martes, 29 de octubre de 2013

R:.L:.S:. MIXTA GENESIS DE AMERICA 144 N.3 NEW YORK


V:.M:. FELICIANO GARCIA 33
I:.P:.H:. FELICIANO GARCIA 33


¿Qué me hace ser masón?


mason


Soy masón porque creo en la construcción de una sociedad más igualitaria, solidaria y fraterna, porque me inconformo con un mundo que construye y amplía la desigualdad entre ricos y pobres, porque sueño y lucho por ver a mi nación en armonía, prospera y desarrollada, donde los pobres no anhelen los bienes de los ricos, ni los ricos deseen los ahorros de los pobres, un país donde nuestros líderes sean destacados y de brillante intelecto más no influyentes oligarcas, llenos de sus propios y egoístas intereses.


Soy masón pues creo en un poder superior al político, un poder más individual, más pequeño, pero fuerte, el poder de cada uno de nosotros, pues creo en que algún día podremos estar de acuerdo en unir nuestras voluntades y lograr grandes y verdaderos cambios, a lo largo de la historia ha ocurrido, creo, que algún día la vida humana, la dignidad y las oportunidades de de cualquier persona, sea rico o pobre, negro o blanco pueda tener más valor que todo el dinero del mundo junto y que algún día los seres humanos podamos ayudarnos mutuamente, sin intereses ocultos.


Soy masón pues no deseo ser nunca subordinado a una autoridad arbitraria, déspota o tiránica y porque mi conciencia siempre estará conforme a la verdad aunque se tenga que construir día con día.


Soy masón porque no veo, ni permito ver en mis hermanos, hermanos de primera, segunda o de tercera, porque no miro regulares, irregulares, blancos, azules, escoseses o franceses, con grados o sin ellos, sencillamente quiero sentirme y hacer sentir a mis iguales como un eslabón más de nuestra cadena de unión.


Soy masón porque encuentro entre mis HH.·. un espíritu altruista dispuesto a colaborar y a ser fraterno, sin embargo creo que el presente de un masón, va más allá de ofrecer un poco de su tiempo para asistir a trabajos, va más allá de estar a plomo, va más allá de ocupar cargos y ser digno de ellos, va más allá de conocer los grados básicos, símbolos, toques, palabras, va más allá de considerarse a sí mismo un ser de buenas costumbres, va más allá incluso de sentir y profesar cariño por la orden y respetar a las jerarquías, puesto que todo lo anterior antes que un ideal son palabras vacías sino las convertimos en acciones pues aún como masones, seguimos siendo profanos en la media en que no seamos fraternos con el prójimo en general, en la medida en que no tomemos acciones para cambiar nuestro entorno y sigamos permitiendo que terceros sin principios y valores dirijan nuestras ciudades a su antojo.


Por tanto ser masón significa sacar la discusión fuera de nuestros talleres, de estas cuatro paredes, es levantarse ante la injusticia de nuestros gobernantes y el actual orden de las cosas con el argumento sólido de la razón y la justicia, es tomar la decisión personal y colectiva de jurar defender al desprotegido en todas sus formas y no limitarnos a ofrecer limosnas para cumplir con el precepto de la caridad, ser masón en el presente es comprometerse a formarse a sí mismo no solo labrando la piedra bruta en silencio, sino sobresalir en nuestra sociedad, ayudar al H.·. pero también al profano sin distinción, a emanciparse de sus temores, de sus dudas, de sus falsos apegos, de la falta de conocimiento.


Ser masón para mí, es y debe ser acción y no solo ideal, es ser inconforme y no ser apacible al actual estado de las cosas, ser masón es escribir nuevamente la historia del mundo a partir de la práctica diaria de nuestras ideas, ser masón es comprender y aceptar que los tiempos son distintos y que nuestros anhelos más sentidos han dejado de ser observados por el mundo, que bajo el lema de la globalización y economía de mercado han convertido a la humanidad en un producto más, desnaturalizado, sin esencia, donde palabras como igualdad, libertad y fraternidad parecen hacer un eco que sólo retumba entre cuatro paredes.


Soy Masón de ideas, de espíritu y deseo serlo de hechos, pero mis ideas y anhelos resultan frustrantes ante un mundo agresivo e inhumano incluso propiciado por los propios HH.·. que insisten en discusiones internas de nuestra orden y se ciegan ante la galopante exclusión, esclavismo, adoctrinamiento y dogmatismo en que tienen sumergido a buena parte de naciones como la nuestra pues mientras la brecha entre pobres y ricos sigue aumentando, hay HH.·. que exigen a los cuatro vientos el regreso de un cuadro a las oficinas presidenciales, como si el retorno de la imagen de Juárez fuera la solución a los verdaderos problemas del país.


Creo importante revalorar y renacer las esperanzas de nuestras conductas y de nuestros impulsos, más aún si creo que todo lo externo de nuestros muros puede cambiar a partir de nuestro diario y personal actuar, rechazar lo negativo, claro, pero sin olvidarse que si existe y está afuera, soñar en su trasformación y mejor aun formar parte de ello.


Soy masón porque tengo la capacidad de soñar pero también la capacidad de actuar.


“El respeto al derecho ajeno, es la paz”

Es Cuanto

M:.M:. Marco Antonio Soto Caballero

R:.L:.S:. Ignacio Ramirez “El Nigromante” N°61