
grados de la Masonería Simbólica.
En Francia, actualmente, los Ritos practicados son los siguientes : el
Rito Francés ( Gran Oriente ), el Rito Escocés ( Gran Logia y Consejo
Supremo ), el Rito Inglés ( Gran Logia Nacional ), el Rito Francés
rectificado ( Logia de Maestros Escoceses de Saint-André, en la Gran
Logia Nacional) y por fin el Rito de Memphis-Misraïm ( Soberano
Santuario ).
Mencionemos aún, aunque estando fuera de la Masonería de tradición
porque inicia a las mujeres con el mismo título que los hombres, el
Rito Mixto, practicado por el Derecho Humano y la Gran Logia Mixta,
división del Derecho Humano.
Nuestro objetivo, no siendo el de examinar la organización de estos
Ritos, pero sí, el de reunir en algunas páginas, datos y fechas
históricas, que tengan que ver con el Rito de Memphis-Misraïm, diremos
simplemente que cada uno de estos Ritos tiene su autoridad reguladora
y su jerarquía. La autoridad reconocida por cada Rito tiene sólo el
derecho de constituir Masones, promulgar decretos en ese Rito, y de
conseguir los grados de su jerarquía.
El Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraïm es el heredero de las
tradiciones masónicas del siglo XVIII, que ha guardado los sabios
principios, la fuerza moral y la disciplina. Su origen viene de la
Masonería Oculta de los Filaletios de Paris, los Hermanos Arquitectos
Africanos de Bordeaux, de la Academia de los Verdaderos Masones de
Montpellier, del Rito de Pernety d’Avignon y sobretodo del Rito
Primitivo de los Filadelfios de Narbonne.

Es en este Rito Primitivo de los Filadelfios, establecido en 1779 en
Narbonne por el Marqués de Chefdebien, que el Rito primitivo y antiguo
de Memphis-MisraÏm hace remontar el origen de sus principios y la
forma de su organización. El régimen estaba dividido en tres clases de
masones que recibían diez grados de instrucción.
Estas clases y grados no eran la designación de tal o tales títulos,
pero denominaciones de colecciones podían estar extendidas en un
número infinito de grados.
La tercera clase formada de cuatro capítulos de Rosa-Cruz se ocupaba
de la Masonería desde el punto de vista esotérico y estudiaba
particularmente las ciencias ocultas.
El Rito primitivo de Narbonne fue agregado al Gran Oriente en 1806.
Pero en abril de 1815, hubo, en Montauban, una especie de renacimiento
del Rito.
El Rito primitivo de Narbonne en 1798, había sido importado en Egipto
por oficiales de la armada de Bonaparte, que habían instalado una
Logia en el Cairo. Fue en esta Logia donde tuvo lugar la iniciación de
Samuel Honis, quién venido a Francia en 1814, restableció en Montauban
en 1815, una gran Logia bajo el nombre de Los Discipulos de Memphis,
con la asistencia de Gabriel Marconis de Nègre, del baron Dumas, el
marqués de la Roque, de J. Petit et Hippolyte Labrunie, antiguos
hermanos del Rito. El Gran Maestre era F. Marconis de Nègre.
Tras diversas intrigas, esta Logia fue puesta en cuarentena el 7 de
marzo de 1816. Los trabajos fueron retomados en 1826 por una parte de
sus miembros bajo la obediencia del Gran Oriente de Francia.
Años más tarde, varios hermanos, entre los cuáles Etienne Marconis de
Nègre, hijo del Gran Maestre de los Discípulos de Memphis y alto grado
del Rito de Misraïm, tuvieron la idea de reunir todos los grados de
los diferentes Ritos hasta entonces practicados (5) y consolidarlos
sobre los principios adoptados en Montauban.
Examinaron los grados de los diferentes Ritos, los revisaron y los
clasificaron en un gran número de grados parecidos y explicando los
dogmas religiosos de los antiguos Hierofantes y de las Iniciaciones
antiguas, después dieron a esta organización el título de Rito antiguo
y primitivo de Memphis. Los grados de iniciación fueron divididos en
tres series y siete clases, que son bastante menos franjas de grados
que las de las escuelas, donde como el Rito primitivo de Narbonne, son
enseñadas las ciencias masónicas.
