viernes, 5 de junio de 2015

LA MIXTIDAD EN EL GRAN ORIENTE DE FRANCIA

Image result for simbolos masonicos
LA MIXTIDAD EN EL GRAN ORIENTE DE FRANCIA

LA MISTIDAD MASONICA: La Logia Combat, sola frente al Gran Oriente de Francia
La logia Combat del Gran Oriente de Francia, le echó un pulso a la propia Obediencia con el tema de la Mixtidad, (La iniciación de mujeres) estaban cansados de dar vueltas y más vueltas, de plantear la cuestión y que se perdieran en votaciones que nada ayudaban al tema.
En un momento dado echaron el órdago encima de la mesa, tenían una petición de una profana e iniciaron los trámites para dar el paso, y así fue, anunciaron el "Pase bajo Venda" pero así que quedó el órdago.
Es de imaginar que frente a esta cuestión la maquinaria de la Orden se haya movido para parar el tema, y dar asi mismo soluciones de solución al pase de las mujeres a la masonería que practica el GODF.
Pues bien, La Revista Francesa INITIATIONS, en el número 19 Diciembre 2007, nos ofrece una entrevista, al que hoy ocupa la Veneratura de la Logia Combat de París. Jean Jacques Mitterrand, hijo del que a su vez fuera Venerable de un Gran Maestre del GOdF , y que nada tiene que ver con el ex-presidente de la República francesa. Mr. Miterrand.
La citada Revista a través de la amabilidad de su director Nicolas George, nos ha permitido la reproducción de la entrevista.




Ya se trate de obediencias masculinas o femeninas, la mixtidad hace correr mucha tinta. Cuando la cuestión es rechazada, vuelve a entrar por una venta, y si es necesario pasa a la fuerza. Es el caso de la Logia Combate del Gran Oriente de Francia que ha anunciado que iniciará a una mujer a pesar de las prohibiciones de la obediencia. Entrevista con Jean Jacques Mitterrand, antiguo venerable, Pasado Maestro, de la logia Combate.
Revista Initiantiosn, entrevista de Michel Mamine: ---------------------------

Ud. es el hijo (y hermano) de Jacques Mitterrand, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia de 1962 a 1964, y de 1969 a 1971. ¿Era la mixtidad una de sus preocupaciones?
Jean Jacques Mitterrand: No se oponía y respetaba a la vez a los hermanos que no la deseaban. En aquel entonces, algunos hermanos se levantaban y se marchaban cuando se hablaba de mixtidad; para mi padre esta era una idea que evocaba, que debía avanzar y que llegaría con el tiempo. Siempre hay un lapso de tiempo entre la realidad social y la adaptación a la misma de las obediencias.

¿Cierran todavía hoy los talleres sus puertas a las hermanas?
JJM.- La mayor parte de los talleres recibe a las hermanas visitantes. Algunos hablan de un 20% que no las recibe. Se trata quizá de viejas logias que viven en la autarquía.

Quién decide ¿el Gran Oriente o el Taller?
JJM.- Lo único que me interesa es la soberanía del taller: "un francmasón libre en una logia libre". Nada hay en nuestra Constitución que impida a una logia iniciar o no iniciar a las mujeres; otro tanto sucede con el Reglamento General; por lo tanto la cosa depende de la soberanía de la logia. Si hay hermanos en la logia que se oponen, no entiendo por qué no se les puede tener en cuenta; pero si todos los hermanos están de acuerdo tampoco veo por qué no se les puede tener en cuenta.

Pienso que el problema que se plantea ante las instancias es el de no dividir, no escindir al Gran Oriente; la situación es difícil para un Gran Maestro y los Consejeros de la Orden. Deben velar por la conservación de la harmonía; y todavía más aun cuando a día de hoy existen Consejeros de la Orden que son partidarios de la mixtidad. Pienso en consecuencia que la mixtidad debe provenir de las logias, no del Consejo de la Orden; y tampoco del Convento que, en su sabiduría, y en tanto que órgano legislativo, ha rechazado todavía este año tomar una posición respecto a admitir que el Gran Oriente decidiera ser mixto. Y digo sabiduría porque si el Convento hubiera aceptado esto habría querido decir que la mixtidad debería imponerse a todas las logias; sabiduría también, porque al mismo tiempo también ha rechazado que el Gran Oriente sea únicamente masculino; sabiduría sin límites pues.
.. Para mi este Convento 2007, contrariamente a lo que algunos hayan podido pensar, fue incontestablemente un gran Convento, un Convento importante que a sabido retomar su papel de legislador.

