sábado, 27 de octubre de 2012

GRAN LOGIA HISPANA DE NORTEAMERICA ASISTIRA A LA CONVENCION INTERNACIONAL DE U.M.A. UNITED MASONIC ASSEMBLY OF USA

United Masonic AssemblyOf the USA
Ancient and Honorable Fraternity of Free & Accepted Masons
To all Most Worshipful, Right Worshipful and Worthy Brethren and members of the Order Of the Eastern Star under the Auspices of the Regular Grand Lodge of Maryland and Regular Grand Bodies holding a Treaty of Recognition with the United Masonic Assembly (UMA).
KNOW YE, We hereby give not...
ice that the Regular Grand Lodge of Maryland, Ancient and Honorable Fraternity of Free & Accepted Masons will host the Annual Convention on November 2nd, 3rd, and 4th, 2012 at the Radisson Hotel Largo, 9100 Basil Court Largo MD 20774, 301-773-0700.
HOTEL COST
The Hotel cost is US $99.00 per room, per night plus tax (Queens and Doubles). Each room has sleep number beds, microwaves and refrigerators.
Please make all reservations directly with the hotel identifying the Regular Grand Lodge of Maryland. Your hotel Reservations can be made as of right now, but no later than October 15th. Please make reservations as early as possible so we can properly prepare.
DINNER/DANCE PACKAGE: Dinner will start promptly at 6:00pm. There will be a $60.00 fee that will cover both the dinner and dance. Couples cost will be $85.00.
SCHEDULE of EVENTS
Registration: There will be a $5.00 registration fee. Thursday, November 1ST Friday, November 2nd Saturday, November 3rd
5:00PM to 8:00PM 8:00AM to 8:45AM 8:00AM to 8:45AM




GRAN LOGIA HISPANA DE NORTEAMERICA ASISTIRA A LA CONVENCION INTERNACIONAL DE U.M.A. UNITED MASONIC ASSEMBLY OF USA, DE LA CUAL FORMA PARTE LA MISMA QUE SE EFECTUARA EN LA CIUDAD DE BALTIMORE LOS DIAS 1 AL 4 DE NOVIEMBRE BAJO AUSPICIOS DE LA GRAN LOGIA REGULAR DE MARYLAND, CUYO GRAN MAESTRO ES EL ILUSTRE Y PODEROSO HERMANO CARLTHON BRIGHAM.....
EL EVENTO SE DESARROLLARA EN EL HOTEL RADISSON HOTEL LARGO DE BALTIMORE, ASISTIRAN REPRESENTANDONOS HERMANOS DE NUESTRAS LOGIAS DE LAS VEGAS, SAN FRANCISCO, CALIFORNIA Y NEW YORK   ( R:.L:.S:. ST. JOHN N .2  VALLE NEW YORK. ) ENCABEZADOS POR NUESTRO GRAN MAESTRO Y SU DIPUTADO GRAN MAESTRO MUY RESPETABLE DAVID MUNOZ JR

TRATADO ENTRE LA GRAN LOGIA PATRIÓTICA DEL PERÚ Y LA GRAN LOGIA MIXTA DE MÉXICO BENITO JUÁREZ DEL ANTIGUO Y PRIMIGENIO RITO DE SAN JUAN








Tratado de Amistad que une a las dos Potencias Masónicas de Perú y México, sellado con la firma del M.·.R.·.H.·. Fernando Dúran Contreras G.·.M.·. de la Gran Logia Mixta de México Benito Juárez del Antiguo y Primigenio Rito de San Juan

El M.·.R.·.H.·. Luis Fernando León Pizarro G.·.M.·. de la Gran Logia Patriótica del Perú

¿HACE POLÍTICA LA MASONERÍA?

Por JOAQUÍN N. ARAMBURÚ



Dícese que la Masonería no hace política. Y esto es cierto, si por tal se entiende la lucha de bastardos intereses personales, el pugilato grosero de las venideras, los odios de camarillas, todo eso tan pequeño, tan prosaico, y tan miserable, que tienen por inspiradoras las malas pasiones y por fin el lucro de ambiciosos y perversos.

No; la Masonería no hace política, así. Los hombres que se dividen por diferencias fútiles, que se insultan y se aborrecen en la lucha de encrucijadas, asaltos y venganzas de la politequerilla, esos, si quieren penetrar en el interior de una Logia, han de descargar a la puerta el pesado fardo de sus miserias.

Pero política es el arte de gobernar bien a los pueblos. Y ningún ciudadano deja de esforzarse en ser bien gobernado, si por medianamente culto se tiene; como ningún hombre se resigna a vegetar en la esclavitud si puede vivir feliz en la libertad.



La Masonería hace política, pero política dignificadora. Esa que se funda en la práctica de las virtudes cívicas, en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes inherentes a la ciudadanía; esa que tiende al mejoramiento de las relaciones sociales, a la paz, al orden, al progreso y la libertad de los pueblos.

No puede ser Masón quién no sepa leer y escribir. Con esa sola exigencia ineludible, hacemos política. Porque el hombre culto es capaz de cooperar al bien de la colectividad; tiene criterio para apreciar y aún resolver los problemas palpitantes de su tiempo, y discernimiento para escoger el camino de la conveniencia pública; mientras que el ignorante, masa dúctil en manos de explotadores y tiranos, es el peor enemigo del engrandecimiento de su tierra.

Ha de ser libre el que toque a nuestras puertas.. Y no tenemos por libre al hombre inculto, incapaz de comprender nuestros ideales de justicia y democracia.



Precisamente por eso han combatido tanto a la Masonería monarcas déspotas y obispos fanáticos; ellos veían que la política masónica significaba la condenación del espíritu humano contra sus empeños de degradación, embrutecimiento y explotación de los pueblos.

A préndese en Logia algo que hace mucha falta en el mundo profano para mantener el equilibrio social: el respeto de las opiniones ajenas. Podremos todos los masones pensar de distinto modo en los problemas de actualidad; pero no dejaremos por eso de amarnos, como hermanos que somos en el culto de la redención humana.

Y ese espíritu de templanza, y ese respeto mutuo, influyen directamente en las relaciones de los partidos políticos, si distanciados por procedimientos, hermanados en el amor a la patria.



La voluntad de las mayorías, juez supremo en toda verdadera democracia, constituye para nosotros algo así como un mandato divino. Así enseñamos a los ciudadanos a someterse a la opinión de los demás, respetando estrictamente las leyes , y sin que por eso se entienda que caen en la humillación de abjurar de su criterio. Libres son de sostenerlo en el terreno legal , y hasta vencer a las mayorías, a su tiempo, razonando y persuadiéndolas.

La protesta honrada, el disentimiento franco, la exposición desembozada de la opinión propia, es una virtud masónica.. El hombre debe decir siempre lo que piensa y lo que siente, duela a quién le duela y caiga en el que caiga. La hipocresía, el temor a la impopularidad, el disimulo de los sentimientos, todo eso que los hombres practican por no disculpados convencionalismos, recházalo por humana dignidad.

Cooperar a la redención de los pueblos es hacer política santa.



Ninguna institución tiende, como la nuestra, a hacer libres a los hombres: libres en el disfrute material de la vida, libres en los grandes desenvolvimientos del espíritu.

Pueblo esclavo es pueblo abyecto. Quién no lucha en cualquier forma por libertar a su país, no es hombre completo. Así han salido de nuestras Logias ideas dignificadoras, que han culminado en la apoteosis de la Revolución triunfante. Así el hermano humilde ha escalado la tribuna de girondinos en la Convención francesa, ha echado con Jorge Washington los cimientos del más grande y más libre de los pueblos; ha independizado con José Martí, a la bella esclava del Caribe, la tierra hermosa en las que se columpian las cañas agitadas por las brisas tropicales y elevan sus penachos las erectas palmeras, repitiendo incesantemente el himno de color de un pueblo tan noble como desventurado.

Así han estado siempre nuestras cariñosas simpatías con Lafayette, ayudando con su espada a la redención de los colonos del Norte; con Garibaldi, haciendo la unidad italiana; con Kosciuszko, el inmortal Kosciuszko; con Bolívar; con Krüger, con todo lo grande, lo redentor, lo libre y lo augusto.



La política, más que un arte noble, es la esencia de las actividades humanas, encaminadas a la más perfecta organización de los pueblos.

¿Quién no hace política? Es decir, ¿quién no ansía el bienestar de su familia , la riqueza de su pueblo, el mejoramiento de su provincia y la grandeza de su Nación?

¿Qué hombre medianamente culto, no busca el orden, la tranquilidad, el trabajo, la dignificación de todos; el honor para su bandera, la fortaleza para su raza, la fuerza y el engrandecimiento para su patria?



¿Ni que Masón, haya nacido en el Trópico o bajo los climas polares, no aplaude en otros hombres ese anhelo bellísimo, eterno ideal de todo espíritu cultivado?

Todos, todos hacemos política. A veces hasta con el pan que comemos y el agua que llevamos a nuestros labios.

La Masonería hace sin cesar política que ennoblece, la que dignifica, la que engrandece.

Lo que ella no permite es que sus adeptos dejen de amarse por diferencias de apreciación o criterios de escuela; no tolera que penetre en sus Templos quién no sepa hacerse superior a sus preocupaciones, arrojando, antes de pisar el umbral, el fardo de sus miserias.