La primera serie enseña la parte moral apoyándose en el conocimiento
de sí mismo. Ofrece la explicación de los símbolos, de los emblemas y
las alegorías ; dispone a los iniciados al estudio de la filosofía
masónica.
La segunda serie comprende el estudio de la historia y los Ritos
masónicos más universalmente expandidos, así como mitos poéticos de la
antigüedad y las iniciaciones antiguas.
La tercera serie encierra el complemento de la parte histórica de la
filosofía, estudia el mito religioso en los diferentes años, así como
todas las brancas de la ciencia llamada oculta o secreta ; en cuanto a
la Masonería hace conocer la parte mística y trascendente, compuesta
de esoterismo y grandes misterios, y admite los estudios ocultistas
más avanzados.
No sólo cada una de estas tres series está formada por varias
divisiones en las cuales se reunen todos los grados masónicos
modernos, sinó que hiendo progresivamente a través de los antiguos
misterios donde se revela la razón de la existencia de estos grados,
la última serie revela el esoterismo de la Masonería, la Gnosis, esta
ciencia que se ha perpetuado de siglo en siglo hasta nosotros e
ilumina hoy, nuestra institución.
Tal es el origen y la constitución del Rito antiguo y primitivo de
Memphis al cual seguidamente ha venido para adjuntarse el Rito de
Misraïm.
Cronología del Rito
1838 – El hermano Jean-Etienne Marconis de Nègre, escritor, nacido en
Montauban el 3 de enero de 1795, hijo de Gabriel Marconis de Nègre,
despierta el Rito de Memphis instalando en Paris, en el Prado, el 23
de marzo de 1838 la Gran Logia Osiris, y en Bruselas el 21 de mayo la
Logia de la Buenaventura.
Elegido Gran Maestre, Gran Hierofante del Rito, el 7 de julio, el
hermano J-E Marconis procede a la instalación del Santuario de Memphis
el 5 de octubre, encargado del Gobierno de la Orden. El santuario está
compuesto del Gran Hierofante y de seis Patriarcas Conservadores de la
Orden, cuyos nombres son: el hermano Marconis, hombre de letras, el
hermano Delapline, excirujano de la marina, el hermano Dr. Audibert,
miembro del Instituto, el hermano Moutet, hombre de letras, el hermano
baron de Poederlé, quien vivía de sus rentas, el hermano Laroussie
quien tambien vivía de sus rentas, el hermano Dr. Morison de
Greenfield, médico de S.A.R., el Duque de Sussex.
1839 – El movimiento se extiende por el despertar, en Paris, el 21 de
marzo, de la Logia de los Discípulos de Memphis, de Montauban, la
creación el 21 de mayo de la Logia religiosa Les Philadelphes,y el 6
de diciembre en Bruselas, la instalación del capítulo Heliópolis.
1840 – Publicación del Hierofante, expuesto completo de los misterios
masónicos por J-E Marconis y E. Moutet.
Instalación en Marsella el 21 de noviembre, de la Logia religiosa Los
Caballeros de Palestina, y en Paris, el (7) 25 de diciembre, la Logia
Los Sectatarios de Ménès
1841 - El 15 de junio, tras varias intrigas de adversarios del Rito,
prohibición hecha por el prefecto de policía de Paris, sin otro motivo
serio que el del buen placer, de reunir los miembros del Rito
Memphis ; todas las logias existentes en Francia quedan en cuarentena.
1842 – Tras constituir un templo místico por La Guardia de los
archivos y la propagación del Rito en el extranjero, el Gobierno de la
Orden entra también en cuarentena.
1848 – El 5 de marzo, tras siete años de cuarentena, el Rito reanuda
sus trabajos en Francia, y tres Logias, un Colegio Religioso y un
Consejo entran de nuevo en actividad.
1849 - Publicación de los Estatutos Generales de la Orden.
Introducción del Rito en Rumanía.
1851 – El hermano Marconis establece en Londres el 16 de julio, la
Gran Logia Los Sectatarios de Ménès e instituye al hermano Berjean
Gran Maestre para Inglaterra.
Tras unas acusaciones que dieron lugar durante el año 1850 contra la
Masonería en general, la autorización para reunirse se retira a las
Logias del Rito de Memphis y a las de la Gran Logia Nacional. Las
Logias de Memphis vuelven a entrar en cuarentena el 23 de diciembre.
