sábado, 18 de diciembre de 2010

EL COMPAS - MASONES DE LA LENGUA ESPAÑOLA NEW YORK

EL COMPÁS:

SU SIMBOLISMO Y SU INTERPRETACIÓN

Si nos ponemos a meditar sobre lo que son o pueden ser nuestras actividades, dentro y fuera del seno de la Sociedad, se nos viene a la memoria, la idea de que se hace absolutamente necesario, acudir a los medios que nos pueden servir, como aparatos o instrumentos de trabajo, sea cual fuere el género de vida a que se dedique el hombre, para conseguir labrar su PORVENIR; además no podemos olvidar que en esas circunstancias, la labor constructiva que en todos sus aspectos lleva a cabo la humanidad, queda en manos de quienes realizan las obras materiales e intelectuales, que bien pueden catalogarse como de carácter IMPERECEDERO.

Por el momento, únicamente vamos a describir uno de tantos instrumentos de trabajo, que según su forma y aplicación, el hombre necesita para desarrollar sus actividades, motivo por el cual nos referiremos al COMPÁS, como un aparato esencial, cuyo uso es indispensable en la Geometría, en la Arquitectura y en las Artes; conoceremos pues, su origen y la etimología, por lo que respecta a su nombre, así como la interpretación Simbólica que se le atribuye.

En efecto, la palabra COMPÁS es propia de la lengua castellana y deriva de “COMPASAR”, voz que se considera como el acto que se ejecuta, por medio de un instrumento formado por DOS piernas o ramas articuladas de distinta estructura, que sirve para medir distancias en tramos, trazar circunferencias, calcular dimensiones, establecer proporciones, etc., por tal motivo, la Ciencia nos describe a NUEVE tipos de COMPASES, mismos que reciben su nombre, según el objeto para el cual se les destina; y así tenemos al número

1 – COMPÁS DE PUNTAS, como su nombre lo indica, sus dos Piernas terminan en PUNTA, y sirve para tomar Dimensiones y marcar Distancias; el

2 – COMPÁS PARA PUNTILLAS O GRÁFICOS, que lleva en sus ramas los soportes para fijar la puntilla o el gráfico, según se desee, y se utiliza para trazar las Circunferencias a lápiz o tinta; el

3 – COMPRÁS DE CUADRANTE, que ostenta un sector de arco en una se sus ramas, y como su nombre lo indica, se emplea para medir la abertura o graduación de los CUADRANTES en los círculos; el

4 – COMPÁS DE PROPORCIÓN O REDUCCIÓN, es el que consta de un EJE movible, que une sus dos ramas acanaladas, a las que aumenta o reduce sus dimensiones, y sirve para tomar, por uno de sus extremos, las PROPORCIONES, y por el otro determinar la correspondiente REDUCCIÓN; el

5 – COMPÁS DE ESPESORES, que está constituído por dos brazos rectos, y a continuación dos ramas curvas hacia adentro, con un sector de cuadrante en la unión de uno de sus brazos con su rama, y se usa para determinar el ÁREA respectiva de las superficies curvas, o sea, el ESPESOR de los cuerpos; el

6 – COMPÁS DE CORREDERA, consta de una Regla graduada en forma de ESCUADRA, con un brazo corredizo ajustable, que sirve para medir o trazar los espacios entre dos o más líneas paralelas; el

7 – COMPÁS DE PRECISIÓN, está formado por dos brazos o reglas planas graduadas, y se emplea para marcar las distancias y la graduación de los Círculos concéntricos; el

8 – COMPÁS DE CALIBRE EXTERIOR, lo constituyen dos piernas articuladas curvas hacia adentro, y sirve para medir las dimensiones exteriores de los PROYECTILES o de cualquier otro cuerpo cilíndrico; y por último, tenemos el

9 – COMPÁS DE CALIBRE INTERIOR, que también está constituído por dos ramas curvas hacia fuera, y se usa para medir el CALIBRE o DIÁMETRO interior de los cañones, o de las tuberías.

Como se ve, estos NUEVE tipos distintos que apreciamos en el COMPÁS, tienen una aplicación perfectamente bien definida en la Geometría, en la Arquitectura y en las Artes, según la forma, la estructura y la figura que afectan; pero nosotros vamos a referirnos únicamente, al primero de ellos, o sea al COMPÁS DE PUNTAS, por ser al que se le considera como un verdadero Símbolo Masónico, pero atendiendo a su forma, estructura y aspecto verdaderamente CORRECTOS, como vamos a tener la oportunidad de DESCRIBIR; en consecuencia ya dijimos que este instrumento consta de DOS PIERNAS o RAMAS articuladas, nada más que en este caso, ambas son de forma netamente TRIANGULAR hasta terminar o rematar en PUNTAS, y su articulación, o sea la Cabeza del COMPÁS es de forma CIRCULAR; por lo tanto, en el orden profano, sirve para medir distancias en tramos, tomar dimensiones o proporciones y también para trazar la más PERFECTA de las figuras Geométricas, es decir, a la Circunferencia que limita al CÍRCULO.

Consecuentemente, si el TRIÁNGULO es la primera de las superficies Geométricas, el CÍRCULO la más perfecta de las figuras y sus dos extremos rematan en DOS PUNTOS; quiere decir que el COMPÁS está constituído por los tres PRINCIPIOS fundamentales, porque en el se reúnen la Primera de las SUPERFICIES, la PERFECCIÓN de las figuras y el PUNTO de origen de todas las cosas; por eso confirmamos el hecho de que la Cabeza es CIRCULAR, las Ramas TRIANGULARES y sus Extremos rematan en PUNTA, por eso llegamos también al convencimiento de que el COMPÁS MASÓNICO, reúne esas tres cualidades filosóficas, que no podemos apreciar en todos los demás instrumentos similares, por lo tanto, vamos a estudiar detalladamente sus acepciones Simbólicas, Morales y Científicas, en relación con sus enseñanzas FILOSÓFICAS.

Por tal motivo, el COMPÁS en el orden Masónico, es uno de los atributos más usuales que se conocen en el simbolismo, de ahí también que se le toma como el Signo representativo de la LÓGICA, o sea la base en que se apoya la LEY DE LA RAZÓN, como factor emblemático por cuyo medio, se deben AQUILATAR todos los actos y las acciones de los hombres, sea cual fuere el género de sus actividades, para el fin de que sus Obras Materiales puedan ser ETERNAS, así como sus CONCEPTOS espirituales y sus VALORES MORALES, puedan convertirse en IMPERECEDEROS; en consecuencia, el COMPÁS es el instrumento que nos sirve para marcar el Límite de nuestros DERECHOS, porque es nuestro DEBER, no invadir los que corresponden a nuestros Semejantes, por ese motivo, vemos que juntamente con la ESCUADRA y la BIBLIA, forma otro de los emblemas más preciados, que se colocan sobre el ALTAR, para que como guías de orientación, puedan presidir nuestros trabajos en cualquiera de las Cámaras de las Logias.

En este caso, el COMPÁS constituye el Símbolo de la UNIDAD NATURAL, o sea la CAUSA, el ORIGEN y el EFECTO cuya acción vivificante, fecunda el GERMEN para lograr la producción o reproducción de todos los Seres y las Cosas, CREADAS o que surgen del seno de la propia NATURALEZA; y por esa razón, notamos que en lo material, lo técnico y científico, también se aplica invariablemente en la Geometría, en la Arquitectura y en todas las Obras de Arte, que por su mano ejecuta el hombre durante sus actividades.

Por otra parte, la ÉTICA MASÓNICA considera el COMPÁS, como un verdadero instrumento alegórico del trabajo intelectual, que dentro del espíritu del hombre, germina o fecunda a su entendimiento, para inculcarle aquellos SANOS principios; que nos inclinan hacia una efectiva MODERACIÓN de nuestros actos; es decir, que el CÍRCULO que forma, limitado por la circunferencia, reduce a la VOLUNTAD dentro de sus correspondientes fronteras, mismas que jamás deben REBASARSE, puesto que nos determina el final de nuestros propios DERECHOS y por lo mismo, nos obliga a RESPETAR los ajenos; ya que para nosotros los Masones, también dicho Signo, es emblemático de la VIRTUD, porque con sus enseñanzas MORALES perfecciona nuestra conducta, alienta a nuestro ESPÍRITU, fortalece a nuestro ENTENDIMIENTO y cultiva a nuestra INTELIGENCIA, con lo que invariablemente nos proporciona una IDEA exacta de lo que puede ser o es, lo POSITIVIO, lo REAL y lo VERDADERO, eliminando así las APARIENCIAS o las FALSAS interpretaciones.

Ahora bien, el Simbolismo MORAL que en el sentido de la palabra se le atribuye al COMPÁS, por lo que se refiere a las enseñanzas que corresponden al Primer Grado, consisten en que cada una de sus medidas, corresponden a los PASOS que marcamos por la senda del DEBER, por lo que hay que fijarlos con precisión y firmeza, con el fin de lograr RESTRINGIR, ELIMINAR o RECHAZAR con toda energía, las costumbres tendenciosas, los actos denigrantes, los malos hábitos, las pasiones vulgares y en general, todos aquellos VICIOS que se adquieren bajo el influjo de la DEBILIDAD de carácter, de la FALTA de voluntad propia, o de la FRAGILIDAD humana.

Por esa razón confirmamos una vez más, que el COMPÁS, al trazar la Circunferencia, también nos señala el ESPACIO de nuestros DERECHOS, reducido a sus verdaderas DIMENSIONES, respecto a los DERECHOS que justamente corresponden a nuestros semejantes; por lo tanto, quiere decir que en esta forma, y en las mismas condiciones, nos indica la manera de proporcionarnos MODERADAS expansiones y HONRADOS placeres, a la hora del descanso o de nuestras DIVERSIONES, puesto que nunca debemos olvidar, que el concepto de la HONORABILIDAD, en Masonería, siempre se ha definido como una NECESIDAD propia del hombre que sabe conservar su DIGNIDAD, precisamente porque esa cualidad, le obliga a RECATARSE o a PRIVARSE de determinados momentos de SOLAZ, que pueden constituir un EXCESO de alegría, aún cuando dichos actos puedan desarrollarse, en contra de la VOLUNTAD colectiva, puesto que ese es el único medio de conservar la propia REPUTACIÓN, el RESPETO, la ESTIMACIÓN y las CONSIDERACIONES que nos debemos; porque de esa manera también GUARDAMOS las que corresponden a los demás.

Por tal motivo, también llegamos al convencimiento de que el COMPÁS, es el símbolo más sublime y palpable, representativo de las VIRTUDES HUMANAS, porque la esencia de sus enseñanzas, simbólicamente constituyen la guía única que prepara a la CONCIENCIA del hombre, si tomamos en cuenta que se trata precisamente, de LIMITARSE de una manera consciente y razonable, sus DESEOS por alcanzar las más elevadas AMBICIONES, así como el hábito que se adquiere para ABUSAR de ellas; puesto que por ese medio, se evita que el Individuo tome TORCIDOS senderos en su camino hacia la PERFECCIÓN; ya que se trata nada menos que AJUSTAR la convicción humana, a la conveniencia de la colectividad SOCIAL, puesto que se trata también del momento en que deben manifestarse las IDEAS, de emitir las OPINIONES o de ejecutar las OBRAS, bajo la dirección de un bien definido CRITERIO, que permita conocer a fondo el resultado de una LABOR eminentemente BENÉFICA, en el sentido ÉTICO de la palabra.

En consecuencia, no cabe duda de que estamos convencidos que el HOMBRE DE HONOR, puede tolerarlo o soportarlo TODO, menos que se le HUMILLE porque eso es motivo de rebeldìa, ya que la SUSCEPTIBILIDAD, es propia de la DELICADEZA como un sentimiento o cualidad muy humanos; y aùn cuando una OFENSA pase desapercibida por los demàs, basta con que en la conciencia del ofendido se anide la convicciòn de que se le ha denigrado o difamado, para que tenga motivo de reprocharse a sì mismo, y por lo tanto, todo eso puede ser motivo de ODIOS, de RENCORES y probablemente hasta de VENGANZAS en contra de los detractores, cosa que por todos conceptos debe EVITARSE.

Consecuentemente, es innegable que hemos definido otra de las maravillosas interpretaciones que de la MORAL, se le atribuye al COMPÀS, porque como ya dijimos antes, al trazar a la màs PERFECTA de las figuras geomètricas, o sea a la Circunferencia que rodea al Cìrculo; con ese sòlo hecho nos circunscribe tambièn, de una manera AUTÈNTICA y POSITIVA, a los DEBERES para consigo mismo, ya que tambièn por sì sola siempre representarà a la ùnica GUÌA, que de la misma manera nos conducirà con felicidad, por la escabrosa ruta de la PERFECCIÒN MATERIAL, INTELECTUAL y ESPIRITUAL, propios del individuo que tiende a labrar su PORVENIR; y si el AMOR PROPIO, la SUSCEPTIBILIDAD y el HONOR, no pueden ser factores ajustables para los procedimientos LEGALES, ni mucho menos como motivo para que se determinen SANCIONES Jurìdicas, es precisamente porque en ese sentido, sòlo se admite un DERECHO INVIOLABLE para el hombre, y màs cuando se tiene la conciencia o la convicciòn de que constituye un acto de verdadera JUSTICIA, porque no se puede negar que se le ha considerado exactamente como una INTIMIDAD ùnica en el individuo, y propia de la CONCIENCIA HUMANA.

Sin embargo, en ocasiones vemos con pena que se abusa mucho de la forma de empeñar la “PALABRA DE HONOR”, aunque por fortuna sòlo en casos excepcionales, el hombre deja de cumplir tan sagrado COMPROMISO, pero aùn asì, solamente nosotros sabemos que en Masonerìa “EMPEÑAR LA PALABRA DE HONOR”, es precisamente una cualidad que tiende al perfeccionamiento MORAL del Iniciado, que aprende a cumplir sus promesas o sus JURAMENTOS, es tambièn lo que el DECORO personal señala como cualidad que siempre distinguirà de una manera solemne, a la inquebrantable VOLUNTAD, de quienes saben mantener sus convicciones como sòlo saben hacerlo los MASONES conscientes de sus DEBERES y de la RESPONSABILIDAD contraìda al prestar su JURAMENTO ante el ARA.

