miércoles, 26 de diciembre de 2012

DAMTyL - Declaración de Argentina para la Masonería Tradicional y Libre






Por Máximo E. Calderón

En el marco del II° Encuentro Internacional de Grandes Logias Mixtas, que promovido por la Gran Dieta Hermética Mixta Internacional se realizó en Argentina entre los días 25 y 27 de octubre de 2012, se rubricó esta Declaración Conjunta aprobada por ocho Potencias participantes.

En esta oportunidad, la Gran Logia Simbólica Argentina fue anfitriona del importante Encuentro masónico, que además incluyó una Conferencia abierta a todo público, sobre "Masonería y Sociedad", con la participación de seis expositores de cuatro países: Ricardo E. Polo (Argentina), Gregorio Palafox Palafox (México), Lina-Almeri Zoch Cavalheiro (Brasil), Adriana R. Baum (Paraguay), Antonio Las Heras (Argentina), y Máximo E. Calderón (Argentina).


Adhieren a DAMTyL - 2012 las siguientes Potencias:

- Gran Logia Hermética Mixta "Valle del Potosí" de México.
- Gran Dieta Hermética Mixta Internacional.

- Supremo Consejo Hermético 33 de México.
- Gran Logia Simbólica Argentina.
- Supremo Consejo Argentino 33 del REAA.
- Soberano Santuario del Río de la Plata de Menfis-Misraim.
- Gran Oriente Masónico de Portugal.
- Orden Civil y Militar del Templo de Jerusalen (Adherente).

Declaración de Argentina para la Masonería Tradicional y Libre - Texto completo -

Las Potencias, Órdenes, Obediencias, y delegaciones jurisdiccionales masónicas, reunidas en Córdoba (Argentina) entre el 25 y el 27 de octubre de 2012, convocadas bajo los más altos ideales que promulga la Masonería Universal, y en virtud de su libre voluntad y atribución de confirmar y promover el apoyo a la Masonería Tradicional y Libre, acuerdan en rubricar la presente Declaración:

VISTO:

1) Que a pesar de los avances de la ciencia y la Sociedad, y a pesar de haberse multiplicado en todo el mundo la Masonería mixta, esta práctica masónica es considerada “irregular” por parte de las Obediencias masónicas conservadoras.
2) Que el papel de la mujer en la Sociedad occidental, ha asumido un rol protagónico del cual la Masonería no puede ni debe sustraerse, siendo imposible aceptar cualquier tipo de segregación o discriminación por causas de sexo, edad, religión, situación económica o posición social.
3) Que es práctica común entre las Obediencias conservadoras – especialmente americanas – el mezclar las actividades masónicas con actividades para-masónicas, relacionadas directa o indirectamente con la política, continuando la línea de conducta histórica que tuvieron algunas primitivas logias americanas, enfocadas en forma operativa hacia la lucha por la Independencia.
4) Que cuando ocurre un desvío hacia estas actividades para-masónicas, se debilita el estudio y practica del simbolismo masónico, con lo cual se retarda o anula la evolución del masón, en su búsqueda de autoconocimiento, de autorrealización íntima, y de identificación con los valores morales de la Masonería.
5) Que existen varios ritos dentro de la Masonería, y distintas formas de trabajar a veces un mismo rito, según decisiones autónomas de cada Obediencia en el mundo.
6) Que desde algunas Potencias, se desprecia a los miembros de otras Potencias, por la sola razón de considerarlos “irregulares”, ya sea porque trabajan en forma mixta, porque no declaran creer en una deidad determinada, o por no estar alineados detrás de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Además se adoctrina en forma errónea a sus miembros, negándoles la realidad de la historia y evolución de la Masonería, a la vez que se les prohíbe el contacto con la masonería liberal, bajo pena de expulsión.
7) Que entre los propios masones existen confusiones respecto a la Tradición, y al significado de “regularidad”.

