sábado, 26 de marzo de 2016

HIRAM ABIF: UNA LEYENDA?



HIRAM ABIF: UNA LEYENDA?

Primero, saber que Hiram escrita con “hache” aspirada, -por la que tanto nos esmeramos y que tan difícil nos resulta pronunciar a los hispanoparlantes,- no se corresponde con la ortografía fonética española del nombre de la figura culminante de la mitología masónica: la intención de los ingleses al escribir Hiram, con HACHE, fue representar fonéticamente un sonido cercano al de la JET hebrea. Pero en español, la escritura fonética más similar a la de JET hebrea es Jirám, con JOTA. Y esto concuerda con la escritura en hebreo: JET-IUD-RESH-MEM FINAL, donde la JET tiene un sonido entre la jota y la hache aspirada.
Así pues, con JET y con IUD está escrito el nombre en Reyes I, capítulo 7, párrafo 13, al referirse al “hijo de una viuda perteneciente a la tribu de Naftali”.4 En Crónicas II, capítulo 2, párrafo 13, se lo menciona en cambio como Jurám (Huram) (JET-VAV-RESH-MEM FINAL), “hijo de una mujer de las hijas de Dan”.
Bernard E. Jones5 atribuye la diferencia entre estos nombres a que las Crónicas (siglo III A.C.) fueron escritas setecientos años después que los libros de Reyes (siglo X A.C.) y dice que mientras Hiram es un nombre hebreo, Huram es la versión aramea del mismo nombre.6
Este argumento parece tener una base histórica razonable, ya que los judíos volvieron de su cautiverio en Babilonia en el 538 A.C. (desde 587 A.C.). Durante ese período completaron la compilación de la Biblia y se vieron sometidos a la influencia de los Arameos, pueblo originario del norte de Fenicia7, que desde los años 1000 A.C. se había integrado a la población babilónica. Los arameos habían adoptado el alfabeto fenicio8 para escribir su idioma. En el siglo VIII comenzaron a desarrollar su escritura independiente con lo que el arameo llegó a convertirse en la linguæ franca del Oriente Medio, desde Afganistán hasta Egipto.9 Por su parte, el alfabeto hebreo arcaico10 tuvo también raíces fenicias, pero el posterior llamado alfabeto hebreo es un derivado directo del arameo.

COMPARACION DE ALFABETOS HEBREO Y HEBREO ARCAICO11

Nada puede pues considerarse absoluto en este campo tan sujeto a la investigación y a la polémica.
Alfabeto Hebreo Con cincel y mazo de la derecha a la izquierda
Alfabeto Hebreo Arcaico

¿QUIÉN CONSTRUYO EL TEMPLO?

Nuestro Ritual nos propone su respuesta: “Hiram Abif2, a quien Salomón, conocedor de sus virtudes y talentos, le confió la dirección de las obras …”3
La Leyenda puede encontrarse en el texto utilizado para la ceremonia de Exaltación. El propósito de esta investigación es profundizar en algunos detalles importantes de esa leyenda.

