viernes, 23 de octubre de 2015

MASONERIA DEL REAL ARCO


CAPITULO DE MASONES DEL REAL ARCO LIMA N° 1

MASONERIA DEL REAL ARCO

Fundada en 1789, en Boston, Massachusetts, como una organización nacional, el Gran Capítulo General, de Masones del Real Arco, Internacional ahora tiene la jurisdicción sobre la mitad de los 7,000 Capítulos en el mundo, inclusive varias provincias en Canadá, los Gran Capítulos de Estados Unidos de América, de Filipinas, de Alemania, de Italia, de España, de Portugal, y de muchos Capítulos en América Central y del Sur. Su exaltación como un Masón del Real Arco le permitirá a usted llegar a ser un miembro del rito más antiguo y más grande de la Masonería del Real Arco.

QUIENES SON MASONES DEL REAL ARCO

Uno de los aspectos más fascinadores de la Masonería del Real Arco siempre es y ha sido, como muchos hombres, con caminos diferentes en la vida, pueden reunirse en paz, no tienen nunca algún debate político ni religioso, siempre conducen sus asuntos en la armonía y la amistad, y se llama uno al otro compañero.

Ningún rito de los cubiertos por la Francmasonería en el mundo hace tanto como la Masonería del Real Arco. En cada país de la tierra, en cada continente y en muchas islas del mar, será encontrado los Capítulos del Real Arco, ansiosos y dispuestos a recibir a sus compañeros de otras partes del mundo en esa confraternidad repleta que caracteriza la Masonería del Real Arco.

EN QUE CREEN LOS MASONES DEL REAL ARCO

Todos los Masones del Real Arco creen en un Dios y en el respeto del uno por el otro.

QUE HACEN LOS MASONES DEL REAL ARCO

Los Masones del Real Arco contienen algunas declaraciones sencillas y simples de la Verdad , fácilmente entendible y útil en nuestra relación a la vida. La Logia simbólica trata con lecciones del lado material de la vida. Los grados del Capítulo, y particularmente el Real Arco, trata con el lado espiritual de la vida.

CALIFICACIONES

La Masonería del Real Arco es el paso lógico que debe tomar cada Maestro Masón. Si después de llegar a ser a un Masón del Real Arco, usted desea continuar sus estudios, usted puede tomar los Grados del Concilio y las Ordenes de la Comandancia , que son ilustrativos y llevan hacia adelante los principales del Real Arco.

Los Masones del Real del Arco propondrán con ansia su nombre como un candidato para el adelantamiento en los misterios de la Francmasonería.

EL CAPITULO DEL REAL ARCO

El Capítulo del Real Arco se reúne una tarde por mes para conducir su negocio y el voto regular sobre peticiones de la asociación. Es aquí donde el lazo de la amistad y la confraternidad se refuerza.

DESCRIPCION BREVE DEL REAL ARCO

El Capítulo de Masones del Real Arco se compone de cuatro grados:

EL GRADO DE MAESTRO DE LA MARCA , es considerado altamente por estudiantes y ritualistas como uno de los grados más hermosos de toda la Masonería.

EL GRADO DE PAST MAESTRO, primero conferido en Inglaterra en el siglo 18th, lo hace posible para todos los Hermanos dignos para recibir el grado del Real Arco.

EL GRADO DE MUY EXCELENTE MAESTRO, es el único grado que trae contundentemente a nuestra atención la terminación y la dedicación del Templo del Rey Salomón -- la buena idea en que todo el simbolismo masónico se basa.

EL GRADO DEL REAL ARCO, descrito como "la raíz y médula de la Francmasonería ", es donde usted descubrirá el tesoro más grande de un Masón, la palabra del Maestro largamente perdida.

"Further Light in Masonry" An Introduction to Royal Arch Masonry

¿Qué atraído a muchos Hermanos para buscar la luz adicional en la Masonería del Real del Arco?

