miércoles, 16 de diciembre de 2015

INFORME DE TRABAJOS DEL 8º ENCUENTRO DE CIMAS

http://www.cimas.info/

INFORME DE TRABAJOS DEL
8º ENCUENTRO DE CIMAS

Confederación Interamericana de Masonería Simbólica
Libertad – Igualdad - Fraternidad






COMUNICADO Nº 002 – 2015/2017




Ilustres GG.•. MM.•., GG.•. MMª.•., GG.•. Dignatarios, QQ.•. HH.•. y HHª.•. miembros de CIMAS.


Con gran satisfacción y beneplácito me dirijo a vosotros para expresarles mi saludo fraterno y adjunto al presente hacerlos llegar, el INFORNE Y CONCLUSIONES DE LOS TRABAJOS DEL 8º ENCUENTRO DE CIMAS Y 4ta. ASAMBLEA DE FASCREAA; realizadas en Cajamarca – Perú del 21 al 23 de Agosto del 2015; cuya organización estuvo a cargo de la Gran Logia Oriental del Perú.


Debo comunicarles que todas las Conferencias Magistrales y Ponencias del tema de estudio, están publicadas en el rubro: ANEXOS, a excepción de la conferencia magistral del Gran Oriente Unido de la República del Ecuador – GOUDRE - Rito Masónico Andino- (en PowerPoint), que se publicará y estará disponible en el sitio Web de CIMAS: www.cimas.info.

http://www.cimas.info/


Fraternalmente



Walter Vargas Portocarrero
Presidente

Cajamarca- Perú, Diciembre 2015

CONFEDERACION INTERAMERICANA DE MASONERIA SIMBOLICA



INFORME DE TRABAJOS DEL
8º ENCUENTRO DE CIMAS
“M.•.R.•. H.•. JUAN SALAZAR NOVOA” Or.•. Et.•.
Cajamarca- Perú: del 20 al 23 de Agosto 2015


INDICE:

l.- Introducción
ll.- Participantes
lll.- Apertura de Eventos
- Conferencia de Prensa
- Palabras de Bienvenida Y Cóctel de Confraternidad

lV.- Coloquios
- Conferencias Magistrales
- Temas de Estudio

V.- 8ª Asamblea de CIMAS
1. Elección de Presidente(a) y Secretario(a) para Dirigir la Asamblea
2. Informe del Presidente Saliente
3. Ingreso de Nuevos Miembros a CIMAS
4. Sede y Temas del 9º Encuentro de CIMAS

VI.- 4ta. Asamblea FASCREAA
VlI.- Directorio Ejecutivo Periodo 2015- 2017
VllI.- Declaración de Cajamarca
IX.- Clausura del 8º Encuentro de CIMAS
- Mensaje del Nuevo Presidente
X.- Tenida de Clausura y Almuerzo de Gala

XI.- Anexos

A. Conferencias Magistrales:

1) El Rito Masónico Andino
(Dante Orellana Salvador)
2) La Utopía de Una Masonería Progresista
(Iván Herrera Michel)
3) Algunas Reflexiones sobre el Futuro de la Masonería de Progreso (Elbio Laxalte Terra)
4) Los Desafíos Actuales de la Francmasonería Liberal y
Adogmática (Daniel Keller)

B. Temas de Estudio:
“La Francmasonería Frente a los Dogmas y Doctrinas
Del Tercer Milenio: La Libertad como Deber”

PONENTES:
1. Alain Fumaz ( GODF- Francia)
2. Anca Nicolescu (GLFR - Rumanía)
3. Hernán de la Barra Ibarra ( GOCH- Chile)

C. Acta de la Asamblea,
D. Lista de Asistentes.



















I. INTRODUCCIÓN

Entre el 20 y 23 de Agosto del 2015, se realizó en la ciudad de Cajamarca – Perú, el 8vo. Encuentro de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica - CIMAS y 4ta. Asamblea de la Federación Americana de Supremos Consejos del REAA – FASCREAA.

CIMAS, aglutina y convoca a las Obediencias Masónicas de tendencia Liberal, Progresista y Adogmática del Continente Americano.

FASCREAA, agrupa y convoca a los Supremos Consejos Grado 33º del REAA del Continente Americano.

Las Potencias Masónicas anfitrionas de estos dos Encuentros fueron:

1) CIMAS: La Gran Logia Oriental del Perú, dirigido por su Gran Maestro el MRH.•. Mario Gamboa Briceño;

2) FASCREAA: El Supremo Consejo Grado33º del Rito Antiguo y Aceptado para la República del Perú; dirigido por el IPH.•. Tulio Segura Rojas 33º PM.•. del Santuario de MM.•. SS.•. “Toribio Casanova López” de Cajamarca.


II. PARTICIPANTES

A. Obediencias Miembros de CIMAS:
1. GRAN ORIENTE DE LA FRANC-MASONERÍA DEL URUGUAY – GOFMU
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Pablo Folema Vlatislavich

2. GRAN ORIENTE ECUATORIANO NUEVA ERA – GROENE
Jefe de Delegación: G.•. Mª.•. MRHª.•. Polimia Enríquez Orbe

3. GRAN ORIENTE DE CHILE – GODCH
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Omar Roche Valenzuela

4. GRAN ORIENTE FEDERAL DE LA REPÚBLICA DE ARGENTINA- GOFRA
Jefe de Delegación: 1er. G.•.V.•. RH.•. Daniel Riveros

5. GRAN ORIENTE CENTRAL DE LA REPÚBLICA DE ARGENTINA - GOCRA
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Enrique Arturo Morra

6. FEDERACIÓN COLOMBIANA DE LOGIAS MASÓNICAS – FCLM
Jefe de Delegación: I.•. H.•. Diputado GM.•. Fernando Navarro Herrera

7. GRAN LOGIA SOBERANA DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES DE VENEZUELA
Jefe de Delegación: G.•.M.•. MRH.•. Héctor Maduro Ghersi

8. GRAND LODGE OF NEW YORK LL.•. AA.•. MM.•. – OMEGA
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Louis Daly

9. GRAN ORIENTE UNIDO DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR - GOUDRE
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Nicolás Naranjo Borja

10. GRAN LOGIA CENTRAL DE COLOMBIA – GLCC
Jefe de Delegación: IPH.•. Sergio Casanova Díaz

11. GRAN LOGIA MIXTA UNIVERSAL DEL ESTADO DE QUINTANA ROO- MÉJICO
Representante: IPH.•. Elbio Laxalte Terra (por Poder)

12. GRAN LOGIA CONSTITUCIONAL DEL PERÚ – GLCP
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Jaime Díaz Vidal

13. GRAN LOGIA PATRIÓTICA DEL PERÚ – GLPP
Jefe de Delegación: G.•.M.•. MRH.•. Luis León Pizarro

14. GRAN LOGIA ORIENTAL DEL PERÚ – GLOPERÚ
Jefe de Delegación: G.•.M.•. MRH.•. Mario Gamboa Briceño

15. GRAN ORIENTE DE COLOMBIA – GODC
Jefe de Delegación: G.•.M.•. MRH.•. Rodrigo Granados Suarez


B. Miembros de Honor:

1. GRAN ORIENTE DE FRANCIA – GODF
Jefe de Delegación: G.•. M.•. MRH.•. Daniel Keller

2. GRAN LOGIA FEMENINA DE RUMANÍA
Jefe de Delegación: IPHª.•. SGC.•. Anca Nicolescu

C. Participaron Como Observadores:

1. CLIPSAS; representante para comisiones Continentales Ilustre H.•. Héctor Díaz Montenegro,

2. Gran Logia CAMEA –Italia, representado por el Ilustre H.•. Roberto Luongo

3. Gran Oriente de México; representado por el GM.•. el MRH.•. José de Jesús López Nieto.

4. Gran Logia del Norte del Perú, representado por el MRH.•. Tulio Segura Rojas, Past GM.•.

5. Gran Logia Occidental del Perú, representado por el RH.•. David Perales Bracamonte.

DIRECTORIO EJECUTIVO DE CIMAS (2013 – 2105)

Presidente : Ilustre H.•. Daniel de Lucía
Secretario : Ilustre H.•. Daniel Riveros
2do. Secretario : Ilustre H.•. Walter Vargas P.



III. APERTURA DE EVENTOS

El día miércoles 19 en la noche, el Presidente de CIMAS, el Ilustre H.•. Daniel De Lucía y el 2do. Secretario, el Ilustre H.•. Walter Vargas P., fueron entrevistados, en directo y en vivo, en un canal de televisión local de Cajamarca (TV. Norte); en donde se dio a conocer a toda la ciudadanía de Cajamarca, el evento Masónico Americano; igualmente los objetivos, participantes y el programa del 8º Encuentro, difundiendo e invitando al pueblo de Cajamarca al concierto sinfónico de música clásica (parte del programa) a cargo de una Camerata de la Sinfónica de Trujillo.

A. CONFERENCIA DE PRENSA

El día Jueves 20 a las 10.00 am. se realizó una conferencia de prensa en el Salón Consistorial de la Municipalidad Provincial de Cajamarca con la asistencia de la prensa escrita, radio y televisión local y nacional y con la participación en la mesa de honor del Presidente de CIMAS, Ilustre H.•. Daniel de Lucía, Presidente de FASCREAA, Ilustre H.•. Iván Herrera Michel, Presidente De CLIPSAS, Ilustre H.•. Louis Daly, Gran Maestro de GLOPERÜ, RH.•. Mario Gamboa Briceño, Presidente de la Comisión de Organización 8º Encuentro CIMAS, Ilustre H.•. Walter Vargas P.

En esta conferencia se dio a conocer, a través de una Nota de Prensa, a los medios de comunicación y al público asistente, tanto HH.•. Masones y público no Masón, sobre la finalidad, estructura, contenido, sede y obediencia organizador del 8º Encuentro de CIMAS y 4ta. Asamblea de FASCREAA, la misma que fue complementado por las intervenciones de los miembros de la mesa de honor ante las diferentes inquietudes y preguntas de los periodistas y público en general, culminando ésta, con un pequeño brindis y ágape.

B. PALABRAS DE BIENVENIDA Y CÓCTEL DE CONFRATERNIDAD

El jueves 20 por la noche, en los amplios salones del hotel sede, con la presencia de más de un centenar de asistentes, integrantes de comitivas de 15 obediencias miembros de CIMAS, dos Grandes Orientes miembros de Honor y 4 Obediencias observadores, se dio apertura formal, al 8º Encuentro de CIMAS y 4ta. Asamblea de FASCREAA con palabras de bienvenida del GM.•. del la Obediencia anfitriona, la Gran Logia Oriental del Perú, el MRH.•. Mario Gamboa Briceño y del Presidente de CIMAS, el Ilustre H.•. Daniel De Lucía.

El GM.•. de la Gran Logia Oriental del Perú, dio la bienvenida oficial en nombre de su Obediencia y de todos los HH.•. y HHª.•. Masones del Perú, por la presencia de tan selecta concurrencia, agradeciendo por haber permitido el honor de organizar y asignar la sede al Perú en Cajamarca; deseando una buena estadía y que sea motivo de un gran recuentro de confraternidad.

El Presidente de CIMAS, agradeció la presencia de todas los asistentes y agradeció también a la Obediencia anfitriona, La Gran Logia Oriental del Perú, por su fraternal recibimiento y acogida en este Encuentro Masónico Americano; deseando que se logren los objetivos, el desarrollo y progreso de CIMAS y FASCREAA.

El Presidente de la Comisión Organizadora del 8º Encuentro de CIMAS y 4ta. Asamblea de FASCREAA, el Ilustre H.•. Walter Vargas P., ofreció el brindis de bienvenida, agradeciendo a todas las delegaciones presente y deseando una feliz estadía en Cajamarca – Perú.

Luego de las palabras y brindis de bienvenida, se presentó el grupo artístico de Danzas de la Universidad Privada Antonio Guillermo Urrelo con danzas Cajamarquinas y a continuación se ofreció un fraternal y animado cóctel de Pisco Sower; el cual fue una excelente oportunidad para el rencuentro e intercambio de saludos entre todos los HH.•. y HHª.•. presentes.

IV. COLOQUIOS

El viernes 21 de Agosto por la mañana se abrió el coloquio de CIMAS; el cual estuvo dividido en dos segmentos: Conferencias Magistrales y Temas de Estudio.


A. CONFERERENCIAS MAGISTRALES (Ver contenido en anexos)

1. El Rito Masónico Andino (Dante Orellana Salvador)
2. La Utopía de Una Masonería Progresista (Iván Herrera Michel)
3. Algunas Reflexiones sobre el Futuro de la Masonería de Progreso (Elbio Laxalte Terra)
4. Los Desafíos Actuales de la Francmasonería Liberal y Adogmática (Daniel Keller)


B. TEMAS DE ESTUDIO ( ver contenido en anexos)

“La Francmasonería Frente a los Dogmas y Doctrinas
Del Tercer Milenio: La Libertad como Deber”

PONENTES:

1. Alain Fumaz ( GODF- Francia)
2. Anca Nicolescu (GLFR - Rumanía)
3. Hernán de la Barra Ibarra ( GOCH- Chile)


V. 8ª ASAMBLEA DE CIMAS

Con la asistencia del 90% de las Obediencias miembros de CIMAS, se dio inicio a la Asamblea, en el siguiente orden:

1. Elección de Presidente(a) y Secretario(a) de la Asamblea

Presidenta: QHª.•. María Victoria Blanquicett de la Federación Colombiana de Logias Masónicas.

Secretaria: QHª.•. Miriam Pacheco Ramírez de la Federación Colombiana de Logias Masónicas

2. Informe del Presidente Saliente:

El Ilustre H.•. Daniel De Lucía, Presidente saliente de CIMAS, hace referencia sobre la gestión y experiencias de los años de gestión, señala que es necesario el compromiso de generar una comisión para recuperar los archivos de CIMAS y hace la recomendación para un mejor desempeño de la gestión entrante, se generen condiciones administrativas y operativas que permitan su correcto funcionamiento. Se propone trabajar animadamente para intercambiar información entre las Grandes Logias y Grandes Orientes de América para lograr fraternidad verdadera y el compromiso ineludible de seguir poblando los talleres masónicos con nuevos miembros para mejorar nuestra sociedad.

3. Ingreso de Nuevos Miembros:

En esta oportunidad se aprobó el ingreso de un solo candidato, la Obediencia “EL GRAN OIENTE DE COLOMBIA”.

Luego de los informes de las Obediencias Aplomadoras: MRH.•. Carlos José del Campo Machado, Gran Maestro de la Gran Logia Central de Colombia y el MRH.•. David Name Terán, Gran Maestro de la Federación Colombiana de Logias Masónicas y con los informes ampliados por el Ilustre H.•. Iván Herrera Michel y por el Ilustre H.•. Elbio Laxalte Terra, quienes resaltaron la calidad de la Obediencia candidata; se aprobó por unanimidad el ingreso de esta Obediencia como Miembro Pleno de CIMAS; recibiéndolo con aplausos, algarabía y reconocimiento fraterno por todos los presentes.

4. Sede y Temas del 9º Encuentro de CIMAS

Se aprobó por unanimidad la elección de la ciudad de Villavicencio – República de Colombia como sede del próximo 9° Encuentro de CIMAS en el año 2017; cuya organización se encarga a la Gran Logia Central de
Colombia.

TEMAS DE ESTUDIO 9º ENCUENTRO:

Se propuso los siguientes temas: “ La masonería y su participación en la sociedad en crisis” , “ CIMAS y la participación de las nuevas integrantes”; asimismo se solicitó que se integren los conceptos de espiritualidad en los temas de CIMAS; otro temas propuesto es que en la agenda se deje un espacio para intercambio de opiniones entre sus miembros, otro tema fue “una mirada hacia el interior de la masonería” , “la masonería operativa como una necesidad histórica” ante la variedad de temas propuestos, se determinó que la Junta Directiva defina los temas y sean registrados con anterioridad para sus conocimiento.


VI. 4ta. ASAMBLEA DE FASCREAA

El sábado 22 por la noche, en el Templo de la Fraternidad de GLOPERÚ; se realizó la 4ta. Asamblea de FASCREAA con nutrida asistencia y participación de los Consejos Supremos del Grado 33º de América y con visitantes de Francia, Italia y Rumanía.

Los trabajos fueron abiertos por el I.•. y P:•. H.•. Tulio Segura Rojas; P.•. M.•. del Santuario de MM.•. SS.•. “Toribio Casanova López” de Cajamarca, jurisdiccionada al Supremo Consejo Grado 33º del Rito Antiguo y Aceptado para la República del Perú; luego cedió el Mall.•. al I.•. y P.•. H.•. Iván Herrera Michel presidente de FAECREAA.

En esta asamblea se eligió, por unanimidad, como nuevo Presidente 2015- 2017 al Ilustre H.•. Elbio Laxalte Terra.

Culminados los trabajos, se ofreció un brindis y un pequeño ágape de confraternidad, que se departió animosamente entre todos los presentes.

VII. DIRECTORIO EJECUTIVO 2015 – 2017

Se eligió democráticamente y por unanimidad el Directorio Ejecutivo de CIMAS periodo 2015 – 2017; recayendo la responsabilidad en los siguientes HH.•. y HHª.•.

PRESIDENTE : Walter Vargas Portocarrero - GLOPERÚ

VICE PRESIDENTA: María Victoria Blanquicett FEDELOGIAS (Colombia)

1er. SECRETARIO: Enrique Alva Anduaga - GLOPERÚ

2do. SECREATRIO: Sergio Casanova Díaz - GLCC (Colombia)

Vocal: Ana María López - GOFMU (Uruguay)





VIII. DECLARACIÓN DE CAJAMARCA

En la Benemérita ciudad de Cajamarca, corazón de América, a los 22 días del mes de Agosto de 2015, las potencias miembros presentes en el 8º Encuentro de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica, declaran:

Art. 1°: que ratifican todos y cada uno de los puntos establecidos en la declaración de principios de CIMAS y sobre todo el carácter laico, liberal y progresista de sus miembros.

Art.2°: Que verían con agrado que las Potencias Miembros de CIMAS, sumado a los principios de Libertad Igualdad y Fraternidad, se acompañen por la trilogía AMA SUA, AMA LLULLA, AMA QUELLA (en quechua: no robar, no mentir, no ser ocioso) recogiendo de esta forma la sabiduría milenaria de los pueblos originarios.

Art. 3°: trabajar en nuestras obediencias en el combate sin tregua contra la corrupción, la ignorancia y la marginación. Asimismo reafirmamos que para lograr una sociedad más justa, más igualitaria y más fraterna, los masones debemos fomentar y consolidar el acceso a la educación en todos los niveles de nuestras sociedades.

Comuníquese a todas las potencias miembros y el mundo Masónico.

