viernes, 7 de noviembre de 2014

Helena Blavatsky, John Yarker y el Rito de Memphis Mizraím

Desde los comienzos de su peregrinación espiritual, Helena Petrovna Blavatsky estuvo en contacto con francmasones, frecuentando círculos masónicos, cuando la Masonería mixta aún era una utopía. En su adolescencia accedió a la biblioteca de su bisabuelo materno Paul Vasilyevitch Dolgurouki, donde descubrió en los libros el enigmático mundo de la Francmasonería y fue cautivada por la increíble personalidad de Alessandro Cagliostro.
En 1849, poco antes de casarse con Nikifor Blavatsky, HPB había huído de su casa siguiendo al Príncipe Galitzin, un masón que “tenía reputación de ser un mago” (1). Tras el casamiento fallido con Blavatsky, la joven Helena volvió a escaparse y viajó por todo el mundo: desde Perú hasta el Tibet.
En Italia HPB combatió en la batalla de Metana (1867), donde conoció a Giusseppe Garibaldi, que sería posteriormente Gran Hierofante del Rito de Memphis. Años más tarde, en Estados Unidos, Helena Petrovna se reúne con Henry Steel Olcott, un espiritista convencido que pertenecía además a una logia norteamericana del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
El correcto manejo de la terminología masónica y sus secretos fue plasmado en la primera gran obra teosófica de HPB titulada “Isis sin Velo” (1877), donde se dedican varias páginas a desentrañar algunos misterios de la Masonería. Entre los autores citados por la autora aparecía John Yarker, que era en ese entonces la autoridad máxima del Rito de Memphis y Mizraím, 95º, 33º del R:.E:.A:.A:. y 90º del Rito de Misraim.
Al leer la voluminosa obra de HPB, John Yarker quedó fascinado con el conocimiento oculto que poseía esta asombrosa mujer y le envió un diploma de la rama femenina de la Sat Bhai, comenzando una fluida comunicación por correspondencia con los jerarcas de la ST.
Recordemos que la Sat Bhai era una órden esotérica cuyo nombre significaba “Siete Hermanos” , y que “su nombre alude al pájaro Malacocersis Grisis, el cual siempre vuela en grupos de siete. [La Sat Bhai] tiene siete grados descendientes, cada uno con siete discípulos (...) y siete grados ascendentes o de Perfección, Ekata o Unidad. Su objetivo es el estudio y desarrollo de la filosofía de la India. De algún modo, su razón de existir dejó de ser necesaria cuando la Sociedad Teosófica fue establecida por H.P. Blavatsky”. (2)
Después de cartearse con HPB, Yarker dispuso algunos cambios en la organización de la Sat Bhai: “propuso que aquellos que pasaran al segundo grado debían estudiar los Vedas y los de tercer grado deberían practicar la genuina masonería oriental”. (3)
En agosto de 1877, la Sociedad Teosófica nombra a Yarker miembro honorario de la misma y éste, reconociendo el valor de la obra blavatskiana, envía el 24 de noviembre un nuevo diploma, aceptando a HPB como Hermana en el Rito de Adopción de Mamphis y Mizraím, otorgándole el grado más alto: Princesa Coronada 12º. (4)
Cuando este segundo diploma generó grandes discusiones en los círculos masónicos, H.P. Blavatsky respondió:
“Yo nunca recibí grados “regulares” en las Logias masónicas occidentales. Naturalmente, entonces, no he recibido ninguno de esos grados, yo no soy masón de grado 33 (...) Mi experiencia masónica –se usted quiere llamarla de ese modo a mi afiliación en varias Hermandades masónicas orientales y Fraternidades Esotéricas –está confinada a Oriente. Pero, mientras tanto, eso no impide que yo conozca, al igual que todos los “masones” orientales todo lo relacionado a la Masonería Occidental (...) y ni, desde la recepción del diploma enviado por el “Soberano Gran Maestro” (...) que yo quiera titularme como un masón”. (5)
Sin embargo, la relación entre Yarker y los teósofos fue tan fuerte que la ST estuvo a punto de convertirse en un grupo masónico. Dice Henry Olcott, el primer presidente de la Sociedad: “El 15 de abril de 1878 comenzamos a conversar (...) para constituir a nuestra Sociedad [Teosófica] en un cuerpo masónico con un ritual y grados; la idea era que ésta sería un complemento ideal para los altos grados de Masonería, regresando a ella el elemento vital del misticismo oriental que ésta había perdido. (...) Ahora que regreso en mi visión a este tiempo, nosotros estábamos, nada más ni nada menos, que planeando repetir el trabajo de Cagliostro, cuya logia egipcia fuera en sus días un poderoso centro para la propagación del pensamiento oculto oriental”. (6)