LA IDENTIDAD DE HIRAM

En la mención que en el libro I de Reyes (Cap. 7) se hace de Hiram, sólo se dice que tanto él como SU padre eran de Tiro: VE ABIV ISH ZORI (y su padre tirio), lo que seguramente creó la secular confusión de nombrarlo Hiram Aviv o Abif. (Abiv = Abi sheló .)
(VEISHLAJ HAMELEJ SHLOMÓ VAIAKAJ ET JIRAM MI ZOR: BEN ISHÁ ALMANA HU, ME MATÉ NAFTALI VE AVIV ISH ZORÍ JORESH NEJOSHET, VEIMALÉ ET HAJOJMÁ VE ET HATVUNÁ VE ET HADAAT LAASOT COL MLAJÁ BE NEJOSHET VE IAVÓ EL HA MELEJ SHLOMÓ VE IAS(É) ET COL MLAJTÓ).
(Y envió el rey Salomón, e hizo venir de Tiro a Hiram, hijo de una viuda de la tribu de Naftáli y su padre (es, era) tirio.12 Artesano en bronce, lleno de sabiduría, de inteligencia y saber para cumplir con todo trabajo en cobre. Y vino al rey Salomón e hizo toda su obra).
En cambio en el Libro II de Crónicas, Juram, rey de Tiro le escribe a Salomón:
VE ATA SHALAJTI ISH JAJAM, IODEA BINA LE JURAM ABI*: BEN ISHA MIN BNOT DAN VE AVIV ISH ZURI IODEA LAASOT BE ZAHAV VEKESEF, BE NEJOSHET, BE BARZEL, BE AVANIM U BE EITZIM, BE *ARGAMAN, BE **TJELET BE ***BUTZ U VE ****CARMIL, VE IODEA LEFATEAJ COL PITUAJ VE *****LAJSHOV COL MAJSHEVET ASHER NATEN LO IM JAJAMEJA VE JAJMEI ADONI DAVID, AVIJA.
(“Y ahora te envío a un hombre sabio e inteligente, mi Maestro* (o mi Consejero) Huram, -hijo de una mujer de la tribu de Dan13, de padre tirio,- (que) sabe trabajar en oro y plata, en cobre, en hierro, en piedras y en madera, en *púrpura14, en **cárdeno, en ***lino y ****carmesí15, y que sabe (cincelar, tallar, esculpir, pulir, labrar, repujar) todo tipo de obras,16, 17 y llevar a cabo *****toda artesanía compleja, realizar toda suerte de diseño que se le propusiera, junto con tus peritos y los de tu padre David.”)
Tanto Casuto como Shlomo Zalman Ariel presentan dos interpretaciones posibles para esta expresión* VE ATA SHALAJTI ISH JAJAM, IODEA BINA LE JURAM AVÍ. Una significando que era “un hombre sabio e inteligente a los ojos de Juram, mi padre” (el padre del rey). Y otra, por la que Casuto parece inclinarse18 y que hemos adoptado: “Y ahora te envío a un hombre sabio e inteligente, mi Maestro19, Huram, -hijo de una mujer de la tribu de Dan20, de padre tirio.” Según esta interpretación, Juram (el artesano o el arquitecto) era el Consejero, el Maestro para las obras que ordenaba el rey, el AV, como título honorífico. Y como era su Consejero, el Maestro de su corte, él lo llamó “mi Maestro”, Aví. Hiram Aví.

ADONIRAM

Las discordancias no terminan aquí. Las leyendas masónicas nos presentan un nuevo personaje, Adoniram, que impresionó a tal punto la imaginación de nuestros Hermanos, que en base a él se creó todo un rito masónico: el Adoniramita.
Efectivamente, la Biblia se refiere a Adoniram Ben Avda21 en el libro primero de Reyes, capítulo IV, versículo 622: dice que era el recaudador de impuestos del rey Salomón.
Luego 20 (I Reyes V, 14) el nombre aparece nuevamente identificando al encargado de las levas con las que el rey Salomón envió treinta mil hombres al Líbano para cortar árboles y tallar y pulir piedras23 destinadas a la construcción del Templo. Este fue un tributo obligatorio de servidumbre24 sobre el que también fue responsable un Adoniram, que puede suponerse acertadamente era el mismo Ben Avda.21 ¿Eran Hiram y Adoniram la misma persona? Sus nombres darían lugar a confundirlos: Casuto dice que el significado del nombre Adoniram es Adoní = mi Dios, ram = alto, grande (es grande). Nosotros agregamos esta reflexión: Adoní se representa en los textos sagrados con una letra HEI seguida de un apóstrofo (‘). Si algún copista bíblico hubiera unido ambas formas, el nombre se hubiera visto como ADONI-H’-RAM. Aun más: se podría suponer primero, que como las letras HEI Y JET tienen una caligrafía parecida25, en algún momento pudieran haberse intercambiado; y segundo, que el apóstrofo se hubiera confundido con la letra IUD (i) dando lugar a ADONJIRAM; y viceversa: En “Adoniram” puede haberse sustituido el “Adoni” por HEI (o JET) + apóstrofo = HI (o JI), resultado de ello HIRAM o JIRAM.
En oposición a esta posibilidad, notemos que en la secuencia temporal bíblica, las dos menciones sobre Adoniram son anteriores al momento en el que el rey Salomón manda traer a Hiram Aví desde el Líbano.
Encontramos en la Biblia un nuevo aporte a las confusiones: años después, cuando muerto el rey Salomón, su hijo y sucesor Rejabeam26 quiso agravar los trabajos obligatorios sobre sus súbditos, encargó la tarea (I Reyes XII, 18) a un tal Adoram27 que fue apedreado por el pueblo hasta su muerte.28
A través de los siglos estas tres figuras, Hiram, Adoniram y Adoram se han ido confundiendo y unificando por obra de la imaginación, la historia y la documentación, en este orden.
Aún en nuestros rituales subsiste la dualidad: mientras en la ceremonia de Exaltación Hiram aparece como director de las obras del Templo (pag. 16), en la Leyenda que se lee en la ceremonia del Venerable Maestro Instalado, Hiram Aví es solamente el autor de los planos y Adoniram lo supera en mérito como preparador de los materiales y constructor.

