domingo, 14 de junio de 2015

LA CAMARA DE REFLEXION. SU EVOLUCIÓN EN EL RITO MODERNO II




LA CAMARA DE REFLEXION. SU EVOLUCIÓN EN EL RITO MODERNO II


Siguiendo en la línea que ya comencé con la publicación del post anterior, que tanta atracción ha tenido entre los lectores: La Cámara de Reflexión y sus artificios simbólicos, traigo la continuación de este largo trabajo, que llevará a buen seguro que una entrada más, (una 3ª), y en la cual expongo mis reflexiones sobre tan singular habitáculo que forma parte de toda la experiencia vital de muchos masones, y al que se le ha dedicado poca atención, más allá de la exposición de las vivencias vitales de cada uno, pero se rastrea poca atención a su decurso a lo largo de la historia. A modo de aproximación expongo este trabajo que como siempre está sometido a debate…

Victor Guerra

Los esenciales elementos de la Cámara de Reflexión como caverna Iniciática, y su evolución en el seno de los rituales….
VANITAS
De momento ya tenemos los primeros elementos para analizar ese símil de caverna hermética en ha pasado de la sencilla habitación obscura de nuestros padres rituales “Los Modernos” enriquecida con la aportación de otros elementos de fuerte carga simbólica como son el cráneo, la sal, el azufre, el agua y el pan; aunque ignoramos cuando y porqué motivo llegan a ese temido y obscuro Gabinete, Cámara o Cuarto de Reflexión, y llegan al Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA).
Siguiendo el trabajo de Frederic Bance, publicado en la Revista Chaine d´Unión, ya citada: “Douze symboles et une re-naissance“ este nos indica de forma somera el valor simbólico de algunos elementos, aunque repito nadie nos dice cómo nos llegan estos elementos y porqué motivo
Aunque es posible que podamos dilucidar el tema entrando en el mundo de las especulaciones y una de las conclusiones que se sacan es que en parte hayan llegado por aquello de dar “respetabilidad” al sencillo ritual especulativo de la “introducción” o “aceptación ” masónica a través también de la “ancianidad” que puedan representar algunos de esos elementos o la puesta en escena de la propia Cámara, que en principio se presentaba como muy sencilla en cuanto a la presencia de elementos simbólicos entre los que se encontraban:
El cráneo: Nos muestra la vanidad y la inteligencia humana, ridículamente limitada de cara a los misterios del Universo. Esa presencia es necesaria para mantener la obra de la Muerte como fundamento de la vía auténtica. (Bance)
Tanto la sal como el azufre: son dos principios herméticos puramente simbólicos, a los cuales en algún Gabinete de Reflexión, se le va unir el mercurio. El azufre es el símbolo del espíritu, y la sal de la sabiduría, y están ubicados en la mesa del Gabinete en una copa cada uno de ellos, u cuyo recipiente viene a significar en la simbología ideográfica el descendimiento al centro del cono invertido. Aunque su presencia es constatable para el profano, este por lo general ignora su significado hermético, que tampoco es un elemento que se repita en corpus masónico; aunque Irene Mainguy nos dice que dicho ternario, al que se une el mercurio, tiene una correspondencia con el ternario del espíritu, el alma y el cuerpo, teniendo el azufre el principio activo masculino y la sal es definida como neutra, aunque simbólicamente se la entienda como la estabilidad.
Agua: constituye junto con el pan uno de los elementos básicos para subsistir, el agua simboliza lo síquico, y aquí viene a representar el alma, aunque debe ponerse en relación a envase que lo contiene. El agua esta asociada a la vida y simboliza la pureza por su capacidad de disolver las impurezas, tanto en el Antiguo Testamento que se le tiene por símbolo de vida, y en el Nuevo Testamento se plantea como un símbolo del Espíritu (Mainguy).[1]
Pan: Tiene una gran carga simbólica que tiene que ver con el espíritu y la sique del individuo. Tiene una la presencia y significación en el seno de los relatos bíblicos, tanto es así que Guenón, el padre de la simbólica mística nos indica que Beith-El laq Casa de Dios que deviene por consiguiente en Beith –Lehern, Casa del Pan, la villa donde nació Jesus, mostrando de este modo la relación de la piedra y el pan, ya que la casa es transformada en pan, que viene a significar la presencia simbólica de Cristo[2].
Sí se desea una mayor explicación a estos elementos les recomiendo pasar del caótico Juan Carlos Daza, y suDiccionario de la Francmasonería, e irse a autores como Irene Mainguy en su libro: “La simbolique maçonnique du troisième millénaire” o al profundo Jean- Pierre Bayard “con su intensa obra “Le simbolisme maçonnique traditional”, aunque siempre trabaja bajo la visión del REAA, sin dejar de laso a Jules Boucher y su “La Simbolique Maçonnique”.

