lunes, 17 de noviembre de 2014

MAESTRO DE CEREMONIAS
R:.L:.S:. Genesis de America N. 144 New York.

Es el oficial de la logia encargado de advertir y de dirigir el
ceremonial que debe observarse en los trabajos, fiestas, banquetes y demás
ceremonias que se acostumbran en una logia.
El Maestro de Ceremonias deberá hacer un estudio profundo y
concienzudo del simbolismo, de la doctrina y muy especialmente de la
liturgia, prácticas, usos, costumbres y ceremonias universalmente admitidas
y practicadas en los distintos ritos y por las distintas potencias sobre la
tierra.

El taller deberá consultarle siempre en todo lo que tenga relación con
el ceremonial, puesto que los Maestros de Ceremonias son los
especialmente encargados, tanto dentro como fuera del templo, de hacer los
honores en nombre del mismo.
El Maestro de Ceremonias se sienta en la columna del Sur, delante
del tesorero y pide la palabra al primer Vigilante.

Su joya es dos reglas o dos bastones cruzados enlazados por una
cinta y simboliza la rectitud con que debe dirigir las ceremonias
ritualísticas que le ordene en Venerable Maestro.
Es interesante notar que según los ritos hay diferencias en las joyas
del maestro de ceremonias.
Así por ejemplo, se la describe como “un compás abierto con un sol
entre sus ramas”. Maestro De Ceremonias

O bien por una luna, cuyo significado es que así como la luna cambia
en el firmamento, el Maestro de Ceremonias es el único funcionario en la
logia que puede marchar por la derecha o por la izquierda, sin romper el
orden establecido para andar por el templo.
El Diccionario Enciclopédico de la Masonería la describe y presenta
en sus ilustraciones con dos espadas cruzadas, mientras que para un experto
dice que la joya son dos reglas enlazadas por una cinta, pero más adelante
aclara que en otros rituales es al revés, como en el Escocés Antiguo y
Aceptado.
El Maestro de ceremonias lleva además como parte de su decoración
un báculo en la mano izquierda.

Deberes
1. Cumplir y hacer cumplir todo el ceremonial masónico.
2. Invitar a los hermanos del taller y visitadores ya conocidos a pasar
para la apertura de los trabajos del día, cuidando que los primeros
estén con sus joyas respectivas y que todos ocupen el puesto que le
corresponde.
3. Retejer por orden del Venerable Maestro a los hermanos visitadores
que lo hagan.
4. Cumplir con escrupulosidad todo lo que sea ordenado por el
Venerable Maestro.
5. Acompañar a las comisiones y visitadores desde su entrada al templo
hasta que ocupen el lugar que les designe el Venerable Maestro.
6. En los banquetes cuidarán que tanto los oficiales como visitadores y
demás hermanos ocupen sus respectivos lugares.
También tiene la obligación de cuidar de que el templo y sus
ornamentos se hallen debidamente preparados antes de la tenida.
El Maestro de Ceremonias es también el encargado de hacer firmar
las actas después de leídas por el Secretario y aprobadas por los presentes
en la tenida, y debe hacer en este orden:
1. Venerable Maestro,
2. Primer Vigilante,
3. Segundo Vigilante,
4. Orador, y finalmente por el
5. Secretario Maestro De Ceremonias

Donde deposita el acta y luego de verificar que éste firme, regresa a
su sitio e informa al Venerable Maestro que el acta ha sido suscrita.
También es el encargado de llevar los mensajes del o al Venerable
Maestro, cuando éstos no deben transmitirse por intermedio de los
Vigilantes.

Como hábil Maestro debe portarse según las circunstancias, solícito,
afectuosos o simplemente atento y cortés.
Como en logia casi nunca recibe más órdenes que del Venerable
Maestro, jamás debe perder de vista al Oriente, para que con una sencilla
mirada o signo del Venerable Maestro pueda acudir a ejecutar sus órdenes
inmediatamente.

