lunes, 4 de febrero de 2013

Secretos Templarios del Masónico grado 30º


La historia verdadera del masónico 30º grado, la Orden de los Caballeros del Templo habría creado un Cabalista Colegio de Santos (en hebreo Kadosch ) en el que habrían profesado una Doctrina secreta, aprendida en Medio Oriente. Tras la dispersión de la Orden, este Colegio se habría perpetuado, por vía iniciática, tanto a los Caballeros de San Andrés en Escocia como en un organismo independiente. A su secreta enseñanza filosófica se le agregó la tarea de conmemorar la memoria del Maestre Templario Jacobo de Molay y vengar su suplicio del 19 de marzo de 1313. Las tradiciones masónicas apuntan en el modo con el que los Templarios y particularmente los Kadosch, se unieron a la Libre Masonería Regular, en donde constituyeron, hasta el día de hoy, la mayor parte de grados caballerescos masónicos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. El informe señala que después de la proscripción de la Orden, los Caballeros habrían buscado refugio tanto para ellos como para sus símbolos en Corporaciones masónicas que hacia el siglo XIV habían alcanzado su máximo esplendor. Reghellini da Schio en su obra: Précis historique de l’Ordredu Temple escribe que los Templarios que sobrevivieron a la masacre de octubre de 1307, se habrían inscrito en las Corporaciones masónicas operativas que existían en las ciudades libres de Italia y Alemania. Adquirieron el nombre de Libres Masones y adoptaron los símbolos de la Masonería operativa de canteros con el propósito de que los enemigos perdieran su rastro, pero se reservaron cuatro grados que sobrepusieron al de Maestro Masón. La secreta Doctrina de los Templarios se habría perpetuado, bajo una forma independiente y autónoma. Sus afiliados no habrían alcanzado un título masónico puesto que con el tiempo la Libre Masonería había adquirido un carácter especulativo. Es en una Logia de Lion entre 1741 y1743, que se encuentra, por primera vez, el grado de Kadosch o de Pequeño Elegido. Se afirma categóricamente, que tal grado habría sido introducido por los Caballeros de Malta, expulsados de su Orden hacia 1740, por pertenecer a la Libre Masonería. Es evidente como en los antiguos rituales exaltaban el sacrificio de los Templarios, el dolor y el luto que ameritaron la celebración de la iniciación del caballero Kadosch; incluso en el distintivo rostro del Águila de dos cabezas, que sostiene entre sus garras una espada, está inscrita la fecha 1313, que recuerda justamente el año del martirio del Maestre templario Jacques de Molay en manos del Clero Católico y de la Corona Francesa, así es que pasa la línea iniciática templaría a la línea iniciática Masónica, en particular del Rito Escocés

Fraternalmente Vicente Alcoseri