IX. CLAUSURA DEL 8º ENCUENTRO DE CIMAS

Una vez agotado el Orden del Día, se abrieron los trabajos a todos los asistentes al 8° Encuentro, para realizar la Clausura de la Asamblea. El Presidente CIMAS saliente, el Ilustre H.•. Daniel De Lucía, tomó el Compromiso de Responsabilidad al Presidente electo Ilustre H ∴ Walter Vargas Portocarrero. El Presidente electo, tomó a su vez los Compromisos de Responsabilidad en sus cargos a los integrantes del Directorio Ejecutivo electo, Ilustres y RR.•. HH.•. , María Victoria Blanquicett, Enrique Alva Anduaga, Sergio Casanova Díaz y Ana María López. El Presidente saliente invistió al Presidente electo Ilustre H.•. Walter Vargas Portocarrero, colocándole los Paramentos de Presidente de CIMAS.

Mensaje del Nuevo Presidente: Walter Vargas Portocarrero

MRH.•. Mario Gamboa Briceño, GM.•. de la Gran Logia Oriental del Perú, Ilustre H.•. Elbio Laxalte Terra, Presidente de FASCREAA, Ilustre H.•. Louis Daly, Presidente de CLIPSAS, Ilustre H.•. Daniel De Lucia, Past Presidente de CIMAS, Ilustre H.•. Iván Herrera Michel, Past Presidente de FASCREA, Ilustre HH.•.GG.•. MM.•. GG.•. MMª, II.•. y PP.•. HH.•. Soberanos Grandes Comendadores Y Soberanos GG.•. Comendadoras, QQ.•. HH.•. y HHa.•. todos.

En primer lugar quiero agradecer a todos por vuestra presencia en este 8ª Encuentro, testimoniando así el valor Universal de nuestra Confederación.

Agradecer también la generosidad que me habéis conferido el honor al ser elegido como Presidente de CIMAS, lo asumo con humildad y mucha responsabilidad; conjuntamente con el pleno del Directorio prometemos dar lo mejor de nosotros y cumplir las funciones del cargo con eficiencia y eficacia.

Es necesario manifestar que mi postulación como candidato para presidente, no fue una decisión solo personal, fue un acuerdo corporativo y colegiado de nuestra Obediencia, debidamente propuesta por el Gabinete de la Gran Maestría de la GLOPERÚ y aceptarla fue una difícil decisión personal y ahora agradezco a mi Gran Oriente y a todos vosotros, por permitirme este gran reto.

Reconozco la gran responsabilidad y compromiso que afronto, y reconozco también, que el éxito o fracaso, no solo atañe o involucra a mi persona, sino también, al prestigio de mi Obediencia y sobre todo al desarrollo y progreso de CIMAS y su membrecía; pero me anima y reconforta, porque estoy seguro que en esta empresa no estaré solo, dignidades y líderes de la Masonería de larga y fructífera trayectoria identificadas y comprometidas con esta noble causa, gestores y artífices del progreso y existencia de CIMAS me acompañarán y asesorarán en los momentos que mas necesite y no dudaría ni un instante en solicitarlos.

Personalmente, me esforzaré en actuar con la diligencia y perseverancia necesaria para que todos los ideales y principios de nuestra Confederación se difundan y tengan un sentido tangible y concreto, tanto a nivel individual y colectivo. En razón a ello, tengo planeado actuar e impulsar a CIMAS en el marco de dos grandes líneas.

INTERNAMENTE; buscaremos mejorar y fortalecer la integración de los miembros de CIMAS, a través de una mayor fluidez en el intercambio de las comunicaciones del Directorio y entre todas las Obediencias miembros.

Se coordinará con todos los miembros, la difusión permanente de la actualización de los cuadros de autoridades de cada uno de las Obediencias, haciendo conocer oportunamente los nombres y direcciones de los Grandes Maestros y sus Grandes Cancilleres, con la finalidad de motivar e incentivar una mayor comunicación entre los miembros de CIMAS.

Coordinar con todas las Obediencias, para que difundan anualmente sus actividades y festividades de trascendencia que permitan el intercambio de visitas e interrelaciones entre todos los miembros y en particular, el Directorio de CIMAS planifique visitas y participación en estas actividades llevando el saludo y mensaje de CIMAS a cada una de las obediencias que nos invitan.

Participación activa del Directorio en el planeamiento y organización de nuestros Encuentros bianuales, a fin de asegurar, conjuntamente con la Obediencia anfitriona, el éxito de asistencia y el logro de los objetivos.

EXTERNAMENTE; propiciaremos fortalecer CIMAS con la adhesión y afiliación de nuevos miembros debidamente calificados; establecer y actualizar relaciones de coordinación y entendimiento fraternal con organizaciones similares y paralelas del continente y del mundo.

Lo más importante y trascendente del accionar de CIMAS estará enfocada en una sola dirección, que puedan llevarnos aún más lejos de nuestro preciado trabajo masónico; buscaremos unir nuestros pueblos en un ambiente de paz, amistad y entendimiento, participando activamente en cuanto acto público o privado se presente y nos permita llevar el mensaje y los principios de CIMAS y no como algo utópico y alejado de la realidad social o las necesidades individuales del ser humano, sino como una realidad plausible y diferenciador de cualquier otra organización o institución profana.

Hoy mas que nunca debemos seguir trabajando la practica y la aplicación de los principios e ideales de CIMAS; en la actualidad nuestra sociedad mundial está inmersa en una crisis de valores y ética, vivimos en un mundo de desigualdades y hay cada vez mas diferencias de clases, vivimos enfrascados en una intolerancia, dogmatismo y violencia que conlleva a guerras cruentas entre pueblos.

Ante este panorama, creo que la Masonería Americana debe crecer y unirse cada vez mas a fin de amenguar y buscar soluciones razonables a estos problemas que no nos son ajenos; por lo que está en nosotros mismos y en nuestros Templos continuar los legados de nuestros antepasados parar dejar a las nuevas generaciones el compromiso que debemos ir mas lejos para hacer realidad nuestros principios e ideales Masónicos.

Es importante resaltar que, cada uno de nosotros, somos una luz diferente al resto, capaces de brillar con luz propia que trabajamos en beneficio de nuestras logias, de nuestras obediencias y sobre todo para el desarrollo y progreso de CIMAS; y cuando nos unimos, lo hacemos en una sola luz mucho más potente y mas brillante, así la noble fraternidad nacida de nuestros corazones y el conocimiento profundo de nuestra tradición y convicción, me inspira orientar el accionar de CIMAS hacia lo mas grande que la humanidad espera; la Convivencia de los Pueblos en Paz y Armonía.

Gracias.
X. TENIDA DE CLAUSURA Y ALMUERZO DE GALA

El 8º Encuentro de CIMAS concluyó con una Tenida Solemne Obediencial organizada por la Gran Logia Oriental del Perú, dirigida por su Gran Maestro el MRH.•. Mario Gamboa Briceño y su Gran Cuadro de Dignidades y Oficiales. En un hermoso marco de Hermanos y Hermanas que engalanaban las Columnas y el Oriente, las Potencias participantes tomaron a su turno la palabra para saludar y agradecer la hospitalidad, la calidez del recibimiento y la calidad de la organización desplegada por los Queridos Hermanos y Hermanas anfitriones; y dejar su mensaje fraternal. El Presidente electo de CIMAS, en esa oportunidad, presentó su agradecimiento a todos los asistentes por su participación en el 8º Encuentro de CIMAS.

El Gran Maestro hizo entrega de la medalla de GLOPERÚ a todos los II.•. HH.•. presentes en Oriente y a continuación se repartió entre todos los asistentes un presente recordatorio del 8º Encuentro de CIMAS.

A continuación, todos los presentes compartieron un Almuerzo de Gala, el cual tuvo lugar en un prestigioso salón de Recepciones en el Balneario de Baños del Inca; en donde el Sr. Alcalde Provincial de Cajamarca el RH.•. Manuel Becerra Vílchez, entregó presentes recordatorios, declarándoles huéspedes ilustres a todos los visitantes extranjeros; se departió gratos momentos impregnados de muestras mas puras de fraternidad y amistad.

Finalmente la Obediencia anfitriona procedió a entregar el dispositivo, “Pen Drive” (USB), con el archivo de las Ponencias y fotos del recuerdo de todo los eventos del 8º Encuentro de CIMAS.

X.- ANEXOS

A.- CONFERENCIAS MAGISTRALES

1. LA UTOPÍA DE UNA MASONERÍA PROGRESISTA
Glosas marginales

Por: Iván Herrera Michel

Mis QQ:. HH:.


Recientemente he leído un libro que me pareció muy interesante con el sugestivo título de “El Año del Verano que nunca llegó”, publicado hace unos tres meses por el escritor colombiano William Ospina.


No lo quiero mencionar ahora para resaltar como 1816 fue un año que no tuvo ni primavera, ni verano ni otoño, sino un largo invierno de 365 días como consecuencia de la erupción de un volcán en Indonesia, lo cual de por sí ya es un hecho extraordinario que en época de calentamiento global nos sugiere reflexiones sobre el medio ambiente en la misma línea de las que hicimos en marzo de 2009 aquí en el Perú, en el Or.•. de Iquitos, en plena selva amazónica, en el Coloquio internacional que sobre la Crisis del Medio Ambiente se desarrolló en el marco de la celebración del 32º Aniversario de la Gran Logia Oriental del Perú, siendo su Gran Maestro nuestro Il:. H:. Walter Vargas Portocarrero, y que contó con la presencia de la “Confederación de Grandes Logias Masónicas del Perú” – CONFEGLOMAS – y de la “Confederación Interamericana de Masonería Simbólica” – CIMAS -.

Lo traigo a cuento, motivado por el asombro que me produjo que en una residencia a orillas del Lago Lucerna en Suiza, conocida como Villa Diodati, en una noche fría que duró tres días, e impulsados por un espontáneo concurso casi mágico de cuentos de terror concebido para pasar el tiempo por Lord Byron y Mary Shelley, nacieron las leyendas del vampiro y de Frankenstein que tanta tinta han derramado desde entonces.

William Ospina es muy expresivo cuando dice que le “sorprendió que la erupción de un volcán a mediados de 1815, en Indonesia, hubiera sido una de las causas eficientes del nacimiento en Occidente de la moderna leyenda del vampiro y de la pesadilla del ser viviente hecho con fragmentos de cadáveres.” Dice que sintió “el extraño agrado de ver cómo se unían en una sola historia, que presentía vagamente, las vidas de Byron y Shelley con la catástrofe de una erupción volcánica en los mares del sur, con un tsunami en las costas de Bali, con esa nube de azufre y ceniza y cristales volcánicos que ennegreció el cielo de la península de Indochina y que los monzones se fueron llevando hacia el norte, desatando el cólera en la India y ahogando muchedumbres en las inundaciones del Yangtsé y del río Amarillo. Aquella historia unía cosas extremas, abarcaba medio mundo, conjugaba fenómenos geológicos y meteorológicos con hechos históricos, personajes literarios y criaturas fantásticas.”

Son momentos prodigiosos de la historia. Extraordinarios. Y hasta milagrosos podríamos decir.

El 24 de junio de 1717 es otra de esas fechas asombrosas. Casi irrepetibles. Un puñado de hombres acostumbrados a los placeres y a las discusiones acaloradas de las tabernas inventó una institución muy rara, cuyos miembros un siglo después habían potenciado las ciencias experimentales, eran indisoluble con la explosión humanista que se llamó la Revolución Francesa y en el hemisferio occidental habían liberado un continente que se extendía desde un polo hasta el otro.

¿Cómo pasó esto? Para mí la médula del hueso reside en el Latitudinarismo en boga en esos años. Se filtró a las tabernas y resultó muy útil para los buenos bebedores que no querían pelearse definitivamente con sus contertulios de cada semana o de cada quince días con quienes se reunían a tomar unas copas y hablar de todo lo divino y lo humano. El otro pacto tácito de las tabernas - y de la Masonería, ¿porque no decirlo? - sigue siendo que lo que sucede en las tabernas se queda en las tabernas. Y lo que pasa en las Logias se queda en las Logias. Es lo que conocemos como sigilo Masónico.

“Latitudinarismo” es como se llamó una escuela de pensamiento teológica conciliadora y tolerante que nació bajo el alero del anglicanismo del siglo XVII para que quienes sostuvieran opiniones diferentes y hasta contradictorias no se mataran por ellas ni mataran a mas nadie. Hoy diríamos que sus cultores eran teólogos de mente abierta. Y que lo que comenzó en un ambiente cristiano de mutua tolerancia hacia las diferentes facciones poco a poco pasó a ser una tendencia filosófica de manga ancha que buscó, en palabras de Anderson, “unir lo disperso” en la sociedad.

En últimas, esta nueva manera liberal de pensar fue una reacción a la imposición de un pensamiento único que en el siglo XVIII desembocó en la defensa de la libertad de pensamiento y de conciencia, la tolerancia frente al diferente, la libertad de culto y el a dogmatismo en lo doctrinal.

Fue la mano que meció la cuna de una Masonería inicial cuyos miembros al multiplicarse se unieron en redes sociales por áreas de interés e hicieron lo que hicieron en trescientos años a partir de aquel Big Bang de 1717, y aunque hoy no hablemos de Masonería “latitudinaria”, para referirnos a esta forma de concebir las cosas, si nos referimos a la vieja y reeditada escuela con los motes de Masonería “liberal”, “adogmática” y “´progresista”. Y hay que reconocer que en el camino se ganó no poca furia y aplausos por su tributo a la libertad de pensarse a sí mismo y al gobierno de las sociedades, y que cada gobierno que quiso seguir siéndolo indefinidamente puso sus ojos en la Masonería.

QQ:. HH:.

Reiteradamente me invitan a compartir algunas reflexiones sobre lo que entiendo por Masonería progresista y/o adogmática, así como por Masonería dogmática.

En realidad, son dos calificaciones propagadas en la retórica de la Orden desde hace tres décadas, que se vienen a sumar a las que había acumulado desde hace tres siglos. Esta vez, como resultado de una nueva reflexión sobre la autarquía, que bajo el pretexto de la “regularidad” (en su significación anglosajona) se observa aquí y allá.

Suele encontrarse en la literatura Masónica que se califica a Grandes Logias como dogmáticas o progresistas a partir, principalmente de su disposición frente a la Iniciación de las mujeres, las visitas de las Masonas, el posicionamiento frente al “Gran Arquitecto del Universo”, la creencia en la existencia de un “ser supremo” y la presencia en los trabajos de un libro considerado sagrado.

Sin embargo, la calidad de progresista o dogmática de una Obediencia Masónica, ya sea simbólica o filosófica, no se circunscribe a estos temas. Va mucho más allá.

Si una Obediencia Masónica Inicia mujeres y varones en igualdad de condiciones, e impone concebir los Landmarks de una determinada e irrefutable manera, es claro que se trata de una mixta que está practicando una Masonería dogmática.

De igual manera, una Gran Logia femenina o mixta que aplica mandamientos en vez de hacer sugerencias, no incentiva la libertad de pensamiento y de conciencia en sus integrantes, sino que los adoctrina, es claro que es una institución dogmática sin importar la orientación sexual de sus miembros.

Si por el contrario, la Obediencia Masónica en cuestión, y sea masculina, femenina o mixta, deja en libertad a sus Talleres para convocar una reflexión crítica sobre los referentes que asumen como Masónicos, es claro que se trata de una Gran Logia de pensamiento adogmático y progresista, indistintamente del género de sus integrantes.

En un pensamiento Masónico progresista, los símbolos y las herramientas son interpretados instrumentalmente y no poseen un valor en sí ni un significado prefijado. Ya que un símbolo puede significar algo distinto a cada Masón, como consecuencia de las circunstancias y la historia personal de cada uno de ellos. Son continentes, cuyos significantes pueden avocarse desde la perspectiva crítica de que la Masonería y los Masones son algo perfectible.

La naturaleza progresista o dogmática puede ser medida, por ejemplo, por la cantidad de libertad que otorga a sus miembros para pensar la realidad Masónica, para juzgar su presente valorándolo desde el “deber ser” y por el propósito de sus especulaciones en un mundo en donde la evolución de la Orden se concibe como una exigencia de las antiguas orientaciones filosóficas y organizativas que conocemos como Landmarks, con la convicción de que las Masonas y los Masones de hoy pueden realizar un cambio necesario en igualdad de condiciones que los de antaño. Precisamente, en cumplimiento y aplicación de una concepción evolutiva impuesta por esos mismos Landmarks originales, así como de una lectura no prejuiciada de las Constituciones de Anderson de 1723.

Es una concepción de progreso Masónico que implica una variación en el sentido positivo de mejoramiento, en la que la vieja premisa de libertad, Igualdad y fraternidad - que son de las más grandes esferas del pacto Masónico - es armónica con una sociedad contra hegemónica, diversa e incluyente regida por principios de equidad, justicia, solidaridad, paz, etc.

Podemos afirmar también que la superestructura ideológica determina la estructura de poder, de tal forma que encontramos a lo largo y ancho del planeta Obediencias Masónicas - tanto en el Simbolismo como en los Altos Grados - en donde el concepto de jerarquía se concibe ya sea emanado de funciones previamente definidas y delegadas expresamente por una asamblea democrática, o fundamentadas en líneas rígidas de mando similares a las que distinguen a las jerarquías eclesiásticas y militares.

Una Masonería dogmática posee en sí misma un espíritu conservador que se relaciona con las fuerzas que se oponen al cambio y con los esquemas de control y poder coercitivo que tratan de mantener el estatus quo. En ese ámbito, la prohibición de atentar contra el dogma o cuestionar los mandatos de la autoridad en ejercicio, es absoluta. Por ello, la propuesta conservadora se limita a la repetición de los significados aceptados y se valida por la aprobación que de ella hace una elite dominante.

Mientras tanto, el pensador progresista define su postura filosófica de acuerdo con su personal esquema ético y se valida por los designios de su propia conciencia particular. Su teoría se basa en la posesión y disfrute de la libertad personal de la mano con su responsabilidad individual, en cuya ausencia esa misma libertad sería inconcebible. Es un asunto que se relaciona con la cantidad de libertad y responsabilidad íntima e institucional que se permite.

Una postura progresista no consiste, por ejemplo, en promover la Iniciación de mujeres para practicar sin distingo de género los antiguos dogmas que han acompañado a algunos sectores de la Orden. Eso es seguir haciendo lo mismo, pero con mujeres.

La posición adogmática, consiste en asumir un pensamiento, tanto por varones como por mujeres, juntos o por separados, que aleje toda afirmación formulada de forma obligante, derivada de un absoluto o impuesta por la vía de la autoridad.

QQ:. HH:.

Recuerdo que Charles Porset, unos de las más importantes referentes intelectuales del Gran Oriente de Francia de los últimos tiempos, un mes antes de pasar al Oriente Eterno en el mes mayo de 2011, me aseveró muy rotundamente que en resumidas cuentas el fin y el objeto de la Masonería es “la realidad”.

En verdad, la Masonería y los Masones deben ser juzgados por como iluminan sus entornos. Como lo perciben, como lo sienten y como se implican. Esta característica es uno de los factores más importantes a la hora de crear atmosferas y de crear connotaciones. La Masonería progresista provoca en la sociedad conciencia y genera emoción. Diseña lenguajes y planteamientos y reclama cuidados, comunica y ofrece la ventaja de ser universal.