Ahora bien, refirièndonos a la interpretaciòn OCULTA, que se le atribuye al COMPÀS, en atenciòn a que es el instrumento por medio del cual, como ya se ha dicho, se puede trazar la figura geomètrica, cuya perfecciòn es innegable; es precisamente el motivo por el que se calcula que representa al EJE principal, que sirve al INFINITO como punto de observaciòn, cuya ÒRBITA es tan vasta, tan EXTENSA y tan INCALCULABLE en lo material, como DESCONOCIDA en lo cientìfico, hasta el grado de que se tiene la convicciòn, de que es el medio que origina a todas las CAUSAS y los EFECTOS, que proporcionan la producciòn y la reproducciòn de todos los Seres y las Cosas que por su naturaleza ambigua, se mantienen en el màs absoluto de los MISTERIOS, lo que como es de comprenderse, tambièn nos pone de manifiesto a los factores VITALES o de DESTRUCCIÒN y MUERTE, SEGÚN EL CASO, pero como agentes determinantes que fecundan en la tierra, para dar su fruto a lo que NACE, lo que VIVE y luego producir el fenòmeno irresistible de la MUERTE, o bien, porque se presumen que son materias, que asì como APARECEN, DESAPARECEN, sin dejar màs huella que la que se puede encontrar en lo màs profundo de lo desconocido; es decir, que estamos convencidos de que de la ETERNIDAD hemos venido, y por lo mismo a ella volveremos irremisiblemente.

En cuanto a la Filosofìa de las enseñanzas Masònicas, aceptadas como propias del COMPÀS, comprende algunas variaciones muy interesantes y de fecunda MORAL, y se refieren a que es indudable que el hombre, por sì solo o por su propia naturaleza, lleva tendencias eminentemente SOCIALES, lo que indica de una manera evidente, que los Seres Humanos nunca podràn vivir en forma AISLADA, ni mucho menos sin relaciones de AMISTAD o FAMILIARES, en relaciòn con sus semejantes, y desde luego, si el hombre nace dentro de un ambiente o conglomerado netamente SOCIAL, o de la FAMILIA, quiere decir que desde ese momento como SER DÈBIL, no puede bastarse a sì mismo, y es el motivo por lo que irremisiblemente necesita del AUXILIO y las ATENCIONES de sus semejantes, ya que por razòn natural, tienen la edad y las facultades fìsicas e intelectuales desarrolladas, para poder proporcionar esa ayuda material y de cuidados, que tanto necesitan las Criaturas durante su INFANCIA.

Por eso el CÌRCULO que nos traza el COMPÀS, tambièn nos limita la capacidad de nuestros esfuerzos, asì como nos marca los extremos hasta donde pueden llegar nuestros DEBERES, en relaciòn a nuestros DERECHOS, ya que como SERES DÈBILES y faltos de preparaciòn fìsica, intelectual y espiritual, se ven obligados a atender nuestros semejantes, cuando ha llegado la hora de adoptarlos como MAESTROS, lo que viene a confirmar que ni aùn en lo MORAL ni MATERIAL, podemos por sì solos, llegar a despejar el horizonte de las DUDAS, ni mucho menos poder comprender lo que puede ser una verdadera labor SOCIAL, desde luego que este antecedente nos demuestra de una manera evidente, que los hombres jamàs podràn vivir ENCERRADOS dentro de un INÙTIL o ESTÈRIL aislamiento, porque su preparaciòn completa, siempre estarà encomendada a la influencia de sus MAESTROS, de quienes ùnicamente podràn recibir los rayos que iluminan con luz resplandeciente el camino del BIEN y del PROGRESO, a la vez que le reflejan en su conciencia los sentimientos que anida su CORAZÒN, para adquirir las primeras nociones de AFECTO, de CARIÑO y de AMOR hacia el pròjimo.

Este es el motivo principal, por el que hemos llegado al convencimiento de que el hombre que mantiene relaciones con sus semejantes, cumpliendo asì con una obligaciòn SOCIAL, es indudable que adquiere tambièn los conocimientos, cuya caracterìstica consiste esencialmente en CONOCER a quienes debe CONSIDERACIONES, ESTIMACIÒN Y RESPETO, asì como para que tenga la certeza de que puede serles ùtil a sus semejantes, a quienes del mismo modo, tiene la ineludible obligaciòn de DIRIGIR, de INSTRUIR y PREPARAR, para conducirlos sin tropiezo, por el camino del PROGRESO individual o colectivo.

Por otra parte, tenemos a la interpretaciòn Astronòmica del COMPÀS, la que se refiere a la estructura geomètrica del mismo, y consiste en que sus TRES extremidades, o sean, la Cabeza y las DOS puntas en que rematan sus ramas, son alegòricas de las TRES posiciones culminantes, que se definen en LOGIA, COMO PARTES DEL RECORRIDO QUE EN APARIENCIA EJECUTA EL SOL, AL MARCAR LA INCLINACIÒN DE SUS RAYOS, de conformidad con la posiciòn que va adquiriendo, en relaciòn a la superficie de la Tierra; por lo tanto, vemos claramente que la referida Cabeza del COMPÀS, representa al CENIT, como punto màximo desde en donde el ASTRO REY ilumina perpendicularmente y en todo su esplendor al MUNDO, y las DOS PUNTAS o extremos de sus ramas, una se inclina hacia el Oriente, como punto en donde NACE el NUEVO DÌA, y la otra hacia el Occidente, o sea el OCASO, como punto en que termina el SOL su recorrido, para dar FIN AL DIA, o sea el momento en que principia la NOCHE con sus tinieblas impenetrables; en consecuencia, los TRES extremos del COMPÀS marcan tambièn, de una manera terminante, a los TRES puntos cardinales, que en Logia se distinguen como lo Sitiales en que se colocan las DIGNIDADES que presiden sus trabajos, de acuerdo con las horas en que el DÌA permite desarrollar las actividades humanas en beneficio de todas sus GENERACIONES.

Aquì cabe determinar, de una manera simbòlica, el motivo por el cual, el Venerable Maestro pregunta al Primer Vigilante, la hora en que deben abrirse los TRABAJOS en la Logia; y la respuesta es en el sentido que a MEDIO DIA, o sea a la hora que el SOL, ilumina a la Tierra con todo su esplendor; una vez que terminan las actividades Masònicas de la Tenida, el Venerable vuelve a preguntar al Primer Vigilante, el momento en que deben CERRARSE los Trabajos, y en este caso, la respuesta es que a la MEDIA NOCHE EN PUNTO, o que indica claramente que los Masones tienen la ineludible obligaciòn de trabajar siempre y sin descanso, por el BIENESTAR y el PROGRESO de los SUYOS y de sus SEMEJANTES, sin màs interès propio, que el de SABER ser ÙTILES a la Humanidad, puesto que de esa manera se aprende a SERVIR a la FAMILIA, a la SOCIEDAD, al GOBIERNO y a la PATRIA.

Para terminar sòlo nos resta definir, que el COMPÀS con sus ramas abiertas o desplegadas, simboliza al TRABAJO material e intelectual del hombre, y en general a todo aquello que significa MOVIMIENTO progresista, OCUPACIONES cotidianas, o EXPOSICIÒN de ideas que llevan por objeto INSTRUIR a la humanidad; y tambièn indica el perìodo en que se desarrollan todos los fenómenos naturales, al igual que representa a la EVOLUCIÒN que producen, esa infinidad de Fuerzas Fìsico-quìmicas, que de una manera elocuente, FORMAN, CREAN y TRANSFORMAN el aspecto, las caracterìsticas y hasta la forma de todos los Seres y las Cosas, circunstancia por la cual, resulta que el MUNDO de la CREACIÒN està constituìdo por un cùmulo de agentes, cuya evoluciòn corresponde al desenvolvimiento continuo de las CAUSAS y los EFECTOS, porque su Origen se atribuye directamente al SER SUPREMO.

Esta es la razòn esencial por la que el COMPÀS permanece sobre la ESCUADRA y la BIBLIA, con sus dos ramas abiertas, mientras se llevan a cabo los trabajos regulares de las Logias, en cualquiera de sus Cámaras.

Por otra parte, el COMPÀS con sus Ramas CERRADAS o plegadas, es representativo del DESCANSO, del REPOSO, de la TRANQUILIDAD, de la QUIETUD, de la CALMA, de la INMOVILIDAD, y en general de todo aquello que se considera como una INACTIVIDAD o SOSIEGO ABSOLUTO; por tal motivo, en cuanto la Logia CLAUSURA sus trabajos de sus distintas Cámaras, el COMPÀS debe permanecer con sus dos ramas PLEGADAS, juntamente con la BIBLIA CERRADA y la ESCUADRA sobre el ARA.

Estas son en síntesis, las enseñanzas simbólicas que contiene el COMPÀS, como instrumento de trabajo en el orden Masónico; conocimientos que nunca deberàn olvidar los Iniciados, cualquiera que sea el Grado que ostenten.


http://centauro996.wordpress.com/el-compas-su-simbolismo-y-su-interpretacion/

viernes, 17 de diciembre de 2010

Las logias masónicas fueron escuelas de formación de ciudadanos

Por Martín Corpas

Anoche se presentó en la Delegación de Gobierno de la Junta en Almería el libro “Masones, Republicanos y Librepensadores en la Almería contemporánea (1868-1945)”, dirigido por el Catedrático de Historia Contemporánea de la UAL Fernando Martínez, y en el que se pone de manifiesto que las logias masónicas funcionaron como escuelas de formación de ciudadanos hasta la Guerra Civil.

En la presentación Martínez estuvo acompañado por el rector electo de la Universidad de Almería, Pedro Molina, el director de la editorial de la Universidad, Cayetano Aranda, y uno de los coautores del libro, el Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla, José-Leonardo Ruiz Sánchez.

Mesa de la presentación del libro
El libro surgió tras la celebración en Almería, hace ahora un año, del XII Congreso Internacional de Historia de la Masonería Española que se celebró bajo la organización del Grupo de Investigación SUR CLIO de la UAL y del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española. Coordinado por Fernando Martínez, el libro ““Masones, Republicanos y Librepensadores en la Almería contemporánea (1868-1945)”, es fruto de la colaboración de un equipo de profesores de las Universidades de Sevilla y de Almería: José-Leonardo Ruiz Sánchez, Leandro Álvarez Rey y Mª del Carmen Fernández Albéndiz, de la Universidad de Sevilla, y María Dolores Jiménez Martínez, Pedro Martínez Gómez y María Isabel Ruiz García de la Universidad de Almería, todos ellos reconocidos profesores y profesoras en la historia de Andalucía.

Lejos de ser una “secta”

En el siglo XIX, la Masonería y los masones desempeñaron un papel de no escasa relevancia tanto en la Historia de España como en la Historia de Andalucía. Lejos de ser una “secta” al servicio de oscuros “poderes secretos”, como las calificó el franquismo, las Logias masónicas fueron con anterioridad a la Guerra Civil verdaderas escuelas de formación de ciudadanos, espacios de libertad donde fue germinando y desarrollándose una peculiar forma de sociabilidad y fraternidad, basada en la defensa del librepensamiento, el laicismo y los valores progresistas, modernizadores y democráticos.

Sello de una logia almeriense
En este proceso Andalucía ocupó ya desde el siglo XIX una posición de liderazgo, pues históricamente en ningún otro lugar como en Andalucía llegó a alcanzar la institución masónica un grado de arraigo y desarrollo similar. Tanto es así que entre 1868 y 1939 se fundaron y establecieron en nuestra tierra casi 600 Talleres masónicos. Es decir, aproximadamente un 35% de las Logias fundadas y existentes durante esos años en toda España. Y el número de masones que poblaron las logias andaluzas fue como mínimo de unas 16.000 personas para el período 1868-1939.

Precisamente “Masones, Republicanos y Librepensadores en la Almería Contemporánea (1868-1945)”, abarca el estudio de los 42 talleres masónicos que hubo en Almería y un valioso listado biográfico de los masones almerienses de los siglos XIX y XX.

“El libro que hoy presentamos es no solo un ejemplo de metodología a seguir y de cómo se hace la historia desde la universidad, sino también un claro desmentido a quienes todavía siguen defendiendo que la historia de la masonería sólo se puede realizar desde dentro de la propia masonería porque “sólo los historiadores iniciados” la pueden describir e interpretar correctamente”, expuso ayer el Rector electo, Pedro Molina, durante la presentación.

El estudio de la depuración, represión y aun exterminio de la masonería, sacado de la información del Tribunal Especial de Represión contra la Masonería y el comunismo, los Tribunales de Responsabilidades Políticas y de la Causa General, introduce a los lectores en las páginas negras de una historia no lejana y menos aún olvidada que la Memoria Histórica está sacando a la luz con un justo deseo de reivindicación del honor de aquellos que fueron considerados “heterodoxos” por el simple hecho de pensar y actuar de forma diferente de quienes les juzgaron y condenaron.

Con la edición de este libro, Almería recupera el primer lugar en la historiografía de la masonería en Andalucía por su calidad, metodología y resultados, a pesar de que el número de logias en Andalucía Oriental, y más concretamente en Almería, no puede equipararse con el de las de Cádiz o Sevilla, que sólo en la segunda mitad del siglo XIX se acercaron a las 200 logias frente a las 31 de Almería. Sin embargo Almería, y en esto coincide con el resto de Andalucía, destaca por un hecho muy característico y es el gran número de logias que se crearon no tanto en la capital, sino sobre todo en la provincia, en unas 17 poblaciones.

Sellos de dos logias de la provincia de Almería
 Según explicaron los intervinientes en la presentación de este volumen, se trata de un libro, fruto de una larga y detenida investigación, cuyos autores han pretendido darle una dimensión social: dar a conocer en su justo término la historia de la Masonería almeriense para que deje de ser una de las asignaturas pendientes de lo que ha dado en llamarse la recuperación de nuestra memoria histórica, y se convierta en parte integrante de nuestra memoria democrática y de la memoria social compartida de los andaluces y andaluzas de hoy.

Fuente: novapolis - 17 de Diciembre de 2010

jueves, 16 de diciembre de 2010


CUAL PUEDE SER EL GRAN SECRETO?
R:.H:. VÍCTOR SALAZAR
Venerable Maestro
R:.L:.S:.GENESIS DE AMÉRICA - 7 N0. 144
Oriente Estados Unidos

LOS NUEVOS DESCUBRIMIENTOS
DE CADA DÍA QUE SE DAN
MUESTRAS LUZ A LA VERDAD OCULTA.

