lunes, 21 de enero de 2013


La interpretación esotérica de Pinocho

Lanzado en 1940, Pinocho es un clásico de Disney que sigue siendo apreciado por niños y adultos alrededor del mundo. Sin embargo, la historia de esta marioneta de madera oculta una alegoría espiritual basada en las enseñanzas esotéricas, que rara vez se discute. Tendremos en cuenta los orígenes de esta aventura animada y su significado subyacente.
Huelga decir que esta película es un elemento básico en la cultura popular de hoy. ¿Cuántas personas no han visto esta película? Por otro lado, ¿cuántas personas son conscientes del significado subyacente del verdadero Pinocho? Detrás de la historia de la marioneta tratando de convertirse en un buen chico hay una historia espiritual profunda que tiene sus raíces en las escuelas de misterio y en el ocultismo. A través de los ojos de un iniciado, esta historia de niños acerca de “un ser bueno” lleno de lecciones acerca de “no mentir” se convierte en la búsqueda del hombre por la sabiduría y la iluminación espiritual. Los comentarios sociales brutalmente honestos de Pinocho representa una visión sombría de nuestro mundo moderno y establece, tal vez, una manera de escapar de sus trampas. A través de los antecedentes del autor y referencias literarias, uno puede entender el sentido gnóstico oculto de Pinocho.

Orígenes de Pinocho


Carlo Lorenzini alias Carlo Collodi
Pinocho fue originalmente escrito por Carlo Lorenzini (conocido por su seudónimo Carlo Collodi) entre 1881 y 1883 en Italia. Lorenzini comenzó su carrera escribiendo en periódicos (Il Lampione y IlFanfulla), donde utilizó a menudo la sátira para expresar sus opiniones políticas. En 1875, entró en el mundo de la literatura infantil y utilizó este medio para transmitir sus convicciones políticas. La serie Giannettino, por ejemplo, a menudo se refiere a la unificación de Italia.
“Lorenzini estaba fascinado por la idea de usar un personaje de carácter afable y pícaro como un medio de expresar sus propias convicciones a través de la alegoría. En 1880 comenzó a escribir Storia di un burattino (“la historia de un títere”), también llamado Le Avventure di Pinocchio, que fue publicado cada semana en Il Giornale dei Bambini (el primer periódico italiano para niños).”
Le avventure di Pinocchio, un cuento que describe las aventuras de una marioneta tenaz en su búsqueda para convertirse en un niño de verdad, fue publicado en 1883 .
El trabajo de Lorenzini no era meramente político. Sus escritos, en especial Le avventure di Pinocchio contenía una gran cantidad de aspectos metafísicos que a menudo son pasados por alto por los lectores modernos. Un hecho importante y necesario para comprender la profundidad del trabajo de Lorenzini es que era un masón activo. En un ensayo llamado Pinocchio, mio Fratello (Pinocchio, mi Hermano) el Francmasón italiano Giovanni Malevolti describe el fondo Masónico de Lorenzini:
“La iniciación de Carlo Collodi en la masonería, aunque no se puede encontrar en ningún registro oficial, es reconocido universalmente y, a menudo se hace referencia. Aldo Mola, un masón que no se define generalmente como un historiador oficial de la masonería, ha expresado con gran certeza la iniciación del escritor en la familia masónica. Acontecimientos en la vida de Collodi parecen confirmar aún más esta tesis: la creación en 1848 de un documento llamado “Il Lampione” (El Faro), que, como señaló Lorenzini, “iluminado todos los que se tambalea en la oscuridad”, sino que también se consideraba un “discípulo apasionado de Mazzini (masón italiano importante y revolucionario).”
Collodi también se puede encontrar publicado por La Gran Logia de toda Inglaterra en la lista de masones famosos.
Malevolti sigue:
“Hay dos maneras de leer” Las aventuras de Pinocho “. La primera es lo que yo llamaría “profano”, donde el lector, muy probablemente un niño, aprende acerca de los contratiempos de la marioneta de madera. La segunda es una lectura desde un punto de vista masónico, donde el simbolismo pesado completa, sin sustituir a la narración simple y lineal de los acontecimientos “.
- Giovanni Malevolti, Pinocho, Mio Fratello
Lorenzini escribió Pinocho después de una la larga tradición de textos místicos: una historia narrativa simple que puede ser disfrutado por las masas con un significado oculto, reservado a aquellos “que saben”.

