miércoles, 29 de mayo de 2013

Obispo retira a sacerdote que no quiso abandonar masonería en Francia

Sacerdote Pascal Vesin
Sacerdote Pascal Vesin
PARÍS, 27 May. 13 / 06:42 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Obispo de Annecy (Francia), Mons. Yves Boivineau, retiró de su cargo como párroco de la Parroquia Montjoie Arly-Sainte-Anne al sacerdote Pascal Vesin, al rehusar éste a renunciar a la logia masónica a la que también pertenece desde 2001.

La Iglesia ha condenado siempre la masonería. Ya en el siglo XVIII los Papas lo hicieron con mucha más fuerza, y en el XIX persistieron en ello. En el Código de Derecho Canónico de 1917 se excomulgaba a los católicos que dieran su nombre a la masonería.

En el Código de Derecho Canónico de 1983 la mención explícita de la masonería y la consiguiente excomunión desaparecieron, confundiendo a algunos. Sin embargo, el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Joseph Ratzinger, hoy Obispo emérito de Roma Benedicto XVI, aclaró en una publicación que los principios de la masonería siguen siendo incompatibles con la doctrina de la Iglesia, y que los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas no pueden acceder a la Sagrada Comunión.

Según explicó la Diócesis de Annecy en un comunicado publicado el 26 de mayo, “en razón de su activa membresía a una logia masónica”, el P. Vesin “fue apartado de su cargo por el Obispo Yves Boivineau, Obispo de Annecy, a pedido de Roma”.

La diócesis francesa subrayó que “a pesar de la incompatibilidad de los principios, en términos de fe y sus requerimientos morales, el sacerdote en cuestión, párroco en la diócesis de Annecy, es un miembro de la Gran Logia del Oriente de Francia desde 2001”.

El Obispo fue informado del caso por una carta anónima en 2010, recuerda el comunicado, sin embargo, al interrogar al sacerdote, este inicialmente lo negó.

Al año siguiente, el Obispo solicitó al P. Vesin “abandonar la Francmasonería para continuar su ministerio sacerdotal”, sin embargo, “la persona, optando por la ‘absoluta libertad de conciencia’, como se dice, ha señalado que su intención es vivir en la membresía dual”.

Con el consentimiento del Vaticano, Mons. Boivineau inició un diálogo con el sacerdote para resolver el asunto, y “desde el inicio, el Padre Vesin fue claramente informado de la sanción”.

“Aún así, él decidió no renunciar a la Francmasonería”, señaló la diócesis francesa.

“En marzo pasado, intervino la decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe”, pero “el Padre Vesin reiteró su deseo de permanecer dentro de la Francmasonería”.

Ante su persistencia en esta decisión, “el Obispo le ha notificado las consecuencias de su elección”.

A pesar de esta última decisión, advirtió la diócesis francesa, “nada está cerrado, pues de acuerdo a la voluntad del Obispo su sanción, llamada ‘medicina’, puede ser retirada” y queda en poder “del Padre Pascal Vesin manifestar claramente su decisión de regresar a la Iglesia”.

“La misericordia va con la verdad”, concluyó el comunicado.

Etiquetas: Sacerdote sancionado, Francia