En general como hemos visto, tenemos una panoplia de elementos que constituyen la primera Cámara de Reflexión que ha ido evolucionando, pero la cual no coincide con la que tenemos en nuestra cabeza y que en buena parte han conformado las prácticas rituales del escocismo de última generación, y que además presenta una serie de dicotomías importantes en cuanto a ese querer completar el circulo iniciático a partir de la Cámara de Reflexión, que además hace que el recipiendario sufra la primera prueba la de la tierra, en ese retorno a la muerte que se le propone.
Por cuyo motivo habrá que preguntarse sobre el porqué de esa presencia en el primer contacto que tiene el profano con la masonería, donde nada se le explica, ni siquiera en el ritual que posteriormente se va a desarrollar con otras pruebas se le dará al recipiendario una cabal explicación de su significado, ni sobre los elementos alquímicos como el cráneo, la guadaña, el reloj de arena, los colores negro, plata y oro, la piedra la formula del VITRIOL, el gallo, los vasos y que habrá podido observar durante un largo tiempo. Entonces cabe preguntarse ¿Porqué toda esta macabra escenografía en la cual sentamos al profano que llama a nuestras puertas, nada más presentarnos sus querencias, y a veces por un largo tiempo… sintiéndose realmente interpelado., Cuando otros ritos obvian tal habitáculo y prueba..?
Por otro lado en cuanto a su evolución en el seno de la tendencia “moderna” que es la que me interesa, vemos que se configura esa Cámara con unos elementos cuasi indispensables que ya hemos visto y estudiado, y ello lo vamos a contraponer con la Cámara proveniente de los “antiguos” para ver sus divergencias y convergencias y más teniendo en cuenta que la han recibido como herencia.
La evolución que podemos observar es poca al menos en lo que respecta al Ritual denominado de Chartres de 1783 que indica lo siguiente:
Ce jour arrivé, on mettra le Récipiendaire entre les mains du F:. Tuileur qui le conduira assez brusquement dans la chambre de réflexion où il doit rester une heure au moins. Cette chambre doit être tapissée en noir avec les emblèmes de la mort et gardée en dehors par un F:.. Pendant ce temps, on ouvre la L:. et le Vble dit : «Nous voici assemblés pour la réception du profane N., consentez-vous [à ce] qu’il soit initié ?…»
Le Venerable prie le F:. Terrible de se rendre au lieu destiné pour faire son devoir et avant tout de quitter son tablier et ses bijoux. La chambre du F:. Terrible doit être obscure et éclairée par une faible lampe, on peut la rendre comme l’intérieur d’un cachot. Il faut une table sur laquelle [sont] une épée et un linge.

Le F:. [Tuileur] qui va retirer le Récipiendaire de la chambre de réflexion se saisit de lui et lui dit de le suivre et le conduit à l’appartement du F:. Terrible où il frappe en profane.