HIRAM EN LA MASONERIA OPERATIVA

El investigador de la leyenda hirámica puede contar solamente con dos referencias concretas en su trabajo: la Biblia y los documentos masónicos medievales. De estos, obra en nuestro poder el Manuscrito de Cooke, presuntamente escrito en el año 1420, aunque tanto él como el anterior Manuscrito Regio parecen ser copias de un documento común, cincuenta años más antiguo.
La línea 550 del Manuscrito de Cooke dice textualmente:
“Y en la construcción del Templo de Salomón que el rey David empezó,- el rey David amaba bien a los Masones y les dio Mandatos justo casi como son hoy día. Y en la construcción del Templo, en tiempo de Salomón, como se dice en la Biblia, … Salomón tenía cuatro veintenas de miles de Masones en su trabajo; y el hijo del Rey de Tiro era su Maestro Masón.”
El nombre de Hiram no es mencionado y su identidad distorsionada.29 Vemos así cómo ya los redactores de estas antiguas Constituciones de la Masonería Operativa confundían los textos bíblicos, los traducían erradamente o introducían en ellos elementos subjetivos.
Parecería sin embargo que aun no había una leyenda definida. Solamente una secuencia de referencias en las que el nombre (Aman, Amon, Hyman) y las situaciones iban variando.
Se supone que ya en los últimos años del siglo XVII algunas logias comenzaron a utilizar una leyenda hirámica cuya génesis se desconoce. Su loable propósito debió ser el de buscar una identidad para los constructores, crear un Misterio que los singularizara. Las innumerables y antiguas leyendas que utilizaban el simbolismo de la muerte y la resurrección30 y especialmente las de Jesús y la leyenda rosacruciana de la tumba de Christian Rosenkreutz31, convencieron a nuestros ancestros sobre la necesidad de tener un propio drama impactante que conmoviera a los Hermanos.
La Leyenda de Hiram en versiones no muy diferentes a la que nosotros representamos, puede haberse introducido informalmente en la masonería inglesa a principios del siglo XVIII, no sin provocar turbulentas discrepancias. Con la formación de la Gran Logia de Inglaterra la figura de Hiram se formaliza con la edición de las Constituciones de Anderson.
La masonería tiene un lenguaje simbólico mediante el cual se sugieren ideas, conclusiones, actitudes, principios. Las parábolas creadas para explicitar verdades o incentivar virtudes pueden haberse basado en hechos más o menos ceñidos a la realidad presente o pasada. Lo que importa es que con la leyenda de Hiram se ejemplificó la fuerza de voluntad de un hombre fiel a sus ideales, dispuesto a defenderlos aún con su vida. Hiram el pensador se ha transformado en el símbolo de una sabiduría fecunda, que no se encierra en su propia mente sino que es compartida con sus semejantes para estimular la construcción de un mundo mejor. Hiram el artista plasma en su obra sus más profundos sentimientos y su permanente maravilla por el milagro de la creación.
Los anónimos masones que a través del tiempo compusieron el drama de Hiram, aportaron el continente ideal para el desarrollo positivo y armonioso de la Fuerza, la Sabiduría y la Belleza que deben guiar los pasos de todos los Hijos de la Viuda.

