miércoles, 9 de noviembre de 2016

BREVE RESEÑA HISTÓRICA Y FUNDAMENTOS DEL MARTINISMO

Resultado de imagen para el martinismo historia y doctrina
BREVE RESEÑA HISTÓRICA Y FUNDAMENTOS DEL MARTINISMO


History Acento Acontecimientos Afinidad América Artículos Años Breve Búsqueda
Camino Del History Acento Acontecimientos Afinidad América Artículos Años
Resultado de imagen para el martinismo historia y doctrina
El Martinismo está estrechamente ligado a la Logia Rosacruz y a la Masonería. Para comprender, en cierto sentido el significado profundo del Martinismo, es necesario conocer las órdenes y el movimiento anterior al surgimiento de éste. En el siglo XVIII a comienzos de la Edad Contemporánea, surge la figura de Joaquín Martines de Pasqually. En esta época la Rosacruz de Oro realiza actividades en común con la Franc Masonería. Martines de Pasqually va a realizar actividades en las logias masónicas de Aviñon, Marsella, Montpellier, Foix y Tolosa. En 1754 funda el capítulo de los jueces Escoceses y luego, en 1760, instala un templo de los verdaderos Caballeros Masones Elegidos Cohén del Universo, Así sucesivamente se va configurando una serie de templos en los principales países de Europa. En el año 1766 Martines de Pasqually abre en pleno París un nuevo Templo Cohén, con la ayuda de Juan Bautista Willennoz, Bacon de la Chevaleríe y el Conde de Lurignan. Dos años más tarde aparece la figura de Louis Claude de Saint Martain quien se encuentra con Martines de Pasqually; pronto se convierte en su secretario más apreciado.

La Orden de los Elegidos Cohén cada vez crece más; se prestigia en Europa y surgen templos en varias ciudades. Durante este período la Franc masonería y los Rosacruces utilizaban las mismas logias; al parecer trabajaban unidos. Joaquín Martines De Pasqually, el 6 de mayo de 1772, viaja a Santo Domingo donde va a formar varios Templos Cohén. Escribe su “Tratado de la Reintegración de los Seres” el que no alcanza a terminar.
Desde América mantuvo contacto permanente con sus discípulos en Europa. Envió constantemente instrucciones de curso y rituales. Después de dos años muere en Puerto Príncipe el 20 de septiembre de1774, habiendo sido durante toda su existencia un hombre ocultista de los más notables de su época. A la muerte de Joaquín Martines De Pasqually, la Orden de los Elegidos Cohén decae, como ha sido en toda la historia. Los templos de Rochela, Marsella y Libourne se fusionan con la Gran logia de Francia. Las tendencias se dividen; unos se unen con las órdenes masónicas tradicionales más operativas y otras desean un camino más místico, más interior y se convierten en adeptos del Martinismo.
Juan Bautista Willermoz, nacido el 10 de julio de 1730, en Saint-Claude (Franco Candado), se transforma en guía del grupo de tendencias más operativa; posee una sólida experiencia esotérica y una amplia formación especialmente en la Masonería. Fue Venerable Maestro a los 22 años.
En 1752 fue consagrado como Maestro Masón y en el año 1762, pasa a ser el preceptor de la Gran Logia de los Maestros Regulares. Al año siguiente junto a Pierre-Jacques, fundó el Soberano Capítulo de los Caballeros del Águila Negra Rosacruz, cuyos trabajos estaban basados en la alquimia. Esta orden trabajó en unión de ideas y pensamientos con la Rosacruz de Oro de Alemania.
Willennoz fue iniciado en el seno de la Orden de la Estricta Observancia Templaría, en el año 1774, dirigida por el príncipe Federico de Brunswick y el barón Von Hund. En el año 1776 participa en la creación del Directorio Escocés de la Provincia de Auvernía de la estricta Observancia. Finalmente, participa en la creación de la Orden de los Caballeros Bienhechores de la ciudad Santa, con la que queda ligado hasta sus últimos días de vida; fallece el 20 de mayo de 1824. La obra de Willermoz actualmente sigue dando luz, vida, y amor a las distintas logias Martinista en el mundo…
Saint Martain nació en Amboisse, Francia, el 18 de enero de 1743. Su niñez, es poco conocida, sólo se sabe que su madre murió a una edad temprana cual habría influido en la formación de su personalidad, en especial lo relativo a su excesiva sensibilidad y constante búsqueda de respuestas, así como la dulzura de su refinamiento bondadoso. Las relaciones con su padre fueron difíciles debido a las inquietudes de este adolescente a tan temprana edad, tuvo un hermano del cual tampoco se sabe mucho. Cuando pequeño debe haber sentido la falta de su madre, aunque se dice que desde niño demostraba una gran fortaleza mental. Claude de Saint Martain dice en sus cartas, que trató de cumplir sus obligaciones para con su padre a costa de gran sacrificio; de este modo se reprimió en si mismo realizar sus propios proyectos. Después de haber terminado su instrucción. En su vida tuvo muy buena afinidad con el supuesto, pero nunca se casó; decía que había nacido exclusivamente para la vida espiritual.
En su vida aparecen. Varías damas importantes en esa época, entre ellas la duquesa de Bourlon, Madame Bry, Madame de Saint Dicher Madame Polomien, Madame de Bríssac y otras.
Quizás la mujer que más influyó en él, fue Madame Boecken, debido a su gran espiritualidad e inteligencia. El conocía muy bien las obras de jacobo Boehme, de aquel extrajo muchas de sus enseñanzas. Le tocó vivir la Revolución Francesa, por lo cual pensaba con verdadera compasión de la gran cantidad de personas que sufrían. Según Cazotte, que fue uno de sus amigos más íntimos, Saint Martain nunca trató de cambiar el destino de los acontecimientos. Cuando la muerte y la destrucción cayó en Francia el trato de ayudar a los necesitados, sin temer por su pronta vida. Finalmente lo obligaron a irse a Amboisse donde permaneció hasta su muerte, el 13 de octubre de 1803, cuando había cumplido los 60 años de edad.
La formación espiritual de Claude de Saint Martain, se fue complementando gradualmente hasta transformarse en un Gran iniciador creador y fundador del Martinismo. Eligió el camino del corazón y del amor, y se transformó en un extraordinario Teurgo, lo que le permitió una íntima y estrecha relación con la Divinidad. Huyó de la pomposidad y lujos de las logias; buscaba una conexión directa de simple expresión en las experiencias de su alma.

Emilio Raul Ruiz Figuerola