GRAN LOGIA HISPANA DE NORTEAMERICA

EL G:.M:. VICTOR SERNA 33°
GRAN LOGIA HISPANA DE NORTEAMERICA
G:.M:. GIAN FANCO PILLONI 33°
GRAN LOGGIA  D`ITALIA  U.M.S.O.I

EXITO ABSOLUTO DE LA CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE MASONERÍA Y SOCIEDAD

En el día de ayer se realizó la Conferencia Internacional, que en el marco del II° Encuentro Internacional de Grandes Logias Mixtas, tuvo lugar en el salón Catedral del hotel Interplaza, en la ciudad de Córdoba.
Unas ochenta personas asistieron al evento, y debemos agradecer al diario La Mañana, a CBA24, a Canal 10, a Telenoche de Canal 12 y a Radio Universidad por el apoyo prestado.
A todos gracias, y esperamos que este primer evento - hasta hoy único en la historia de la Masonería argentina - sea solo el principio de un estrechamiento de intereses, y mutua colaboración entre la Masonería y la Sociedad.

viernes, 26 de octubre de 2012


INICIACION


La idea general que se tiene sobre la iniciación es que esta no es más que una ceremonia que convierte a uno en miembro de una sociedad secreta, cosa que puede conferirse con tal de que se pague cierto precio, una suma de dinero en la mayoría de los casos.

Si bien es cierto que en la llamada "iniciación" en las órdenes fraternales o en la mayoría de las seudo-ocultas, sucede así, es completamente erróneo cuando se aplica a las iniciaciones en los varios grados de las verdaderas Fraternidades Ocultas, como lo aclarará un poco de comprensión de los requisitos realmente exigidos.

En primer lugar, el oro no es en manera alguna la llave del Templo; el mérito cuenta, pero no el dinero. El mérito no se adquiere en un día; es el producto acumulado de las buenas acciones pasadas. El candidato para iniciación generalmente está inconsciente de que es el candidato, y vive su vida en la comunidad sirviendo a su prójimo durante días y años sin ningún pensamiento ulterior, hasta que un buen día aparece en su vida un instructor, un Hierofante de los Misterios Menores, apropiado al país en el que resida el candidato. Hasta este momento éste ha venido cultivando en sí ciertas facultades y acumulando ciertos poderes para servir y ayudar, de los que está generalmente inconsciente o los que no sabe como usar debidamente. La tarea del iniciador es entonces muy sencilla: muestra al candidato sus facultades latentes, los poderes adormecidos, y lo inicia en su empleo; le explica o demuestra por vez primera cómo puede despertar esa energía estática convirtiéndola en poderes dinámicos.

La iniciación puede realizarse con una ceremonia o no, pero obsérvese particularmente que siendo la Iniciación la culminación inevitable de prolongados esfuerzos espirituales, sean conscientes o no, por parte del candidato, no puede positivamente tener lugar hasta que el desenvolvimiento interno haya acumulado los poderes latentes que la Iniciación enseña a emplear dinámicamente, así como el apretar el gatillo de un revolver descargado, no puede producir explosión alguna.

Tampoco hay miedo alguno de que el instrucción no se fije en alguno que haya alcanzado el grado de desarrollo requerido. Toda acción buena y desinteresada aumenta la luminosidad y el poder vibrante del aura del candidato enormemente, y tan seguramente como que el imán atrae la aguja, así también la brillantez del aura luminosa atraerá el instructor.

Por supuesto, es imposible describir en un libro dado al público en general los estados de la iniciación rosacruz. Hacerlo así sería una falta de lealtad y sería además imposible por falta de palabras para expresar los hechos. Pero está permitido dar un bosquejo general y mostrar el propósito de la iniciación.

Los Misterios Menores tratan únicamente con la evolución de la humanidad durante el Período Terrestre. En las tres revoluciones y media primeras de la oleada de vida en torno de los siete globos, los Espíritus Virginales no habían adquirido la consciencia de sí mismos. Debido a esto ignoramos como hemos llegado a ser lo que somos. Tiene, pues, que iluminarse al candidato sobre el asunto, así que bajo el impulso del Hierofante, durante el primer período de iniciación en el primer grado, su consciencia se dirige hacia la página de la Memoria de la Naturaleza que contiene los recuerdos de la primera revolución , en la que recapitulamos el desarrollo del Período de Saturno. el está aún en plena posesión de su consciencia diaria; sabe y recuerda perfectamente los hechos de la vida del siglo XX, pero está ahora observando conscientemente los progresos de la evolucionante hueste de espíritus virginales, de la que era una unidad en la Revolución de Saturno. En esa forma aprende como se dieron los primeros pasos en el Período Terrestre, hacia la meta de realización, la que le será revelada en un grado superior.

Habiendo aprendido la lección prácticamente, tal como se describe en el capítulo X, el candidato a adquirido conocimiento directo sobre el asunto y se ha puesto en contacto con las Jerarquías creadoras en su obra sobre el hombre; puede, por lo tanto, apreciar su valor beneficioso en el mundo y hasta cierto punto puede ponerse en línea con ellas, convirtiéndose de hecho en colaborador suyo.

Cuando llega el tiempo, para él, de pasar al segundo grado, se le facilita el que dirija su atención a las condiciones de la segunda Revolución del Período Terrestre, tal como están registrados en la Memoria de la Naturaleza; entonces observa con plena consciencia los progresos hechos en ese tiempo por los Espíritus Virginales, así como Peter Ibetson (el héroe de la obra "Peter Ibetson" de Jorge du Maurier, que recomendamos se lea por ser una descripción muy gráfica de ciertas fases de subconsciencia) observaba su vida infantil durante las noches en que "soñaba de verdad". En el tercer grado el discípulo estudia la evolución de la Tercera Revolución o Lunar, y en el cuarto grado ve los progresos hechos en la mitad de la Revolución que acabamos de pasar.Además hay otro paso en cada grado; el discípulo ve, además de la labor ejecutada en cada revolución, la obra realizada en la Época correspondiente durante nuestra actual estada en el globo D, de la Tierra.Durante el primer grado, estudia la obra de la Revolución de Saturno y su última consumación en la Época Polar.En el segundo grado, la obra de la Revolución Solar y su réplica: la Época Hiperborea.Durante el tercer grado observa la obra realizada en la Revolución Lunar, y ve cómo fue la base de la vida en la Epoca Lemúrica.Durante el cuarto grado ve la evolución de la última media revolución con su correspondiente período de tiempo en nuestra estada sobre la Tierra; la primera mitad de la Época Atlante que terminó cuando la densa niebla de la atmósfera desapareció y el Sol comenzó a brillar sobre la tierra y el mar; entonces terminó también la noche de inconsciencia, los ojos del Ego interno se abrieron por completo y pudo dirigir la luz de su razón sobre el problema de conquistar al Mundo. Ese fue el tiempo en que nació el hombre tal como hoy le conocemos.

Cuando en los antiguos sistemas de iniciación se oye hablar de que se sumerge en trance al candidato durante un período de tres días y medio, esto no es más que una referencia a esa parte de la iniciación que acabamos de describir, y los tres días y medio se refieren a estados pasados y no son, en manera alguna, días de venticuatro horas; varía el tiempo usado con cada candidato, pero en cualquier caso se le conduce a través del desarrollo inconsciente de la humanidad durante las Revoluciones pasadas, y cuando se dice que despierta al nacer el sol del cuarto día, es la forma mística de expresar que su iniciación es la obra de la carrera involucionaria del hombre que cesó cuando el Sol se levantó sobre la atmósfera aclarada de la Atlántida. Entonces se proclama al candidato "primogénito".

Habiéndose familiarizado con el camino que hemos transitado en el pasado, el quinto grado lleva al candidato al final del Período Terrestre, en el que una humanidad gloriosa está recogiendo los frutos de este Período y llevándoselos consigo de los siete globos sobre las cuales evolucionamos en cada Día de Manifestación, al primero de los cinco globos obscuros que son nuestra habitación durante las Noches Cósmicas. El más denso de ellos está situado en la Región del Pensamiento Abstracto, y en realidad el "Caos" de que se habla en la página 216 y siguientes. Este globo es también el Tercer Cielo, y cuando San Pablo habla de haber sido llevado al Tercer Cielo, donde vio cosas que no podía decir, se refería a las experiencias equivalente a las del quinto grado de los Misterios Rosacruces actuales.

Una vez que se la mostrado el fin del quinto grado, el candidato queda familiarizado con los progresos que se lograrán durante las tres revoluciones y media restantes del Período Terrestre; los cuatro grados restantes están dedicados a iluminarle sobre el asunto.

Por medio de la percepción así adquirida puede cooperar inteligentemente con los Poderes que trabajan para Dios, pudiendo, entonces, ayudar a apresurar el día de nuestra emancipación.

Con el objeto de rebatir un malentendido muy común, deseamos advertir a los estudiantes que no somos rosacruces por el hecho de estudiar sus enseñanzas, ni aún nuestra admisión en el templo nos califica para darnos ese nombre. El autor, por ejemplo, es únicamente un hermano lego, y bajo ninguna circunstancia se denominaría a sí mismo Rosacruz.

Sabemos sobradamente, que cuando un muchacho se ha graduado en gramática en una escuela, no por eso está en condiciones de enseñarla. Antes debe asistir a la escuela superior y a la facultad, y aún entonces puede muy bien no sentirse llamado a ser profesor en gramática. Similarmente en la escuela de la vida, no porque un hombre se haya graduado en la escuela de Misterios Rosacruces puede llamarse Rosacruz. Los graduados en las varias escuelas de misterios menores pasan a las cinco escuelas de misterios mayores. En las cuatro primeras, pasan por las cuatro Grandes Iniciaciones, y por último llegan al Liberador, en donde reciben conocimientos concernientes a otras evoluciones, y se les da la elección de quedarse aquí para asistir a sus hermanos o entrar en otras evoluciones como auxiliares. A los que eligen quedarse aquí como auxiliares, se les dan diversas tareas, de acuerdo con sus gustos e inclinaciones naturales. Los Hermanos de la Rosa Cruz, están entre esos compasivos, y es un sacrilegio usar indebidamente su nombre aplicándoselo uno a sí mismo, cuando no somos más que estudiantes de sus hermosas doctrinas.

