martes, 25 de diciembre de 2012

Mensaje de navidad y fin de año 2012 de la Gran Logia Soberana de Venezuela
 
Escudo de Armas - Gran Logia SS. de LL. y AA. MM. de Vzla. (2)
A Todas Las Respetables Grandes Logias de Relación y Amistad del Mundo.
A Todos Los Supremos Consejos del Gr.·. 33 de la Tierra.
A CLIPSAS, CIMAS, CCPOMA, FASCREAA y E.·.M.·.A.·.
A Todas Las Logias de Relación y Amistad Nacionales e Internacionales.
A Todas las Logias Confederadas.
A Todos los Queridos y Venerables Hermanos y Hermanas.
A Todos Los Que La Presente Vieren.
En esta nueva oportunidad de dirigirme a todos mis Queridos Hermanos de nuestra Muy Respetable Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, a su gran cuadro lógial, a todos los Venerables Maestros de las Respetables Logias Confederadas, a todos los Masones y Masonas del mundo, a sus honorables familias, en esta época de Fin de Año, quiero agradecer en nombre del G.·.A.·.D.·.U.·. y de toda mi familia, el haber tenido la infinita bondad de acompañarnos en el sendero masónico y de nuestra vida cotidiana.
Hacer un resumen de los logros para felicitarnos es gratificante. Hacer, hablar y conciliar nuestras verdades, compartir nuestras cargas, estar allí cuando más nos necesitan, son las cosas que más nos animan a ser masones.
Hombres de bien, dedicados soldados a la lucha por la razón y el saber. Consagrados a los deberes que nos inspiran en nuestros talleres, aprendiendo día a día de nuestros errores y sacando honra y provecho de todos aquellos que nos ofrecen sus sacrificios y voluntades sin pedir nada a cambio, solo el cariño y la bendición de ser llamado: Querido Hermano.
Sería un tanto petulante, hacer alarde de lo que hace cada quien, mas el masón se distingue por su humildad y sencillez. Sin embargo, es importante elogiar a quien se ha ganado antes, ahora y después el premio de haber cumplido con sus cargos, el estar dedicando el tiempo extra al cultivo de la sabiduría y el estudio de las ciencias, lo cual significa el uso de las herramientas que vamos adquiriendo para el modelaje del ser en sociedad y el progreso en todos los aspectos de su personalidad.
Ante esta delicadísima y alta responsabilidad nos enfrentamos mis queridos hermanos, el altar de nuestra conciencia nos vigila, para salir en nuestro auxilio, para todo evento o advertirnos la equivocación a tiempo, en caso de desviarnos del camino.
Esa es a mi modesto entender, la clave del éxito, de los masones y de todos aquellos que desean tener una vida digna, ajustada a derecho, practicando las más bienhechoras virtudes, para que podamos convertir nuestra imagen en la de los superhombres que mueven la tierra y su contenido.
Sí, estamos hechos de algo más que humano, definitivamente. La parte divina que nos anima, el alma espiritual, atributo intangible que se mueve en pensamientos, palabras y obras, viven demostrándonos la presencia del supremo creador, en la arquitectura del cuerpo físico.
Cada punto, lugar, órgano, sistema y conformación, nos repiten a diario el sagrado trato que le debemos dar, por la clase de materia por la cual hemos sido formados. En las distintas lecciones que recibimos durante la vida y más allá, es necesario calcular el balance que nos suma o resta la gloriosa salud, como muestra emblemática de nuestros actos. De allí el dicho: Más vale una imagen que mil palabras.
Sabemos que en nuestra amada orden: la salud, la fuerza y la unión nos reciben para conducir nuestros pasos, también nos recuerdan que en libertad, igualdad y fraternidad se ha logrado la estabilidad de la masonería, las grandes luchas que se han librado. Debemos de reconocer que somos producto del hoy bien vivido, para estar dentro de estos templos.
Gracias al esfuerzo incesante de los Queridos Hermanos que han torcido al implacable enemigo de la ignorancia, la superstición y la ambición, podemos aplaudir a ratos, pero hacer el seguimiento de los que vienen a relevarnos, es nuestro deber orientarlos, para que el centinela o el guardián nos tenga a cubierto de toda indiscreción, para combatir con Celo, Constancia y Fervor todo lo que ha sostenido, sostiene y sostendrá nuestras columnas de nuestra amada Orden en toda la faz de la tierra, por encima de rumores, dogmatismos o como quieran atreverse a nombrarla, sin saber el porqué y el origen de su vigencia.
Ya para finalizar, solo me queda por ahora decirles, que estamos sumamente contentos y agradecidos de lo que está ocurriendo en nuestra Muy Respetable Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, del trabajo que estamos realizando a nivel Nacional e Internacional, en nuestras logias, con nuestra adhesión a CLIPSAS, CIMAS, CCPOMA, FASCREAA y E.·.M.·.A.·., rogando sigan uniéndose el resto de las voluntades en el resto del mundo, ya que el ideal que perseguimos es estar reunidos en un solo ideal, dentro de la diversidad de luces.
Reciban en nombre de toda la familia masónica en la tierra y de todas nuestras familias, unas felices pascuas y un feliz año 2013, lleno de bendiciones, salud, dicha y prosperidad para todos.
Fraternalmente,
Héctor Enrique Maduro Ghersi
Gran Maestro
Jorge Arturo Pardo Bacalao
Gran Secretario