martes, 11 de junio de 2013

LOS CUATRO PUNTO CARDINALES


EL ORIENTE: Finalizado el Cubo Central o sea la mitad del Cubo de Oriente que se halla separado por una balaustrada, se asciende por cuatro gradas, al Oriente propiamente dicho y por otras tres gradas: al Trono o sitial del Venerable Maestro.

Los masones miramos hacia el oriente en busca de la LUZ. El oriente es considerado como fuente de la sabiduría, por eso marchamos hacía allí en busca de conocimiento.

El oriente es el punto por donde se inicia el ascenso del astro rey, transmitiendo luz y vida a nuestro planeta.

El significado místico de la luz solar ha sido recogido por todas las culturas que se han sucedido en la tierra y está en el origen del concepto monoteísta, captando un aspecto fundamental de la realidad física puesto de relieve modernamente por la investigación científica: el fotón es la partícula elemental clave del universo. Vamos hacia la luz desde Occidente, siguiendo el giro de nuestro planeta hacia el Este. Por ello al fondo de las logias, cuya bóveda representa el firmamento estrellado, se alza el pupitre o cátedra del Venerable Maestro, simbolizando la espera, es su propio nombre y en el de sus hermanos, de la luz vitalizadora e inteligente de Osiris. Esa fuerza cósmica, que actúa en todo el universo generando y manteniendo cuanto existe, se halla especialmente concentrada por el hombre, en el Sol de nuestro sistema planetario.

El Venerable Maestro tiene su sitial en el Oriente, representando la sabiduría, integridad y prudencia. El Venerable Maestro, está representado, en su pupitre, por una columna del Orden Jónico, que denota igualmente sabiduría. El Venerable Maestro representa al Rey Salomón, "el sabio entre los sabios" ya que fue él quien planeó la construcción del Templo de Jerusalén al servicio de Dios.

Sobre el pupitre y en los momentos de reposo, se encuentra el MALLETE del Venerable Maestro, insignia de gobierno y distintivo de su autoridad para dirigir la logia. Este distintivo, uno de los más antiguos emblemas de autoridad derivado del hacha doble de los egipcios, es también un instrumento con el que el Venerable Maestro desbasta el material humano para que llegue a la perfección.

Detrás del Trono del Rey Salomón, se encuentran a la derecha el Sol y a la izquierda la Luna en cuarto creciente, que conjuntamente con el Venerable Maestro, conforman las tres pequeñas luces de la francmasonería, las que gobiernan respectivamente, el día, la noche y la logia. Junto a la Luna que gobierna la noche se encuentran siete estrellas, que simbolizan los siete planetas conocidos en tiempos pasados, las siete virtudes teologales, los siete pilares de la sabiduría y los siete hermanos que hacen una logia PERFECTA.

En la persona del Venerable Maestro, también están representadas las tres pequeñas luces de la francmasonería. El Sol en la mano derecha, que significa: Principio, Iniciación, Apertura, Vigilia, Futuro etc., o sea todo aquello que denote lo por hacer; el Venerable Maestro está representado por la cabeza, y que significa dirección, conocimiento, acción, trabajo, presente, etc., o sea todo aquello que denote lo actual y la Luna, en la mano izquierda que significa: Descanso, reposo, clausura, fin pasado, etc., o sea todo aquello que denote lo hecho. La mano derecha, ABRE los trabajos, la cabeza DIRIGE los trabajos, y la mano izquierda CIERRA los trabajos.

En nuestro Rito de York, el Sol se encuentra a la derecha y la Luna a la izquierda, simbolizando el curso del oriente al occidente que es el curso de este rito. Es por esa razón que el Past Venerable Maestro se coloca a la izquierda de¡ Venerable Maestro y en este mismo lado se encuentran los sitiales que ocupan en el oriente los Past Venerables Maestros reguladores de la orden. A la derecha del Trono se halla el sitial del Gran Maestro, que también es el sitial de honor de la Logia y que en ausencia del que le corresponde puede ser cedido únicamente a un Venerable Maestro visitador. A este mismo lado, se encuentran los asientos que deben ocupar los Venerables Maestros y Vigilantes que se hallan de visita en el taller, o sea aquellos que nos han pasado más allá del Trono del Rey Salomón.

