viernes, 24 de mayo de 2013

LA TRANSICION DE OPERATIVA EN ESPECULATIVA

El nacimiento y evolución de la francmasonería están estrechamente ligados a la génesis del esoterismo occidental. Las primeras huellas se remontan a fines del s. XIV y principios del s. XV. Los primeros testimonios de la organización del oficio de albañiles (macons) se remontan a 1.356 en Londres donde una querella entre los albañiles de corte (hewers) contra los albañiles de colocación (setters or layers), en la cual la municipalidad actuó como arbitro. Es entre finales del s. XIV y principios del s. XV, que datan los textos más antiguos relativos al oficio de los Masones. El Manifiesto Regius se estima en 1.390 y el Manifiesto de Coock alrededor de 1.420 y conciernen a lo que se denomina Old Charges o Antiguos Deberes. En Londres se cree remontar hasta el año 1.220 el Santo Oficio y Compañerismo de los Masones, que a fines de 1.376 se llamaba La Sociedad de Francmasones. Hubo un periodo, después de la Reforma Inglesa, en el cual las construcciones eclesiásticas cesaron sus actividades y las logias operativas entraron en disolución, luz de la Masonería parecía casi extinguida. Pero las cosas iban a cambiar, hacia 1.430 como consecuencia de la guerra con Inglaterra, Escocia de despobló y hubo necesidad de llamar obreros de Francia, donde hubo un desarrollo directo de los antiguos Misterios de los Collegium Fabrorum a los grermios de los Masones Franceses; poco después la Masoneria Franca era introducida en todo el país. En Escocia esta Masonería venida del continente será influenciada por las tradiciones de los Misterios Celtas y los Templarios que habían sobrevovodo en ese país.

El s. XV se abre a una nueva época que anuncia El Renacimeinto, marcado por el redescubrimiento de la cultura helenística clásica, tiempo de actividad creadora, liberación de un nuevo y vital espíritu de libertad. Dos factores coadyuvaron a producir este movimiento: por un lado la caída de Constantinopla y Grecia en manos de los Musulmanes, lo que obligó a muchos hombres con medios e instruidos a refugiarse en Italia, trayendo consigo manuscritos de los escritores griegos así como antiguos textos Herméticos y filosóficos que habían traducido los estudiosos Arabes. Los otros factores fueros la invención de la imprenta y el papel que permitió una amplia difusión del conocimiento. Todo este proceso se enmarcó además en otra serie de acontecimientos que cambiarían el rumbo de la historia: el descubrimiento de América y la inauguración de los grandes viajes de conquista y la Reforma religosa que descerrajó el poder de la Iglesia Romana. Dos florentinos serán los iniciadores de la introducción de la tradición mistica occidental en la última parte del s. XV, Marsilio Ficino, un erudito monje italiano, tradujo para Cosimo de Medicis catorce de los quince tratados del Corpus Hermeticum, y Pico della Mirandola, filósofo y escritor también miembro del círculo de los Medici, quien en su obra Conclusiones mezcla la filosofía Hermética, la Zoroástrica y la Kabbala de la escuelas judías españolas.

La famosa teoría de la transición de las antiguas estructuras corporativas a la francmasonería misma no deja de plantear problemas, a falta de documentos y testimonios claros. Roger Dachez escribe un articulo en 1.989 Los orígenes de la Masonería especulativa en Gran Bretaña, que para 1.620 una Logia llamada Acception (Aceptación) había recibido personas extrañas al oficio de constructores. Plot en 1.686, en su Historia Natural del Stafforshire, cuenta la costumbre de admitir en la Sociedad de Francmasones, a personas de todas las calidades, aseveración esta que también apuntala Elias Ashmole en su Journal. Harry Carr a partir de estos elementos, los ha agrupado en varios estudios entre ellos: transición de la Masonería Operativa en Especulativa (1.967) y 600 años de los Rituales Francmasonicos de Craft (1.967) donde se verifica que estímulos exteriores y no operativos iniciando lo que seria en el siglo siguiente la Masonería Especulativa Filosófica.

Varios historiadores se opondrán la Tesis de Carr, así el H:. Eric. Ward, apoyándose en dos postulados: la Francmasonería Especulativa es puramente inglesa y esta desde su origen, reivindicara una tradición inmemorial, añade además que esta ha tomado los usos rituales de las Logias Operativas sin haberse afiliado a ellas. David Stivenson en 1.988 publica que es probable que las primeras Logias Masónicas Inglesas fueran puramente especulativas y que no alterasen el funcionamiento de las organizaciones del oficio, de las cuales eran independientes

La expresión FREEMASON es una forma abreviada de FREESTONE MASON que significa piedra franca apta para el tallado y aparece a principios del s.XIII, esta expresión será mencionada posteriormente en el Journal Ashmole, luego por Plot en 1.686 y Randle en 1.688. Mas tarde surgen otras expresiones como Adopte Mason, Freed Mason, o Accepted Masons y todas designan a miembros no operativos. Las antiguas uniones Inglesas y Escosesas simpre habían aceptado miembros ricos e influyentes, y no había nada nuevo en la introducción de constructores teóricos en el seno de las Logias quienes prácticamente no ejercieron ningún peso sobre ellas, tratándose meramente de títulos honoríficos.

