lunes, 21 de enero de 2013

"LA EVOLUCIÓN DEL MANDIL MASÓNICO EN INGLATERRA"
Por el R.·. H.·. JOSÉ GUZMÁN ESTRADA
Vall:. de Lima, Gran Oriente de Perú


El portar un mandil siempre ha distinguido al masón calificado del peón, como lo certifica el contrato realizado en 1685 entre SYMON BOND y JOHN COOKE DE HARBOURY, masón del condado de Warwick, que debía dar su aprendiz en reconocimiento de su calificación. Ciertos reglamentos, que como aquellos que eran vigentes dentro de una feligresía de Suffolk en 1430, preveían ellos mismos que el contratado debía procurársele de un mandil con un par de guantes blancos de cuero a todo masón obrero que trabajara en uno de sus talleres. Alrededor del siglo XVIII, las indicaciones de dos talleres operativos de los condados septentrionales de Inglaterra mencionaron esta marca distintiva del masón: "Mandil con una escuadra a la cintura" por la logia de Alnwick (Northumberland) en 1708 y "guantes y mandiles" por la logia de Swalwell (hoy día Lodge of Industry Nº 48) dentro del condado de Durham en 1722. Sin embargo, el artículo 7 de los Reglamentos Generales de la primera edición de las Constituciones de Anderson estipula simplemente que "cada nuevo hermano, luego de su iniciación, debe con recato decorar la logia" ofreciendo los mandiles y los guantes a todos los hermanos presentes.

Dos de las primeras divulgaciones, "The Examen of Mason" - "El Examen de un Masón" (1723) y "Masonry Dissected" – "Masonería Disectada" (1730), insisten sobre la colocación del mandil al candidato, mientras que "The Catechism of Free Masons" – "El Catecismo de los Francmasones" (1744) indica que los compañeros llevan la baveta levantada y los maestros hacia abajo. Una célebre pintura del primer Gran Maestre de la Gran Logia de Londres (que luego se llamaría Gran Logia Unida de Inglaterra), ANTHONY SAYER, revestido de un gran mandil de cuero con la baveta levantada, serviría de preámbulo a una decisión de aquella Gran Logia, en la fecha del 17 de marzo de 1730 (o de 1731) que sentencia para adelante lo siguiente: "Sólo el Gran Maestre, el Diputado Gran Maestre (Vice) y los Vigilantes portaran […] – un mandil de cuero blanco con cinta azul". El 24 de junio de 1735, esta Gran Logia acuerda también que los Grandes Stewards o Grandes Mayordomos (en nuestra G:. L:. P:. no tenemos estos oficiales), el privilegio de lucir un mandil rojo.

Asimismo, vale la pena indicar que se debió esperar a la "Unión" de las dos "Gran Logias rivales inglesas" en 1813 para poder realizar una uniformización de las decoraciones de los "arreos masónicos". Una Comisión de Trabajo, establecida en el mes de diciembre de 1813, define precisamente la talla, las dimensiones, los colores y demás detalles de los mandiles del RITO EMULACIÓN que practicarían de ahí en adelante hasta nuestros actuales días, la Gran Logia Unida de Inglaterra: Una piel de cordero blanco para los aprendices, un aspecto idéntico con dos rosetas por los compañeros, y bordado de una banda azul cielo (celeste) adornada de dos tiras y de tres rosetas por los maestros, o de tres niveles por los Venerables y Past Maestros o Past Venerables Maestros. (Véase el actual y vigente artículo 265º de la "United Grand Lodge Constitutions").

Estas modificaciones, dadas internamente por la Gran Logia Unida de Inglaterra al comienzo del año 1814 , entraron realmente en vigor a partir de las publicaciones de sus nuevas Constituciones de 1815. Los hermanos del siglo XVIII, siguiendo la imagen o ejemplos del masón inglés WILLIAM HUTCHINSON (1732 -1814) en "The Sprit of Masonry" – "El Espíritu de la Masonería " - 1775, consideran el llevar o portar un mandil como un símbolo de inocencia: "En tanto que el mandil con que somos revestidos testimonie nuestra disposición por la inocencia […] dejad que el ignorante se burle o mofe […] Esta decoración que implica verdaderamente la inocencia del corazón es la insignia más honorable que jamás fue inventada por los reyes – El Águila Romana con todas las Órdenes de Caballería le son inferiores; ellas pueden ser prostituidas por los caprichos de los príncipes; pero la inocencia es innata y no puede ser adoptada".

En los comienzos del siglo XIX, GEORGE OLIVER (1782 – 1867) en "Signs and Symbols" – "Signos y Símbolos" – 1837, le da una concepción muy "sacralizada": "El primer objetivo del mandil es el de ilustrar la división del cuerpo humano en dos partes distintivas o diferentes, separando la noble porción que contiene la cabeza y el corazón, asientos de la razón y de las afecciones, de las partes corporales que son simplemente dedicadas a cumplir las funciones carnales de la naturaleza. […] El francmasón, de esta forma revestido, es un remarcado emblema de verdad, de inocencia y de integridad".

Anticipándose a diversas interpretaciones simbólicas JOHN LADD en "The Science of Free-Masonry Explained" – " La Ciencia de la Francmasonería explicada" – 1770, había tenido a bien indicar que "no es un mandil blanco, rojo o amarillo […] lo que permite a un hermano de ser considerado como un buen masón".

BIBLIOGRAFÍA PRINCIPAL CONSULTADA:
* Saunier, Eric. « Encyclopédie de la Franc-Maçonnerie ». Éditoriale de Roselyne de Ayala. Paris – France. 2000.
* United Grand Lodge of England . « Constitutions, General Laws and Regulations ». London – England . 2001.