EL OCCIDENTE: Es el lugar donde se oculta el Sol. Por occidente se ingresa a la logia, significando que vamos de las tinieblas a la luz. El Primer Vigilante tiene su sitial en el Occidente frente al Venerable Maestro; desde donde se encuentra capacitado para observar la puesta del Sol, es decir el tiempo para clausurar los trabajos, ante el mandato del Venerable Maestro. Sobre el pupitre que ocupa el Primer Vigilante, se encuentra una columna del orden Dórico, que significa Fuerza. Esta columna permanece levantada cuando los trabajos se encuentran en pleno vigor y es abatida cuando los trabajos concluyen, en señal de que los hermanos nos encontramos en el refrigerio.

Si se traza una línea imaginaria de Oriente a Occidente, la Logia queda dividida en dos partes perfectamente iguales o rectangulares del Norte y del Sur.

EL NORTE: Se trata de la parte que queda a la izquierda de la entrada de la logia. Se le llama COLUMNA DEL NORTE y es el lugar que ocupan los hermanos Aprendices.

Como al Norte llega más oblicua la luz solar, los aprendices se sientan al norte de la logia para que no contemplen directamente la luz del sol, y no se hieran sus pupilas recién salidas de las tinieblas de la ignorancia.

EL SUR: Es la parte que queda a la derecha de la entrada de la logia; en ella se ubica el Segundo Vigilante, quien desde su trono está capacitado para marcar el paso del Sol en su meridiano, indicando el mediodía que es el momento de llamar a los hermanos del trabajo al refrigerio ante el mandato del Venerable Maestro. La columna que se ubica sobre su pupitre corresponde al orden Corintio, que significa la Belleza; esta columna debe estar colocada horizontalmente cuando los hermanos se hallan en el trabajo, pero cuando se encuentran en el refrigerio, debe colocarse verticalmente.

Al lado derecho del Segundo Vigilante se encuentran ubicados los Maestros y al lado izquierdo se ubican los Compañeros, que se encuentran en estado de preparación para recibir la maestría. Este sitio comprende desde la columna J hasta la balaustrada de Oriente; que se conoce COLUMNA DEL SUR.

EL ARA

En el límite del Oriente de la logia, delante del sitial del Venerable Maestro encontramos el ara o altar masónico, levantado sobre tres gradas y sobre el que se colocan el libro o volumen de la Ley Sagrada, la escuadra y el compás, las tres grandes luces emblemáticas de la francmasonería.

El ara o altar de los juramentos tiene una medida de dos cubos superpuestos que simbolizan el espíritu y la materia. Es en el ara donde realizamos los actos más solemnes de la masonería, como son los juramentos, afiliaciones, consagraciones etc.

En una logia masónica el ara es de vital importancia, pues se trata de uno de los símbolos principales de la orden, que representa al Sol y como la logia representa al universo se coloca al centro de nuestro templo para indicar la universalidad de la francmasonería.

Tal y como lo apreciamos siempre, la forma regular y tradicional del Ara, es de base y cara superior cuadradas, cuyos lados miran hacia los cuatro puntos cardinales que acabamos de referir. Como cubierta del ara se coloca un paño de terciopelo color azul celeste.

EL VOLUMEN DE LA LEY SAGRADA

Como indicamos en el tema anterior, sobre el altar masónico se colocan obligatoriamente las tres grandes luces emblemáticas de la francmasonería: el volumen de la Ley Sagrada, la escuadra y el compás.

De acuerdo al lindero XXI de los antiguos linderos INMUTABLES de la francmasonería de 1721, se ha establecido "LA NECESIDAD DE QUE UN LIBRO DE LA LEY SEA INDISPENSABLE EN CADA LOGIA, COMO QUE CONTIENE LA VOLUNTAD REVELADA DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO".

Conforme a este lindero el libro de la Ley o VOLUMEN DE LA LEY SAGRADA, entre nosotros, debe estar obligatoriamente presente en todos nuestros actos masónicos. El cumplimiento de esta norma, hace que nuestros trabajos sean JUSTOS.

El Libro de la Ley sobre el que se presta el juramento de observancia masónica no es otro que el habitual en Gran Bretaña, desde tiempo inmemorial, para toda clase de juramentaciones: LA BIBLIA.

Posteriormente, la misma Gran Logia de Inglaterra aclaró que las Logias podían también elegir otros libros considerados sagrados, por su riqueza mística, o filosófica, en diversas latitudes.