Aquí vemos que esa presencia de los elementos del Recuil Precieux de la Maçonnerie adonhiramite de la misma época, nos son recogidos por el Ritual de Chartres, que por el contrario nos habla de una cámara tapizada de negro con los emblemas de la muerte, que no describe, y donde parce ser que hay dos salas una para el profano y otra para el Hermano Terrible en esta última hay una lámpara, y una espada en un lienzo..
En el “Régulateur du Maçon” (1785) decir que este ritual es más explicito en sus descripciones y da las indicaciones tanto para el profano, y sobre como debe ser esa habitación donde el profano pasará sus primeros momentos tras solicitar la entrada en la logia, aportando nuevo elementos a ese tenebroso cuarto de reflexión:
“Aproximadamente media hora antes de la apertura de los trabajos, el Hermano Preparador conducirá al Profano a la Cámara de Reflexión.
Esta cámara deberá estar cerrada a los rayos del día e iluminada por una sola vela: los muros estarán ennegrecidos y cargados de emblemas fúnebres, a fin de inspirar el recogimiento, tristeza y pavor: será legible sobre las paredes o se encuadrarán (o suspenderán) algunas sentencias de una moral pura, máximas de una filosofía austera en distintos lugares de la cámara: una calavera, o incluso un esqueleto, si se puede obtener uno, recordarán la nimiedad de las cosas humanas.
Solo debe haber en la cámara una silla, una mesa, un pan, un vaso lleno de agua clara, sal y azufre en dos pequeños vasos, papel, plumas y tinta.
Por encima de la mesa, estarán representados un gallo y un reloj de arena, bajo estos emblemas se pondrán estas palabras: Vigilancia y Perseverancia.”

Encontramos que siguiendo la posición del Régulatuer está el “Recueil des trois premiers grades de la Maçonnerie au Rite Français” 1788 (Berté), que es casi que idéntico en cuanto a la descripción de dicha estancia aunque aporta une elemento más, un libro de piadoso???. Veamos lo que dice el Berté:
Esta cámara está cerrada a los rayos del dio, y alumbrada por una sola lámpara, los muros serán negros y cargados de emblemas fúnebres, al fin de inspirar el recogimiento, la tristeza y el miedo de las sentencias de una moral pura, máximas de una filosofía austera, serán trazadas sobre los muros, o enmarcados suspendidos en diversos puntos de la habitación, un cráneo, o se puede procurar un esqueleto que recuerde la vacuidad de las cosas humanas.
En este cuarto habrá una silla, una mesa, un pan, un vaso rellenado de agua cristalina, sal y azufre en dos pequeños vasos, un libro de piedad, una hoja, unas plumas y tinta.
Encima de la mesa estará representados un gallo, un reloj de arena, y debajo de ellos los emblemas con las palabras: Vigilancia y Perseverancia!