Cada día nos acercamos a la conclusión de que en los primeros tiempos fuimos visitados y al parecer aun se sigue dando. Y las evidencias las hay día a día con encuentros y avistamiento de aquello mal demonizado UFO, con personas que no tienen que ver los gobiernos u organizaciones mundiales, pero la incredulidad es tan grande; las personas solo vemos intereses personales, económicos y políticos. (LA PRESENCIA DE ESTOS SERES ESTA REGUISTRADA TANTO EN LAS LEYENDAS LOS MITO EN LA HISTORIAS DE LOS PUEBLOS Y EN LOS LIBROS SAGRADOS DE TODOS LOS TIEMPOS)

Ahora bien, estos grandes intereses han creado grupos de poder que están trayendo hambre y guerras, con la consiguiente desgracia del planeta y nosotros los miembros de la HERMANDAD somos parte de este MEA CULPA. Muchos de nuestros miembros asisten a interesantes e importantes eventos nacionales e internacionales, en los cuales se dicen tantas cosas, que quedan registradas en los libros y informes de estas importantes actividades. Pero y DESPUES, aquí que todo, en papeles, videos o material informático; tanto dinero que se gasta y nada. Y yo pregunto y alzo mi voz rompiendo el pacto infame de hablar en el silencio y os digo PORQUE LOS MASONES NO NOS PONEMOS A TRABAJAR, dejando absurda diferencias, “yo soy de aquí y el es allá o que ella y ello son importantes para saber quien tiene derecho”, dejémonos de chauvinismo insípidos e infertiles y pongámonos a trabajar todas las ideas dormida en nuestros libros. (TRABAJA POR EL CAMBIO, PARA EL BIEN DE LA HUMANIDAD; NO ESPERES QUE OTRO HAGA, LO QUE TU PUEDES HACER)

Es así, que debemos entender que nuestro secreto tiene un origen en “ELLOS” los que fueron llamados los Dioses - los Semidioses (unión de los ELOHIM con seres de la tierra) y los Héroes.

¿Quienes son de donde vinieron y que quiere o hacen aquí?

Para los versados en esta materia, este hecho sugieren que si quisieran hacernos daño ya lo habrían hecho por su alta tecnología, dado que su presencia esta registrada desde los tiempos inmemoriales de la Historia no escrita de la Humanidad. Cabe entonces una interrogante ¿que paso?, según LOS VEDAS (INDIA) narran las guerras de los dioses y otras tradiciones como LA BIBLIA hacen referencia a detonaciones nucleares que destruyo pueblos. ¿Pero, porque? La Biblia dicen porque eran Pueblos que estuvieron en pecado, ¿será esta la verdad?, esta afirmación religiosa.

Recomiendo leer el Libro de Enoch en que nos narra la llegada de 200 “Ángeles” (no serian estos “ángeles” los que hoy definimos como “AUSTRONAUTAS”) que se mezclaron con las hijas de los hombres.
“Así pues, cuando los hijos de los hombres se hubieron multiplicado, y les nacieron en esos días hijas hermosas y bonitas. Los ángeles, hijos de los cielos, la vieron, y las desearon y se dijeron entre ellos: “Vamos escojamos mujeres entre los hijos de los hombres y engendremos hijos’ Entonces SEMYAZA, su líder, les dijo: temo que quizá no queréis {realmente} cumplir esa obra, y yo seré, yo solo, responsable de un gran pecado.
Pero todos le respondieron: Hagamos todos un juramento, y prometamos todos con un anatema no cambiar de destino, sino ejecutar realmente (ese destino)”. Cap. 7- Ver. 1-6. Libro de Enoch.
Así pues, los que eran 200 descendieron sobre el monte Herman; y se unieron con las hijas de los hombres y engendraron hijos, ellos fueron los semidioses los héroes de la historia. Ellos rompieron el equilibrio armonioso del mundo, enseñando la magia y la ciencia de la naturaleza. Asimismo inculcaron el arte de trabajar los metales, la mezcla de ellos permitió fabricar las espadas, los machetes, el escudo, la coraza del pecho y muchas cosas mas para lo macho y hembra del planeta. Ellos enseñaron las ciencias a los hombres las matemáticas, la astronomía, la escritura y otras ciencias más, interesante esta parte porque entonces Tubal Caín no seria el primer Herrero que trabajo y enseño el arte de trabajar y mezclar los metales. Ya que esta ciencia es mucho más antigua.

La presencia de estos “DIOSES” o de “DIOS” venidos de arriba se encuentras en la narración milenarias no solo del politeísmo, sino también en monoteísmo religioso de oriente y de occidente y muchos de estos escritos hacen referencia que el triangulo y el cuadra forman el numero 7, que esta representado en el mandil Masónico. Los antiguos escritos de oriente hacen referencia de seres venidos de otros lugares (MUNDO) como resultante de la guerra en el cielo entre los ángeles. La rebelión mencionado un termino la luz que puede ser entendida por conocimiento que a la vez se interpreta como la búsqueda de la luz(verdad) en base a ciencia, esto nos hace recordar el mito de Prometeo, el que robo la luz a los dioses y se la dio a los hombres. Esta rebelión esta narrada el todo las tradiciones mito leyendas y religiones. Las tradiciones hacen referencia que el HUMANO fue creado en un “laboratorio”, llamado Edén, una tierra rica en vegetación y agua, ¿quizás somos hijos de primer experimento genético mezcla de ADN?, Y la ciencia esta comprobando que los primeros padres de la raza humana eran de tes negra o mejor dicho la PRIMERA EVA FUE NEGRA; dicen además, la historia ancestral, que los primeros seres eran unicelulares macho y hembra juntos unidos en un solo. Por eso la biblia dice: “… y fue Hecho a imagen y semejanza hombre y mujer”. Otros relatos refieren a un personaje denominado como Samael (IBLIS) la (serpiente Elohim) conoció a EVA la sedujo y mantuvo relaciones sexuales y de ese relación nacerá el KAIN bíblico, por eso el rechazo de ADAN a DAIN. De la unión real de ADAN - EVA nacerá el ABEL y también una hija llamada ACLINIA, la cual es ignorada misteriosamente por la religión monoteísta de origen judío y árabe, que otros fuentes identifican también como awon(escritos sumerios) y de la cual KAIN estaba enamorado.

KAIN era considerado un ser inteligente y diferente a sus hermanos ya que EL tenia un origen diferente. Con la del Ángel Samael y EVA terrestre. De la descendencia de KAIN nacerá una raza diferente, semí divina si cabe esta palabra, que poseía un conocimiento en los artes y ciencias. CAIN se va a la tierra de Enoc (ENOC fue un instructor de los 32 guardianes que llegaron a nuestro planeta encargado de ayudar e instruir a la humanidad pero estos 32 seres fracasaron algunos se unieron a la rebelión de luz bel y el proyecto fracaso. Enoc que no es el ENOCH que narra la llegada de los 200 ángeles en “EL LIBROS DE ENOCH”) se lleva a su hermana ACLINIA (awon) a la cual hará su mujer y con ella iniciaran, lo que se conoce como el Clan de los AMNOS de donde saldrán como descendiente TUBAL KAIN. Y genera la leyenda de HIRAM ABIFF.

La tradición oral mística y ancestral refiere que es estos 32 instructores o MM:. de la humanidad han de redimir el fracaso del proyecto y están trabajando para que el hombre ocupe su puesto que perdió, y sea el numero 33, que es el numero de la armonía universal de la creación.
victorsalazar144@yahoo.com

Email: http://masonesnewyork.blogspot.com
http://caballerosdelaordendelsol.blogspot.com
LOS TRES GRADOS SIMBOLICOS DE LA MASONERIA

La misión principal de la masonería es enseñar la ley de evolución y corolario, el hombre perfecto. No es posible hallar una verdadera interpretación de la masonería si no se relaciona su sistema, estrechamente con el proceso evolutivo de la humanidad.
Todo en ella gira en torno de un progreso gradual de la oscuridad a la luz y todo lo que la luz trae aparejado. Sus ceremonias se caracterizan por viajes circulares, indicando ciclos evolutivos de oriente a occidente y de occidente a oriente, o sea de la oscuridad a la luz. Tiene una estrella en el oriente simbólico para guíar hacia allí al masón a través de la noche oscura en que camina. Para cada grado simbólico tiene pasos progresivos hacia el oriente de la luz.
La logia, como reproducción simbólica del ser tiene un piso inferior y otro superior, indicando que, en el progreso hacia el oriente se asciende a un plano superior de la vida y de ser. A tal efecto, tiene escalones representativos de sus tres grados simbólicos por los cuales se asciende a ese plano superior. Le presenta al masón, apenas entra al Templo, una piedra bruta y otra pulida y cúbica para indicarle su objetivo de realización.
Nadie dejará de reconocer que la evolución es un proceso universal y natural.
Ninguno de nosotros es un producto acabado. Estamos siempre en proceso de creación o evolución. La historia del hombre ha sido la historia de la búsqueda y del descubrimiento del sendero evolutivo dentro de sí. En todos los tiempos éste ha hollado el sendero, aceptando sus condiciones, soportando sus disciplinas, ha recibido sus salarios y alcanzado sus metas. La existencia de ese camino cuenta con el testimonio de todos los que lo han recorrido conscientemente. Es el sendero hacia la realidad suprema que, en masonería , está representada por el oriente simbólico.
Algunos estamos empeñados en la búsqueda de algo que esperamos alcanzar fuera de nosotros, sin saber que es el sendero dentro de nosotros. Muchos ingresamos en la masonería creyendo que podríamos encontrarlo en ella. Con este enfoque, por lo dicho, nos sentiremos siempre defraudados en la misma.
La masonería muestra, simbólicamente, el drama de la evolución humana. También los pasos mediante los cuales se llega a la meta de perfección del instrumento de manifestación que tiene el ser supremo en nosotros. Muestra el objetivo de realización del individuo; enseña el camino del crecimiento espiritual y las leyes a que obedece este crecimiento. Empero tenemos que recorrerlo palmo a palmo; el progreso depende de nosotros.
Este es un camino de experiencias que nadie puede vivir por nosotros. No tiene atajos, requiere el roce de la vida que ningún libro o maestro puede otorgarnos. La alegoría del Maestro Hiram trata de enseñar esto a los que buscan la realización propia por medio de un acto misterioso o una palabra mágica en vez del esfuerzo individual.
A diferencia de todos los otros seres en el mundo material, el hombre es el único que tiene la capacidad para tomar su evolución en sus propias manos. De ahí su posibilidad de autorrealización. El puede acelerarla o retardarla. Pero sea cual fuere su duración, tiene que pasar, indefectiblemente, por las tres etapas del proceso natural de la síntesis que caracteriza el proceso evolutivo: 1) la siembra de la semilla, 2) su germinación y crecimiento, y finalmente, 3) su fructificación como resultado de la fusión o unión de dos polaridades. Los límites fijan los principios básicos de estos tres grados evolutivos.
Tratándose de una evolución en conciencia, este proceso va encaminado a la adquisición del elemento más valioso y más importante para el hombre y para la masonería: ¡LA LUZ! Aquello que se conoce como la luz de la conciencia, o del conocimiento, es una síntesis emergente de las experiencias vividas.
Tratándose de cualquier tipo de evolución, es indispensable la existencia de grados sucesivos de realización. Efectivamente, en lo que concierne al desarrollo de la luz de la conciencia en los seres humanos, éste consiste en tres etapas, comprendidos en el sistema masónico por sus tres grados simbólicos.
Estos grados corresponden a las mismas tres etapas del proceso evolutivo de la luz de las ideas que viene del razonamiento; a saber: 1) el análisis, 2) la correlación y 3) la deducción o la síntesis. Esta evolución en conciencia comprende, al mismo tiempo, un proceso gradual de integración hasta llegar a la unión con todo.
El primer grado, el de aprendiz, comprende esa etapa de desarrollo de lo que se denomina en sicología conciencia individual. En esta etapa se lleva la integración de la personalidad o el ser inferior. Está bajo la dirección del segundo vigilante, que representa la personalidad. Esta integración tiene por finalidad hacer que la personalidad se vuelva un instrumento equilibrado, coordinado y armónico, de manera que pueda sintonizar y expresar con fidelidad a ese Ser Superior que hay en nosotros.
Esta integración exige disciplina, ejercitar, desarrollar y controlar los tres aspectos (físico, emocional y metal) de nuestra personalidad para lograr un domino completo sobre ellos, de manera que ninguno de los tres predomine, haciéndonos perder el equilibrio.
De ahí que la disciplina sea la principal característica de este grado. Esta etapa evolutiva corresponde, por analogía, a la del análisis de tendencias opuestas y luchas dentro de sí, para coordinarlas e integrarlas gradualmente en un todo armónico que permita la captación y transmisión de la luz superior en nosotros, sin distorsionarla.
El segundo grado, el de compañero, comprende la etapa de correlación. El nombre mismo del grado sugiere compañerismo o correlación. En este grado de desarrollo se trasciende la conciencia individual separatista del primer grado y se desarrolla la conciencia grupal integrando la personalidad con la de los demás hermanos de logia y de otras logias, lo que equivale a una expansión de la conciencia.
El tercer grado, el de maestro, corresponde a la etapa de la deducción o la síntesis y resume los grados anteriores. Está bajo la dirección del Venerable Maestro, que representa el Espíritu o Ser Supremo en nosotros. En esta etapa evolutiva uno se integra con el Todo y adquiere una conciencia universal, la cual está en correspondencia con el carácter universal de la masonería.
Este proceso de integración como se ve, conduce a esferas cada vez más amplias de luz y comprensión, acercando al hombre, gradualmente, a la liberación de las limitaciones que son propias de la oscuridad en que vive; liberación que, para el mundo material, equivale a la muerte, pero que, para el mundo interno del espíritu es la vida.
El proceso de evolución en conciencia lleva gradualmente al reconocimiento de la realidad de nuestra divinidad, y tiende a facilitar la manifestación del Dios inmanente en cada ser, acondicionando la personalidad, que es su instrumento de expresión. Las tres etapas de este proceso son similares a las que condujeron a la trinidad de manifestación del Ser Supremo; unidad, dualidad y nuevamente unidad, lo cual es otra expresión del proceso de la síntesis. Siendo todo un reflejo de la trinidad, de alguna manera debe manifestarse la misma en todo proceso que se lleva a cabo en el universo.
El método para llegar al objetivo de integración que marca cada grado, en lo que respecta al sistema masónico, está señalado en la leyenda del tercer grado por las tres herramientas utilizadas para perpetrar el “crimen”, y por los lugares del cuerpo sobre los que éstos fueron utilizados. Estas son:
1. - Las reglas de disciplina y meditación aplicadas con la acción o el ejercicio continuo.
2. - La rectitud de la escuadra aplicada con todo el corazón.
3. - La voluntad del mállete aplicada con toda la mente.
Estas tres etapas de la evolución humana constituyen una características de todos los tiempos para todos los hombres en todas partes. Se hallan confirmadas por los conocimientos esotéricos de todas las épocas. En la masonería estos tres grados son solo simbólicos. Hay muchos masones que ostentan el tercer grado, el de maestro y que apenas están en los primeros peldaños del grado de aprendiz en la escala evolutiva. Hay, así mismo, aprendices que, en realidad, son maestros. En el verdadero sentido de la palabra.
La finalidad de estos grados simbólicos es presentar al masón tres objetivos de evolución en conciencia, los cuales debe esforzarse por alcanzar, para que el grado simbólico que ostenta esté más lo cerca posible del grado evolutivo que ha alcanzado.
El camino evolutivo, en el cual se funda la masonería, es, desde todo punto de vista, práctico y útil. Significa, para el que recorre, un progreso en capacidad mental, conocimientos, visión, sabiduría y fuerza espiritual. Significa pasar, primero, de la oscuridad a la luz; segundo, de la irrealidad o el engaño de si mismo a la realidad, finalmente, de lo perecedero a lo imperecedero. Todo esto redunda en un progresivo dominio sobre si mismo y sin destino, con una vida más abundante y un panorama más amplio de la vida y de las cosas. ¡ Qué puede ser más práctico para el hombre!.
Prueba de ello es que en logia se reciben los salarios en la columna del primer vigilante en el occidente, quien representa el alma en la oscuridad, queriéndose implicar que es el alma de cada uno la que recibe los beneficios de los trabajos realizados en forma de luz de la conciencia y, a su vez los importantes a sus colaboradores en remuneraciones o “salarios” de orden tanto material como espiritual.
La masonería nos ofrece ayuda y guía para que nos volvamos cada día más conscientes de que nada puede detener el impulso que motiva el progreso del alma humana en su peregrinaje de la oscuridad a la luz, de la irrealidad a la realidad, y de lo perecedero a lo imperecedero, y nos ofrece luz para que podamos aprovechar este impulso en vez de tratar de oponernos a él.
Ella procura imponernos de que la cosa debe preocuparnos, más que nada, como masones, es la realización del individuo; que esto, a su vez, es posible sólo en la medida que podemos ayudar a éste (como unos que somos con el ) a encontrarle significado y propósito a la empresa humana de vivir. Que todo lo demás es secundario.
Procura demostrarnos, en fin, que seremos esclavos de nosotros mismos y susceptibles a circunstancias limitadoras sólo hasta ese momento glorioso en que alcancemos el grado supremo de maestro, tras haber trascendido, en forma efectiva, los grados anteriores de evolución, y nos encontraremos liberados como resultado de hallarnos identificados con el Todo.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Culmina una década ganada. Por: Iván Herrera Michel



