viernes, 25 de diciembre de 2015

LOS TRES MALOS COMPAÑEROS


LOS TRES MALOS COMPAÑEROS
por el Q:. H:. Ángel Sanjinés Villa Bolivia
 INTRODUCCIÓN
Cuenta la leyenda que Hiram, - hombre humilde y diligente que trabajaba sin descanso dirigiendo la labor de sus compañeros y aprendices, y a la vez iba enseñando los secretos del oficio de constructores, - mantenía una fidelidad inquebrantable a los secretos que le habían sido trasmitidos por sus maestros. Poco antes de la culminación de la obra del Templo de Jerusalén el Arquitecto fue asesinado mientras trataba de abandonar el Templo. Lo golpearon con sus propias herramientas de trabajo hasta dejarlo exánime. Los asesinos representan las expresiones de nuestra baja naturaleza, expresiones que son los verdaderos oponentes de lo bueno que llevamos dentro; esas expresiones malignas son las que mantienen al hombre en un estado de inferioridad, de esclavitud, retrasando significativamente su evolución. El ser humano, criatura de vicios y pasiones, sometida a sus propias opiniones e impresiones, no puede llegar a conocer lo que él mismo no posee. Ha nacido con ojos, pero sólo después de largos años de penas, aprende a ver con claridad. Ha nacido con sus sentidos, pero sólo después de largas experiencias y muchos esfuerzos, logra templar esos sentidos. En realidad, ha nacido en la ignorancia y el error, pero, a la vez, ha recibido la capacidad de comprender 1 . Tiene una mente capaz de adquirir sabiduría, 1 Las Claves Perdidas de la Francmasonería - Manly Palmer Hall, pag. 10-un corazón capaz de albergar sentimientos, y una mano fuerte para la gran tarea de la vida: convertir el tosco sillar en piedra perfecta. DESARROLLO La leyenda dice: 2 “Salomón queriendo hacer de su cuerpo un Templo digno para el Dios Intimo, pidió a Hiram, rey de Tiro, un Maestro Arquitecto de Obra. Hiram, Rey, le recomienda y envía a Hiram Abif, Hiram se encargó inmediatamente de la dirección de las obras, fue designado como Jefe Supremo de los obreros, para la construcción del Templo, los obreros, tenían diferentes grados de capacidad y talentos individuales. Era, pues, necesario dividirlos según sus aptitudes, para poder aprovechar mejor el trabajo de cada uno. Como sabio, justo y benevolente, los repartió en tres categorías: aprendices, compañeros y maestros. Dio a cada uno la manera de hacerse conocidos como tales, por medio de “señales, toques y palabras” apropiados; esto es, les dio la capacidad de influirse por medio de los sentidos “vista, tacto y oído”. Cada obrero, para poder recibir su salario, se hacía conocer por el esfuerzo y trabajo que había dedicado a la Obra.
3 Tres obreros del grupo de Compañeros, juzgándose merecedores y dignos de ser Maestros y queriendo serlo por la fuerza, - como sucede con todos los ignorantes, - tramaron una conspiración para apoderarse por la violencia de la Palabra Sagrada y de las maneras con que se reconocían los Maestros. Esta trinidad de vicios: ignorancia, fanatismo y ambición, siempre quieren obtener lo que el hombre no merece del mundo espiritual y material. Estos tres grandes vicios matan al hombre: a su Yo Superior en la parte Oriental; a la Personalidad, en la parte Occidental, y en la parte Sur, al Intelecto. En otras palabras, el Maestro Interno, - Yo Superior, que es la Conciencia,- la Personalidad, - o el Yo Individual que es la Voluntad.- y el Intelecto o Inteligencia, - representados, respectivamente, por los miembros heridos: pecho, brazo y cabeza.
4 Cada vicio estaba armado con un instrumento de trabajo: la ignorancia atacó el lado derecho que proyectaba el poder positivo con una regla de 24 pulgadas, que representa el día de 24 horas e, hiriendo la mano de Hiram Abiff, inutilizó la obra o el 2 Dr. Jorge Adoum – El Maestro Masón y Sus Misterios, parr. 4-instrumento de la obra, que es la mano. El fanatismo golpeó el corazón con la escuadra, simbolizando al hombre inferior, dominado por su delirio. La escuadra es la forma material, es el conocimiento intelectual, que olvida el compás, el cual representa la Intuición Divina. Al golpear el corazón, mata en él la Tolerancia y el Amor. La ambición le golpeó la cabeza con el mazo, representando en este acto la voluntad mal dirigida y mal dominada. Una vez muerta la Conciencia, los tres trataron de relegar el hecho al olvido, “sepultando el cuerpo del Maestro”5 . Sin haber logrado la señal ni la palabra de Maestro. Nadie vio ni oyó nada, el delito se ejecutó en total clandestinidad. El vil asesinato se consumó en la más absoluta nocturnidad y sin que nadie se percatara de ello El crimen simbólico es cometido por obreros que cooperan y trabajan con nosotros en la construcción del Templo. Ellos son parte viva y dinámica de la humanidad incapaces de alentar nobles pasiones, esquivan el amor como si fuera un abismo, no asaltan a Hiram en las puertas de la ciudad, sino en las mismas puertas del Templo6 , lugar consagrado al hombre y a su relación con la obra del Gran Arquitecto del Universo; las herramientas con las que matan al maestro; - símbolo de la inteligencia y el trabajo creativo que han facultado en el hombre un salto evolutivo en sus formas materiales de vida, - son utilizadas para la ignominia y el crimen, dándonos a entender que todos los instrumentos inventados o descubiertos por el hombre no son buenos ni malos por sí mismos: su bondad como primeros esfuerzos hacia la virtud o la maldad depende del uso que los seres humanos hagamos de ella.7 La masonería es acérrima enemiga de la Ignorancia, el Fanatismo y la Ambición en cualquiera de sus formas, ya que constituyen la principal piedra con la que tropieza el progreso de la humanidad, ante cuyo influjo sucumben todos los hombres faltos de integridad; porque se dejan arrastrar por la tentación de los vicios y pasiones en el que irremisiblemente caen, para después postrarse de rodillas ante la evidencia de una realidad que sólo la tumba puede borrar, al depositar sus despojos bajo la triste rudeza de la fragilidad humana. 