1853 – Despertar del Rito en Francia, tras el fracaso de una tentativa
de unión con el Gran Oriente.
1856 – El Gran Hierofante Marconis se rinde a los Estados Unidos,
donde establece el 9 de noviembre en Nueva York, un Soberano Gran
Consejo del 94º grado con el hermano David Mc Leilan como Gran
Maestre.
El Rito está constituído en Egipto por la fundación, en Alejandría, de
un Sublime Consejo de la Orden, bajo el título distintivo de Gran
Oriente de Egipto, con poderes para establecer un Santuario Soberano.
El hermano Marqués Joseph de Beauregard es el Gran Maestre.
En Australia, en Ballarat, está constituída la Logia Madre The Golden
Bough of Eleusis.
1861 – El hermano Harry Seymour sucede al hermano Mc Leilan como Gran
Maestre del Soberano Consejo General de los Estados Unidos.
(8) 1862 – El 30 de abril, el Marichal Maignan, nuevamente promovido a
la maestría del Gran Oriente de Francia, dirige a todas las otras
obediencias, una circular en vista de una unidad masónica en Francia.
El Rito de Memphis se une al Gran Oriente quien le admite en su Gran
Colegio de Ritos, tras un informe muy favorable del hermano Frazy,
miembro de la Comisión de examen. Las Logias del Rito de Memphis están
constituídas bajo el control del Gran Oriente.
En julio el Gran Hierofante establece una patente para la
constitución, en Estados Unidos de un Santuario Soberano bajo la gran
maestría del hermano Seymour. Ésta queda ratificada por el Gran
Oriente de Francia, el 3 de septiembre, y registrada en su Gran Libro
de Sellos, bajo el número 28.911.
Para facilitar la correspondencia de los grados con los del Gran
Oriente, los grados del Rito de Memphis quedan nominalmente y
provisionalmente reducidos de 95 a 33.
1863 – En junio, el Santuario Soberano de los Estados Unidos queda
definitivamente establecido. Numerosos Capítulos y Senados quedan
constituídos.
1865 – Garantías de amistad se intercambian entre el Gran Oriente de
Francia y el Santuario Soberano de Estados Unidos. La garantía de
amistad del Santuario Soberano en cuanto al Gran Oriente es el hermano
Heullant, Gran Oficial, Canciller de la Legión de Honor.
El 26 de agosto, los hermanos Joseph Garibaldi, 33º, ex-maestre del
Gran Oriente de Italia, y Francesco di Lucca, 33º, Gran Maestre, son
elegidos miembros honorarios del Santuario Soberano de Estados Unidos.
Se intercambian garantías de amistad entre Gran Oriente de Italia y el
Santuario Soberano de los Estados Unidos.
El 20 de diciembre el Santuario Soberano de los Estados Unidos adopta
la reducción en 33º del Rito de Memphis, conforme al acuerdo entre el
Gran Oriente y el Hierofante Marconis.
1866 – El Rito se establece en Egipto sobre bases sólidas. El Gran
Maestre siempre ha declarado que el acto por el cual el Gran
Hierofante Marconis ha abdicado sus derechos a favor del Gran Oriente
de Francia no habiendo estadp contrafirmado por el Gran Canciller del
Rito, rechaza reconocer la legitimidad y mantiene la organización del
Rito en 95 grados.
(9) 1868 – Muerte del Gran Hierofante Marconis.
1869 – El Santuario Soberano de Estados Unidos rompe sus relaciones
con el Gran Oriente de Francia, porque éste ha reconocido, bajo el
nombre de Consejo Supremo, un cuerpo de masones de la Louisianne,
quien libraba clandestinamente cartas oficiales para el
establecimiento de Logias en esta jurisdicción, violando los derechos
y la autoridad de la Gran Logia legítima de Louisianne.
Notificación hecha al Gran Oriente de Francia por el Gran Maestre
Seymour el 20 de marzo de 1869.
Tras la muerte del Gran Hierofante, el Gobierno Supremo del Rito pasa
a Egipto con el Marqués Beauregard como jefe del Rito.