La Masonería tiene como misión trabajar sobre algo tan sorprendente como es la humanidad, que ha llegado a Plutón con una cajita ingeniosa no más grande que un piano de sala y que descubrió un planeta en donde al parecer puede vivir con la imprudente condición de que viajemos durante 14 millones de años, pero no ha podido erradicar la producción mezquina de sufrimiento en su seno.

Lo primero que se observa de ella es que no es simétrica en su compromiso público, ni en su conciencia social ni en sus preocu-paciones acerca de cómo favorecer un proceso sostenido de bienestar para nuestro plane¬ta. Un ejemplo actual nos lo puede ilustrar:

Aunque el contagio del SIDA ha disminuido en el mundo, ahorrándose en consecuencia unos 15.000 millones de dólares en costos médicos, así como una importante disminución en dolor y sufrimiento, al día de hoy unos 12 millones de niños han perdido a sus padres por el Sida. Según las Naciones Unidas, 370.000 niños menores de 15 años se infectan cada año por el virus, lo que equivale a que 6 niños menores de esta edad son infectados por minuto. África posee el 90% de los niños seropositivos del mundo y el acceso a los servicios de salud, educación o refugio es muy difícil para ellos, si no imposible. El francés Pierre Bourdieu, uno de los investigadores sociales más importantes de la segunda mitad del siglo XX, determinó que existe una relación real entre pobreza y Sida, con todo lo que eso genera.

Mientras tanto, observamos con estupor la lucha de los africanos y brasileros, hace unos diez años, contra las farmacéuticas internacionales, la Organización Mundial del Comercio y algunos gobiernos de Norteamérica y Europa, para brindar drogas a precios razonables a millones de infectados.

De acuerdo con la ONU, tan sólo US $3.000 millones harían posible una guerra real contra el Sida en África —la mitad para prevención y la mitad para asistencia básica— del aporte militar anual de Estados Unidos a un Israel que quiere convencer al mundo, por lo menos eso parece, que está librando una guerra de autodefensa y que su propia existencia está amenazada cuando en realidad es la única potencia nuclear del medio oriente. Como si los palestinos tuvieran un ejército tan poderoso como el suyo y como si estuvieran asediadas y en peligro las ciudades israelíes. Todos los gobiernos occidentales actúan como si ignoraran que los palestinos ni siquiera tienen fuerzas armadas, y como si no supieran que la esencia del conflicto radica en el despojo desde hace seis décadas del 78% del territorio palestino y la ocupación militar y sangrienta del otro 22%, así como del aniquilamiento de sus derechos humanos y culturales, de su economía, el alejamiento de la inversión extranjera, y la destrucción de su infraestructura nacional, como primer paso para la limpieza étnica de su territorio. En contra de lo que sería dable esperar Palestina no sueña con un nuevo Saladino sino que apela a la justicia penal internacional.

Cuando es elegido Presidente de Chile Salvador Allende, Kissinger declara: “No tenemos por qué aceptar la irresponsabilidad de un pueblo”, y organiza un derrocamiento que acabó en la implantación de una dictadura que arrojó decenas de miles de muertos y un exilio masivo de chilenos que aún encontramos regados por medio mundo.

El ejemplo más reciente de lo absurdo de cómo funciona la humanidad lo tenemos en Grecia. El 26% de su deuda pública está conformada por compra de equipo militar en los últimos veinte años. Posee más vehículos blindados que Alemania, Francia e Italia juntas, y tiene cinco veces la cantidad de soldados per cápita de España. ¿Qué solución le da el Fondo Monetario Internacional y sus paisanos de Europa que le vendieron las armas? Pues nada más y nada menos que recorte el gasto social en salud, educación, pensiones, carreteras, Etc., pero que cumplan con sus deudas militares.

Lo curioso del caso, es que existe una relación directa entre neoliberalismo y cárceles: a mayor política neoliberal en un país, mayor población carcelaria.

Si queremos educar para que reine la democracia, la libertad, la igualdad, la fraternidad, la laicidad, la universalidad del hombre, el respeto mutuo, y la tolerancia —cuyas ausencias conducen a altos niveles de violencia— debemos primero crear un contexto en que estos valores sean fácilmente asimilables, y en el que no exista el peligro de que su introducción se convierta en nuevos Caballos de Troya que vehiculicen renovadas formas de colonialismo por parte de quienes poseen la mayor responsabilidad en la construcción de los indicadores sociales.

Una progresión desde el sistema de valores Masónicos debe dirigirse a sensibilizar a los pueblos poderosos para que elijan dirigentes que sean conscientes de que los sistemas espirituales asiáticos, y las tradiciones amerindias, australianas, africanas, polinésicas, etc., son diferentes, pero no inferiores, al pragmatismo anglosajón y a la ética económica Calvinista; que no posean propensión a la violencia económica, y que no supongan su superioridad moral o cultural sobre otros; que no entiendan que sus intereses en el extranjero están representados por la posesión de sus recursos naturales; que se den cuenta que sus injustas presiones económicas causan severas perturbaciones sociales además de la ruptura dé los instrumentos de gobierno; que no sean insensibles al dolor que ocasionan; que conciban las relaciones internacionales, en un marco abierto y cooperativo; que desechen la fuerza, los ataques preventivos y los aislamientos económicos, contra los pueblos localizados más allá de sus fronteras postmodernas.

Una Masonería que nace latitudinaria, y evoluciona hacia lo adogmática y progresista, está íntimamente relacionadas con el deseo de dar un sentido a la vida y alcanzar la felicidad propia y ajena, encuentran la necesidad y la búsqueda de un mundo mejor, más solidario y más justo.

Como dijo Jorge Luis Borges: “lo que importa de las ideas es lo que se hace con ellas”. Y lo que más importa para una Masonería progresista, es lo que se hace con esa Masonería progresista.

Muchas gracias.


2. “Algunas Reflexiones sobre el futuro de la Masonería de Progreso”

Ilustre H.•. Elbio Laxalte Terra
Presidente de Honor de CIMAS

Gran Maestro de la Gran Logia Oriental del Perú,
Muy Ilustre H.•. Mario Gamboa Briceño
Presidente de CIMAS, Muy Ilustre H.•.Daniel De Lucía Grandes Maestros y Grandes Maestras presentes
Muy Ilustres Hermanos Representantes de CLIPSAS, Louis Daly, Presidente y Héctor Díaz Montenegro, Delegado para las Comisiones en las Américas; Presidente de la Federación Americana de Supremos Consejos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado – FASCREAA, Muy Ilustre y Pod.•. H.•. Iván Herrera Michel, 33º Muy Pod.•. Soberanos Grandes Comendadores y Grandes Comendadoras Presentes.
Dignatarios de las Obediencias Masónicas presentes, Venerables Maestros, Hermanos y Hermanas presentes, Amigos y Amigas.
Es con gran gusto que nuevamente tengo la oportunidad de estar presente en esta Asamblea de CIMAS, como lo he hecho ininterrumpidamente desde su fundación. Y reencontrarme con tantos Hermanos y Hermanas, algunos con los que hemos estado construyendo desde hace más de una década, este instrumento de unidad de la masonería universal y continental. Y con otros nuevos que nos acompañan también para seguir haciendo camino.
Entonces tenemos nuevamente la posibilidad de reencontrarnos en este espacio masónico del 8º Encuentro de CIMAS, y como tenemos costumbre cuando estamos entre nosotros, aprovechar también para desgranar nuestras reflexiones, intercambiar opiniones e irnos proyectándonos hacia el porvenir.

La masonería moderna, muy pronto, en escasos dos años, cumplirá tres siglos.

Efectivamente, hace casi 300 años, el 24 de junio de 1717, con la creación de la Gran Logia de Londres, se envió un mensaje de tolerancia que fue la base fundamental y la referencia para la construcción del futuro de aquella época, porque sobre la tolerancia es que se construyeron las sociedades y la civilización democrática y los sistemas de libertades de los cuales hoy podemos legítimamente sentirnos satisfechos, a pesar de los claroscuros que de tanto en tanto nos han hecho asomarnos también a la tragedia.

Construir el ser humano, construir la sociedad fue la práctica que canalizaron a través de las redes masónicas, los influyentes personajes que destacaron en el Siglo de las Luces, en primer lugar Isaac Newton y la Real Sociedad Británica para la Ciencia. Desde las Constituciones de Anderson, había que trabajar para construir un ser humano nuevo, para un nuevo mundo, para un nuevo proyecto de civilización humana, basado en la Libertad y en la Igualdad. Y ello fue un gran combate, cuyo punto culminante, creo yo, fue la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948.

En ese camino, la presencia de nuestros ancestros fue determinante para los enormes proyectos que se canalizaron en la Revolución independentista norteamericana, en la Revolución Francesa, en las luchas independentistas de nuestro continente, la caída de los regímenes políticos de derecho divino y la instauración de la repúblicas democráticas, en las separaciones de la Iglesia y el Estado y el avance de las libertades públicas, como los derechos de pensamiento, conciencia y expresión. La masonería contribuyó con pasos fundamentales hacia la liberación del individuo de sus frenos y prejuicios, para la construcción de un ser humano progresivamente autónomo y la construcción del ciudadano como el soberano de nuestros sistemas políticos democráticos y especialmente republicanos.

Obviamente, todo este bagaje enorme de contribuciones que ha canalizado nuestra Institución, no ha sido un camino lineal, sino igualmente lleno de dudas, de contradicciones, de claros y oscuros. Pero esto, ¿no está también en nuestra esencia, como nos señala el tapiz mosaico de nuestros Templos?

Las diversas épocas y las circunstancias complejas del devenir social, nos han presentado y presenta grandes retos, a los cuales debemos encontrar las adaptaciones necesarias. Y en esto consiste nuestra evolución, nuestro devenir. Y este debe ser hoy, el foco principal de nuestra reflexión. Porque, por vocación, nuestra Institución es abierta al futuro. Está abierta a un futuro a construir, porque el Arte Real es la sangre que corre por sus venas, porque el espíritu constructivo es lo que se encuentra en los genes de los masones. Y debo decirlo asimismo, aunque a veces no se den propiamente cuenta de ello...

Nuestro rol no es pensar en el pasado. Nuestro rol es conocer el pasado, para inspirarnos para el futuro. Nuestro rol es pensar el futuro, pues si no lo hacemos es cuando justamente estaremos yendo contra la esencia misma de nuestra vocación y de nuestra tradición masónica. Y esta advertencia la hago con total responsabilidad, pues la naturaleza del mundo presente es de tal complejidad para nosotros humanos, mortales comunes y corrientes, que muchas veces nos sentimos agobiados y con ganas de asilarnos en algún lugar perdido donde las inquietudes de nuestra época no nos alcancen. Pero esto es otra ilusión, pues estemos donde estemos no estaremos inmunes.

Por ello, hoy, cuando ya vamos avanzando en este siglo XXI, en este tercer milenio, es un ejercicio estratégico también intentar respondernos y responder a la pregunta de cuál es la misión de la francmasonería en esta época que estamos transitando.

Y creo que esta pregunta es aún más válida, porque ella es a la vez existencial como de una ardiente actualidad en el mundo que nos toca vivir.

Quienes como yo hemos nacido justo en la mitad del siglo XX, conocemos algunos pensamientos globales, que se caracterizaron por sus certezas, por un discurso unificador, englobante y omnímodo. Fueron modelos de pensamiento que unos y otros abrazamos, dieron consistencia a nuestros pensamientos, nos permitían tener certezas y explicar el mundo.

Pero ahora, ya avanzado tres lustros de este siglo XXI, pareciera que estamos en una situación bastante diferente. Nos encontramos frente a tantos cambios de registros, que pareciera que las palabras y los conceptos otrora válidos, han perdido gran parte de su valor semántico y su significado.

Los diversos discursos que intentaban argumentativamente explicar el mundo, a través de sus respectivos prismas, aparecen hoy como debilitados y su vigencia cuestionados; todo hace sentir que ya no tienen razón de existir.

Muchos de los que me están escuchando, comprenderán fácilmente, cuando les digo que la palabra hoy ya no tiene el sentido tradicional, y que está perdida, no ya en un sentido metafórico, sino en la realidad, y que la profusión de diccionarios, aun en línea para hacernos la tarea más liviana, no llegan a tapar el tremendo agujero conceptual existente.

La realidad hoy, nos indica asimismo que las certezas ya no existen, al menos como antes, a partir, predominantemente, de un discurso argumentativo, es decir, racional.
Lo grave es que, cuando hay confusión conceptual, como la que a mi criterio estamos presenciando, estamos poniendo en evidencia la debilidad de nuestras células del pensamiento, que justamente son los conceptos. Y cuando los conceptos se debilitan, lo que se pone en cuestión es nuestra propia identidad, pues ésta se construye a partir de una matriz de pensamiento conceptual que todos y cada uno de nosotros posee. Y, naturalmente, cuando se debilita la matriz conceptual individual, también sucede lo mismo, aunque de manera exponencial, en el colectivo social. Lo que aquí sucede es que estamos entonces frente a una pérdida de inteligencia colectiva. Y, cuando se pierde la inteligencia colectiva, la sociedad pasa a ser presa fácil de los dogmas, los fanatismos, la intolerancia y finalmente la consecuencia última y motora del dogma: la violencia.

Como señalábamos más arriba, la tradición masónica moderna, cuyo documento de base fueron las llamadas Constituciones de Anderson, ponían el acento en agrupar a los hombres probos y honestos, para que más allá de sus creencias particulares pudieran de manera tolerante, convivir socialmente. Todo un programa de transformación social para su época. Se trataba de construir al Hombre para construir la sociedad.

Esa construcción se fue yuxtaponiendo con los fenómenos sociales y políticos de la época, interactuando con ellos, dando lugar a la construcción de nuevos conceptos. Para comenzar, los de Libertad, Igualdad y Fraternidad, como idealidad humana. Se trataba de construir el Templo de la Humanidad. Pero más tarde, se incorporaron los de democracia, república, ciudadanía y laicidad, como manera de hacer realidad aquellos ideales.

La masonería, así, se fue transformando en un gran Taller de ideas, que nutrían a los masones para actuar en la sociedad, llevando adelante sus grandes ideales.

Es así que ese ideal humanista, se fue impulsando en actuaciones concretas, en el tiempo y en el espacio, fomentándose los Estados Nacionales, los Estados de Derecho, las Democracias y las Repúblicas. La masonería en general, hizo un gran esfuerzo en formar en sus Logias, líderes políticos y sociales; formando ciudadanos capacitados por una práctica que les permitía ponerse al frente del entramado institucional de las democracias.

Toda esa acción masónica tenía un gran objetivo: construir civilización, hasta donde se pudiera, sabiendo que siempre hay evolución, que puede haber retrocesos, pero que siempre hay que construir y reconstruir la centralidad humana.

Pero, ¿qué es construir civilización? Es esencialmente, y de manera esquemática, construir los lazos que más allá de las diferencias, nos hagan reconocernos entre nosotros como seres humanos compartiendo los elementos culturales, éticos y morales capaces de dar cohesión al conjunto, a través de un conjunto de reglas, compartiendo una comunidad de destino, basada en valores y deberes comunes.

Entonces hoy, frente a los cambios enormes que vivimos con la mundialización del mercado y de su lógica, con la introducción masiva de las tecnologías de la comunicación y la información, las tendencias nefastas del llamado multiculturalismo que es la bandeja ideológica del vale todo, el repliegue cada vez más sustantivo en la vida privada, el retorno a una tendencia contraria al deseo de universalismo, manifestada por fenómenos cada vez más pronunciados de comunitarismos, integrismos y tribalismos, la tendencia la utilización de cualquier medio, lícito o no, para imponerse y obtener o tener resultados, la constatación de la crisis de los valores que nos sustentan, parece claro que estamos en el fin de una época, y en la crisis que anuncia una nueva etapa. Por ello nos urge encarar el estudio del futuro, y del cual es nuestra misión en el mismo.

Hoy vivimos una época donde “hay mundialización de los objetos y trivialización de los sujetos” señalaba el intelectual francés Regis Debray hace unos años. Yo añadiría, que ahora también estamos entrando abruptamente en la etapa de la cosificación de los sujetos.

La Humanidad entera está transitando entonces hacia esa nueva etapa, que como toda cosa histórica no es algo de días, ni siquiera de algunos años.

Estamos frente a movimientos económicos, políticos, sociales, demográficos, culturales y valóricos de tal envergadura, y con tal complejidad, que solo se resolverán en décadas. Y no sabemos hoy, hacia qué dirección se resolverán. Hay varias tendencias en desarrollo, algunas negativas para el desarrollo humano, y hay también oportunidades. Como siempre ha sucedido en la historia. Pero sí podemos decir que todas esas tendencias están presentes hoy y aquí, y que al tiempo, no hay certezas claras de hacia dónde vamos.

Entonces, al ejemplo de los iniciados a lo largo de la historia, una vez más, como masones de progreso, nos debemos una mirada lúcida. Lo único que no podemos hacer es esconder la cabeza frente a las inclemencias. Estamos en una época de crisis a escala planetaria. Esta se irá acentuando, sin dudas.

Pero asimismo estamos frente a grandes oportunidades de cambio, hacia un sentido humano y de progreso en todos los órdenes. Una característica tiene nuestra Institución masónica universal, es que ella se proyecta cargando siempre con sus tradiciones, recuerdos y enseñanzas.

Pero la Masonería de Progreso que encarnamos, señala además que la tradición no es un ancla que nos amarra, sino una muy fuerte referencia que nos impulsa. Es una continuidad de una historia que empezó antes que nosotros, y que nosotros debemos dejar para quienes nos seguirán. Pero una continuidad dinámica, adaptada a las nuevas épocas y nuevas situaciones.

CIMAS, desde su fundación en el 2002, siempre tuvo claro que representaba una vertiente de progreso en el contexto masónico. Ella nunca se planteó ser un factor de unidad sin principios, un “rejuntatodo”. Nunca cayó en el absurdo de pensar que sería más fuerte porque tuviera más cantidad de integrantes. Ella se planteó siempre la calidad y agrupar voluntades para un proyecto expresado en su Declaración de Principios.

Esta es su fortaleza, y lo que la hace apta para mirar el futuro, justamente. No es una aspiración cuantitativa, meramente política, por más que pueda hablarse de política masónica, algo que personalmente no me gusta.
CIMAS se planteó desde su origen ser un factor de aglutinar voluntades basadas en un pensamiento que manifiesta su oposición a toda opresión espiritual, ideológica, intelectual y política. Y sus más nobles objetivos la llevan a promover y defender la Paz, la Libertad, los Derechos Humanos y Ciudadanos, la Laicidad y la Libertad Absoluta de Conciencia. Promueve la amistad entre los pueblos, el cosmopolitismo y la Integración del Continente Americano.