Recomendaciones para el ceremonial
Al abrirse los trabajos en la logia el Maestro de Ceremonias es el
encargado de encender las luces correspondientes al grado en que se
trabaja, exhibir la Carta Constitutiva y abrir el Libro, aunque en algunos
Orientes señalan a los diáconos como encargados de abrir los Libros y
Pasajes en la parte correspondiente.
Al cerrarse los trabajos debe apagar las luces, dar vuelta la carta y
cerrar el libro; después recoger las joyas y ornamentos para guardarlos.

En muchas logias acostumbra el Maestro de Ceremonias para abrir y cerrar
el Libro del Primer Grado arrodillarse con la izquierda sobre el cojín,
formando un compás, mientras que con la pierna derecha forma una
escuadra y el Libro Sagrado abriendo en el Evangelio de San Juan y la
escuadra estará sobre el compás.
En Segundo Grado se arrodilla sobre la derecha formando un compás
y con la pierna izquierda forma una escuadra y el libro abre en Amós 7:7, y
la escuadra y el compás estarán entrecruzados con la pierna izquierda del
compás sobre el brazo derecho de la escuadra.
En el Tercer Grado se arrodilla sobre ambas piernas y el Libro en el
Cantar de los Cantares de Salomón, y el compás estará sobre la escuadra.
Estas posiciones recuerdan las del juramento de cada grado. Maestro De Ceremonias

En algunos rituales se abre en cualquier página al azar, porque como
en todo el Libro representa la ley, cualquier página es buena para ser
abierta sobre el Ara.
También podemos mencionar que en otras logias se acostumbra a
poner sobre el Ara la Constitución Política del país, en vez de la Biblia,
para representar al Libro de la Ley, esto sucede generalmente en México y
Francia.
En otras logias existe el Libro Blanco, para quienes se declaran
librepensadores o practican otro religión que no sea la que utiliza la Biblia
como su Libro Sagrado y de esta manera testimonian la universalidad de
dogmas de la Masonería.
El Maestro de Ceremonias debe siempre tener el báculo en la mano
izquierda para circular por la logia, incluso para hacer firmar las actas, pues
el báculo es parte importante de su decoración y es el símbolo de su cargo
conjuntamente con la joya.
Cuando el Maestro de Ceremonias juntamente con los expertos
deben escoltar a algún hermano o a una delegación, o a la insignia patria
entre columnas, el Maestro de Ceremonias debe colocarse a la izquierda,
del lado de la columna B, y los expertos atrás.
En general, siempre que hermanos estén entre columnas, o frente al
Ara, en el pavimento, el de mayor jerarquía se colocará a la derecha, y el
otro a la izquierda; y si son varios hermanos que estén entre columnas, el
de mayor jerarquía se colocará al centro, y los otros se colocarán
alternativamente según su rango, uno a la derecha y otro a la izquierda del
principal que estará al centro.
Cuando el Maestro de Ceremonias deba conducir al Oriente a las
delegaciones visitantes, si estas vienen solamente acompañadas por el
presidente de la delegación, lo conducirá tomándolo con la mano derecha el
brazo izquierdo o de la mano izquierda; pero si además están el Venerable
Maestro o los Ex Venerables Maestros entonces el Maestro de Ceremonias
invitará con un gesto de la mano derecha a que los hermanos se dirijan a
Oriente y los escoltará sin tomar del brazo a ninguno de ellos.
Para las tenidas de iniciación o aumento de salario, debe tener
preparado todos los elementos necesarios para el desarrollo de las mismas,
con la anticipación suficiente que la solemnidad de la ceremonia requiere.
Y en los banquetes, el Maestro de Ceremonias es el encargado de ubicar a Maestro De Ceremonias

