sábado, 9 de marzo de 2013


El poder de un abrazo: Abrazoterapia
El abrazo más que una aptitud es una actitud, una posición frente a la vida


Que un ser humano ame a otro ser humano, es tal vez la tarea más difícil de cuantas nos han sido encomendadas, el objetivo principal, el examen final, la obra para la cual todo empeño es mera preparación.
(Rainer Maria Rilke)

El contacto humano es vital para el equilibrio emocional. Necesitamos contacto humano para percatarnos de todos nuestro potencial humano. El contacto físico es tan importante como la intimidad emocional; y el tacto desempeña un papel fundamental en la labor de mantenernos sanos. Un abrazo es un buen medio de hacerte sentir mejor. No aguardes a las ocasiones especiales para abrazar a las personas que amas. (Arthur Rowshan)

Quiero un mundo donde las personas sean respetadas por la facilidad y la calidez con que se funden y no por la fortaleza de sus murallas. (Clint Weyand)


El contacto físico no es sólo agradable. Es algo necesario; la estimulación por el contacto es absolutamente necesaria para nuestro bienestar físico y emocional.

El contacto físico nos hace ver con mejores ojos nuestra propia persona y nuestro ambiente.

El abrazo es agradable, ahuyenta la soledad, aquieta los miedos, abre la puerta de los sentimientos, fortalece la autoestima, hace más felices los días felices, hace soportables los días insoportables, imparte sentimientos de arraigo, llena los vacíos de la vida, continúa ejerciendo efectos benéficos aún después de la separación.

El que abraza está abierto al niño que lleva dentro, necesitado de amor, seguridad, apoyo cariño y juegos, en tanto se ofrece a las mismas necesidades por parte de otra persona.

El que abraza no juzga ni culpa pero sabe reconocer que muchos de nosotros, en nuestra poco amable sociedad, no hemos aprendido a pedir el apoyo emocional que necesitamos.

Si desde la infancia han escaseado el amor, el apoyo o los juegos tal vez nos sintamos heridos. Si los vericuetos del crecimiento nos han dejado una autoestima deficiente, podemos sentirnos indignos de amor, indignos de un abrazo.

Abrazar no es sólo para los solitarios y los doloridos. Da mayor salud al saludable, más felicidad al feliz; y el más seguro entre nosotros se sentirá aún más seguro. El abrazo es para todos.

Tocar a alguien encierra un poder tremendo. Crea un vínculo entre las personas y rompe las barreras de una manera que ninguna otra cosa consigue; y todos respondemos a ello. El roce contiene una energía que produce milagros.

El contacto físico, los abrazos y cogerle la mano a una persona son muy importantes si deseamos dar y recibir amor. Nos cambia física, mental y emocionalmente. Si deseamos recibir amor en abundancia es esencial que establezcamos contacto físico, de esta manera experimentarás la energía del amor encendida por el poder del contacto.

Autores: Kathleen Keating y Adam Jackson
Fuente: www.elmistico.com.ar

¿Qué es la Abrazoterapia?

La Abrazoterapia, al igual que la risa y la música es una más de las muchas herramientas, que la sabiduría de la Naturaleza nos ha regalado y a la que nosotros, en nuestro afán de perfeccionismo inalcanzable, nos hemos dedicado a través de muchos años de férreo entrenamiento a contaminar, desvirtuar y hasta casi por ultimo aniquilar.

A través de la "educación", venimos desde hace siglos destruyendo, este simple y poderoso acto atávico, natural y espontáneo, que es el abrazo.

¿En qué se basa la Abrazoterapia?

El fundamento científico del alto poder terapéutico del abrazo, queda marcadamente de manifiesto en el gesto de la madre cuando toma a su hijo y, al igual que en el alumbramiento o cuando le amamanta, su cerebro se encuentra segregando la maravillosa hormona de la oxitocina, conocida por ser la hormona del "apego". Gracias a ella, el bebe se siente unido a su madre y resguardado de todo peligro.

Pero todavía hay más, en el acto del abrazo no solamente actúa la oxitocina, sino que también, el abrazo activa en el cerebro la liberación de serotonina y dopamina, por lo que resulta fácilmente entendible la razón por la que experimentamos una maravillosa sensación de bienestar, sedación, armonía y plenitud en el momento del abrazo.

El poder terapéutico del abrazo
"Un abrazo expresa más que 1.000 palabras"

Probada está la utilidad de los abrazos en todas aquellas situaciones en que sobran las palabras o no logramos encontrar las adecuadas. Los abrazos desconocen los límites del tiempo y el espacio. No tienen plazo de caducidad, pues basta con cerrar los ojos y mirar en el cajón de los recuerdos, para evocar "aquel" maravilloso momento, y así poder revivir plenamente la sensación del abrazo auténtico.

¿En qué nos puede ayudar la Abrazoterapia?

Los Abrazos, dicho así a secas pero con mayúscula, son fácilmente reconocibles ya que sus beneficios son inmediatos:
Nos rescatan de la soledad y el aislamiento. No estamos solos, no somos el centro del Universo. Somos el Universo.
Guían el auto conocimiento potenciando la autoestima.
Facilitan los desbloqueos físicos y emocionales.
Nos permiten vivenciar la integración de cuerpo, mente y emociones.
Nos ejercitan en la empatía.
Nos sitúan plenamente en el Aquí y el Ahora.
Favorecen la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.
Estimulan la gratitud.
Despiertan la creatividad.
Impulsan a una actitud pro-activa en la vida.
Conectan con la intuición.
Favorecen el entrenamiento de respuestas asertivas.
Devuelven la ilusión, la alegría y el buen humor, puesto que la risa es su fiel compañera.
Le brinda reconocimiento y protección a nuestro "niño interior".
Potencia la resiliencia.
¿Cuántos abrazos has compartido hoy?

Fuente: www.enbuenasmanos.com | Artículo de Lía Barbery (Fragmento) Autora del libro: “El Lenguaje de los Abrazos” (Mandala 2007)