sábado, 26 de diciembre de 2015

EL ORIGEN DE LA NAVIDAD


EL ORIGEN DE LA NAVIDAD

La religión pareciera ser un reflejo de la eterna búsqueda humana del deseo de entender nuestra relación con el Universo y en ese sentido, la Astrología es una forma de ver las relaciones del hombre con el cosmos.

El Sol presenta un doble movimiento, por una parte se mueve de Este a Oeste diariamente y por otra con velocidad uniforme recorre en el espacio de un año una curva casi circular. Ese círculo achatado que describe el Sol se conoce como eclíptica una de las consecuencias de que la órbita fuese eclíptica y no circular, es que hay días que duran más que otros. Cuando el Sol se encuentra en los trópicos (Cáncer y Capricornio) se producen los solsticios (del latín solstitium: sol detenido,detiene su marcha y comienza la vuelta) de verano y de invierno, adquiriendo en ese momento su máxima diferencia entre la duración del día y de la noche.

En la antigüedad los solsticios eran llamados “Puertas Celestes”, ya que su aparición produce los dos cambios más importantes en el año: días largos y noches cortas y a la inversa días cortos y noches largas. Ambos fenómenos asociados con la luz y la oscuridad, así también las dos fases en que la naturaleza ofrece o niega sus frutos. Llos cambios de clima más opuestos se manifiestan a partir de los solsticios.

Las cuatro “Puertas” o “Cuartas” del año están formadas por los dos solsticios y los dos equinoccios. Cuando el sol se encuentra en los puntos equinocciales se produce el equinoccio de primavera o de otoño en los que la duración del día es igual a la de la noche. El comienzo natural del zodíaco corresponde al primer punto de Aries o equinoccio vernal, en oposición a éste se encuentra el primer punto de Libra.

Nuestras creencias actuales, están más relacionadas con la antigüedad de lo que muchos puedan pensar.



La Navidad fue tomada por la Iglesia Católica a partir de las celebraciones paganas realizadas en el solsticio de invierno. Una costumbre muy generalizada en la antigua Roma era la fiesta de la Saturnalia. Este festival famoso recaía en diciembre, último mes del calendario romano y su objeto era conmemorar el feliz reinado de Saturno, dios de la siembra y la agricultura y se festejaba en las casas, calles, y plazas públicas.



La fiesta de Saturnalia empezaba el 17 de diciembre y duraba 7 días, en honor al dios de la semilla y del vino, Saturno. Tales fiestas tenían características muy similares a la que hoy conocemos como Navidad. Al final de la Saturnalia, el 25 de diciembre, se celebraba el nacimiento del Sol personificado en el dios Mitra, cuando tras el solsticio de invierno (en el hemisferio norte) los días comenzaban a crecer y la “estrella invencible” (el Sol) triunfaba de nuevo contra la oscuridad.
Este culto fue especialmente atractivo para las tropas romanas, las cuales admiraban sus ceremonias machistas, que enfatizaban en el refuerzo de los lazos masculinos tal y como eran naturales entre guerreros. El triunfo sobre la muerte, así como el autocontrol eran especialmente apreciados entre los rangos militares romanos.

Se asegura que la fecha de este Deus Sol Invictus (invencible Dios Sol) fue elegida por la Iglesia para celebrar la Natividad de Jesus. Al nombrar ese día como fiesta piadosa, las autoridades eclesiásticas purificaban en cierto modo las costumbres “paganas” que no se pudieron abolir.

El próximo solsticio de verano para el hemisferio Sur, (de invierno para el hemisferio Norte) se producirá el 21 de diciembre a las 23:03 AM TU.

Patricia Kesselman

http://www.kesselman.com.ar/index.php/divulgacion/101-solsticio011.html