5 El Maestro Mason y sus Misterios – Dr. Jorge Adoum. Parag. 12 6 La leyenda del grado y su interpretación mora- l- La ignorancia es quizás la peor de las debilidades que padece el ser humano, que causa tremendo daño no solo a quien la practica, también a quien es atacado por ese mal: muchas veces es mejor callar, porque el silencio demuestra sabiduría, o por lo menos educación, y eso es lo que pasa con las personas que desconocen la Masonería. Si algo persigue la Masonería es la erradicación de todo fanatismo, fruto de la incomprensión, es el extravío total de la razón, es la exaltación equivocada del culto de una idea; oscurece la inteligencia y embarga la razón misma, incapacitando a las personas para usarla libremente; alimenta el odio, o al menos la aversión, por aquellos que piensan de forma distinta e impone un punto de vista como si fuese la única verdad admisible; es en suma, una de las pasiones más funestas de la humanidad.8 El Maestro Masón, entiende la necesidad de combatir el vicio con todas las energías de que dispone, de destruir la ignorancia por medio del conocimiento y debe cultivar la virtuosa semilla de sus ideales, para cosechar bondades dentro y fuera de la augusta fraternidad masónica y así quitar la careta con que se cubre la ignorancia para acercarse al ideal de la justicia y de la igualdad. La leyenda de Hiram Abif nos advierte y a la vez nos previene en contra del peligro eterno de nuestros enemigos que son: la IGNORANCIA, el FANATISMO y la AMBICIÓN; como calamidades que siempre han servido de instrumento para germinar y llevar a cabo toda clase de intrigas, crímenes e injusticias, como plagas que por sí solas en cualquier circunstancia darían al traste con el bien armónico que debe reinar en la humanidad y que lleva como principios fundamentales la moral, la honradez y el progreso.9 La Masonería es la doctrina moral que trata del mejoramiento del hombre, es integral, aspira a que el hombre evolucione y mejore en todos los aspectos de su vida y de la persona, reconoce la existencia de un Principio Superior ideal que denomina Gran Arquitecto del Universo, no prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo; nos dice que la Naturaleza es un Templo, pero que es un templo en construcción, que se edifica de acuerdo con los planos del Gran Arquitecto del Universo, que se vale de todas sus 8 El Fanatismo - Alcoseri
9 La leyenda del grado y su interpretación moral, Mauro Arce Matas y Omar H. Flores Molina-criaturas para realizar su obra; exige de todos los masones la tolerancia a fin de garantizar el ejercicio de la libre investigación de la verdad. El masón debe vivir honradamente, amar a sus semejantes y trabajar sin descanso por el bienestar de la humanidad y por su progresiva y pacífica emancipación. El hombre que ingresa al mundo masónico llega a él procedente de una sociedad profana en la cual reinan la envidia, el fanatismo, la discordia; el egoísmo, la vanidad, la injusticia y otras pasiones que lo degradan y lo esclavizan, por lo que necesita morir para ese mundo y renacer en otro distinto, en el que impere la virtud y se practique la fraternidad; nos enseña que en la sociedad en que vivimos, imperan las guerras, los odios, los celos, las traiciones, las desgracias y los tormentos de todo género así como la ignorancia, la superstición, el despotismo y la explotación, por lo que se hace necesario crear una sociedad fraternal en la que impere la paz, la justicia, la fraternidad, la ciencia y la virtud. 10 CONCLUSIONES La vida material es una obra en constante construcción en la que participan todos los seres vivientes; nosotros, los hombres, somos sus obreros que ayudamos a construir la misma, pero resulta que con el trabajo constructivo que realizamos, evolucionamos y aprendemos a ser cada día mejores obreros; la Masonería es partidaria de la democracia por cuanto ella respeta, dignifica y exalta la personalidad humana, aboga por la libertad de los pueblos, las relaciones fraternales entre los hombres y la igualdad ante la ley: cuando esos principios no se cumplen, la Masonería apoya el esfuerzo de sus hijos para cambiar esa situación Nuestra formación como Masones y la metodología que empleamos en un aprendizaje que nunca termina, nos permiten ser diferentes y sustituir la ignorancia por la instrucción, el fanatismo por la comprensión y la benevolencia, la ambición por el amor y la bondad a nuestros semejantes, lo que nos da firmes esperanzas de un mañana en el que los hombres serán mejores cada día con lo que cada día la humanidad sea mejor. He cumplido V:. M:. 10 Guía Publica de Masonería--- Valle de La Paz, 14 de julio de 2011 H:.M:. Ángel Sanjinés Villa R:. L:. S:. La Paz N° 24