1872 – El Santuario Soberano de Estados Unidos libra el 4 de junio,
una Patente al hermano John Yarker por el establecimiento de un
Santuario Soberano en Inglaterra y en Irlanda. El 8 de octubre, el
hermano Seymour en una Asamblea General de los miembros del Rito, en
Freemason’s Hall, en Londres (sede de la Gran Logia de Inglaterra)
constituye definitivamente el Santuario Soberano de Gran Bretaña y de
Irlanda, con el hermano John Yarker como Gran Maestre General. El
nuevo Santuario nombra, al General Garibaldi, miembro honorario, y se
establecen relaciones de inmediato con el Consejo Supremo Escocés de
Sicilia y el Gran Oriente de Egipto.
1873 – El 21 de marzo el hermano Salvatore A. Zola es elegido y
proclamado Gran Maestre del Santuario Soberano de Memphis (Gran
Oriente Nacional de Egipto).
1874 – El 11 de enero el Gran Maestre Zola asume el título de
Hierofante del Rito.
El 23 de junio, el hermano Seymour, habiendo delegado sus funciones,
el hermano Alexandre B. Mott le sustituye como Gran Maestre General
del Rito de los Estados Unidos. Poco después se produce un corte en el
Rito. Un cierto número de hermanos americanos poco satisfechos de la
reducción de los grados del Rito a 33, organizan el Rito Egipcio de
Memphis, presidido por Calvin C. Burt
1876 – El Gran Oriente Nacional de Egipto(Rito de Memphis) confiere,
el 25 de ocubre al Il. Hermano Garibaldi, los grados del 95 al 96 con
el título del Gran Maestre Honorario ad vitam.
(10) 1877 – El Soberano Santuario de Inglaterra confiere el 25 de
noviembre los grados de la Masonería de Adopción a Mme Blavatsky.
1880 – El 13 de septiembre, el Soberano Santuario de Inglaterra nombra
a Náples para representarlo, el hermano J.B. Pessina, Gran Maestre del
Rito reformado de Misraïm.
1881 – Los Soberanos Santuarios de los Estados Unidos, Inglaterra e
Italia nombran en septiembre al general Garibaldi Gran Hierofante
grado 97. Pero Egipto, autorizándose de la sucesión directa al
Gobierno Supremo de la Orden, tras la muerte del Gran Hierofante
Marconis, rechaza el conocimiento de legitimidad de este nombramiento.
(De todos modos, la question fue resuelta de manera conciliante en
1900).
Es bajo el grado de Maestría de Garibaldi, que tras discusiones, son
los Ritos de Memphis y Misraïm, que en la mayoria de los países
estrangeros, los mismos altos dignatarios, fusionan en una sóla Orden
Masónica en Nápoles.(sólo el soberano Gran Consejo General del Rito de
Misraïm para Francia, rechaza entrar en la Confederación de Ritos-
unidos de Memphis Misraïm, y conserva su jerarquia de 90º, como Rito
Oriental de Misraïm, con el Padre Hermano Osselin como Gran Maestre.)
Un Santuario Soberano de los Ritos de Memphis y Misraïm está
constituïdo en Rumania, en virtud de una patente librada por el
hermano Pessina el 24 de junio al hermano Constantin Moriou, Gran
Maestre de la Logia de Rumania.
1882 – Muerte del General Garibaldi, el 2 de junio. Pessina se
proclama su sucesor como Gran Hierofante, pero no es reconocido por el
resto de los Santuarios Soberanos estrangeros.
1883 – El 6 de abril el Gran Hierofante de Egipto, S.A. Zola destituye
de todas sus funciones masónicas, y nombra para remplazarlo, al
Profesor Ferdinand-Francis Oddi, pero los otros Santuarios Soberanos
no lo reconocen antes de 1900.
1887 – Fundación el 15 de febrero del Soberano Gran Consejo Ibérico,
Rito Nacional Español de Memphis –Misraïm, Gran Maestre : Pr. Gimeno y
Catalan.
(11) 1890 – Instalación en Palermo, en virtud de una patente librada
por Egipto para un Santuario Soberano para Italia, con el hermano
Salvatore Sottile como Gran Maestre.
1894 – El hermano Villarino del Villar es elegido el 30 de marzo Gran
Maetre del Soberano Gran Consejo Ibérico.
