sábado, 25 de mayo de 2013

40º ANIVERSARIO DE MI INICIACIÓN
R:.L:.S:. Estrella Polar 10 Nº 110
Vall:. del Callao, Or:. del Perú
cid:image001.gif@01CE54E2.0062CC60
QQ:. HH:.

Un día como hoy, 16 de mayo de 2013 se cumplió los 40 años de la Cer:. de mi Ini:. en el hermoso, histórico y bello Temp:. del Jr:. PEDRO RUIZ GALLO, segmento conocido también como la Calle Teatro, en el Cercado del Viril y Leal Puerto del Callao.

En este medio siglo, más una década de largo peregrinar por el mundo y el discurrir por una rica vida terrenal gracias a las bendiciones del G:.A:.D:.U:. después de mi segundo nacimiento, y el conocimiento de la verdadera Luz, guardo en el rincón más preciado de mi corazón dicha fecha como el instante de mi verdadero nacimiento, fue el momento en que mi vida dio un giro existencial de 180º, había “muerto” el profano para dar nacimiento al Masón, a partir de aquel suceso mi vida se fue transformando paulatinamente, comencé a ver la vida y observarlo todo bajo una nueva óptica, mis ojos y mi corazón, desde esa transmutación alquímica todo cambió, a partir de entonces. Toda mi percepción fue a través de los principios eternales de la Caridad, Verdad y Amor fraternal.

Ésta es una grata fecha, en que hago público mi RECONOCIMIENTO y GRATITUD personal a aquellos RR:. y QQ:. HH:., que se encargaron muy fraternalmente de mi formación y de transmitirme la L:. del conocimiento Mas:., de entre ellos:

PVM:. RH:. Marcelino Macias, PM:. (Mi Mentor)
VM:. RH:. Alfredo Morzán Corsano
1er. Vig:. QH:. Pedro Hartley Thoulier,
2do. Vig:. QH:. Miltón Noriega Cervera
Cap:. QH: Eduardo Vega
M:. de C:. QH:. Franklin Reyes
1er. Diac:. QH:. Felix Vilchez
2do. Diac:. QH:. Manuel Delgado
GTI:. QH:. Manuel Raygada
GTE:. RH:. Carlos Layza

Los días previos a la Cer:. de mi Iniciación, todo era un bullir de sentimientos y emociones que una veces me sobrecogían de inquietudes y misterio y en otros me infundían paz y calma, que invadían todo mi ser, un mensaje indefinible en mi interior me decía que todo cambiaría para bien, que me esperaba un nuevo futura, que todo lo nuevo sería muy grato.

Llegue a las puertas del Temp:. a las 7 pm: en punto, fui recibido por un H:. al que no conocía, éste me puso una V:. en los OO:. y me condujo por un recorrido intrincado y sinuoso, en mi camino en una parte subí escaleras, en otras mi camino fue de bajada, en un caso caminé un largo trecho, daba vueltas, unas veces a la derecha y otras hacia la izquierda, hasta que pasado cierto tiempo ya no pude percibir con certeza el lugar en que me encontraba, de antemano no concebía que el local a que había entrado pudiera ser tan grande, con tantas escales y recovecos. Luego del recorrido, muy despacio me hizo ingresar a una habitación, me invitó a sentarme en una silla que crujió lastimeramente, en el momento que se retiraba me susurró al oído:

¡¡¡Cuando yo cierre la puerta, te quitas la venda!!!

Al hacerlo me encontré en una habitación pequeña, estaba sentado frente a una mesa mediana, casi pequeña, sobre la que había una Cal:. y sobre ella una pequeña Vel:. cuya flama mortecina y pequeña no me permitía observar con claridad mi entorno. Al observar la mesa con dicha tenue luz, los cuencos vacíos de la Cal:. calaron profundamente en todo mi ser, un escalofrió gélido estremeció todo mi ser, para mi tranquilidad dicha sensación de abandono se fue transformando rápidamente en feliz tranquilidad, de manera increíble esa L:. que emanaba de esa minúscula Vel:. paulatinamente comenzó a alumbrar toda la habitación, el que de manera indubitable estaba concebido para impresionar a los que eran acogidos por primera vez. En las paredes se tenía diversas inscripciones, se percibía por el olor cargado y húmedo, que posiblemente por décadas no había sido limpiado, bajo la magia de la luz temblorosa de la pequeña Vel:., me fui sumiendo en una reflexión sobre mi vida pasada, rápidamente como en un calidoscopio desfilaron por mi mente el recorrido de mis días, desde mi niñez, mi pubertad y mi juventud. Como nunca en otro momento de mi vida, pude entender lo bueno y lo malo de mis acciones, me alegraba por unas y me sentía triste y abrumado por otras. En medio de tales cavilaciones y cuitas percibía la presencia cercana de los miles de Recipiendarios que en su oportunidad se habían encontrado en mi situación. De entre las Inscripciones, recuerdo como si fuera hoy las siguientes:

