domingo, 9 de octubre de 2016

LA LOGIA SIGNIFICADO GRADO APRENDIZ

Image result for foto templo masonica
LA LOGIA SIGNIFICADO GRADO APRENDIZ
AL:. G:. D:. G:. A:. D:. U:.

LA LOGIA

INTRODUCCIÓN

El Templo es la máxima expresión de nuestra fraternidad y donde habitan nuestros símbolos con todo su poder de evocación. Como espacio ritual, la Logia adquiere categoría de Universo cuando se inician los trabajos. Muchas civilizaciones no han necesitado recintos cerrados donde celebrar sus ritos de comunicación con las Fuerzas del Cosmos. La bóveda celeste era el techo y distintas rocas el ara y los sitiales. Ni los druidas de nuestro mundo celta europeo ni las culturas amerindias ni los chamanes de las tribus africanas precisaron muros de contención a los profanos. Pero nosotros, que somos una sociedad discreta e iniciática, en un mundo donde impera la ley de la publicidad y la representación de las apariencias, mantenemos nuestro espacio bien delimitado, sólo que en vez de círculo de tiza lo hacemos entre cuatro paredes que pueden resultar más modestas de lo que nuestra dignidad demanda, pero que cumplen a la perfección nuestro cometido, porque a la racionalidad de su estructura se añade el amor que cualquier hermano equilibrado profesa hacia el taller.

DESARROLLO

La Logia es el sitio donde se comunica y se explica la palabra "Logos" y en la cual se interpretan los jeroglíficos y símbolos que sirven de velo a la Masonería. La palabra Logia se deriva del Sánscrito Loka o Loga que significa Mundo o universo. La Logia representa al Universo, con sus cuatro puntos cardinales, en cualquier posición que se hallare la tierra. Masónicamente también se designa a la Logia con nombres de Templo, Santuario o Taller. El Taller es un lugar de iniciación o escuela de la virtud y de Sabiduría. Templo o Santuario, lugar donde se deben descubrir y hacer palpables a los adeptos, por medio del raciocinio, las verdades que conciernen de una manera confusa, a las alegorías y símbolos con que se hallaban velados los misterios y las religiones antiguas.

Al Oriente se le llama también Levante y Este. Es el punto cardinal por donde aparece el sol. Al Occidente se llama igualmente Oeste, Poniente y Ocaso y es el punto cardinal por donde se oculta el sol. Al Sur se le llama también Medio día. Este punto queda a la derecha cuando uno se coloca frente al Oriente y el Norte está a la izquierda. Al Norte suele llamársele también Septentrión.
La Logia debe tener la siguiente posición y disposiciones. Su posición es de Oriente a Occidente a fin de que dentro del Templo correspondan los puntos cardinales a la realidad. Debe constar de dos cubos perfectos, es decir, su altura debe ser exactamente la mitad de su longitud e igual a su latitud. Se acostumbra poner las dos grandes columnas a la mitad del primer cubo de Occidente y a la mitad del cubo de Oriente debe terminar la Plataforma con su balaustrada; quedando consecuencia un cubo en medio formado por las dos mitades de los cubos de Oriente y Occidente. En el centro del cubo de en medio se coloca el Altar o ARA, que como ya hemos dicho, representa al Sol en el centro de nuestro sistema solar. Las medidas simbólicas de una Logia son:

Su longitud de Oriente a Poniente.
Su latitud de Norte a Sur.
Su altura, de la superficie de la tierra al firmamento.
Su profundidad, de la superficie al centro de la tierra.
Su techumbre es el firmamento.
Su suelo la superficie de la tierra.
Sus muros, el HORIZONTE INFINITO.