Durante las últimas centurias los Hermanos han trabajado por la humanidad en secreto; cada noche, a media noche, hay un servicio en el Templo, en el que los Hermanos Mayores, asistidos por los hermanos legos que pueden dejar su trabajo en el mundo ( puedes muchos de ellos residen en lugares en los que aún es de día cuando es medianoche en el lugar donde está situado el Templo de la Rosa Cruz), atraen de todas partes del Mundo Occidental los pensamientos de sensualidad, avaricia, egoísmo y materialismo. Entonces tratan de transmutarlos en puro amor, benevolencia, altruismo y aspiraciones espirituales, enviándolos de nuevo al mundo para el mejoramiento y vigorización del bien. Si no fuera por este potente manantial de vibraciones espirituales, el materialismo habría ya concluido con todo esfuerzo espiritual, porque nunca ha habido edad más negra, desde el punto de vista espiritual, que los últimos trescientos años de materialismo.

Ahora ha llegado el tiempo, sin embargo, en el que los esfuerzos secretos deben sustituirse por un esfuerzo más directo, para promulgar una enseñanza definida, lógica y consecuente, respecto al origen, evolución y desarrollo futuro del mundo y del hombre, mostrando, a la vez, los aspectos espiritual y científico; una enseñanza tal, que no haga enseñanza alguna irreconciliable con la razón o la lógica; una enseñanza que satisfaga a la mente dando una explicación razonable a todos los misterios, enseñanza que no pide ni elude preguntas, siendo sus explicaciones a la vez lúcidas y profundas.

Pero, y éste es un "Pero" muy importante, los Rosacruces no consideran la comprensión intelectual de Dios y del Universo como un fin en sí mismo; lejos de ello: cuanto mayor es el intelecto, tanto mayor es el peligro de su mal uso. Por lo tanto, esta enseñanza científica, lógica y completa se da para que el hombre pueda creer en su corazón, lo que su cabeza ha sancionado, y para que comience a vivir una vida religiosa.

*

del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

miércoles, 24 de octubre de 2012


EL SILENCIO EN LA MASONERÍA

Gentileza de CARLOS MANUEL VERHELST BERROCAL



  Silencio voz del latín silentium, significa abstenerse de hablar. Entre menos hable la persona, menos posibilidad tendrá de equivocarse, pues está escrito: “En el exceso de palabras no faltan las trasgresiones y quien refrena sus labios es sensato”, (Proverbios X, 19). La lengua es una espada de doble filo y por la misma boca salen la mentira y la maledicencia, por eso el rey David decía: “Ocúltame del consejo de los malhechores, del tumulto de los obradores de iniquidad, que afilan la lengua como espada y lanzan como saeta suya la palabra amarga”, (Salmo LXIX, 3-4). Dice la Ilustre y Poderosa Hermana Doctora Radha Burnier, 33º que la mayoría de la gente escuchamos muy poco. Mientras otra persona nos está hablando, nosotros estamos pensando en lo que vamos a responder. La mente concreta sostiene su propia charla la mayor parte del tiempo.


Nosotros debemos aprender a escuchar y lo más importante mantener en silencio nuestra mente concreta. Una manera de aprender a mantener en silencio nuestra mente concreta es por medio de la meditación. Solamente manteniendo en silencio nuestra mente concreta podremos recibir la verdad y obtener el máximo beneficio de ella. Decía el rey Salomón que existe un momento para callar y otro para hablar. Dijo el hombre sabio: “Si no hallas una persona que te enseñe ética, apégate al silencio y así no hablarás tonterías”.

Silencio Queridos Hermanos que estamos en logia de Aprendices Masones. Tenemos que aprender a guardar silencio en nuestra mente concreta, así empezaremos a disciplinar la lengua al tratar de cuidarla para evitar que hable, ya que la lengua es un órgano muy trivial. Antes de recitar la anterior frase, el Venerable Maestro de la logia de Aprendices Masones da un fuerte golpe con el mallete que tiene en su mano derecha. El fuerte golpe del mallete le advierte al francmasón que debe y tiene que batir todo pensamiento impropio de su mente concreta, de su mente egoica, su parte mortal, es decir, mantenerla en silencio. El Aprendiz Masón debe y tiene que aprender a disciplinar su mente concreta.

Dice La Muy Distinguida Orden Sufí Naqshbandi Haqqani: “si la Palabra es Plata, el Silencio es Oro”, porque los que guardan silencio difícilmente van a estar equivocados, pero aquellos que se apresuran a hablar fácilmente podrían cometer graves errores. El Silencio del Secreto es la principal obligación que juran guardar los francmasones y que ha servido de base a la solidez, duración y fuerza de las columnas de nuestra Augusta y Venerable Institución Masónica durante eones de tiempo.

¿Por qué se le exige al Aprendiz Masón el Silencio? Es mi opinión que más allá de observar y escuchar, de que no sabe absolutamente nada, de que no tiene nada que decir ni enseñar, está lo que hemos denominado el Silencio Interior. El Silencio Interior solamente podemos alcanzarlo por medio de la meditación como explicamos con anterioridad. La meditación es una palabra del latín Meditatio que significa Acción de Meditar, de Reflexionar. Es el acto de someter a la reflexión, al examen interior una verdad. Una verdad, aquella verdad que os hará ver de frente el sol de los hombres libres.

En este Silencio Interior, la energía fluye en la Piedra Bruta del Aprendiz Masón y este a su vez aprenderá no sólo a tener control sobre su mente concreta y su palabra, sino que aprenderá a tener control sobre sí mismo y sobre el entorno que le rodea y podrá algún día llegar a ser amo y señor entre los hombres y entre los elementales. Recordemos que la Piedra Bruta consta de tres partes de las cuales ya habíamos hablado en años anteriores cuando ilustraba en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado con planchas de suficiencia.

Hay dos cosas que me han enseñado como francmasón a guardar silencio: comentarios sobre política y comentarios sobre religión, a menos que sea para ilustrar, son cosas que no poseen ni perjuicio ni beneficio, por ejemplo, el proletariado en la revolución, la burguesía en la revolución, el campesinado en la revolución, la religiosidad de la masonería, etc., etc. Sobre estas cosas hay que saber escuchar y guardar silencio antes que el otro termine de hablar, pues está escrito: “Quien responde antes de oír, comete una necedad que le reporta bochorno”, (Proverbios XVIII, 13).

Una manera de aprender a mantener la mente concreta en silencio es haciéndole preguntas que no tengan respuestas con el único fin de cansarla. Al mantener cansada la mente concreta estará en estado de quietud y de reposo, la cual utilizaremos para nuestro trabajo interior. Allí someteremos a la reflexión, al examen interior una verdad. ¿Qué verdad? Aquella verdad que os hará ver de frente el sol de los hombres libres.

El Silencio es, en verdad, una virtud cardinal, que es practicada por todos los Filósofos Herméticos, y es demandado por todas las autenticas escuelas de iniciación, llámense estas Gnósticas, Rosacruces, Masónicas, Illuminati, Ordo Templi Orientis, etc. El Filósofo Hermético debe guardar silencio sobre el trabajo que está llevando a cabo, ya que hablar sobre el interfiere con el propósito y la intención del esfuerzo de su trabajo interior. El trabajo interior puede ser político, filosófico o espiritual. “El francmasón debe tratar de aprender una vez y una vez más a no tirar las perlas delante de los cerdos”.

Dice el libro de las Virtudes que si permaneces guardando silencio adoptas una conducta sabia, pues es preferible que te digan: “¡Habla!, ¿por qué callas?” a que hables y tu conversación se convierta en fastidiosa y te digan: “¡Calla!”. Ejemplo de lo anterior lo que le dijo el rey Borbón al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela: “¡Calla Chávez!”. Se debe ser cuidadoso de no abochornar o de fastidiar a ninguna persona ni causarle disgusto alguno al hablar.

El francmasón debe ser prudente con su lengua. Manteniendo la mente concreta en silencio, absteniéndose de hablar, el francmasón esta guardando su alma de problemas. Dice el libro Proverbios XXI, 23: “Quien guarda su boca y su lengua, guarda su alma de problemas”. Allí está la enseñanza para el Aprendiz Masón, de tratar de disciplinar su mente concreta, de tratar de mantenerla en Silencio Interior. Al aprender el francmasón a disciplinar su mente concreta, a mantenerla en silencio, aprenderá a gobernarse así mismo, en vez de ser gobernado o esclavizado por otros:.


BIBLIOGRAFÍA

Apuntes de un Compañero Masón, Carlos Manuel Verhelst Berrocal, Bogotá, D.C., Colombia, 2007 Era Vulgar.

El Libro de las Virtudes, El Silencio, Capitulo XXI, Traducido al Castellano por el Rabino Isaac Fadda, Edición Jerusalén, Israel, 2003 Era Vulgar.

La Biblia Hebreo-Español, Volumen II, Versión Castellana conforme a la tradición Judía por el Rabino Moisés Katznelson, Editorial Sinaí, Tel Aviv, Israel, 1996 Era Vulgar.

martes, 23 de octubre de 2012

ROMPAMOS CON EL NARCISMO MASONICO Y RECONQUISTEMOS LA VERDAD
R:.H:.VICTOR SALAZAR 33°
Venerable Maestro
R:.L:.S:. ST.JOH N.2 VALLE  DE NEW YORK.
 
GRAN LOGIA HISPANA DE NORTEAMERICA

MASONES DE LA LENGUA ESPAÑOLA NEW YORK.