1 El Templo fue construido en el año 975 A.C.
2 Veremos que debería ser en realidad “Ahí”.
3 En lo sucesivo usaremos indistintamente Aví y Ahí: la escritura fonética se acerca más a Aví, aunque es más corriente escribir Ahí. También alternaremos el uso de “Hiram” y “Jiram”.
4 Consultadas: la versión bíblica de Aharon ben Moshé, en uso por el ejército israelí y la compilada y comentada por M.D. Casuto.
5 “Freemason’s Guide and Compendium”.
6 Casuto afirma rotundamente que “Huram es Hiram” y agrega: “Según testimonio de Iosef Ben Matitia, todavía se encontraban en antiguos archivos de Tiro, copias de la correspondencia intercambiada entre los reyes Salomón e Hiram.”
7 Líbano y parte de Siria actual.
8 Derivado del “protocananeo”.
9 Incluyendo Judea.
10 Alfabeto hebreo arcaico: anterior al exilio babilónico y utilizado aun después en los Manuscritos del Mar Muerto y en monedas macabeas.
Alfabeto hebreo: que comienza a usarse durante el exilio y es una derivación del arameo. En este período coexistieron ambas lenguas. (Talmud de Babilonia: “Originariamente la Torah fue dada a Israel en hebreo arcaico y en la lengua sagrada (hebreo); más tarde, en el tiempo de Esdras la Torah fue dada en la escritura asiría (arameo), impuesto por los asirios en los territorios conquistados).”
11 Fuente: Promotora Española de Lingüística.
12 La falta de puntuación despierta en el comentador bíblico M.D. Casuto la duda respecto a si las siguientes tres palabras que se marcan con letra cursiva se refieren a Hiram o a su padre. Nosotros hemos agregado un punto, tal como vimos en muchas otras versiones.
13 Notemos que en el libro de Crónicas no se habla de una viuda sino de una mujer perteneciente a la tribu de Dan, mientras que en el libro de Reyes se menciona su viudez, agregándose que es de la tribu de Naftali.
14 Púrpura: color para tintorería o pintura, rojo oscuro, algo morado, muy usado por reyes y altos oficiales. Era obtenido de una única gota que secretaba cada uno de los ejemplares (de allí su valor) de un molusco gasterópodo marino (murex trunculus) que fue muy común en las costas de Fenicia y Asia Menor. (Easton Bible Dictionary y Larousse).
15 Carmesí: Casuto dice respecto al Carmesí (carmil en hebreo) que la intención del escriba parece referirse al “gusano shaní”. Shaní según el Diccionario hebreo de Even Shoshan: “color rojo fuerte producido con los huevos y el cuerpo de las hembras de un gusano especial”. Al “Gusano Shaní” lo identifica con el Kermes o Quermes (kermes ilicis) un pequeño insecto hemíptero (cuatro alas, una trompa chupadora y metamorfosis incompleta), orden heteróptero (alas superiores coriáceas), parásito, que se desarrolla en el árbol de encina (quercus ilex), y con cuyas hembras, -que mueren al parir,- y huevos se produce el color grana, rojo, (compuesto de ácido kermésico) usado con propósitos tintóreos. Al insecto se lo conoce también como Cochinilla del Mediterráneo.
16 Cabe mencionar la cercanía de Tiro con Gubla (Gebal en hebreo, Biblos en griego, hoy Jubayl en el Líbano), y el que sus habitantes eran famosos talladores de piedra.
17 Recordemos también que en I Reyes VI, 7, se dice: “Y la casa cuando se edificó, fabricáronla de piedras que traían ya acabadas; de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro.” Adoniram pudo ser el encargado de la leva, pero quizá Hiram fue quien dirigió la cantería y la preparación de la madera.