Hay que recodar a los lectores que -en parte el ritual Berté – devine de las labores de esa profunda reorganización de la masonería francesa al transformarse la primera Gran Logia de Francia en el Gran Oriente de Francia que entra de este modo en un tren de reformas entre las que se encuentran las rituales, de tal forma que en la segunda asamblea del 17 de diciembre de 1773 el GODF decide poner en marcha una comisión con los Hermanos Bacon de la Chavalerie, el Conde Stroganoff y el Baron de Toussaint para preparar la gran obra ritual, de cuyos trabajos y fermentos a lo largo de años saldrá el Régulateur du Maçon, ritual de referencia del Rito Moderno y Francés.
El llamado Ritual “Berté” es un documento que adquiere el Hermano Berté en esa misma época, y que dice ser impreso en 1783, y que según los investigadores es un ritual de la masonería “moderna” del siglo XVIII, el cual contiene pasajes idénticos al Régulateur du Maçon, aunque hay otras partes en las que difiere en cuanto a las explicaciones complementarias como sucede en este caso de la Cámara de Reflexión, aunque al respecto de estas divergencias se barajan dos hipótesis, una que este cuaderno ritual fuera el resto de otro anterior al Régulateur, y otra posibilidad que cabe es que este ritual fuera compuesto en base a los trabajos de las comisiones ritualista del GODF que se desarrollaron durante algunos años.
Si leemos atentamente el texto vemos que hay un salto cualitativo en la exposición de elementos sitos en el gabinete para la reflexión; por un lado tenemos el gallo y el reloj de arena que contemplan tanto el Régulateur como el Berté, añadiendo este último un nuevo elemento como es un libro piadoso que ya hemos visto en algunos otros rituales.
Habrá que preguntarse por tanto de dónde vienen estas nuevas incorporaciones que se asimilan tan rápidamente los textos referenciales del Rito Moderno, y que no estaban presentes en sus antecesores, y cabe una vez más preguntarse sobre qué era lo que pasaba mientras tanto en el campo del REAA.
A este respecto encontramos que el Rituel des Antiens ou Edición 6004 de la Guie des Maçons Ecossais, el cual repite la escenografía pero apunta algunas diferencias, nos dice que el reloj de arena está pintado de color oro, y que hay un gallo con las palabras Vigilancia y Perseverancia, pero a estas añade la formula “hermética del VITRIOL“, y añade un elemento más, como es un espejo; ahora al ya clásico dúo de la sal y el azufre ahora se les une el mercurio, y nada nos dice con relación a la frases lapidarias.
El espejo viene a indicarnos que la luz llega por reflejo, por la Reflexión,” como las de las sombras de la caverna de Platón, ya que se trata de un conocimiento indirecto y exterior”, y esta es un aparición que solo concierne a los rituales del REAA y en la escena del espejo en la Iniciación
Sin embargo en Cuaderno Ritual del REAA de 5829 (según los viejos cuadernos) sí que están las frases sentenciosas, y hay un esqueleto y unos huesos, y añade en este caso, otro elemento nuevo que sí va a estar luego presente en la logia como es un bloque de piedra bruta; esta piedra-símbolo se une a los ya clásicos elementos del gabinete como la mesa, la silla, el cráneo, el trozo de pan, pero aportando de nuevo como lo hacía el Berté, un libro moral, pero ahora el texto es más explícito, dicho libro está abierto por el capítulo de la muerte.
En este caso, y en alguno más hay una pluma y tinta para responder a un cuestionario (testamento) por parte del profano.
En cuanto al texto del Régulateur del REAA: Guide des Maçons Ecossais de Edinbourg 58 * (circ.1820) ya en la introducción al trabajo critico de Pierre Noël que acompaña al ritual, este remarca la ausencia de toda referencia seudo-alquímica en el seno del ritual, explicando por ejemplo que en el Gabinete de Reflexión no se encuentra la sal y el azufre; pues no en vano estamos ante un texto que bebe de forma sincrética de varias fuentes que conjuga la doble influencia francesa e inglesa.. el ritual que se nos muestra.. no aporta la descripción de esa cámara y la explicación es que estamos vendría de la mano de al fina estamos ante un texto ritual de Emulación.
Lo que sí nos muestra varias cuestiones muy simples y didácticas y que por su sencillez nos pone en camino del uso de esa habitación aislada es un facsímil del Ritual de primer grado del Rito Escocés Filosófico de la Logia Contrato Social de Escoceses Reunidos, que nos dice que un hermano conducirá al profano, tras quitarle todas las armas, a una “habitación en la más negra oscuridad” a la vez que le recomienda la mas severa y seria reflexión y recogimiento, ” a su lado – le dice el Hermano al profano- tiene una mesa con un vaso y un poco de agua de la que podrá beber si usted se encuentra mal… y le indica el papel por si quisiera realizar las disposiciones testamentarias.
Esto es todo lo que desarrolla este simple ritual, donde al agua carece de importancia simbólica y sirve para ayudar a pasar ese mal trago que han de sufrir los profanos en la Cámara de Reflexión durante un tiempo, y ahí concluye el capítulo que dicha logia dedica a la “Preparación del Candidato y la Cámara de Reflexión”

