martes, 2 de junio de 2015

Supremo Consejo del Rito Primitivo Francmasonería Progresista Universal para la Jurisdicción Masónica de los EE.´. UU.´. MM.´.


Supremo Consejo del Rito Primitivo
Francmasonería Progresista Universal
para la Jurisdicción Masónica de los EE.´. UU.´. MM.´.
1 de Junio del 2015 E.´. V.´.
6015 V.´. L.´.
II.´., RR.´., VV.´. y, QQ.´. HH.´. y HHnas.´.
A todos los que la presente vieren;
SABED:
El que suscribe, M.´.P.´.S.´.G.´.C.´. del R.´.P.´. para la Jur.´. Mas.´. de los EE.´. UU.´. MM.´., se dirige a ustedes de manera respetuosa, pero directa y sin tapujos, para comunicarles un hecho que, a consideración de este Alto Cuerpo que represento, es un hecho preocupante, y al que debemos poner todos, mucha atención.
En los días que han transcurrido en las últimas tres semanas, nos hemos venido enterando de ataques subsecuentes a miembros de nuestra A.´. I.´., en lo referente a su honor, moral, ética y buen nombre; así como al de GGr.´. LLog.´. del Continente Europeo y Americano. Los ataques a que hacemos referencia, han sido perpetrados por grupos de ultraderecha, grupos neonazis, para ser exactos, que tienen militantes tanto dentro, como fuera del territorio nacional, y, lo más preocupante, dentro de nuestra A.´. I.´.
Podemos constatar, con pruebas que sustenten nuestros dichos, y que proporcionaremos, a quien así lo solicite, siempre y cuando, nuestro Alto Cuerpo determine que existe la confianza suficiente para que así ocurra, y que el acto de proporcionar tales evidencias signifique un acto vinculativo y un compromiso por sobre todo de principios que nos permitan, hacer un frente común contra el fascismo y las problemáticas que este, históricamente ha producido.
Creemos con firmeza, que el momento en que hemos podido detectar, a un grupo pequeño, pero coordinado, en ambos continentes, de fascistas que nos han logrado infiltrar, es el momento de pararlos; partiendo de la experiencia histórica que nos han dejado eventos como la inquisición, la primera y la segunda guerra mundiales, el falangismo español; no podemos hacernos los occisos y justificar nuestro temor en prudencia y tolerancia contra los intolerantes, para los que representamos un obstáculo a vencer. Históricamente, esperar solo significa que se fortalezcan, se organicen y nos aplasten; porque, cuando queramos reaccionar, será demasiado tarde.
Todos, o casi todos, somos testigos de la contaminación en principios, en acciones, y en vicios, que han llevado a la A.´. I.´. a un inmovilismo deplorable que ha venido significando que la sociedad no solo no confié en nosotros, sino que nos tome como clubes sociales o grupos de trasnochados que en rituales y ceremonias vacuas, recrean tiempos y formas inoperantes para el presente. Pero ya basta, todos y cada uno de nosotros, hemos jurado señalar lo injusto, combatir la ignorancia y abatir a los ambiciosos. ¿Cuánto tiempo más van a esperar ustedes, HH.´. y HHnas.´. para reaccionar? ¿Cuántos más han de caer antes de que decidan sacudir la polilla de sus cuerpos y accionar? ¿Qué hace falta, para que comiencen a ser congruentes?
Los GGr.´. OOr.´. de Bélgica, Francia, Italia, España, Grecia, México, Perú, Uruguay, Argentina, Chile, Brasil; estamos bajo constante ataque de estos grupos, personeros fuera y dentro de nuestra orden, operan en total impunidad; seamos honestos, la neutralidad en casos como este, solo significan complicidad con el enemigo que, cual tal, debe ser tratado como el enemigo. Suficiente hemos vivido a lo largo de la secular historia de la humanidad, como para no saber lo que el fascismo significa. ¿Somos o no LIBERTARIOS que trabajan juntos en pro del progreso del género humano? La historia, como otrora, nos pone un reto enfrente, y quienes portamos el mandil con orgullo y memoria histórica no habremos de hacernos a un lado, sino que sabremos hacer frente a la injuria, el desdén y el ataque… Hoy, les conminamos a recordar lo que ante las Aras han jurado, hoy, les conminamos a cerrar filas y tomar una determinación en pro de que la historia de la ignominia no se repita, y hagamos valido un grito histórico tantas veces pronunciado no por los usurpadores de todos los tiempos, sino por los francmasones de verdad: ¡NO PASARAN!
Para todos, todo, nada para nosotros…
Por el triunfo de la verdad científicamente demostrable;
por unión, solidaridad y cooperación entre todos los francmasones;
por el progreso del género humano;
por la Libertad, Igualdad y Fraternidad Universales;
Saber es poder…
I.´.P.´.H.´. David Odín Ben-oni 9° y 33°