Cuando los profanos son iniciados en la orden tienen que tomar conciencia de la realidad de su existencia en este mundo y de las leyes que las gobiernan, de que nada esta separado, que todo esta unido compenetrado y que esa luz invisible al ojo del profano esta allí a la altura del corazón es la omnipresencia que te une a la gran fuente Creadora.
El Gran Arquitecto del Universo es el Gran Espíritu del que hablan todas las religiones y el alma viviente de los grandes filósofos de la historia. Pero como conocer la luz sino conócenos la oscuridad y el caos. Tienes que bajar para subir, tienes que enfrentar a tus más grandes enemigos, que son tus temores, tu miedo que son tus propios diablos. Que te limitan y que te llevan al caos de la ignorancia; esa oscuridad que no te deja crecer como ser libre y consiente, es un camino lleno de escaleras que te llevan y que te traen, es la polaridad de la energía que te embriaga con tan solo tres pasos que das, y caes en el sueño, en las manos ilusorias de maya y te envaneces y te embriaga y te conviertes en un ególatra. Hombre ciego que no te das cuenta, duermes acostumbrado a solo mirar y eres tan ciego que no aprendiste a ver. Hay un dicho que dice si no sabes manejar el poder, este te devora, eso en la historia ha habido muchos hombres que empezaron con un ideal de libertad pero que al asumir el poder se volvieron tiranos es el caso de Napoleón Bonaparte, el mismo Simón Bolívar que traiciono a su principios y otros personajes que el poder los devoro en su vanidad, se volvieron tiranos. Y pasa actualmente y la masonería no escapa a ella. Muchos de nuestros hombres libres y de bien se han aprovechado del poder que de muy buena fe, los hermanos depositan, hemos visto como florece la arrogancia del tiranos, traidores violando así los mas altos y nobles principios de la orden masónicos LIBERTAD FRATERNIDAD IGUALDAD.
La masonería es una institución de libres pensadores, amante de los más altos y nobles principios de la humanidad. La libertad en todo su sentido de la palabra. El progreso de la humanidad, tener fe en un futuro mejor. El masón debe ser preparado en los talleres, donde esta representado todo el simbolismo del desarrollo de los hermanos en construir su templo interior y personal, que nos lleve a los altos y nobles principios, aportando a la humanidad.
El trabajo masónico, debe ser como una abeja en el panal, producir la miel, sacada de esa hermosa flor de la vida, prepararte para dar lo mejor de ti a tu familia, la sociedad, a tu país y al mundo.
Escuche decir a un Gran Maestro de la orden, que si el fuese elegido nuevamente G:.M:. de la orden, ahora si, que seria un tirano. ¿Que es esto tirano? La masonería no es club social o una organizaciones donde hay intereses económicos, aquí todos los hermanos trabajan aportando sin recibir algún interés económico. Trabajan porque quieren mejorar como seres humanos y aportar en bien del progreso Humano.
Que esta pasando con nuestras instituciones filantrópicas y filosóficas. Creo que aquellos hermanos que lucharon y murieron por sus principios masónicos estarían sorprendidos. Si es cierto que hay dos fuerzas que originan el movimiento de todas las cosas, es cierto también que el desequilibrio produce el caos, el desorden y el terror.
¿Que esta pasando con nuestras organizaciones que fueron creadas para dar conocimiento y desarrollo a la humanidad? ¿Que es lo que estamos viviendo hoy en día? ¿Que estamos haciendo, construir o destruir? A donde estamos llevando la obra de antiguos maestros que construyeron con esfuerzo y trabajo esas columnas que sostiene nuestra verdad.
Rescatar ese conocimiento es obligación de los masones liberales y conservadores que fueron instruidos, para cerrar el paso a esa fuerza destructoras, que se han infiltrado en todas las instituciones y organizaciones para crear el caos y confundir a las personas, hacerlo pensar de lo que esta pasando esta bueno, cuando la verdadera razón esta oculta.
Pero hablemos de esa fuerza que nace no de la cabeza (tu ego falso) sino del corazón, de esa luz que irradia y penetra todo que es el Amor. El amor es la fuerza que fluye y refluye que viene del pensamiento del Gran Arquitecto del Universo y se expande dando creación a toda la existencia en todas sus manifestaciones. Es esta fuerza la que se debe trabajar cada uno .que es para dar estabilidad y no caos. Aquí es donde debe trabajar tu discernimiento para dar lo mejor de ti.
Entonces cual es la razón de ser masón (constructor). No es la de construir nuestro templo interior y ser impecable. Y desarrollar y recordar aquella fuerza que mora en nosotros. Los símbolos y el rito son un camino para despertar y entender cual es la razón de ser y de vivir. A veces es necesario aprender de los errores para no volver a cometerlo pero no siempre tiene que ser así.
La historia nos enseña el camino que el hombre a recorrido en la vida y eso nos sirve como referencia para no volver a cometer esos mismos errores. La historia esta escrita entonces hay que estudiarla.
E escuchado tantas veces hablar a los hermanos de que la masonería nos da las armas para el desarrollo personal, pero también e visto que solo queda en los pensamientos de los hermanos que solo es teoría e incluso muchos han desarrollado un ego tan grande que se envanecen en su propia ignorancia.
Dice un adagio popular que las masas ignorantes claudican por un mendrugo de pan. Es por eso que el masón instruido esta obligado a ser constructor de la moralidad. Con las armas del conocimiento para construir una sociedad mejor. Y para terminar solo quiero decir que LA TRADICION ESOTERICA HABLA DE UNA FUENTE DENIFINITA DE SABIDURIA QUE SE ENCUENTRA EN EL PROPIO SER HUMANO Y QUE ES TRANSFORMADORA CUANDO SE ENCUEN
TRA.
MASONES DE LA LENGUA ESPAÑOLA NEW YORK
Miembro Ejecutivo de la revista FENIX
 
DE OFICIO MASONA. LA FUERZA DE LA PALABRA

Víctor Guerra. MM.:.


IMG_0001


El tema de la mujer en masonería es profundo en cuanto a su incardinación y ramificación, de modelo imitativo, pasó a paradigma colateral para terminar, solo de forma parcial, formando parte del diverso mundo masónico; y no fue Anderson quien dictaminó el veto de la mujer al trabajo, sino que este recogió como notario algo que ya había sentenciado la historia y la sociedad del momento, , ya que mirado todo ello con las gafas temporales que nos llevan al registro de la historia podemos ver que la presencia de la mujer ha sido en todo el espacio publico de la historia no existía, y que los únicos papeles aceptables han sido fundamentalmente los de mater amantísima o los de de puta, pasando por la encarnación más pasional de la maldad, y solo ocasionalmente ha podido ejercer de diosa o de heroína, tal vez como contrapunto y contraste.


.

Dentro del trabajo masónico europeo la presencia de la mujer era un fenómeno mal conocido, más allá del mito de Marie Deraisme, y el nacimiento de Droit Humain (DH) como estructura obediencial, ha sido la labor de las mujeres que ejercieron como masonas las que dieron entidad bajo una formula u otra, a su trabajo en la sociedad masónica.


Su posiciones y concepciones masónicas han sido muy diferentes y diversas, y a esa labor de desentrañarnos su labor, su posición y peso se han dedicado, sobre manera en España varias mujeres, masonas unas y profanas otras, pero todas ellas desde la vocación histórica o desde el quehacer historiográfico han ido destejiendo el viejo corsé de la invisibilidad para ir tejiendo una memoria que recuperara la lucha y el trabajo que han desarrollado todas estas francmasonas que han poblado todas nuestras logias.


Como futo de esa labor tenemos dos nuevas publicaciones una que viene bajo la firma de la historiadora María José Lacalzada, y el quehacer de la Fundación Marie Deraisme, que de forma conjunta han logrado articular un interesante libro: “Marie Deraisme , la fuerza de la palabra” . Un libro que recoge una buena porción de discursos, elegidos, traducidos y comentados por dicha historiadora y pertenecientes a la masona-bandera del DH, que va camino de convertirse en un mito más que referencial, ya que a veces leyendo y oyendo muchos de los trabajos de divulgación por parte del DH parecen más interesados en crear toda una mitomanía en torno a Marie Deraisme, ya que esa magnificación de la “singularidad” les hace separarse del tronco común de la “Universalidad” masónica, aunque ello contribuya a un reforzamiento institucional y obediencial de la Orden del Droit Humain.

María José Lacalzada, miembro del CEHME, y fina historiadora sobre la historiografía de género, y con especial dedicación al Derecho Humano, con una obra capital como es el “Cimiento Mixto de Masonería . El Derecho Humano en España 1983-1963”, nos desvela en este nuevo libro a una María Deraisme íntima, de fuerte “temperamento reflexivo y una fuerte personalidad”, articulado todo ello “sobre una férrea actitud moral”.. que le impulsó a la acción y al compromiso socio-político, asumiendo como indica Lacalazada en el título del indice de ir “asumiendo tener amigos por todas partes y amigos en ninguna”.. . Su discurso que levantaba pasiones, es cierto como se dice en la contraportada que no se adecuaba con algunas construccione3s hechas por la teoría femenina desde una sola parte del género…


La singularidad del libro es que deja la voz de Maríe Deraisme aflorar, y en sus largos y densos discursos, va metiendo sus elocuentes y clarificadores comentarios Maria José Lacalzada.

Maria Jose Lacalzada: Marie Deraisme, la fuerza de la palabra. Fundación María Deraisme 2012. 213 paginas


Otra reciente publicación que está llegando a las librerías es el libro es que ha editado Libros de la Catarata, y que ha escrito Rosa María Presmanes: La Masonería Femenina en España. Dos siglos de historia por la igualdad. Ediciones Catarata. 2012.


Rosa María Presmanes es licenciada en antropología social y cultural, y francmasona desde el año 1990, dentro de la Gran Logia Femenina de Francia y luego en el desarrollo que tuvo la masonería femenina en España a través del nacimiento de la Gran Logia Femenina de España, en la cual fue Venerable de una logia y su Gran Maestra entre los años 2006-2009.


En este nuevo libro que se desmarca del anterior ya que se introduce en el ámbito que tuvo un importante desarrollo a través de obras de María José Lacalzada: Mujeres en en Masonería (Ediciones Clavell) Mujeres masonas en España:1868-1939 (Ediciones Idea) yLas Mujeres en la masonería (Universidad de Málaga) ambos libros de Natividad Ortiz Albear, y hoy Presmanes vuelve a incidir en la temática con una nueva mirada sobre cada una de las masonas que nos fueron proponiendo las autoras antes citadas, pero como digo,m aportando una importante cantidad de datos de cada una de las retratadas unas 17 y entre ellas destacar la figura de Hildegart Rodríguez, cuyo relato nos deshace las sombras que habían dejado los trabajos de Fernando Arrabal: La Virgen Roja; y Fernando Fernán Gómez con su película: Aurora de Sangre.. Aunque curiosamente no se nos indica la incardinación masónica de Hildegart que fue miembro de la logia de Adopción Amor de Madrid y con el simbólico de Iris-Egle alcanzó el 4º de Maestra Perfecta del REAA.


