miércoles, 20 de marzo de 2013

Oración Masónica, al Gran Arquitecto del Universo

G.·.A.·.D.·.U.·. ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes.
Y no decir mentiras por el aplauso de los débiles
Si me das fortuna, no me quites la felicidad.
Si me das fuerza, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame a ver con bondad el otro lado de la medalla.
No me dejes inculpar a los demás HH:. de in fraternos por ellos no practicar una autentica masonería.

Enséñame a respetar a mis HH:. como a mi mismo.
A examinarme y juzgarme como harían los demás.
No me dejes engañar en el orgullo soberbio si triunfo.
Ni en la desesperación loca, si toca a mi puerta el fracaso.
Hazme ver que el fracaso, puede ser la antesala del triunfo.
Enséñame que perdonar; es lo más grande del fuerte y que la venganza, envidia y rencor es la reacción del pobre de espíritu.

Si me quitas la fuerza, déjame mantener la esperanza.
Si me quitas hoy el éxito, ayúdame a superar el fracaso.
Si yo faltara a la gente, dame el valor para disculparme.
Y si alguien me faltara, dame el valor para perdonarlo.
Permíteme creer en mis HH.·. y que sus sentimientos son puros.

Que nuestros principios encierran Autenticidad Masónica y que vos G:.A:.D:.U:. nos devolverás a la senda de la fraternidad.

Gran Arquitecto Del Universo. Si me olvido de ti.
Por favor tú no te olvides de mí