DISPOSICION DE LA LOGIA

Para que los trabajos de una Logia sean regulares, se necesita que ésta esté situada en un lugar a Cub:. de todas indiscreciones Prof.. y que tenga a lo menos cinco departamentos, que son: C.' . de Ref. :, Sala de Pas:. Perd.:, Atr.., Templo y Cám. Negra. Si el local lo permite, habrá también un Salón de Banquetes y tres C.:. de Ref.. en lugar de una. En rigor, sólo se necesitan dos departamentos, el Templo y el C:. de Ref:. en pasos perdidos. El interior del Templo debe estar revestido con cortinas azules, aunque raras veces, suelen usarse rojas. O bien, todas las paredes y techo pintados de azul.
A la izquierda de la entrada estará el trono del Prim.. Vig.•. En el centro del Templo estará el ARA, y en frente del Ara, a la derecha, el trono del Seg.' Vig.'. A la entrada debe haber dos grandes columnas rematadas con esferas, celeste la de la derecha y terrestre la de la izquierda. Al pie de la primera columna habrá una PIEDRA CUBICA, de seis caras, exactamente iguales, y al pie de la segunda una PIEDRA EN BRUTO; esto es una piedra sin pulimentar.
A la derecha de la entrada, en algunas Logias podrá verse el Mar de Bronce
La Logia y el Oriente estarán separadas por una balaustrada abierta por el centro; para subir a Oriente, habrá tres gradas con las palabras: Fuerza, Belleza, Sabiduría, cualidades que debe poseer y desarrollar progresivamente el Ap.'. Mas.'.
A la derecha de la balaustrada, abajo, estará la Mesa del Tesorero, y a la izquierda la Mesa del Hospitalario.
En el Oriente, junto a la balaustrada, a la derecha, la Tribuna del Orador, y a la izquierda la Mesa del Secretario. En el centro el trono del Ven.'. Maest.'. Al frente del Orador, la Tribuna de la elocuencia.
Distribuidas equitativamente deberá haber doce columnas en los muros del Templo, en cada columna uno de los 12 signos del Zodíaco.
A la espalda de los tronos del Ven.'. Maest.'. y de los VVig.'. suele haber doseles encarnados o azules. En el dosel del trono del Ven.'. Maest.'. habrá una estrella de cinco puntas con una letra G, en medio, y más abajo un triángulo equilátero con un ojo en el centro. A la derecha un Sol en todo su esplendor; sobre la mesa del Ven. Maest.. habrá un candelabro de tres luces una espada.
A un lado del dosel del trono del Prim.'. Vig.'. habrá una luna en cuarto menguante y sobre la mesa un candelabro de luz, un nivel y una columnita.
En la mesa del Seg.•. Vig.. habrá un candelabro de una luz, una plomada y una columnita. La columnita del trono de Occidente estará abatida, en tanto que la del trono del Seg.'. Vig. estará en pie.
Sobre el ARA o Altar habrá un cojín encarnado o azul y encima una espada flamígera, una regla de 24 pulgadas, un compás, una escuadra, un libro y un candelabro de tres luces, el cual se colocará en el ángulo del ARA que ve al Oriente. Estas luces pueden ser colocadas de acuerdo con las circunstancias, ya que no siempre es posible tenerlas en candeleros.
En la piedra en bruto que estará al pie de la columna B, habrá un cincel y un martillo, y en la piedra cúbica de la columna J, una escuadra y una regla.
Sobre la mesa del Hospitalario habrá un saco, y en el lugar de la balaustrada que se halla tras del Maest.'. de Cer:. habrá otro saco, pero más grande, y una "Alabarda" o vara que debe tener como remate una luna en cuarto creciente.
A la izquierda del Seg.'. Vig.. y fuera del trono se acostumbra colocar el altar de Perfumes, que es un pedestal sobre el cual descansan un braserillo o pebetero y tres candelabros de una luz cada uno.
En los costados derecho e izquierdo del Salón hay una o dos hileras de sillas para los HH..
Los aprendices se sientan frente al Seg.•. Vig.. en la Columna B. Los compañeros a la izquierda del Seg. Vig:. y los Maestros en la columna del Sur. Habrá tantas espadas como asientos.
Todo el Oriente estará pintado de azul, un cielo con nubes iluminadas por el Sol, que se supone está elevándose sobre el horizonte. El techo o bóveda azul representa el cielo y se pintarán en él, igualmente en azul, el zodiaco y demás constelaciones, conforme a sus verdaderos lugares.
Alrededor de la parte superior de Ias paredes se pintará una cadena o grueso cordón con doce nudos. El piso de Or:. Será rojo. El del resto del Salón de cualquier color y en su centro un pavimento doble cuadrado, de cuadros iguales, pintados de blancos y negros alternadamente.
Las mesas y los troncos se pintarán de blanco y llevarán filetes dorados. Habrá en el Salón candelabros de pared y los candiles necesarios para una buena iluminación en Ias grandes ceremonias. En el Or. se colocan suficientes sillas para los HH. Visitantes.
Entre las dos columnas grandes de bronce que se hallan a la entrada, aparece un triángulo, dentro del cual se ponen el Compás y la Escuadra con la letra G en el centro.