En pocos días culmina la primera década del siglo XXI, y desde ya comienzan los esfuerzos por adivinar las cosas que habrán de caracterizarla en el futuro.

Indudablemente, el tema de las Torres Gemelas y lo que siguió, la invasión de la tecnología, las luces rojas por el cambio climático, Google, Facebook, Tiger Woods, Rafael Nadal, el crecimiento económico de China, el primer presidente negro de los Estados Unidos, la pantalla de cristal líquido o LCD, la secuenciación del genoma humano y los libros electrónicos, son mis primeras apuestas para el ranking de los iconos de la década. Pero acepto sugerencias, porque fue una década que terminó de manera inesperada.

Importantes sectores de la Masonería latinoamericana - como tampoco era de esperarse - se rehusaron a hacer mutis por el foro y asumieron una mayor reflexión sobre los valores originarios y una acentuada pedagogía acerca de la soberanía de las Grandes Logias, originando un nuevo mapa perceptual y rectificaciones de la hoja de ruta impuesta por la inercia histórica y la geopolítica del siglo XX.

Esta vez, mi apuesta para la identificación de la “causa eficiente” de este fenómeno está a favor del acceso a una mayor información confiable y el incremento de las comunicaciones entre los Masones.

Al mismo tiempo, fue una década de construcción de conocimiento. En la Red aparecieron editoriales que actúan como plataformas de ventas de libros virtuales y en papel, literalmente al alcance de todos los Masones en cualquier continente en que se hallen, a precios cómodos y en todos los idiomas. En castellano se destacan las españolas MASÓNICA.ES (www.masonica.es) y TRISQUELION COMUNICACIÓN (http://www.trisquelion.com), sin descartar a amazón.com y los e – Book sobre Masonería que ofrecen gratis Google, manybook.com y un largo etc.

Los noticieros Masónicos como FÉNIX están cambiando nuestra manera de vernos Y ni hablar de Youtube, Facebook y Twiter, que son escenarios virtuales que han permitido conocer en los 2000s otras lecturas sobre nuestros símbolos, publicadas tanto desde la institucionalidad como desde lo grupal independiente y lo individual.

Este aggiornamento, o puesta al día en información y comunicación, ha llevado un aire fresco a los Talleres facilitando nuevas comprensiones sobre los orígenes reales y el entorno plural que nos llegó al siglo XXI a partir del tronco común del XVII, así como una manera más ilustrada de abocar el método constructivo Masónico. Es decir, le dio raíces y alas a una Orden que en ocasiones era observada por tirios y troyanos, propios y extraños, como anquilosada y dedicada a sus elegantes banquetes y patrióticos brindis.

Naturalmente, no todos asumieron las nuevas condiciones en la misma forma y al mismo ritmo, y las Obediencias que mayor resistencia al cambió mostraron sufrieron sacudidas internas de mayor o menor intensidad que se han ido resolviendo dolorosamente mediante cismas y nacimientos de nuevas Obediencias caracterizadas por un fuerte discurso incluyente. Ya lo dijo el Dalai Lama: “El cambio no produce dolor, lo que causa el dolor es la resistencia al cambio”.

Tradicionalmente, México, Brasil y Colombia se conocían en Latinoamérica por sus Grandes Logias descentralizadas, pero en estos años la experiencia se ha profundizado en Perú, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Argentina, Bolivia, Chile, Puerto Rico, Etc., con la particularidad que esta vez las aguas han fluido con mucha fuerza hacia la forma liberal y progresista de concebir la Masonería.

Hasta la Masonería cubana, que ostenta el mayor número de Masones por habitantes de la región, y era hasta hace pocos años exclusivamente masculina y poseía una centralización administrativa muy fuerte, está marchando con paso firme hacia la pluralidad de Grandes Logias, la adogmátización de su pensamiento y la inclusión de las mujeres en un perfecto plano de igualdad.

El resultado de esta liberación de las viejas ataduras interobedenciales, fue un crecimiento en el área progresista de la Masonería y una disminución en el sector que gusta calificarse como “Regular”. Un ejemplo muy ilustrativo de esta tendencia lo constituye el hecho de que la Gran Logia Unida de Inglaterra, según sus propios datos oficiales, comenzó la década con unos 700.000 miembros y la culmina con 350.000, y la membresía de las Grandes Logias de USA relacionadas en el “List of Lodge” profundizó la inclinación descendente que la caracterizó desde 1960 (hasta el año 2000 había declinado en un 75%), debiendo en ocasiones vender sus edificaciones o alquilar parte de ellas para atender sus costos fijos.

En Latinoamérica, para no ir muy lejos, la mayoría de las Grandes Logias subordinadas doctrinalmente a las anteriores se observan paralizadas, y la Masonería de talante progresista vivió en la última década una marcada inclinación al agrupamiento internacional.

La prueba está a la vista: a CLIPSAS, llegamos en el año 2000 con ocho Grandes Logias, y hoy contamos con veinte. En el mismo tiempo, han surgido la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica (CIMAS), en 2002, la Conferencia Masónica Americana (COMAM), en 2004, y la Confederación Continental de Potencias Masónicas Americanas (CCPOMA), en 2005.

Digno de mención lo constituye el movimiento que en dirección a la unión, a la manera de un “Espacio Masónico Americano”, se está presentando en el continente, entre cuyos principales hitos podemos mencionar los siguientes:

1) En el Or:. de Barranquilla, Colombia, el 1º de noviembre de 2009, en el marco del Vº Coloquio y Asamblea General de CIMAS, organizado por la Federación Colombiana de Logias Masónicas, se suscribió por parte del Presidente de CIMAS, Elbio Laxalte Terra, y el Secretario General de COMAM, Louis Daly, un Protocolo de Entendimiento contentivo de una propuesta de unión entre las dos organizaciones. Inmediatamente, la Asamblea General de CIMAS lo aprobó por unanimidad y puesto a consideración de la Asamblea General de COMAM en mayo de 2010, en el Or:. de Nueva York, se aprobó la unión pero se decidió redactar otro documento que fijara las bases.

2) En el Or:. de Lima, Perú, el 9 de noviembre de 2010, se firmó un Protocolo de Entendimiento dirigido a crear un “Espacio Masónico Americano”, entre el Presidente de CIMAS, Elbio Laxalte Terra, y el Presidente de CCPOMA, Julio Carlos Pacheco Girón, en el Templo Luis Heysen Inchaustegui de la Gran Logia Constitucional del Perú.

3) En el Or:. De Montevideo, Uruguay, en el mes de septiembre de 2010, las Grandes Logias femeninas, cada vez más abundantes en la región, constituyeron la Confederación Americana de Grandes Logias Femeninas, que es una iniciativa nueva que muestra su gran dinamismo en nuestro continente.

4) En el Cenit de Barranquilla, Colombia, en el mes de octubre de 2009, se creó la Federación Americana de Supremos Consejos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (FASCREAA), que igualmente alimenta el sueño de lograr la utopía de un nuevo renacer Masónico en que la Libertad, la igualdad y la fraternidad realmente prevalezcan al interior de la Orden y de que el compromiso con nuestras sociedades sea innegable.

Ninguna de estas organizaciones existía hace diez años, y hoy constituyen “amplias alamedas” por donde habrá de transitar el ideario Masónico en los próximos años, viniendo a acompañar en el camino a la Confederación de Masonería Interamericana (CMI), que ostenta otra perspectiva y desde su fundación en el Or:. De Montevideo, Uruguay, el 14 de abril de 1947, se campeaba sola a lo largo del continente.

Naturalmente, que para los unos y para los otros, quedan temas pendientes por abordar con más fuerza. Por ejemplo, la calidad de vida de nuestros pueblos indígenas, la pobreza y la exclusión, la laicidad de nuestros estados, lo ecológico desde nuestra mega biodiversidad (los incas lo llamaban "Sachawiñai" en lengua Quechua, o sea crecer desde la naturaleza), la revisión de los paradigmas en la lucha contra las drogas, una educación basada en la solidaridad, la tan añorada paz, y un largo Etc.

La tarea continúa, y aunque la Masonería, como en el tango de Discépolo, “sabe que la lucha es cruel y es mucha”, tiene la buena noticia que indudablemente estamos mejor preparados que hace 10 años.
EL HOMBRE LIBRE Y DE BUENAS COSTUMBRES
EL HOMBRE QUE HABLA CON VERDAD.

Es un hombre feliz

Y congruente con su entorno

Me fascina El Masón que sabe a donde va, cual es su destino, para que fue hecho por el creador y cuales son sus ideales. Aterrizarlos a tierra y hacerlos tangibles.

sabe lo que hay que hacer y lo hace.

Me gusta El Masón que empeña su palabra y sabe cumplirla a toda costa.

Me encanta El Masón con capacidad para asumir las consecuencias de sus actos.

Me sorprende El Masón que defiende la verdad de sus Venerables Hermanos aún a costa de privilegios , promesas y falsas vanidades.

Respeto al El Masón que actua a conciencia y HONESTIDAD ejerce su albedrio con sabiduria y acierto .

Me maravilla El Masón que es respetuoso y justo con sus hermanos y consigo mismo,.

El Masón que agradece las gentilezas de sus Hermanos y las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de su ser, que goza de la facultad de enriquecer su existencia regalando una sonrisa, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente a edificar el templo de los otros sin esperar nada a cambio.

Me subyuga El Masón VERDADERO capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme.

El Masón que tiene tacto.

Me gusta El Masón que posee sentido de la justicia.

A éstos los llamo mis amigos.

Me gusta la actitud del buen Masón que sabe de la importancia de la alegría y la predica con el ejemplo, motivando, persuadiendo y entusiasmando al logro de nobles ideales.

Me alegra el corazón cuando el El Masón que mediante bromas me enseña a Vivir lo efímero de la existencia con humor.

Admiro al Masón que nunca pierde su corazón de niño y se preocupa y ocupa su tiempo cuanto les acontece algo a ellos.


Me fascina la pureza del pensamiento del Masón , cuando es libre de ataduras y arroja el costal de piedras de los odios, envidias, ambiciones y mas lastres que lo anclaban al pozo sin fondo , que le imbuyeron fuera de

Nuestros recintos sagrados.

Me entusiasma El Masón sincero y franco, capaz de oponerse con elementos de juicio razonables a las decisiones de cualquiera.

Me gusta El Masón leal, constante y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideales de unión fraternal se trata.

Me agrada El Masón de criterio amplio , y apertura de pensamiento a todas las filosofías y ciencias y no es fanático de lo que predica con el ejemplo, que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo.

El Masón que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos. El masón que lucha contra sus vicios e ignorancia .

Me simpatiza El Masón practico que no llena su cabeza de estúpída sabiduría que no lleva a la practica y solo le sirve para pavonearse como guajolote, ostentando grados que no le corresponden que ni entiende ni comprende y que no busca soluciones para dejar de ser incongruente con su miserable existencia .

“lo mismo adentro que fuera”.

Riqueza adentro, riqueza por fuera

Me fascina la pureza del pensamiento del Masón , cuando es libre de ataduras y arroja el costal de piedras de los odios, envidias, ambiciones y mas lastres que lo anclaban al pozo sin fondo , que le imbuyeron fuera de

Nuestros recintos sagrados.

Me persuade El Masón que piensa y medita internamente.

El Masón que valora a sus semejantes no como lucen ni por lo que poseen.

El Masón que no juzga ni deja que otros juzguen.

El Masón que tiene personalidad.

