lunes, 18 de enero de 2016

El Maestro Masón.

Masones de la Lengua Española New York


El Maestro Masón.
En esa soledad ascendente,
nace la sabiduría.

Llenando el corazón de tolerancia,
y vaciando la mente de dogmas,
se abren las puertas del templo interno.

En la soledad del ser,
nace la fuerza.

La estrella luminosa
que brilla en Oriente
enciende en el alma del iniciado,
la llama de la búsqueda.

En la soledad del camino,
nace la belleza.

La sabiduría, la fuerza y la belleza
nutren el alma del masón,
y la magia de sus esencias
nos ayuda a vivir en armonía.

Es por ello que en el equilibrio de la maestría
la unidad fraterna se manifiesta,
integrando el amor y la alegría
y extendiendo la paz sobre la tierra.