sábado, 12 de septiembre de 2015

LA ESPIRITUALlZACION DEL TEMPLO

Foto de Juan Avila.
LA ESPIRITUALlZACION DEL TEMPLO

Dos conceptos místicos hallados en el Zohar se relacionan directamente con nuestro tema: la espiritualización del templo del Rey Salomón, y la doctrina de, la palabra perdida. Ambas tienen sus raíces en los Misterios egipcios, como ya se ha visto.
El templo del Rey Salomón formaba la base física de una vasta estructura de especulación e investigación místicas; pues se decía que sus dimensiones guardaban una proporción con las del Universo, y todos los objetos sagrados que contenía sus interpretaciones macrocósmicas.
El Shekinah o divina gloria que irradiaba el más interno santuario, el Santo de los Santos, se interpretaba no solo como la divina Presencia que santificaba al templo visible, sino como Dios inmanente en Su universo y morando en lo interno del corazón del hombre.
Más aún la idea de los judíos de que algún día el templo debería ser reconstruido está en sí misma espiritualizada y transformada, y fue tomada como una alegoría del logro de la perfección divina en el hombre y el universo.
Los judíos cuya rica mente oriental se deleitaba en exuberantes, y complejas alegorías, concibieron una verdadera ciudad y templos, de la cual el del Rey Salomón era solamente el símbolo; templos y palacios, cada uno relacionado con un diferente aspecto plano de la Naturaleza y formando un intrincado sistema de reflejos y correspondencias.
El prototipo de toda esta riqueza de simbolismo se encuentra en los Misterios de Egipto, en los que las proporciones de la gran pirámide eran estudiadas como emblemáticas de las proporciones del Universo, y contenían vasta reserva de conocimiento oculto y astronómico.
Los judíos aplicaron al templo del Rey Salomón lo que sabían del sistema egipcio, reflejando la sabiduría de Egipto por medio del espejo de su temperamento ardiente y poético, de donde alguna porción pasó a la literatura escrita y exotérica, y también fue transmitida en las Logias secretas de la Masonería.