Análisis de la película

Hay muchas diferencias entre el libro de Collodi, y la película de Disney. La historia se ha simplificado y Pinocho se hizo con un carácter inocente, despreocupado, más bien de una disparidad obstinada y desagradecida del libro original. Todos los elementos fundamentales sin embargo siguen estando presente en la adaptación de la película y el mensaje subyacente permanece intacto.

La Creación

La película comienza con Geppetto, un tallador italiano de madera, convirtiendo un trozo de madera en una marioneta. Él da al títere características humanas, pero sigue siendo un títere sin vida. Geppetto es, en cierto modo, el Demiurgo de Platón y de los gnósticos. La palabra “Demiurgo” es literalmente traducido del griego como “fabricante, artesano o artesano.” En términos filosóficos, el Demiurgo, es el “Dios menor” del mundo físico, la entidad que crea seres imperfectos que envía a la vida material. La casa de Geppetto está llena de relojes de su oficio, que, como ustedes sabrán, se utiliza para medir el tiempo, una de las grandes limitaciones del plano físico.
“El pleroma se individualizó en el Demiurgo, el mortal inmortal, a la que somos responsables de nuestra existencia física y el sufrimiento por el cual debemos pasar en relación a ello”
- Manly P. Hall, enseñanzas secretas de todas las edades.
Geppetto ha creado una gran marioneta, pero se da cuenta de que necesita la ayuda del “Gran Dios” para dar a Pinocho la divina chispa necesaria para convertirse en un “niño de verdad” o, en términos esotéricos, un hombre iluminado. Entonces, ¿qué hace? El “desea a una estrella”. Le pide a Dios (el Gran Arquitecto de los masones) infundir a Pinocho con un poco de su esencia divina.
¿Podría ser la estrella Sirius, la estrella resplandeciente de la Masonería?
El “Hada Azul”, el representante del Gran Dios, desciende a la tierra para dar a Pinocho una chispa de la Mente Universal, el “Nous” de los gnósticos.
“Se afirmó que los cristianos gnósticos aseguraron la redención de la humanidad mediante el descenso de Nous (Mente Universal), que fue un gran ser espiritual superior al Demiurgo, y que, al entrar en la constitución del hombre, le confirió la inmortalidad consciente de las fabricaciones del Demiurgo “.

El hada otorga a Pinocho el don de la vida y el libre albedrío. A pesar de que está vivo, todavía no es un “niño de verdad”. En las escuelas de misterio se enseña que la vida real sólo se inicia después de la iluminación. Todo lo anterior a esto no es nada más que una lenta decadencia. Cuando Pinocho se pregunta”¿Soy un niño de verdad?”, Las respuestas del hada es “No, Pinocho. Para que el deseo de Geppetto se haga totalmente realidad tendrás que ¡Demostrar que eres valiente, sincero y desinteresado, y algún día serás un niño de verdad”.
Este tema de la autosuficiencia y auto-mejoramiento es fuertemente inspirado por las gnóstico / enseñanzas masónicas: la salvación espiritual es algo que tiene que ser merecido a través de la auto-disciplina, auto-conocimiento y el poder será intenso. Los Masones simbolizan este proceso con la alegoría del sillar áspero y perfecto.
“‘En la Francmasonería especulativa, un sillar áspero es una alegoría al Francmasón no iniciado antes del descubrimiento de la iluminación. Un Sillar Perfecto es una alegoría a un Francmasón que, por la educación Masónica, y trabajos para conseguir una vida fuerte y diligentemente se esfuerza por obtener la iluminación. En el Grado Fellowcraft, vemos el uso de los Sillares Ásperos y Perfectos. La lección para ser aprendida es que por medio de la educación y la adquisición de conocimiento, un hombre mejora el estado de su ser espiritual y moral. Como el hombre, cada Sillar Áspero comienza como una piedra imperfecta. Con educación, cultivación y amor fraternal, el hombre es formado en un ser que ha sido intentado por el cuadrado de virtud y rodeado por las brújulas de sus límites, dados a nosotros por nuestro Creador.”-
De la misma manera que los masones representan el proceso de la iluminación por la transformación de la piedra en bruto en una suave, Pinocho comienza su viaje como una pieza de madera en bruto y tratará de suavizar sus bordes para finalmente convertirse en un niño de verdad. Nada es sin embargo entregado a él. Un proceso de alquimia interior debe tener lugar con el fin de que sea digno de la iluminación. Él tiene que ir por la vida, luchar contra sus tentaciones, y, usando su conciencia (encarnado por Pepito Grillo), tendrá que encontrar el camino correcto. El primer paso es ir a la escuela (que simboliza el conocimiento). Después de eso, las tentaciones de la vida aparecen en el camino de Pinocho.

