sábado, 12 de enero de 2013



MASONES, REPUBLICANOS Y LIBREPENSADORES

De FRANCMASON


Un libro de investigación destaca la dimensión social de la Masonería Los trabajos de profesores de la UAL y de Sevilla han revelado la heterodoxia que existía en la sociedad almeriense. El Catedrático de Historia Contemporánea de la UAL, Fernando Martínez, ha dirigido el libro de investigación 'Masones, Republicanos y Librepensadores en la Almería Contemporánea (1848-1945)', recientemente presentado. La publicación del libro obedece a una serie de objetivos tales como «reflejar la heterodoxia almeriense entre la segunda mitad del siglo XIX y el siglo XX» y, por descontado, «realizar una investigación histórica profunda», explica Fernando Martínez, que ha coordinado las tareas de investigación en una línea conjunta entre la UAL y la Universidad de Sevilla.

Los coautores del libro comenzaron a barajar la posibilidad de escribirlo tras la celebración del XII Congreso Internacional de Historia de la Masonería Española, que se celebró auspiciado por la organización del grupo de investigación Sur Clio y del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española.
El resultado de la investigación recabada es este libro que supone una gran novedad ya que «por primera vez, una provincia recoge la trayectoria de las Logias masónicas, entre los siglos XIX y XX, no solo de la capital sino también en la provincia», afirma el coordinador, Fernando Martínez. También de forma pionera se hace una valiosa ficha «masónica y profana» de todos los masones que se han encontrado en el transcurso de la investigación.
La primera parte del libro, en la que se ha centrado la mayor aportación del Catedrático, Fernando Martínez, habla de la Masonería en Almería «desde las primeras Logias hasta 1898». Se estudia asimismo, la incidencia de la Masonería en la capital, pero también en la provincia, «investigamos a qué se dedicaban, la relación con la política, el código Masón, inspirado en la filantropía y el altruismo, y su vinculación a la vida cultural, especialmente en el Ateneo», explica el profesor.
Su repercusión en el mundo político quedó constatada entre otros puntos, porque sus miembros encabezaron una campaña a favor de construir un cementerio civil, misión que finalmente consiguieron.

La segunda parte de este trabajo de investigación hace un estudio de las diferentes Logias masónicas desde la segunda década del siglo XX hasta la represión del Franquismo. «En esta época», aclara Fernando Martínez, «estaban presentes sobre todo en la capital aunque también había Logias en Alhama, Lubrín y Dalías».
Su participación en pueblos de la provincia se hizo patente con la «alta presencia de masones en el Congreso en representación de Almería».
En esa segunda fase del libro se facilita valiosa documentación histórica sobre las Logias almerienses y se hace una relación biográfica de mil masones almerienses.
Escuelas de formación Los coautores de la publicación reivindican el papel «de no escasa relevancia» que desempeñó la Masonería en la Historia de España y de Andalucía. «Lejos de ser una secta al servicio de oscuros poderes secretos», como las calificó el Franquismo, «las Logias Masónicas fueron con anterioridad a la Guerra Civil auténticas escuelas de formación de ciudadanos, espacios de libertad donde fue germinando y desarrollándose una peculiar forma de sociabilidad y fraternidad, basada en la defensa del librepensamiento, el laicismo y los valores progresistas, modernizadores y democráticos», defienden los investigadores.

Andalucía fue una de las regiones donde históricamente, la institución tuvo un mayor arraigo. Según las investigaciones realizadas, en el periodo entre 1868 y 1939, se fundaron en Andalucía cerca de seiscientos talleres masónicos, lo que supone en torno al 35 por ciento del total de Logias fundadas en España.
Durante esos años, las Logias andaluzas estuvieron integradas por, al menos, 16.000 personas. Concretamente, el libro abarca el estudio de 42 talleres implantados en Almería.
Pese a que el número de Logias en Andalucía Oriental fue muy inferior a al de Cádiz o Sevilla, con la publicación del libro Almería recupera el primer lugar en la historia de la Masonería en Andalucía «por la calidad, metodología y resultados» obtenidos de las investigaciones.
Destaca alto índice de Logias que se crearon no tanto en la capital, como en la provincia de Almería, donde tuvieron presencia en una diecisiete poblaciones. Un tributo a quienes fueron tachados de «heterodoxos» por el simple hecho de pensar diferente.

http://www.ideal.es/almeria/v/20110102/almeria/libro-investigacion-destaca-dimension-20110102.html