los hermanos en los puestos que les corresponde de acuerdo al cargo que
ocupan o a la jerarquía que tienen.
Cuando el Maestro de Ceremonias y los Expertos ingresan
conduciendo a las delegaciones que acompañan a la Gran Logia, el Maestro
de Ceremonias entra encabezando la columna del Norte, el Primer Experto
encabezando la columna del Sur.
Cuando el Gran Maestro se presenta a visitar una logia, el Maestro
de Ceremonias y los Expertos salen a recibir al vestíbulo exterior y lo
introducen bajo la Bóveda de Acero y al batir de malletes del Venerable
Maestro y de los Vigilantes, después del saludo el Venerable Maestro
bajará hasta el pavimento y le dirigirá una breve alocución de bienvenida y
le ofrecerá el mallete para que dirija los trabajos, y les conducirá hasta el
Oriente.
Al retirarse el Gran Maestro se le tributará los mismos honores que a
su llegada.
Todos los hermanos deberán estar en pie y al orden en ambos casos.
Iguales honores recibirán el Soberano Gran Comendador del Supremo
Consejo, el Diputado Gran Maestro, los grandes dignatarios de la Orden,
los miembros del Supremo Consejo del Grado 33; siempre que vengan
revestidos con las insignias de su grado, pero a ellos no se les ofrecerá el
mallete.
Serán recibidos de pie y al orden y conducidos al Oriente, los
siguientes hermanos:
1. Los Venerables Maestros de las logias de la Obediencia y de la
Correspondencia;
2. El Venerable Maestro cuando llega a las tenidas después de abiertos
los trabajos;
3. Los Ex Venerables Maestros y Miembros Honorarios;
4. El Maestro que preside una comisión;
5. Los hermanos de grado 30º, 31º y 32º, siempre que se presenten con
sus insignias que les corresponden;
6. El hermano Diputado representante de la Gran Logia.
También serán conducidos de pie y al orden y conducidos a sus
puestos y columnas cuando llegan a la tenida después de abiertos los
trabajos, todos los hermanos que son Luces del Taller; también los
hermanos de los grados 4º al 29º inclusive, siempre que se presenten con Maestro De Ceremonias

las insignias de su grado, y se los conducirá a la cabecera de la columna
Sur.
Fuera de los honores prescritos, los Venerables Maestros de las
logias podrán tributar a los hermanos visitadores los honores que juzguen
convenientes, de acuerdo a su jerarquía.
Cuando el Gran Maestro ya está en el templo, no se rendirán honores
a ningún otro hermano con la única excepción del Soberano Gran
Comendador.
Cuando el Gran Maestro y el Soberano Gran Comendador se
presentaren simultáneamente a visitar una logia, el Venerable Maestro
dispondrá que sea recibido primero el Soberano Gran Comendador y luego
el Gran Maestro.
Cuando el Gran Maestro se presente a visitar una logia, se deben
suspender todos los trabajos, incluso la lectura del acta y se lo debe recibir
con los honores correspondientes.
Al formar la Cadena de la Unión en muchas logias del rito se
prescribe que el brazo derecho debe cruzarse por encima del izquierdo, y el
orden en que deben situarse es el siguiente:
1. El Venerable Maestro al Oriente,
2. Los Vigilantes al Occidente y juntos, salvo algún hermano reciba un
grado, en cuyo caso éste se coloca entre los dos Vigilantes;
3. El Primer Vigilante estará siempre del lado Sur y
4. El Segundo Vigilante del lado Norte;
5. El Maestro de Ceremonias se coloca al lado del Primer Vigilante y
anuncia al Venerable Maestro que la cadena está cerrada;
6. Los demás hermanos se colocan frente a sus puestos hasta cerrar la
cadena.
Cuando hay más hermanos en una columna que en la otra, se
acostumbra a que algunos de ellos pasen a equilibrar la columna del menor
número.
En otras logias el Venerable Maestro al formar la cadena no cruza los
brazos sino que los extiende porque irradia luz.
El cargo del Maestro de Ceremonias es uno de los más hermosos y el
que más lucimiento da un taller, cuando está correctamente desempeñado, Maestro De Ceremonias

y para esto es necesario que el hermano que lo ocupe estudie a fondo el
ritual y dirija el ceremonial con toda solemnidad