Los Grados del Real Arco se consideraron muy importantes en los años tempranos de la Francmasonería y tan dogmática era la Gran Logia Madre, de que toda la Masonería Especulativa deriva eso en 1813, cuando las dos grandes logias en Inglaterra se unieron, una firma y señal solemne se adoptaron y fueron colocados en el Reglamento de la Unión para ubicar a los Masones a través del mundo para siempre en esta cuestión: "Antigua Francmasonería Pura, se compone de tres grados, ejemplo, el grado de Aprendiz, Compañero, y Maestro Masón, inclusive la Orden Suprema del Santo Real Arco." La señal nunca se ha cambiado y a este día ningún otro grado ha sido reconocido oficialmente por la Gran Logia Madre y cada rito, el sistema o el grado adicional en la Francmasonería simbólica, no puede ser conferido en un Maestro Masón hasta que él haya recibido el Grado del Real Arco.

Naturalmente, esto es como debe ser, porque un hombre no es un Maestro Masón hasta que él reciba la Palabra del Maestro y él sólo lo puede recibir en el Real Arco.

El Capítulo de Masones del Real Arco consiste de cuatro grados, Maestro de la Marca , Past Maestro, Muy Excelente Maestro, y Masón del Real Arco

EL GRADO DE MAESTRO DE LA MARCA

El Grado de Maestro de la Marca ha originado una especie de ceremonia de registro de una marca del francmasón en esos años distinguidos por masones operativos del arte y que construían su templo. Fué desarrollado luego en un grado de plumaje repleto por la fraternidad masónica como hoy nosotros lo conocemos, Algunos eruditos dicen que era el grado más temprano y puede antedatar a todos los otros por muchos años. Es muy considerado por los estudiantes en toda la Masonería , las lecciones de la enseñanza que tiene probado valor en toda la caminata de la vida. La Gran Logia de algún lugar es una eminencia en el Grado de Maestro de la Marca , que ellos limitan a la jurisdicción de un gran cuerpo separado, la Gran Logia de Maestros de la Marca.

EL GRADO DE PAST MAESTRO

El Grado de Past Maestro, vino en sí porque originalmente el grado del Real Arco fue conferido por la Logia Simbólica (Azul) sólo en Maestros Pasados verdaderos. Este grado se instituyó para hacerlo posible para todos Hermanos dignos de recibir el grado del Real Arco.

El primer registro de su conferimiento se encuentra en 1768 en Inglaterra.

EL GRADO DE MUY EXCELENTE MAESTRO

El Grado de Muy Excelente Maestro es un producto de la innovación americana. Se confirió en un Capítulo del Real Arco tan temprano como 1783 en Middletown , Conn.

Está por lejos el grado más espectacular en toda la Francmasoneria. Es el único grado que trae contundentemente a nuestra atención la terminación y la dedicación del Templo del Rey Salomón. La gran idea sobre la que se ha basado todo el simbolismo masónico.

EL GRADO DEL REAL ARCO

El Grado del Real Arco es el punto culminante de la Antigua Masonería del Arte y de la Masonería Simbolica. Se describe como "la raíz y la médula de la Francmasonería ". Es el relato completo de la Historia judía durante algunas de sus horas oscuras. Jerusalén y el Santo templo que fueron destruídos, La gente fue tenida en cautiverio como esclavos en Babilonia. Aquí usted relacionará con algunos esclavos como ellos son puestos en libertad para volver al hogar y comprometerse en el trabajo noble y glorioso de reedificar la ciudad y el Templo de Dios. Esto es que durante la reedificación, ellos hacen un descubrimiento que revela el tesoro más grande de un Masón - la Palabra perdida por largo tiempo del Maestro.

Muchos historiadores han trazado los orígenes más tempranos del Grado del Real Arco a Irlanda, en los finales del siglo 17th y en Inglaterra en 1738, En 1752, las Logias ambulatorias o militares autorizadas lo introdujeron. Esto era un instrumental para colocar el Grado del Real Arco equivalente con el Grado Maestro Masón.

