viernes, 11 de septiembre de 2015

La Hermandad de la Serpiente

Image result for simbolos de la serpiente
La Hermandad de la Serpiente
Del libro: Los Dioses del Eden.

DE TODOS LOS animales venerados en las antiguas sociedades humanas, ninguno era tan prominente o tan importante como la serpiente.
La serpiente era el logotipo de un grupo que se había vuelto muy influyente en las sociedades humanas tempranas en ambos Hemisferios.
Ese grupo era una Hermandad disciplinada, dedicada a la diseminación del conocimiento espiritual y el logro de la libertad espiritual.
Esta Hermandad de la Serpiente (a la que me referiré a menudo simplemente como “la Hermandad”) se oponía a la esclavitud de seres espirituales y, según las escrituras egipcias, buscó liberar a la raza humana de la esclavitud Custodial. *
*Porque las enseñanzas de la Hermandad incluían la sanación física a través de medios espirituales, la serpiente también vino a simbolizar la curación física. Hoy, la serpiente es destacada en el logotipo de la Asociación Médica americana.

La Hermandad también impartía el conocimiento científico y animaba las altas estéticas que existían en muchas sociedades antiguas. Por éstas y otras razones, la serpiente se había vuelto un símbolo venerado a los humanos y, según el egipcio y los textos bíblicos, un objeto de odio Custodial. Cuando miramos para descubrir quien fundó la Hermandad, los textos de Mesopotamia apuntan en seguida a ese rebelde “Dios,” el Príncipe Ea. Las antiguas lápidas de Mesopotamia relacionan a Ea y a su padre, Anu el profundo conocimiento ético y espiritual poseído. Este era el mismo conocimiento que más tarde fue simbolizado como árboles en la historia bíblica de Adán y Eva.

De hecho, el símbolo del árbol Bíblico vino de los trabajos pre-bíblicos de Mesopotamia, mostrando una serpiente enrollada alrededor del tronco de un árbol, idéntico a los retratos más tardíos de la serpiente en Edén. En la pintura Mesopotámica, del árbol colgaban dos pedazos de fruta. A la derecha del árbol está el símbolo de la media luna, que es de Ea; a la izquierda, el símbolo del planeta de Anu. El dibujo indica que Ea y Anu eran asociados con la serpiente y sus enseñanzas. Esta conexión es afirmada por otros textos de Mesopotamia, en que describen el palacio de Anu “los cielos” como siendo custodiado por un Dios del Árbol de la Verdad y un Dios del Árbol de la Vida.

Según informes recibidos, en un caso, Ea envió a un humano a que fuera educado en ese mismo conocimiento,

Adapa [el nombre de un hombre temprano],
vas a ir ante Anu, el Rey:

El camino al Cielo tomarás.

Cuando al Cielo hayas ascendido,

y llegues a la verja de Anu,

el “Portador de Vida” y el “Cultivador de Verdad”,

por la verja, Anu estará parado.

Por consiguiente, encontramos que Ea es llamado como el reputado culpable que intentó enseñar al hombre temprano (Adán) el camino a la libertad espiritual. Esto sugiere que Ea tenía la intención que el Homo sapiens, su creación, fuera adecuado para la labranza de la Tierra, pero en algún punto, él cambió su manera de pensar acerca de usar la esclavitud espiritual como un medio. Si Ea fue una verdadera personalidad histórica, como los exigen los sumerios, entonces era el probable líder de la Hermandad en su fundación en la Tierra.

La Hermandad puede haber adoptado la serpiente como su logotipo, porque se decía que la primera casa de Ea en la Tierra había sido construida cerca de un pantano infestado de serpientes, que Ea llamaba el Pantano de la Serpiente. Otra posible explicación para el logotipo de la serpiente es ofrecida por el Sr. Sitchin, quien dice que la palabra bíblica para “serpiente” es nahash, que viene de la palabra raíz NHSH, significando “descifrar, averiguar.”

A pesar de todas sus buenas intenciones registradas, el legendario Ea y la temprana Hermandad, claramente no liberaron a la raza humana. Los antiguos Mesopotámicos, egipcios, y los textos bíblicos relacionan que “la serpiente” fue rápidamente derrotada por otras facciones Custodios. La Biblia nos informa que la serpiente en el Jardín de Edén fue vencida antes de que pudiera completar su misión y darles a Adán y Eva la “fruta” del segundo “árbol.” Ea, quien también fue simbolizado como una serpiente, fue desterrado a la Tierra y fue extensivamente villanizado por sus oponentes, para asegurar que nunca más pudiera afianzar un extendido número de seguidores entre los seres humanos.

El título de Ea fue cambiado, de “Príncipe de la Tierra ” a “Príncipe de la Oscuridad.” Fue también etiquetado con otros horribles epítetos: Satanás, el Diablo La Encarnación del Mal, Monarca del Infierno, Señor de la Chusma, Príncipe de los Mentirosos, y más. Él fue retratado como enemigo mortal del Ser Supremo y como guardián de Infierno. Se les enseñó a las personas que sus únicas intenciones eran esclavizar espiritualmente a todos, y que todo malo en la Tierra era causado por él. A los humanos se les animó a detectarlo en todas sus vidas futuras. (“encarnaciones”), y para destruirlo a el y a sus creaciones dondequiera que fuera descubierto.

Todas las creencias y prácticas en nombre de sus varias denominaciones (“Satanismo,” “Culto al Diablo,” etc.) serían hechas tan horrendas y degradantes que ninguna persona que pensara cuerdamente quisiera (o debiera) tener algo que ver con ellas. Él y sus seguidores serían vistos por los seres humanos nada más que con sumo aborrecimiento.

Este es por no decir realmente que Ea fue retratado por los antiguos sumerios como un santo. Él no lo era. EA fue descrito en los textos Mesopotámicos con claras fallas de carácter. Si Ea fuera una persona real, entonces él parece haber sido un genio que podría conseguir que se hicieran las cosas, pero era, a menudo, descuidado, no anticipándose a las consecuencias de lo que hacía para lograr sus metas. Diseñando una raza de trabajadores (Homo sapiens), Ea falló, al darles a sus enemigos una poderosa herramienta de represión espiritual. Ea parece haber metido la pata fundando y/o dándole poder a la temprana Hermandad de la Serpiente, la cual, después de su derrota registrada, continuó siendo una poderosa fuerza en asuntos humanos, pero bajo la dominación de las muy facciones Custodios, y se decía que Ea y la original Hermandad, eran opuestos.

La historia indica que la Hermandad se volvió, bajo sus nuevos “Dioses” Custodios, en una escalofriante arma de represión espiritual y de traición, todo el camino hasta hoy, a pesar de los esfuerzos de muchos sinceros filántropos, quienes, a través de canales de la Hermandad, han intentado provocar una verdadera reforma espiritual, según informes recibidos, creando una raza de trabajadores, y la Hermandad de la Serpiente, el “Dios” Ea ayudó a construir una trampa para billones de seres espirituales en la Tierra.

Como comenzaremos ahora a documentar cuidadosamente, la Hermandad de la Serpiente ha sido la herramienta más eficaz del mundo para conservar el estado de la humanidad como una ignorante criatura de trabajo, espiritualmente ignorante, a lo largo de toda la historia. Durante todo ese tiempo, y continuando hoy, la Hermandad y su red de organizaciones han permanecido íntimamente atadas al fenómeno OVNI. Esta corrupción de la Hermandad, y su aplastante efecto que tendría en la sociedad humana, ya era claro por el año 2000 A.C., en el antiguo Egipto —la próxima parada en nuestra jornada.