1900 – El 30 de marzo los Santuarios Soberanos de los Estados Unidos,
Inglaterra, Rumania, España e Italia firman un acuerdo proclamando
Gran Hierofante Universal Ferdinand FranÇois delli Oddi, Gran Maestre
del Gran Oriente Nacional de Egipto, Jefe Supremo del Rito Oriental,
cargo que había asumido toda su vida el Poderoso Hermano y Primer
Masón del Mundo, General Joseph Garibaldi, quien fue Gran Maestre
honorario del Gran Oriente Nacional de Egipto (Egitto masónico, Nº del
31 de mayo de 1900).
1902 – Desaparece en Francia la autonomia del Rito Misraïm.
El hermano J. Yarker sucede al hermano delli Oddi como Gran
Hierofante.
Constitución por el Soberano Santuario de Inglaterra del Santuario
Soberano de Alemania. Gran Maestre : Théodor Reuss.
1905 – Dimisión del Gran Maestre de Italia y puesto en cuarentena del
Rito en Italia.
1908 – Constitución en Paris, tras el Congreso Masónico
Espiritualista, llevado a cabo en junio en el Templo del Rito del
Derecho Humano, de un Soberano Gran Consejo General del Rito de
Memphis-Misraïm por Francia y sus dependencias. La patente
constitutiva es librada por el Santuario Soberano de Alemania, firmada
y sellada el 24 de junio, en Berlin por el Gran Maestre Theodor Reuss
que asistió en el Congreso de Paris. El Gran Maestre y el Gran Maestre
adjunto son el Doctor Gerard Encausse (Papus) y Charles Détré (Teder).
La Logia Humanidad precedentemente vinculada al Rito Nacional Español,
se convierte en la Logia-Madre del Rito de Memphis-Misraïm en Francia.
1910 – El hermano Frosini de Florencia, Delegado General de Italia del
Rito Nacional Español, funda en Florencia el Rito Filosófico Italiano
en 7 grados resumiendo los grados escoceses, de Memphis y de Misraïm.
1911 – El hermano Constantin Moriou abandona por su edad, (77) la
Maestría del Rito en Rumania. El hermano Colonel I .- T . Ulic le
sucede como Gran Maestre.
1913 – El Gran Hierofante John Yarker muere el 20 de marzo. El título
de Gran Hierofante se le otorga al hermano Théodor Reuss, Gran Maestre
de alemania.
El Rito Nacional Español, tras la muerte de su Gran Maestre Villarino
de Villar, se fusiona con la Gran Logia Catalana Balear.
1914 – Puesta en cuarentena del Rito Filosófico Italiano de Frosini.
1916 – Muerte del Gran Maestre de Francia , el Dr. Gerard Encausse, el
25 de octubre, tras una enfermedad contraída en la armada.
El Gran Maestre adjunto, Charles Détré le sucede.
1918 – Muerte del Gran Maestre adjunto Charles Détré el 25 de
septiembre. Durante la guerra los Ritos de Inglaterra, Alemania,
Francia, Rumania y Egipto entran en cuarentena.
1919 – Un grupo de masones pertenecientes al Rito Francés (G.O.), y al
Rito Escocés ( G.L. y S.C) y poseyendo igualmente los altos grados del
Rito Memphis-Misraïm deseosos, pero siempre fieles a su obediencia (La
Gran Oriente o Gran Logia o Consejo Supremo), de trabajar la masonería
al punto de vista puramente iniciático, toma la resolución de
establecer el Rito de Memphis-Misraïm en Francia. Despiertan, en
Oriente de Lyon, La Madre-Logia Humanidad, de acuerdo con la Potencia
Económica que liberó la carta de Constitución en 1908, del Rito de
Memphis-Misraïm de Francia.
Esta misma potencia libra al hermano Bricaud, el 10 de septiembre de
1919, una carta para la constitución de un Santuario Soberano de
Memphis-Misraïm en Francia, y el 30 de septiembre El Gran Consejo
Supremo de los Ritos Confederados de los Estados Unidos libra
igualmente una carta para el establecimiento en Francia de un Supremo
Gran Consejo de los Ritos Confederados (Early Grand Scottish Rite,
Memphis and Miraïm, Royal Order of Scotland, etc…).