Una Logia regularmente cubierta puede compararse a la célula orgánica y más especialmente al huevo, que contiene un ser en potencia de devenir. Además, todo cerebro figura un taller cerrado; es una asamblea deliberante al abrigo de las excitaciones del exterior.


¿A quiénes representan las Dignidades y Oficiales de una Logia?


El Ven:. al Sol; el Prim:. Vig:. a Neptuno, el Seg:. Vig: . a Urano, el Orador a Mercurio, el Secretario a Venus, el Tesorero a Marte, el Maestro de Cer. •. a la Luna, el Prim:. Exp:. a Saturno, que son los astros físicos que representan siete de los diez esquemas del sistema Solar. Los demás Oficiales representan a los satélites de los planetas. ¿A quiénes representan los visitantes? A los Cometas.

LOS CUATRO PUNTOS CARDINALES

ORIENTE
AI Oriente, como queda dicho, se sienta el Ven. Maest.. que representa el Sol.
Todos volvemos la mirada hacía el Oriente en busca de la Luz; y como Oriente es considerado como la fuente de la Sabiduría, nosotros marchamos hacia allá denotando que vamos en busca de conocimientos.

Occidente
Occidente en la Logia es el lugar en donde se sienta el Prim.. Viga . o sea el lado opuesto a donde toma asiento el Ven. Maest.
Como es por allí por donde se entra a Ia Logia significa que VAMOS DE LAS TINIEBLAS HACIA LA LUZ.

Norte

Norte es la parte de la Logia que queda a la izquierda de la entrada; se llama columna del Norte y es el lugar donde toman asiento los Aprendices; como en el Norte llega más oblicua la luz solar significa que los Aprendices no pueden CONTEMPLAR DE LLENO LA LUZ DEL SOL Y POR ELLO SE SIENTAN EN ESE LADO PARA QUE SUS PUPILAS APENAS SALIDAS DE LAS TINIEBLAS DE LA IGNORANCIA no se hieran.

SUR

Sur es la parte que queda a la derecha dei que entra a la Logia, en ella toman asiento únicamente los Maestros, comprendiendo el espacio desde el frente de la columna j y hasta la balaustrada de Oriente. En el Sur el sol llega con más intensidad, y como los Maestros poseen más luz pueden contemplar el Sol en todo su esplendor.


Simbolismo presente en la logia

El piso

El piso representa o nos enseña que al dominio de nuestras sensaciones, todo se compensa con rigurosa exactitud:

Se disfruta del reposo, porque se recupera de la fatiga.

Se aprecia el placer comparado con el dolor.

Se saborea la felicidad medida con la adversidad.

El error manifiesta la verdad.
El bien atrae tanto como repulsa el mal.

Lo bello gusta tanto como disgusta lo feo.

La ley nos aleja de las tinieblas.


Las columnas


Estas DOCE COLUMNAS se encuentran colocadas simétricamente en el interior de la Logia, en series de SEIS al NORTE y SEIS al SUR, quedando incluídas entre ellas, las DOS Grandes COLUMNAS “B” Y “J”, éstas últimas como sitiales destinados a los Hermanos Aprendices y compañeros; como ya sabemos, estas COLUMNAS se encuentran a tres pasos de distancia de la Puerta de entrada del Templo en Occidente; en lo Material, sobre las DOCE COLUMNAS se apoya el Cielo del Taller, y simbólicamente le sirven de SOSTÉN a la Bóveda del INFINITO.
Cada una de las referidas COLUMNAS, ostentan sobre su cúspide en forma luminosa, a los Signos del Zodíaco, y es por eso que representan al más PODEROSO SOPORTE, sobre cuya base descansan las Sabias enseñanzas que contienen la Cosmografía, la Astronomía y la Náutica; aún cuando simbólicamente son representativas de los DOCE MESES del año o sea la UNIDAD abstracta del tiempo que transcurre, para dar lugar a los fenómenos de las CUATRO ESTACIONES, durante cuyo período se originan las CAUSAS y los EFECTOS que se desarrollan para dar la correspondiente EVOLUCIÓN a la Propia NATURALEZA, misma que ejerce una poderosa acción vivificante, para mantener en CONSTANTE Generación y germinación a todas las Cosas Materiales orgánicas e inorgánicas, que existen sobre la superficie de la Tierra.