Bajo una Cal:. y dos Can:. cruzadas decía:

COMO TU ERES, YO FUI.
COMO YO SOY HORA, TU SERÁS

No estoy muy seguro, pero parece que se habían olvidado de mí, permanecí en esa Cam:. de RR:. por lo menos durante una hora y media. Aunque fue bastante dura dicha experiencia, he regresado mentalmente muchas veces esa Cam:. de RR:. ya que permite meditar y encontrar paz y solaz a mi espíritu acongojado por la las situaciones duras y dificultades que la vida nos coloca por delante, es también un medio para encontrar soluciones a la vida y tranquilizar mi estado de ánimo. Encuentro que es una excelente terapia retronar de tiempo en tiempo a la Cam:. de RR:.

Cuando casi dormitaba por la espera tocaron a la puerta suavemente y una voz susurró: Ponte la Ven:., luego se abrió la puerta y por la voz pude deducir que se trataba de otra persona. Me hizo salir de la Cam:. de RR:. y comenzó nuevamente un recorrido en zigzag, con subidas y bajadas, luego pude percibir con claridad que se abrían unas “mamparas”, esas puertas muy altas y con grandes vidrios intercalados, un fuerte olor a viejo y guardado invadió mi nariz, luego que hicieron sonar como toques de llamada una antigua gran aldaba, alguien respondió desde el interior, a continuación se abrió la puerta, sentí una presión aguda en mi ….

Así se dio inicio a una nueva existencia, que me ha permitido recorrer a la fecha un largo sendero, la que seguiré transitando hasta aquel instante en que tenga que bajar nuevamente a la F:., pero esta vez no de manera figurada, sino definitivamente, pasando a otra esfera existencial, ¿seré conducido por al Barquero Caronte en viaje al ignoto HADES?, pero con toda seguridad pasaré a ocupar mi Col:. en el O:. E:. junto a mis HH:. de todos los tiempos que han hecho dicho tránsito antes que yo.

En este largo caminar por los senderos de la Ord:. he podido comprender que la FE y la ESPERANZA son los asideros para forjar y alcanzar nuestros más caros anhelos con mucha CARIDAD en favor de nuestros semejantes. También he aprendido, que cuando encontramos barreras, piedras en el camino y murallas en forma de maledicencia, impiedad, egoísmo y odio, nosotros debemos:

Pasar por un lado o por el otro de aquello que se nos antepone.
Saltar por encima del obstáculo.
Pasar por debajo de aquello que nos impide avanzar.
Nunca debemos detenernos, porque el éxito se encuentra al final de nuestro último fracaso.

Al hacer la simbología de lo que significó y representó la ceremonia de mi In:. Menciono a manera de un resumen lo siguiente:

Mi vida hasta ese momento, en muchas veces había sido como un gran navío sin rumbo, al “garete” sin propulsión, navegando al vaivén de las olas, la fuerza inescrutable de los vientos y las corrientes en una noche huracanada, en medio de densas tinieblas, sólo alumbrada por instantes por los relámpagos y centellas del ruido atronador de los truenos. Sin embargo en medio del inconmensurable barullo, de pronto todo se transformó en paz y calma al observar en el horizonte una pequeñísima LUZ, un faro en lontananza que me indicaba que había encontrado nuevamente el rumbo y que mi FE de salir con bien de la tormenta encontró eco en la ESPERANZA de llegar tarde o temprano al cálido resguardo de un PUERTO SEGURO.

En esta oportunidad, al hacernos a la mar tendremos un rumbo seguro y perfecto para llegar a nuestro destino final oportunamente, pues la brújula de nuestra existencia marcará para siempre un nuevo rumbo y una nueva existencia, que con la ayuda de la TEMPLANZA, la PRUDENCIA, la FORTALEZA y la JUSTICIA, podremos entregar a nuestros HH:. AMOR FRATERNAL, CARIDAD y VERDAD.

Muy Fraternalmente

Cesar A. Pain Sr., PM:.
Alianza Fraternal Americana Nº 92
Washington D.C.