jueves, 19 de junio de 2014

“Los templos iniciáticos de la antigüedad y las actuales pruebas para la iniciación.”


Publicado por Rita Alicia Ramirez Sanchez
A L.G.D.G.A.D.U.
S.T.U.
Resp:. Log:. Simb:.
Hipatía de Alejandría No. 3

Trazado de arquitectura titulado:
“Los templos iniciáticos de la antigüedad y las actuales pruebas para la iniciación.”
Presentado por: Rita Alicia Ramírez Sánchez Maest:. Mas:.

V:. M:. y QQ:. HH:.
La palabra Templo se deriva de la voz latina TEMPLUM, siendo el nombre con el cual se designa a un edificio destinado a la práctica de algún tipo de culto religioso. En la masonería se utiliza para denominar al lugar en el cual homenajeamos a la virtud, a las ciencias y a la sabiduría.
A lo largo de la historia de la humanidad se han consagrado diversos espacios para dedicarlos a los dioses, dentro de las primeras religiones de naturaleza femenina se honraban a los ciclos lunares, las cosechas, las estaciones y a la misma mujer, identificada con Lilith, Eva, Isis, Deméter, Perséfone, Diana, y posteriormente con María . El sentido de creación era respetado y venerado, los mismos bosques, campos y cuevas eran lugares de consagración, con el tiempo las cuevas se asociaron al inframundo y se sustiyó al principio femenino por la muerte y la masculinidad, se adoro a Mitra, Osiris, Horus, Zeus, Yahvé, y Jesús entre otros.[1] Con el desarrollo de estos principios contrarios a la creación los templos fueron diseñados y construidos por la mano del hombre como símbolo de poderío y estatus económico y social.
Sin embargo, dentro de la cultura egipcia y maya fueron concebidos no solo como un lugar de adoración sino como un intento por estar mas cerca de Dios, ejemplo de esto son las pirámides con su forma apuntada al cielo, aunque primero fueron las columnas que mucho después de la pirámide se hicieron famosas por los hebreos, judíos, griegos y otras civilizaciones. Para los egipcios las columnas eran una representación de su estabilidad política y económica.[2]
Hacia el año 1000 a. de C. cuando el Rey David conquistó la ciudad de Jerusalén, tenia la intención de construir un templo para honrar a su Dios. Sin embargo fue su hijo Salomón quien comenzó y finalizó el proyecto, se dice que “el edificio tenia unos 30 m de longitud, 10 de ancho y 15 de altura: las lámparas, braseros, tenazas y otros utensilios eran de oro; para las purificaciones rituales se utilizaban elegantes jofainas de bronce entre las que había un “misterioso” mar que contenía mas de 35 mil litros de agua y pesaba unas 30 toneladas” (Rider´s Digest, 1998). Posteriormente cuando los judíos regresaron de Babilonia a Jerusalén se conoció un segundo templo llamado Templo de Zorobabel. Se dice que el Rey Herodes buscó demostrar la grandeza de su reinado a través de la construcción de templos, fortalezas, y monumentos de gran envergadura, al mandar destruir el Templo de Zorobabel hacia el 20 a. de C. edificó su templo con la intención de lograr el control de la ciudad[3]. Dentro de la fortaleza al interior del Templo de Herodes “la tapicería multicolor representaba el universo. En el altar para el incienso había una menóra de oro y una mesa para los panes…la entrada al Santo de los Santos estaba siempre cerrada por un doble velo. El recinto tenia forma de cubo exacto de 9 por 9, no tenia ventanas y en el no penetraba la luz del día”. (Rider´s Digest, 1998)
Antes de entrar los visitantes debía darse un baño ritual o mikvé con la intención de purificar su espíritu y poder conducirse al Atrio de los Gentiles donde se presentaban los sacrificios de animales[4]. Había un recinto denominado el Atrio de las Mujeres llamado así debido a que solo hasta ese sitio se les permitía llegar. En este lugar estaban las 13 arcas del tesoro del Templo, con la forma de un cuerno, desde aquí se llegaba a Tres Cámaras inferiores: la de los Siclos, donde se guardaban los impuestos anuales de los judíos; la de los utensilios, donde se guardaban los utensilios de oro y plata para los rituales y la de los Secretos, donde los fondos depositados se destinaban a una buena familia, de manera anónima.
Con la destrucción del Templo de Herodes, se inicio la historia de los Caballeros Templarios quienes aparentemente habían encontrado el tesoro situado debajo del mismo, incluidas las ruinas del Templo de Zorobabel. Se dice que la construcción de la Capilla de Rosslyn por el Conde Saint Claire proporciono el logro de la transición de los Caballeros Templarios a la Francmasoneria, este templo es una replica de exacta del Templo de Herodes quien a su vez se edifico en base al Templo de Zorobabel y este anteriormente al de Salomón.
Estas edificaciones encierran el simbolismo que rige al universo pues se extienden en dirección a la luz, de oriente a occidente, su anchura es de norte a sur y su altura hasta el cenit del día cubriendo todo el universo con su bóveda; las tres cualidades Fuerza, Belleza y Candor lo sostienen a través de las columnas de las tres luces, regidos por el primer principio del Delta Luminoso que vigila el equilibrio de los dos opuestos (B:. y J:.) todo dentro de la cadena de la causa y el efecto, gobernados por la palabra situada en el Ara, que con el compas y la escuadra se construye positivamente en dirección a oriente, a través de los tres peldaños de la meditación y la abstracción, por ello la logia no tiene ventanas, pues emite luz desde el interior. 

Es Cuanto.

_______________________________________
Rita Alicia Ramírez Sánchez Maest:. Mas:.
[1] El mito de Perséfone hace alusión al origen de las estaciones del año al ser su camino entre el inframundo y la tierra una cueva; por otro lado, el desarrollo del culto al dios asirio Mitra, donde se maneja la importancia de las cuevas como santuario, mantienen cierta afinidad con la primera prueba que debe superar el aprendiz, la prueba de la tierra y la germinación.
[2] La diosa egipcia del cielo, Nut, era representada inclinada sobre la tierra apoyándose con los pies y las manos, los grandes obeliscos que unificaban los territorios del Alto y del Bajo Egipto eran quizá un simbolismo de sus extremidades. Al igual que las columnas del templo masónico una estaba situada al Norte y otra al Sur (B:. y J:. respectivamente), en dirección hacia oriente.
[3] Quizá retomando la creencia de los egipcios y de muchas más civilizaciones antiguas.
[4] El baño ritual hace referencia al segundo viaje del aprendiz en la ceremonia de iniciación ; el sacrificio y cremación del animal es alusiva al tercer y ultimo viaje, que transmuta y libera como la sangre paga el precio del pecado.
Bibliografía:
Knight, C., & Lomas, R. (1997). La clave secreta de Hiram. Faraones, masones y el descubrimiento de los rollos de Jesús. México: Grijalbo.
MAGISTER Lavagnini, A. (2010). Manual del aprendiz de MAGISTER. Berbera Editores S.A. de C.V.
Selecciones del Reader´s Digest. (1998). Jesús y su tiempo. México D.F.: Reader´s Digest México S.A. de C.V.
Stein, D. (2001). El poder espiritual de la mujer . Sant Paul, MN: Llewellyn Worldwide.
Terrones Benítez, A., & García González, A. L. (2011). 33 temas del aprendiz masón. México D.F.: Berbera Editores S.A. de C.V.