Desde el punto de vista del Simbolismo Masónico, es la Biblia, ciertamente una compilación de Libros de gran valor en muy diversos aspectos. Lo que en la masonería cuenta siempre es el valor indudable del simbolismo bíblico, generador de analogías aptas para el desarrollo espiritual. Lo sagrado es para nosotros lo consustancial con la naturaleza profunda del hombre. Por esa razón damos a la palabra uno de los valores máximos en nuestra escala simbólica. En este sentido, cualquier exposición de valía universal intrínseca puede ser considerada sagrada por su aptitud mística, entendiendo esta palabra en su verdadero sentido etimológico; aquel que contiene o encierra misterio, es decir una enseñanza para cuya comprensión es necesario el entrenamiento de la mente: Una iniciación.

En esta óptica, es posible que en el altar de una Logia se pueda colocar, a parte de cualquiera de los libros sagrados existentes, como manifestación de la intención iniciática del trabajo de los hermanos, como el Corán por ejemplo.

Sobre el Volumen de la Ley Sagrada, se sitúan la escuadra y el compás masónicos, simbolizando, respectivamente, lo terreno y lo universal, lo concreto y lo abstracto, lo imperceptible a través de los sentidos corporales y aquello que representa un ir más allá de lo inmanente. En el primer grado, la Escuadra figura colocada sobre el Compás, señalando con ello la aplicación del esfuerzo inicial a la comprensión e interpretación de las percepciones sensibles en el marco de los principios de complementariedad y analogía, de los que se parte para, usando más tarde el Compás, ampliar el conocimiento de lo universal.

En las páginas contenidas en nuestra Biblia, está inspirado nuestro ritual, donde encontramos referencias al Antiguo Testamento y a sus bellas leyendas de profundo significado moral.

Apoyado al Volumen de la Ley Sagrada está simbólicamente la ESCALA DE JACOB, que es la senda que debemos seguir los masones para llegar a la Divina Mansión.

La Escala de Jacob está compuesta por muchos peldaños que representan virtudes diferentes siendo las más importantes FE, ESPERANZA Y CARIDAD. Fe en el G:. A:.D:.U:.; Esperanza de mejor vida, y Caridad hacia todos nuestros semejantes. Esta Escala que alcanza el cielo al apoyarse en el volumen de la Ley Sagrada, nos enseña a creer en la Divina Providencia que robustece nuestra fe ayudándonos a ascender en los primeros pasos. Como se comprende la Fe crea en nosotros, la Esperanza de alcanzar la protección Divina y la Caridad, que comprende a todos los masones que deben poseer esta virtud en su más amplio sentido. Los ángeles que bajan y suben, se simbolizan en la Escala de Jacob, por un DESCENSO del espíritu en la materia y un REASCENSO del espíritu hacia Dios.

Sobre la Escala de Jacob las Sagradas Escrituras se refieren en el Génesis Capítulo 28 versículos 10 al 14:

10. "Y salió Jacob de Beer‑seba, y fue a Haran".

11. “Y encontró con un lugar, y durmió allí, porque ya el Sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y acostóse en aquel lugar".

12. "Y soñó, y he aquí una escala que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella".

13. "Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu simiente".

14. “Y será tu simiente como el polvo de la tierra, y te extenderás al Occidente, y al Oriente, y al Aquilón, y al medio día; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente".

DESCRIPCION DEL TEMPLO MASÓNICO

Ayudados por el diseño del Templo Masónico que he extraído del Manual del Aprendiz, les agradeceré R:. Y Q:. HH:., me acompañen para efectuar de manera didáctica la descripción del mismo:


1. Sitial del V:. M:. o Silla del Rey Salomón
2. Oriente
3. A la izquierda del V:. M:. el sitial del P:.V:.M:.I:.
4. A la izquierda del V:.M:. y del P:.V:.M:.I:. se encuentra el lugar donde se sitúan los P:.V:.M:.
5. Se ubica el sitial del Estandarte del Tall:.
6. Pupitre del H:. Secr:.
7. La Columna de MM:.
8. Ubicación del M:. de C:.
9. Sitial del Segundo Vigilante
10. Al pie del sitial del Segundo Vigilante se encuentra la Piedra B:.
11. Ubicación del puesto del Segundo Diácono
12. La Columna de CC:.MM:.
13. La Columna "J”
14. Ubicación del G:.T:.I:.
15. Puerta Exterior del Templo (la que se encuentra más cerca al G:.T:.I:.)