Las Logias Militares del ejército eran magníficamente responsables de plantar la Francmasonería en las Colonias y dieron a luz también al uso de los grados de la Marca y del Real Arco en la Logia "Nuevo Mundo", que registra la exposición del Grado del Real Arco que fue conferido en Fredericksburg No. 4 el 12 de Diciembre de 1753. George Washington se levantó en esta Logia unos pocos meses antes de esta fecha. El valor de la Masonería del Real Arco será apreciado por todos lo que fueron exaltados al más sublime grado particularmente por los que desean completar su educación masónica. Revela la luz completa de la Antigua Masonería del Arte, lo presenta como un sistema completo de acuerdo con el plan original y justamente lo permite para reclamar el nombre noble de Maestro Masón.





Antiguedad del Real Arco

La primera referencia impresa a la Masonería del Real Arco aparece en Dublín (Irlanda) en 1743, en un diario conteniendo un informe de ..."el Real Arco llevado en procesión por dos Excelentes Masones".

No hay certidumbre acerca de si se estaba refiriendo al grado del Real Arco, pero en mi opinión probablemente fue así. En 1744, fue publicado por Dassigny un artículo titulado "Un Estudio Serio e Imparcial sobre la Causa de la Decadencia Actual de la Francmasonería en el Reino de Irlanda". El mismo contenía referencia al grado del Real Arco, pero Dassigny no lo aceptó y pensó que era un fraude. Sin embargo, muy poco tiempo después estaba prosperando. Laurence Dermott, el segundo Gran Secretario de los "Antiguos", fue siempre un entusiasta del Real Arco, al que describió como "la raíz, corazón y médula de la Masonería ".

El más antiguo registro escrito del Real Arco data de 1741, pero de ninguna manera esto implica que se haya originado en ese año; es imposible señalar una fecha, y decir que fue en ese año que nació el Real Arco. Es sin embargo obvio que un grado similar a nuestro Real Arco se presupone derivado del ritual del Maestro Masón, y una hipótesis aceptable es que los secretos esenciales del Real Arco correspondieron a la Veneratura y eran conferidos al V.M., no en su instalación sino al concluir el año de su mandato, y que eran cierto tipo de recompensa que se le acordaba por servicios prestados a la Orden , al desempeñar eficientemente los onerosos deberes de V. Maestro de una Logia.

Aquello que se perdio

El Maestro Masón que está ansioso por realizar un progreso diario en conocimiento Masónico, el masón inquisitivo, se ha preguntado sin duda por qué una leyenda que ilustra una pérdida omite incluir la secuencia complementaria de una recuperación; por qué la pérdida de los "verdaderos secretos" es resuelta aparentemente por la adopción permanente de ciertos secretos substitutivos, y qué relación estos secretos substitutivos tendrían con aquellos que se perdieron. (Sigue al dorso)

El tema del nacimiento, la vida y su madurez, la muerte y la resurrección -o esperanza de supervivencia en mansiones inmortales- está claro sin duda, pero ciertas frases en el ritual de la Orden indican que el tema aun no ha terminado dentro de la Masonería Simbólica. Es razonable asumir que el Maestro Masón ha especulado con el hecho de que la intención en la Ceremonia de Apertura es "buscar aquello que se perdió", sin embargo, en la Ceremonia de Clausura de ese grado siempre hay una referencia admitiendo un fracaso en dicha búsqueda.

Luego, el V.M. declara que los secretos substitutivos que le han sido regularmente comunicados, son sancionados y confirmados con su aprobación "hasta que el tiempo o las circunstancias restituyan los verdaderos".

Tal vez se haya reflexionado sobre la respuesta que se le dio a ciertos rufianes cuando demandaron una información específica del Gran Maestre, quien les dijo que sin el consentimiento y la cooperación de sus dos colegas, no podría ni habría de divulgar los detalles que ellos le requerían. "La paciencia y el trabajo asiduo le darán derecho al Masón digno a su debido tiempo, a su participación de esos secretos". ¿Cuándo es "debido tiempo", y como se convierte uno en un "Masón digno" de respecto y de participar?