También reciben la denominación de COLUMNAS, las Dignidades y Oficiales de las Logias, puesto que también constituyen sus PERPETUOS APOYOS, sea en el ORDEN Moral, en el Espiritual, en el Filosófico, en el Intelectual, en el Ciéntífico o en cualquier otro que sirva como materia de enseñanza Masónica, puesto que todos ellos son factores que intervienen sistemáticamente, en la preparación de la INTELIGENCIA HUMANA, por tal motivo, el CUADRO LOGIAL de autoridades Masónicas, sobre cuyas espaldas pesa toda la RESPONSABILIDAD SOCIAL, PARTICULAR y PRIVADA entre todos nuestros Hermanos; deben POSEER siempre las dotes de VIRTUD, de COMPETENCIA y de PERFECCIONAMIENTO que se requiere, para Regir los DESTINOS de las Logias en particular y de la Masonería Universal.

diremos que igualmente reciben el nombre de COLUMNAS en Masonería, los lugares y sitiales que ocupan en ORIENTE, NORTE SUR y OCCIDENTE, las Dignidades, los Oficiales, los Maestros, los Compañeros y los Aprendices; aún cuando de la misma manera reciben esa denominación, los lugares que ocupan la COLUMNA DE LA ELOCUENCIA, la COLUMNA DE LA ARMONIA, y la que pasan a ocupar nuestros Hermanos para su definitivo REPOSO, en el ETERNO ORIENTE.

De las columnas se dan también los siguientes significados :

Las columnas junto con el ara representan al G.:A.:D.:U.:, el sol y la luna, como indicador de que constantemente ya sea de día o de noche, o desde el día hasta la noche se debe trabajar en pro de la superación.

Las columnas representan en su dualidad, al hombre y la mujer, terrenal y espiritual, inicio y fin de nuestra instrucción al decorarlas la piedra bruta y la piedra labrada.

Al estar un qq.: hh.: mm.: entre columnas podemos citarlo como la célula producto de la mas.:, masculino, femenino y producto.
Representan también simbólicamente la base hecha por los dos puntos que proceden del punto superior o principio de lo absoluto en el símbolo hecho por tres puntos triangulados.

Las columnas al estar en la entrada del templo significan también los dos principios que unidos son los generadores de todos los fenómenos del universo. Representando cada uno un aspecto distinto del punto superior, de la unidad primera e indivisible aunque se muestre en esta doble manifestación.
Esta triple representación se análoga con la trinidad en su misterios del origen de los seres.


La geometría

La Geometría está presente por doquier en toda la naturaleza, está en el basamento de la estructura de todas las cosas desde las moléculas hasta las galaxias, desde los ínfimos virus hasta los grandes elefantes. A pesar de nuestra actual separación del mundo natural, nosotros seres humanos seguimos ligados a las leyes naturales del universo.
El término Geometría significa literalmente " medida o medición de la tierra".

Unas pocas formas geométricas constituyen la base de toda la diversidad de la estructura del universo.

Todas estas formas geométricas básicas pueden ser fácilmente realizadas por medio de dos herramientas que las geometrías han usado desde los albores de la historia: la escuadra y el compás. Como figuras universales, su construcción no requiere de ninguna medida, ellas se dan también a través de formaciones naturales en el reino orgánico como en el inorgánico.

El circulo

El círculo ha sido seguramente uno de los primeros símbolos dibujados por el hombre. Es simple de dibujar, es una forma visible cotidianamente en la naturaleza, visto en el cielo como los discos del sol y la luna, en las formas de animales y plantas y en las estructuras geológicas. Muchas construcciones antiguas adoptaron esta forma, los tipi americanos y los yurt mongoles son los sobrevivientes de estas formas universales. Desde los círculos neolíticos británicos y a través de las formas megalíticas de piedra circulares de los templos, la forma circular ha imitado la redondez del horizonte visible, haciendo de cada construcción un pequeño mundo en sí mismo.

El círculo representa la complentura y la totalidad. En un antiguo tratado alquímico se lee: " Haz un círculo del hombre y la mujer, y dibuja fuera de él un cuadrado, y fuera del cuadrado un triángulo. Haz un círculo y tendrás la piedra de los filósofos.

El círculo ha sido empleado como símbolo de la Eternidad y de la Unidad.