La tentación de la fama y la fortuna

En su camino a la escuela, Pinocho es detenido por Foulfellow el zorro (no un nombre muy digno de confianza) y Gedeón el Gato para atraerlo a la “vía fácil para el éxito”: el mundo del espectáculo. A pesar de las advertencias de su conciencia, la marioneta sigue a los personajes y se vende a Stromboli, el beligerante promotor de títeres. Durante su interpretación, Pinocho está informado sobre el lado “del camino fácil”: fama, fortuna y marionetas de mujeres calientes.

Sin embargo, Pinocho aprende rápidamente los grandes costos de este aparente éxito: no puede volver a ver a su padre (el Creador), el dinero que genera se utiliza únicamente para enriquecer a Stromboli, su “controlador”, y ve lo que el destino le espera cuando envejece.
Una representación más bien sombría del mundo del espectáculo, ¿no? Básicamente es … nada más que un títere. Después de ver la verdadera naturaleza de la “vía fácil”, Pinocho se da cuenta de la triste situación en la que está , enjaulado como un animal y a merced de un titiritero cruel. Él fue engañado en la venta de su alma.
Pinocho entonces vuelve a su conciencia (Pepito Grillo) y trata de escapar. Sin embargo, toda la buena conciencia en el mundo no puede salvarlo, el grillo no puede abrir la cerradura. Nada menos que una intervención divina puede salvarle, pero no antes de que él sea fiel al Hada (el mensajero divino) y, lo más importante aún, a sí mismo.

Las tentaciones de los placeres terrenales

De vuelta al camino correcto, Pinocho es detenido de nuevo por el zorro Foulfellow , que lo atrae para ir a “Pleasure Island”, un lugar sin escuela (conocimiento) y leyes (la moral). Los niños pueden comer, beber, fumar, combatir y destruir a voluntad, todo ello bajo la atenta mirada del cochero.
Pleasure Island es una metáfora de la vida del “profano”, caracterizada por la ignorancia, la búsqueda de la gratificación instantánea y la satisfacción de los impulsos más bajos de cada uno. El cochero alienta este comportamiento sabiendo que es un método ideal para crear esclavos. Los muchachos que se entregan lo suficiente en este entretenimiento de bajo perfil se convierten en burros que luego son explotados por el cochero para trabajar en una mina. Otra descripción bastante deprimente, esta vez de las masas ignorantes.
Pinocho se empieza a convertir en un burro. En términos esotéricos está más cerca de su “yo” material, personificado por este animal obstinado, que en su ser espiritual. Esta parte de la historia es una referencia literaria a Apuleyo la metamorfosis o El asno de oro, una obra clásica estudiada en las escuelas de misterio como la masonería .
Las Metamorfosis describe las aventuras de Lucius, quien es tentado por las maravillas de la magia, a causa de su necedad, se convierte a sí mismo en un asno. Esto lleva a un viaje largo y arduo, donde es finalmente salvado por Isis y se une a su culto de Misterio. La historia de la metamorfosis tiene muchas semejanzas con Pinocho por su trama, su alegoría espiritual y su tema de apertura a lo oculto.
Pinocho, una vez que recobró la conciencia, escapó de la prisión de la vida profana y escapó de Pleasure Island.