Lo cierto es que los textos referenciales escoceses más antiguos no nos ayudan a tener una idea clara de donde viene los elementos del Gabinete de Reflexión, o de dónde pueden proceder, ni nos hablan de su grado de influencia, aunque observamos que hay diversas manera de encarar la cuestión simbólica del dicho cuarto donde el candidato pasa unos minutos a oscuras, y es que ya hemos comentado que en el mundo anglosajón no existe tal cámara, y sí la hubo no parece que tuviera mucha transcendencia en el corpus ritual británico, y si tuviera luego esas pequeñas reminiscencias en el desarrollo posterior en Francia donde además se observa que cada logia bebiera de fuentes muy diferentes, pese a estar muchas de ellas en el seno del Gran Oriente de Francia.
En el Ritual de Rito Escoces Antiguo y Aceptado de Gran Logia de Francia que es todo un referente en cuanto a este , precisa que el Gabinete de Reflexión es una pequeña cámara simbólicamente subterránea, que además para reforzar tal sentido se le liga con el cráneo, sobre cuyos elementos ya trabajó René Guenón, para lograr esa simbiosis iniciática.
De este modo también vamos teniendo más claro cual es el objetivo de esa Cámara que se proyecta más allá de habitáculo simple de algunos ritos, y que nadie parece querer explicar, y por lo que estamos viendo por la contraposición ritual lo que intenta es simular la caverna iniciática, en todos los sentidos, aunque en esa construcción muestra candorosas contradicciones y deficiencias.
Vuelvo al mundo de los “modernos” para situarme en el llamado Rito Francés Tradicional, (RFT) que retoma sus bases del Régulateur, aunque este muestra algunas diferencias de las que con el patrón estándar que sería el Régulateur du Maçon: En el citado RFT se puede leer que el citado libro de piedad, o de moral que se usa en este ritual se nos refiere que es el Volumen de la Ley Sagrada, (en el caso del RER sería una biblia conteniendo tanto el Antiguo como el Nuevo testamento) además en la estancia de reflexión (RFT) hay un reloj de arena, un gallo, las palabras: Vigilancia y Perseverancia, el cráneo y unas tibias, un candelabro negro, o vela negra, un vaso de agua cristalina.
Para ir finalizando con este análisis comparativo de los símbolos decir que en el rito de Memphis Misrain: se nos indica que la silla es un taburete sin respaldo, que en una esquina habrá un poco de mirra, y un pebetero provisto de brasas incandescentes, O sea que ya nos estamos sentados confortablemente sino que lo lógico en una caverna sería estar sentados en el suelo, pero como se ha diferido de la tradición oral, y estamos en el estadio de la tradición escrita, pues es lógico que aparezca una silla para poder redactar el Testamento filosófico, y como una silla pega poco con la simulación de una caverna en el Menfis explican que ese elemento para sentarse es un taburete, la siguiente relación alquímica pues se refuerza esta analogía con esa presencia del pebetero, las brasas, y la mirra.
Entre los nuevos elementos que hemos ido conociendo tal y como aparecen en los diversos rituales están por un lado la vela negra, una guadaña que Irene Mainguy, atribuye a Saturno e identifica con Cronos, dios del Tiempo; y su sentido masónico sería el que simboliza el hecho de cortar al recipiendario con su pasado profano.
Pero hay otros símbolos que van apareciendo, alguno de ellos con una notable carga simbólica como es el gallo, que tal y como plantea Marc Fiszman, habría que preguntarse, como él mismo lo hace ¿Cómo es posible la existencia de un símbolo tan machista y guerrero en el seno del templo de la fraternidad como es el gallo?
Un símbolo fuerte y rico, pero que discretamente se va adueñando de las cámaras de reflexión, pues si en un principio no estaba presente, luego va a resultar toda una constante su figura, ya que en todo el repertorio simbólico de este elemento se le relaciona con la luz y el fin de las tinieblas, y como tal es estimado en varias mitologías que le representan como un ser inteligente, y que personifica en la biblia en diversos pasajes al Cristo Vigilante.
