viernes, 18 de julio de 2014

La iniciación no es una simple Ceremonia-


De los misterios de la iniciación autentica sale un Hombre Nuevo, capaz de participar activamente v de contribuir a la venida de un Nuevo Orden. Sobre un plano superior, el Misterio de la Iniciación hará aparecer y ellos ya aparecen, los Hombres Nuevos, condición indispensable para que se abra favorablemente la Era, en relación a la cual nos encontramos actualmente en algún lugar cercano del período de transición. La cultura de la razón pura y de la razón práctica era el objetivo de la transformación del hombre antiguo por la iniciación, como lo testimonian las obras de los grandes filósofos de la épica. Hoy en día eso está superado y el objetivo de la iniciación actual consiste en una toma de contacto directo y cierto por intermedio del YO real, con la inspiración divina. En los dos casos, sean cuales fueran los niveles diferentes y sucesivos, la Iniciación exigía y exige del masón un largo, asiduo trabajo preparatorio, una modificación efectiva y profunda de todo su ser, apuntando a transformar su conciencia del YO. ——– Los esenios , después los grandes Doctores de la Iglesia gnóstica ecuménica, fueron ciertamente iniciados en el Misterio de la Consumación, tal como los santos del gnósticos histórico.—- Hoy en día una nueva elite de tales iniciados se constituye para asumir en un futuro próximo la responsabilidad de recibir e instaurar sobre la Tierra un Nuevo Orden. Esta elite de masones será formada por hombres nacidos dos veces, hombres interiores, dicho de otra forma: arquitectos y constructores de una nueva sociedad. Esto no debe sorprender. El progreso aterrorizante de la técnica coloca a la sociedad humana en una impasse de poder. Muestra con evidencia la impotencia del hombre religioso —que detenta el poder— para organizar la vida en condiciones que lo superan. Y la Paz verdadera deseada por todos —y no más el equilibrio del Terror— se le escapa. Únicamente los iniciados masones , de un nivel de conciencia superior, el del YO real, de esencia divina, podrán hacer frente con éxito a los problemas de la organización de las sociedades, solucionar las condiciones actuales y poner las cosas nuevas en sus nuevos lugares. Es inútil sin duda, después de esta exposición, el precisar que la Iniciación moderna, en el sentido esotérico de la palabra, no es una simple “ceremonia”.——— Que la ceremonia de esta Iniciación no se produce más como antes —y esto se comprende— sobre el plano y con rituales humanos. El Iniciado moderno, ciudadano prefigurado del Nuevo Orden, sale después del segundo Nacimiento de la obediencia del Absoluto para ser recibido —tal como el hijo pródigo— en el seno de la Alianza del Amor en la que Hiram es Primer nacido. ———– La ceremonia subsiste en la Iniciación masónica moderna. Pero ella se produce, repitámoslo, sobre el plano suprasensorial. Sin embargo real, ella confirma al iniciado en una nueva dignidad, adquirida por un trabajo que lo lleva delante de la Gracia divina quien desde el trasfondo de si mismo, lo tiene bajo su presión. Esta ceremonia de iniciación no se produce sobre el plano material visible, por la siguiente razón, que es muy clara: es porque por ella, el Iniciado pasa en espíritu del reino de este mundo a aquel que no es de este mundo. ———- Participa así en las notas superiores de la Segunda Octava Cósmica, del Nuevo Orden. No nos queda más que decir algunas palabras sobre el tema del segundo término de la iniciación antes citado, relativo a las ceremonias de admisión en la Masonería de hoy en día. ———– Dejamos a los especialistas el cuidado de proceder a un análisis crítico de su valor esotérico. La tradición de la Ortodoxia Masónica no reconoce sociedades secretas iniciáticas fuera de ella.———– Sin embargo desde hace algún tiempo, una literatura debida no más a los adversarios de esas sociedades, sino producido por ellas mismas se encuentra extensamente difundida. ————– No queremos adelantar sobre este tema más que un sólo señalamiento en un punto que ha retenido particularmente nuestra atención. En lo que se divulga sobre las tradiciones y los rituales masónicos , el acento es puesto no sobre la tradición surgida del propio Hiram, sino de la legada por su hijos espirituales que son los masones de hoy. ——— Las causas históricas de este fenómeno podrían sin duda ser establecidas. Pero esto supera el entendimiento de otras sociedades secretas que pretenden la iniciación efectiva.