El Convento de este año rechazó por ocho votos más o menos una enmienda relativa a la afiliación de hermanas ¿Piensa Ud. que se trata de un primer paso?
JJM.- Esta enmienda solicitando la inscripción de la afiliación de las hermanas en el Relamento general se hizo por la mañana temprando, cuando una centena de hermanos esperaba a la p
uerta; esta enmienda se refería a un caso concreto de una logia, por lo que no podemos decir que afectara a todas las logias; pero la cuestión fue planteada así. Dicho esto, afiliar hermanas es mucho más delicado pues se corre el riesgo de captarlas en otras obediencias lesionándolas sin pretenderlo.
Pienso que la afiliación es algo más difícil que la mixtidad. El riesgo de recoger hermanas me parece que concerniría antes a Derecho Humano que a la Gran Logia Femenina de Francia o a obediencias que ya son mixtas como la Gran Logia Mixta de Francia o la Gran Logia Mixta Unviersal.

La Gran Logia Mixta de Francia previó en sus estatutos y desde el principio la posibilidad de crear tres tipos de logias: mista, masculina y femenina; a partir de ahí, en los primeros tiempos, se crearon una o dos logias "mono-sexo", pero su existencia fue efímera. Hoy no existen más que logias mixtas ¿Qué piensa sobre esto?
JJM.- A mí el universalismo no me molesta, sin embargo hay quien dice ¿por qué entonces no puede haber logias negras, chinas, etc? Existe en este universalismo declarado y estatutario un riesgo, al que no escapan algunos hermanos del Gran Oriente. Un riesgo que no es otra cosa que una paradójica deriva hacia el comunitarismo, que no comparto. Por contra, en lo que concierne al laicismo, pienso que no estaría nada mal inscribir este principio en nuestra Constitución.



Algunas Logias del Gran Oriente ¿están decididas a proceder a la recepción de profanas? ¿Su logia se encuentra entre estas?
JJM.- No se trata de un rumor sino de una realidad, así lo anunciamos en el Convento. Somos soberanos; no existe ninguna oposición en la Logia, todos estamos de acuerdo.
¿Cree Ud. que forzar la situación es una solución para resolver el problema?

JJM.- Mi logia ya habla de esto desde hace tiempo. Pero no creo que se trate de forzar nada, no tengo esa impresión al menos.

¿Puede el Gran Oriente actuar de un modo diferente al que implicaría suspender a la logia o a las logias que den el paso, tal y como se hizo en otro tiempo pasado?
JMM.- No comprendemos que se pueda iniciar a una mujer a hurtadillas. Nos hemos reunido con los responsables del Gran Oriente de Francia y pienso que no seremos suspendidos. Vamos a volver a ver al Gran Maestre en relación con este tema, pero sabemos que habrá uno, sino dos, Consejeros de la Orden presente cuando iniciemos.
No tengo tampoco la impresión de cometer un acto antimasónico. Actuamos con pleno respeto a nuestra Constitución y con pleno respeto a la sociedad en la que vivimos.
No queremos imponer nada al Gran Oriente. Nuestra idea no es la de decir: Todas las Logias del Gran Oriente deben ser mixtas. No, nuestra idea es la de decir: aquellos que quieran que puedan, y los que no lo quieran que no lo hagan. Y lo vuelvo a decir: un masón libre en una logia libre, y la logia es soberana.

Algunos critican su método...
JJM.- No hay razones para tantas historias, esto se hará con suavidad. Votarlo en el Convento habría supuesto llevar el debate a la prensa sensacionalista. Se pueden ver artículos mezquinos de esta prensa, sus turbios manejos, que no buscan otra cosa que mancharnos. Como todo cuanto se ha producido en el seno de la francmasonería, esto se hará con suavidad, de forma tranquila, a pesar de algunos integristas que están al acecho, que los tenemos, pocos, pero tenaces.

¿Qué sucederá cuando una logia rechace que una hermana visitante asuma uno de los puestos de oficial a reisgo de no poder abrir los trabajos; podría esa logia privar así a una hermana regularmente iniciada de aquello que sí le reconocería a un hermano?
JJM.- Es la logia la que tendrá que decidir. Pero no estamos en ese punto todavía, ni tampoco sabemos que pasará dentro de muchos años en los Congresos regionales o en el Consejo de la Orden. Seamos prácticos.

La profana que cuentan iniciar es una abogada. Supongamos que el Consejo de la Orden se enfada ¿qué puede suceder?
JJM.- No estará sola y nuestra Logia tampoco. Si hay un problema mantendremos la ceremonia y plantearemos el problema en público, al exterior, aunque pienso que no llegaremos a este extremo que tampoco deseamos. Hay una comprensión del problema en el seno del Gran Oriente que hace que esta soberanía de la logia sea de hecho reconocida.