18 Afirma que el sentido de “le Huram” es “et Huram”.
19 Casuto: “Aví: título honorífico de Huram que era, por lo visto, uno de los grandes del reino y de los Consejeros del rey”. El MRH León Zeldis nos recordó al leer nuestro trabajo que “en el Génesis, José también es llamado “av” del Faraón, lo que sería incongruente si se pretendiera traducirlo como “padre”. Evidentemente “av” también significaba en tiempos bíblicos “consejero” o “ministro”.
20 Notemos que en el libro de Crónicas no se habla de una viuda sino de una mujer perteneciente a la tribu de Dan, mientras que en el libro de Reyes se menciona su viudez, agregándose que es de la tribu de Naftali.
21 Notemos que la ortografía del nombre es distinta a la de Hiram.
22 Esto fue antes de que el rey Salomón hubiera mandado buscar a Hiram a Tiro.
23 Even Gazit: “piedra pulida”.
24 Trabajo obligatorio de un mes y dos de retorno a sus hogares al que se vieron sometidos los súbditos.
25 (En el alfabeto hebreo, ver páginas anteriores).
26 (Roboam en la versión española revisada por Cipriiano de Valera).
27 Casuto afirma rotundamente que Adoniram es la traducción al hebreo del nombre extranjero Adoram. Agrega que hay quien sostiene que AD es igual que AV o AB, como en AB-RAHAM (fíjense en las posibles ingerencias: AD = AV. AD HIRAM = HIRAM AV-Í.
28 Sin embargo, esto ocurre casi cincuenta años después, lo que hace difícil creer que se trate de la misma persona, teniendo en cuenta la baja edad promedio que se alcanzaba en la época.
29 Estas confusiones son recogidas en documentos posteriores. Entre ellos El MANUSCRITO GRAND LODGE No. 1 (c. 1583) (“A lost manuscript reconstructed: the ancestor of one branch of the Old Charges” reconstruido y publicado por W. McLeod en Ars Quatuor Coronatorum, Vol. 94, Londres, 1982). Allí se escribe:
“Además hubo un rey de otra región a quien los hombres llamaban Hiram. Amaba bien al rey Salomón y le dio madera de construcción para su obra. Tenía un hijo que se llamaba Aynon; era maestro en geometría, fue el principal maestro de todos estos masones, y fue el maestro de todos los grabadores y escultores, y de todo otro género de masones asociados al templo. Hay un testimonio de ello en la Biblia, en el cuarto libro de los Reyes, en el capítulo tercero. Este mismo Salomón confirmó a la vez los deberes y las costumbres que su padre había dado a los masones. Es así como este excelente oficio de masonería fue confirmado en la región de Jerusalén y en muchos otros reinos.”
30 Osiris en Egipto, Baalat en Biblos, los Cabiri en Samotracia, Demeter en Eleusis y los cultos a Dionisio (Baco) primero en Grecia y luego en todo el Imperio Romano.
31 “Fama Fraternitatis benedicti Ordinis RosæCrucis” (1610-1614) (“Historia de la bendita fraternidad de la Rosa-Cruz”) cuenta la leyenda de Christian Rosenkreutz, que fue educado en un monasterio, que en 1393 viajó a Tierra Santa y otros países mediterráneos, estudiando los antiguos misterios. Que a su regreso fundó una Orden para el estudio de su doctrina. Que murió en 1484 a los 111 años (!). Cuyo cuerpo embalsamado fue enterrado en una bóveda, en la que permaneció ciento veinte años. Al abrirse, su momia estaba intacta e iluminada por una lámpara perenne. Sus presuntas enseñanzas tuvieron una notable influencia en las élites europeas de fines del siglo XVI y XVII.