Como eternidad porque no tiene principio ni fin y siempre retorna al mismo punto. También por esta razón simboliza el Universo, no hay punto donde comience ni punto donde tenga fin, entonces todo lo contiene y no hay nada fuera de él, por ello también es símbolo de la Unidad, especialmente cuando en él se hace presente el centro como símbolo de la primera manifestación.

También simboliza el Destino, Hado o Necesidad y la ley cíclica porque a medida que la rueda de la vida gira los ciclos retornan marcando en la naturaleza la repetición y renovación de los ciclos de vida y en la historia humana el eterno retorno de los arquetipos.


SIMBOLISMO DE LA PIRÁMIDE
Dice H.P.Blavatsky: La idea simbólica de las pirámides es que todas las cosas dimanan del espíritu por evolución descendente, es decir, que las formas han ido materializándose gradualmente hasta llegar al máximo de materialización. Y en otro pasaje refiriéndose a Heródoto (...)simbolizaban el principio creador de la Naturaleza y ponían de manifiesto las verdades geométricas, astrológicas y astronómicas. Interiormente eran las pirámides majestuosos templos en cuyo sombrío recinto se celebraban los Misterios en que con frecuencia eran iniciados algunos individuos de la familia real.

El vértice es el místico eslabón que une el Cielo y la Tierra mientras que la base representa las ramas extendidas hacia los cuatro puntos cardinales del universo material. Todo el Universo emana de la Unidad, de Dios. Pasando a través del Dos y el Tres, culmina en el Cuatro, la perfección del universo sensible. Todo lo manifestado se compone de los cuatro elementos. La unión del ternario con el cuaternario engendra en su suma la cifra de siete, símbolo de perfección y de armonización de los contrarios; y, por multiplicación, el número doce, el del Universo según Platón, o el dodecaedro, el del círculo y división en el ciclo anual de doce meses o doce signos astrológicos.

La Pirámide resume el proceso emanativo inicial hasta la configuración del mundo sensible, así como la vuelta del mismo a la unidad primigenia, pues la Pirámide es también un símbolo ascensional, vertical. La pirámide simboliza la aparición del dios Ra; es por tanto, un símbolo solar y consiguientemente adquirirá valores de sabiduría ( Sol- luz- conocimiento).

Para el simbolismo masónico, la Pirámide es el símbolo supremo de toda iniciación, edificado según los designios del Gran Arquitecto del Universo, que es la Vida.

Pentagrama

El pentagrama es uno de los símbolos mágicos por excelencia; con miles de años de antigüedad, es difícil buscar una coherencia a primera vista entre el listado de sus significados asociados.
El pentagrama es conocido en ocasiones como la estrella del este, aparentemente idéntico a la Estrella de la Mañana y el planeta Venus como la diosa de la guerra Ishtar o Astarté. La estrella de cinco puntas es muy popular aún hoy día en el ámbito militar.
El Pentagrama con una punta arriba simbolizaba el verano, con dos puntas arriba (“invertido”) era el símbolo para el invierno. El concepto del mundo microcósmico del hombre como análogo al macrocosmo, el mayor universo del espíritu y de la materia elemental se convirtió en una parte de enseñanza oculta tradicional occidental, como había sido con mucha anterioridad en filosofías del este, Tal como es Arriba, es Abajo. El pentagrama, la estrella del microcosmos, simboliza el hombre dentro del Microcosmos, representando en analogía al universo Macrocósmico. El pentagrama “derecho” tiene una cierta semejanza a la forma del hombre con sus piernas y brazos extendidos.
Posteriormente, el pentagrama vino ser símbolo de la relación entre la cabeza y los cuatro miembros y, a su vez, entre la esencia concentrada pura de cualquier cosa (o del espíritu) y los cuatro elementos tradicionales de la materia: tierra, agua, aire y fuego - el espíritu es La Quintaesencia.