Lo que puedo decir de este libro, que me ha resultado muy interesante, pero redunda en algunas personalidades de la masonería femenina que ya han sido tratadas, y sin embargo donde la Hermana Presmanes nos podía haber aportado toda una importante información es lo referido al capítulo numero 5 de Historia de un renacer (1984-1905) que liquida en unas escasas 11 paginas, y donde hecho de menos una pormenorizado relato del nacimiento de la simiente que dio origen a una nueva organización como es la Gran Logia Femenina de España.

Está claro que hay que respetar la discreción de pertenecida, pero dentro del panorama de trabajos en torno a la masonería española, ya han salido nombres y hasta cuadros lógicos de logias o de cúspides jerárquicas que llevaron adelante el proceso de creación de una Obediencia nueva y que sufrió una clara escisión y que no ha sido tratada.


En todo caso es interesante toda esta producción ya que hemos pasado de una invisibilización casi total a un conjunto de obras que recogen con buen tino sino el desarrollo de las logias sí el de las masonas que fueron parte de todo ese movimiento de emancipación masónica.





Las Sagradas Fiestas Solsticiales

gentileza del R.·.H.·. VÍCTOR CABELLO

Gran Oriente de Puerto Rico

http://religion.idoneos.com/img.foros/127640.pjpeg
Desde la más remota antigüedad, el “hombre prehistórico” se comportaba como un ser dotado de visión, inteligencia, e imaginación mágica. Buscaba en la observación de los cielos explicaciones a los constantes cambios en la naturaleza. Durante milenios la caza y la pesca, junto con la recolección de frutos silvestres, fueron los motivos básicos de su supervivencia. Es muy probable que sus acciones mágicas estuvieran cargadas de esa solidaridad mística que daba sentido espiritual a sus acciones en vías a preguntarse la razón y ser de las cosas. Su paciente y constante observación del Sol lo acercó poco a poco a la creencia en la posible divinización del Astro Rey. Éste daba vida, calor, luz y era el causante de los cambios climáticos. Día y noche, los ciclos de las estaciones, las fases lunares, frío y calor, todo se relacionaba con el Sol como padre de las formas variadas y múltiples de la luz solar. De generación en generación se fueron transmitiendo estas observaciones, ya oralmente, como pintadas en cuevas y petroglifos y plasmadas especialmente en el excelente arte rupestre riquísimo en contenidos simbólicos.

Enormes construcciones megalíticas, piedras dirigidas a marcar solsticios y equinoccios, monolitos que servirían de valiosas señales como comienzo de las fiestas equinocciales y solsticiales. Constelaciones y estrellas que servirían de guía al viajero al dirigirse en sus largas caravanas a través de rutas comerciales, también orientarían a navegantes como aventureros. Estas mismas luminarias serían luego los motivos artísticos como figuras de animales y humanos que servirían de guía fundamento a la estructura simbólica del zodiaco.

La observación constante lleva al hombre a encontrar que ciertos días son más largos y hay noches más cortas. En cambio, en ciertas épocas el calor era excesivo y en otras el frío era mayor. Es muy probable que el hombre de la antigüedad comenzara los registros orales y posteriormente registraría estos mismos fenómenos de forma simbólica y geométrica. No pasa desapercibido que el fundamento de la astrología sumeria, babilónica y caldea se encuentra en la observación rigurosa del Astro Rey y en las constantes variaciones del año solar. Es muy probable que el “hombre primitivo” llegara a conclusiones y encontrara que el Sol era el causante de estos cambios en el clima como en las estaciones.

Hoy día ya conocemos, gracias a la astronomía, que el Sol es una estrella Enana, Amarilla, compuesta de un núcleo interior, cromósfera, fotósfera y corona. A través de los siglos, y por constantes estudios y observaciones fueron lentamente surgiendo los cultos solares y misterios iniciáticos. Ese culto solar se incorporó a la sabiduría de los pueblos primitivos como fuente del saber universal y base del ritual o drama cósmico particular de cada cultura. Dicho simbolismo solar se representaba ya desde la Mesopotamia en el enfrentamiento dualístico de principios cosmogónicos, invierno/verano; día/noche; vida y muerte. Posteriormente fue dramatizado en cultos solares, persas, griegos como mediterráneos. Ciudades babilónicas y egipcias tenían ya sus arquetipos en distintas constelaciones y se orientaban algunas a la salida o puesta del Sol.

Los dioses solares cargaban un carácter por causa de su luminosidad que inspiraban cierto grado de temor sagrado por causa de ser numinosos. Recordemos la solarización de Amón entre los egipcios, ya que el Sol era el único dios universalmente accesible a todos. Este hermoso y bien preservado drama astronómico fue celosamente guardado desde su formación en el chamanismo primitivo hasta su madurez entre los misterios iniciáticos de la francmasonería.

Gracias a su preservación y transmisión fue este mismo drama solar-astronómico adoptado como motivo arquitectónico en las construcciones de los templos desde tiempo inmemorial. Los más antiguos templos seguían el patrón constructivo de “orientarse” hacia el nacimiento del Sol. Ese valioso saber astronómico también fue incorporado en las formas de alta geometría y en su simbolismo matemático y arquitectónico (12 columnas zodiacales); y Sol y Luna. El mosaico de los templos representa esta lucha cosmogónica entre el día y la noche, luz y obscuridad. Señalamos expresamente que existe una indudable analogía entre esta Fiesta Semestral de la Orden Masónica, celebrada en los ceremoniales masónicos como fiesta solsticial y la cristiana dedicada a los santos Juan el Bautista (junio 24) y Juan El Evangelista (27 diciembre).

Según establecido en las liturgias y en los ceremoniales masónicos, desde “in illo tempore” la vida-tiempo-día-noche, surge de la instauración del movimiento sol-luna y de la misma dualidad luna-noche y sol-día, inherente en el mismo movimiento astronómico. La continuidad del ascenso y descenso solar-lunar, evitan el caos y establecen el orden prefigurado dentro del contexto ritual y litúrgico. Es importante señalar que las estaciones del año conocidas son los períodos en que naturalmente se divide el año, ya sea por cambios en la alteración y duración del día y la noche como cambios en la temperatura. La inclinación terrestre (eje) 23½ grados, hace que la duración del día tenga su variación entre el verano y el invierno. Los días que el Sol alcanza su máxima declinación se denominan solsticios o “paradas del sol” (21 junio y 21 diciembre).

Esta travesía en la órbita eclíptica, en la cual el planeta se va desplazando, o sea, el movimiento que realiza nuestro planeta alrededor del Sol. Durante el recorrido el plano del Ecuador terrestre y la órbita eclíptica se tocan en dos puntos llamados equinoccios (noche igual a día): 21 marzo y 23 septiembre. La órbita de la tierra no es exactamente circular. Temprano en enero, la tierra está más cerca del Sol en un punto llamado “Perihelion” temprano en julio se encontrará más lejos del Sol, en “Aphelion”.

La tierra gira más rápidamente cuando está más cerca del Sol y más lentamente cuando se encuentra más lejana a él. Durante casi la mitad del año los rayos verticales del sol caen al norte del ecuador y el día 21 de junio llegan a su límite máximo en el norte y en ese día comienza el verano en el hemisferio septentrional y el invierno en el meridional. Entonces, hacia el 22 de diciembre la situación es opuesta; invierno en el hemisferio norte y verano en el sur. Del 21 de diciembre al 22 de marzo hay tres meses en tiempo y el sol, “aparentemente” permanece estacionado al llegar al máximo límite sur produciendo en el norte la noche más larga del año. Durante el equinoccio de primavera los rayos del Sol caen verticalmente sobre el ecuador. En los dos polos de la tierra, las estrellas ni se levantan ni se ponen, sino que parecen moverse con un movimiento circular mientras la tierra gira. La tierra orbita al Sol a una distancia de 93 millones de millas (150 millones km). Este drama astronómico fue incorporado a la liturgia masónica en particular los solsticios y considerado como fiesta semestral de la orden celebrada en muchas jurisdicciones masónicas cada año.



Maspero, en “Alborear de la Civilización” nos dice, tomándolo de “Alborear de la Astronomía”, de Norman Lockyear, que los templos de Egipto, aún desde los tiempos primitivos, eran edificados a imagen de la tierra, tal como los arquitectos se la imaginaban. “Para ellos la tierra era como una inmensa losa, más larga que ancha, y el cielo era un techo o bóveda sostenido por cuatro pilares enormes. El pavimento representaba la tierra; los cuatro ángulos representaban los pilares; el techo, muy a menudo plano, aunque a veces era curvo, correspondía al cielo… pintado de azul oscuro, estaba tachonado de estrellas de cinco puntas. A veces, el sol y la luna se veían flotando en el océano celestial escoltados por las constelaciones, los meses y los días. Había un sitio sagrado, separado, pequeño y oscuro, al cual se llegaba por medio de una serie de salas y columnas dispuestas de tal modo en relación con el eje central del templo, que en su dirección señalaban hacia el sitio de la salida del sol”.


Para el equinoccio vernal (primavera) las festividades del mundo antiguo eran jubilosas ya que las fiestas eran en honor al Dios Sol. Actualmente en la península de Yucatán, en México, se continúa celebrando el descenso del dios maya Kukulcan-Quetzalcoatl en la pirámide de Chichén Itzá. La festividad de Juan El Bautista (junio) tomó el lugar de fiesta estival del agua y del baño sacramental y purificatorio. Mithra se decía en las antiguas leyendas había nacido el 25 de diciembre correspondiente cronológico al solsticio de invierno. Hay un simbolismo astronómico muy similar en los antiguos misterios, el cristianismo y la masonería. Los templos masónicos, los dignatarios, o luces, la orientación de los mismos templos y las ceremonias son de carácter solar-astronómico. El concepto educativo del masón es la búsqueda de la luz… el camino hacia el Sol, al Oriente Eterno en Luz.

lunes, 22 de octubre de 2012

GUÍA PUBLICA DE MASONERÍA

Por HÉCTOR E. FLORES

Santo Domingo, República Dominicana



Ø LA MASONERÍA

La Masonería es la doctrina moral que trata del mejoramiento del hombre con la ayuda de la Filosofía, la Ciencia y la Cultura. La palabra hombre es usada en sentido genérico y en ella se incluye a la mujer y a toda la comunidad, sin distingos de credos, clases, razas, etc. EI mejoramiento del hombre a que aspira la Masonería, es integral, o sea, material, espiritual, moral, etc., al igual que individual, social, económico, técnico, científico, etc., porque la Masonería aspira a que el hombre evolucione, progrese y mejore en todos los aspectos de su vida y de la persona.



Ø INTRODUCCIÓN

La presente obra ha sido escrita para satisfacer una doble necesidad: la de los masones que necesitan conocer las enseñanzas que están destinadas al público y la de aquellos que, no siendo masones, desean conocer las creencias masónicas. A ambos les decimos que en éste trabajo hallarán la satisfacción de sus deseos. La Masonería pública es una rama de la Masonería general y está constituida por las enseñanzas de los congresos masónicos y por las doctrinas destinadas, tanto a los masones como al público. En la presente obra, a las enseñanzas provenientes de las fuentes señaladas más arriba, el autor les ha añadido algunos comentarios que amplían y completan, en muchos casos, lo dicho por las fuentes ya mencionadas. Para fines de exposición hemos dividido las enseñanzas de la Masonería pública en diez partes que hemos denominado: aspecto religioso, cósmico, moral, individual, social, laboral, político, patriótico, institucional e histórico. Como el autor está consciente de la necesidad que existe de una obra como ésta, espera que la misma satisfaga las esperanzas de sus lectores. En su lucha por el mejoramiento del Hombre, la Masonería no se limita a usar únicamente las tres fuentes de recursos que se mencionan en la definición. Para el logro de su propósito capital, usa todos los conocimientos que cada época ofrece. Pero como es fácil suponer, dichos recursos varían con las épocas, los lugares y los adelantos de la técnica o la ciencia. La Masonería como doctrina no es dogmática. Es liberal, pragmática, filosófica y científica. Es progresiva o perfectiva, porque no se considera ni completa ni perfecta. Está hecha de verdades generales, de principios y de normas universales. La doctrina masónica es ante todo y por encima de todo, una doctrina humanista. Esto quiere decir Que en halla lo humano es lo principal, sin que tal cosa excluya lo natural y lo divino ni se quiera sustituir a Dios por el Hombre. Es un humanismo equilibrado, sin extremismos exagerados o absurdos.



Ø ASPECTO RELIGIOSO

La Masonería reconoce la existencia de un principio superior ideal que denomina Gran Arquitecto del Universo. Tal reconocimiento de un principio originario y de una causa primera, deja a cada uno de los masones sus puntos de vista particulares sobre la naturaleza del mismo, absteniéndose de todo acto confesional. Por tanto, no prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. La Masonería predica el culto a Dios por medio de la oración, el trabajo y la virtud. Pero no se opone a cualquier otra forma de rendirle culto. Los principios religiosos de la Masonería son tan universales que pueden ser aceptados por los creyentes de cualquier religión. La Masonería no puede identificarse con ninguna religión, porque perdería su universalidad, que ha de mantener a todo trance, ya que si no se conserva a igual distancia de todas las religiones, haría imposible el logro de la fraternidad universal. A la Masonería no le interesa determinar la veracidad o falsedad de las religiones, pero eso no le impide brindarle su ayuda a cualquier religión que luche por el mejoramiento material y espiritual del Hombre. A los masones la Masonería les dice: "Mis enseñanzas religiosas pueden ser aceptadas, ampliadas o completadas con las enseñanzas religiosas de la religión que ustedes profesen.



Ø ASPECTO CÓSMICO

Para la Masonería la Naturaleza es una manifestación de Dios, al que llama Gran Arquitecto del Universo. Haciendo uso del lenguaje simbólico, la Masonería nos dice que la Naturaleza es un Templo, pero que es un templo en construcción, que se edifica de acuerdo con los planos del Gran Arquitecto del Universo, que se vale de todas sus criaturas para realizar su obra. El Sol es el autor de la vida terrestre. Es el creador de la Luz, y cada año, de manera periódica o cíclica, experimenta una serie de cambios que afectan la vida terrestre en todos sus aspectos. En el solsticio de invierno, la Masonería celebra el nacimiento o aparición de la Vida, en todos sus aspectos. En el equinoccio de primavera, festeja el esplendor o la belleza de la Vida, en todas sus formas, En el solsticio de verano, celebra la plenitud de la vida, en todas sus modalidades. Y en el equinoccio de otoño, conmemora la muerte o la desaparición de la vida, en todos sus aspectos. La Masonería ve a la Naturaleza como una obra de Dios, y por tanto, exige que se tenga hacia ella una conducta moral que nos impulse a conservarla y mejorarla en todos sus aspectos, para el bien de todos.



Ø ASPECTO MORAL

La moral es la esencia de la Masonería, y hasta tal punto esto es cierto, que sin ella es inconcebible la Masonería. La moral masónica es dinámica y no se reduce a una contemplación pasiva del bien, sino que pregona un activo combate contra el mal. La Masonería exige de todos los masones la tolerancia, a fin de garantizar el ejercicio de la libre investigación de la verdad. EI masón debe vivir honradamente. Amar a sus semejantes y trabajar sin descansar por el bienestar de la humanidad y por su progresiva y pacífica emancipación. El verdadero masón practica el bien en beneficio de todos los necesitados. La Masonería rechaza y mira con desprecio a la inmoralidad. Propugna y defiende los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad, y en consecuencia combate la explotación del hombre por el hombre, los privilegios y la intolerancia. Todo masón, en su vida privada y pública, debe poner el sello de la virtud; la dignidad, el honor, la justicia y la rectitud sobre todo si tiene la responsabilidad de conducción en el gobierno de los hombres y los pueblos.



Ø ASPECTO INDIVIDUAL

La Masonería considera que la condición masónica se adquiere cuando el que aspira a serlo se halla dispuesto a seguir la senda de la virtud y la verdad, tiene la mente exenta de errores y prejuicios y la conciencia tranquila; no es esclavo de vicios y pasiones. El hombre que ingresa al mundo masónico, llega a él procedente de una sociedad profana en la cual reinan la envidia, el fanatismo, la discordia; el egoísmo, la vanidad, la injusticia y otras pasiones que lo degradan y lo esclavizan, por lo que necesita morir para ese mundo y renacer en otro distinto, en el que impere la virtud y se practique la fraternidad. Para la Masonería, el hombre ignorante o inculto es como un ciego, dominado por las pasiones y constreñido a vivir en la ignorancia y la superstición. No tiene idea de la elevada misión del hombre en la tierra, vive esclavo de los errores, vicios y pasiones.0bedece ciegamente al impulso de sus instintos. Cede al atractivo de los goces materiales; sólo concibe el bien para sí propio y es víctima infeliz del egoísmo. Quien no crea en la moral ni tenga vocación de servicio, no tiene condiciones para ser masón. Un sujeto que solo piensa en su propio bienestar, no ha nacido para ser masón, porque la Masonería exige todo lo contrario a sus seguidores. Ser masón significa entregarse a las más nobles causas de la humanidad. Luchar por el mejoramiento de los servicios públicos. Dedicarse a la preservación y mejoramiento de los bienes o valores patrios. Entregarse a la práctica del servicio en todas sus formas. Considerar al trabajo como la actividad más noble del hombre. Luchar por la fraternidad en todas sus variedades. Ver la tierra como la patria de la humanidad y la propia nación como la patria del pueblo a que pertenece. Se ingresa a la Masonería para desarrollar cuanto de más noble y elevado existe en nosotros, para compartirlo con nuestros hermanos y ponerlo al servicio de la humanidad. Como la Masonería pretende ser una reserva moral de la humanidad, tiene que exigirle a sus hijos una moral tan elevada y tan pura que le premia el logro de ese propósito. Esto podrá mover a risa o a incredulidad en el mundo en que vivimos, pero serán los hombres con moral masónica, aunque nunca hayan pertenecido a la Orden Masónica, los que salvarán a la humanidad actual, que camina hacia el abismo de la inmoralidad. Debemos aclarar que existen o han existido muchos masones que no pertenecen ni han pertenecido a nuestra institución y que jamás se han ceñido un mandil masónico, pero por su moralidad y la pureza de sus vidas, han sido o son auténticos masones. Porque la condición verdadera del masón la da su calidad moral. Existen muchos masones que no lo son, y hay muchos profanos que sí tienen esa calidad, por su elevada moral. Todo el que viva la moral que predica la Masonería o luche por sus ideales, es masón, no importa la raza a que pertenezca o el país donde viva.



