miércoles, 19 de noviembre de 2014

Creando masones “a la vista”




Entre las diversas colecciones de los denominados “landmarks” o linderos de la francmasonería, no unánimemente aceptados en todas las obediencias, sigue hasta hoy la discusión acerca de la legitimidad de la llamada “Prerrogativa del Gran Maestre para crear masones a la vista”, descripta entre los así llamados “ 25 landmarks de Mackey” en el octavo lugar, y si en efecto se trata de una regla de las consideradas inamovibles o mas bien de uno de los usos y costumbres.
Crear un mason a la vista ( en inglés mason at sight) es un término técnico que podría definirse como el poder que tiene un Gran Maestre para iniciar, ascender o exaltar candidatos en una logia de emergencia especialmente abierta o como se las llama en el Libro de las Constituciones de Anderson, una “ logia ocasional” que se forma con él mismo y los Maestros Masones que convocara para ese fin. Esa logia queda disuelta en cuanto el o los candidatos han sido recibidos y los hermanos despedidos por el Gran Maestre.

Esta práctica no ha sido aceptada universalmente en todo el Oficio, y sobre todo en la masonería norteamericana donde es frecuente; allí hay varias de sus Jurisdicciones o Grandes Logias estatales, que no la reconocen ni aceptan.

………………………………………………….

Nota: no debe confundirse la práctica de crear masones a la vista, en la cual usualmente se confieren los tres grados de una vez a algún personaje prominente de la política, gobierno, ciencia o arte, que no debe ser demasiado expuesto en su condición de masón, con la costumbre también extendida en la masonería norteamericana que llaman “one day of classes”, donde masivamente se otorgan a decenas y hasta centenares de candidatos todos los grados simbólicos en un solo día y eventualmente los restantes treinta del rito escocés antiguo y aceptado, todo de una vez.

………………………………………………….

Veamos primeramente algunas precisiones históricas del siglo XVIII a modo de antecedentes:

-En la masonería de los Modernos.
En el periódico Leeds Mercury de Londres, del 7 al 30 de abril de 1730 apareció este encabezamiento de un artículo:

“ .. hace unos pocos días, Sus Gracias, los Duques de Richmond y Montague, acompañados de varios gentilhombres que eran masones libres y aceptados y de acuerdo a antiguas costumbres formaron una logia en lo alto de una colina cercana a la residencia del Duque de Richmond en Goodwood, Sussex e “hicieron “ al Honorable Lord Baltimore, un masón libre y aceptado”.
En 1731, Lord Howell, siendo Gran Maestre “ formó una logia ocasional en la residencia de Sir Robert Walpole en Norfolk” y allí fueron “ hechos” Maestros Masones el Duque de Lorena, posteriormente emperador de Alemania, y el Duque de Normandía. Otro caso fue la iniciación, ascenso y exaltación de Frederick, príncipe de Gales en 1737, durante una “ logia ocasional” presidida por el propio Desaguliers que entonces era Diputado Gran Maestre y que probablemente haya actuado bajo dispensa del Gran Maestre de esa época que era el Conde de Darnley.

Sigue la lista con otros encumbrados personajes a los que se recibió como masones, por ejemplo en 1766, Lord Blaney , entonces Gran Maestre, convino en una “ ocassional lodge” para recibir al Duque de Gloucester, y nuevamente en 1767, pero actuando el Diputado, John Salter, se hizo masón al Duque de Cumberland.

El propio William Preston escribe en 1787 que el entonces Príncipe de Gales fue “hecho francmasón en una logia ocasional en que además se le otorgó la Estrella y la Jarretera, en tanto que el Duque de Cumberland presidió en persona”.

Hay que observar que en muchas ocasiones la logia ocasional se crea en un lugar que no es el asiento natural de la Gran Logia y que al “hacer masones” de esa forma con frecuencia los oficiales, excepto el Gran Maestre, no son Grandes Oficiales. Eso pasó en la logia ocasional que recibió al Duque de Lorena en Norfolk, cuando el asiento de la Gran Logia estaba en Londres. En 1766, La Gran Logia celebraba sus reuniones en la taberna del Crown and Anchor, pero la logia ocasional para el Duque de Gloucester tuvo lugar en la Horn Tavern.

Este es un argumento esgrimido por quienes niegan la existencia de la prerrogativa argumentando que no eran logias ocasionales sino reuniones de Comunicación Especial de la Gran Logia y que “ hacer masones” de esa forma significaría que se estaba bajo la autoridad de la Gran Logia pero no del Gran Maestre.

Sin embargo los hechos no apoyan esa posición puesto que todo a lo largo del Libro de las Constituciones, las reuniones regulares y las especiales están claramente registradas como reuniones de la Gran Logia, en tanto que las logias ocasionales aparecen como co de uso general convocadas por el Gran Maestre con el propósito de “ hacer” francmasones.

