martes, 9 de julio de 2013

EL TRIANGULO SIGNIFICADO GRADO DE APRENDIZ
AL:. G:. D:. G:. A:. D:. U:.


EL TRIANGULO
INTRODUCCION
Desde la más remota antigüedad, el triángulo ha sido altamente tenido en la mayor consideración por la parte esotérica de todas las religiones y filosofías, ya que todas esas religiones y filosofías tenían, y tienen, también su parte exotérica dedicada al vulgo o a las masas, pues la parte esotérica era, y es, solamente para un determinado número de personas que por su preparación previa estaban, y están, dispuestas a realizar el esfuerzo personal necesario para conseguir voluntaria y conscientemente un verdadero desarrollo interno.
Existen tres tipos de Triángulos cuyo nombre lo definen sus lados:
Equilátero.- Palabra proveniente del latín “aequilaterus” que significa “lados iguales” El triángulo equilátero es un triangulo con sus tres lados iguales. Isósceles.- Palabra proveniente del latín “isósceles” que significa “piernas iguales”, El triángulo isósceles es un triangulo con dos lados iguales y uno desigual. Escaleno.- Palabra proveniente del latín “scalenus” que significa “escalada o bajada”, El triángulo escaleno es un triangulo con sus tres lados desiguales.

DESARROLLO
LA palabra triángulo, la figura geométrica resultante de la unión de tres puntos por medio de tres líneas rectas proviene del latín “triangulus” que significa tres Ángulos. El triángulo es un polígono formado por tres lados y tres ángulos. La suma de todos sus ángulos siempre es 180 grados. El triángulo es la figura geométrica que como símbolo, corresponde al número "Tres" y éste, simbólicamente refiere a Dios, al ser espiritual en el macro y micro cosmos. Del Todo nace el Uno (en geometría sagrada: el punto), éste produce el Dos: la dualidad (en geometría sagrada: la línea), y del Dos surge el Tres: vuelta a una totalidad en otra escala y expresión de la primera manifestación Divina (en geometría sagrada: el triángulo). Así es que el triángulo en la tradición judaica es símbolo de Dios o de su "Ojo Divino" y en la cristiana de la "Trinidad", es decir de los tres aspectos fundamentales en que Dios se manifiesta: Padre, Hijo y Espíritu Santo o Luz, Amor y Voluntad (y las infinitas expresiones que según las religiones, sistemas simbólicos, filosofías o mitologías podemos encontrar de ella). Tres, entonces, es el número simbólico de la idea de Dios y de su primera forma de revelación; y el triángulo, la figura simbólica de esa Energía Espiritual (Unidad y Armonía).
Para la alquimia, el pensamiento esotérico, los sistemas simbólicos (Kabalá, Astrología, Tarot, etc.), el triángulo alude al Elemento Fuego y al Plano Espiritual, como también al Corazón. Pero el triángulo con el vértice orientado hacia abajo, es decir invertido, nos habla de la Espiritualidad que desciende a la tierra y se manifiesta en el mundo humano, dado que esta posición es "reflejo" del triángulo orientado hacia arriba (naturaleza Divina y naturaleza Humana). El triángulo hacia abajo se transforma en símbolo femenino, contrario al derecho que representa lo masculino. EL triángulo ISOSCELES es la que refiere especialmente al elemento Fuego, ya que el triángulo equilátero representa la Tierra, el rectángulo al Agua y el escaleno al Aire; lo que nos confirma una vez más que un triángulo isósceles invertido, alude a la espiritualidad expresada a través de la materia.


El triángulo equilátero o regular, cuyos tres lados y ángulos son iguales, ha sido siempre considerado como un símbolo de Perfección, Armonía y Sabiduría, y, por ende, de lo celestial y Divino. Un triángulo equilátero es, en esencia, el Delta Luminoso que se encuentra al oriente en todas las Logias Masónicas. El ojo que se halla en su centro es el símbolo de la conciencia del ser que es el primero y fundamental atributo de la Realidad. En principio cada ángulo del triángulo representa el número tres, y a grandes rasgos esa división triple podemos interpretarla como las tres etapas de la vida, comenzando por la niñez, luego la edad joven, hasta llegar a la senectud. El Triángulo demuestra, además, el infalible Canon del Tiempo, del Espacio y del número. La fuente inmediata de la Existencia caracterizada por el sol y simbolizado por el triángulo.

El triángulo luminoso del trono del Venerable significa la Tríada Intelectual Corona, Sabiduría e Inteligencia, la cabeza divina del hombre Arquetipo, primordial y celeste, el triángulo luminoso del Primer Vigilante representa la Tríada Moral (Amor, Justicia y Belleza, los brazos y el pecho del Hombre Arquetipo), y el triángulo luminoso del Segundo Vigilante es el símbolo de la Triada Física (Fuerza, Esplendor, Base, las dos piernas de Adam Kadmon), esta Tríada se llama también Natura naturans (la Naturaleza que engendra), siendo el mundo físico la Natura naturata (la Naturaleza engendrada). el Reino, designa la unidad, la armonía y la dominación que representa en conjunto las tres Luces de la Logia. * La pirámide es un sólido derivado del triángulo y simboliza el hombre en busca de la divinidad y de las energías cósmicas que supuestamente son captadas por el ápice e irradiadas al área de la base

Las trinidades son otra forma triangular de significar las tres personas o atributos de la Deidad Una. De todos es conocida la trinidad cristiana, también existe trinidad en el Hinduismo y en el Buddhismo. En el Egipto antiguo también había tres trinidades según la escuela de la que se tratara; la de Abydis, la de Tebas y la de Menfis. Tenían igualmente su trinidad los caldeos, los persas, los babilonios, los celtas, los escandinavos y los peruanos preincaicos

CONCLUSIÓN
Como el centauro del zodíaco, el hombre está eternamente esforzándose en elevar la conciencia humana desde el cuerpo del animal; y en la escalera de tres peldaños de la Masonería, encontramos los tres grandes pasos que son necesarios para lograr esta liberación. Estas tres gradas son las tres grandes divisiones de la conciencia humana. Podemos, sucintamente, definirlas, como materialidad, intelectualidad y espiritualidad. Ellas también representan la acción en el peldaño inferior, la emoción en el del centro, y la mentalidad en el superior. Todos los seres humanos están haciendo el esfuerzo de llegar hacia Dios, subiendo por estas tres gradas que conducen a la liberación.
Cuando nosotros unimos estas tres manifestaciones en un armonioso equilibrio, tenemos, entonces, el flamante triángulo Dios en cada uno de nosotros puede sólo manifestarse por sus tres manifestaciones; el Padre se manifiesta por medio de nuestros pensamientos, el Hijo por medio de nuestras emociones, y el Espíritu Santo por medio de nuestras acciones. Cuando armonizamos nuestros pensamientos, deseos y acciones, tenemos el triángulo equilátero. Cuando las energías vitales purificadas del hombre son irradiadas a través de esas tres manifestaciones, un halo llameante se agrega al triángulo, en cuyo centro está Dios - el incognoscible e impensable Uno; es el yod o llameante letra del alfabeto hebreo; el abismo que nadie puede conocer, pero del cual todas las cosas vienen. La vida de este desconocido emana hacia afuera a través del triángulo, el cual, en los grados superiores, está rodeado por un halo de llamas. El halo es el alma construida por los transmutados pensamientos, acciones y deseos - el eterno triángulo de Dios.