1921 – Despierta el Rito de Memphis de Italia en virtud (13) de la
carta librada por Egipto. Gran Maestre Mc.Bean, Soberano Santuario en
Palermo.
1924 – Muerte del Gran Hierofante del Rito, Dr. Théodor Reuss
(Peregrinos).
1925 – Puesto en cuarentena el Rito de Italia por el Gran Maestre Mc.
Bean, en razón de la situación politica y de la actitud del Gobierno
Fascista en cuaanto a la Franc-Masoneria.
1930 – Publicación por el Santuario Soberano de Francia, de la
Constitución y de los Reglamentos Generales de la Orden Masónica
Oriental del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraïm.
1933 – Creación del Boletín Oficial del Rito de MM por el Gran Maestre
Jean Bricaud.
1934 – El Gran Maestre Jean Bricaud, del S.S. de Francia, muere en
Lyon el 21 de febrero. El hermano M.C. Chevillon, diputado Gran
Maestre y miembro del Comité Permanente del S.S., es reconocido como
Gran Maestre General, 96º, en marzo, por los Sub Pat Grands Cons del
Rito 33, 95º. La proclamación consecutiva a su elección es publicada
en el Boletín Oficial de la Saint-Jean d’Été del mismo año.
El nuevo Gran Maestre General constituye dos provincias
administrativas en Madagascar y en el norte de Africa (Marruecos,
Algeria y Tunez) y nombra dos Gran Maestres adjuntos para dirigirlos.
1935 – Despierta el S.S. Helvético bajo la Gran Maestría del hermano
Hilfiker-Dunn.
1936 – Creación de los grandes Templos Místicos de Bélgica y Polonia
que relevan Obediencia del S.S.de Francia.
Dos grandes representantes, Miembros de la S.S. de Francia, se
establecen, uno en Alep para Syria-Palestina, otro en Concepción
(Chile) en representación de América del Sur.
1937 – El Convento anual de SS de Francia se desarrolla en Lyon en el
Templo de la Gran Logia Humanidad. Una importamte delegación de la SS
Helvética, bajo la dirección del Gran Maestre Hilfinker y el General
Canciller A. Reichel asiste a las grandes tenencias. Las dos SS se
emprenden a trabajar en perfecto acuerdo e intercambian garantias de
amistad para sellar su unión.
(14) Organización del SS de Memphis-Misraïm para Francia y sus
dependencias.
De 1908 a 1919: SubGran Consejo General (94º) de los Ritos Unidos de
la Masonería Antigua y Primitiva (MM) :
Grandes Maestres :
1908 a 1916 : - Hermano Gerard Encausse (Papus) fallecido en octubre
de 1916.
1916 a 1918 : - Hermano Charles Détré (Téder), fallecido en septiembre
de 1918.
1918 a 1934 : - Hermano Jean Bricaud fallecido en Lyon el 21 de
febrero de 1934.
1934 . F.M.C Chevillon
TALLERES SIMBOLICOS
1919 – Despierta La Madre-Logia Humanidad de la cuarentena, Nº1, a la
Orden de Lyon.
1920 – L. Jerusalem des Vallées Egipciennes, Nº2, a la Orden de Paris.
Ø Hermes, Nº 3, a la Orden de Alger (en cuarentena).
1921 – L. Salvador Correa, Nº 4 a la Orden de Loanda.
1922 – L. Concordia, Nº 5 a la Orden de Angulema (en cuarentena).
1924 – L. Paz e Trabalho, Nº 6 a la Orden de Malanga.
1925 – L. Sphinx, Nº 7 a la Orden de Bordeaux.
1931 – La L. Nº8 ha sido derrogada.
Ø L. La Sinceridad, Nº 9, a la Orden de Alep.
Ø L. de Managua, Nº 10.
1932 – L. Hermès, Nº 11, a la Orden de Rabat.
1936 – L. Vardar, Nº 12 a la Orden de Skopje,
Ø L. La Rose, Nº 14 a la Orden de Bruselas.
1937 – L. Los Hermanos de Luxor, Nº 15, a la Orden (15) de Concordia.
Ø L. La Pirámide del Norte en el Valle de la Vistule, Nº 16 a la Orden
de Varsovia.