En resumen, la Masonería Especulativa tal como se la entiende hoy como "un sistema de moral impregnado de alegorías e ilustrado de simbolos" solo florece en el s.XVIII. Sin embargo se puede hablar se masonería especulativa en el s.XVII, si se tienen encuentra las desviaciones relacionadas con el oficio ocurridas en Inglaterra y sobre todo en Escocia que puede considerarse cuna de la Masonería, por una serie de hechos que así lo demuestran: el uso mas antiguo de la palabra Logia, en los estatutos de Schaw a fines del s.XVI, las primeras admisiones de no-operativos en esas logias, trazos especificos de los rituales, símbolos y usos de la francmasonería especulativa, primeros catecismos, aparición de un tercer grado en el s.XVII, etc. Inglaterra hará su gran aportes con la presencia de los Old Charges o Antiguos Deberes desde fines del s. XIV, el uso de la expresión accepted mason, y la presencia en Warrington hacia 1.646 de logias compuestas por no-operativos. La masonería Escocesa es el producto de una mutación y en Inglaterra existe una masonería especulativa diferente de los Antiguos Deberes.

El rol de William Schaw es determinante, en 1598 publica sus Status, en el que retoma varios elementos del manuscrito de Cooke. Este es el código de las leyes para el gobierno de las Masones Activos de Escocia , está escrito en dialecto escocés y fechado el 28 de diciembre de 1.598, en el hace mención de los Maestros, Compañeros Masones y Aprendices pero simplemente como rangos y no como grados, y la palabra Ludge o Logia se usa constantemente para definir el lugar de la asamblea. El gobierno de la Logia estaba a cargo de Vigilante, Diaconos y Maestros, a cuya obediencia estaban Compañeros Masones y Aprendices, la autoridad suprema de la orden recibía el nombre Vigilante General. En el articulo 13 dice que todo Aprendiz y todo Compañero debe ser instruido y controlado por el Guardia, otro punto importante de mencionar es la figura especulativa e intelectual nacida en el Renacimiento del Arquitecto, así como el empleo de la expresión Arte de Memoria, muestra la filiación del esoterismo con la masonería , llena de hermetismo y de kabbala. Neoplatonismo, filosofía oculta, prisca theologia de fuente egipcia, arte de memoria, rosacrucismo, figura central del arquitecto, es ese el aporte de Schaw. En otros términos el sistema de Schaw era una organización de oficio cuyos fundamentos últimos eran de naturaleza intelectual y religiosa, es decir especulativa, quedando determinado el divorcio con el oficio medieval. En suma son los miembros de las Logias Escocesas los primeros Masones Especulativos y Schaw uno de los fundadores de la Francmasonería.

Después de la reforma de Shaw en Escocia, Inglaterra toma el liderazgo a fines del s. XVII. Es a partir de comienzos del s. XVII, cuando en Inglaterra se encuentran las primeras huellas Logias de la Masonería Especulativa. Esta es la situación en la Inglaterra en esa época, por un lado existe un grupo de hombres cultos e influyentes de reconocido interés por las tradiciones hermético cabalísticas y por otra parte, existe un eficaz gremio de constructores en decadencia, que hacia 1.660 experimenta un incremento de la afiliación de caballeros cuyos intereses estriban en la creencia de que la doctrina mística debe preservarse en el núcleo del gremio.

En Inglaterra existían masones especulativos, hacia 1.650, donde habían aparecido de manera autónoma, pero operaban en logias ocasionales mientras la estructura existía en Escocia, las Logias Escocesas inspirarán luego a los Masones Ingleses ofreciéndoles nuevos rituales y usos, dicho de otra manera en Inglaterra se concretará y desarrollará lo que Escocia habia creado en el s. XVI. Este encuentro se operó a principios del s. XVII con la creación de la Gran Logia, de este modo la masonería especulativa de inspiración escocesa, encontrará así una nueva patria. La Francmasonería moderna tomará a su cargo la mayor parte de los conocimientos y la practica del esoterismo occidental y preservara su patrimonio, este será el tronco a partir del cual se desplegaran sus diferentes ramas.