martes, 18 de junio de 2013


Un nuevo ente masónico: CONFEDERACION MASONICA DE FRANCIA
clip_image001
Desde la famosa declaración de Basilea (2012)en el seno de hexágono francés nacida yo creo como contrapunto de la gran hegemonía que preside en el panorama masónico francófono el Gran Oriente de Francia, el cual ha ido consolidando hegemonía por su propia acción e idiosincrasia y distintos pasos como han sido la apertura con relación a los temas de la mixtidad; el último episodio los tenemos con la declaración del Supremo Consejo del REAA-GODF, dando el visto bueno a la inclusión de la mujer a los trabajos de tan alto organismo masónico del REAA.

Pues bien, frente a ello y la situación que ha dejado la debacle habida en el seno de la Gran Logia Nacional Francesa (GLNF), la Gran Logia de Francia, y otras pequeñas potencias, viendo su incapacidad para recortar distancias con el GODF, como la directriz de que era imposible controlar las múltiples situaciones habidas a la voladura incontrolada de la GLNF, impulsaron la creación de un espacio masónico amplio que recogiera diversas sensibilidades del llamado espectro de la "Masonería Regular y de Tradición" .

Ello ha logrado que se pudieran recoger una gran diversidad de Hermanos, de ritualidades y orientaciones y sensibilidades bajo un mismo paraguas, que no ha sido otro que un ansiado pero complejo proyecto como es la Confederación Masónica de Francia, que ha tenido su acto, no diré que final, pero sí constituyente al colocar la piedra basal del edificio con la firma constitutiva de la Confederación Masónica Francesa

Este logro del cual hubo como bastantes reservas en cuanto a su consecución y objeticos se ha materializado este 15 de junio, con la asistencia al acto de constitución de las distintas dignidades como Mark Henry, el Gran Maestro de la Gran Logia de Francia; Jean Dubar Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica Tradicional "Opera" (GLTSO), Dominique Moreau, representando su Gran Maestro Gran Maestro de la Gran Logia de la Alianza Masónica Francesa (GL-AMF) y Jean-François Buherne Gran Maestro de la Gran Logia Independiente de Francia (GLIF) junto con el Gran Maestro de la Gran Logia de Francia, los cuales avanzaban hacia un proyecto final (que está por ver su evolución) y del cual tenemos la firma del tratado constitutivo de la llamada Confederación Masónica de Francia .

Ese contrapunto del que hablo, conforma tras de ese título un complejo paraguas que ahora reuniría al menos unas 1.700 logias, las cuales conjuntan nada más y nada menos, que unos 51.000 hermanos masones, lo cual hace que se igualen los efectivos con relación al número de miembros del GODF, que cuenta con otros 50.000.

Está claro que fuera de estos centros de composición masónica: GOdF y la CMdF queda una bueno Proción e Hermanos y Hermanas si atendemos a las cifras que se barajan de que existen unos 200 o 250.000 masones en Francia.

En todo caso la GLF ha trabajado para materializar al menos un "Corpus" que represente a un buen sector como es la Masonería llamada o autollamada " Regular y de Tradición, y todo" y que tras un intenso trabajo y con objetivos comunes y afines ha preparado un "ente masónico para que esta organización sea una referencia frente a la GLUI, y para que constituya un potente peso frente a otros posibles interlocutores…

Por tanto han trabajado no para le homogeneización que terminaría implicando importantes roces, sino con una apertura d miras, yo creo que con la intención de ir aglutinando más obediencias y proyecto a la gran Confederación que pretende ser una su organismo multi-ritual al incluir dentro de su panorama de trabajos seis ritos: Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito Escocés Rectificado, el Rito de Emulación de estilo Inglés, rito Francés tradicional, el Rito de York, Rito Escocés "estándar", de este modo se abren a recoger los restos de la bomba desfragmentación que ha sido la GLNF, sino a otros posibles organismos satelitales.

Para lo cual tras limar asperezas del cimiento sobre el cual se va a colocar el gran edificio de la CMdF, se han ido colocando las piedras basales, y una de ellas tal vez la piedra cenital de esa cimentación sea crear la Confederación. En todo caso aún restan distintos pasos como redactar la constitución y los estatutos de este nuevo gran "ente masónico", que de momento ha contado con el aval de un 91% de los votos de la Gran Logia de Francia para que ello fuese una realidad.