Dios Geometriza y al hacerlo, nos enseña que la simetría es la expresión de la unidad de la Vida y que la interacción y distribución equitativa de esa eterna esencia omnipresente, va penetrando y perfeccionando todas las cosas. Y lo ejemplifica al decir que: “En el hombre la postura vertical y los brazos extendidos forman la cruz que muestra la vida manifestada en la forma, en tanto que, con los pies separados y los brazos extendidos hacia ambos lados, con la cabeza y la espina dorsal erecta, el hombre forma un pentágono, representando la vida liberada, donde el hombre abre sus brazos para ayudar a sus semejantes, formando la Cruz del sacrificio, símbolo de la Cruz en la que fue crucificado el Cristo, el Hijo de Dios que por Amor fue impulsado a encarnar en la materia, dándonos con Su sacrificio, la posibilidad de redención para todo ser viviente.
Esta es la Cruz Fija, que rige el Alma; concierne a la vida de la experiencia y controla a los “cinco mundos de la realización humana”. Se compone de cuatro energías que condicionan al hombre que es ante todo un discípulo en probación, que llegará a ser un discípulo aceptado y consagrado. Mediante esta experiencia podrá encontrar la correcta orientación, cuando haya logrado un destello de contacto con el alma, un toque de iluminación, y de intuición espiritual, no importando cuál sea la graduación. El ser humano en la Cruz Fija dice: ¡Soy el alma y aquí permanezco Enfrento la luz, Soy la luz y en esa luz, veré la Luz Mayor!
Los cuatro brazos de esta cruz están representados por Tauro, que es la Luz de la aspiración e iluminación, Leo, la Luz del Alma, Escorpio, la Luz de la liberación cuando vence la ilusión y Acuario, la Luz del Mundo, el cáliz del servicio. Estas cuatro energías se mezclan con la energía del Sistema Solar mismo y las trasmiten, porque en esta cruz se crucifican por propia elección y por la intención indesviable de sus almas, ya que una vez que han tomado la decisión, no pueden retroceder.

Triangulo
El triángulo equilátero (símbolo de la trinidad de los principios) y representa a la Unida d en tanto que ella conjuga todo par de opuestos. Las tres columnas simbólicas que sostienen la logia (Sabiduría, Fuerza y Belleza), representadas igualmente por las tres luces que dirigen nuestros trabajos (el V :.M :.,el P :.V :. Y el S :.V :.) un triángulo equilátero es en esencia, el Delta luminoso que se encuentra en al oriente de todas las Logias Masónicas, el ojo que se halla en su centro es el símbolo de la conciencia del ser que es el primero y fundamental atributo de la realidad. Y podemos también encontrar esta ley ternaria en los tres colores primarios (azul, amarillo y rojo) de cuya combinación nacen todos los demás; en las tres primeras personas de la gramática (yo, tú, él); en las tres caras del tiempo (pasado, presente y futuro); en las tres notas musicales que componen un acorde (por ejemplo do, mi, sol,.); y en los tres reinos de la naturaleza (mineral, vegetal y animal), etc. \ En la dualidad cielo-tierra el tercer elemento es el hombre verdadero (el Hijo) que los une conjugando así lo material y lo espiritual. Observando nuestro alrededor encontramos representada la geometría en todos sus aspectos y aún lo más sencillo tendrá un relevante significado: ·

El ángulo en el cual dos líneas distintas parten de un único punto originario (este punto que representa el oriente o mundo de la realidad), divergiendo al prolongarse según más se alejan de su origen. El ángulo representa otra imagen característica de la dualidad. El conocimiento o progreso iniciático, representado por la Luz Masónica, procede en sentido contrario, desde el occidente al oriente, o sea desde los extremos del ángulo hacia su origen. · Las líneas paralelas así como el punto con su movimiento directo engendra una línea recta así también los dos puntos, moviéndose en una misma dirección rectilínea, producen las dos paralelas. Otro símbolo característico de la dualidad. Dos paralelas son efectivamente los dos caminos del Norte y del Sur, que se recorre en los viajes de ida y regreso entre el occidente y oriente, y corresponden a las dos columnas en las cuales se sientan respectivamente los aprendices y los compañeros. Y el cuadrilongo que constituye el Templo Masónico esta comprendido entre esas dos paralelas, delimita respectivamente en sus extremos oriental y occidental. · El triangulo rectángulo tiene una especial importancia en el simbolismo masónico, el cual es representado por la escuadra, instrumento de medida y rectificación del mundo concreto o de la realidad visible.
Bóveda celeste