El Masón capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

Admiro al Masón Que mira para abajo al caido, solo para levantarlo .

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegria, la humildad, la Fé, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduria, los sueños, la humildad, el arrepentimiento, y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse

Hombres Libres y de Buenas Costumbres.

Con Masónes de esta altura , me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mi me doy por bien retribuido.

GRACIAS POR SER MASON

De Puente de Alvarado No.90..


“Nacimos para cometer errores.

la suma de nuestros errores.

mediante la reflexion

Constituiran el exito y el triunfo final

de nuestros buenos deseos “

¿Quien no se equivoca? ¡Los perfectos, los que nunca hacen nada por salir de la mediocridad!, los que se baten en las execretas de la triste bazofia humana ... La gloria no consiste en no caer nunca, si no mas bien en levantarse todas las veces que sea necesario.

Y ESO ES ALGO QUE MUY POCOS MASONES TENEMOS EL PRIVILEGIO DE PODER EXPERIMENTAR.

¡QUE LA PAZ INVADA VUESTROS CORAZONES!

lunes, 13 de diciembre de 2010

El Solsticio en la Historia



1. El Solsticio en la Historia

M:.M:. Luis Alejandro Yáñez-Arancibia
R:.L:.S:. Pleno Día No. 3, Or:. Xalapa, México
Gr:.L:.U:.Mexicana LL:.AA:.MM:. Gr:.Or:. de Veracruz

Publicado en Pietre-Stones Review of Freemasonry 2007
http://www.freemasons-freemasonry.com/solsticio_masoneria.html

INTRODUCCION

En el Hemisferio Norte, Solsticio de Invierno o "sol inmóvil", es cuando a partir del 21 de diciembre el sol alcanza su cenit en el punto más bajo y el día comienza a alargarse poco a poco en detrimento de la noche. El sol cambia sutilmente su declinación de un día a otro y parece permanecer en un lugar fijo del Ecuador celeste.
Este fenómeno representaba para las culturas milenarias el verdadero "nacimiento del sol" y con ello toda la "naturaleza" comenzaba a rebrotar lentamente de su sueño y las esperanzas renacían gracias a la fertilidad de la tierra alimentada por la persistencia del "sol divino". Las culturas pre-románicas, durante los tres días previos al 25 de diciembre, así como en los seis días posteriores que conducían hasta el año nuevo, festejaban el "retorno del nuevo sol" y las fuerzas vegetativas de la Naturaleza.

DESARROLLO DEL TEMA
1. El Sol en la Historia
El Solsticio en el Hemisferio Norte es una conmemoración milenaria celebrada por todas las culturas ancestrales de la historia. La fecha señala la entrada del invierno, un momento de mínima luz solar, el día más corto del año. Documentado en Yáñez Vega (2002), Gadea Saguier (2007) y Goldstein (2007) podemos sintetizar de ellos algunos esbozos históricos:
Griegos, Romanos o Celtas celebraban la noche de San Juan con verbenas, música y danzas que incentivaran a las fuerzas de la naturaleza, para influir en el destino próximo inmediato, tener buena suerte, un buen amor, o pedir salud y prosperidad a dichas fuerzas naturales. Para los Griegos ésta fecha estaba destinada al culto del dios Apolo al que tributaban con procesiones de antorchas pidiéndole que no dejase en tinieblas a su pueblo, creían que la magia del Solsticio abría las puertas de lo incógnito y por un breve lapsus el hombre podría gozar de los privilegios de los dioses; de ahí la leyenda Griega de poder traspasar los espejos o visitar mundos paralelos.
En España, durante la dominación Árabe, confraternizaban judíos, católicos y musulmanes unidos por la mágica fiesta del Sol y el fuego. En Alemania la reunión popular alrededor de las hogueras unía a varias generaciones y pueblos distantes. En Francia la hoguera solsticial era prendida por el propio Rey.

Similares formas culturales las tenemos en la civilización Hindú cuyo dios del fuego “Indra” es adorado entre fogatas y cánticos espirituales. En estas mismas fechas, ellos engalanan sus hogares, preparando piras purificadoras de las cuales conservarán sus cenizas por todo el año siguiente, además que por las formas que toman las llamas y con las cenizas que quedan, los Hindú profetizan el porvenir.
Este simbolismo y ritos paralelos eran compartidos por pueblos distantes, inconexos, separados del Viejo Mundo por el Océano Atlántico o el Océano Pacífico. En el caso de los Incas en Perú, dice Yáñez Vega (2002) que los dos festivales primordiales del mundo Incaico eran el Capac-Raymi (o Año Nuevo) que tenía lugar en diciembre y el que se celebraba cada 24 de junio, el Inti-Raymi (o la fiesta del Sol) en la impresionante explanada de Sacsahuamán, muy cerca de Cuzco. Justo en el momento de la salida del astro Sol, el Inca elevaba los brazos y exclamaba mirando hacia el cielo para pedirle al Sol que desapareciera el frío y trajera el calor. Este gran festival se sigue practicando y representando hoy en día para conmemorar la llegada del Solsticio de Invierno. Los habitantes de la zona se engalanan con sus mejores prendas al estilo de sus antepasados Quechuas y recrean el rito Inca muy similar tal y como se realizaba durante el apogeo del Tahuantinsuyo.
Todo el continente Americano conserva éste tipo de Ritual dentro de su folklore. En México los guerreros Aztecas se caracterizaban por su sentido del deber con respecto al vínculo con el Sol y la “renovación de los fuegos”. Los Mayas de la Península de Yucatán y Meso América continúan hoy en día, tal cual sus antepasados de centurias atrás, celebrando con ritos, cánticos, vestimentas y comidas, la magia del Solsticio para sembrar y obtener buenas cosechas. Los indígenas Norteamericanos siguen perpetuando sus ritos mágico-simbólicos entre hogueras y danzas solares. En los Estados Unidos, hasta el día de hoy, se celebran los Solsticios de Verano en coincidencia con el 24 de Junio día de San Juan Bautista, y el de Invierno el 27 de Diciembre día de San Juan Evangelista.
En Israel, el Solsticio de Verano es llamado “Fiesta de la Flor” y su origen está en la festividad Alemana de “Rosenfest”, Fiesta de la Rosa que se celebra en Tenida Blanca en honor de las damas en símbolo del cariño, el respeto y la admiración que se tiene por la mujer.
Caldeos, Egipcios, Cananeos, Persas, Sirios, Fenicios, Griegos, Romanos, Hindú, y casi todas las culturas desarrolladas e imperios, han celebrado durante el Solsticio Invernal el parto de la “Reina de los Cielos” y la llegada al mundo de su hijo, el joven dios Solar. En la mitología del culto al Sol siempre se destaca la presencia de un joven dios que cada año muere y resucita encarnando la vida cíclica de la naturaleza (Flor Pinto, 2002). El Sol representa el padre y el principio generador masculino. En la Antigüedad civilizada los monarcas de todos los imperios se hicieron adorar como hijos del Sol. En este contexto, la antropomorfización del Sol en un dios joven presenta ejemplos bien conocidos en Horus, Mitra, Adonis, Dionisos, Krisna, Hermes, Buda o el propio Jesús (Rodríguez, 1997; Flor Pinto, 2002). En el antiguo Egipto se creía que Isis, la virgen Reina de los Cielos, quedaba embarazada en el mes de marzo y que daba a luz a su hijo Horus a finales de diciembre. El dios Horus, hijo de Osiris e Isis, era “la sustancia de su padre Osiris”, de quién era una encarnación. Fue concebido milagrosamente por Isis cuando Osiris ya había sido muerto y despedazado por su hermano Seth o Tifón. Era una divinidad casta –sin amores- al igual que Apolo, y su papel entre los humanos estaba relacionado con el Juicio ya que presentaba las almas a su padre. Era el Christos y simbolizaba el Sol. El dios Mitra de la religión Iraní (Persa) anterior a Zaratustra, era muy significativo en el Imperio Romano hasta el siglo IV d.C., y era una divinidad Solar al igual que el dios Mitra Hindú, hijo de Adití la personificación del Sol. Muchos siglos antes de Jesús-Cristo, el dios Mitra de los Persas ya había nacido de virgen el 25 de diciembre, en una gruta, siendo adorado por pastores y magos, obró milagros, fue perseguido, acabó siendo muerto y resucitó al tercer día (Rodríguez, 1997). Como lo hicieron igual los dioses Horus y Osiris de los Egipcios y los dioses Hércules, Baco y Adonis de los Griegos (Flor Pinto, 2002). Los partos virginales se han repetido constantemente en la historia milenaria de la conjunción “hombre-mito solar”, y anteceden por mucho al de la “virgen Maria” dando a luz a Jesús. Mucho antes la virgen Devaki da a luz en un establo al dios Krisna en medio de pastores. Igualmente se afirma que nacieron de vírgenes Zoroastro, Quetzalcoatl, Apolonio, y otros (Flor Pinto, 2002).
Desde tiempos inmemoriales en las culturas más heterogéneas, la época de Navidad ha representado el advenimiento del Solsticio por excelencia, como hecho cósmico que podría garantizar la supervivencia del hombre pagano y el renacimiento cíclico de la principal divinidad salvadora (Gadea Saguier, 2007). Eso explica que el natalicio de los principales dioses Solares de las culturas agrarias precristianas –como Osiris, Horus, Apolo, Mitra, Dionisio/Baco y otros-, se situara durante el Solsticio de Invierno. Más aún, el natalicio de Jesús, el “salvador cristiano” fue ubicado el 25 de diciembre, fecha en la que hasta finales del siglo IV de esta era se conmemoró el nacimiento del Sol Invencible (Natalis Solis Invicti) en el Imperio Romano. De esta forma entre los años 354 y 360, época del Papa Liberio (352-366), se tomó por fecha inmutable la noche del 24 al 25 de diciembre coincidente con el “nacimiento del sol invencible”, la misma fecha en que todos los pueblos contemporáneos festejaban la llegada del Solsticio de Invierno. Es claro que el verdadero origen de la Natividad católica, sobrepuesta al Natalis Solis Invicti, orientó a los creyentes a que ese día no lo dedicasen al Sol, sino al “creador del Sol”.

2. Los Elementos Adorados
El vocablo Solsticio viene del latín solstitium, combinando dos acepciones. Sol = el astro y stitium = estático o detenido. Es decir, la detención del Sol. El diccionario Larousse dice, “tiempo en que se halla el Sol más lejos del Ecuador y en que parece quedarse estacionado algunos días; entre el 21 y el 22 de Junio en Verano y entre el 21 y el 22 de diciembre en Invierno”. El diccionario Webster dice, “uno de los dos puntos en la curva elíptica en la cual su distancia del Ecuador Celestial es la mayor la cual es alcanzada por el Sol cada año alrededor del 22 de Junio y el 22 de Diciembre; el tiempo que el Sol cruza el Solsticio el 22 de Junio comienza el Verano en el Hemisferio Norte y el Invierno en el Hemisferio Sur”. Dice Goldstein (2007) que no se encuentra en la Biblia un versículo referente directamente al fenómeno del Solsticio, pero lo más cercano pudiera interpretarse de “Salmos”, Capítulo 19, versículo 7, donde dice refiriéndose al Sol: “De un extremo de los Cielos es su salida y su curso hasta el término de ellos. Y nada hay que se esconda en su calor”. En el Talmud hay una referencia describiendo la Felicidad en el Tomo “Bendiciones”, página 59: “Quién ve al Sol en su época y a la Luna en su fortaleza…”.
La adoración Solar ha sido la base de toda expresión religiosa arcaica; desde el hombre primitivo se le ha concedido al Sol todo el poder necesario para el sustento, no sólo como insumo vital de la naturaleza, sino como inductor de los aspectos espirituales; por ello desde las civilizaciones primigenias se ha seguido con especial énfasis todos sus tránsitos angulares, amaneceres y ocasos, tibieza o insolación, apariciones y desapariciones (hoy eclipses). La “luz”, el “fuego” y el “agua” son los protagonistas principales del encuentro Solar en la mecánica celeste anual y, a su conjuro, asisten obedientes las fuerzas de la naturaleza para bendecir a los campos y augurar abundante cosecha.
En todas las culturas primigenias el Fuego es considerado purificador, por ello las danzas alrededor y sobre el fuego no sólo tienen el poder de ahuyentar a los malos espíritus, sino de proporcionar salud y fortaleza; cuantas más hogueras se saltase, más se creía que se estaba a salvo de toda desgracia, incluso el caminar sobre las cenizas acentuaba ésta creencia. Las fiestas populares han perdurado sobre todo en la celebración de verbenas y hogueras, en donde los más audaces, saltan retando a las llamas.
El Agua es el complemento del fuego y si al rito anterior se le acompañaba con un vivificante baño en cualquier río, estanque o en el mismo mar, resultaba mucho más beneficioso; caminar sobre el rocío de la noche de San Juan o beber de siete fuentes era una peregrinación obligada de todo adorador del Sol.

CONCLUSION

El misterio de los cielos, el acontecer de la luz y la oscuridad, la dualidad del calor y el frío, la magnitud de los espacios cósmicos, han invadido la curiosidad del hombre desde las civilizaciones más antiguas. Sacerdotes, Trovadores y Poetas les han manifestado cánticos. Filósofos han especulado en su metafísica, y Astrólogos y Astrónomos con su metódica ciencia nos han explicado la fenomenología y sus ciclos repetitivos, simbolizado en el Zodíaco y el Tarot milenario. Mucho tiempo ha pasado desde que Copérnico en su celda buscaba una señal que respondiera sus sabias preguntas, y poder separar los deseos y voluntades de los dioses, con las matemáticas que le descifraban los acontecimientos estelares. Hoy en día, hasta los niños saben que la tierra gira sobre su eje alrededor del Sol en una rotación de 24 horas, inclinada 23 grados, y en una traslación de órbita que demora 365 días. Los fenómenos del Universo proceden siguiendo leyes astrofísicas inmutables, ritmos constantes y precisos, en tiempos fijos y plazos concretos, que se repiten desde la eternidad infinita, con la justeza simbólica con que el Ser Supremo maneja la Escuadra, el Compás, la Regla y la Plomada.

“Nada gratifica más al final del camino que haber empleado la vida construyendo verdades”

BIBLIOGRAFÍA

Contreras Seitz, Manuel Eduardo, 2007. El Símbolo. Pietre-Stones Review of Freemasonry.
http://www.freemasons-fremasonry.com/indiceespanol.html

Flor Pinto, Galo, 2002. El Mito Solar. In: Masonería en Español desde Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/mason_inf/ot.html

Frau Abrines, Lorenzo y Rosendo Arús Arderiu, 1947. Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Buenos Aires.

