martes, 9 de diciembre de 2014

LA LEALTAD
UNA VIRTUD A VECES OLVIDADA Y POCO PRACTICADA POR MUCHOS.
Por: Jhonny Vitela

LA LEALTAD, es el cumplimiento de aquello que exige las leyes de la Fidelidad y el Honor, es una virtud que desarrolla la conciencia y que implica cumplir con su compromiso aun frente a circunstancias cambiantes o adversas, es un corresponder que se tiene con los demás que nos compromete a defender lo QUE CREEMOS Y EN QUIEN CREEMOS, cuando somos LEALES logramos llevar la Amistad y cualquier otra relación a su etapa más profunda.

Para el Masón, la Lealtad, constituye un lazo de afecto que no reconoce soberanos , siendo un gran elemento de fuerza en el ser humano demostrando en la prosperidad sea reafirmada y en la adversidad imposible quebrantarla, de tal forma somos amigos del profano e igual del Hermano cuando el sol brilla al amanecer o cuando el sol se oculta al atardecer.

Lo contrario de LA LEALTAD es la TRAICIÓN que supone la violación de un compromiso expreso o tácito entre HH.: de una misma orden, este bello concepto se opone al de personas SIN ESCRÚPULOS DE CONCIENCIA que pretenden imponer su voluntad por encima de todo, utilizando en algunos de los casos ALIANZAS PACTADAS en la sombra por que no se atreven a obrar a la LUZ del día aprovechando DEBILIDADES AJENAS a la verdadera moral de un buen Masón y así poder lograr sus mezquinos objetivos.

LA LEALTAD, a diferencia de la verdad y de la libertad si es Absoluta , en esta vida no puede haber Lealtad a medias ni por partes ni tampoco es evolutiva, la Lealtad es consistente en todo momento, en todo espacio, lugar o circunstancias en la que uno se encuentre,

La Lealtad HERMANOS MÍOS, dio en la historia de la vida elocuencia a los apóstoles cuando predicaban su credo, muchos Mártires se hicieron héroes en diferentes guerras, la Lealtad crea miedo y hace temblar al más PODEROSO Y TIRANO que pudiese existir, por ella con su solida firmeza vence pronto o tarde a la INJUSTICIA Y A LA TRAICIÓN, es el baluarte de una sociedad y al hombre que lo sabe y lo practica le otorga su CONDICIÓN DE CABALLERO Y CIUDADANO INTACHABLE, es incorruptible pues no existe moneda que pueda comprarla ni bien material que la sustituya, ella te ensena a querer con firmeza con toda tu mente y con toda la razón, demostrando lo mejor de uno haciéndonos sentir el crecimiento espiritual propio de nuestro destino.

He dicho…