La Bóveda Celeste es la cubierta que simbólicamente tiene la logia para representar una de las medidas de su universalidad. También se conoce como canapé celestial, consiste en el punto vertical del cenit donde se supone está situado un Supremo Consejo del Gr:. 33° o desde donde expide sus documentos.
El Templo Masónico tiene en su techo representada la Bóveda Celeste, la cual es azul y cubierta de estrellas, encontrándose entre estas una zona de la esfera celeste que se extiende 8° ½ a uno y otro lado de la eclíptica, línea en la cual se mueve el sol en su movimiento aparente, seguido de la Luna, los grandes y los pequeños planetas. La disposición de esas estrellas no puede ser arbitraria, sino que debe ajustarse los más acertadamente posible, con las constelaciones visibles en el cielo del hemisferio en que trabaja la Logia.
El cielo de la Logia debe cubrir de manera uniforme desde el Oriente hasta el Occidente del templo material, en razón de que a la Logia la cubre el mismo cielo. Entre la parte celeste que corresponde al Oriente, en la parte superior del muro Oriental, a ambos lados del dosel que cubre el trono de la veneratura, deben ubicarse los símbolos del Sol y de la Luna. El Sol, a la derecha; y la Luna, a su izquierda (vistos desde occidente).

El glifo de la Luna se representa en su cuarto creciente y colocado horizontalmente, indicando el alma y la aparición de una nueva Luna, tal como lo encontramos en el Tarot o Kábala Egipcia, en la carta o clave llamada: "La Emperatriz". Su posición obedece a que antes de las glaciaciones, la Tierra tenía otro eje de rotación.
En nuestro hemisferio el Sol hace su carrera por el Ecuador, quedando en el costado norte del Templo: Alumbra a los Maestros y Compañeros, pasando por detrás de los QQ:.HH:. Aprendices, misma razón que hizo a los antiguos constructores no colocar ventanas en la parte septentrional del templo por resultar inútiles si no entra en sol por ese costado.

Respecto a la ubicación de la Luna en el Oriente, es explicable si la consideramos como una de las luminarias naturales que nos alumbran. No sería lógico ubicarla en el Poniente.
La zona eclíptica del cielo, esta dividida en 12 constelaciones de unos treinta grados de longitud cada una, a partir de la intersección de la eclíptica y el ecuador celeste, o punto vernal, a las cuales se les dio los nombres de: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio y Piscis, que corresponden a los signos del Zodíaco significando faja o figura de animales de acuerdo con la forma que representan las estrellas en el firmamento. Estos Signos agrupados de tres en tres, corresponden a las cuatro estaciones del año: verano, otoño, invierno y primavera; donde el verano corresponde a la entrada del Sol en el signo Cáncer y así sucesivamente. El Sol recorre esta órbita en un año, es decir en doce meses. Pero el tiempo que el Sol emplea en recorrer cada signo no es constante, debido a la no uniformidad de su movimiento aparente.



Constelaciones

Las doce constelaciones del zodíaco se ocupan principalmente de estimular el alma dentro de la forma, lo cual produce la actividad subjetiva, que a su vez origina cambios en la expresión externa al fusionarse la energía de la constelación con la de los planetas derivando en dos etapas; una, cuando el signo del Sol lo capacita al hombre para que responda al alma y pueda manifestar las posibilidades latentes que trae en esta vida. A este efecto se lo denomina “la potencia del Sol de la Probabilidad”. La otra etapa es cuando se ha logrado una acrecentada respuesta a las energías ocultas en el signo ascendente, que producen el progreso evolutivo al desarrollar la vida interna y que en lenguaje esotérico se la nomina como “el Sol de la Posibilidad”.
En cada nuevo ciclo el ser humano retoma el hilo de las experiencias que logro incorporar como vivencias mediante la reflexión, la comprensión y el desarrollo de la conciencia que es el objetivo primordial de la raza Aria en esta etapa de crisis siendo asimismo la oportunidad de nuestro planeta para que se unifique lo menor en lo Mayor y podamos expresar el Cielo en la Tierra.
Todos los signos de fuego son positivos (extrovertidos) Dichos signos son el Carnero, el León y el Centauro, los cuales forman el primer triángulo o triplicidad.
Todos los signos de aire son extrovertidos o positivos, Dichos signos son los Gemelos, la Balanza y el Aguador, los cuales forman un segundo triángulo o triplicidad.
Todos los signos de agua son negativos (introvertidos),. Tales signos son el Cangrejo, el Escorpión y los Peces, los cuales forman un tercer triángulo o triplicidad
El elemento tierra forma un cuarto triángulo en el zodíaco Los signos que lo componen son el Toro, la Virgen y el Macho Cabrío, los cuales son todos negativos (introvertidos)
Un primer triángulo llamado "tierra de los vivientes" toca los 3 signos del zodíaco: Toro, Virgen, Capricornio (elemento tierra) es el trián­gulo llamado de Jesús
El segundo triángulo caracterizado por los signos Escorpión, Peces, Cáncer (elemento agua) es llamado de las "aguas vivas", ese es el origen y la emanación temporal de los seres, es el triángulo de María.
El tercer triángulo llamado de los "Ángeles" reposa sobre los signos: Gemelos, Balan­za, Acuario (elemento aire), ese triángulo del Éter el cuarto triángulo, llamado aquel del "cordero" toca a los tres signos zodiacales: Cordero, León, Sagitario (elemento fuego).


Conclusión

La Masonería no se revela efectivamente sino a sus adeptos, a quienes se dan enteramente a ella, sin reservas mentales, para hacerse verdaderos masones, es decir, Obreros Iluminados de la Inteligencia Constructora del Universo, que debe manifestarse en su mente como verdadera luz que alumbra, desde un punto de vista superior, todos sus pensamientos, palabras y acciones.

1. De igual manera la masonería lleva su templo hacia la construcción del templo definitivo para honrar a el G.:A.:D.:U.: y de manera simbólica se preserva su vigía para su traslado como se hizo con el tabernáculo. O sea cuidando de ella Juda y las tribus del este encabezaban la marcha, escoltados por las tribus del oeste y del sur, formando la retaguardia las tribus del norte. Alegoría plasmada en nuestros rituales y grados.
Entrar a una logia es entrar a uno mismo, es decir al cuerpo y al espíritu.
2. El taller es para trabajar, la logia para pensar y el templo para cuidar.
3. El templo soy yo y lo llevo a todas partes. Nada mas ingenuo que pensar que a él vamos una vez a la semana.
4. El templo es el universo y yo soy parte del mismo. Faltar al templo es faltar al universo, que es lo mismo que no existir o ser la nada.
Los símbolos que decoran la Logia son los principios que están expresando las distintas modalidades de la Inteligencia del Gran Arquitecto; pues finalmente la Logia como imagen del Cosmos no es sino una representación del cuerpo del Gran Arquitecto. El Cosmos, en realidad, es el símbolo mismo del Gran Arquitecto y todos los elementos que están dentro de la Logia representan lógicamente distintos aspectos de su Inteligencia y su Sabiduría. Y la investigación en todos esos símbolos, en su significado, va dándole al masón la síntesis de la idea que todos ellos están revelando, operación relacionada directamente con aquella expresión masónica que dice que la labor del masón es "difundir la luz y reunir lo disperso". Esa luz a difundir es la Luz que emana del Delta Luminoso y que nos permite reunir el significado profundo de los distintos elementos simbólicos que decoran la Logia, porque en esa reunión no sólo estamos concibiendo ideas, sino que fundamentalmente nos estamos reuniendo y concibiendo a nosotros mismos, es decir nos estamos encontrando, descubriendo nuestro auténtico ser y esencia, pues en realidad se trata de una reintegración interior, y para eso precisamente es para lo que sirve el símbolo, porque no es la forma de éste la que ilumina la inteligencia, sino justamente la idea que está plasmada en él.

Cuando ingresamos en la Orden Masónica y nos retiran la venda que cubre nuestros ojos nos encontramos en la Cadena de Unión, unidos a todos los hermanos. Y una cosa muy importante de observar es que no hay Masonería sin Logia, es decir que la Masonería no existe sin la Logia, y ésta no es solamente el recinto físico y concreto, sino fundamentalmente los hermanos que la integran. En la iniciación masónica recibes también las luces de tus hermanos. Como digo, la Logia no es sólo el templo físico, la Logia son los hermanos. Por eso se afirma que una Logia es justa y perfecta cuando se reúnen siete masones, sólo cuando se reúnen siete hermanos se considera que la Logia está constituida como tal, y eso tiene que ver con lo que decíamos anteriormente de que tú no te inicias sólo, sino que son los hermanos los que te inician; claro que tú lo vives solo, que la iniciación es una experiencia personal, pero con la ayuda de los hermanos. Tus luces no son suficientes, y es por eso que necesitas las de los demás durante todo el tiempo que dura el proceso masónico.