Ø ASPECTO SOCIAL

La Masonería nos enseña que en la sociedad anti fraternal en que vivimos, imperan las guerras, los odios, los celos, las traiciones, las desgracias y los tormentos de todo género así como la ignorancia, la superstición, el despotismo y la explotación. Por lo que se hace necesario crear una sociedad fraternal en la que impere la paz, la justicia, la fraternidad, la ciencia y la virtud. El Máximo ideal de la Masonería es la creación de una sociedad en la que no existan antagonismos, luchas de clases, explotaciones, injusticias ni abusos de ningún género. Su máxima ambición es la creación de una sociedad en la que los hombres se consideren hermanos y se traten con amor fraternal. Y su mayor deseo es que las naciones sean fraternales y las guerras desaparezcan. La Masonería tiene fé en la posibilidad perfectiva de la sociedad y eso la impulsa a luchar por mejorar moral y materialmente la sociedad actual. La Masonería tiene por objeto el mejoramiento material y moral de la humanidad fundado en el respeto a la personalidad humana. Y a lo anterior podemos añadir que reconoce la posibilidad del mejoramiento indefinido del hombre y de la humanidad. La fraternidad es el amor que se tienen entre sí los hermanos o los que se consideran como tales. La Masonería, al igual que muchas religiones, es partidaria de que la fraternidad debe reinar en la humanidad. Pero ocurre que ésta ha sido entendida de varias maneras y en ciertos casos es concebida en forma limitada o parcial, como cuando se la circunscribe a los miembros de una religión, de una nación, de una institución, etc. La concepción masónica de ella es más amplia, ya que la Masonería la concibe en forma universal, y por tanto, considera a todos los hombres como hermanos, sin hacer distingos de sexo, raza, nacionalidad, religión, etc. La fraternidad es un fenómeno complejo cuyos diversos aspectos son: psicológico, moral, religioso, social, valioso, etc. Desde el punto de vista psicológico, la fraternidad es un sentimiento profundo cuyo desarrollo depende del grado de madurez sicológica del sujeto que la experimenta. Considerada en su aspecto moral, la fraternidad es una virtud, pero para que se desarrolle y progrese, es necesario que exista cierta madurez moral, porque es hija de la moral recíproca, que tiene por lema: "Tu para mí y yo para ti". Hoy por mí y mañana por ti", etc. Donde impera la moral egocéntrica o egoísta, cuyos lemas son: "Todos para mí y yo para nadie". "En salvándome yo, que se hundan los demás", la fraternidad es imposible. El fundamento religioso de la fraternidad es el hecho de que todos los hombres son hijos de Dios, o sea, que tienen un padre común y a eso podemos añadir que también poseen una madre común, que es la Naturaleza. En el mundo actual es muy difícil el desarrollo de la fraternidad, porque conspiran contra las mismas fuerzas y costumbres anti fraternales. Por eso la fraternidad se desarrolla mejor en pequeños grupos formados por personas que tengan muchas cosas en común. De ahí que la Masonería sea partidaria de la división de los masones en logias pequeñas. Para que exista la fraternidad, se requiere que haya justicia social porque como dice Duarte, la justicia es el fundamento de la vida social, ya que donde hay injusticias, explotaciones o abusos, no puede haber fraternidad. Aunque la aspiración final de la Masonería es la fraternidad universal, en la forma que hemos descrito más arriba, no se puede llegar a ella sin antes haber desarrollado la fraternidad nacional con la ayuda del patriotismo. Desde el punto de vista valioso o del valor, la fraternidad es un valor espiritual o moral, y como tal, tiene la virtud de ser formativo y normativo. A pesar de todas las dificultades que entraña el desarrollo de la fraternidad en el mundo actual, ésta no puede quedarse en las mentes de los masones como una simple idea, sino que debe convertirse en una realidad material.



Ø ASPECTO LABORAL

Como para la Masonería Dios es el Gran Arquitecto del Universo, la vida material es una obra en construcción en la que participan todos los seres vivientes. Nosotros, los hombres, somos sus obreros que lo ayudamos a construir la misma. Pero resulta que con el trabajo constructivo que realizamos, evolucionamos y aprendemos a ser cada día mejores obreros. Como masones, de manera consciente, le ofrecemos a Dios nuestro trabajo, por humilde o modesto que sea, como una contribución a su Gran Obra. En este inmenso taller que es la vida, unos somos aprendices, otros compañeros y algunos maestros, y de acuerdo con esa clasificación está la naturaleza de nuestro trabajo. Como todo trabajo implica un salario, el nuestro será, ante todo, evolutivo. La paga que recibiremos por nuestra labor será el adelanto, el progreso, la abundancia, etc. El mundo ha de ser mejorado por el hombre y en esta labor de mejoramiento, los masones han de ser los primeros.
Trabajar para Dios, mejorando su obra y ayudando al prójimo en todo lo necesario, ésta ha de ser nuestra principal labor como masones. El trabajo masónico a que aquí hacemos referencia, puede ser manual, intelectual, artístico, religioso, etc. En la Gran Obra de Dios son necesarios los obreros de todas clases. En esta época en la que se le reconoce al trabajo sus valores sociales, económicos, espirituales, culturales, etc., la Masonería hace énfasis especial en sus valores morales y religiosos.
Esto constituye un altísimo mérito que nadie le podrá regatear a la Masonería. Recuérdese que en la antigüedad el trabajo era visto como cosa propia de hombres inferiores o esclavos, y téngase presente que en algunas de sus formas inferiores, era considerado como denigrante. Por eso resulta sorprendente el alto concepto que la Masonería tiene del mismo y, lo que es más extraño, que su héroe iniciático sea un hombre de trabajo, que alcanza su grandeza espiritual al preferir la muerte antes que traicionar los principios laborales que el mismo había establecido.- EI trabajo masónico de las logias es esencialmente un trabajo 11 social y consiste en la labor que hace la Orden con la ayuda de las logias para resolver los problemas o satisfacer las necesidades sociales. Una de las razones de la existencia de la Masonería es el trabajo social. Por eso donde no hay trabajo social, no existe verdadera Masonería. Las logias o la Orden Masónica no pueden limitarse o realizar obras de caridad o de bien público, porque su misión va más allá de eso. Porque si la Masonería se dedica a tales cosas únicamente; se convierte, simple y llanamente, en una asociación de beneficencia, como tantas otras que existen en el mundo profano. Siendo la Masonería actual hija de la Filosofía de la ilustración, no podía pasar por alto el trabajo de la transformación social, que tanto tomó en cuenta dicha filosofía. En toda comunidad existen problemas de salud, de drogas, de transporte, de educación, etc., que deben ser estudiados o analizados por las logias, con el fin de aportar ayudas que pueden ser recursos materiales o ideas que contribuyen a la solución de éstos. O dicho de otro modo: de las logias deben salir soluciones, sugerencias, o ayudas materiales que sirvan para resolver los problemas sociales. Las logias deben convertirse en centros de bien social, donde existan grupos de hombres entregados a trabajar por el bien común, o sea, por el mejoramiento social.



Ø ASPECTO POLÍTICO

La Masonería considera que la política es una de las más nobles actividades humanas y la que más influencia tiene en la vida de los pueblos. Es tal su importancia, que sin ella la vida social sería imposible porque se caería en el caos ó en la anarquía. Pero para que pueda ejercer su benéfico influjo a plenitud, es necesario que se apoye en los principios del derecho y la moral. La Masonería es partidaria de la democracia por cuanto ella respeta, dignifica y exalta la personalidad humana. Sus derechos y libertades inalienables e inminentes del hombre. Y aspira a que las leyes nacionales e internacionales que se promulguen en cuanto se refiere a los deberes y derechos de los pueblos y los hombres, se adapten al ideal democrático de convivencia humana que ella patrocina. La Masonería Interamericana, por su parte, hace suya la Declaración Universal de los Derechos Humanos y se compromete a luchar por su divulgación y cumplimiento, tanto en el mundo profano como en el masónico, y dispone su exposición obligatoria anual, en todos los talleres. La Francmasonería debe ejercer una función activa en los problemas humanos y sociales, trazándose políticas y estrategias que sus obreros deben ejecutar. Uno de los propósitos de la Masonería es estudiar e impulsar, al margen de todo partido político o agrupación social, los problemas referentes a la vida humana, para asegurar la paz; la justicia y la fraternidad, sin diferenciación alguna de raza o nacionalidad. La Masonería prohíbe en sus talleres toda discusión política y religiosa, y acoge a todos los profanos, cualquiera que sean sus opiniones políticas o religiosas, con tal que sean libres y de buenas costumbres.. La Masonería, aunque es política, es a partidarista. Y no puede ser de otro modo, porque si se identifica con un régimen o partido político, crearía la división o la separación entre los masones.
En eso la Masonería tiene la misma postura que mantiene en lo religioso. Como la Masonería es a partidarista, cuando interviene en la política lo hace en forma neutral o en favor de todos los partidos o del pueblo. En ciertos casos la Orden Masónica lo más que puede hacer es señalarle al partido ganador en una contienda política los problemas que a su juicio deben resolverse, a fin de
que los solucione para bien de todos.



Ø ASPECTO PATRIÓTICO

Lo ideal sería que la humanidad tuviera a nuestro planeta por patria, pero como esto no ocurre así, porque cada pueblo considera como parte de su patria la porción de tierra que ocupa, la Masonería reconoce el derecho que tiene cada masón de considerarse ciudadano de la patria a que pertenece, y lo impulsa a luchar por la conservación y el desarrollo de ella. Para la Masonería cada nación o cada patria es un templo levantado por sus hijos a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo. Para ella sus fundadores son los padres de la patria y sus hijos ilustres, los funcionarios de la patria, en bien de todos los que la habitan. En el caso nuestro, la República fue concebida y creada entre la escuadra y el compás, ya que fueron masones los que la crearon y la han consolidado. EI templo de nuestra República fue planificado por el hermano Juan Pablo Duarte y para realizar la construcción del mismo le sirvió de Maestro de Obras el Prócer Ramón Matías Mella. Para la creación del Templo, Duarte fundó la Trinitaria, que fue una asociación patriótica integrada por masones que trabajaron con ahínco en la creación de la República. Todos los pueblos son hermanos, pero ningún pueblo tiene derecho a oprimir y a explotar a los otros. Como la Masonería aboga por la libertad de los pueblos, las relaciones fraternales entre los hombres y la igualdad entre la ley, cuando esos principios no se cumplen, la Masonería apoya el esfuerzo de sus hijos para cambiar esa situación. Tal sucedió entre nosotros, primero con Haití y después con España. Cuando esas dos naciones nos trataron de manera antimasónica, cuando esa situación llegó a extremos insoportables, los masones dominicanos, siguiendo los principios patrióticos y políticos de la Masonería, se sublevaron contra sus opresores y obtuvieron su libertad. Como fueron masones los principales dirigentes de la Independencia y la Restauración, la Masonería inspiró la conducta de muchos de ellos. EI liberalismo masónico sostiene que en el mundo profano imperan las guerras, los odios, los celos, las traiciones, las desgracias y los tormentos de todo género, así como la ignorancia y la superstición porque en vista de eso, se hace necesario crear una sociedad fraternal en la que impere la paz, la justicia, la fraternidad, la ciencia y la virtud. Sociedad que ha de ser creada por el esfuerzo masónico. El
liberalismo masónico aboga porque se defienda a las naciones de las injerencias extranjeras. Porque la independencia de cada nación sea respetada por las demás. Y porque la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad reinen sobre la tierra.