CONSIDERANDO

1) La Masonería mixta debe ser respetada y tenida por regular, siempre y cuando la Obediencia que la trabaje, cumpla con los preceptos de regularidad que reconocemos y aceptamos.
2) Que si bien en los comienzos de la Masonería especulativa, la mujer ocupaba un rol secundario en la Sociedad occidental, la Masonería misma ha contribuido a que ello deje de ocurrir, en aras de su principio fundamental de Igualdad.
3) Que en la actualidad es inaceptable la mezcla de la Masonería con la política, peor aún con la política partidaria, ya que ello constituye un grave atentado al precepto masónico, de no tratar temas que tengan que ver con la Religión ni con la Política.
4) Que debemos fortalecer el estudio simbólico, tanto en los grados azules como en los filosóficos, ya que el simbolismo es lo que hace único al sistema masónico, y el símbolo, como portador de una idea a través de una imagen, es un medio plástico y apropiado, para hacer perdurable nuestro sistema de enseñanza, que rechaza todo dogma o sofisma.
5) Que la mayoría de los ritos hoy utilizados, aunque expresen poseer un origen legendario, han forjado una historia real y comprobable, por lo tanto deben ser aceptados y reconocidos por el resto de los masones, ya que las verdaderas raíces de cada Rito, pueden perderse en sucesos alegóricos o simbólicos.
6) Que el desprecio de algunos masones, por parte de otros masones, es una actitud nefasta y condenable, al punto de quebrantar los más elevados compromisos y juramentos masónicos, que constituyen la base de nuestra Fraternidad.
Considerando además que la prohibición de contacto con quienes no están alineados tras la GLUI, busca evitar que sus miembros conozcan la verdad de la Historia, en una eterna disputa que se originó en 1756 con la separación del GODF, y que persiste al día de hoy.
7) Que la auténtica Tradición puede ser dividida en: Tradición “simbólica” por una parte, y Tradición “histórica” por la otra, entendiendo que debemos tomar la primera por su valor legendario y simbólico de enseñanza, pero debemos atenernos a la segunda para analizar el auténtico peso de esas tradiciones, su aparente infalibilidad, y su incomprensible prohibición de alteración a futuro.
Debemos considerar además, que la Gran Logia Unida de Inglaterra y el Gran Oriente de Francia, encabezan las dos corrientes principales de la Francmasonería en el mundo, y se tildan mutuamente de “irregulares”, desde su separación en 1756.

DECLARAMOS



1) Que la Masonería mixta constituye una práctica de la Masonería regular, por Tradición histórica, y por aplicación de los principios básicos de Libertad, Igualdad, y Fraternidad, que conforman no solo un lema de la Masonería, sino una conquista dentro de la Sociedad.
2) Que es inadmisible cualquier tipo de discriminación dentro de la Masonería, ya sea por razones de sexo, como así también de creencias, posición social, o cualquier otro elemento de juicio, que no sea solamente el hecho de ser personas libres y de buenas costumbres.
3) Nuestra condena a la intromisión de la Masonería en Política y de la Política en Masonería, como así también toda utilización que se haga de la loable participación histórica de las logias operativas en la Independencia Americana, con el solo fin de justificar actividades que hoy resultan anacrónicas, y reñidas con el espíritu de nuestra Augusta Orden.
4) Que el simbolismo masónico es la base de la Masonería, y de acuerdo al Principio de Razón Suficiente, es lo que hace que la Masonería sea lo que es, y no otra cosa. Por lo tanto debe ser el eje central de todos los grados masónicos en todos los Ritos, tanto ese simbolismo sea aplicado a la faz moral, como a la faz social, psicológica, personal, o espiritual.
5) Que todos los ritos con tradición histórica comprobable, deben ser hoy reconocidos y respetados, ya que tanto desde el pragmatismo del Rito Francés, hasta el esoterismo de los ritos egipcianos, todos cobijan a verdaderos masones, que sintonizan ese tipo de trabajos con su propia búsqueda de la verdad.
6) Nuestra condena a las conductas de rechazo, falta de respeto, falta de apoyo, o desconocimiento del carácter de masón de un miembro de nuestra Orden, por parte de otro masón, entendiendo que quien suscribe a una Obediencia determinada, está capacitado para apoyar a cualquier Hermano que necesite o solicite ayuda, y tiene el deber de hacerlo, sin considerarse por ello mezclado en forma alguna en las actividades de otros grupos. Es nuestro deber, trabajar en unir lo disperso.
7) Que no existe ninguna corriente, ni Potencia, ni Obediencia masónica en el mundo, que esté en condiciones históricas y morales, de arrogarse el derecho de llamarse a sí misma “regular”, en detrimento de otras que serían “irregulares”.
La Gran Logia Unida de Inglaterra, heredera directa de la Gran Logia de Londres de 1717, nació como una Confederación espuria e irregular, por lo tanto mal puede decidir quienes son regulares y quienes no lo son.
El Gran Oriente de Francia, denunciante de esta irregularidad, nace de la Masonería inglesa, por lo tanto padecería el mismo defecto de forma.
En la actualidad la regularidad masónica queda establecida de la siguiente forma:
- a) Un masón regular es el que trabaja en una Potencia masónica regular.
- b) Una Potencia masónica se hace regular, a través de una Gran Carta Patente otorgada por otra Potencia Regular.
- c) Un grupo de tres logias o más, pueden conformar una Confederación regular, si obtienen el reconocimiento mínimo de otras tres Confederaciones o Potencias masónicas regulares.

El presente documento podrá ampliarse en protocolos posteriores, para adherir a otras Potencias, y/o ampliar la Declaración.

Córdoba – Argentina, 25, 26 y 27 de octubre de 2012.