martes, 12 de febrero de 2013

EL MANDIL OCULTA LOS ÓRGANOS SEXUALES

Gentileza del Q.·.H.·. BUBY ORTÍZ



Al centrar la atención en los genitales, el mandil también hacer resaltar la significación e importancia vital de la genética para el desarrollo de la propia persona. En estos tiempos que se llaman demócratas, se considera absolutamente censurable asumir una superioridad motivada por el linaje o la educación, pero esto no es nada realista. Verdaderamente, una buena aplicación de los conocimientos de genética produce los mejores especímenes humanos, a pesar de lo que digan los ambientalistas más liberales. Es posible desarrollar los genes con los cuales él/ella nacieron, estimulando los mejores y tratando de reorganizar los peores. Esta tarea dura toda una vida y es el "trabajo" que se reconoce tácitamente mediante la utilización del simbólico mandil por parte de los trabajadores espirituales.

De todo ello se deduce que la significación genética de un mandil apunta a una herencia de Sangre Bendita o Sangreal, de la cual se supone que se deriva la Divinidad inherente al hombre. Al igual que el Santo Grial, y todas las leyendas relacionadas con el mismo, se convirtió en un factor fundamental del misticismo esotérico occidental y en la motivación de una gran parte de nuestras prácticas. Al considerar, por simple deducción, que el mandil simbólico indicaba la posesión de la mejor sangre, lo más alto de la sociedad decidió que merecía la pena llevarlo. Finalmente, hay en el Nuevo Testamento una referencia al hecho de que Jesús tomó un mandil para una determinada tarea: "Se levantó de la mesa, se quitó los vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó; luego echó agua en la jofaina, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a enjugárselos con la toalla que tenía ceñida" (San Juan 13: 4-5).

A los Masones Cristianos les hubiera gustado pensar que éste era el origen de sus mandiles de ceremonias, aun cuando obviamente esto no es cierto. Lo más interesante de este incidente es que Jesús se había quitado el resto de la ropa antes de ponerse la toalla para que le tapara y que en la cultura judía estaba prohibido estar totalmente desnudos en compañía. Había también una costumbre muy curiosa consistente en hacerse las promesas más sagradas bajo juramento mientras unos colocaban las manos sobre los genitales de los otros. Por tanto, ¿podía haber existido entre ellos un rito privado según el cual los discípulos jurarían algo a Jesús de este modo y él lo reconocería mediante el tradicional lavatorio de los pies? Nunca tendremos la seguridad de que ello sea cierto pero hay que contar con esa posibilidad dado que podría tener bastantes consecuencias.

Tal vez el último punto en el cual hemos de pensar, al hablar de los mandiles, sea su tamaño físico. Teóricamente la forma adecuada del mandil de ceremonias es un cuadrado exacto con una solapa triangular que tiene un pico que llega exactamente hasta el centro de la parte inferior, de forma que al abrirse se crea una figura de cinco lados que representa a la Humanidad, y al cerrarse se crea una de cuatro lados que representa a la Divinidad. También se puede formar una triplicidad en representación del Dios de los Cristianos y un cuaternario en representación del de los Judíos, lo que subraya la naturaleza Judeocristiana del culto convencional occidental y de su tradición heredada. Todo ello refleja la creencia en la necesidad de estar en guardia en esta vida y el trato equitativo que los occidentales valoran tanto*

Asimismo, el cuadrado representa la perfección del género humano como especie viviente, del mismo modo que el círculo equivale a la perfección Divina. Por lo tanto, la unión de la Escuadra y los Compases simboliza una relación ideal humano/divina. Además, ¿quién ha oído hablar de la existencia de un mandil circular? También hemos de recordar que la lengua hebrea se escribe mediante unos caracteres de forma cuadrangular y que el nombre de la Divinidad puede combinarse como monograma para formar un cuadrado completo con un punto (la Yod) en el centro. Si dividimos un cuadrado trazando dos bisectrices resultan cuatro triángulos, que podrían representar los doce signos del Zodiaco, o la letra X del griego, que es la inicial del título, Cristo. Si a continuación construimos un cuadrado con cuatro gammas, descubrimos que la letra G representa a la antigua Diosa de la Tierra (Ge). Así pues, podemos unir los cuatro rincones de la tierra además de unos cuantos elementos relacionados con ellos, como genio (nacimiento y orígenes de la raza), gametes y gómete (marido y mujer), gnosis (conocimiento), y muchos otros términos griegos de una significación excepcional. Si el cuadrado se realiza con la L inglesa tenemos palabras inglesas como life (vida), love (amor), law (ley) y learning (aprendizaje). En realidad, teniendo en cuenta que hay muchos significados que pueden asociarse con el mandil de ceremonias, éste podría considerarse como un compendio de la filosofía de lo oculto.

Pasemos del mandil a la ropa que cubre la totalidad del cuerpo y descubriremos que generalmente entran en juego dos prendas. La Túnica Interior de la Gloria y la Túnica Exterior de la Ocultación. Como puede deducirse de estos nombres, la prenda superior y externa representa el aspecto externo del usuario en tanto que la más íntima equivale al estado anímico de ese ser.

* En ingles la palabra square significa cuadrado. La expresión to square up quiere decir ponerse en guardia o disponerse a luchar, y a square deal se traduce como un trato equitativo o justo. Esta última expresión parece derivarse de los juegos de cartas y quiere decir que a cada jugador que está sentado en una mesa cuadrada le han de dar la carta siguiente sin hacer trampas. De ahí se deriva el dicho: "fair and square" que implica honestidad e integridad, dos cualidades que suscitan un gran respeto entre los occidentales.