Si la mixtidad fuera adoptada, ¿qué pasaría con las otras obediencias como la Gran Logia Femenina de Francia?
JJM.- No debería haber ningún problema para las obediencias como la Gran Logia Femenina de Francia que han definido perfectamente, desde un primer momento, su manera de afiliar. Nosotros estamos en una situación diferente, nuestra Constitución no dice nada, se mantiene abierta...

¿No existe el riesgo de ver Logias abandonando el Gran Oriente de Francia para crear un nuevo Gran Oriente a cuyo espíritu, desde su creación, se declararían leales?
JJM.- Si se produce un abandono, no va a ser muy grande. Siendo la logia soberana, la libertad individual de las logias se mantendrá. Cada una hara, en consecuencia, aquello que desee.
Es una muestra de sabiduría por parte del Gran Oriente disponer de una Constitución flexible. Antes de hacer cualquier reforma, es necesario primero definir la filosofía de la institución, con amplitud, de manera sólida, antes de dotarla de un marco y una estructura. La mixtidad vendrá de las bases, no de la dirección.

En caso de que se produjera su salida del Gran Oriente de Francia ¿supondría algún obstáculo la práctica del rito francés para entran en otra obediencia?
JJM.- Esto afecta individualmente a cada masón y a cada logia. En lo que a mí respecta, yo no iría a cualquier obediencia ni practicaría cualquier rito. Creo que la Francmasonería debe ser menos ritualística de lo que lo es en la actualidad. Los grandes rituales no me interesan mucho. Que tengamos un pasado ritualístico, una historia sobre este aspecto, es importante en lo que a su conocimiento se refiere; pero la masonería ha evolucionado, es mucho más filosófica de lo que lo fue ayer. Sin embargo creo que es algo positivo el que las logias se hayan dedicado a reforzar la formación simbólica de los aprendices y compañeros desde hace algunos años y a través de sus vigilantes. El hecho de no hablar, de escuchar y de aprender para un aprendiz no es en absoluto contradictorio con su derecho de voto.

¿Se opondría Ud. a la idea de una eventual y futura confederación entre el Gran Oriente y una obediencia mixta como la Gran Logia Mixta de Francia, respecto a la cual se está planteando si se podría llamar Gran Oriente Mixto Francés? ¿Resolvería esto el problema sin generar obligaciones para unos y otros?
JJM.- Entiendo que haya habido francmasones que crearon dos obediencias mixtas necesarias en un momento concreto en el que el Gran Oriente no se planteaba todavía la mixtidad y respeto su elección. Pero estas obediencias no existen sino porque el Gran Oriente no era mixto. A partir del momento en que el Gran Oriente tenga logias que acepten la mixtidad, no veo por qué debería perder su título histórico y su nombre de Gran Oriente de Francia. Además, añadirle la palabra "mixto" no le aportaría nada. Cuantas más palabras añades, más te limitas.

La cuestión que enoja... ¿por qué tanto ruido para satisfacer esa necesidad de mixtidad que se puede encontrar sin mayor problema en el paisaje masónico actual?
JJM.- Escucho a muchas hermanas que están en otras obediencias decirme: me hubiera gustado adherirme al Gran Oriente por su historia... Efectivamente el Gran Oriente tiene una historia social que no tienen las demás obediencias más recientes; no abandonaré esta historia. Mi esposa se halla en otra obediencia a cuyos trabajos asisto, pero no, quiero quedarme aquí y comprendo que se quiera pertenecer al Gran Oriente por su prestigioso pasado. Así que ¿por qué dejarlo? No siento ninguna necesidad, más cuando recibimos al mayor número posible de visitantes y logias.

¿Qué otra pregunta le hubiera gustado que le hiciera?
JJM.- ¿Cuál debe ser hoy el trabajo de una obediencia?
Si defendemos hoy la mixtidad, es porque es una necesidad democrática. No podemos ignorar a la mitad de la humanidad; por contra, si bien se trata de un combate necesario, no es el combate esencial. El combate esencial para la francmasonería del presente, para mi, es la igualdad. Defendemos la libertad, defendemos la fraternidad, pero todavía no existe la igualdad, ni social, ni económica. ¡Peor todavía! La desigualdad se hace más profunda.

Los metales entran en el taller, y siendo así las cosas hay una juventud que no puede entrar dentro. Algo importante se juega en ese sentido al nivel masónico. Tenemos que tener una capitación flexible: El Gran oriente, como también las logias, deben hacer frente a sus responsabilidades. La obediencia no las asume... Este será ahora, es lo que pienso, el combate de mi logia sino el de la Francmasonería.

Para acabar (aunque de una forma provisional) con la mixtidad, porque el combate continúa, la mixtidad no es únicamente una cuestión de sexo (además el Gran Oriente es ya mixto por... sus dos casos de transexualidad), es también una cuestión social.

Por Michel Mamine de la Revista Initiations.