La relación de la discutida Helena Blavatsky con John Yarker y la Masonería dio mucho que hablar y estas habladurías aparecieron en la peor obra de René Guénon titulada “El teosofismo”, donde este autor dice con malicia que “la Masonería “irregular” es [poco] conocida por el gran público y comprende organizaciones muy variadas, algunas de las cuales están estrechamente unidas al ocultismo; en general son agrupaciones ordinarias, mientras que [la Masonería “regular”], por su parte, afecta tratarlas con el más profundo menosprecio, llegando a considerarlas vulgares “falsificaciones”. Una de las figuras más curiosas de esta Masonería “irregular” fue el inglés John Yarker, fallecido en el año 1913; fue autor de muchas obras sobre la historia y el simbolismo masónico y acerca de estos temas profesaba ideas muy particulares, entre otras bizarras opiniones sostenía que “el masón iniciado es sacerdote de todas las religiones”. Creador o renovador de varios ritos, estaba ligado al mismo tiempo a una multitud de asociaciones ocultas con pretensiones iniciáticas más o menos justificadas. (...) Yarker había sido amigo de Mazzini y Garibaldi, y en el ambiente de éstos conoció antes a Madame Blavatsky, quien lo nombró miembro de honor de la ST desde su fundación. En retribución a esto, una vez aparecido “Isis sin velo”, Yarker confirió a Madame Blavatsky el grado de “Princesa Coronada”, el más alto grado (...) Estas recíprocas atenciones no escasean entre los jefes de tales agrupaciones; se podría pensar que el título de “Princesa Coronada” convendría muy mal a la deslucida presentación legendaria de Madame Blavatsky, hasta tal punto de que parecería una ironía; pero hemos conocido a otras personas a quienes se les confirió el mismo título y no poseían la instrucción más elemental. Yarker pretendía haber recibido de Garibaldi su dignidad de “Gran Hierofante”, pero la legitimidad de esta sucesión fue discutida siempre en Italia, donde existía otra organización del Rito de Memphis y Mizraím”. (7)
Como hemos visto, Helena Petrovna Blavatsky, que puede ser considerada el gran pilar del esoterismo contemporáneo, perteneció a la Masonería en el Rito de Memphis y Mizraím, habiendo sido nombrada “Princesa Coronada” Grado 12 por su amigo John Yarker, con el cual existió un relacionamiento profundo.
Las relaciones entre Masonería y Sociedad Teosófica no finalizarían con la muerte de HPB sino que, años más tarde, Annie Besant (sucesora de Helena Blavatsky y segunda presidenta de la ST) se colocaría el mandil masónico de acuerdo a la Co-Masonería o Masonería Mixta (Droit Human), con la cual el mismo John Yarker colaboró en los últimos años de su vida. (8)
(1) Cesar Sisson, Marina: “Informativo HPB” Nro.1. Los informativos están disponibles en www.blavatsky.net/portuguese
(2) Yarker, John: “The Arcane Schools”
(3) Ranson, J.: “A short history of the Theosophical Society”, citado en “Informativo HPB” Nro.17
(4) Dice el nombramiento: “To the Glory of the Sublime Architect of the Universe. Ancient and Primitive Rite of Masonry. Derived
through the Charter of the Sovereign Sanctuary of America, From the Grand Council of the Grand Lodge of France. Salutation on all points of the triangle. Respect to the Order. Peace, Tolerance, Truth. To all illustrious and enlightened Masons throughout
the World-Union, Prosperity, Friendship. Fraternity. We, the Thrice-Illustrious Sovereign Grand Master General, and we, the Sovereign Grand Conservators, thirty-third and Last degree of the Sovereign Sanctuary of England, Wales, etc., decorated the Grand Star of
Sirius, etc., Grand Commanders of the Three Legions of the Knights of Masonry, by virtue of the high authority with which we are invested, have declared and proclaimed and by these presents do declare and proclaim our illustrious and enlightened Brother, H. P. Blavatsky, to be an Apprentice, Companion, Perfect Mistress, Sublime Elect Scotch Lady, Grand Elect, Chevaliere de Rose Croix, Adoniramite Mistress, Perfect Venerable Mistress, and a crowned Princess of Rite of Adoption. Given under our hands and the seals of the Sovereign Sanctuary for England and Wales, sitting in the Valley of London, this 24th day of November, 1877, year of true light 000,000,000. John Yarker, 33º Sovereign Grand Master; M. Caspari, 33º Grand Secretary; A. D. Loewenstark, 33º Grand Secretary”
(5) Blavatsky, Helena: “Collected Writtings”, citado en “Informativo HPB” Nro.17.
(6) Olcott, Henry: “Historia de la Sociedad Teosófica” (“Old Diary Leaves”)
(7) Guénon, René: “El teosofismo”
(8) Yarker escribía en la revista “The Co-Mason”.