martes, 9 de julio de 2013

LOS TRONOS SIGNIFICADO GRADO DE APRENDIZ

Los tronos

Introducción
En la Masonería el TERNARIO es el más usual de los Símbolos, si tomamos en consideración que desde la época de los Romanos, los Artífices establecieron el axioma que dice: “TRINUM FA­CIUNT COLLEGIUM”, que traducido al Castellano indica que TRES, HACEN UN COLEGIO; palabras que más tarde vinieron a constituir, la Base Fundamental en que la Masonería se apoya, para establecer que TRES Maestros forman un LOGIA; que CINCO, TRES Y DOS, la Gobiernan y que SIETE, TRES y CUATRO la hacen Justa y Perfecta.
Los tronos han sido el símbolo de monarcas y dioses desde épocas antiguas. El trono fue utilizado para las ceremonias de coronación para alzar al rey por encima del resto de los presentes. Los tronos fueron asociados desde entonces directamente al poder real.
Isis, nombre griego de una diosa de la mitología egipcia, cuyo nombre egipcio era Ast, que significaba trono, era representada portando el jeroglífico de un trono sobre su cabeza.
Un trono es la silla o el asiento oficial sobre los cuales se asientan a un monarca en ocasiones de estado o de ceremonial.
El trono tradicionalmente consiste en un asiento grande y lujosamente decorado que se sitúa sobre unas gradas. Cuando el trono está bajo dosel se le llama solio, por ejemplo el solio pontificio. En los palacios, se situaba en la llamada sala del trono o salón del trono.

Desarrollo
La palabra TRONO, viene de la voz latina “TRHONUS”, y ésta a su vez, se deriva del griego “THRONOS”, asimismo, es el nombre que se le da al Sitial o Asiento destinado al uso de los Mandatarios, Monarcas y demás personalidades de alta representación, dignidad o jerarquía; también es el lugar que ocupan los Grandes Dignatarios o Funcionarios de las Logias y demás Cuerpos Masónicos.
El que corresponde al Venerable Maestro, se encuentra situado al extremo del Templo, sobre la Plataforma en Oriente, es de forma semicircular, elevado sobre SIETE GRADINES y cubierto por un docel, sobre la parte superior, se distingue un Triángulo Radiante con un ojo en el centro. Es representativo de la voluntad divina que dirige la obra del perfeccionamiento intelectual, físico y moral.
Por lo que respecta al TRONO, del Primer Vigilante, se encuentra ubicado al extremo de la columna del Norte junto a Occidente, o sea a la izquierda de la Puerta de entrada del Templo; la mesa es de forma Triangular, pero únicamente con dos lados visibles hacia el frente, está elevada sobre cinco gradines, en una de sus caras se distingue, bajo relieve o pintada, la Piedra Cúbica de Punta, y sobre la otra, en la misma disposición se ve un Nivel.este trono representa a la obra divina que dispone a demostrar los fenómenos que mantiene a la naturaleza.
En cuanto al TRONO del Segundo Vigilante afecta la misma forma que el del Primer Vigilante, solamente que se encuentra elevado sobre TRES GRADINES, la mesa con sus dos caras visibles al frente, se encuentra situada al costado derecho del Templo, precisamente al centro del la Columna del Sur, dando frente al Norte. Representa a la acción divina que fortalece y alimenta los agentes y fenómenos o sea la energía y el vigor de todo lo orgánico.
Los TRONOS también reciben el nombre de COLUMNAS las tres primeras Columnas que ocupan las dignidades, nos dan la idea o representación, de las enseñanzas esotéricas, contenidas en la sana MORAL, que les sirve de base fundamental a las prácticas religiosas, y que dan lugar a la veneración que se tributa a las sagradas TRINIDADES o TRILOGÍAS, como lo son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
tomando en consideración a las creencias de las diferentes razas que forman la Humanidad, por cuyo motivo a dichas Divinidades se atribuyen el origen de todos los SERES y las COSAS, en consecuencia, y tomando en cuenta separadamente sus manifestaciones y aspectos; resulta que también son los HACEDORES o CONSTRUCTORES del Mundo Externo, en relación con lo NATURAL, lo BELLO y lo DIVINO, o sea lo que viene a constituir el ORIGEN, la VIDA y la MISIÓN que desempeñan todas las fuentes que producen, que mantienen y conservan latente a todo lo que existe en el Universo, sea Material, Espiritual o Abstracto, ya que en las Religiones figuran como DEIDADES, todo aquello que produce la LUZ DEL ENTENDIMIENTO, porque ILUMINA la INTELIGENCIA y mantiene el PROGRESO latente en la CONCIENCIA del género Humano.
Otra de las explicaciones Científicas, sobre la misión Simbólica que deben desarrollar las TRES DIGNIDADES principales en sus tronos, consisten en una explicación Astronómica, misma que se refiere a que el Venerable Maestro representa al SOL en ORIENTE, como una fuente de LUZ, CALOR Y VIDA, que emana sus refulgentes rayos sobre la Naturaleza.
Que el segundo Vigilante, representa al SOL en la plenitud de su carrera, que desde el CENIT, derrama sus bienhechores rayos, que mantiene en constante EVOLUCIÓN a la propia Naturaleza.

Que el primer Vigilante, representa al SOL en el Ocaso, o en su caída hacia el Occidente, para indicar el FIN de la JORNADA, por lo que sus tenues y débiles Rayos, sólo iluminan a la NATURALEZA, para anunciarle el REPOSO o el DESCANSO en sus actividades.
En consecuencia la primera FACE del SOL en su carrera hacia el firmamento, representa a la MODERACIÓN, la segunda, a la ACCIÓN y la tercera a la DECADENCIA.

Conclusión
El Venerable Maestro, representa a la VOLUNTAD Divina del Creador, que se destina a dirigir la obra constante del PERFECCIONAMIENTO intelectual, físico y moral del HOMBRE.
El Primer Vigilante en su trono, representa a la OBRA DIVINA del CREADOR, en que se dispone a demostrar, real y positivamente, a todos los FENÓMENOS inmateriales, físicos y químicos, que mantienen en la Inmortalidad a lo que llamamos NATURALEZA.
el Segundo vigilante en su trono, representa a la ACCIÓN VIVIFICANTE y DIVINA del CREADOR, que fortalece y alimenta indefinidamente las FUERZAS, AGENTES Y FENÓMENOS vitales de todo lo creado, como fuentes de todo VIGOR y ENERGÍA, que mantiene la vida de todos los SERES orgánicos.
En el sentido de la Filosofía Masónica, se refiere a que todos los seres vivientes que pueblan la superficie de la Tierra, manifiestan, en sus diversos aspectos o apariencias, determinada inclinación, hacia una marcada Conciencia, sea Espiritual, Instintiva o Intelectual, si es que tomamos en cuenta, que todo lo que existe, es producto de la Divinidad, y como consecuencia natural, resulta sujeto al magno fenómeno de la REPRODUCCIÓN, del sacrificio de la VIDA y de la MATERIA, que irremisiblemente le sirven, como MEDIOS DE SUBSISTENCIA, pues de otra manera, nunca nos daríamos cuenta de que sólos los SERES RACIONALES, tienen la facultad de ser TRINOS, es decir, por lo que respecta al HOMBRE que nos demuestra evidentemente, que posee esas TRES modalidades o facultades innatas de la conciencia humana que son: VOLUNTAD ESPIRITUAL, ACCIÓN INTUICIONAL Y FACULTAD INTELECTUAL, como factores que por sí solos, forman la base FUNDAMENTAL y origen del PENSAMIENTO DEL HOMBRE.