En todo caso es bueno estudiar los elementos simbólicos, no tanto por separado, sino en conjunto, lo cual refuerza el mensaje y al carga iniciático-simbólica de los buscadores de la sabiduría en su deambular en el seno de la tierra para descubrir el gran misterio que es lo que parece querer comunicarnos esa seudo caverna transformada en Cámara de Reflexión y en la cual además el gallo que representaba al dios Mercurio, el mensajero, y la presencia del gallo en la cámara no solo sería en el sentido de vigilancia ya expuesto , sino que sería justamente una forma disimulada de señalar al elemento mercurio filosofal, con lo que se entonces sí que se estaría ante la presencia de las tres bases alquímicas en la cámara en ese juego que parece tan importante el binomio del gallo junto con el VITRIOL que juega un papel significativo ya que por un lado tenemos la interpretación propia del Vitriol , por otra la del gallo como el arranque hacia el camino a la luz, ya que su canto nos anuncia la salida de las tinieblas, amén de que simboliza con su madrugador canto el esfuerzo tenaz de estar vigilantes, y esa es la posición que se requiere en la iniciación al recipiendario en el momento que va a dejar la penumbra u oscuridad para penetrar en el mundo de la luz.
Ya que ha salido el VITRIOL como símbolo dentro de la Cámara de Reflexión de los Modernos, decir que su llegada no solo es tardía, sino que podemos exponer sin lugar a dudas que es la intromisión más grande la cual llega de manos de los “antients” al seno de la ritualistica de herencia “moderna”.
En cuanto al acróstico VITRIOL, divisa alquímica por excelencia: Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapiden (Visita el Interior de la Tierra; Rectificando Encontrarás la Lápida Oculta) y que nos viene heredada de los rosacruces ya en la cripta de su fundador C. Rosenkreuz, según las descripciones esta presentaba en la leyenda y según parece estaba localizada en el interior de la tierra, recordando el lema alquimista VITRIOL, que los masones parecen haber adoptado. El VITRIOL es nombre que se la da a ciertos sulfatos producidos por diferentes metales en las operaciones alquimistas. Tanto Dom Pernety como Guenón insisten en la importancia de la formula del VITRIOL la cual invita al profano a penetrar en el mundo obscuro de la tierra, y descubrir los secretos interiores de su naturaleza, porque la tierra es el atanor de la regeneración.
Bajo esta perspectiva tenemos la explicación de como de la simple habitación, serena y a oscuras alejada del mundanal ruido, incluso del logial (inclusive juguetón en sus primeros tiempos) y donde algunos elementos jugaban el papel de ayudar a pasar el trago como el vaso de agua para saciar su nerviosismo al recipiendario, dicho escenario se fue complicando hasta construir una escenografía más compleja que simula la caverna iniciática ante la que estamos ahora, que acompañado de la guadaña, el gallo, el espejo y otros elementos conforma esa inexistente “prueba de tierra”,(ya que no se contempla como tal prueba) con el fin de ayudar al profano a profundizar en el mundo oscuro de la tierra y descubrirse a sí mismo en un intento de decirnos que descubriéndose uno mismo descubriremos el universo de los dioses.
En realidad estamos ante una cierta disociación, estamos ante un Obediencia en este caso el Gran Oriente de Francia, que se presenta como racionalista, alejada de los términos y conceptos iniciáticos simbólicos y esotéricos y un Rito como el Francés, al que le dan grima todo esta articulación simbólica que no se quiere denominar Gabinete de Reflexión, pero que no deja de ser en sus construcción formal y conceptual en la caverna iniciática de los eremitas, por más que se disfrace su denominación.
En todo caso dejo de lado, aunque deseo reseñarla ya que la puso sobre sobre el tapete Langlet, cuando escribió sobre los errores copiativos en los rituales, y que pueden ver muy bien en la construcción ritual y sus evoluciones en el seno de los rituales del GODF en concreto cuando se habla de tres elementos sal , azufre y mercurio y resulta que solo hay dos vasos o copelas, de la lámparas y las velas… un temas muy sugestivo y que denota como dice P. Langlet: Es una costumbre y una propensión muy generalizada, pues con demasiada frecuencia se considera a los rituales como una especie de “verdad revelada” incluso y sobre todo por parte de aquellos que profesan un racionalismo un racionalismo de calidad, elaborado en laguna parte por “personas competentes” y que no hay que tocar“.
[1] Paul Studnia: Le Pain et l´Eau in Travaux de la Loge Nationale de recherches Villard de Honnecourt nº 44. 2000.
[2] René Guenon: Le Roi deu Monde. 1973
Nota: el Hermano y Pintor: Jens Rusch ha autorizado la publicación de esta pintura que tiene recogidos sus derechos de autor