El intento de obtener los legítimos secretos, sin el debido derecho a ellos, o como diríamos hoy, el intento de conseguir algo a cambio de nada, es una tragedia que parecería suscitar varias situaciones maduras para el cuestionamiento. Los recopiladores antiguos del ritual posiblemente decidieron que aquí había un punto de fractura que podría proveer un elemento de satisfacción para algunos Masones. De cualquier modo eso es exactamente lo que ha ocurrido y por cierto esto ha demostrado ser de alta conveniencia para muchos miembros.

En cuanto al Maestro Masón que se ha detenido a "pensar en estas cosas" -el verdadero Masón Especulativo- , el Real Arco, o para darle su título completo, la Orden de Masones del Real Arco, espera recompensarle hasta el límite de su propia capacidad o aptitud.

¿Debo ingresar?

El Candidato para Iniciación a la Masonería afirma entre otras cosas que su confianza está depositada en Dios, que es inducido por un ansia genuina de conocimiento y por un sincero deseo de convertirse en más útil en el servicio de sus semejantes.

Como Candidato para el Real Arco, deberá presentarse "con un deseo de perfeccionarse en la Masonería y de dedicar ese perfeccionamiento a la Gloria de Dios y al bien de la humanidad".

Tal deseo de perfeccionamiento sólo puede manifestarse si durante el período de su carrera en la Orden hasta ese momento, se ha estimulado y alimentado su interés en la Masonería por sus proponentes, los Oficiales de la logia y los Preceptores de la Logia de Instrucción, todos aquellos cuyo deber hacia el aspirante es obvio, pero que alguna vez podemos perder de vista.

Si la Logia de Instrucción es tan sólo una "Logia de Ensayos" sin la levadura de la instrucción, la parte ritual de la Francmasonería se convierte en el punto focal y domina sobre todos los otros aspectos. Si la agenda de la Logia no contiene otra cosa que sucesivas ceremonias, se transforma en muy poco más que un vehículo para conseguir habilidad en el ritual y dicción perfecta.

Todos aceptamos que la Francmasonería es "un sistema de moralidad velado en la alegoría e ilustrado por símbolos". Esto requiere de algún esfuerzo para comprender no tanto lo que el ritual expresa, sino lo que nos conduce a hacer.

Si realizamos la internalización de que la Francmasonería por cierto nos provee las herramientas, pero que la elección de las mismas y la manera de usarlas reside totalmente en nosotros, siendo así, la edificación del "Templo dentro de nosotros mismos" ya ha comenzado.

La búsqueda de "Aquello que se perdió" - la Palabra Perdida- comenzó realmente en un sentido bíblico cuando Adán cayó en desgracia y legó a la humanidad ésta perpetua búsqueda.

Cuando los constructores del Primer Templo en Jerusalén se desviaron del verdadero culto, el mito bíblico se convirtió en realidad. Sin embargo, la Palabra permaneció en ese mismo lugar y al contar la manera de su redescubrimiento y el reconocimiento al privilegio para aquellos que lo hicieron posible, el Real Arco muestra exactamente cuál es para todos nosotros la verdadera esencia de la Masonería.

Cuando uno se encuentra en la búsqueda, el Compañerismo del Real Arco debe sin duda ser recibido con beneplácito.

En otras épocas el ingreso a un Capítulo Real Arco estaba limitado a aquellos que ya habían ocupado la Veneratura de una Logia. En la actualidad todo Maestro Masón con una antigüedad de más de cuatro semanas es elegible, pero los tronos de los tres Principales están restringidos a aquellos que hayan sido instalados como Venerables Maestros de una Logia. Sin embargo, dentro del Capítulo existen otros cargos a los cuales el Maestro Masón puede tener acceso después de haber sido exaltado en el Real Arco.

El Masón entusiasta hallará en el Santo Real Arco mucho de lo que estuvo buscando desde su tercer grado, y además de la gran enseñanza simbólica y de la imponente ceremonia, encontrará que entre los miembros del Capítulo se encuentran los más activos adherentes de la Francmasonería.

La Masonería del Real Arco no es en absoluto excluyente, competitiva, ni incompatible con ninguno de los Grados del Escocísmo, y prueba de ello es que tantos Hermanos estén actuando simultáneamente en ambos cuerpos masónicos

Masonería Filosófica del Rito de York de la República del Perú