Frau Abrines, Lorenzo, 2005. Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa, México DF, 613 pp.

Gadea Saguier, Christian, 2007. Los Masones, Jesús y la Navidad. Pietre-Stones Review of Freemasonry.
http://www.freemasons-fremasonry.com/indiceespanol.html

Goldstein, Touvia, 2007. Solsticios de Verano y de Invierno. In: Masonería en Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/Athens/Forum/9991/indexsp.html
Kaplan, Shmuel, 2002. La Filosofía del Solsticio. In: Masonería en Español desde Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/mason_inf/ot.html

Kaplan, Shmuel, 2007. Solsticio de Verano. In: Masonería en Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/Athens/Forum/9991/indexsp.html
Ritual para Tenida del Solsticio de Invierno, 2007. Tenida Interlogial con Motivo de la Celebración de la Cena Solsticial de Invierno, en el primer Grado de la Masonería Simbólica Universal, 30 pp.

Rodríguez, José, 1997. Mentiras Fundamentales de la Iglesia Católica. Ediciones Barcelona, 151 pp.

Wirth, Oswald, 1920. El Libro del Aprendiz. Edición Especial 1991, Santiago, Chile

Yáñez Vega, José Alvaro, 2002. Solsticio de Verano. Plancha de Trabajo. R:.L:. Fraternidad No. 2, Gr:.O:. Valle de Concepción, Chile.

Yáñez-Arancibia, Luis Alejandro, 2007. El Solsticio en la Historia y la Masonería. Pietre-Stones Review of Freemasonry.
http://www.freemasons-freemasonry.com/solsticio_masoneria.html





2. El Solsticio en la Masonería

M:.M:. Luis Alejandro Yáñez-Arancibia
R:.L:.S:. Pleno Día No. 3, Or:. Xalapa, México
Gr:.L:.U:.Mexicana LL:.AA:.MM:. Gr:.Or:. de Veracruz

Publicado en Pietre-Stones Review of Freemasonry 2007
http://www.freemasons-freemasonry.com/solsticio_masoneria.html

INTRODUCCION

Los Masones también festejamos la "navidad", pero a diferencia de otras filosofías, festejamos el "culto de la naturaleza", celebradas en cuatro ocasiones: los dos equinoccios y en las dos etapas del solsticio de verano e invierno, de acuerdo al Hemisferio, Norte o
Sur. Acá en el hemisferio donde Yo vivo, el solsticio de invierno marca un momento en que el tiempo se detiene; el presente se manifiesta en un instante de eternidad. Es un tiempo de silencio, recogimiento interior y profunda meditación. La semilla se pudre en el interior de la tierra esperando pacientemente a que llegue el tiempo apropiado para germinar y brotar. Duberlí me dijo hace muchos años, simbólicamente ("...las fiestas solsticiales, son las fiestas de San Juan Bautista y San Juan Evangelista, son el momento simbólico en que los Masones nos recogemos hacia el interior de nuestro microcosmo y advertimos nuevas verdades morales y nuevas realidades espirituales para continuar con la obra suprema, en un nuevo comienzo...").

DESARROLLO DEL TEMA
1. Solsticio y Masonería
Con los años he aprendido que a medianoche en punto, en lo más profundo
de la oscuridad del Solsticio Invernal, Hiram muere, el Templo de Salomón es destruido; pero esto no es sino el anuncio del nacimiento del Maestro y la renovación de los trabajos del Templo. Al conmemorar los Solsticios, nuestra Orden reverdece el encanto y misterio de la estrecha relación que existe entre el ser humano y la naturaleza. El Sol rige el desempeño del hombre y su entorno y en esta fiesta solsticial celebramos el inicio de una nueva etapa de nuestra vida.
Según Frau Abrines y Arús Arderiu (1947) en el Diccionario Enciclopédico de la Masonería se lee: “Bajo el doble nombre San Juan Bautista y de San Juan Evangelista, patronos de nuestra augusta Orden, los Francmasones celebran dos grandes fiestas anuales, llamadas indistintamente fiestas de San Juan o de la Orden. Estas fiestas, que corresponden a los dos Solsticios, se llaman con más propiedad aún fiestas Solsticiales. Se celebran el 24 de junio y 27 de diciembre que, dependiendo del hemisferio en que nos encontremos, se denominan de Invierno o de Verano”. En fecha más reciente, Frau Abrines (2005) precisa que “Solsticio” es la época en que el Sol entra en los signos de Cáncer y Capricornio llegando a la máxima declinación septentrional y meridional, y es cuando toman su lugar las fiestas Solsticiales que celebra la Masonería en los Solsticios de Verano e Invierno, dedicada la primera al Reconocimiento y la segunda a la Esperanza.
La institución de estas grandes solemnidades, se remonta a los tiempos de las primitivas iniciaciones, en que los misterios eran practicados con la pompa y esplendor más extraordinario en las sagradas riberas bañadas por las aguas del Nilo, del Iliso, del Jordán, del Eufrates y el Tíber. Esto ha dado margen a un gran número de historiadores para establecer la antigüedad de la Francmasonería, que traspasando los límites de la que puede atribuirse a cualquiera otra institución, se pierde en la nebulosa impenetrable de los más antiguos tiempos, haciéndola arrancar del principio del mundo y confundiendo su origen con el de la sociedad. Parece ser que la “filosofía primigenia” que sostiene a la Masonería data de los primeros albores de las sociedades prístinas.
Los Solsticios determinan el paso de las dos grandes fases en que la Naturaleza ofrece los cambios y contrastes más notables y opuestos; fenómenos sorprendentes y siempre admirables que todas las religiones, culturas y rituales han conmemorado bajo formas y alegorías. Explica Yáñez Vega (2002) que los Equinoccios y los Solsticios fueron llamados en el lenguaje metafórico “la puerta de los cielos y de las estaciones”. De aquí los dos San Juan, nombre derivado de Janua, que significa puerta.
Teniendo la institución Masónica -según los más competentes del simbolismo como Contreras Seitz (2007) entre otros tantos M:.M:.-, la alta misión de ilustrar moralmente todas las clases del orden social, nada pudo hacer con más acierto que tomar por patrón y modelo de sus nobles funciones el cuadro físico del curso y los fenómenos solares. Por eso el interior de las Logias nos ofrece las imágenes del sol, de la luna y de la bóveda celeste sembrada de estrellas. Y por supuesto que la luz física viene del Oriente del mundo, las logias Masónicas, en las que se aúnan los esfuerzos más sublimes y generosos que tienden a enaltecer e ilustrar la inteligencia humana, se viene a convertir en otros tantos focos de luz, o sea en tantos orientes particulares. Así pues, en nuestra Logia, símbolos figurados de la naturaleza, los Solsticios se hallan representados por las Columnas que figuran al Occidente, a ambos lados de la puerta de entrada. Estas marcan la marcha aparente del sol durante los doce meses del año, simbolizado por los doce trabajos de Hércules, cuyos viajes tienen por límites igualmente dos columnas semejantes.
Dice Yáñez Vega (2002) de la R:.L:.S:. Fraternidad No. 2 de Concepción, parafraseando a Kaplan de la R:.L:. La Fraternidad No. 62 de Tel Aviv: “Nuestra Orden, a diferencia de otras entidades fraternales y benéficas existentes, pretende dejar en cada H:.M:. una enseñanza moral a través de las alegorías y símbolos que utiliza en su proceso auto educacional. Es así, que el Solsticio que la noche del 27 de diciembre conmemoramos constituye uno más de los símbolos educativos que debemos interpretar lógica y racionalmente para que nos guíe en nuestro mejoramiento personal”.
En el mito básico de la Masonería ortodoxa, no está muy distante la conjunción “hombre-mito solar” (revisado en el ensayo anterior El Solsticio en la Historia). Me refiero a la leyenda de Hiram como versión del mito Solar. Según ella, Hiram el arquitecto de Tiro y experto en trazados, cálculos, cimentación y uso de metales fundidos, era el hombre más sabio de su tiempo. Salomón, que representa la sabiduría del Logos lo escoge como “Maestro de Obras” y le delega poderes. Hiram es hijo de una viuda, esto es, una mujer sin marido. La madre de Hiram es viuda como la Naturaleza después de que muere el Sol, como en el caso de la leyenda de Isis y Osiris, y como cuando la Masonería se queda viuda de Hiram hasta cuando recobre los signos verdaderos, resucite Hiram, vuelva la luz, y se inicie la Orden de la Verdad. Como dice Flor Pinto (2002), “He aquí la misión y la razón de los trabajos de los hijos de la viuda. Sólo cuando brille el Sol de la verdad y no sean necesarios ni mitos ni leyendas”. El Solsticio de Invierno está presente en este mito.
Como H:.M:., y en mi caso particular como Científico, lejanos estamos de adorar el sol, no como fuerza sobre natural, no como deidad y no como residuo de pasadas religiones. Para nuestra Orden, y en lo personal estoy convencido de ello, el “astro solar” no es más que otro de nuestros numerosos símbolos didácticos. Nace en el Oriente, de la eterna sabiduría y difunde su luz y calor, indispensables para la continuación de la vida. En su continuo y permanente movimiento influye en el ritmo del día y la noche; modula el curso de las estaciones; induce el crecimiento de las plantas y la evolución del mundo animal; condiciona el auge y florecimiento de sociedades humanas; estimula el desarrollo cultural técnico y científico, la vestimenta, la comida, y las costumbres sociales y urbanas. En fin, la fuerza del astro solar está en todo lo que denominamos cultura.
Como Masones, en el Astro Solar vemos un ejemplo de nuestros deseos de ser fuentes de luz y calor humanitario, de entregarnos a todos por igual en un permanente afán de integridad. Al igual que la marcha solar, existe en nuestro diario trabajo ascensos y descensos y por ello nos educamos con la Regla de las 24 pulgadas a un preordenado ritmo laboral, con constancia y responsabilidad. En su ejemplo, educamos hacia la tolerancia, aspirando ser expresión de belleza y bondad, y nuestra Orden e inagotable en sabiduría Madre Logia, nos estimula a plantearnos en el ámbito filosófico -permanentes y continuas preguntas en cuyas alegorías y símbolos sepamos encontrar respuestas-, mismas que sólo lograremos con estudio, talento y virtud.
Para entender mejor el vínculo “Solsticio-Masonería”, disfruto el párrafo de Yáñez Vega (2002) cuando dice: “Así como el calor y la luz solar se ofrecen sin condición alguna a todos los hombres, así los Masones entregamos el trabajo sin esperar recompensa mayor. Trabajamos por el placer que hallamos en la labor realizada y en la creación regeneradora, sin alarde ni ostentación. Ayudamos al necesitado y calmamos al sufriente, porque en el compartir nos elevamos por sobre nuestra condición humana. Combatimos la injusticia y despertamos la adormecida conciencia de los hombres, porque los elevados valores humanos son los únicos que tienen cabida en nuestros pensamientos y actos”.
El Sol es un símbolo masónico de suma importancia. La Logia que, entre otros, simboliza también al Universo, con su piso terrenal y su techo celestial. El V:.M:. que ilumina simbólicamente con su Sabiduría todo el Taller, representa al Sol en su nacer. El V:.M:. dirige la Logia desde su sitial en el Oriente, fuente de la Luz, al igual que el Sol qué comienza su esplendor desde el Oriente; el Primer Vigilante simboliza al Sol en su ocaso al Occidente y el Segundo Vigilante simboliza al Sol al Mediodía.
Siendo la Naturaleza el marco de acción del Masón y los fenómenos naturales, fuentes de estudio e inspiración, no podía estar la Orden ajena al fenómeno natural del recorrido elíptico del Astro Rey destacando la coincidencia de que sus puntos más distantes del Ecuador, coinciden con cambios naturales de las dos opuestas Estaciones, el Invierno y el Verano, símbolos también de la contradicción, la dualidad, representados estos opuestos conceptos de pares eternos, en el piso cuadriculado del Taller. Dice Goldstein (2007), el Solsticio de Invierno nos recuerda nuestra propia Iniciación, la Cámara de Reflexión, la Oscuridad. Para el Sol, justamente la detención en el Solsticio de Invierno es, simbólicamente, su propia Cámara de Reflexión, su Cámara de Oscuridad Invernal que, al igual que todos nosotros, que toda la Humanidad, desde esa oscuridad, al preguntarle: Qué es lo que más deseas?, contesta: Quiero ver la Luz,.. la Luz!.

CONCLUSION

La masonería, en su intento de entender la realidad profana, comprende y enseña el simbolismo encerrado en este flujo y reflujo del ir y venir del Sol. El Solsticio nos enseña que el Pulido de la Piedra Bruta, el esfuerzo personal de mejorar nuestra condición humana y crecer intelectualmente, no se produce solamente en un continuo ritmo ascendente; en cierto momento el trabajo cotidiano decae y el ánimo merma. En este momento, las palabras de Yáñez Vega (2002) me parecen enormes al afirmar “es ahí cuando se halla la fuerza emergente del pensamiento Masónico, el espíritu hecho vigor en la Cadena Fraternal, que con su fuerza y aliento nos induce a recomenzar la marcha con renovada vitalidad. Puesto que por encima de nosotros, como permanente ejemplo, se halla la presencia del Sol omnipotente, que irradia calor, fuerza y luz constante, sin discriminación alguna en la entrega de estos valores. De este ejemplo se nutre la Masonería e induce a sus miembros a seguir una senda de justicia, de amor y de fraternidad, en una armónica conjunción operativa para que las enseñanzas de la Orden no sean infecundas semillas sin frutos. Unámonos espiritualmente al conjunto de la Naturaleza y en el simbolismo de esta celebración encontremos renovadas fuerzas para nuestro mejoramiento humano, espiritual e intelectual. Y cada mañana elevemos nuestra mirada al iluminado día sintiendo la felicidad por el hecho de que la vida continua en su eterno flujo y especialmente por la existencia de la otra realidad, sensible y espiritual, que los símbolos de la Masonería permiten descubrir”.
Al celebrar los solsticios, nuestra Orden nos evoca la estrecha relación que existe entre el ser humano y la naturaleza. El Sol rige el comportamiento del hombre y su entorno y por eso que en esta fiesta Solsticial celebramos el inicio de una nueva etapa de nuestra vida. Con el Solsticio de Invierno la Naturaleza se prepara para renacer, y con el de Verano germina la semilla que el hombre sembró en aquella tierra fértil que durante el Invierno se dedicó a trabajar. Con el Solsticio, en el Masón debe aparecer poco a poco aquella piedra libre de aristas que durante todo el año se dedicó a desbastar.
Paradójicamente, cuando el Sol está en su mínimo esplendor, el 27 de diciembre es nuestra última Tenida del año, pero ello no significa que nuestra labor haya finalizado, muy por el contrario, comenzamos una nueva etapa, que se relaciona con la preparación para una nueva siembra de la cual se espera una mejor cosecha y de esta forma contribuir de mejor manera nuestro trabajo en la sociedad profana.