Lo cual significa que hay consenso y decisión en avanzar pese a que la Declaración de Basilea, está como quien dice a la vuelta de la esquina, y que la Gran Logia de Francia se asienta dentro del panorama masónico de tradición "regular", tras diversos coqueteos y derivas, pues al menos en España siempre hemos percibido que la Regularidad estaba asentada en las columnas de la GLNF y Obediencias próximas, pero no tan definitoriamente en la Gran Logia de Francia que con su trabajo y tesón ha visto crecer sus membresías a costa tanto de la GLNF y como no de las derivas también del GOdF.

Exponer que las cuatro Grandes Logias fundadoras de la Confederación también han emitido un comunicado conjunto, sobre esta recomposición del llamado paisaje masónico francés

La "Confederación Masónica de Francia"

Respondiendo a la llamada de los cinco grandes Logias europeas en la Declaración de Basilea de 10 de junio de 2012, la "Confederación Masónica de Francia", tiene la ambición de unir a la familia espiritualista de la Masonería francesa se ha materializado oficialmente este sábado, 15 de junio en París.

En ella se reagrupa la Gran Logia de Francia (GLDF), la Gran Logia y Tradicional Simbólica Opera (GLTSO), la Gran Logia de la Alianza Masónica Francesa (GLAMF) y la Gran Logia de Independiente de Francia (GLIF). Su acto de nacimiento ha sido firmado por los Grandes Maestros de las cuatro Obediencias después del Convento de la Gran Logia de Francia, por el voto que de manera inequívoca aprobó los textos fundadores.

Esta creación tiene un significado histórico: la reunión por primera vez en Francia de Grandes Logias que comparten los mismos valores y la espiritualidad que representa la masonería Tradición. Al proponer una confederación que respete la diversidad de enfoques de sus fundadores esto supone reformar profundamente el paisaje masónico francés.

Este ente aceptará en sus logias a todos los hermanos que se identifican con los principios fundamentales de la regularidad masónica.

Por lo tanto, se prepara una masonería moderna y abierta, la del siglo XXI una Confederación que reunirá a día de hoy a 1700 Logias ya 51.000 Hermanos y que ofrece la riqueza de seis ritos iniciáticos.

Las cuales han cerrado un TRATADO DE FUNDACION

Preámbulo: Respondiendo a la llamada de la Declaración de Basilea de 10 de junio 2012, los franceses Grandes Logias Masónicas que suscribe decidido reunir bajo una confederación llamada Confederación Masónica de Francia, compuesta por entes fundadores como:

- La Gran Logia de Francia
- La Gran Logia Tradicional y Simbólica "Opera" .
- La Gran Logia Alianza Masónica Francesa.
- La Gran Logia Independiente de Francia.

Las cuales se comprometen con un protocolo de visitas e intercambios de uso masónico de sus miembros, teniendo claro que cada Gran Logia es soberana e independiente en su identidad y en su funcionamiento. Por tanto excluye el cerramiento al dar apertura a nuevas adhesiones de otras Obediencias si respetan ya acatan que la unidad de acción y aglutinamiento se basa en:

- Invocación del Gran Arquitecto del Universo

- Presencia en la Logia de las tres grandes luces: Volumen de la Ley Sagrada expuesto y abierto con la Escuadra y el Compás,

- La soberanía exclusiva sobre los grados simbólicos,
- Independencia vis-à-vis cualquier estructura masónica de los Altos Grados,
- La no mixtidad de los trabajos rituales.
- La prohibición de las discusiones políticas o religiosas,
- El carácter progresista y espiritual del método masónico.

Ya lo sabe el GODF a quien tiene delante, y lo mismo ocurre con la GLUI, que ahora tiene delante un gran ente masónico al que tendrá que atender y escuchar.

Tan solo queda por ver la evolución histórica, sí esto concluye en una unión bajo una sola denominación y la disolución de todo el complejo estructural que contienen, hoy por hoy las cuatro obediencias reunidas bajo la signatura CMF.

Será todo un reto.

Víctor Guerra