Como quiera que el acceso a la iniciación exige, además de condiciones anímicas y sicológicas, una firme determinación de la voluntad y una dedicación disciplinada que entraña espíritu de sacrificio, la puerta de una logia ha de ser simbólicamente estrecha. Dice el maestro Plantagenet en una de sus charlas iniciáticas en Logia de Aprendiz, que el "Profano sólo ha de poder entrar en el templo pasando por una puerta estrecha y baja, que no pueda franquear sin agacharse. Este gesto le recordará que, muerto a la vida profana, renace a una nueva vida a la que accede de manera semejante a la de un niño que viene al mundo". La realidad actual es que en la iniciación se simula una puerta de esas características.


16. Puerta Principal del Templo (la que se encuentra al centro)
17. Puerta Interior del Templo
18. Ubicación eventual del G:.T:.E:.
19. Columna "B"
20. Columna de AA:.
21. Ubicación del Primer Diácono
22. Pupitre del Cap:.
23. Pupitre del Tes:.
24. Sitial del Pabellón Nacional
25. Ubicación de los VV:.MM:. y Vigilantes de visita
26. Sitial de Honor
27. La Logia propiamente dicha
28. Altar o A:. con las Tres Pequeñas Luces de la F:.M:. formando un escuadra.
29. Sitial del Primer Vigilante
30. Al pie del sitial del Primer Vigilante se encuentra el Piedra P:.


Además debemos referirnos a:

31. La Guardilla Dentada, que limita o marca el piso de la logia

32. El Pavimento de Mosaicos, que lo encontramos a partir de las columnas de entrada hasta la balaustrada que separa el Oriente. Se trata de un conjunto de mosaicos blancos y negros que simbolizan el eterno contraste que forma la base de la armonía universal.

33. La Plancha de Trazar, apoyada en el sitial del Segundo Vigilante donde se hallan delineados todos los símbolos y alegorías a fin de que los hermanos aprendices sean instruidos en el conocimiento exacto de su grado. Como sabemos la plancha de trazar debe estar descubierta permanentemente durante el trabajo masónico en logia de aprendices.

34. La Carta Constitutiva, que la encontramos en un lugar visible delante del trono del V:.M:. La existencia de este documento es obligatoria en toda logia y la cual le da REGULARIDAD a nuestros trabajos.

35. La Cadena, que se ubica en la parte interior y superior del templo, y que se encuentra abierta en la puerta de entrada, puede ser real o figurada, cuyos eslabones representan a los masones esparcidos sobre la superficie de la tierra y la unión de un eslabón con otro simboliza la solidaridad masónica. La parte abierta de la cadena significa que por allí pueden eslabonarse nuevos hermanos, que harán grande y fuerte la cadena universal.

36. Las Borlas, que se encuentran pendientes de las esquinas del templo, que nos recuerdan cuatro de las virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza, que con las de la Escala de Jacob, Fe Esperanza y Caridad son las virtudes características de todo buen masón.

37. La Estrella Rutilante, que la encontramos pendiente de la bóveda o techo de¡ templo, se le conoce también como Gloria del Señor, compuesta de dos triángulos equiláteros enlazados entre sí. De estos triángulos uno está dirigido al Oriente significando el Espíritu y el otro al Occidente indicando la materia. Juntos forman una estrella de seis puntas. La estrella rutilante además de simbolizar la unidad o Dios, es también la Estrella de David. El sello de Salomón, y el Sol que vivifica a quien los egipcios llamaron RA y los antiguos peruanos llamaron INTI.


Lima, 27 de Abril del 2004


Q:. H:. David Martín Delgado Hidalgo

HONOR Y PROGRESO N° 5


Bibiliografía


Ø POR QUE SOY MASON
Filosofía, simbolismo y tradición iniciática de la masonería
Amando Hurtado Juárez
Editorial EDAF. Madrid. España. Sexta Edición. Año 2000

Ø MANUAL DEL APRENDIZ MASON. RITO DE YORK
Jorge Butler M. y Eduardo Mendoza Silva
Talleres Gráficos El Ferrocarril. Lima Perú. Segunda Edición. Año 1963

Ø MAGISTER MANUAL DEL APRENDIZ
Editorial Kier. Buenos Aires. Argentina. Año 1962

Ø LO QUE TODO APRENDIZ MASON DEBE SABER
Instrucción de Primer Grado. Rito de York.

Ø DICCIONARIO ENCICLOPEDICO DE LA MASONERIA
Tomo 1. Editorial Kier. Buenos Aires. Argentina. Primera Edición. Año 1962