Su Declaración de Principios señala que guiada por el espíritu de fraternidad y solidaridad humana, CIMAS está comprometida en fomentar la tolerancia y el pluralismo, y un orden social que proteja la dignidad, la justicia social, las libertades individuales, los derechos fundamentales y el Estado de Derecho; y una democracia integral que comprenda lo político y lo económico. En particular, lucha contra toda forma de discriminación, sea por razones étnicas, de género, de identidad sexual, cultural o cualquier otro propósito que atente contra la dignidad humana.

CIMAS nunca ha ocultado que se ve a sí misma como una entidad que pretende impulsar los necesarios cambios en nuestra antigua Institución Masónica, a los efectos de abrir cauces a una masonería más adaptada a los tiempos actuales, capaz de comprender los rumbos actuales de la civilización para vigilar su desarrollo y proponer e impulsar todas aquellas cosas que signifiquen una centralidad humanista, de manera de construir una Humanidad más justa, más libre, más fraterna, más inteligente y más espiritual. Por lo tanto, es también un proyecto de renovación masónica. Y es sobre estas bases que integra a nuevos miembros: unidad para impulsar un proyecto, unidad para la renovación masónica.

Este proyecto encara los tres aspectos del trabajo masónico como una totalidad: el iniciático, el intelectual, y el cívico, concibiendo un accionar masónico en todos los terrenos de la vida humana, desde el espiritual, pasando por el conocimiento para llegar a la liberación personal, social y humana en su más amplia acepción.

Estamos frente a la posibilidad cierta de construir una nueva civilización humana, como una utopía realizable. Estudiar el presente debe servirnos para desgajar ciertas enseñanzas, que nos permitan avanzar hacia ese futuro deseable; aun sabiendo que también puede ocurrir lo peor, pero que si no nos resistimos a lo peor, tampoco habrá futuro humano vivible. Se trata entonces, para los masones de progreso de hoy, de comenzar a construir la civilización del futuro. Esta es la gran misión de la masonería de progreso en estos comienzos del siglo XXI. Esta, y no otra tarea, es una centralidad, y todo otro tipo de acción masónica tendrá significación si ella va en el sentido y se articula con este objetivo superior. Es la gran tarea que una entidad como CIMAS debe liderar para nuestro continente.

Es entonces en este contexto que toman toda su dimensión la Declaración de Principios de CIMAS, pues ella es una guía fundamental para el pensamiento masónico y para inspirar nuestro accionar.
Sin embargo, es necesario también pasar revista a nuestras debilidades, pues, un proyecto de renovación masónica y de construcción del futuro necesita ver cuales son las cosas que debemos cambiar, porque justamente eliminando nuestras debilidades y potenciando nuestras fortalezas es que estaremos más aptos para hacer frente a esa inmensa como desafiante tarea.

Por supuesto, que frente a estos casos, hay que delinear las grandes tendencias, y muchas veces pasa por alto los detalles o matices. Pero, el hecho de ver las grandes tendencias también tiene la ventaja de hacer resaltar lo principal y no quedarnos justificados en lo accesorio.

Mucho se ha hablado y debatido, que la masonería universal se encuentra en un fuerte proceso de cambio. En alguna oportunidad hemos dicho que ese proceso es similar al ocurrido a principios del siglo 18. En aquel momento había una masonería que estaba declinando lentamente, pues la época le estaba pasando por arriba y ella tenía enormes dificultades de adaptación. Y la época hizo surgir una nueva masonería que ya anidaba en la antigua entre los “masones aceptados”, en la última mitad del siglo 17, y que fue la protagonista de los cambios ocurridos en Londres en 1717 con la aparición de la masonería moderna.

No deseo abundar, pues no está cabalmente en los propósitos de este trazado. Pero si delinear algunas de estas grandes tendencias que frenan o impiden el despliegue de nuestra institución, en particular para ponerla de cara al futuro. Y lo hago de manera aleatoria, sin jerarquizar una lista.

+) Hace más de 60 años que no hay nada relevante que provenga de iniciativa masónica a nivel universal. Lo último fue de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sin embargo el mundo ha cambiado dramáticamente. Por ejemplo, hay una gran incomodidad masónica para hacer frente a los temas de la gobernanza mundial, y más aún, hablar de un gobierno mundial.

+) Los ideales éticos de la masonería, como la solidaridad, la dignidad de las personas, la tolerancia, la beneficencia, la libertad de conciencia, etc. hoy en general, han sido tomados por las sociedades democráticas occidentales, y son una aspiración en muchos lugares del mundo. Aun hay combates inspirados en eso ideales. Es bueno que la masonería los recuerde y sea una especie de conciencia ética. Pero, mientras tanto, nuevos problemas han surgido, y no hay una respuesta desde nuestra Institución, y son raras las preocupaciones institucionales al respecto.

Solo para mención, tenemos la ingeniería genética, la neurobiología, la clonación, la manipulación de células madres, los organismos cibernéticos, la inteligencia artificial y la robótica con capacidad autónoma de decisión...tantos elementos que necesitarían de una puesta al día ética de nuestra institución, pero que se hace esperar.

+) La masonería se ha preocupado esencialmente del lugar del ser humano en la sociedad, y ha trabajado enormemente por colocarlo en un sitio de dignidad, tanto en el campo de los derechos políticos como sociales. Muchos masones remarcables han entregado lo mejor de si por la defensa y promoción de las personas. Sin embargo, hoy nuevas problemáticas ponen al ser humano como un elemento de la naturaleza, un elemento en un sistema universal. Entonces tenemos las dimensiones climatológicas, ambientales, la biodiversidad, los temas energéticos, la superpoblación, la sustentabilidad de la vida en el planeta. Los modelos de desarrollo. Tantas cosas, cuyos estudios aun balbucean en nuestra institución, sin que se les tome como temas centrales.

+) El tema de la mujer. No voy a ahondar, pero es insoportable que hoy, en pleno siglo XXI los masones sigan debatiendo acerca del carácter iniciable o no de la mujer, si debe o no integrar la institución masónica y en que carácter, si entre mujeres, o mixto, si hay o no visitas, etc. Qué gasto de energía absolutamente inconducente y que falta de respeto a los derechos humanos!! En realidad frente a esos cuestionamientos y debates, muchas veces me pregunto si la masonería aun tiene un futuro posible...

+) La espiritualidad cristalizada. La masonería tradicional avanzó en su descatolización, incluso descristianización a través de la fórmula Gran Arquitecto del Universo, que era solo un subterfugio simbólico para religar los partidarios de los cultos monoteístas. Hoy el mundo avanza a una espiritualidad felizmente plural, y en muchos casos sin dioses. Hoy las personas descubren fuentes espirituales diversas no necesariamente ligadas a un culto o religión positiva. Incluso la inmensa mayoría de las personas están de acuerdo que existe una espiritualidad atea, y que la espiritualidad no está de ninguna manera atada a una religión. Sin embargo una buena parte de la masonería se cree capacitada para dictar condicionamientos al respecto, y en vez de abrirse a la espiritualidad plural, fuente de enorme riqueza, se cierra en una concepción estrecha, cristalizada y sin ningún porvenir, porque la vida pasa por otro lado.

+) Y, una situación institucional preocupante: fragmentación excesiva, la cada vez menor retención de miembros, la falta de estudio en las logias y en las obediencias, el encierro místico, la transformación de las logias en clubes de amigos o de negocios, etc. La cada vez mayor distancia entre la masonería y la academia: cada vez son menos los intelectuales que están en nuestras columnas, lo mismo que los miembros del sistema político. Y está empezando a pasar asimismo con los miembros del sistema asociativo civil, que hacen cada vez menor el nexo entre ambos sistemas. Y con esto, lo que digo es que estamos quedando sin correas de trasmisión entre los ideales de nuestro Templo y la Sociedad. Nos estamos encerrando cada vez más, y esto nos aleja naturalmente del mundo al cual debemos construir. Y todo esto sin mencionar las famosas regularidades masónicas a lo que se suma ahora el llamado de la masonería inglesa a protagonizar una guerra contra la llamada irregularidad. Un absurdo.

Este panorama, entonces, es el que representa las debilidades actuales de nuestra Institución. Esto no quiere decir que aquí, allá, y más allá aun, no se hagan cosas muy interesantes, que se convoquen reflexiones altamente removedores y no complacientes. Hay un inconformismo en nuestra institución que se desarrolla de manera muy masónica, con franqueza, en el respeto y en la fraternidad, pero que desea avanzar contra las fuerzas del bloqueo y del statu quo. En lo que aun tenemos déficit es en poner en tensión y en conexión esas iniciativas, esa manera de mirar lejos, con amplitud y altura los nuevos horizontes humanos, para ahora si poner en tensión la visión hacia el futuro.

Y ahora bien, volviendo al presente, qué hacer en el aquí y ahora? ¿Qué cosas podemos hacer, para avanzar en esa dirección?. Inspirados justamente en nuestros Principios Fundamentales de CIMAS, es que voy a dar una lista sin orden jerárquicos ni temporales. Solo cosas sobre las cuales podemos y debemos insistir y poner nuestro empeño en defender donde sea atacada y realizar donde se pueda, porque ellas son justamente las portadoras de futuro:

1) Potenciar los ideales democráticos y republicanos. Estos ideales serán vapuleados y posiblemente debilitados, incluso de manera extrema. Pero son una aspiración universal. Hay que potenciar esta aspiración. No hay mejor manera que trabajar para el futuro que trabajar por la sustentabilidad de la democracia. No hay mejor manera que reforzar la democracia que inspirar ideales republicanos.

2) La laicidad. Es el complemento necesario para que se potencie la idea de la democracia. La democracia podrá ser útil a la humanidad, si es laica, es decir, si no está comprometida con ninguno de los poderes ideológicos o religiosos del mundo; sino no sería democracia. La gobernanza mundial es cada vez más una necesidad. De esto se habla poco, pero lo saben todos.

Por ello cada quien intenta desde ahora, ubicarse en ese panorama de futuro. Al continuar trabajando a favor de los ideales laicos, estamos trabajando por una gobernanza mundial neutral de las influencias dogmáticas.

3) La definición y la búsqueda del bien común universal: Para la lógica del mercado, no hay nada que no sea posible transformar en una mercancía sometida a un precio y un beneficio. Potenciar algunas ideas, como por ejemplo que el aire, el Espacio, la Antártida, el Amazonas, la Tierra, el agua y la enseñanza básica, son bienes comunes y que no deben aplicarse a ellos la lógica mercantil, e intentar hacerlo conciencia pública, es una manera muy importante de luchar contra el desbocamiento de la lógica mercantil, y por un desarrollo sustentable.

4) Explorar el desarrollo de una economía que escape a las lógicas del mercado y del lucro. Hay muchas formas de crear conciencia de que es posible trabajar y desarrollar un sistema de vida altruista, sin caer en la lógica mercantil estrecha. Por ejemplo: estimulando los sistemas de microcrédito entre particulares cooperativizados. Estimulando los sistemas de trueque.

Desarrollando las compras mayoristas cooperativas. Fomentando sistemas comunitarios de vida. Generar en donde sea posible una economía de la gratuidad basada en el interés general.

5) Generar conciencia de la necesidad de una educación gratuita y de calidad durante ciertas etapas de la vida a cargo de la comunidad, como un bien común.

6) Trabajar por la no violencia y la paz mundial.

7) Crear conciencia acerca de la necesidad de una gobernanza mundial. No puede haber globalización mercantil sin globalización política. La primera arrasará la segunda y se impondrá. Solo una gobernanza mundial democrática basada en el interés general, podrá poner ciertas regulaciones a un mercado sin límites.

8) Trabajar por el cuidado del medio ambiente, por evitar el cambio climático y por la explotación económica sustentable de la tierra.

9) Desarrollar una conciencia cosmopolita: el ser ciudadanos del mundo.

10) Formar hombres y mujeres nuevos: que desarrollen el inconformismo contra lo que viene dado como norma; la rebelión frente a lo ineluctable, la insolencia del optimismo como moral, y la fraternidad humana como ambición y guía.

11) No perder el sentido de la memoria histórica: trasmitir valores, trasmitir ejemplos de la historia que nos ha hecho grandes como humanos.

12) Luchas contra la alienación y cosificación humana: enseñar, trasmitir y practicar que lo único que valoramos son los seres humanos y que ellos tienen un valor intrínseco por ese solo hecho de ser una persona.

13) Propagar la noción de que el amor por el otro, y entonces por sí mismo, es la condición necesaria para la supervivencia humana.

14) Desarrollar ONG's que puedan ocuparse de manera altruista de resolver los problemas que el mercado no puede resolver, situándose entre un servicio público burocrático e ineficiente y muchas veces corrupto, y el servicio privado movido por el lucro. Y por último, desarrollar un espíritu de resistencia que nos permita hacer frente a todas las opresiones, en el espíritu del libro “Indignaos!” de Stephane Hessel.

La Masonería de Progreso que nosotros representamos, cuyos fundamentos están contenidos en la Declaración de Principios de CIMAS, tiene suficientes valores a desarrollar como para trabajar para un mundo diferente, sabiendo que ese otro mundo es posible, sí, pero a condición de que trabajemos por ello.

Y justamente, esto consiste en trabajar para desarrollar la existencia de hombres y mujeres que a partir de la iniciación, devengan ciudadanos conscientes de su rol, con conocimientos, e implicados en la construcción de su comunidad de pertenencia, pero con una visión global que los comprometa con la construcción de la humanidad.

Una tarea primordial para los masones de hoy, hacia ellos mismos y hacia la sociedad, es formar, construir y educar a este nuevo individuo, abierto al mundo, para que él devenga un sujeto consciente de la construcción de la nueva civilización humana.

Nuevos impactos nos irá reservando la vida en sociedad, la local, la nacional y la global, hoy todas absolutamente interconectadas, en la medida que el cambio global se vaya desarrollando. Mantener la democracia esencial, hoy más que nunca necesita y necesitará, para su supervivencia, de ciudadanos activos, no solamente informados, sino con capacidad de traducir esa información y hacerla inteligible, también capaz de actuar en la vida colectiva de la comunidad, sea política o asociativa, local, nacional y/o global. Cada vez más, la ciudadanía tendrá varias dimensiones, en la medida de la complejidad general.

Por ello nuestro acento debe estar en promover un proceso fuerte de construcción, individual y colectivo. Hay que impulsar un desarrollo en las ideas y los valores que serán las bases subjetivas y afectivas de los comportamientos sociales, empezando por la tolerancia y la solidaridad, pero ampliándolo a las nuevas realidades y sorpresas que el nuevo mundo nos deparará. Hay que potenciar los ideales y los fundamentos democráticos y republicanos, para que todos los miembros de una comunidad tengan los conocimientos y las posibilidades de participación. Es decir, tenemos una inmensa tarea por delante, en una época difícil, caracterizada por el estímulo al repliegue sobre la vida privada y el consumo desorbitado, y el abandono de la cosa pública en manos de tecnócratas, demagogos, incompetentes o corruptos.

El futuro está en nuestras manos, y él nos pertenecerá a condición de que hagamos algo por él. No es desde el aislamiento en la comodidad aparente de nuestras logias que podremos protagonizar la transformación. Si esperamos que sean otros los que lo hagan, y no hacemos nada nosotros, ya sabemos lo que ha de suceder. Y compartiremos las responsabilidades.



3. “Los Desafíos Actuales de la Francmasonería Liberal y Adogmática”.

Ilustre H.•. Daniel Keller
Gran Maestro del Gran Oriente de Francia

El tercer milenio que comienza parece caracterizado por une serie de regresiones que recuerdan el pasado. Los síntomas son diferentes según las regiones del mundo. Se asiste en Oriente Medio al renacimiento de un terrorismo que se reclama de una religión. A otra parte, los dogmatismos reencuentran un nuevo vigor. En Europa, las Iglesias decidieron volver a reocupar el campo de los problemas de sociedad por motivo que las leyes vigentes no podrían depender únicamente de la sola voluntad del pueblo. En América, la ideología liberal dominante modificó profundamente los enlaces sociales e impidió las democracias que han seguido décadas de dictadura de mantener las promesas por las cuales los ciudadanos han luchado. Las Iglesias renunciaron desde hace tiempo a las perspectivas que la teología de la liberación podía ofrecer para volver a ser de las instituciones al servicio de un determinado conservadurismo en sociedades muy segmentadas.

Tenemos el sentimiento que por todas partes del mundo que la historia de las naciones en términos de progreso y reducción de desigualdades se ha detenido y que las esperanzas nacidas al final del Siglo XX después de la caída de los totalitarismos y dictaduras, que marcaron terriblemente el continente meridional americano, pertenecen a un pasado caduco.

La universalización priva en adelante a los Estados de una verdadera libertad en la medida en que las normas de los intercambios internacionales imponen dependencias que son realmente cadenas invisibles. El ejemplo de Grecia pone de manifiesto que los Estados no tienen muchas soluciones para resistir: someterse o desaparecer.

El tercer milenio inventó un nuevo tipo de dictadura, invisible, sin dictador, pero aún más inflexible: la dictadura de la interdependencia de los Estados dictada por las normas del mercado mundial y las finanzas internacionales, nueva forma de mano invisible, que permiten a la vez a la economía mundializada funcionar y asignan a cada Estado a un lugar determinado en el conjunto de las naciones y la organización de los intercambios. Se podría calificar a esta organización de “taylorismo estatal” en quien cada uno tiene un lugar pero del que está prohibido salir conforme a las leyes de la división internacional que les corresponden.

Los pueblos son las grandes víctimas de esta organización porque las ambiciones de progreso social para todos, de salida de la pobreza para las categorías más frágiles, de mejor justicia social, se vuelven un sueño inaccesible. Tales evoluciones son contrarias a los principios de la francmasonería que profesa la idea que se pueden a la vez mejorar el hombre y la sociedad. Este sueño se llevó en Sudamérica por numerosos francmasones que fueron al origen de las guerras de liberación e independencia. Este combate fue a menudo doloroso pero aportó una dignidad al pueblo interesado que sigue siendo aún muy presente en la memoria colectiva.

En cambio, la ambición de la francmasonería debe en adelante en todas partes en el mundo enfrentar vientos desfavorables y por eso los masones deben estar en la vanguardia del combate de la dignidad humana. Este combate es el del humanismo del siglo XXI. No una confrontación puramente filosófica sino una lucha contra todas las formas de exclusión que nuestras sociedades secretan.

Esta lucha constituirá lo que está en juego a nivel decisivo en las próximas décadas. Ya pues que o el hombre aceptará vivir encadenado como es cada día un poco más el caso o se rebelará para afirmar ciegamente su libertad si no se le proponen perspectivas liberadoras.

La francmasonería tiene un papel que desempeñar en la construcción pacífica y solidaria de un mundo mejor porque es portadora de una filosofía de la emancipación de los hombres que se funda en la idea de progresividad. La libertad que se debe instaurar no es una donación del cielo. No es la manifestación de una voluntad divina. No debe ser tampoco el resultado de un abuso de autoridad cuyos se sabe que no da nunca buenos resultados. La libertad es en primer lugar un proceso de liberación lento y continuo. Es lo que nos enseña el camino masónico. Todo este recorrido iniciático se basa en la construcción de un ser en porvenir que se realiza progresivamente, porque la libertad no es más que una liberación en el tiempo de los determinismos que condicionan a priori a cada individuo.

