sábado, 4 de junio de 2016

La Iniciación Masónica

iniciacion

La Iniciación Masónica

Un proverbio chino dice: “El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, más luego se clarifica”.

De igual manera es nuestra iniciación masónica, inmediatamente después de ella todos nosotros vemos turbio, prácticamente no entendemos nada, ni el ritual, ni la simbología de nuestro orden, todo nos parece complicado e inentendible, pero a través que paso el tiempo, y ciniciacionon ayuda de nuestros HH.·. mayores, todo se va clarificando, aclarando. Esa es la ventaja de la masonería, que una vez que somos iniciados, ingresamos y somos aceptados en un grupo que junto al iniciado se va a seguir este, nuestro camino de la iniciación”.

Es muy oportuno este trazado, en virtud a la iniciación que tuvimos en nuestro Tall.·. y lo vamos a seguir teniendo de seguro, particularmente yo las veo como una luz de esperanza futura para nuestra Log.·.

El ánimo de este trazado, es que estas ceremonias trasciendan en el futuro de nuestra madre Log.·., y que cada uno de nosotros recordemos y después asumamos el rol de responsabilidad que debemos de tener para estos nuevos Iniciados.

¿QUE ES “LA INICIACIÓN”?

El Sendero de Iniciación es la etapa final de la senda de evolución recorrida por el hombre, y es el acto de ser admitido en la sociedad y también de admitir sus postulados. La Iniciación busca la evolución que conduce a una mayor expansión de conciencia del iniciado, es el sendero científico de perfeccionamiento por el cual el hombre llegara finalmente a la unificación y aunamiento con su Origen. Cada estadio otorga al iniciado una comprensión más profunda del significado y propósito del plan del G.·.A.·.D.·.U.·., una percepción mas plena de su parte en ese Plan, y una creciente capacidad para trabajar consciente e inteligentemente hacia su cumplimiento.

En general, en las personas, el consciente está constantemente desorientado por oscuras fuerzas que provienen ya del exterior, ya del subsuelo de la individualidad, del inconsciente. De este modo, se cumple lo que nos dice San Pablo en forma de lamento: “No hago el bien que quiero, sino el mal que aborrezco”.

Solo una pequeña minoría está destinada al intento de resolver armoniosamente el desorden interno de su propio YO. Por gracia particular, algunos humanos se empeñan en el sendero de la iniciación, buscándola o aceptando la invitación de un allegado.

¿AHORA, QUE SIGNIFICA SER “INICIADO”?

El ser Iniciado nos da la clara posibilidad de alcanzar ese YO SUPERIOR, despertarlo, armonizar con el G.·.A.·.D.·.U.·.

No solo la masonería, sino que todas las metáforas y mitos de todos los pueblos y religiones, tienen el mismo sentido: activar lo divino que hay en nosotros, lo que vuelve al iniciado plenamente consciente de Si Mismo; consciencia que difiere enormemente del conocimiento Académico Intelectual. No se trata de modo alguno de seguir una enseñanza libresca ni oral, ni de aprender palabras rebuscadas, sino de obligarnos a una experiencia personal cuyo proceso escapa a las palabras mundanas, por lo tanto es difícil el compartirlas y por eso en masonería decimos que cada uno encontrará su propio camino después de iniciarse.

Al principio el iniciado por primera vez se da cuenta de cuan complejo es su YO INTERIOR.

Descubre que las enseñanzas familiares, la intrusión académica, los dogmas religiosos, quizás no le prestan socorro alguno. Mira por vez primera sus Sótanos Psicológicos, después lucha, se confronta con cada elemento de su Propio YO, ya no puede culpar a nadie de su problemática, como siempre lo hacía. Trata de despertar, pero comprende que corrigiendo a otros no es la forma correcta de despertar, sino disciplinándose él mismo. Corrigiendo su mundo externo nunca corregirá su mundo interno.

¿QUE BUSCAMOS AL SER “INICIADOS”?

Tras un proceso gradual, con dedicación, entereza y -principalmente- con la ayuda de sus HH.·., el iniciado alcanzará al fin su YO REAL. Entonces un –algo- se produce divinamente en él. Todo en él se convierte en luz. Su cuerpo y su Alma se unen en armonía, al fin lo que es arriba es igual a lo que está abajo; está en proceso de convertirse en un “Hombre Real”.

Diremos que un Hombre Real es un hombre reconciliado consigo mismo y con el mundo que lo circunda, y que esta reconciliación tiene lugar en torno a la chispa divina que siempre ha brillado en cada uno de nosotros, pero no nos hemos dado cuenta de ello.

La masonería, como Arte Real nos ayuda a intentar a llegar a ser un Hombre Real, por medio de sus Alegorías y símbolos; con el uso apropiado de las herramientas que coda grado nos da.

El hombre encaminado, adquiere una intuición infalible, escapando de la ilusión automáticamente se da cuenta de que ahora ÉL Es, y nadie lo engañará.

El Iniciado, no puede saber de antemano donde terminará, cuando y como triunfara. Pero tendrá por seguro que ningún esfuerzo será en vano.

En este paso es muy de temer el claudicar, amedrentarse, así como abandonar el Sendero de Iniciación, y hasta engañarse y tomar un elemento del YO -antes de iniciarse- por el YO Divino; esto puede suceder porque las aguas aun son turbias para él y no logra ver el agua clara; es importante que los HH.·. mayores no descuiden el compromiso que se tiene para los Nuevos Iniciados y es su deber anticiparse a hechos para que estos no abandonen sus columnas, o tomen un sendero equivocado.

¿QUÉ ACTITUD DEBEMOS TOMAR LOS HH.·. MAYORES ANTE LOS NUEVOS INICIADOS?

QQ.·. HH.·., pienso que disfrutaremos de varias Ceremonias de Iniciación para recibir a nuevos AA.·. Los cuales ocuparán la columna de la belleza de nuestra Madre Log.·., debemos tomar en cuenta que la responsabilidad de la Log.·. recae en todos los NOSOTROS que pertenecemos a ella, y dentro de esta responsabilidad que tenemos, y lo reitero, es no descuidar el compromiso que se tiene para los Nuevos Iniciados y es el deber de todos nosotros anticiparse a los hechos para que estos no abandonen sus columnas.

Debemos ser ejemplos de conducta, puntuales, aplicar la solemnidad y ritualidad en nuestras tenidas y refrigerios. Asimismo, es cierto que el 2do Vig.·. encabeza la instrucción para ellos, pero eso no nos quita la responsabilidad directa que cada Q.·.H.·. tiene para la instrucción de cada Ap.·. También debemos comprender que el tener tenidas tediosas es la manera más simple de decirles a nuestros Nuevos Iniciados que se vayan, y con el buen criterio de cada uno de nosotros se puede evitar tener este tipo de tenidas. A la masonería primero hay que conocerla, después entenderla para luego disfrutarla.

QQ.·.HH.·. es nuestro deber ayudar a nuestros App.·. a que conozcan y entiendan la masonería, para que como dice el lema, puedan disfrutar, como la disfrutan ya muchos y QQ.·. HH.·. de nuestra Augusta Orden.

http://revistamasonica.com.py/blog/la-iniciacion-masonica/