viernes, 27 de marzo de 2015

La Regla masónica en 12 puntos


La Regla masónica en 12 puntos
La Regla en 12 puntos

1. La Francmasonería es una fraternidad iniciática que tiene por fundamento tradicional la fe en Dios, Gran Arquitecto del Universo.
2. la Francmasonería se refiere a los “antiguos deberes” y a los fundamentos de la fraternidad, especialmente al absoluto respecto de las tradiciones específicas de la orden, y esencialmente, a la regularidad de su jurisdicción. Estos fundamentos constituyen las reglas explicitas y imperativas, que hacen que la Orden sea una Orden y no una entidad asociativa.
3. La Francmasonería es una Orden a la que únicamente pueden pertenecer hombres libres y respetables que se comprometan a practicar un ideal de paz, de amor y de fraternidad.

4. La Francmasonería busca a través del perfeccionamiento de sus miembros el de la humanidad entera.
5. la Francmasonería exige a todos sus miembros la practica exacta y escrupulosa de los rituales y del simbolismo, medios de acceso al Conocimiento por las vías espirituales y iniciáticas que le son propias.
6. La Francmasonería exige a todos sus miembros el respecto a las ideas y creencias de todos. Prohíbe en su seno toda discusión de orden religioso o político, de esta forma es un centro permanente de unión fraternal donde reina una comprensión, una tolerancia y una fructuosa armonía entre los hombres, que de otra manera, serían extraños los unos a los otros.
7. Los Francmasones recogen sus obligaciones sobre el volumen de la ley sagrada, con el fin de dar al juramento prestado sobre el mismo, el carácter solemne y sagrado indispensable para su perennidad.
8. Los Francmasones se reúnen en las logias, para trabajar según el ritual, con compromiso y asiduidad, conforme a los reglamentos prescritos por la constitución y los reglamentos generales de la obediencia.
9. Los Francmasones solo deben admitir en sus logias a hombres mayores de edad, de reputación perfecta, gente de honor, leales y discretos, dignos desde todos los puntos, de ser sus hermanos y aptos para reconocer los límites del dominio del hombre y el infinito poder del Eterno.
10. Los Francmasones cultivan en sus logias, el amor a la patria, el respecto a las leyes y a las autoridades constituidas. Consideran el trabajo como el deber primordial del ser humano y lo honran de todas las formas.
11. Los Francmasones contribuyen por el ejemplo activo de su comportamiento sabio y digno, a la iluminación de la orden, respetando el secreto masónico.
12. Los Francmasones se deben mutuamente, dentro del honor, ayuda y protección fraternal, incluso con peligro de su vida. Practicarán el arte de conservar en todas circunstancias, la calma y el equilibrio indispensables a una perfecta maestría de si mismo.