Es porque el recorrido masónico pone en escena esta búsqueda de liberación que la francmasonería esta mejor colocada para ayudar a la sociedad en este trabajo más global de mejoría de la condición de los hombres y de las mujeres que lo mas necesitan. La francmasonería muestra un camino, está al servicio de todos y debe pues implicarse activamente en la transformación de la sociedad teniendo en cuenta que las instituciones políticas no desempeñan ya el papel que debería ser el suyo.

La francmasonería tiene también una misión particular en este contexto: funda su ambición, como lo anuncié, sobre un posible progreso que se haría de manera pacífica. El humanismo de mañana no podría ser creado en la violencia y los países de Sudamérica sufrieron demasiado de la violencia para enfrentase de nuevo al horror de las guerras civiles. Es el papel de los masones depositar en la sociedad los instrumentos de un progreso que reúne el conjunto de las capas sociales y federa cada nación en un pacto social al servicio de todos.

Esta perspectiva no es más que la transposición al mundo real de la voluntad de reunir lo que es disperso y de amoldar la sociedad al modelo sociocultural que construimos nosotros en las logias.

En efecto, la francmasonería lleva en su seno una ética de la democracia que puede ser el laboratorio de las experiencias democráticas cuyos países del continente suramericano tienen aún necesidad. Es el papel que desempeñó en Francia en la instalación de la República. Sin tomar el lugar de los políticos, la francmasonería dio a la República naciente los cuadros de lo que tenía necesidad para funcionar. Permitió a este régimen convertirse en el régimen de la libertad para todos asociando al mismo tiempo progreso político y progreso social.

Es este papel que debe aún desempeñar a través del mundo. En consecuencia, es necesario más que nunca que la francmasonería se implique en la vida de la ciudad con la voluntad de volver a dar a cada ciudadano una esperanza real en un futuro mejor. No se puede dejar esta perspectiva a las solas manos de las Iglesias que tienen siempre la tentación de reenviar la felicidad de los pueblos hacia otro mundo. La francmasonería que no es una Iglesia ni un partido político está sola a poder dar una dimensión concreta a las esperas del pueblo fuera de todo dogmatismo. Pretende en efecto dar a cada uno los medios de su autonomía y procurar que cada uno pueda implicarse en la mejoría de la vida de la ciudad.

Los medios de contradecir al retorno a los dogmatismos se basan en las herramientas contenidas en nuestras Constituciones o en nuestras Declaraciones de principios. Enuncian los pilares del deber de libertad que nosotros nos hemos fijado. Ya que la libertad no es solamente un derecho, es, para todo iniciado, un deber, tanto es cierto que “renunciar a su libertad, es renunciar a su calidad de hombre”, así como lo señalara muy precisamente Rousseau.

La primera vía del camino de la libertad que lleva la francmasonería es la de la libertad de conciencia. Esta libertad es fundadora de los derechos humanos en los cuales las democracias se apoyan. Sin libertad de conciencia, la libertad de opinión o la libertad de expresión no podrían desarrollarse. Sin derechos humanos no hay derechos del ciudadano perenne. En efecto, la afirmación de tal o tal convicción presupone la posibilidad de liberarse de toda forma de dogmatismo. La posibilidad de ejercer una libertad presupone el reconocimiento de un derecho natural que funda el principio de humanidad. A este respecto, la libertad de creer no podría concebirse sin la posibilidad de no creer. En el caso contrario, la libertad de conciencia sería más una tolerancia que una libertad. Es importante ser ahora vigilante sobre los obstáculos que se ponen a la expresión de esa libertad y a las tentativas de encuadramiento que observamos muy a menudo.

El masón debe precisamente ser un combatiente de la libertad en un mundo donde los ataques a ésta son cada vez más numerosas, en un mundo donde el concepto de igualdad de los derechos queda un largo camino por recorrer. Es a través de la construcción de Estados de Derecho que se crearán las posibilidades de la expansión individual y que llegaremos a trabajar en la mejoría del hombre y de la sociedad. Estas dos ambiciones son complementarias una de la otra, se enriquecen mutuamente.

El Estado de Derecho es en efecto la forma que debe tomar el ideal republicano apreciado a los masones. Nos viene del siglo de las Luces, época durante el cual este Estado comenzó a tomar una forma institucional. Pero esta ambición siguió siendo inacabada. Permanece un combate esencial en la medida en que se basa en la voluntad de construir una sociedad donde la reciprocidad de los derechos funda el pacto político y limita el ejercicio de la autoridad. Allí aún encontramos el modelo de sociabilidad que el trabajo en logia sugiere en la distribución de los roles de cada uno y la manera de formar los vínculos de fraternidad. Se trata de una utopía que encuentra su concretización en el espacio particular de nuestros talleres. Debe inspirar al mundo profano.

Por supuesto, esta ambición debe permitir la transformación progresiva de la sociedad pero debe también inspirar las relaciones entre los Estados. Hoy las normas del intercambio internacional se vinculan demasiado a menudo con una forma de lucha de todos en contra de todos. Las tentativas de cooperación no han permitido verdaderamente el cambio de las reglas del juego. Corresponde a la francmasonería trabajar a la realización de esta “República universal” que movilizó a nuestros antecesores en el siglo XVIII. En efecto, reunir lo que es disperso necesita favorecer el acercamiento de los pueblos con la preocupación de una mejor comprensión al servicio de un ideal de paz. Esta idea siempre ha inspirado a los francmasones en su voluntad de constituir reagrupaciones masónicas. La Confederación interamericana de la masonería simbólica (CIMAS) en América Latina es un ejemplo. Eso demuestra nuestra capacidad para abrir el futuro.

La tarea es inmensa, destaca simplemente el hecho de que la masonería liberal y Adogmática constituye una esperanza que debemos saber promover. El papel del francmasón consiste en llevar los ideales de esta francmasonería fuera del templo, con el fin de poner de manifiesto que es un factor de esperanza.

Esperanza a nivel social como lo vimos, pero también esperanza espiritual. El compromiso al servicio de los otros es la verdadera escuela del trabajo sobre sí mismo. El masón se mejora y se convierte el mismo a través de los otros. El compromiso en el mundo es la primera etapa de la mejoría de sí mismo. Los otros nos hacen llegar a ser lo que queremos ser. El trabajo masónico nos permite así desarrollar una espiritualidad que no es un rezo a Dios pero la experiencia de una fraternidad en acto, fraternidad para los hombres y las mujeres con los cuales compartimos la humana condición pero que poco a poco no son ya las simples sombras que cruzamos cada día.

La francmasonería permite así ir hasta el final del deber de libertad, es decir, para experimentar de ese momento en que el propio deber, voluntariamente asumido y conscientemente apropiado, se convierte en una libertad. Así habremos hecho el camino que nos conducirá a encontrar la luz, esta luz que al voltear hacia los otros nos lleva al encuentro de nosotros mismos y nos hacen descubrir que cada hombre es todo el hombre, que cada uno de entre nosotros es portador del principio de humanidad y que la búsqueda de una igual dignidad para todos los humanos debe seguir siendo la máxima de todas nuestras acciones.

B.- TEMAS DE ESTUDIO

1. LOS FRANCMASONES FRENTE A LOS DOGMAS Y DOCTRINAS DEL TERCER MILENIO: LA LIBERTAD COMO DEBER.
Ilustre H.•. Alain Fumaz
Gran Oriente de Francia
Gran Logia Constitucional del Perú
Delegado del CIMAS para Europa

Una parte del ideal de las Luces ha sido llevada por la masonería nacida en el siglo XVIII. Este ideal de Libertad, de Igualdad y de Fraternidad se exportó con los "Libertadores" figuras emblemáticas que supieron transmitir estas ideas nobles en el Continente americano.

El hombre, ser evolucionado y privilegiado, posee la conciencia y el libre albedrio. Puede pues pensar y orientar sus propias elecciones. Todo hombre tiene el derecho y el deber de forjarse su propia opinión y de expresarlo libremente. En eso la libertad es una ideología de combate y un mito movilizador cuyas funciones son luchar contra los obstáculos, los abusos, los poderes sin reparto, es decir contra la dominación del hombre por el hombre.

Todo ser humano es una célula de un mismo cuerpo: la humanidad. Por lo tanto somos todos interdependientes unos de otros, con los mismos derechos y los mismos deberes, y esto por todas partes de la planeta.

Un pensamiento libre es un pensamiento que está siempre disponible, siempre abierto a revisiones, a investigaciones, a nuevas ideas, que no rechaza por lo tanto ningún medio de enfoque, que no rechaza nada a priori, que analiza todas las maneras de pensar, que no se encierra en ningún sistema, dogma o doctrina, para descubrir la parcela de verdad que cada uno puede detener. El pensamiento está solo al servicio del humano, sabiendo que lo que es humano puede revestir de mil formas cambiantes según los lugares, los tiempos, los hábitos, los modos de vida. Buscamos la verdad, a mi conocimiento es todavía a descubrir.

No debe haber monopolio de la masonería, ni de ninguna otra manera de pensar, ya que es en la diversidad y en la pluralidad de nuestras Obediencias liberales, sin ninguna exclusiva ni anatema reductor y pretencioso, que el ideal masónico puede expresarse plenamente.

Nuestras tenidas deben ser un espacio de diálogo y de intercambio razonado, favorecido por la pertenencia a la francmasonería en general y a su ética en particular. Es en el respeto y la apertura a los otros que acercaremos lo que está disperso. La confianza en el hombre y en su razón nos lleva a creer en su perfectibilidad y en la de las sociedades.

Nuestra época se caracteriza por tal laxismo de los valores, que la presentación de las exigencias morales bajo la forma de deber aparece, a menudo, como difícil. Nuestro espíritu nos guía naturalmente hacia la satisfacción de nuestras necesidades, nos orienta, demasiado a menudo, hacia la búsqueda de nuestro solo interés.

Sin embargo frente a las dificultades y amenazas que nos invaden de todas partes, hay una dimensión fundamental capaz de trastornar hasta en sus fundamentos los sistemas que estructuran el conjunto de la humanidad, y de liberar la existencia humana individual y colectiva de las amenazas que pesan sobre ella. Esta dimensión fundamental es el Hombre, el Hombre en su integralidad, el Hombre que vive al mismo tiempo en la esfera de los valores materiales y en la de los valores espirituales. Tendremos siempre que desconfiarnos de las tentaciones de la simplificación. En su complejidad el Hombre no podrá nunca ser reducido a una idea simple.

Estas amenazas las conocemos, se nombran: guerra, racismo, integrismo, terrorismo, dogmatismo y todas las formas de desprecio del hombre en su realidad individual, social, política, religiosa. Todas las amenazas, bajo una forma u otra, con o sin violencia, aplastan al Hombre y lo reducen de una manera dramática al miserable estatuto de cosa y objeto. Su conciencia, su libertad, su dignidad, su cuerpo, su salud, su vida, cada día y por todas partes son desconocidos y tratado indignamente.

Ante esta misteriosa realidad que somos, todos y cada uno, la razón a menudo es ciega. Nuestro corazón sin embargo puede presentirlo. Se va del absoluto del Hombre como de su libertad, es necesario hacer la experiencia para adquirir la certeza. Los discursos, promesas, serían inútiles si, sobre tales temas, no podríamos encontrarnos si queremos llegar hasta el final de lo que somos y si queremos convertirnos en Hombres dignos de este nombre y de la Humanidad que llevamos.

Por lo tanto y eso es nuestro deber, dar una respuesta sin olvidar que nos concierne directamente. Esta respuesta, es necesario contemplarla como nuestro primer deber fundamental. ¿Qué definición queremos dar de nosotros mismos y de todo hombre? ¿Creemos en el Hombre, y cuál es el contenido de tal fe? ¿Están convencidos que la fe que tenemos sobre esta cuestión puede decidir de toda nuestra vida, orientarla y que al contrario, sin esta fe, corremos el riesgo de encerrarnos en todos los callejones sin salida de la mediocridad humana y moral? Es necesario elevarse para ver el mundo con distancia, con el fin de poder volverse a sumergirse para actuar con eficacia.

Aristóteles definía al Hombre como un “animal racional”, es decir, un ser vivo dotado de pensamiento. Bajo una forma u otra la tradición filosófica adoptará los mismos términos, para intentar circunscribir esta realidad imperceptible y compleja: un ser vivo que piensa, que reflexiona, que elige, que quiere. El Hombre no podrá nunca negar estas dualidades que lo constituyen y lo definen. Por muy inhumano que pueda ser, así deshumanizado que pueda revelarse a veces, nunca él no podrá sumergirse en la pura bestialidad, ni sublimarse en el solo pensamiento. Nunca ni ángel, ni bestia, nunca completamente negro, ni completamente blanco. El Hombre puede, en el concreto de su vida, traicionar quien es, faltar a su definición, pero ésta no lo faltará. Lo constituye e incluso lo juzga. La Humanidad está en nosotros como una posibilidad, como un ideal que debe realizarse, como lo que debemos hacer para ser digno de lo que somos, y también como la regla, como la norma interior que no puede mentir y que nos juzgará. Solo el Hombre puede ser la síntesis permanente y progresiva de la vida y del pensamiento. No puede escaparse al mismo. Es, al mismo tiempo, su límite y su grandeza, su fragilidad y su dignidad.

El Masón es particularmente invitado a meditar sobre el mismo, a comprender que lo es, no por supuesto para encerrarse en el pequeño círculo de una ilusoria suficiencia, sino para dar a su vida, a su inteligencia y a su libertad los fundamentos sin los cuales nada bello, nada de sólido, nada de útil nunca podrá construirse. ¿Cómo en efecto, acabarnos, cómo realizarnos, si seguimos siendo ciegos e ignorantes de nuestras fundaciones y de nuestros principios, que nos agrada repetir . Cómo elegir entre el ser que soy y el deber que debo realizar? A menudo interpretamos un personaje, o más bien una serie de roles en función de la imagen que desearíamos imponer. Este personaje, “Persona” en latín, designa la máscara de la tragedia. Ahora bien la comedia social sólo se convierte en tragedia que cuando nos convertimos en incapaces de controlar, administrar, controlar el rol del personaje. Ilusión sobre el valor de la vida, de mi vida. Ilusión de satisfacción, ilusión de la autosatisfacción, ilusión de la presunción personal, ilusión de la relación, ilusión de la identidad, ilusión de libertad.

¿Estas ilusiones no serían la necesidad del ego? La duda, la crítica, el despertar de la conciencia y el juicio moral se sienten en el deber de mostrar el camino hacia una sabiduría que permitirá al Hombre sobrepasar algunos modelos impuestos por una sociedad tecnócrata e individualista. Esta metodología podemos encontrarla en la enseñanza y la práctica de nuestros principios. Nuestros rituales, en cada grado, nos dan la enseñanza. Más que nunca “el conócete a ti mismo” se requiere. Es necesario encontrarse para avanzar. Es solamente cuando el autoconocimiento se estableció que la conciencia del otro puede ser reconocida, y puede serlo sobre el camino que no es solamente el del pensamiento, pero sobre el camino del corazón.

El Humanismo personalista es esencialmente comunitario. A lo largo de la historia, las relaciones del Hombre y de la sociedad a menudo han tomado la forma de un conflicto violento e insidioso. Las realizaciones concretas todavía no fueron siempre en favor de la persona. No sólo “las democracias son mortales”, sino que son raras. Como ser humano el Hombre es parte de un conjunto, como persona es única. Individuos pueden contarse y añadirse, las personas ciertamente no. La sociedad es para el Hombre y no el Hombre para la sociedad. Esta frase tiene valor y dignidad de dogma.

Si se cree en el Hombre entonces toda sociedad está para él, y nunca el revés. Frente a eso el Masón se siente en el deber de ser todavía delante de el mismo, allí donde debe elegirse, quererse, juntarse también al término de una búsqueda larga y generosa, de una larga marcha a la cual deberá poco a poco triunfar de todos los determinismos que lo condicionan para entrar en la tierra prometida de su humanidad verdadera. Será necesario ciertamente mucha sabiduría, paciencia y humildad, mucho tiempo, hasta toda una vida para ir al fondo de nosotros. El Hombre es el autor todavía del mismo. Eso inscribe la esperanza y perspectivas de evolución.

Esta esperanza es Humanista y encuentra su existencia en la relación humana. Se construye en la fragilidad de nuestras vidas, con nuestros tanteos, nuestras dudas, nuestras debilidades, como una pequeña luz en la noche, como una clase de confianza que se busca. La verdadera riqueza de mañana, es la relación y la creatividad, en oposición a todas las formas de individualismo.

La amistad es una manera de transformar modestamente el mundo a su medida, pero una medida alrededor a nuestro alcance. En este mundo de eficacia y resultado, habitado por la ilusión que todo problema debe necesariamente tener una solución, me parece también importante dar otra dimensión a la vida: la de su fragilidad, sus dudas, sus vacilaciones, por las cuales se puede mostrarse más abierto a otros que el cuyas convicciones están habitadas por dogmas inquebrantables y a menudo pretenciosamente exclusivos. Esta esperanza por fin la encontraremos en una realización del amor, fruto de un mundo o la visión, constituida por el amor, llevará en ella las promesas de una reconciliación y de un renacimiento.

Es nuestra misión de tender la mano a los hombres para ir delante de los días siguientes que serán lo que haremos. Por estos días que queremos mejores, vivimos y practicamos esta bonita virtud que es el Amor, esta palabra simple pero tan maravillosa en su expresión original, que genera la esperanza y condiciona el futuro. Mañana será lo que haremos, pero nuestra calidad de masón nos impone que esta meta se ajuste a nuestros ideales y a nuestro compromiso libremente aceptado de acuerdo en nuestra iniciación. Un día el Universalismo será el género humano.


La francmasonería latinoamericana está en evolución, las Obediencias liberales que preconizan la libertad absoluta de conciencia ganan terreno y se estructuran. América Latina es un continente en pleno desarrollo y la masonería constituye una esperanza para más libertad e igualdad en este Continente.

La evolución del mundo moderno tiende cada vez más a organizarse a escala internacional, cada día nuevos organismos políticos, económicos o financieros son creados quiénes vienen para sobreponerse en los Estados nacionales. Frente a este mundo en movimiento perpetuo y sus contornos vagos, los masones desean que la unidad del mundo se realice pero privilegiando el corazón y la razón en vez que las estructuras económicas o políticas. El lazo solidario y fraternal es una forma moral de regulación y de obligaciones que devuelve la sociedad coherente. Cada uno desempeña un papel cuando las tensiones se exacerban, cuando las agresividades amenazan, cuando los fundamentales son el motivo de una discusión. El CIMAS es la expresión total de nuestra voluntad y de nuestros valores que debemos canalizar y orientar para impactar como actor en este mundo desorientado.