-También los masones “ Antiguos”:
La forma de llamar a los masones así creados, “masones a la vista” fue adoptada por Laurence Dermott, el Gran Secretario de la Gran Logia Atholl o de los Antiguos, en tanto que la usada por Anderson era “ masones creados en una logia ocasional”.

Dermott en sus Constituciones o Ahiman Rezón escribe que las antiguas regulaciones prescribían que los Compañeros de Oficio y los Maestros Masones no podían ser hechos sino en una logia particular, excepto bajo dispensa del Gran Maestre:

“-..es una ordenanza muy antigua pero que escasamente se ha puesto en práctica; sin embargo el Muy Respetable Gran Maestre tiene el poder y la autoridad para hacer o disponer que en su presencia se hagan masones libres y aceptados, a la vista . Pero no pueden serlo fuera de su presencia sin dispensa escrita para ese propósito, ni podrá obligarse a ninguna logia bajo patente a recibir a la persona que será hecha, si sus miembros se oponen; en tal caso el MR podrá hacerlo en una nueva logia que se cree para la ocasión”.
El hecho de que Dermott use la frase no conspira contra la existencia de la prerrogativa ni tampoco argumenta a su favor, pues en el primer caso no lo cita como autoridad y en el segundo puede que sea muy posible que no haya inventado la expresión sino tomada de algún término técnico aunque no fuese el empleado por Anderson y sus logias ocasionales.

Ahora veamos el argumento de Albert G. Mackey, el compilador de los 25 landmarks:
Dice:.. que hoy en día ( su época) nadie pone en duda el derecho inherente de un Gran Maestre para formar logias bajo dispensa y que en esas logias así constituídas los francmasones pueden ser legalmente ingresados, ascendidos o exaltados:

“…siete masones se dirigen al Gran Maestre quien otorga una dispensa bajo su autoridad para abrir y mantener una logia y hacer francmasones. Esa logia, sin embargo es una creación del Gran Maestre pues está en su poder revocar la dispensa y disolver la logia. Entonces si el GM tiene el poder de habilitar a otros para conferir grados y hacer francmasones por su propia autoridad y sin su presencia, ¿ no estaría permitido argumentar a fortiori que él también tendría el derecho de congregar siete hermanos y que los francmasones sean “ hechos” bajo su vista?.

Él, eventualmente puede convocar a una logia ocasional, cumplir el propósito y entonces revocar la dispensa con lo que la logia ocasional queda disuelta.”
- Algunas voces en contra de la prerrogativa:
-No es un landmark sino una invención moderna.

- La prerrogativa no consta en la redacción de ninguna Constitución.

-Todos los candidatos deben atravesar los portales de la orden en la forma debida.

- Es el resabio de un poder autocrático que no se compadece con la masonería por mas que algunos lo pretendan derivar del Gran Maestre de los Caballeros Templarios!

-El principio básico masónico de igualdad exige un mismo trato para todos los candidatos.

-Y alguna opinión que intentaría justificar su práctica:

-“Podría ser aceptable cuando se trate de algún ciudadano eminente que ha expresado su deseo de unirse a nosotros, a modo de membresía honoraria y en logia ocasional, puesto que en la época fundacional difícilmente un noble golpearía las puertas de una logia, sino que por el contrario esta se consideraría muy honrada en que ese caballero se uniera a ella.”

-Conclusión: Que la práctica de crear o hacer masones de esa forma continúa en la actualidad, y que la discusión sobre la validez de la prerrogativa es una discusión sin esperanza de clarificación pues conviene y se adapta, ahora como en el pasado, a las políticas de cada obediencia. Lo que si puede decirse es que los masones “hechos a la vista” se distinguen de los “hechos” que siguieron todos los pasos reglamentados en que no fueron sometidos a balotaje ni estudiado sus antecedentes y que en cuanto se disuelve la logia ocasional, quedan como masones no afiliados ni miembros de ninguna logia particular, con lo que deberían solicitar su afiliación como miembros a una logia si desearen asistir y poder ganar los privilegios de poder votar o ser elegidos Oficiales como cualquier hermano, o permanecer como masones no afiliados, inactivos, aunque tampoco queda claro si en esa condición se le permiten las visitas a las logias.

……………………………………………………….

Bibliografía:

-Artículo publicado en el sitio de la Grand Lodge of Columbia and Yukon.http://www.freemasonry.bcy.ca/texts/masons_at_sight.html

-Making masons at Sight. por William L. Bolden, Bibliotecario del Supremo Consejo Jurisdicción Sur REAA. Washington, publicado en New Age, 1925.

-The Builder Magazine, febrero de 1925. (Phoenixmasonry. Org)

-Albert G. Mackey. Encyclopedia of Freemasonry, vol II. Richmond, Virginia, The Masonic History Company, 1946. Pag 941.43.

Fuente: La Imprenta de Benjamín
Comparte: 302 3
Etiquetas: