viernes, 10 de mayo de 2013


PERU – BRASIL, AMISTAD AD PERPETUAM


Soberana Grande Comendadora I:. y P:. H:. Ana Cristina Alves Azevedo 

Brasil y Perú construyen juntos un camino para iluminar a todo aquel que busque, toque y pida.
El Sumo Supremo Santuario de los Antiguos Discípulos de San Juan del Perú, con el advenimiento de la nueva Era, la de Acuario, la del Despertar Sideral, ha retomado con fuerza y vigor, sus actividades sacramentales, iniciáticas y tradicionales.
A juicio de sus II:. y PP:. HH:. es esta, precisamente, la hora de alumbrar, porque la Luz fue traída por Xristo y debe ser puesta en el atanor de las conciencias individuales.
Esta sensación es la misma que muchos dilectos hermanos en el mundo también sienten suya y por ello es que se avocan en reconocerse con sus iguales, ilustres masones con la misma visión y misión, para coadyuvar en la imperiosa tarea de develar lo iniciático para ilustrar al que ignora, coordinando su conjunto accionar a través de la suscripción de Tratados de Reconocimiento y Amistad Perpetua.
Es en esta coincidencia por la que el Supremo Conselho Misto do R:.E:.A:.A:. no Brasil, con sede en la ciudad de Paracambi en el Estado de Rio de Janeiro, debidamente representado por su Soberana Grande Comendadora I:. y P:. H:. Ana Cristina Alves Azevedo ha suscrito Tratado de Paz, Amistad, Reconocimiento Mutuo y Alianza Fraternal Ad Perpetuam con el Sumo Supremo Santuario de los Antiguos Artesanos, Imagineros y Discípulos de San Juan del Perú, debidamente representado por su Soberano Gran Comendador I:. y P:. H:. Javier Agüero Vega.

Ambos Altos Cuerpos Masónicos entienden la imperiosa necesidad de ilustrar a quien más lo merece, hermano o profano, porque saben que sólo con una razón iluminada, auxiliada con el uso de la voluntad del mazo y la inteligencia del cincel, se podrá despertar la conciencia dormida, mecanizada por las emociones y apegos, a la que el ser humano ha sido sumido desde su estancia en el simbólico paraíso. (Gen. 2:21)
LOOR AL TRABAJO