A través de los siglos la francmasonería siempre enarboló el estandarte de un humanismo responsable. La armonía del pavimento mosaico tiene en el reparto igual de los cuadrados blancos y negros, bien ordenados y siempre confrontados con sus inversos para reflejar opiniones diversas. El CIMAS en sus componentes múltiples sociales, culturales, espirituales y fraternales es una posibilidad de expresar la voz de la razón humana, para un lazo fundamental de solidaridad entre los humanos que favorecen la armonía universal porque los Hombres necesitan amor y libertad. ¿Entonces por qué nuestra unión que viene a fortificar nuestras diferencias no nos haría participar a la concepción de este nuevo mundo?

Es tomando posición, ocupando un espacio ya tomado por muchos otros, revelándonos tales como somos, fijando nuestra visión humanista y solidaria del mundo que haremos evolucionar nuestra estructura. Porque no intentar un año masónico de la solidaridad con acciones respaldadas oficialmente, tomas de palabra en los canales de comunicación de ahora, capaces de alcanzar a los pocos segundos todos los rincones del planeta. Inventemos una dinámica nueva, es decir salir de los viejos esquemas y viejas ideas, pero capaces de tomar en su cuenta no sólo los mensajes de Jaurés, las intuiciones de Marx, los análisis de Keynes pero también el mensaje liberal que fundó la revolución Francesa de 1789.

Como el mundo podría cambiar si cada Hombre, si todo Hombre podía adquirir un poco mas de humanidad, un poco más de interioridad. Cuantas riquezas falsas caerían, cuantas ambiciones parecerían vanas. Habría ciertamente menos ruidos y más silencio, menos idolatría por todo lo que se parece y más respeto a los valores del corazón. Las máscaras podrían caer, y nuestras verdades profundas desarrollarse más fácilmente. Nacer a su interioridad, a su humanidad es nacer por fin a su libertad. Ella también está en nosotros como una posibilidad, una llamada, una exigencia, una conquista y no como una posesión asegurada. Nuestra presencia en el CIMAS es el testimonio de nuestra libertad, mostremos nuestra voluntad y sepamos entrar en la acción. Es urgente luchar contra la idea que nada es posible, que estamos encarcelados en una lógica que nos sobrepasa y nos haría resignar a la fatalidad de los acontecimientos y un cierto orden de las cosas que, la mayoría de las veces es un gran desorden de las cosas. Es urgente reencontrar una reflexión común sobre la manera de hacer las cosas juntas. La verdad no está inscrita en alguna parte, es el fruto de un debate ordenado seguido de una acción. El francmasón debe tener la esperanza de un mundo nuevo.

Esta esperanza está constituida por su convicción que este mundo es posible. Esto implica una visión positiva de la vida, cuyo factor principal es la fe en el Hombre y en su visión que dice que por naturaleza, el Hombre puede cambiar y adaptarse a fines más precisos que a sus intereses egoístas. El Hombre es siempre el autor de sí mismo. Esto marca la esperanza y las perspectivas de evolución. Es nuestra misión de tenderles la mano a los hombres para ir avanzando hacia un futuro que será lo que lo nosotros haremos.

El CIMAS por su estructura y nuestros ideales comunes representa este fabuloso incentivo que podrá ayudar a mover el mundo. Los discursos, las promesas, serían vanas si, sobre tales proyectos no pudiéramos encontrarnos y unirnos en la acción para ir hacia este proyecto. Entonces tenemos y esto es nuestro deber dar una respuesta sin olvidar que directamente nos concierne en la plenitud y la soberanía de nuestras Obediencias. Demos un sentido al humanismo, a nuestro humanismo, con sus valores de tolerancia y de solidaridad como fundamento esencial la dignidad del Hombre, es decir tener el reflejo de nuestra imagen en la mirada del otro.

Repetiré la frase de William Shakespeare que invita a la postura activa del Hombre libre y responsable " sabemos lo que somos, no sabemos lo que podríamos ser ", entonces tratemos de descubrirlo por nuestras acciones comunes para mostrar que el futuro tiene siempre que construirse y que somos siempre estos constructores en toda libertad, sin dogmas o doctrinas impuestas. Terminare con Cocteau que decía « el verbo amar es difícil de conjugar. Su pasado es simple, su presente es imperfecto y su futuro siempre es condicional »

2. LOS FRANCMASONES FRENTE A LOS DOGMAS Y DOCTRINAS DEL TERCER MILENI0: LA LIBERTAD COMO DEBER.

Ilustre Hna.•. Anca Nicoleusco
Soberana Gran Comendadora - Rumania

Dentro de pocos años, en 2017, se cumplirán tres siglos desde el momento histórico en el que cuatro logias masónicas con asiento en Londres constituyeron la primera Gran Logia especulativa de la que se tenga conocimiento. Por primera vez un grupo de logias de masones abandonaban su antiguo oficio de albañiles para dedicarse a la especulación filosófica. Nacía así la francmasonería moderna.

No es tema del presente artículo dilucidar si estos eran los verdaderos masones, ni si tenían mayor legitimidad que los que se negaron a acompañarlos en tal evento fundacional. Ni siquiera cuestionaremos si los antiguos límites establecidos en las constituciones inglesas de 1717 y 1724 tenían o no la entidad suficiente para imponerse luego –como lo hicieron- como base de la denominada regularidad masónica. Al respecto nos remitimos a lo que ya hemos dicho.

Más importante que indagar las raíces de la regularidad, o discutir sobre los sistemas masónicos de reconocimiento entre Grandes Logias (me refiero al denominado Derecho Interpotencial Masónico) o la marca de origen de las distintas corrientes que conforman la francmasonería, es el hecho de reconocer que a partir de esa fecha surgió el modelo de masón "libre y aceptado" cuyo estereotipo ha sobrevivido a casi tres siglos de existencia. Eso es lo que nos interesa.

Los masones del siglo XVIII asumieron como propia la herencia de las grandes corporaciones de constructores de la antigüedad y del medioevo. Reunieron un conjunto de documentos importantes –algunos verdaderos y otros de dudoso origen- y se construyeron para sí mismos un meta-relato, un mito de base con una dinámica propia que permitió que se siguiese enriqueciendo hasta el día de hoy en la medida que la historiografía encontró nuevos y mejores indicios de la existencia real de grandes gremios de albañiles, de sus secretos, de sus ritos y de sus respectivas tradiciones.

Tal fue el éxito de esta sociedad de masones especulativos que pronto se convirtió en el contrapeso secular más importante de la Iglesia Católica que no tardó en excomulgarlos en masa ante la impotencia de su avance.
Pocas instituciones en la historia de la civilización humana gozan del privilegio de haber sido testigos de las grandes mutaciones de la cultura y de la sociabilidad. Cada era trajo consigo sus propias estructuras cívicas, sus formas de gobierno y sus filósofos. Occidente es el resultado de un conglomerado de culturas e imperios que se sucedieron a lo largo de más de dos milenios y que, a su vez, venían de sufrir la influencia de antiguas culturas del Mediterráneo Oriental y del Oriente Medio.

En su ensayo sobre "El Espíritu de la Política ", el filósofo y sacerdote catalán Raymond Panikkar afirma que el mundo moderno sigue siendo la continuación de una historia europea y cristiana, definámoslo como Sacro Imperio Romano Germánico, Occidente, Civilización Occidental o Democracias. Podríamos afirmar que la religión goza de esa rara categoría institucional de la que hablábamos al principio. Aún con sus mutaciones, sus conflictos, cismas, reformas y excesos, el cristianismo, corporizado en sus iglesias, ha sobrevivido al paso del tiempo e influido profundamente en el derrotero de la historia.

Sin embargo, no es la religión el único factor perenne en la cultura occidental desde el momento en que irrumpió en su seno el agudo proceso de secularización que dio por resultado el actual estatus de separación entre las iglesias y los Estados y los conflictos que aún se dirimen entre ambos campos. Entre los factores que intervinieron activamente en ese proceso deben mencionarse principalmente las estructuras comunales y las asociaciones gremiales. La francmasonería es –al mismo tiempo- un fenómeno burgués y una consecuencia directa de la organización de las corporaciones de oficios ligados a la construcción. Desde esta perspectiva ha sido participe primario de la construcción de la sociedad secular.

Conceptos como "laicismo", "laicidad" y "secularidad" son motivo de arduo debate entre los actores de la cultura y la política. Se trata de una confrontación que continúa en pleno desarrollo y que afecta directamente al campo social en la medida que éste reclama cada vez mayores libertades que frecuentemente colisionan con los límites del dogma y la moral que impera en el campo religioso.

Pese a que el público tiende a creer que este proceso de secularización nace con la Ilustración y el advenimiento del relativismo como resultado inmediato de la valoración de la razón y la ciencia, la realidad es que aquella corriente secular hunde sus raíces en tiempos remotísimos y que su desarrollo ha acompañado el devenir de la historia con un protagonismo sólo equiparable al de las religiones.

Este otro campo tiene en su mismo centro a otra institución milenaria que, luego de sufrir sus propias mutaciones, cismas y reformas, ha devenido en lo que actualmente denominamos Masonería, cuyo sentido y significado es el objeto mismo de este pequeño artículo.

Uno de los aspectos más irritantes del momento histórico que vivimos es la crisis de las definiciones. En esencia, la posmodernidad tiende a la hibridación, a la exaltación de la cultura popular, el descreimiento de la autoridad intelectual y científica y la desconfianza ante los grandes relatos. Si la modernidad defendía la diversidad de las diferentes culturas bajo el primado de los derechos humanos como base normativa de "una vida libre de dominación", la posmodernidad –tanto en el sentido de cultura o el de civilización- se ha caracterizado por la dificultad de sus planteamientos, ya que no forma una corriente de pensamiento unificada.

No sabemos exactamente de qué hablamos cuando mencionamos los términos familia, género, amor, religión, vida, etc. Todo el tiempo nos vemos obligados a entender y explicar a nuestro interlocutor qué cosa significa para nosotros aquello que durante siglos había permanecido inmutable, seguro, confiable.

Por decenas de generaciones la civilización occidental no supo nada de hogares multifamiliares, derechos de minorías sexuales, amor libre, dudas acerca de qué significaba ser religioso ni si la vida podía ser interrumpida en el seno materno. La lujuria, la sodomía, los abortos y la apostasía eran el ámbito del pecado, el territorio del mal, la ruptura del orden que las masas no discutían. Roto ese orden todo ha debido ser replanteado, redefinido y reclasificado.

Así las cosas hoy resulta más importante definir qué significa ser humano, religioso o masón antes que intentar definir qué es la humanidad, la religión o la masonería, pues según avanza la historia, se multiplican los conceptos de humanidad, religión y, también, de masonería. El lenguaje se ha vuelto babélico, confuso y superficial. No debiera entonces llamarnos la atención ésta necesidad de definir claramente qué significa hoy ser masón, puesto que, seguramente, descubriremos las infinitas diferencias que han surgido al respecto en los albores del siglo XXI y la profunda ruptura de la antigua tradición que intenta, no sin un enorme esfuerzo, perpetuarse en un mar de opiniones, posiciones confusas y extravíos diversos.

Conocida mi posición en torno a los "Orígenes Cristianos de la Francmasonería ", ampliamente expuesta en varios volúmenes que preceden a este ensayo, no por ello desconozco la posición de quienes proponen un análisis del fenómeno masónico desde la teoría de la sociabilidad –como en su momento me reclamara mi colega Víctor Guerra- pues tan cierto es el hecho religioso subyacente en la actitud masónica como su fuerte penetración en la historia fruto de su actuación colectiva en el plano secular. Desde esa perspectiva pueden concebirse de antemano dos vertientes a su vez divididas en numerosas ramas: La de los tradicionales y la de los seculares. Si existe una significación masónica debiera contener a ambos. Si tal significación no existe –asunto que nos proponemos indagar- la masonería, tal como la hemos conocido, transita sus últimos solsticios.

Aun así, si nos proponemos preguntarnos qué significa ser masón no podemos soslayar las opiniones más relevantes en torno a qué es la masonería aunque, como masón, comparta la vieja frase de Perogrullo que reza que es mucho más fácil decir qué no es la masonería.

Tampoco podemos abstraernos al hecho histórico, ni al mito ni a la leyenda sobre los que la Masonería ha construido su sistema de perfeccionamiento humano, hecho que pone de manifiesto a priori la incompatibilidad de lo masónico con la posmodernidad en tanto que esta se caracteriza por la incredulidad respecto de los grandes relatos, el desprecio por la utopías y el fin de los ideales.

Toda la estructura de la Francmasonería está construida justamente sobre una meta-relato, mitad histórico, mitad mítico, concebido como una gran utopía y lleno de ideales. Un hombre que renegase de estas tres características no podría, en verdad, ser masón. Continuaremos desarrollando estas ideas en futuras entregas.

3. LOS FRANCMASONES FRENTE A LOS DOGMAS Y DOCTRINAS DEL TERCER MILENIO: LA LIBERTAD COMO DEBER

TOLERANCIA O “AGUANTANCIA”
R.•. H.•. Hernan de la Barra Ibarra
Logia Adam kadmon 10
Gran Oriente de Chile

1. Introducción
La LIBERTAD como elemento significante en la interacción humana en el devenir de la civilización nos permite inferir que ésta, a diferencia del Libre Albedrío, cumple un rol biopsicosocial en tanto y en cuanto sus particularidades y complejidades específicas propenden a la autenticidad del ser humano.

Mientras más son los avances en la sociedad hay mayor responsabilidad pues toda integración que amenace a la integridad o dignidad humanas no es ciencia ni menos progreso, puesto que no todo avance social es lícito cuando no es moralmente admisible ni conveniente.

Sin embargo, esto se empeora cuando nuestra cultura no comprende ni reconoce la EXISTENCIA DE OTRO DIFERENTE, ni superior ni inferior, reduciendo el concepto de Libertad al suyo propio, llevando a la reducción de la razón en si misma hasta que niega su lazo con la vida misma, manipulándola y destruyéndola.

La crisis social actual en cuanto a la Libertad como Deber no es de método sino que de sentido pues lo cuestionable es el sentido y significación valóricos en lo cotidiano y en el contexto cultural. Este fenómeno se observa cuando la libertad se restringe a modelos artificiales que aparentemente ofrecen una comunicación racional en constructos de relación y donde la “razón” constituye diversos discursos pero en un marco intersubjetivo y, donde la construcción de la identidad se confronta al Yo y al Otro, a partir del reconocimiento de las diferencias.

Se supondría de manera muy simplista que el objeto de la libertad debiera elevar la autoestima restableciendo las relaciones armónicas con el entorno social, sin embargo, esto no siempre restablece el legítimo afán de felicidad.

Siguiendo el postulado Cartesiano “pienso, luego existo”, se reduce el mundo a objeto instrumental para la razón, haciendo que la finalidad humana esté en la autorrealización donde lo libre y lo no libre adquieren una nueva dimensión debido a como impactan sus formas en la sensibilidad humana. Este es el origen de la problemática social respecto a la libertad en tanto que al individuo se le niega sus dimensiones propia y ambiental, constituyendo un punto de conexión por contradicción entre lo individual y lo social; y en este caso queda reducida a esta contradicción excluyendo lo natural, y a su vez lo natural excluye la cultura y, por tanto, la libertad.

La Ausencia de Libertad es una categorización en que se reflejan los fenómenos de la realidad adversos y en que la actitud humana es negativa respecto de tales fenómenos. Socialmente obstaculiza a la libre manifestación y al florecimiento de las fuerzas vitales del hombre por el desenvolvimiento limitado y monstruosamente unilateral de dichas fuerzas y por la descomposición del ideal de libertad.

El hombre busca su libertad con el fin de satisfacer ciertas necesidades humanas enfrentándose con la motivación psicológica del juicio de valor y con las repercusiones psíquicas originadas como resultado de una desviación del ideal de libertad.

2. Desarrollo
Frente a los dogmas y doctrinas y aplicando los preceptos que definen a la Masonería: Libertad-Igualdad-Fraternidad, la historia nos ha demostrado que los masones han experimentado el primer concepto, es decir la Libertad como predominante siendo los otros dos restantes subsidiarios o derivativos de aquel. Sin embargo, la Libertad es un concepto dinámico en el tiempo y que cambia históricamente porque la actitud mental de libertad está condicionada por el medio social y su posición dentro de ella. Ejemplo de ello es la dinámica de apreciación de los llamados Landmarks que si bien racionalmente se consideran inmodificables su interpretación a tendido un dinamismo histórico y que hasta el día de hoy existen controversias en la regularidad e irregularidad masónicas.

En este punto entramos en un contrapunto porque de lo anterior se infiere que es preferible plantearse un concepto personal de libertad según la propia apercepción realista y no según la imagen de libertad que tiene el constructo social porque la mayor parte de los masones logran satisfacer su apercepción de libertad cuando esta afecta a su identidad como tales.

Más aun, responder a lo que es ser libre es difícil pues la observación de nuestro entorno nos muestra delicados matices entre lo que se siente como libre y lo que no lo es.

La masonería enfoca a la axiología en general como constructo social aplicando valores superiores que se convierten en aspiraciones e ideales donde el hombre, como ser social, es el único ser capaz de valorar; es decir, los valores se construyen en el intercambio de las relaciones sociales entre los hombres.

Dícese que los masones son tolerantes y libre pensadores, sin embargo esto en la práctica no es más que una propensión a sujetarse a la menor incertidumbre posible porque estamos hablando de actos que se suponen que mejorarían lo que ya es existente en el individuo y que frecuentemente impactan considerablemente en el modo de vida del sujeto.

¿La masonería tiene dogmas?. La respuesta es afirmativa toda vez que su llamada regularidad rechaza la iniciación femenina, a los limitado físicamente, el impedimento a masones para ingresar a otras logias argumentando que son irregulares o que no hay reconocimiento de “paz y amistad”, etc. A mayor abundamiento, ¿pueden los varones homosexuales entrar a la masonería? Y, las mujeres que son lesbianas?; y los transexuales? Y que pasa si uno de sus integrantes “sale del closet” o se cambia de sexo?, como ocurrió con un alto grado en el Gran Oriente de Francia.

En fin, y como lo dice el tema que convoca a este Congreso: LA LIBERTAD COMO DEBER, el nudo Gordiano es definir cuales son los deberes masónicos y como hacerlos operativos. Si consideramos las tres cuestiones que se plantean en el testamento masónico es sencillo en apariencia pero no en la práctica. Se consulta sobre los deberes para con Dios, para con el hombre y para con la humanidad.
En mi opinión, y siendo tratando de no ser dogmático, son estas tres cuestiones las que tiene que resolver la Masonería el plantearse en el Tercer Milenio pues conllevan a un contexto ético sin apartarse del sentido especial que persiguen sus propósitos.
Parece sencillo, sin embargo todo masón está sujeto como ente valorador a su conciencia psicológica, es decir se reconoce actuando como sujeto de acción, conociendo el acto, los medios, los fines y las consecuencias de lo que ejecuta; pero además debe haber otro componente y que se llama Libertad, es decir un momento que lleva en ciertos instantes a decidir por Si ó o por No, y no una reacción de actuar instintivamente que es propio del dogmático.