Ø L. Lumen, Nº 17 a la Orden de Santiago.
Ø L. L’Age Nouveau, Nº 18 a la Orden de Paris.
Ø L’Apollonius de Tyane, Nº 19 a la Orden de Marsella.
1938 – L. Los Desconocidos, Nº 20 a la Orden de Alexandría.
************************
Triángulos que existen a las Ordenes de : Le Havre, Romans, Caen,
Alger, Tananarive, y Atenas.
TALLERES SUPERIORES
1919 – El Gran ChapHumanidad, Nº1 en el Valle de Lyon
1936 – ChapClarté, Nº2 en el Valle de Marsella.
1937 – ChapLe Pelican à L’Aube Naissante, Nº3 en el Valle de Varsovia.
1938 – Chap I.N.R.I , Nº4 en el Valle de Paris.
************************
1919 – El Gran Aeropage Humanidad, Nº1 en el Valle de Lyon
1938 – Ar Jacques de Molay, Nº 2, en el Valle de Paris.
************************
El Gran Consistorio del 34 al 71º sede en el Valle de Lyon.
El Gran Consejo de 90º de SubMdu Gran Russe, Los Discípulos de Memphis
sede en el Valle de Lyon.
************************
El Gran Tribunal del Rito 91º está dividido en tres secciones con sede
en Lyon, Paris y Marsella.
************************
1936 – Creación del Gran Templo Mistico de Bélgica, Zde de Bruselas.
Creación del Gran Templo Místico de Polonia, Zde de Varsovia.
*************************
1934 – Creación de dos provincias administrativas :
Ø (16) Provincia de Madagascar con jurisdicción especial sobre la isla
con sus dependencias geográficas con sede en Z Ambrosita.
Ø Provincia del Africa del Norte (Algeria, Tunez y Marruecos) con sede
en Z de El-Biar (Dep. de Alger ).
*************************
GRANDES REPRESENTANTES
América del Sur : sede del Gran Representante en Zde Concepción
(Chile).
Syria-Palestina : sede del Gran Representante en Z D’Alep.
Un Representante General queda acreditado bajo le SS de Francia, por
el Valle de Alejandría de Egipto y sede en esta ciudad.
La Gran Chancillería del Rito queda fijada en Z de Coutances (Mancha).
El Gran Orador reside en Z de Marsella.
NOTAS DE TRANSCRIPCIÓN
El texto de esta noticia ha sido redactada por Jean Bricaud y
publicada en 1933. Esta primera edición de 15 páginas, cubierta
naranja, estando agotada, Constant Chevillon hizo una nueva en 1938,
añadiendo un “aviso” (p.2), conservó la Historia del Rito de Memphis-
Misraïm escrito por Bricaud así como la “Cronología”a la cual añadió
los años de 1933 a 1937, y completó también las últimas páginas.
La edición de 1938 es una plaqueta, formato de 135x205 m/m, de 16
páginas de cubierta color azul. Los números de páginas están
indicados : (….).
Estas notas históricas han de leerse con gran prudencia
(particularmente la parte antigua) teniendo en cuenta la época de sus
publicaciones y del momento masónica antes de guerra.
COMPLEMENTO
Es posible poner nombres en las últimas líneas de la página 16:
El Gran Canciller era Henry-Charles Dupont, residente en Coutances
(Mancha).
El Gran Orador: Raoul Fructus de Marsella, muerto durante la
deportación al campo de Bergen-Belsen, el 26 de febrero de 1945.
Constant Chevillon fue Gran Maestre del Gran Rito Antiguo y Primitivo
de Memphis-Misraïm introducido en Francia por Papus, de 1934 hasta su
asesinato la noche del 25-26 de marzo de 1944 en Lyon. Tras la
prohibición de las actividades masónicas y paramasónicas durante la
ocupación, guardó, en la medida de sus posibilidades, contactar con
sus hermanos y hermanas hasta el día de su muerte.Es el verdaderamente
el último Gran Maestre del Rito.
Con la muerte de C. Chevillon la Gran Maestría vuelve a Henry-Charles
Dupont, hizo todo lo posible por sobrevivir el Rito, luchando
enteramente hasta el final, dos meses antes de su muerte, el 1 de
octubre de 1960.

Fraternalmente Vicente Alcoseri