sábado, 21 de febrero de 2015

El Mallete
Image result for simbologia del mallette masonico
Cuando se terminó la redacción de estos rituales, nos movió la curiosidad de
contar los golpes de mallete dados por los tres primeros Oficiales
durante el desarrollo del 'trabajo'. Grande fue nuestra sorpresa al
comprobar 115 golpes en el primer grado, 115 en el segundo, y 115 en
el tercero. Así pues, el número total de estos golpes era de 345, que
es el valor numérico del 'nombre divino' utilizado como 'palabra
sagrada' por la antigua Masonería operativa: El Shaddai". Esto, "a
primera vista nos pareció el resultado de una curiosa 'coincidencia'
". Sin embargo, es sabido que este género de armonías numéricas no
están ausentes en los textos tradicionales, y el Apocalipsis nos
ofrece un buen ejemplo. Tal hubo de ser también el caso en los
antiguos rituales masónicos. Pero, a partir del momento en que los
'modernizadores' acometieron su obra nefasta, todos estos ritmos
internos se alteraron, para finalmente desaparecer (...). Así, de
degradación en degradación, se llegó a ciertos rituales edulcorados,
de los cuales había desaparecido todo simbolismo". No obstante, "el
enderezamiento debía proceder de Francia, donde el mal fue mayor. En
el primer cuarto de nuestro siglo, un pequeño grupo de Masones,
reunidos en torno a René Guénon en la Logia 'Thebah', adoptó un ritual
muy superior ya a los que estaban en uso entonces. Pero las
circunstancias todavía no eran demasiado favorables". Hubo otras
tentativas, abocadas al fracaso. Ahora bien, "algunos de los que
participaron (...) en esta labor, con frecuencia ingrata (...), nos
han mencionado haber tenido la impresión de entrar en una 'comunión
con los Masones de tiempos pretéritos'. En verdad, desde el momento en
que ellos desarrollaban una obra tradicional, ninguno de sus esfuerzos
podía ser inútil. Era una piedra aportada a un majestuoso edificio,
para el cumplimiento del cual se contaba con una cierta 'asistencia
del Espíritu' ".
De todos modos, explica el autor, "es muy natural" que las armonías
destruidas por los "modernizadores" reaparecieran tras una
restauración dirigida con un espíritu tradicional. "Y si se llega a la
conclusión, como en el caso citado al comienzo (...), de que estas
armonías evidencian tal o cual de los veintiún 'Nombres divinos'
venerados en la antigua Masonería, nosotros queremos ver especialmente
en este hecho su significación simbólica".
En el ejemplo señalado por Denys Roman, el Nombre divino que destaca
es el de Shaddai: el Todo-Poderoso, el omnipotens, como lo traduce
Vuillaume en su "Tuileur". Por lo tanto, esta idea de potencia, que
aparece como la signatura de los tres rituales "restaurados", ¿no
confirma, tal vez con más contundencia que en el caso del mallete
antes estudiado, la característica fundamental de los tres grados
azules del Arte real?
Es evidente que Denys Roman no era uno de esos Masones "modernos" que
se mofan del simbolismo, y su profundidad, en este dominio ha sido
desafortunadamente muy poco imitada.
----------------------
Es en marzo de 1950 cuando aparece en los Etudes Traditionnelles el
primer artículo de D. Roman. Era una reseña que René Guénon le había
pedido sobre La Symbolique maçonnique, obra publicada por Jules
Boucher en 1948.14
Aparte de las diversas críticas referidas en particular a algunas
"innovaciones" injustificadas, "asunto siempre peligroso en materia
tradicional", Denys Roman no cesa de reiterar "el interés de tal
obra". Pero lo que aquí nos interesa, sobre todo, es su decisión "de
examinar", con ocasión de esta reseña, "algunos puntos que tocan
particularmente al simbolismo masónico".15 Así, cuando Jules Boucher
señala que la madera de boj del mallete masónico es un símbolo de
firmeza y perseverancia, Denys Roman aprovecha para ofrecernos tres
páginas que son un bello ejemplo de "ciencia" simbólica.16
"El boj, nos dice, por su perenne verdor, era entre los Antiguos un
símbolo de inmortalidad, y estaba consagrado a Hades".17 Hoy en día,
en los países del Norte, se utiliza en "la celebración de 'Pascuas
floridas', sustituyendo a las 'palmas' " meridionales.18 Y Denys Roman
se encuentra así con el simbolismo del color verde, cuyo nombre "está
compuesto de las mismas consonantes que las palabras 'virtud',
'vertical', 'verdad'. Verde, en latín, se denomina viridis, que tiene
por raíz vir, de donde procede virtualidad (es decir, potencia),
virulencia, virilidad. Existe, entre el color verde y la idea de
fuerza, una relación misteriosa". Asimismo, el verde "es símbolo de
esperanza, la virtud teologal que corresponde a la 'Fuerza' de la
Masonería. La orden caballeresca de la Anunciada tenía por divisa la
palabra 'Fert', de la que se han dado las opiniones más curiosas, pero
que en verdad significa 'Fuerte', idéntica a la palabra 'Verde', cuya
primera consonante ha sido 'endurecida' ".19
Denys Roman se refiere seguidamente al simbolismo de la esmeralda. "Es
de la esmeralda caída de la frente de Lucifer que fue tallado el Santo
Grial, que estaba recubierto de un velo verde". Por lo demás, "el
folklore de todos los pueblos (...) atestigua que la esmeralda, que
por cierto es una piedra extremadamente dura, devuelve la memoria
perdida, fortifica la vista, facilita los partos. Las antiguas obras
de medicina atribuidas a Orfeo le reconocen también las 'virtudes
viriles', recordadas por Rabelais