Hay tres puntos de contacto que hacen complejo el tema: lo axiológico en cuanto a la capacidad de aplicación simbólica: lo filosófico, apelando a la experiencia intuitiva o evidente para aplicarla al análisis del conocimiento humano considerando y comprendiendo a los hechos en el contexto socio-histórico en el que ocurren; y lo ambiental como perspectiva integradora y de relación cultural que rompe con las separaciones entre clases, grupos sociales, regiones y países.

Hay algunas circunstancias socio-históricas en que la Masonería como Institución Moral ha sido “aguantante” ó pseudo-tolerante más allá de declaraciones de buena crianza, por ejemplo en regímenes dictatoriales donde se ha violado los derechos humanos, el terrorismo de Estado, la Corrupción y Nepotismo en organismos Estatales y/o gubernamentales, la contaminación del planeta, el respeto a las minorías, etc.; legitimando con su inacción lo ilegítimo con lo cual pierde su respeto y credibilidad al sacralizar con el olvido aquellos fines deleznables.

3.- Conclusión.
En consecuencia, la Masonería, frente a dogmas y doctrinas, mientras contradiga y deforme la esencia humana tolerando lo más brutal y grotesco que muestran las llamadas redes sociales, y que más parecen cloacas sociales, no cumplirá jamás el propósito de las tres preguntas esenciales que se enfrentan todo recipiendario en el Cuarto de Reflexión y que son a mi juicio, la base de conducta activa que debemos tener los masones para enfrentar los cambios acelerados que trae el nuevo milenio.

El Bien Verdadero e Integral está en el respeto a la dignidad humana y a sus derechos inconculcables, donde la libertad esté al servicio del hombre tomando de sus valores morales la vertiente de su finalidad y , lo más importante, la comprensión de sus límites.
La Masonería debe ser cauta en que no todo lo admisible y/o conveniente es necesariamente lícito pues puede traer consecuencias imprevisibles. Mientras más son los avances que trae el siglo 21, hay mayor responsabilidad pues toda integración que amenace a la integridad o dignidad humanas no es ciencia ni menos progreso.

Es mi palabra


4. UTILIDAD Y NECESIDAD DE LA MASONERIA EN LA ACTUALIDAD

Ilustre Hna.•. Anca Nicoleusco
Soberana Gran Comendadora - Rumania
RRy QQ HH
Bastantes veces nos podemos interrogar, sobre si la Francmasonería tiene aún algún papel a desempeñar para la Sociedad en el tercer milenario. Esta cuestión puede plantearse con la siguiente pregunta, ¿continua teniendo sentido la existencia de la Francmasonería iniciática y cuál es su necesidad o utilidad?

Para responder a esta cuestión es necesario analizar cuáles son los principios fundamentales de nuestro Orden. Este análisis debe permitirnos de constatar si estos principios son todavía válidos o si es necesario cambiarlos y modernizarlos como algunos Francmasones pretenden. La Francmasonería tiene como meta fundamental la agrupación de hombres libres que, en aras de esta libertad individual, preconiza la libertad de ideas y proponen que los habitantes de cada país sean hombres libres y no esclavos. Por ello resulta imperiosamente necesario para sus propio desarrollo existencia de estructuras democráticas Ya vemos que hay una relación inmueble et muy importante entre Democracia y Francmasonería.

La Francmasonería es un Orden iniciático que tiene componentes exotéricos y esotéricos y que intenta inculcar a sus miembros unos valores morales mediante símbolos para que en éstos se produzca un perfeccionamiento personal que luego pueda ser proyectada a la sociedad en donde ellos viven. De poco sirve si cada uno de nosotros seamos excelente si sólo queda encerrado dentro de nosotros. Esta proyección no de la Orden por si misma sino de los miembros que la constituye es fundamental para la mejora y desarrollo de la Humanidad.
Son los valores éticos de la tolerancia, de la comprensión, del amor fraterno, de la solidaridad, etc., los valores que defiende la Franc Masonería y que intenta inculcar a sus miembros mediante símbolos. Precisamente se trata de un Orden Iniciativo que intenta recoger junto a las tradiciones de la Edad Media, tradiciones mucho más antiguas que se han ido transmitiendo por vía iniciática. Estos símbolos pueden tener distintos tipos de profundidad y nos permiten distintos niveles de interpretación de los mismos. Es evidente que la significación de los conceptos de libertad, de igualdad, de amor fraterno, de solidaridad, etc., no estaba la misma en el siglo XVIII que en la actualidad.

Al principio del Siglo XVIII nuestros antepasados los Constructores de Catedrales, intuyeron la necesidad de continuar a propagar los principios y valores que habían inspirado la Francmasonería operativa y por la misma dieron el paso a la Francmasonería especulativa. Probablemente una de las razones fundamentales fue la necesidad de defender unos principios de tipo espirituales, filosóficos, éticos y morales que no eran por la mayoría establecidos en la Sociedad de aquellos tiempos.

En efecto, en aquellos tiempos lo que predominaba en Europa eran los Imperios y Reinos autocráticos, en lo cuales la realidad individual del ser humano no tenia importancia y en donde la libertad, solidaridad, tolerancia, etc. no existían. Este es el motivo por el cual los antiguas constructores de Catedrales y Templos decidieron que había llegado el momento de construir otro tipo de Templos, el Templo individual, albergue de la Verdad y de la Libertad, en donde se necesitaba un trabajo individual de mejora personal, que pudiera servir luego de faro y guía a todos los hombres de la tierra.

Para este trabajo pensaron utilizar de un modo simbólico las mismas herramientas que los constructores operativos empleaban pero, dándoles un nuevo valor moral que transmitiera la significación necesaria para alcanzar los objetivos que se habían propuesto. Este perfeccionamiento personal llamado construcción del Templo individual no debía, sin embargo, quedar meramente personal sino debía trascender a la Sociedad, por la irradiación energética de los propios miembros de la Institución.

La utilización, como guía de las tres grandes luces ha marcado el camino que debían seguir sus miembros en esta tarea de perfeccionamiento. El Volumen de la Ley Sagrada nos ha de llevar hacia la Verdad, indicándonos los deberes que tenemos como hombres, la Escuadra la forma de regular adecuadamente nuestra vida y nuestras acciones y el Compás nos señala el papel que la mente creadora debe de desempeñar para alcanzar las más altas cotas de perfeccionamiento. Los principios y valores que la Franc masonería promovía entre sus miembros eran fundamentales para que al traspasarse a la Sociedad, ésta pudiera experimentar una evolución positiva y crecer dando a cada hombre las posibilidades de desarrollar al máximo sus potencialidades.

Este perfeccionamiento personal que la Francmasonería inculca a sus miembros y que se traduce en la expresión simbólica de que el trabajo debe consistir en ir desbastando nuestra piedra bruta para irla pulimentando hasta poder alcanzar como meta final, límite al que tendemos, el convertirnos en una piedra cúbica perfecta, sin asperezas y con las aristas bien talladas. Tal como ya hemos indicado este cambio individual debe trascender y proyectarse hacia el entorno y expandirse a toda la Humanidad.

Pero cuales son las principales características que conforman la Francmasonería:

La espiritualidad definida por un gran amigo mío como “religiosidad entendida como una emoción fundada en la convicción de una armonía entre nosotros y el universo, que la hace compatible con las diversas formas de religiosidad, tanto la aconfesional como la propia de las distintas confesiones”, el simbolismo, la fraternidad, la racionalidad.

La Francmasonería se propone un perfeccionamiento universal. De ahí su universalidad que se manifiesta en expresiones tales como fraternidad universal, cadena de unión, unidad institucional pero con total autonomía y soberanía de los varios Estados existentes y regularidad que trata de mantener ese carácter unitario.

Entre los Siglos XVIII y XIX en Europa, durante los imperios y reinos autocráticos, junto con las potencias coloniales, la Francmasonería desarrollo el individualismo y adopto una actitud revolucionaria. A partir de la segunda mitad del Siglo XX, con dos guerras mundiales, la nueva lucha entre nacionalismo y fascismo, el peligro de la guerra atómica, el carácter necesariamente global de la Ecología, etc., la Francmasonería ha tenido que recobrar su visión ecuménica que, para Anderson era su principal característica.

Las perspectivas de la Francmasonería, en cuanto su relación con la actividad pública de sus miembros como ciudadanos, serían las siguientes:
La globalidad (acción en común, amplitud de visión, universalismo)
La fraternidad que opera en distintos planos:

Como una relación especial de afecto entre los miembros que se manifiesta en la ayuda mutua.
Como un vínculo objetivo que les liga entre sí, en la Cadena de Unión dando cohesión social.
Como el carácter de la Institución misma, que es una Fraternidad o fratría que exige el reconocimiento del otro.
Como la proyección de todo ello en la Sociedad exterior, en la comunidad universal de los seres humanos.

En la Francmasonería de hoy tiene que coordinarse la fraternidad (que como la igualdad, es una relación horizontal, cuyo símbolo es el nivel, con el deber de servicio y de disciplina, que es una relación vertical, cuyo símbolo es el mallete).

La libertad de conciencia, de expresión, de creatividad individual y en general las de carácter democrático. La libertad de opinión es la primera y más sagrada de todas las libertades
La igualdad en principal, al acceso de la salud y a la enseñanza y a la supresión de todo lo que fuere discriminatorio o arbitrario, es decir "igualdad en la dignidad".
La tolerancia, que supone la legitimidad del pluralismo, en cuanto a la creencia y a la cultura. Pero en el mismo tiempo la negación del integrismo o de cualquier otro radicalismo, dentro de la creencia o de la política.

La Francmasonería trata de ser el Centro de la Unión para todas las posiciones, etnias y nacionalidades, filosofías y tendencias políticas
Por lo cual tiene que mantener una estricta "imparcialidad" y "objetividad" entre todas ellas.

Por lo cual rechaza toda clase de integrismos o fundamentalismos (integrismo religioso, musulmán, hebreo, cristiano, etc. así como también los integrismos nacionalistas, xenofobia, etc.).
Por lo cual tiene que apoyar la paz y la democracia, y estar en contra de la guerra y la violencia.
Por lo cual debe buscar las vías de conciliación o mediación, para la resolución de toda especie de conflictos.

¿Quiénes son, por tanto, los enemigos básicos de la Francmasonería?
Los enemigos son el fanatismo, la ignorancia, la ambición, las ideas que se oponen al progreso etc., y es contra estos enemigos que ha luchado continuamente la Francmasonería.

Al principio del Siglo XXI podemos observar como en diferentes formas estos enemigos continúan estando presentes.

El primer enemigo, los fundamentalismos de determinadas confesiones políticas o religiosas, los fanatismos que hacen que sólo yo esté en posesión de la verdad y nadie más que yo esté en posesión de la verdad; hace que estos fanatismos comporten una falta de libertad real, ya que su objetivo es que haya un pensamiento único, en la que todo el mundo vea a través de la forma que yo explico ya que estoy en posesión de la verdad absoluta está cada vez más presente.

El segundo enemigo que continua vigente en el Siglo XXI es la ignorancia. Parece un poco paradójica esta afirmación, pero hay algunos elementos que nos permiten sostener esta afirmación. El hecho de que las tecnologías hayan avanzado, de que la comunicación sea muy rápida, de que hoy podamos utilizar Internet y ponernos en contacto inmediato con todo el mundo, etc., podría dar lugar a pensar que ha disminuido el nivel de ignorancia pero yo creo que lo que hace es aumentarlo ya que hace que la gente piense menos, tenga menos criterio, sea menos libre y por tanto la prueba la tenemos en que si analizamos los diferentes medios de información y de comunicación vemos que cada vez están más globalizados, son más idénticos, y con ello se produce una menor capacidad de pensamiento; esto mismo podemos observarlo también en una formación académica mucho más cerrada, más tecnocrática y con menos capacidad creativa individual. Hoy estamos muy lejos de conseguir aquello que se alcanzó en la primera mitad del Siglo XX y por ello la ignorancia va aumentando y a medida que aumenta la ignorancia aumentan los problemas y hace que el desarrollo de la humanidad se estanque.

El tercer enemigo tradicional para no entrar en otros muchos, es la ambición, el fenómeno más característico de la civilización occidental de finales del Siglo XX y principios del Siglo XXI. ¿En qué se traduce esta ambición? Se traduce en señalar que una persona no vale por lo que es sino por lo que tiene, que lo importante es el triunfo social, que lo importante es la competitividad, y que lo importante es el consumismo, lo que yo pueda comprar y cuantas más cosas pueda comprar más importante seré. Esto hace entonces que haya insolidaridad, que el ser humano que tengo delante es un adversario al que debo batir para que yo pueda triunfar, etc. Por tanto estamos en plena vigencia de aquellos elementos, enemigos, que nuestros antepasados ya consideraban que eran grandes problemas y por los cuales fueron evolucionando en una Institución como la nuestra.

En esta época en que se está imponiendo el pensamiento único y la globalización que sirven para que el ser humano sea menos libre, aumenten las desigualdades y se incremente la insolidaridad los valores que nosotros defendemos son la antítesis de estos valores negativos que se van extendiendo en nuestra cultura. Ante, los fanatismos la tolerancia, es decir, admitir al que es distinto, aceptar que otro pueda pensar de forma distinta a la nuestra, admitir que nadie está en posesión de la verdad absoluta, y que las diferentes visiones por tanto son, en todo caso, facetas y caras de una verdad absoluta que cada uno observa y que a veces como caras opuestas de una misma figura, podría parecernos que son antagónicas cuando en realidad no lo son. Esta tolerancia que nos ha de permitir aceptar al diferente, al extraño, que nos ha de permitir conocer mejor al otro y cuando mejor conozcamos a las personas más disminuirá el racismo y la xenofobia, factores que hoy día continúan teniendo un peso importante en nuestra sociedad. Este es un valor importante en el que debemos profundizar para intentar compensar, contrarrestar y anular con nuestro ejemplo y nuestra acción, en el entorno en que nos movemos, los males que el fanatismo posee.

Ante la ignorancia, el conocimiento, el conocimiento personal, el conocimiento enriquecedor, el conocimiento que ha de permitir que el ser humano sea capaz de poseer criterios propios, de poseer unos parámetros que le han de permitir analizar si aquello que ve, o aquello que le dicen, reúne o no las condiciones y valores que se le intentan inculcar. Actualmente en algunas ocasiones parece que lo más importante es negar una realidad, ya que de esta forma hace que ésta no exista. Es necesario que fomentemos al máximo el conocimiento, la comprensión el que volvamos a los valores de la educación de extraer de cada uno lo mejor de lo que disponga y de conducirle a niveles más altos.

En este sentido que me gustaría decir le que debería ser la perspectiva de la Franc masonería por el siglo 21. Creo que hay que permanecer fiel a las nociones de base. La FM no es una ONG, no es una secta, no es una religión, es una forma moral personal con proyección hacia fuera que defiende los valores que continúan siendo de actualidad. Por consiguiente, pienso que si nosotros sabemos explicar el uso de estos valores, integrándolos en el contexto presente que enfrenta a los enemigos centenarios, el FM, a un futuro definitivamente positivo. Yo soy optimista en el futuro de la FM. (Si nosotros queremos que se transforme la institución en un ONG seguro que nosotros no tenemos el futuro porque hay las personas que lo hacen bien y son nosotros si nosotros) Continuamos a pro fundir ahondando los principios esotéricos y los iniciáticos de la tradición. Yo pienso que manteniendo los principios de base y mientras siendo fiel a nuestras raíces, estas raíces de base, las raíces profundas de nuestro Orden, nosotros tenemos un futuro prometedor que, yo espero, permitirá alcanzar al la FM una nueva evolución durante el siglo de XXI.

Uno se tienta para preguntarse lo que puede ser hoy día el papel y el futuro de una institución que quiere estar por un lado apolítico, en sus labores, cortado del mundo “profano” y por otro lado, refiriéndose constantemente a una Tradición aparentemente proviniendo de tiempos pasados.

Si la masonería no se propone accionar en el mundo externo, los masones, ellos, están allí presentes y es normal y feliz que los recursos psíquicos, morales y espirituales adquiridos por la vía iniciática tienen una repercusión en sus vidas. Una verdadera formación masónica cambia inevitablemente las ópticas y las perspectivas de la persona iniciada, lo lleva para que asuma más a menudo las responsabilidades, lo refuerza, lo reconforte, lo hace más lúcido y más fraternal.

Hoy, en la crisis del espíritu y las dificultades materiales que el mundo debe enfrentar, el hombre siente indudablemente una inquietud y una frustración. La sociedad en la cual vive, lo prepara mal para actuar y reaccionar; el espectáculo de un declive marcados por la poner en cuestión de todas las instituciones y todo los valores, la dudas de algunos, la expansión del malestar social que poner en peligro, el edificio social, conducen a la mayoría a una lenta y oscura resignación.

En este mundo en la crisis, la Francmasonería, llamando en la persona, al individuo auténtico, y apuntando para despertar en el las fuerzas de la esperanza y de la fe tiene ciertamente un papel para jugar.

Ella tiene más que nunca su razón de estar en esos tiempos lleno de solitud y uniformización, manteniendo comunidades vivientes de hombres unidos por un esfuerzo común y una confianza recíproca. Finalmente, ahora que tantas venerables instituciones se preguntan y preocupan, la masonería auténtica puede iluminar, rellenar y fortificar las numerosas personas que siguen convencida que, nuestra especie tiene un destino cósmico y un trabajo para lograr en los caminos de la mente.

Una tal acción no es ni nostálgica, ni antiguada. Al contrario ella contesta a la inquietud del hombre de hoy y de siempre, mientras le da un mensaje viviente de esperanza y fraternidad, y la posibilidad de poner en obra sus recursos secretos de fe, valor y amor.

Sin dogmatismo, sin prejuicios, fuera de toda la ideología, la Francmasonería iniciática se está basando en el hombre, en su destino en su búsqueda de la Verdad..
Vuelta a la Tradición? Seguramente Pero a la Tradición pensada y vivida como un perpetuo presente y por consiguiente como futuro, a la Tradición cuyo papel es arraigar, inspirar, movilizar al hombre de hoy al amanecer de tiempos difíciles y quizá tiempos peligrosos.

Es por qué la Francmasonería tiene la confianza en sus destinos. Se sabe abierta, precisamente por la claridad y el tamaño de sus objetivos, a muchos hombres de buena voluntad. Éstos deben saber que esta institución ha estado extensivamente traicionada por la imagen que algunos le han dado. En realidad ella es garante por sus propios principios de su libertad y su independencia.

Un Hermano nuestro defina "la Francmasonería es una especie de escuela de formación multidisciplinaria en la cual por el hecho de reunir en el seno de sus Logias a Hermanos de diferentes procedencias, aptitudes y conocimientos forzosamente hace que cada uno de los miembros que se encuentran deba extraer algunas conclusiones; la primera de las cuales de forma indudable es la de que no sólo nosotros tenemos una idea sino que también los otros Hermanos tienen ideas, que los otros pueden aprender de nosotros, pero que nosotros también podemos aprender de ellos y que el conjunto de lo que cada uno manifiesta, el conjunto de las aportaciones de los diferentes Hermanos en la Logia hace que salgamos mucho más enriquecidos y que el todo que cada uno se lleva es siempre mucho más que la suma de las partes".

