jueves, 25 de marzo de 2010

EL ESPACIO Y EL TIEMPO


EL TIEMPO Y EL ESPACIO


R:. H:. Carlos Napoleón Del Carpio Palacios
P:.V:.M:.I:. de la R:.L:.S:. Cordillera Escalera Nº 6 Vall:. De Tarapoto – San Martín - Perú
M:. del Real Arco ADONHIRAM Vall:. De Tarapoto – San Martín - Perú


Mucho hablamos o escuchamos hablar acerca del tiempo y el espacio. En la obra titulada “El Desvanecimiento del Tiempo” de Johannes Von Vuttlar, manifiesta que el tiempo y el espacio NO EXISTE EN LO ABSOLUTO. En relación a este tema, les sugiero presten toda su atención al siguiente estrato acerca del tema

“Los astrofísicos hablan ahora de un universo en el que espacio y tiempo forman un todo indivisible. Si, por ejemplo. Miramos hoy al cielo y observamos una estrella en explosión, sabemos que esta explosión estelar puede remontarse a muchos millones de años y que estamos siendo “testigos oculares” de un acontecimiento ocurrido hace mucho tiempo. Debido a su gigantesco alejamiento, la luz de esta explosión necesita un tiempo infinito para alcanzarnos, es decir, para hacerse visible a nuestros ojos. Por lo tanto, no vemos las estrellas tal como son hoy en día, sino como fueron en otro tiempo. Lo que resulta más increíble en una explosión estelar es el hecho de lo que vimos en el presente, siendo testigos oculares de ello, sea un acontecimiento que se produjo hace mucho tiempo. Los matemáticos actuales dudan entre dos conceptos del tiempo. El primero es un concepto global, según el cual el presente llama al futuro y el pasado responde al presente. En el segundo, el curso del tiempo es una sucesión de estados esencialmente independientes en los que desaparecen muy rápidamente las huellas del pasado y en donde cada instante aporta algo fundamentalmente nuevo en relación con el instante pasado. De todas maneras, la naturaleza real del tiempo escapa a las leyes matemáticas debido al fenómeno del desvanecimiento del tiempo. A fin de cuentas, sea cual fuera la naturaleza del tiempo, en su viaje hacia el pasado, los acontecimientos no parecen disolverse simplemente en la nada, sino que continúa existiendo en el Espacio – Tiempo, disponibles a una simple llamada. Tenemos la impresión de que cada acontecimiento, cada hecho, cada pensamiento, deja tras él una “huella”. Y que puede aparecer una copia de esta huella cuando se dan ciertas condiciones físicas o psíquicas”.

HH:. sabemos que el universo es mental, lo mental es vibración y la vibración queda en el éter conformando de esta forma “Los Archivos Akáshicos o la Memoria Universal” al cual cualquier místico o persona que se ha desarrollado espiritualmente puede ingresar cuando se armoniza con el tiempo y el espacio.