“Nada gratifica más al final del camino que haber empleado la vida construyendo verdades”


BIBLIOGRAFÍA

Contreras Seitz, Manuel Eduardo, 2007. El Símbolo. Pietre-Stones Review of Freemasonry.
http://www.freemasons-fremasonry.com/indiceespanol.html

Flor Pinto, Galo, 2002. El Mito Solar. In: Masonería en Español desde Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/mason_inf/ot.html

Frau Abrines, Lorenzo y Rosendo Arús Arderiu, 1947. Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Buenos Aires.
Frau Abrines, Lorenzo, 2005. Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa, México DF, 613 pp.

Gadea Saguier, Christian, 2007. Los Masones, Jesús y la Navidad. Pietre-Stones Review of Freemasonry.
http://www.freemasons-fremasonry.com/indiceespanol.html

Goldstein, Touvia, 2007. Solsticios de Verano y de Invierno. In: Masonería en Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/Athens/Forum/9991/indexsp.html
Kaplan, Shmuel, 2002. La Filosofía del Solsticio. In: Masonería en Español desde Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/mason_inf/ot.html

Kaplan, Shmuel, 2007. Solsticio de Verano. In: Masonería en Israel, Planchas Masónicas. R:.L:.S:. La Fraternidad No. 62, Tel Aviv-Israel.
http://www.geocities.com/Athens/Forum/9991/indexsp.html
Ritual para Tenida del Solsticio de Invierno, 2007. Tenida Interlogial con Motivo de la Celebración de la Cena Solsticial de Invierno, en el primer Grado de la Masonería Simbólica Universal, 30 pp.

Rodríguez, José, 1997. Mentiras Fundamentales de la Iglesia Católica. Ediciones Barcelona, 151 pp.

Wirth, Oswald, 1920. El Libro del Aprendiz. Edición Especial 1991, Santiago, Chile
Yáñez Vega, José Alvaro, 2002. Solsticio de Verano. Plancha de Trabajo. R:.L:. Fraternidad No. 2, Gr:.Or:. Valle de Concepción, Chile.

Yáñez-Arancibia, Luis Alejandro, 2007. El Solsticio en la Historia y la Masonería. Pietre-Stones Review of Freemasonry.
http://www.freemasons-freemasonry.com/solsticio_masoneria.html

SANTA MARIA DE GUADALUPE - PATRONA DE MEXICO Y DEL CONTINENTE AMERICANO

"Confiamos a Santa María de Guadalupe, Patrona de México y de todo el continente, el destino de los pueblos americanos y de su nueva evangelización"

(S.S. Juan Pablo II, Enero 1999)

Historicidad

La Virgen Santísima se apareció en el Tepeyac, México, a san Juan Diego el martes 12 de diciembre de 1531, apenas diez años después de la conquista de México. La madre de Dios viene para dar a conocer el evangelio a sus hijos nativos del nuevo continente y para "mostrar y dar" todo su "amor y compasión, auxilio y defensa, pues yo soy vuestra piadosa madre".

Como prueba de su visita la Virgen milagrosamente hizo que en aquel lugar aparecieran preciosas rosas de Castilla y que su imagen se quedara permanentemente en la tilma de su siervo.

Durante cuatro días la Virgen se había comunicado con Juan Diego hablándole en su propia lengua, el náhualtl. Al identificarse, María usó la palabra "coatlallope"; un sustantivo compuesto formado por "coatl" o sea, serpiente, la preposición "a" y "llope", aplastar; es decir, se definió como "la que aplasta la serpiente". Otros reconstruyen el nombre como "Tlecuauhtlapcupeuh" que significa: "La que precede de la región de la luz como el Aguila de fuego". De todas formas el vocablo náhualtl sonó a los oídos de los frailes españoles como el extremeño "Guadalupe", relacionando el prodigio del Tepeyac con la muy querida advocación que los conquistadores conocían y veneraban en la Basílica construida por Alfonso XI en 1340. En España existían dos advocaciones a la Virgen de Guadalupe, en Cáceres y en La Gomera. Sin embargo la Guadalupe Mexicana es original. ¡La Virgen se comunicó de manera que la entendiesen tanto los indios como los españoles!.

La Virgen de Guadalupe dio al indio Juan Diego un delicado trato de nobleza elevando proféticamente la condición de todo su pueblo. El Señor "derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes". Al mismo tiempo, La Virgen trajo reconciliación y no división entre los nativos y los españoles. Les ayudó a ambos a comprender que la fe cristiana no es propiedad de nadie sino un don de amor para todos. La Virgen pide a Juan Diego que vaya al obispo. El obispo de México era Fray Juan De Zumárraga, franciscano. De esta manera la Virgen enseña que se debe someter a la autoridad legítima que Jesús estableció en la Iglesia.

Cuatrocientos años debieron pasar para que la cultura occidental reconociera admirada que la imagen impresa sobre el ayate indígena era un verdadero códice mexicano, un mensaje del cielo cargado de símbolos. Helen Behrens, una antropóloga norteamericana descubrió en 1945 lo que los ojos de los indios habían "leído" en la pintura de la "Madre del verdadero Dios por quien se vive" aquel diciembre de 1531.

Guadalupe propicia la Evangelización del continente

Los misioneros tenían poco éxito a pesar de su intensa labor, en gran parte por el mal ejemplo de muchos que llamándose cristianos, abusaban de ellos. Pero la Virgen de Guadalupe se presenta como mujer nativa y les enseñó que el regalo de la fe es para todos sin distinción. La imagen de la tilma es toda una catequesis (ver abajo). Resultado: En los 7 años después de las apariciones 8 millones de nativos se convirtieron a la fe católica. Esto representa un promedio de 3000 conversiones diarias. Si recordamos que por la predicación de San Pedro el día de Pentecostés se convirtieron 3000 hombres, podemos apreciar que la Virgen inició un verdadero Pentecostés que duró 7 años.

La Virgen de Guadalupe continúa guiándonos a Jesús. Los milagros obtenidos por la Virgen son tan extraordinarios que no se puede menos que exclamar: "El poder divino está aquí". Dios Todopoderoso se complace en derramar sus dones por medio de aquella a quien El escogió para ser su madre.

El Santuario, Tepeyac

El Tepeyac es el santuario mariano mas visitado del mundo, superando en visitas a Lourdes y Fátima. Cada año 20 millones de fieles se acercan a la venerada imagen para expresar a la Madre del Cielo el testimonio de su cariño y veneración. El día de la fiesta, el doce de diciembre, se calcula que casi tres millones de personas acuden al santuario.

En la actualidad la imagen milagrosa está en la nueva basílica construida junto a la antigua que se ha hundido notablemente. Los fieles pueden contemplar el cuadro desde una estera móvil que a sus pies se desliza para movilizar a los fieles y dar cabida a las multitudes que desean venerarla. Como en todo santuario mariano, la basílica de Guadalupe cuenta con una capilla del Santísimo donde los fieles constantemente adoran al Señor.

La Basílica nueva tiene forma redonda que simboliza la tienda que albergaba el Arca de la Alianza en su marcha por el desierto; las lámparas interiores que cuelgan del techo recuerdan la nube que guiaba al pueblo de Dios día a día y la refulgente pared de oro que sostiene el cuadro, representa la columna de fuego y luz que indicaba el camino durante la noche.

Durante el proceso de estudio para para canonización de Juan Diego se estableció una comisión para estudiar su historicidad. El padre Fidel González fue asistido en esta labor por Eduardo Chávez Sánchez y José Luis Guerrero Rosado (Cf. «El encuentro de la Virgen de Guadalupe y Juan Diego», Editorial Porrúa, México 1999, 564 pp.). Presentaron 27 documentos o testimonios indígenas guadalupanos y 8 de procedencia mixta indo-española. Entre todos ellos, destaca el «El Nican Mopohua» y el llamado Códice «Escalada».

No se pueden explicar con elementos históricos algunos aspectos decisivos de la historia de México sin tener en cuenta el milagro de Guadalupe. Como, por ejemplo, el que, después una conquista dramática y tras dolorosas divisiones y contraposiciones en el seno del mundo político nahuatl, en un lugar significativo para el mundo indígena, en el cerro del Tepeyac, se levantara en seguida una ermita dedicada a la Virgen María bajo el nombre de Guadalupe. No explican tampoco cómo Guadalupe se convirtió en señal de una nueva historia religiosa y de encuentro entre dos mundos hasta ese momento en dramática contraposición.

.... Existen otras muchas pruebas históricas sobre la existencia de Juan Diego, como, por ejemplo, la tradición oral, fuente decisiva al estudiar a los pueblos mexicanos, cuya cultura era principalmente oral. Esta tradición, en esos casos suele obedecer a cánones bien precisos y, en el caso de Guadalupe, siempre confirma la figura histórica y espiritual de Juan Diego. Quien quiera profundizar en el aspecto histórico del vidente de Guadalupe, puede leer a continuación el artículo inédito escrito por una de las personalidades más competentes en la materia, Fidel González, presidente de la Comisión histórica sobre Juan Diego constituida por la Santa Sede.

-Fuente: Zenit.


La siguiente historia es tomada del escrito del indio Nican Mophua del XVI
Para el texto completo ver: El Nican Mopohua

Un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a clase de catecismo y a la Santa Misa. Al llegar junto al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó que le llamaban de arriba del cerro diciendo: "Juanito, Juan Dieguito".

Él subió a la cumbre y vio a una Señora de sobrehumana belleza, cuyo vestido era brillante como el sol, la cual con palabras muy amables y atentas le dijo: "Juanito, el más pequeño de mis hijos, ¿a dónde vas?... sabe y ten entendido, tú el más pequeño de mis hijos, que yo soy la siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive; del Creador cabe quien está todo; Señor del cielo y de la tierra. Deseo vivamente que se me erija aquí un templo, para en él mostrar y dar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa pues yo soy vuestra piadosa madre; a ti, a todos vosotros juntos los moradores de esta tierra y a los demás amadores míos que me invoquen y en Mí confíen; oír allí sus lamentos, y remediar todas sus miserias, penas y dolores.

Y para realizar lo que mi clemencia pretende, ve al palacio del obispo de México y le dirás cómo yo te envío a manifestarle lo que mucho deseo, que aquí en el llano me edifique un templo: le contarás puntualmente cuanto has visto y admirado y lo que has oído... Hijo mío el más pequeño; anda y pon todo tu esfuerzo"

Él se arrodilló y le dijo: "Señora mía, ya voy a cumplir tu mandado; por ahora me despido de ti, yo tu humilde siervo". Y se fue de prisa a la ciudad y camino al Palacio del Obispo, que era Fray Juan de Zumárraga, religioso franciscano.

Cuando el Obispo oyó lo que le decía el indiecito Juan Diego, no le creyó. Solamente le dijo: "Otro vez vendrás, hijo mío y te oiré más despacio, lo veré muy desde el principio y pensaré en la voluntad y deseo con que has venido".

Juan Diego se volvió muy triste porque no había logrado que se realizara su mensaje. Se fue derecho a la cumbre del cerro y encontró allí a la Señora del Cielo que le estaba aguardando. Al verla se arrodilló delante de Ella y le dijo: "Señora, la más pequeñas de mis hijas, Niña mía, fui a donde me enviaste a cumplir tu mandado; aunque con dificultad entré a done es el asiento del prelado; le vi y expuse tu mensaje, así como me advertiste; me recibió benignamente y me oyó con atención; pero en cuanto me respondió, pareció que no la tuvo por cierto... Comprendí perfectamente en la manera que me respondió, que piensa que es quizás invención mía que Tú quieres que aquí te hagan un templo y que acaso no es de orden tuya; por lo cual, te ruego encarecidamente, Señora y Niña mía, que a alguno de los principales, conocido, respetado y estimado le encargues que lleve tu mensaje para que le crean porque yo soy un hombrecillo, soy un cordel, soy una escalerilla de tablas, soy cola, soy hoja, soy gente menuda, y Tú, Niña mía, la más pequeña de mis hijas, Señora, me envías a un lugar por donde no ando y donde no paro."

Ella le respondió: "Oye, hijo mío el más pequeño, ten entendido que son muchos mis servidores y mensajeros, a quienes puedo encargar que lleven mi mensaje y hagan mi voluntad; pero es de todo punto preciso que tú mismo solicites y ayudes y que con tu mediación se cumpla mi voluntad. Mucho te ruego, hijo mío el más pequeño, y con rigor te mando, que otra vez vayas mañana a ver al obispo. Dale parte en mi nombre y hazle saber por enero mi voluntad, que tiene que poner por obra el templo que le pido."

Pero al día siguiente el obispo tampoco le creyó a Juan Diego y le dijo que era necesaria alguna señal maravillosa para creer que era cierto que lo enviaba la misma Señora del Cielo. Y lo despidió.

El lunes, Juan Diego no volvió al sitio donde se le aparecía nuestra Señora porque su tío Bernardino se puso muy grave y le rogó que fuera a la capital y le llevara un sacerdote para confesarse. Él dio la vuelta por otro lado del Tepeyac para que no lo detuviera la Señora del Cielo, y así poder llegar más pronto a la capital. Mas Ella le salió al encuentro en el camino por donde iba y le dijo: “Oye y ten entendido, hijo mío el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige, no se turbe tu corazón, no temas esa enfermedad, ni otra alguna enfermedad y angustia. ¿No estoy yo aquí que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra? ¿No soy yo tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo? ¿Qué más has menester? No te apene ni te inquiete otra cosa; no te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá ahora de ella: está seguro que ya sanó... Sube, hijo mío el más pequeño, a la cumbre del cerrillo, allí donde me viste y te di órdenes, hallarás que hay diferentes flores; córtalas, júntalas, recógelas; en seguida baja y tráelas a mi presencia.”