La necesidad de implantar los valores, los valores importantes, los valores que el paso los aspectos del humanista ellos y cuenta del sostenimiento de los aspectos esenciales son lo que da el sentido en nuestra Institución. Y nosotros debemos hacerlo con la tradición limpie al Franco la Albañilería, sin tener necesidad de actualizaciones o cambios que no respetan la tradición. Yo pienso que la sociedad, sobre todo la sociedad joven, empieza a requerir la existencia de instituciones que estos valores dan y que hasta ahora he/it no los encuentre, probablemente porque nosotros no supimos explicarlo, e hizo a ese muchos jovenzuelos ir al ONG's es o ese muchos jovenzuelos va a buscar estos valores tradicionales en el non las filosofías limpias de nuestra tradición, pero en otras culturas, en cuanto al ejemplo los orientales.

Una última palabra: el masonic las estancias ideales, como todo el ideal, un objetivo lejos. Un cuadro a menudo evocado lo expresa bien, el uno de un Templo siempre incompleto. Los Francmasones tienen la conciencia para ser los hombres como el otro, con su debilidad y sus hiatos. Pero es decir que ellos encontraron en el Establo, también, lo que los empuja pasar el itself/themselves y ahondar el itself/themselves irresistiblemente. A la limitación el gropings todo inseparable del andares humano, los Francmasones del Establo Femenino Grande de necesidad de Rumania ser comprometido en el camino de Luz. Es su vocación y su Esperanza.

Gracias.














C.- ACTA DE 8va. ASAMBLEA CIMAS 2015

En Homenaje al Muy Respetable Hermano JUAN SALAZAR NOVOA OE
CAJAMARCA – REPUBLICA DEL PERU - 20 al 23 DE Agosto de 2015


En la Benemérita ciudad de Cajamarca, corazón de la América a los 22 días del mes de Agosto de 2015 a mediodía en punto se da comienzo a la VIII Asamblea de la Confederación Americana de Masonería Simbólica estando presentes los siguientes miembros:

1) Anfitrión, Gran Logia Oriental del Perú, representado por el MRH Mario Gamboa Briceño
2) Gran Oriente Federal de la República Argentina, representado por el RH Daniel Riveros
3) Gran Oriente de Chile representado por el MRH Omar Roche Valenzuela
4) Gran Oriente de la Francmasonería del Uruguay, representado por el MRH Pablo Folena
5) Gran Oriente Unido de la República del Ecuador, representado por Serenísimo Gran Maestre Nicolás Naranjo Borja.
6) Gran Oriente Ecuatoriano Nueva Era representada por LA M.•.R.•.Hna.•. Hermana Polimia Enríquez.
7) Federación colombiana de Logias Masónicas representado por el RH Fernando Navarro Herrera
8) Gran Logia Patriótica del Perú representado por el Gran Maestro MRH Luis Fernando León Pizarro.
9) Gran Logia Mixta Universal de México; representado por el Muy Resp Hermano Elbio Laxalte Terra (por poder)
10) Gran Logia Constitucional del Perú representado por el MRH Jaime Díaz Vidal
11) Gran Logia Omega de New York representado por el MRH Louis Daly
12) Gran Oriente Central de la República Argentina, representado por el MRH Arturo Morras
13) Gran Logia Soberana de LL.•. y AA.•. MM.•. de Venezuela, representado por el MRH Héctor Maduro Ghersi
14) Gran Oriente Central de Colombia representado por RH Sergio Casanova

MIEMBROS DE HONOR

1. Anca Nicolescu GRAN LOGIA FEMENINA DE RUMANIA
2. MRHDaniel Keller Gran Maestro del GRAN ORIENTE DE FRANCIA


CANDIDATOS A INGRESAR
GRAN ORIENTE DE COLOMBIA representado por el MRH Rodrigo Granado Suarez.


VISITANTES

1. Gran Logia madre CAMEA Italia representado por el M.•.RH Roberto
Luongo.
2. Gran Oriente de México; representado por el GM.•. el MRH.•. José de Jesús López Nieto.

3. Gran Logia del Norte del Perú, representado por el MRH.•. Tulio Segura Rojas, Past GM.•.

4. Gran Logia Occidental del Perú, representado por el RH.•. David Perales Bracamonte.



ORDEN DEL DIA

1) Verificación del quórum: se constató el quórum de miembros plenos presentes y miembros de honor.

2) LECTURA DE LA DECLARACION DE CAJAMARCA: se decidió que la versión definitiva se votará en la tenida masónica del 23 de agosto de 2015. APU

3) Apertura de la asamblea por parte del presidente: palabras del MRH Daniel de Lucia.

4) Elección de Presidente y Secretario de la asamblea de Cimas. El QH Iván Herrera Michel propone a la VHna María Victoria Blanquicett y secretaria a la VHna. Miriam Pacheco Rodríguez de la Federación Colombiana de Logias Masónicas las cuales fueron aprobadas por unanimidad, posteriormente son instaladas como autoridades de la asamblea.

5) Informe de Candidatos a Cimas: se procede a la lectura de los informes de las obediencias aplomadoras 1) Carlos José del Campo Machado, Gran Maestro Gran Logia Central de Colombia y David Name Terán Gran Maestro de la Federación Colombiana de Logias Masónicas. El informe fue ampliado por el RH Iván Herrera Michel y RH Elbio Laxalte Terra que resaltaron la calidad de la obediencia candidata.

6) Mociona la RH Laura Acuña de Nájera la inclusión del Gran Oriente de Colombia a CIMAS , se procede a la votación y es aprobada por unanimidad

7) INGRESO DEL GRAN ORIENTE DE COLOMBIA A CIMAS: con aplausos y reconocimiento fraterno se incluye dentro de la nómina de miembros plenos a la potencia ingresante.

8) Informe del presidente saliente de CIMAS: hace referencias sobre la gestión y experiencias de los años de gestión. El presidente saliente exige el compromiso de generar una comisión para recuperar los archivos de cimas y hace la recomendación para un mejor desempeño de la gestión entrante se generen condiciones administrativas y operativas que permitan su correcto funcionamiento. Se propone trabajar animadamente para intercambiar información entre las Grandes Logias y Grandes Orientes de América para lograr fraternidad verdadera y el compromiso ineludible de seguir poblando los talleres masónicos con nuevos miembros para mejorar nuestra sociedad

9) Propuestas varias:

a) Propuesta como miembro observador/asociado de CAMEA a Cimas. Después de un breve intercambio de opiniones, se informa por Secretaria que la propuesta se acepta y que deberá cumplir los procedimientos administrativos correspondientes nombrando una comisión aplomadora. APU

b) ESTUDIO Y MODIFICACION DE LOS REGLAMENTOS GENERALES: se discute sobre la necesidad de rever los reglamentos de CIMAS por lo que se propone una comisión para la revisión de los reglamentos de CIMAS.APU

c) PROCEDIMIENTO DE MODIFICACION DE REGLAMENTOS: Se estipula que cada obediencia miembro envíe a Secretaria de CIMAS su propuesta de modificación de reglamentos con la correspondiente de motivos. Las mismas se recibirán hasta 22 de FEBRERO DE 2016; las propuestas recibidas serán analizadas por una comisión especial conformada por la nueva junta directiva, Past-presidentes de CIMAS, más dos miembros que escoja libremente la Junta Directiva. APU
d) LLAMADO A ASAMBLEA EXTRAODINARIA: En el año 2016 se llama a asamblea extraordinaria de CIMAS, con el único objeto de aprobar los nuevos estatutos de CIMAS. Se propone la ciudad de Mendoza, República Argentina para la realización de esta asamblea en el mes de Julio. Siendo el Gran Oriente Federal de la República Argentina los organizadores de la misma.

e) Protocolo de entrega de información a nuevo Directorio de CIMAS: teniendo en cuenta las dificultades vistas en periodos anteriores, esta asamblea decide establece por única vez y solicita que sea incluido en el proyecto de nuevos reglamentos un protocolo de entrega de información de la junta directiva saliente y entrante. Este protocolo constará de los siguientes puntos 1) entrega de emails de autoridades salientes a las entrantes (accesos y contraseñas) 2) cesión del dominio web de CIMAS 3) entrega de archivo historio físico y virtual a la nueva directiva 4) Confección de un directorio actualizado de cada una de las obediencias miembros

f) ELECCION DE PROXIMA SEDE DEL ENCUENTRO DE CIMAS: habiéndose recibido por Secretaria la postulación para la realización del 9° Encuentro de CIMAS en el año 2017 de parte de la Gran Logia Central de Colombia, se pone a consideración y sin recibir ninguna otra propuesta se aprueba por unanimidad, la ciudad de Villavicencio sede de la Gran Logia Central de Colombia.

g) TEMAS DE ESTUDIO PROXIMO ENCUENTRO: concedió la palabra y se propuso los siguientes temas: “ La masonería y su participación en la sociedad en crisis” , “ CIMAS y la participación de las nuevas integrantes “, asimismo se solicitó que se integren los conceptos de espiritualidad en los temas de CIMAS; otro temas propuesto es que en la agenda se deje un espacio para intercambio de opiniones entre sus miembros, otro tema fue “ una mirada hacia el interior de la masonería” , “la masonería operativa como una necesidad histórica” ante la variedad de temas propuestos, se determinó que la Junta Directiva defina los temas y sean registrados con anterioridad para sus conocimiento.

10) ELECCION DE AUTORIDADES 2015-2017
a. Habiéndose recibido por secretaria en tiempo y forma las candidaturas de los Queridos Hermanos Walter Vargas Portocarrero para Presidente de Cimas y Enrique Alva Anduaga para Secretario de Cimas respectivamente. Se pone a consideración de la asamblea las candidaturas presentadas las que son aprobadas por unanimidad.

b. Por presidencia se solicita postulaciones para completar los cargos vacantes del Directorio de Cimas; RHIván Herrera Michel mocionó a la VH María Victoria Blanquicett (Fedelogias Colombia) como Vicepresidente, la cual fue aprobada por unanimidad. Se postuló como 2° secretario de Cimas al RH Sergio Casanova Díaz (Gran Logia Central de Colombia) el cual fue aprobado por unanimidad y se postuló para Vocal a la QHna. Ana María López (GOFMU) Habiendo cumplido con la elección de todos los cargos, se procedió a juramento de rigor e instalación de nuevas autoridades.

Habiéndose tratado todos los puntos del orden del día y siendo medianoche en punto se cierra la asamblea de CIMAS.

VH María Victoria Blanquicett Presidenta VIII Asamblea de CIMAS
VH Miriam Pacheco Rodríguez Secretaria VIII Asamblea de CIMAS

D.- LISTA DE ASISTENTES
NOMBRE APELLIDO PATERNO APELLIDO MATERNO OBEDIENCIA EMAIL PAIS
DANIEL D'LUCIA GOFRA danieldelucia@gmail.com Argentina
DANIEL RIVEROS GOFRA danieleriveros@gmail.com Argentina
DIEGO MICONI GOFRA diegomiconi@hotmail.com Argentina
SILVIA PEREZ LEON GLCP sperlion@fibertel.com.ar Argentina
SUSANA BELTRAME GLCP susabeltrame@hotmail.com Argentina
LAURA ACUÑA JARA GROENE lanajera@hotmail.com Ecuador
POLIMIA ENRIQUEZ ORBE GROENE polimiaenri@hotmail.com Ecuador
NADIA KIRDIAPKINA GROENE nadiakird@gmail.com Perú
FERNANDO RAMIREZ VALENZUELA GODCH hermano3412@gmail.com Chile
IVAN HERRERA FCLM comasino@gmail.com Colombia
LOUIS DALY OMEGA louisdaly54@verizon.net USA
ALAIN FUMAZ GODF afumaz@aol.com Francia
HENRY SYLVESTRE GODF hd.sylvestre@wanadoo.fr Francia
HECTOR DIAZ MONTENEGRO GODCH tito.diaz.mont@gmail.com Chile
MONICA CAMPOS GANDUR GODCH mcampos@hyo.cl Chile
OMAR ROCHE GODCH orochev@gmail.com Chile
NIDIA VILLEGAS GODCH nvillegas1@gmail.com Chile
ELBIO LAXALTE TERRA GOFMU elaxalte@gmail.com Uruguay
PABLO FOLEMA VLATISLAVICH GOFMU granmaestro@gofmu.org Uruguay
ANA MARIA LOPEZ GOFMU analopez.paysandu@gmail.com Uruguay
DIEGO MATTOS GOFMU mattdie@hotmail.com Uruguay
RAFAELLO FACCIOLO GOFMU rafaello@adinet.com.uy Uruguay
HERNAN DE LA BARRA IBARRA GODCH h.delabarraestetica@gmail.com Chile
CANDIDO MANCANIELLO S.C. CAMEA didomanc@tiscali.it Italia
ROBERTO LUONGO S.C. CAMEA sovrano.camea@alie.it Italia
NICOLAS NARANJO GOUDRE nicolasnaranjoborja@gmail.com Ecuador
DANTE ORELLANA GOUDRE danoresal@yahoo.com.mx Ecuador
HECTOR MADURO GLS VENEZ. hectormadu@hotmail.com Venezuela
FERNANDO NAVARRO HERRERA FCLM fernahe25@yahoo.com Colombia
MARIA BLANQUICETT FCLM mavibla@gmail.com Colombia
OSCAR RONCALLO SENIOR FCLM oscarroncallo25@hotmail.com Colombia
HERWIN CASADIEGO LEAL FCLM casadiego1016@gmail.com Colombia
ANCA NICOLESCU SC RUMANIA malofero@aol.com Rumanía
DANIEL KELLER GODF grand-maitre@godf.org Francia
JOSE LOPEZ NIETO SC MEXICO jjlopeznieto@hotmail.com México
SAMUEL AGUILAR IBARRA SC MEXICO samsantino@hotmail.com México
PEDRO ZAVALETA CALLEGARI GLNP peanzaca@hotmail.com Perú
LUIS LEON PIZARRO GLPP lflp33@hotmail.com Perú
CARLOS FERNANDEZ PODESTA GLPP proact_c_f@hotmail.com Perú
FARA LINO CALDERON GLPP fara1@hotmail.com Perú
MAUREEN RODRIGUEZ GLPP mera_3326@hotmail.com Perú
VICTOR CERNA HOYOS GLOPERU vhcernah60@yahoo.com.pe Perú
MARIO GAMBOA BRICEÑO GLOPERU mgamboab96@gmail.com Perú
LI JING PING GLOPERU li328888@hotmail.com Perú
ALFREDO PASTOR ALVA GLOPERU alfre_pastor@hotmail.com Perú
CLIFOR SOSA DE LA CRUZ GLOPERU cliforsosa@hotmail.com Perú
GUSTAVO VILLALOBOS PAJARES GLOPERU grvillalobosp@hotmail.com Perú
VIRGINIA BARON VARGAS GLOPERU virginiabv@hotmail.com Perú
DAVID PERALES BRACAMONTE GLOP bperales@yahoo.es Perú
RENAN LATORRE FLORES GLOP lato54@hotmail.com Perú
LUIS REYES CARRASCO GLOP luvireca@gmail.com Perú
CHRISTIANE KNOCHE KAYSSER GLOPERU hannachristiane.reyes@gmail.com Perú
ANA MARIA CENTURION RIOS GLOPERU cram14.anamaria@gmail.com Perú
ISABEL REVILLA MESIA GLOPERU rmri1@hotmail.com Perú
JESUS ORTI TARAZONA GLOP jesus_ot7@hotmail.com Perú
BERNARDO CHICO BALAREZO GLNP bechbalarezo@gmail.com Perú
LIZANDRO ALVAREZ MARTINES GLOPERU lizamar3103@gmail.com Perú
MARCO ESPINOZA ÑAÑES GLOPERU manglaes@hotmail.es Perú
DENIS VELA RIOS GLOPERU denisvelarios@hotmail.com Perú
VICTOR HERRERA RODRIGUEZ GLOPERU vimaherod@gmail.com Perú
CARLOS LA TORRE BARTRA GLOPERU alat25@hotmail.com Perú
EDINSON AMIEL RODRIGUEZ GLOPERU edinson.ar@hotmail.com Perú
ENRIQUE ALVA ANDUAGA GLOPERU alvaanduaga@hotmail.com Perú
ATILIO QUIROZ VILLATI GLOPERU agelinca@hotmail.com Perú
ISABEL RAMOS RABANAL GLOPERU iramos-rabanal@hotmail.com Perú
WALTER VARGAS PORTOCARRERO GLOPERU gloperu58@hotmail.com Perú
CARLOS PACHECO GIRON GLCP cpachecog2001@yahoo.com Perú
JAIME DIAZ VIDAL GLCP aboga_diazvidal@yahoo.es Perú
MARCELA VILLASANTE MONTALVAN GLCP mvm3113@hotmail.com Perú
CARLOS NAJERA DAVILA GLE crnajerad@hotmail.com Ecuador
SUSANA CARAMUTI GOCRA marisuca2012@hotmail.com Perú
RODRIGO GRANADOS SUAREZ GODC rodrigogranados@outlook.com Colombia
ARTURO MORRA GOCRA eamorra@gmail.com Perú
ELIZABETH LLEGADO TORRES GLOPERU elizabethllegado@hotmail.com Perú
KARYN GARCIA GAITAN GLOPERU junngat@hotmail.com Perú
FERNANDO FABIANO GOFMU fabiano@arquitectofabiano.com.uy Uruguay
ANIBAL BAUTISTA RAMOS GLOPERU anibal.br@hotmail.com Perú
DIEGO FIGUEROA GLC mmdiego2010@yahoo.com.ar Perú
MIGUEL QUIROZ BARBOZA GLNP leugim898@hotmail.com Perú
MANUEL OLIVA ZARATE GLOPERU manuelandres32@gmail.com Perú
SERGIO CASANOVA GLCC casanovadiaz@gmail.com Colombia
CHENGZUN PAN LIF chengzun@hotmail.com Perú
JULIO MATAYOSHI DIAZ GLOPERU juliocesar.matayoshi@gmail.com Perú
MARIA LA TORRE SANCHEZ GLOPERU maruja.latorre@corporacion-nanobot Perú
MARCO LA TORRE SANCHEZ GLOPERU marco.latorre@caxagas.oe Perú
MIRIAM PACHECO FCLM miriampacheco88@hotmail.com Colombia
RAMIRO ATALAYA VASQUEZ GLOPERU ramirojuridico@hotmail.com Perú
TULIO SEGURA GLNP tuliosegurarojas@hotmail.com Perú
VLADIMIR CAMPOS GODC vladuni@gmail.com Colombia
DAVID RAMIRE GOUDRE aldavidramirez@gmail.com Ecuador

VILLAVICENCIO – COLOMBIA SEDE DEL 9º ENCUENTRO CIMAS 2017






FIN