La Iniciación

Pinocho vuelve a casa para unirse con su padre, pero la casa está vacía. Se entera de que Geppetto ha sido tragado por una ballena gigante. La marioneta salta al agua y es tragada por la ballena con el fin de encontrar a su Creador. Esta es su iniciación final, donde ha de escapar de la oscuridad de la vida ignorante (simbolizado por el vientre de la ballena gigante) y ganar la luz espiritual.
Una vez más, Carlo Collodi fue fuertemente inspirado por una historia clásica de iniciación espiritual: el libro de Jonás. Encontrado en el cristianismo, el islam y el judaísmo, Jonás y la ballena también se lee en las escuelas de misterio.
Jonás después de su iniciación espiritual
Manly P. Hall explica aquí el significado oculto de Jonás y la ballena.
“Cuando se utiliza como un símbolo del mal, el pescado representa la tierra (el hombre de la naturaleza inferior) y la tumba (el sepulcro de los Misterios). Así fue como Jonás estuvo tres días en el vientre del “gran pez”, igual que cuando Cristo estuvo tres días en la tumba. Varios padres de la iglesia cree que la “ballena” que se tragó a Jonás era el símbolo del Dios Padre, que, cuando el profeta desafortunado fue arrojado por la borda, aceptó a Jonás en su propia naturaleza, hasta que alcanzó un lugar seguro. La historia de Jonás es realmente una leyenda de iniciación a los misterios, y el “gran pez” representa la oscuridad de la ignorancia que envuelve el hombre cuando se lanza por la borda del buque (nace) en el mar (la vida). “
- Manly P. Hall, las enseñanzas secretas de todas las edades

Jonás saliendo de la ballena con la palabra de Dios
Pinocho pasó por las pruebas de su iniciación y salió de la oscuridad de la ignorancia. Él sale de la tumba resucitado, como Jesucristo. Ahora es un “niño real”, un hombre iluminado que rompió las ataduras de la vida material paa abrazar a su ser superior. Pepito Grillo recibe una placa de oro macizo de las hadas, lo que representa el éxito del proceso alquímico de transformación de la conciencia de Pinocho de un metal crudo en oro. La “Gran Obra” se ha logrado. ¿Qué queda por hacer? Una fiesta con acordeón , por supuesto!

En Conclusión

Visto a través de los ojos de un iniciado, la historia de Pinocho, en lugar de ser una serie de aventuras al azar, se convierte en una alegoría espiritual profundamente simbólica. Detalles de la película que son aparentemente sin sentido de pronto revelan una verdad esotérica, o al menos un comentario social brutalmente honesto. Inspirado por los clásicos de la metafísica como Las metamorfosis y Jonás y la ballena, el autor de la historia, Carlo Collodi, escribió un cuento moderno de iniciación, que es el aspecto más importante de la vida masónica. Aunque la lealtad de Walt Disney a la masonería siempre ha sido discutida, la elección de esta historia como la segunda película de animación creada por el estudio es muy reveladora. Muchos detalles simbólicos añadidos a la película pone de manifiesto una gran comprensión del significado oculto subyacente en el libro de Collodi. Teniendo en cuenta en múltiples versiones de Pinocho y su mundo y un éxito a nivel mundial podemos decir que el mundo entero ha sido testigo de su camino a la iluminación, pero muy pocos comprendido por completo.Cuando se ponen en relación con otros otros artículos en este sitio, que revelan significados bastante siniestros, la historia de Pinocho es un ejemplo de la parte más noble de las enseñanzas ocultas. Los esfurzos por alcanzar un mayor nivel de espiritualidad a través del mejoramiento de sí mismo es un tema universal encontrado en la mayoría de las religiones. Pinocho sigue siendo típicamente masónico y revela el trasfondo filosófico de quienes tienen el control de los medios de comunicación de masas.
ECOLOGÍA ESPIRITUAL
Exhortación Rosacruz hacia una Ecología Espiritual