Ø ASPECTO INSTITUCIONAL

La institución encargada de conservar, propagar y aplicar la Masonería se denomina la Orden Masónica, pero frecuentemente se la llama La Masonería, al igual que La Doctrina. La Orden Masónica o la Masonería consta de dos grandes cuerpos denominados:

· La Gran Logia de la República Dominicana y el

· Supremo Consejo del Grado 33 para la República Dominicana.

La Gran Logia abarca un grupo determinado de logias, o sea, de instituciones masónicas menores que tienen a su cargo todo lo relativo a enseñanzas primarias o elementales de la Masonería.

EI Supremo Consejo tiene bajo su mandato a una serie de agrupaciones que reciben distintos nombres y que se numeran desde el grado cuarto hasta el treinta y tres.

El régimen de gobierno de la Masonería es el democrático y en las Logias, igual que en el Estado democrático, el poder político está dividido en tres poderes independientes. En ella, el poder legislativo está representado por la asamblea constituida por los miembros de la logia. EI ejecutivo se halla representado por el Venerable Maestro o Jefe de la Logia, y el Judicial, por el Consejo Judicial, que hace las veces de tribunal. Los miembros de esos poderes son elegidos cada cierto tiempo, por voto directo y secreto, como ocurre en los gobiernos democráticos. La Orden Masónica o la Masonería se rige por un Estatuto General, que hace las veces de código, y por una constitución. Cada logia, además, tiene su reglamento interno.. Las logias son autónomas y cada una tiene su estandarte y la facultad de nombrar sus representantes ante las otras logias. En las tenidas o sesiones ordinarias, la logia actúa como una asamblea legislativa: ante ella se presentan proyectos de resoluciones, que son verdaderas leyes. Cuando se presenta un proyecto de resolución, si se considera necesario, se nombra a una comisión para que proceda a su estudio, y se le da un plazo para ofrecer las conclusiones. Vencido éste, la comisión brinda su informe. Se abren los debates sobre el tema, y cuando el Venerable Maestro, que es el que preside la logia, considera que este ha sido suficientemente debatido, se cierran éstos, y el orador, que es el representante de la ley masónica, presenta sus conclusiones. Después de esto, se somete a votación el proyecto, y se aprueba o rechaza con modificaciones o no, según sea el caso. El Venerable Maestro, como representante del Poder Ejecutivo de la logia, realiza el gobierno de ésta, en unión de dos ayudantes que reciben los nombres de Vigilantes, y de un asesor que es el Ex-Venerable Maestro del período anterior. Lo más arriba expuesto permite formarse una idea, bastante completa, de la organización política de la Masonería o La Orden Masónica, y de la índole democrática de ésta. Pero no está demás que a lo anterior agreguemos;

1°) Que la Orden Masónica o la Masonería se abstiene de todo acto confesional, y por tanto, no prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa, y rechaza TODA afirmación dogmática y todo fanatismo.

2°) Que la Masonería o la Orden Masónica no es órgano de ningún partido político ni agrupación social.

3°) Que la Masonería o la Orden Masónica prohíbe toda discusión política o religiosa durante las reuniones de sus miembros.



Ø ASPECTO HISTÓRICO

Limitándonos a la Masonería Moderna, diremos que ésta fue creada en Inglaterra en el 1717, o sea, en el siglo XVIII y que desde allí se extendió a Francia y a otros países de Europa. Como en virtud del Tratado de Basilea la parte Española de nuestra Isla fue cedida a Francia, dicha parte pasó a ser dependencia de aquella nación, que entonces se hallaba gobernada por Napoleón Bonaparte. Como en esta época la Masonería estaba permitida en Francia, ésta se difundió por sus colonias. Por esa razón, Luis Ferrand, gobernador de Santo Domingo Español, fundó la primera logia masónica en el territorio dominicano, que llevó el nombre de "La fraternidad". Dicha logia estuvo instalada frente a la actual Iglesia de La Altagracia, en la calle Mercedes, de esta ciudad capital. Poco después fundó otra logia, pero de ésta desconocemos su nombre. No sabemos cuál fue la labor masónica de estas logias, porque es muy poco lo que se conoce de ellas. Con la expulsión de los franceses, después de la derrota de Palo Hincado, la Masonería Francesa de Ferrand desapareció, después de haber subsistido seis años, del 1803 al 1809. Después de lo anterior, la Masonería se hizo clandestina hasta el establecimiento en el país de la masonería Española de Pascual Real, gobernador y capitán general de la Colonia. Esta Masonería Española fue posible porque en esa época España permitió la Masonería en su territorio y en sus colonias. Dicha Masonería duró dos años, del 1819 al 1821. Al producirse la anexión Haitiana, se estableció entre nosotros la Masonería Haitiana, que duró veintidós años, desde el 1822 al 1844. La Masonería Haitiana hizo una gran labor masónica, en la que tomaron parte muy distinguida las logias haitianas de la parte dominicana. A una de esas logias, "La Constante Unión No. 8", perteneció Juan Pablo Duarte. Después de lograr la Independencia, gracias al esfuerzo de los masones dominicanos, dirigidos por Tomás Bobadilla y Briones, se fundó la Gran Logia Nacional, el 24 de octubre de 1858. Al producirse la anexión a España, "la Masonería empezó a ser hostilizada, y luego perseguida", por lo que en vista de eso, la Gran Logia Nacional declaró en receso los trabajos de la Masonería Simbólica, y la actividad masónica se convirtió en clandestina. A1 retirarse los españoles en el 1865, la Masonería Dominicana reanudó sus trabajos, y después de diversas vicisitudes, cismas y conflictos, ha continuado sus trabajos hasta el día de hoy.

Ø APÉNDICE

Ø LAS ENSEÑANZAS MASÓNICAS DEL CRISTIANISMO

La Masonería, sin ser una religión propiamente dicha, posee muchas enseñanzas que coinciden con las cristianas, ya que ambas creen en la existencia de Dios, en la inmortalidad del alma y en la ley moral. La enseñanza fundamental de la Masonería es la relativa al mejoramiento del hombre y al propósito de ella nos dice que el ser humano posee una esencia espiritual que le da una condición superior a todos los demás seres vivientes, la cual le permite mejorarse constantemente, a fin de eliminar sus deficiencias y disfrutar de una vida mejor. El Cristianismo coincide con la Masonería en esto, porque aspira a mejorar al hombre espiritual, moral y socialmente, a fin de que pueda alcanzar el Reino de los Cielos. La Masonería considera que todos los hombres son hermanos, porque todos son hijos de Dios o Gran Arquitecto del Universo y opina que la fraternidad no debe circunscribirse a una nación o a una institución sino que debe incluir a todos los hombres, sin hacer distingos de raza o religión, porque solo en su forma más amplia o universal es como resulta más útil o conveniente. EI Cristianismo es de la misma opinión y opina que todos los hombres son hermanos, por ser hijos de Dios, no importa la raza a que pertenezcan o la condición social o económica que tengan. Como la esencia de la Masonería es la acción, para ella el bien activo, o sea, aquel que se manifiesta en obras o acciones, es el que está más de acuerdo con su naturaleza y el que mejor se adapta a cualquier concepción ideológica. E1 Cristianismo es de la misma opinión, ya que en el Sermón del Monte Cristo dice que: "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos". Y luego añade: "Cualquiera, pues; que me oye estas palabras, y las hace, le compararé, a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la peña". A lo anterior podemos añadir que la masonería cree, con el Apóstol Santiago, que "la fe si no tuviere obras, es muerta en sí misma". Siendo la Masonería un humanismo espiritual, no tiene nada de extraño que sea partidaria de la igualdad esencial o espiritual de todos los hombres, de la igualdad de oportunidades y de la igualdad ante la ley. E1 Cristianismo, por su parte, es partidario de la igualdad espiritual de todos los hombres y de su igualdad ante Dios. La Masonería considera que la libertad es esencial para el desarrollo integral y armonioso del hombre, y por lo tanto, es partidaria de la libertad en todas sus formas. EI Cristianismo es de opinión de que para el hombre realizarse y salvarse, debe liberarse de todo cuanto lo esclavice, especialmente de la tiranía del pecado, de la mentira o el error, porque a su juicio, el conocimiento de la verdad, libera al hombre. Como la esencia de la Masonería es la acción, la forma de actividad que dicha doctrina considera propiamente masónica, es la que tienda al mejoramiento de las personas y las cosas. EI cristianismo es tan perfectivo como la Masonería y Cristo, establece el mandato de ser perfectos como el Padre Celestial es perfecto. De acuerdo con la Masonería, los masones están en la obligación de contribuir con sus esfuerzos a crear una sociedad mejor, en la que reine la paz, la concordia, la fraternidad y la justicia. E1 Cristianismo, por su parte, tiene el mismo deseo y se propone la creación de una sociedad que tenga las cualidades anteriores que hagan posible la convivencia cristiana. De todo lo anterior se desprende que la Masonería y el Cristianismo enseñan por igual.

1. E1 mejoramiento del hombre.
2. La fraternidad universal.
3. La igualdad humana.
4. La libertad del hombre.
5. El bien activo. Y,
6. El mejoramiento social.