miércoles, 18 de febrero de 2015

La plomada...Fragmento

En el conocimiento que ahora se me dispensa, al igual que en la construcción de un muro, la plomada no interviene al principio del trabajo, sino cuando ya va adelantado y se usa para ir verificando si ese trabajo posee la rectitud correcta con el fin de corregir las desviaciones o errores que pudieren haberse presentado en el avance de la obra.

La plomada, implica equilibrio y estabilidad, por ello, la plomada y la cuerda que la sostiene nos ayuda a los masones, en el grado de compañeros, para ir ubicándonos y encontrar nuestro lugar en relación con el eje central Masónico y los polos de moralidad que debe guiar nuestras acciones, nuestras palabras y nuestros pensamientos, de esta comprensión y ubicación, se derivan las expresiones como “ Estar a Plomo” o Aplomar”. Con las que se nos manifiesta que una situación está orientada al deber ser o conforme con las obligaciones contraídas, en la búsqueda de la transformación.

De igual manera, tiene un sentido superior, simbólicamente, al descender del cielo a la tierra, nos pone en contacto con dos órdenes de realidad: un polo celeste y uno terrenal, simbolizándonos una diversidad de conceptos, como por ejemplo correspondencia entre lo alto y lo bajo, entre el mundo del ser y el devenir, es decir, la manifestación del principio metafísico en la actividad cotidiana.


A la cuerda descendente de la plomada, también le damos interpretación simbólica, simboliza la relación y los deberes que asumimos con el Taller, con nuestra conciencia moral y con la sociedad en general, con esta cuerda, se nos recuerda a todos los integrantes, que no importan grados ni cargos y que continuamente debemos revisar los trabajos para detectar los errores en la construcción de nuestro edificio. Esta plomada también representa el centro del templo, es decir, EL ARA, donde desciende, precisamente como una plomada el rayo luminoso desde lo profundo de los mundos divinos y por donde puede ascender el iniciado hasta lo más alto de la bóveda celeste. Esta herramienta, es el símbolo del Maestro Segundo Vigilante, el cual tiene bajo su responsabilidad la instrucción de los aprendices.


Fragmento..

EG:.
CM:.
Publicado por Respetable Logia Jacques de Molay pereira, colombia