sábado, 17 de agosto de 2013

Protagonistas de la independencia peruana pertenecieron a logias francmasónicas

EL R:.H;.Victor Salazar . En el Real Felipe . Callao Peru
Honor al R:.H:. Jose de San Martin
 

 
 
 
Honor al R:.H:. Simon Bolivar
 
Ya en sus logias lautarinas, en reuniones secretas, en la concientización de los pueblos o en el campo de batalla, los masones transmitieron las ideas de libertad, igualdad y fraternidad a los pobladores del Nuevo Mundo, sojuzgados entonces por la corona española. Esa labor se realizaba en el Viejo Mundo con activa participación de insignes precursores de estas ideas libertarias, pertenecientes a logias europeas y lautarinas. La Independencia fue, pues, labor de masones y a casi todos ellos la Nación hoy los recuerda como sus precursores, próceres y héroes.

Antecedentes

Los estudiosos encuentran en la independencia de Estados Unidos (1776), llevada a cabo por miembros de la orden como George Washington, Benjamin Franklin y Thomas Jefferson al antecedente de nuestra emancipación. El lema “libertad, igualdad y fraternidad” sería luego adoptado por los franceses en su revolución del 14 de julio de 1789; ellos lucharían por la defensa de los valores, apertura de las ideas, libertad de cultos y la inclusión, que se plasmó en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Montesquieu, Rousseau y De Lisle fueron algunos de los masones que la historia recuerda.
Masones en el Perú
Don Ricardo Palma –masón de altos grados– menciona en una de sus tradiciones que por 1635, en la casa de Pilatos, actual sede del Tribunal Constitucional, se realizaban ya reuniones masónicas, promovidas por el comerciante portugués Manuel Bautista Pérez, a quien después la Inquisición mandaría a la hoguera. En 1740, el mestizo cusqueño Juan Santos Atahualpa, políglota muy instruido, cercano a los jesuitas, fue enviado a Europa donde recibió la influencia de la francmasonería inglesa. De regreso a Chachapoyas, encabezó una rebelión por la propiedad de las tierras y la igualdad.
José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II, segun fuentes creibles fue un iniciado francmasón, que se sublevó contra la encomienda y el abuso. A su muerte, le sucedieron en su obra masónica y revolucionaria en el altiplano los tres hermanos Catari. Fueron masones también el seminarista jesuita Juan Pablo Vizcardo y Guzmán, quien apoyado por la masonería italiana recorrió Europa solicitando ayuda para la América sojuzgada. Célebre es su Carta a los españoles americanos y el Plan para la Independencia del Perú, documento último que asumió la masonería inglesa y lo hizo conocer a través de sus logias a criollos como San Martín, Bolívar, O’Higgins y a otros hermanos masones que más tarde lucharían por la independencia continental.
No olvidemos al teólogo Pablo de Olavide, reconstructor del teatro Segura, desterrado y fundador en España de la Junta de los Diputados de los Pueblos y Provincias de la América Meridional, que funcionaba como logia francmasónica y que contó entre sus alumnos a los hermanos Lafayette y a Francisco de Miranda. También integraron la masonería los patriotas tacneños Francisco de Zela y Enrique Pallardelli; el poeta y mártir Mariano Melgar; Manuel Pérez de Tudela –redactor del Acta de la Independencia–; el ideólogo de la libertad americana Manuel Lorenzo de Vidaurre; el mártir cusqueño José Joaquín Ladrón; José Toribio de Luzuriaga y José de Rivadeneira, gestores de la independencia de Argentina, Chile y el Perú; José Vásquez de Acuña, primer abanderado de la naciente República peruana; y José Baquíjano y Carrillo. Asimismo, Francisco Javier de Luna Pizarro, presidente del Primer Congreso Constituyente del Perú; José de la Riva Agüero, líder de la emancipación americana; Francisco Javier Mariátegui, Antonio José de Sucre, Vicente Morales Duárez y Gregorio Escobedo, entre otros.
Masones y símbolos patrios
Algunos miembros de la orden participarían en la confección de los símbolos patrios. José Gregorio Paredes, diseñador del Escudo Nacional; José de San Martín, José de Torre Tagle, Bernardo Monteagudo, Francisco Javier Mariátegui, Tomás Guido, Hipólito Unanue, Simón Bolívar y Andrés de Santa Cruz participaron en su oportunidad en los decretos referidos a la Bandera. El Himno Nacional fue cantado por primera vez por Rosa Merino, madre del que fue primer gran maestro de masones, Antonio Arenas Merino.
La francmasonería representó un papel importante a la hora de escribir la independencia del Perú y de las demás naciones hermanas. En el 186 aniversario del país, destacamos el papel preponderante que cumplieron destacados miembros de la Masonería en ese logro histórico.
Por la independencia
Francmasones que se alzaron
1805. Cusco: Gabriel Aguilar y Manuel Ubalde.
1811. Tacna: Francisco Antonio de Zela.
1812. Huánuco, Panatahuas y Huamalíes: Juan José Crespo y Castillo, Domingo Berrospi y Juan Antonio Navarro.
1813. Tacna: Enrique Paillardelle y Pedro Calderón de la Barca.
1814. Cusco, Arequipa: José, Vicente y Mariano Angulo, Mariano Melgar y Matías Pumacahua.
1818. Callao: José Gómez, Nicolás Alcázar y Casimiro Espejo.
1819. Lima: José de la Riva Agüero, Mateo y Remigio Silva.
Labor de las logias
Entre 1821 y 1825:
1. Informaron a San Martín todo lo relacionado con su avance de Paracas-Pisco. Luego le dieron personal y logística en su avance por los valles de Ica, Chincha y Cañete.
2. Facilitaron, a través del francmasón José Faustino Sánchez Carrión, la llegada y las posteriores victorias de Bolívar.
3. La aprobación como lema oficial del Perú en 1825 del “mote”: “Firme y feliz por la unión”, que fue santo y seña de los ejércitos independentistas, así como su posterior acuñación en las primeras monedas peruanas de oro y plata.