lunes, 6 de mayo de 2013

EL REY QUE IMPUSO EL SISTEMA DE LOGIAS

Tomado de de Fraternus N° 1 para Docencia de Masones..
LA CLAVE SECRETA DE HIRAM, Knight Christopher y LOMAS Robert.


Actualmente la Masonería está compuesta por miles de Logias alrededor del mundo, cada una de las cuales posee un Venerable Maestro y un grupo de oficiales, reconocidos y autorizados para la celebración de ceremonias de iniciación y aumento de grado. Es posible que estas se hayan desarrollado a partir de la Capilla de Rosslyn, perteneciente a la familia St. Claire, hasta las Logias tal como las conocemos en la era moderna. Parece ser que luego de la Capilla de Rosslyn, el concepto de Logias Operativas (aquellas formadas por Masones especializados y hábiles) continuaron prosperando en asociación cercana a las más antiguas Logias Especulativas (aquellas formadas por aristócratas, admitidos a lo largo de la Resurrección viva).

Así como lo hemos visto, una vez que la Capilla de Rosslyn fue concluida no fue simplemente posible disolver las organizaciones secretas en las cuales los orgullosos Masones fueron mantenidos. Ellos tenían sus propios ritos y orden que los vinculaba con un Lord, los ancestros misteriosos del pasado, del Rey Salomón y con el más allá. En los próximos cien años, estos Masones Operativos crecieron en Escocia como una extensión remota de la Masonería Especulativa , pero eventualmente las de la Familia St. Claire cayeron en la oscuridad y eso dio lugar a la pérdida del sistema original en la memoria de los tiempos. Lentamente las ceremonias fueron repetidas con honor, pero lamentablemente sin conocer sus verdaderos orígenes.

El Rey Jacobo VI de Escocia (luego Jacobo I de Inglaterra) era el único hijo de la Reina María de Inglaterra y el Primer Rey que gobernó conjuntamente a Inglaterra y Escocia. También fue el primer Rey Masón, siendo iniciado en la Logia de Scoon y Perth en 1601 a la edad de 35 años. Nacido el 19 de junio de 1566, Jacobo tenía 15 meses de edad cuando sucedió a su madre en el trono Escocés, pero no comenzó a gobernar sino hasta 1583. El recibió una educación excelente por parte de su tutor George Buchanan, quien indudablemente tuvo una fuerte influencia en el joven Rey. Buchanan fue educado en las Universidades de San Andrés y en París, siendo un hombre de un intelecto brillante.

El vivió en Europa durante cincuenta años donde desarrolló una gran reputación por ser uno de los líderes humanistas de la época y desde entonces ha sido considerado como uno de los mejores estudiantes de Latín y poeta de fines del Renacimiento. El joven Rey también poseía un buen intelecto y bajo la tutela de Buchanan, Jacobo satisfactoriamente se afirmó como cabeza de la Iglesia y el Estado en Escocia, juzgando a los nobles que conspiraron contra él. Ansioso por suceder en el trono Inglés a Elizabeth 1ra. (quien en ese entonces no tenía ningún progenitor), llevó a cabo una protesta cuando su madre fue ejecutada por traición a Elizabeth en 1587.

A la edad de 37 años, dos años después de convertirse en Masón, Jacobo se convirtió en el primer Rey Stuart de Inglaterra y fue muy devoto de los asuntos de ingleses a partir de allí. Probablemente criado como un Presbiteriano, inmediatamente antagonizó el crecimiento del movimiento puritano, emitiendo una petición por la reforma de la Iglesia de Inglaterra ante la Corte Conferencial de Hampton en 1604. De la hostilidad Católica Romana a una monarquía Protestante que ha sido esparcida, en 1605 una conspiración Católica dirigida por Guy Fawkes no tuvo éxito; atentado que trataba de terminar con el Reinado y el Parlamento. A pesar de esta conspiración, había una suposición en Inglaterra que Jacobo era secretamente pro-católico, ya que concluyó la paz con España en 1604.

