jueves, 15 de octubre de 2015

La Tolerancia


La Tolerancia
La tolerancia masónica es un destacado ejercicio impersonal, muy propio, y compartido por la gente más culta, lamentablemente muy poco comprendido. Se basa en principio con la relación armónica de uno mismo con el Universo Humano, o en lo particular en la relación con alguien que obvio en algunos casos no es uno mismo, pero hay una tolerancia o aceptación a considerar lo que habita dentro de nosotros, que es mucho más grande de lo que somos exteriormente. Implica comenzar a comprender el espacio, el ser, el lugar y propósito de todo lo que hay en el conglomerado humano, incluyendo la tolerancia o aceptación hacia uno mismo, con el ser real que empezamos a ver como un espíritu Luz que habita en un cuerpo con un propósito superior definido. Visiblemente que este propósito superior es enteramente distinto de la gratificación del deseo personal profano, así que tenemos que ir eliminando gradualmente a éste ser exterior de nuestro cuadro de Ser, y esperar a que lleguemos a una apreciación real de lo que realmente somos, lo que no podrá ocurrir mientras nos identifiquemos completamente con el ser imaginario que pesamos somos. Hoy lamentablemente hemos sido fabricados enteramente desde fuera, ya en las universidades, con las nacionalidades o bien en las religiones, la sociedad ha falseado al Ser Humano , lo han deformado y denigrado. La Tolerancia Masónica consiste en algo más que de lo que común se dicen de ella en el mundo de los profanos, consiste en calibrar la información, la tolerante consideración a los demás calibra todo en relación al ser imaginario que creemos somos, nosotros verdaderamente somos un Ser Luz habitando en un cuerpo de carne, y considerar que los demás Seres Humanos también son seres de Luz habitando como nosotros en cuerpos de carne. La tolerancia hacia los demás tiene que ver con la relación con los niveles superiores de consciencia. La principal herramienta masónica para vivir felizmente es la capacidad de Tolerar siempre, pero nunca tolerar en nosotros nuestra intolerancia, tolerar masónicamente no es nuestro nivel soportar sino comprender a los demás Fraternalmente Vicente Alcoseri Moderador del Foro Secreto Masónico