Es sabido que nuestro planeta está en peligro; se ve afectado por diversos tipos de contaminación, sus ecosistemas están amenazados, numerosas especies vegetales y animales han desaparecido o están en vías de desaparición, hay un calentamiento del clima que suscita el temor a una crecida de los mares y de los océanos, etc. Hay que admitir que los hombres tienen gran parte de responsabilidad en esta situación. Si no se hace nada a corto plazo a nivel mundial, los males que sufre la Tierra crecerán en frecuencia y en intensidad poniendo en peligro a la propia humanidad. De los cuatro reinos de la naturaleza el nuestro es el más frágil y vulnerable porque su supervivencia depende de los otros tres. Atentando contra ellos el hombre se condena a sufrir e incluso, en el peor de los casos, a desaparecer total o parcialmente.
La Tierra no es solamente el marco de nuestra vida. También es nuestro espacio de evolución espiritual, puesto que es el lugar destinado a la humanidad para que tome gradualmente consciencia de su origen divino y se desarrolle en el plano interior. La Tierra es el templo común a todas las almas encarnadas en nuestro planeta. Bajo este aspecto, la Tierra y la humanidad están inscritas en un Plan divino que trasciende el mundo material y las vicisitudes de la vida. Si todos los seres humanos tuvieran consciencia de ello, no solamente serían más respetuosos con su entorno, sino que mantendrían relaciones más fraternales entre ellos. Se sentirían igualmente más inclinados a realizar una búsqueda espiritual y a interrogarse sobre el sentido profundo de la existencia. Al hacerlo, el ternario Dios-Naturaleza-Hombre adquiriría todo su sentido y valor.
Desde el punto de vista rosacruz la naturaleza es el más bello de los templos. En efecto, todos los templos construidos por los hombres lo fueron con la finalidad de venerar a los dioses o al Dios en quien creían y al que veneraban en un momento dado de su evolución. En cuanto a nuestro planeta, es la expresión misma de las leyes divinas, es decir, de las leyes naturales, universales y espirituales. Todos debemos reconocer que estas leyes actúan con inteligencia y sabiduría a través de todos los reinos. De hecho, cualquier individuo suficientemente sensible e inteligente admite de buen grado que, tanto en el sentido estético como filosófico del término, la naturaleza es lo más bello que existe. En ella se manifiestan todas las artes que podamos concebir hasta el punto de despertar en la consciencia humana las emociones más nobles. Esto explica por qué, incluso los ateos, tienden a “divinizarla”.
En estos comienzos del siglo XXI y del tercer milenio, cuando el futuro de nuestro planeta está gravemente amenazado y con él la supervivencia de la humanidad, creemos que sería útil hacer una llamada a la ecología espiritual a través de esta exhortación:
- Recordemos que la Tierra que hoy habitamos existe desde hace más de cuatro mil millones de años, que el hombre como tal apareció hace aproximadamente tres millones de años y que apenas ha tardado un siglo en ponerla en peligro.
- Recordemos que las dos terceras partes de nuestro planeta están cubiertas de mares y de océanos, que nuestro propio cuerpo está compuesto de un 75% de agua y que no podemos sobrevivir sin ella.
- Recordemos que los bosques son los pulmones de la Tierra, que producen el oxígeno que respiramos y que sin ellos no habría atmósfera y, por lo tanto, vida.
- Recordemos que los animales vivían en nuestro planeta millones de años antes de la aparición del hombre, que la supervivencia de la humanidad depende de ellos y que son seres inteligentes y sensible.
- Recordemos que todos los reinos de la naturaleza son interdependientes, que no existe vacío ni frontera entre ellos, y que todos, a su nivel y bajo formas diferentes, están dotados de consciencia.
- Recordemos que la Tierra está rodeada de un aura electromagnética que es resultado de las energías naturales que le son propias, y que esta aura, combinada con la atmósfera, participa de la vida.
- Recordemos que la existencia de nuestro planeta no ha sido fruto del azar o de una combinación de circunstancias, sino que forma parte de un Plan concebido y puesto en obra por esa Inteligencia universal a la que llamamos “Dios”.
- Recordemos que la Tierra no es únicamente un planeta que permite vivir a los seres humanos, sino que es igualmente el entorno en el que sus almas pueden encarnarse para alcanzar su evolución espiritual.
- Recordemos que nuestro planeta es una obra maestra de la Creación que, aunque no sea la única en el universo, no deja de ser una rareza y que el poder habitarlo constituye un gran privilegio para la humanidad.
- Recordemos que la Tierra no nos pertenece, que ha sido puesta a nuestra disposición mientras vivimos y que es el más preciado patrimonio que podamos transmitir a las generaciones futuras.
- Recordemos que en lo que a nuestro planeta se refiere no tenemos ningún derecho, sino únicamente deberes: respetarlo, preservarlo, protegerlo… En una palabra: amarlo
Recordemos todo esto, recordémoselo a nuestros hijos y hagamos nuestra la siguiente sentencia

http://tradicionesoterica.blogspot.com.es/2012/12/ecologia-espiritual-una-exortacion.html