Jacobo era un Masón especulativo y también escribió libros acerca del trono, teología, inclusive sobre temas como la brujería. Significativamente el también confeccionó una versión autorizada de la Biblia, la cual fue denominada "La Biblia del Rey James. (Esta es una versión que omite los dos Libros Anti Nasoreanos de Macabeo). La Masonería Moderna no es sectarista, no obstante siempre se la jacta de serlo , por lo que se cree que existió un periodo anti católico que se observa en la Introducción de la Biblia del Rey Jacobo. Los eventos que ocurrían a inicios del Siglo XVII, proporcionaron las condiciones perfectas para que la Sociedad Secreta de Masones emerja al área pública.

Con un Rey Masón especulativo y con el poder del Papa bloqueado en toda Escocia, la necesidad del secreto absoluto acerca de la existencia de la Orden había desaparecido. El Rey Jacobo era un pensador y reformador por lo que sintió que la estructura del crecimiento masónico necesitaba ser más formalizado tomando el control activo del Reino Escocés quince años después, dos años antes de ser aceptado como Masón y cinco años antes de convertirse en monarca Inglés, ordenó que a la estructura masónica existente le sea otorgada un liderazgo y una organización. El llevó a cabo un liderazgo Masónico con William Schaw, su Director General de la Orden y lo instruyó a que mejorara la entera estructura masónica. Schaw comenzó su proyecto mayor el 28 de diciembre de 1598, cuando publicó: "Los Estatutos y Ordenanzas a ser observadas por todos los Maestros Masones del Reíno", firmando como Director General de la Orden.

Schaw no dio mucha importancia al hecho que dichas colecciones fueron introducidas originalmente por la familia St. Claire, quienes han sostenido lo que era conocida como la Corte de la Orden, aproximadamente 200 años antes, bajo el Reino de Robert the Bruce. En la época de Schaw parecía que la influencia de los St. Claire había disminuido, porque habían buscado ganar financieramente a través del control de la Masonería Operativa. Hacia fines del año 1600, un nuevo documento fue confeccionado por Maestros, Diáconos y Hombres Libres de la Orden en Escocia y fue publicado bajo el consentimiento de William Schaw, al cual se lo describe en el documento como el Maestro Rey de los Maestros; este fue conocido como la Primera Carta de St. Claire.

Esta Carta fue firmada por oficiales de las Logias de Dunfermline, San Andrés, Edimburgo, Haddington y el Puerto de Aitchinsons.. A pesar de la caída en la fortuna de la familia St. Claire, los Masones Escoceses mantuvieron la tradición y rechazaron la oferta de Schaw, de una Garantía Real para la Orden, a cambio de la aceptación como Gran Maestro del Rey Jacobo. Asimismo, la familia St. Claire no tenía derecho al veto contra Jacobo, pero si contaban con el apoyo de las Logias que estaban contra él. Los rituales de las Logias de Schaw eran regularizados pero todavía se basaban en las "Viejas Constituciones" , en las palabras de los masones y en los significados tradicionales antiguos de reconocimiento. El llamó a las Asambleas o Reuniones de los Masones especulativos, "Logias", y dos años antes de que su trabajo se llevara a cabo, las Logias Secretas de Escocia empezaron a controlar la asistencia de sus miembros y a mantener la duración de las reuniones.

Ellos no divulgaban sobre su existencia pero actualmente los podríamos identificar con facilidad. La ubicación geográfica de las primeras Logias registradas, muestran como los rituales de Rosslyn en manos de William St. Claire se convirtieron en el movimiento más importante durante el reinado de Jacobo VI. Fueron las regulaciones de la Masonería Especulativa y Operativa, de William Schaw (Director General de la Orden de Jacobo VI), las que formalizaron el ritual que hoy conocemos como los Tres Grados de la Orden Masónica. Realizó esto restableciendo a los Masones Operativos alejados en subsidiarios "Juniors" de los Masones Especulativos, creando así "incorporaciones" para los Masones donde , cada uno de ellos pasarían a ser miembros de una "Logia" de Masones Especulativos.

Uno de los requisitos fundamentales para pertenecer a una "Logia Especulativa" era que cada candidato fuese un "hombre libre" en la localidad donde la Logia esté situada y pronto un Masón Especulativo sería distinguido de un Masón Operativo, con el título de "Masón Libre". Cada incorporación requería estar ligada a una Logia, pero cada Logia de Masones Especulativos no debía necesariamente tener una incorporación. Desde este punto en adelante, la Masonería sería estructurada en Logias, las que muy pronto se propagarían en Inglaterra y eventualmente a todo el mundo Occidental.