Juan Diego subió a la cumbre del cerro y se asombró muchísimo al ver tantas y exquisitas rosas de Castilla, siendo aquel un tiempo de mucho hielo en el que no aparece rosa alguna por allí, y menos en esos pedregales. Llenó su poncho o larga ruana blanca con todas aquellas bellísimas rosas y se presentó a la Señora del Cielo.

Ella le dijo: “Hijo mío el más pequeño, esta diversidad de rosas es la prueba y señal que llevarás al obispo. Le dirás en mi nombre que vea en ella mi voluntad y que él tiene que cumplirla: Tú eres mi embajador, muy digno de confianza. Rigurosamente te ordeno que sólo delante del obispo despliegues tu manta y descubras lo que llevas. Contarás bien todo; dirás que te mandé subir a la cumbre del cerrillo que fueras a cortar flores; y todo lo que viste y admiraste; para que puedas inducir al prelado a que te dé su ayuda, con objeto de que se haga y erija el templo que he pedido.”

Juan Diego se puso en camino, ya contento y seguro de salir bien. Al llegar a la presencia del Obispo le dijo: “Señor, hice lo que me ordenaste, que fuera a decir a mi Ama, la Señora del Cielo, Santa María, preciosa Madre de Dios, que pedías una señal para poder creerme que le has de hacer el templo donde ella te pide que lo erijas; y además le dije que yo te había dado mi palabra de traerte alguna señal y prueba, que me encargaste, de su voluntad.

Condescendió a tu recado y acogió benignamente lo que pides, alguna señal y prueba para que se cumpla su voluntad. Hoy muy temprano me mandó que otra vez viniera a verte; le pedí la señal para que me creyeras, según me había dicho que me la daría; y al punto lo cumplió: me despachó a la cumbre del cerrillo, donde antes yo la viera, a que fuese a cortar varias rosas de Castilla (...). Ella me dijo por qué te las había de entregar; y así lo hago, para que en ellas veas la señal que pides y cumplas su voluntad; y también para que aparezca la verdad de mi palabra y de mi mensaje. He las aquí: recíbelas”.
Desenvolvió luego su blanca manta, y así que se esparcieron por el suelo todas las diferentes rosas de Castilla, se dibujó en ella y apareció de repente la preciosa imagen de la Virgen María, Madre de Dios, tal cual se venera hoy en el templo de Guadalupe en Tepeyac. Luego que la vieron, el Obispo y todos los que allí estaban, se arrodillaron llenos de admiración. El prelado desató del cuello de Juan Diego la manta en que se dibujó y apareció la Señora del Cielo y la llevó con gran devoción al altar de su capilla. Con lágrimas de tristeza oró y pidió perdón por no haber aceptado antes el mandato de la Virgen.
La ciudad entera se conmovió, y venían a ver y admirar la devota imagen y a hacerle oración; y le pusieron por nombre la Virgen de Guadalupe, según el deseo de Nuestra Señora. Juan Diego pidió permiso para ir a ver a su tío Bernardino, que estaba muy grave. El Obispo le envió un grupo de personas para acompañarlo. Al llegar vieron a su tío estaba muy contento y que nada le dolía. Y vinieron a saber que había quedado instantáneamente curado en el momento en que la Santísima Virgen dijo a Juan Diego: "No te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá ahora de ella: está seguro de que ya sanó".
El Obispo trasladó a la Iglesia Mayor la santa imagen de la amada Señora del Cielo. La ciudad entera desfilaba para admirar y venerar la Sagrada Imagen, maravillados todos de que hubiera aparecido por milagro divino; porque ninguna persona de este mundo pintó su preciosa imagen.

(hasta aquí el relato indio del siglo XVI).

Descripción de la Imagen

La imagen de Nuestra Señora de Guadalupe quedó impresa en un tosco tejido hecho con fibras de maguey. Se trata del ayate, usado por los indios para acarrear cosas y no de una tilma, que usualmente era de tejido más fino de algodón. La trama del ayate es tan burda y sencilla, que se puede ver claramente a través de ella, y la fibra del maguey es un material tan inadecuado que ningún pintor lo hubiera escogido para pintar sobre el.

La imagen de Nuestra Señora de Guadalupe es una maravillosa síntesis cultural, una obra maestra que presentó la nueva fe de manera tal que pudo ser entendida y aceptada inmediatamente por los indios mexicanos. Es imposible de describir aquí la rica y complicada simbología que contiene este cuadro-códice porque cada detalle de color y de forma es portador de un mensaje teológico.

El rostro impreso en el ayate es el de una joven mestiza; una anticipación, pues en aquel momento todavía no habían mestizos de esa edad en México.

María asume así el dolor de miles de niños, los primeros de una nueva raza, rechazados entonces tanto por los indios como por los conquistadores. El cuadro que se conserva en la moderna Basílica del Tepeyac mide aproximadamente 66 x 41 pulgadas y la imagen de la Virgen ocupa unas 56 pulgadas del mismo. La Virgen está de pié y su rostro se inclina delicadamente recordando un poco las tradicionales "Inmaculadas". Esta oportuna inclinación evita que el empate que une las dos piezas del tejido caiga dentro de la faz de la Virgen. El manto azul salpicado de estrellas es la "Tilma de Turquesa" con que se revestían los grandes señores, e indica la nobleza y la importancia del portador. Los rayos del sol circundan totalmente a la Guadalupana como para indicar que ella es su aurora. Esta joven doncella mexicana está embarazada de pocos meses, así lo indican el lazo negro que ajusta su cintura, el ligero abultamiento debajo de este y la intensidad de los resplandores solares que aumenta a la altura del vientre. Su pie esta apoyado sobre una luna negra, (símbolo del mal para los mexicanos) y el ángel que la sostiene con gesto severo, lleva abiertas sus alas de águila.

La Virgen de Guadalupe se presentó ante sus hijos como la Madre del Creador y conservador de todo el universo; que viene a su pueblo porque quiere acogerlos a todos, indios y españoles, con un mismo amor de Madre. Con la prodigiosa impresión en el ayate comenzaba un nuevo mundo, la aurora del sexto sol que esperaban los mexicanos.

La imagen ha sufrido serios atentados y ha salido incólume de ácidos corrosivos y hasta de una bomba de gran tamaño que, en 1921, un desconocido escondió entre flores que malvadamente le ofrecía. Al explotar la bomba, causó gran destrucción. El crucifijo de metal que estaba cerca de la Virgen quedó retorcido y sin embargo la imagen de la Virgen quedó intacta. El cristal del marco de su imagen no se rompió. Ver estudios

Los Papas y la Virgen de Guadalupe

Pío X proclamó a Nuestra Señora de Guadalupe "Patrona de toda la América Latina"; Pío XI, de "todas las Américas"; Pío XII la llamó "Emperatriz de las Américas"; y Juan XXIII, "La misionera celeste del Nuevo Mundo" y "la Madre de las Américas". En esta gran basílica Juan Pablo II beatificó al indio Juan Diego el 6 de mayo de 1990.
En sus cuatro visitas a México, Juan Pablo II ha visitado el Tepeyac y honrado con profundo amor filial a la Virgen de Guadalupe a quien ha encomendado el continente Americano y su nueva evangelización.

La Virgen de Guadalupe, defensora de la vida.

El Papa Juan Pablo II nos enseña que, ante la actual cultura de la muerte, encontramos esperanza en la Virgen de Guadalupe, la gran abogada y defensora de la vida humana. Ella apareció embarazada. Los indios comprendieron que les visitaba la Madre de Dios. Tras la conversión, los indios cesaron de ofrecer sacrificios humanos que hasta entonces eran comunes. Por eso la Iglesia pide hoy día su intercesión para defender la vida contra el genocidio del aborto y otras amenazas contra los inocentes.

En su cuarta visita a México, del 22 al 26 de enero de 1999, Juan Pablo II puso a los pies de la Virgen el documento del sínodo de las Américas que en aquella ocasión entregó a la Iglesia como fundamento para la Nueva Evangelización que solo es posible por la obra del Espíritu Santo. La Virgen es la que propicia la obra divina con su FIAT. Así es corredentora con su Hijo Jesucristo. La cuarta visita del Papa a México coincidió con el 26 aniversario de la legalización del aborto en USA, poniéndose así de relieve la gran batalla mundial por la dignidad de la vida humana.
Estudios Científicos sobre la Imagen de la Virgen de Guadalupe

Los asombrosos descubrimientos en torno al cuadro de la Virgen de Guadalupe tienen a los científicos en gran asombro. Se ha formado una comisión de científicos para investigar los fenómenos inexplicables de esta tela que era la ruana o poncho del indio Juan Diego.
La Fenómeno de la Tela

Lo primero que llama la atención de los expertos en textiles es que la tela del ayate sobre el que está la imagen de la Virgen es de fibra vegetal de maguey. Por su naturaleza, esta fibra se descompone por putrefacción en veinte años o menos. Así ha sucedido con varias reproducciones de la imagen que se han fabricado con este mismo tejido. Sin embargo el ayate de la imagen ha resistido mas de 470 años en perfecto estado de conservación. Por causas ininteligibles a los expertos, el ayate de la imagen es refractaria a la humedad y al polvo.

La imagen de la Virgen de Guadalupe estuvo 116 años expuesta a las inclemencias del ambiente, sin protección alguna contra el polvo, la humedad, el calor, el humo de las velas y el continuo roce de miles y miles de objetos que fueron tocados a la venerada imagen, además del constante contacto de manos y besos de innumerables peregrinos. Todo esto sin que se haya deshilachado ni desteñido su bella policromía.

El Fenómeno de la Imagen

La pintura que cubre la tela es otro misterio. El sabio alemán Kuhn, premio Nobel en Química, ha estudiado esta pintura, y su respuesta dejó atónitos a los oyentes: "Estos colorantes no son ni minerales, ni vegetales, ni animales". No han podido explicar el origen de los pigmentos que dan color a la imagen, ni la forma en que esta fue pintado.

Se podría pensar que la tela ha resistido tanto porque la habrían encolado y preparado de manera especial como a otras pinturas famosas, para que tuviera gran resistencia. Pero el Señor Callaga, del instituto espacial NASA, de Estados Unidos, la ha estudiado con aparatos de rayos infrarrojos y ha descubierto que la tela no tiene ningún engomado ni preservativos, y que no se puede explicar cómo esa imagen ha resistido cuatro siglos en un lienzo tan ordinario. Con estos rayos infrarrojos se ha descubierto que la imagen no tiene esbozos previos -como se ve en los cuadros de Rubens y Tiziano-, sino que fue plasmada directamente, tal cual se la ve, sin tanteos ni rectificaciones.
La imagen no tiene pinceladas. La técnica empleada es desconocida en la historia de la pintura. Es incomprensible e irrepetible.

El Fenómeno de las Pupilas

Ver video
Un famoso oculista, Lauvvoignet, examinó con un poderoso lente la pupila de la Virgen, y observó, maravillado, que en el iris se ve reflejada la imagen de un hombre. Esto fue al principio de una investigación que condujo a los más inesperados descubrimientos.

Por medio de la digitalización se observa en la pupila de una fotografía todo lo que la persona estaba mirando en el momento de tomarse la foto. El Dr. Tosnman, especializado en digitalización, le ha tomado fotografías a la pupila de la Virgen de Guadalupe. Después de ampliarlas miles de veces, logró captar detalles imposibles de ser captados a simple vista. ¡Ha descubierto lo que la Virgen miraba en el momento de formarse la imagen en la tilma de Juan Diego!
Los detalles que aparecen en las fotografías de la pupila de la Virgen de Guadalupe son: un indio en el acto de desplegar su ruana ante un religioso; un franciscano en cuyo rostro se ve deslizarse una lágrima; un hombre con la mano sobre la barba en señal de admiración; otro indio en actitud de rezar; unos niños y varios religiosos franciscanos más. O sea, todas las personas que según la historia de la Virgen de Guadalupe, escrita hace varios siglos, estaban presentes en el momento en que apareció la sagrada imagen.

Lo que es radicalmente imposible es que en un espacio tan pequeño, como la córnea de un ojo situado en una imagen de tamaño natural, aún el más experto miniaturista lograra pintar todas esas imágenes que ha sido necesario ampliar dos mil veces para poderlas advertir.

La ciencia moderna se queda sin explicaciones ante las maravillas de la imagen de la Virgen de Guadalupe. Es una realidad irrepetible. Sobrepasa todas las posibilidades naturales, por lo que se puede decir que estamos ante un hecho sobrenatural.
Una tilma que no se corrompe. Unos colores que no fueron pintados. Una pupila que contiene toda la escena y todas las personas del momento del milagro. Estamos ante una imagen que ni el tiempo ni los atentados de hombres llenos de odio han podido vencer.
La Virgen no se impone, no reta, no humilla a sus enemigos. El milagro de su presencia en el Tepeyac es real pero muy sutil. Es un milagro que no aparece como tal a primera vista. Quiere ser mas bien confirmación de la verdad para ayudar a los corazones que se han endurecido pero que aun buscan.
Para los sencillos de corazón los milagros no son necesarios para tener fe. Ellos captan por la gracia del Espíritu el amor solícito de la Madre del Cielo que viene por ellos.

Los enemigos de la Virgen son muchas veces personas muy poderosas, pero pasan y se hacen polvo. La Virgen permanece como testigo del amor de Dios que es eterno. Ella ha querido ser un faro plantado en el corazón del continente Americano para atraer a todos a Cristo, Salvador y Vida Eterna, única esperanza ante la ruina en que se encuentra la humanidad. Ella ha querido darnos un milagro para ayudar a las generaciones incrédulas. Ha querido demostrar con su característica humildad, que la ciencia tiene su función pero también sus límites. Ella nos recuerda las palabras del ángel: "Para Dios nada es imposible".

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe
Patrona de México y Emperatriz de las Américas

"Madre Santísima de Guadalupe. Madre de Jesús,
condúcenos hacia tu Divino Hijo por el camino del Evangelio,
para que nuestra vida sea el cumplimiento generoso
de la voluntad de Dios
Condúcenos a Jesús,
que se nos manifiesta y se nos da en la Palabra revelada
y en el Pan de la Eucaristía
Danos una fe firme,
una esperanza sobrenatural
una caridad ardiente
y una fidelidad viva
a nuestra vocación de bautizados.
ayúdanos a ser agradecidos a Dios,
exigentes con nosotros mismos y llenos de amor
para con nuestros hermanos.

Amén"